Está en la página 1de 6

COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA

PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA


COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

SISTEMA INTERNACIONAL DE UNIDADES (SI)


Segundo
El Segundo es una unidad de tiempo establecida por el Sistema Internacional como: “La duración de 9192.631.770 oscilaciones de la
radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs),
a una temperatura de 0 K.” Esta definición está comprendida en el estudio científico y atómico de dicho compuesto el cual fue utilizado
por los indicadores del Sistema Internacional para ser beta definitiva de la unidad. Sin embargo, hasta finales del siglo XIX se tomaba
en cuenta el recorrido que da el sol en forma de arco sobre la tierra en vista suprema desde el humano. Hasta 1967 se definía como
la ochenta y seis mil cuatrocientosava parte de la duración que tuvo el día solar medio (es decir, desde que el sol comenzó a colindar
por un punto cardinal, hasta que se hundió por el otro) entre los años 1750 y 1890. A pesar que la unidad para ese entonces era tan
imprecisa, estuvo vigente casi 200 años hasta que los estudios atómicos de la ciencia del tiempo dieron con un concepto exacto de lo
que es el segundo.
Actualmente se ha publicado en la revista Nature un nuevo avance en la estabilidad de los relojes atómicos de estroncio atrapados
en redes ópticas: un segundo serían 429 228 004 229 873 oscilaciones de la radiación emitida en la transición emitida entre los dos
niveles hiperfinos del estado fundamental del isótropo 87 del estroncio). B. J. Bloom (Univ. Colorado, Boulder, EEUU) y varios colegas
publican en Nature el desarrollo de un reloj atómico de estroncio estable durante 3000 segundos con una precisión de 6,4
attosegundos (los de cesio sólo logran unos 300 attosegundos). Muchos grupos de investigación en relojes atómicos ha logrado
replicar este resultado en los últimos meses, con lo que todo apunta a que pronto se estará en disposición de cambiar la definición
de segundo.
Para lograr una precisión tan alta se utiliza un sistema de miles de átomos de estroncio-87 atrapados en una red óptica. Un reloj
implementado con un único átomo de estroncio presenta un error de 340 attosegundos cada segundo, pero combinando muchos
átomos en una trampa óptica enfriada a unos pocos microkelvin se logra reducir este error a sólo 6,4 attosegundos y se espera que
en un futuro cercano se logre bajar de 1 attosegundo. Hay muchos grupos de investigación trabajando en ello.
El mayor problema con este tipo de relojes es la estabilidad durante el tiempo, pues hay átomos que pueden escapar de la trampa
óptica degradando la precisión. El nuevo trabajo ha fabricado dos relojes independientes y ha probado su buena estabilidad, con un
error menor de 3 attosegundos en unos 10.000 segundos. Por ello, las perspectivas para la futura comercialización de los relojes de
estroncio-87 atrapados en redes ópticas es muy prometedora.
Esto tiene por consecuencia que se produzcan desfases entre el segundo como unidad de tiempo astronómico y el segundo medido
a partir del tiempo atómico, más estable que la rotación de la Tierra, lo que obliga a ajustes destinados a mantener concordancia
entre el tiempo atómico y el tiempo solar medio.
Metro
Actualmente para medir longitudes se utiliza el metro y sus divisores. Sin embargo, hace tan sólo 200 años, la palabra metro no tenía
ningún significado.
La forma de definir y medir una longitud ha cambiado a través de la historia: las primeras referencias utilizadas fueron partes del
cuerpo humano; posteriormente, para medir se utilizaban otras unidades como la vara, que tenían longitudes diferentes según el
lugar geográfico. Debido a esta falta de uniformidad, gobiernos y monarquías de diferentes países efectuaron varios intentos de
unificación.
El 19 de marzo de 1791, la Academia de Ciencias de París propuso la adopción de un patrón procedente de la naturaleza: el metro. Si
se aceptaba la propuesta, el metro sería la diezmillonésima parte del cuadrante de un meridiano terrestre. Ante la imposibilidad de
medir todo un cuarto de meridiano desde el polo Norte al Ecuador, la solución era medir un trozo y calcular matemáticamente el
valor del total. El arco de meridiano escogido en la propuesta de la academia fue el comprendido entre Dunkerque y Barcelona. El rey
Luis XVI encargó a los topógrafos Pierre François André Méchain y Jean Baptiste Joseph Delambre llevar a cabo la medición del
meridiano.
La técnica a utilizar sería la de la triangulación geodésica. Se trazaría una cadena de triángulos, los vértices de los cuales serían
montañas situadas a lo largo del meridiano y se calcularía sus dimensiones a partir de la medición de dos bases, cuidadosamente
medidas sobre la medida del patrón más perfecto que existía en Francia: la toesa.
COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA
PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA
COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

Después de las mediciones de campo, se efectuaron durante seis meses los trabajos necesarios para determinar matemáticamente
la longitud de la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano de París, el metro, y los patrones de capacidad.
Después de largos cálculos, se decidió que el metro, mediría 3 pies de rey, 11 líneas y 296 milésimas de una línea. Una toesa francesa
de seis pies valdría 1,9490366 metros.
Una ley de la República Francesa del 10 de diciembre de 1799, firmada por el primer cónsul, Napoleón Bonaparte, establecía el metro
para siempre con el lema: “Para todos los pueblos y para todos los tiempos”. Había nacido el metro y el sistema métrico decimal.
Posteriormente se construyó un metro patrón compuesto de platino e iridio depositado en la Oficina Internacional de Pesos y
Medidas, de París.
No obstante, la posibilidad de que ese patrón pudiese ser destruido, o cambiar con el tiempo, hicieron necesarios buscar como
referencia una constante universal, que a su vez aportase una mayor precisión. Por ello, en 1960 la Conferencia General de Pesos y
Medidas (CGPM) define el metro como 1.650.763,73 veces la longitud de onda de la radiación emitida por el salto cuántico entre los
niveles 2p10 y 5d5 de un átomo de kriptón 86. Errores detectados en el perfil de la línea espectral del kriptón, hicieron que en 1983
la CGPM adoptase una nueva definición del metro, vigente hoy en día, que lo define como la longitud del camino atravesado por la
luz en el vacío durante un intervalo de tiempo de 1 / 299.792.458 de un segundo, basada en que la velocidad de la luz en el vacío es
exactamente 299.792.458 metros / segundo.
Kelvin
La palabra kelvin proviene del primer barón de kelvin, William V. Thomson. Kelvin se puede caracterizar por una de las siete entidades
más sencillas del sistema internacional de unidades, debido a que se puede determinar con el símbolo de la entidad de escala “K”.
Esta unidad fue creada por William Thomson, más conocido por Lord Kelvin, en el año 1848. El kelvin se determina como un nivel de
temperatura termodinámica solamente cuando se usa como punto cero único anulado, esta temperatura es la que todo movimiento
térmico finaliza en la descripción clásica de la termodinámica.
Kelvin se determina como el fraccionamiento 1/273.16 de la temperatura termodinámica del punto triple del agua, exactamente
0,01 ° C o 32,018 ° F, pero también se puede decir que el punto triple del agua se determina exactamente con la cantidad 273,16 K,
además se representa con la letra “K” y nunca se debe simbolizar con la letra “°K”, el nombre por el que se identifica no es el de
“grados kelvin” sino solo se identifica con el nombre “kelvin”.
Cuando coincide el incremento de un grado Celsius con el de un kelvin, su consideración se establece en el “0” de la escala, pero la
temperatura de 0 k es mencionada como un cero absoluto que es la temperatura más baja posible, que además coinciden con el
punto en que la molécula y átomos de un método tienen la misma energía térmica posible.
En esta área ningún método microscópico puede tener la temperatura mínima. Cuando se mide la temperatura en kelvin se llamaría
“temperatura absoluta” que es una de la escala de la temperatura que se usa en la rama de la ciencia, pero se especializan más en la
rama de la física o química.
Esta no es una escala arbitraria; su cero se sitúa en el punto de temperatura mínima posible, allí donde los Átomos y las Moléculas
estarían en reposo. Este punto se corresponde aproximadamente con – 273.15 °C, es decir, el intervalo de un grado de la escala Kelvin
es el mismo que el de la escala centígrada, de modo que para pasar una temperatura en grados centígrados a la escala absoluta basta
con sumar 273.15
También en iluminación de fotografía, vídeo y cine se utilizan los kelvin como referencia de la temperatura de color. Cuando un cuerpo
negro es calentado, emite luz de diferente color según la temperatura a la que se encuentra. De este modo, cada color se puede
asociar a la temperatura a la que debería estar un cuerpo negro para emitir en ese color. Es necesario recalcar que la temperatura de
color asociada a un cuerpo no está relacionada con su temperatura real. Por ejemplo, 1600 K es la temperatura de color
correspondiente a la salida o puesta del sol. La temperatura del color de una lámpara de filamento de wolframio, tungsteno, corriente
es de 2800 K. La temperatura de la luz utilizada en fotografía y artes gráficas es 5500 K (para considerarla "luz de día" —lo que no
impide que se usen otras partes de la escala para referirse a la luz de tungsteno o algunas lámparas led), y la del sol al mediodía con
cielo despejado es de 5200 K. La luz de los días nublados es más azul y es 6000 K o más, llegando incluso a los 11 000 K.
Kilogramo
COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA
PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA
COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

El kilogramo es una de las unidades básicas del Sistema Internacional de Unidades, considerada como la unidad de masa. El kilogramo
está definido desde 1889 por un prototipo internacional, el cual es un cilindro de platino e iridio que se conserva actualmente en la
Oficina Internacional de Pesos y Medidas en París. En otras palabras, un kilogramo equivale el peso de este cilindro.
El kilogramo es la única unidad que todavía se define en base a un patrón u objeto físico, el resto de las unidades (metro, segundo,
amperio, kelvin, mol y candela) se basan en propiedades físicas fundamentales; por ejemplo, el metro se define sobre la velocidad de
la luz. El kilogramo está representado por el símbolo Kg.
El tratado internacional de la Convención del Metro se firmó el 20 de mayo de 1875 y estableció el Sistema Internacional de Unidades,
que desde el 1889 define la magnitud del kilogramo como la masa del Prototipo Internacional del Kilogramo. Este prototipo está
hecho de una aleación de platino conocido como “Pt-10Ir”, que está formado por un 90% platino y un 10% de iridio (en masa) y tiene
una forma de cilindro recto de altura igual al diámetro (39,17 mm) para reducir al mínimo su superficie. La adición del 10% de iridio
mejora el prototipo totalmente de platino del 1799 del Archivo de la República aumentando considerablemente su dureza al tiempo
que conservaba muchas de las virtudes del platino: gran resistencia a la oxidación, una densidad extremadamente alta, una
conductividad eléctrica y térmica satisfactorias, y una pequeña susceptibilidad magnética.
El Prototipo Internacional del Kilogramo y sus seis copias hermanas se almacenan en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas
(BIPM) en una caja fuerte con un medioambiente controlado que se encuentra en el sótano de la sede del BIPM a Breteuil en Sèvres
en las afueras de París. Se necesitan tres claves diferentes para abrir la caja fuerte. Otras copias oficiales del prototipo fueron puestas
a disposición de otros estados para ser utilizadas como su norma. Estas copias se comparan con el Prototipo oficial aproximadamente
cada 50 años.
El Prototipo Internacional es uno de tres cilindros hechos en 1879. En 1883, se constató que su masa era idéntica a la masa del
prototipo del Archivo de la República hecho ochenta y cuatro años antes, y fue ratificado oficialmente como el kilogramo en la primera
CGPM del 1889. Medidas modernas hechas con Vienna Standard Mean Ocean Water, que es agua destilada pura con una composición
isotópica representativa de la media de los océanos del mundo (pero sin sal), muestran que esta agua tiene una densidad de 0,999975
± 0,000001 kg / l en el punto de máxima densidad que se alcanza a 3.984 ° C, en una atmósfera estándar a 101324,99968 Pan de
presión. Por tanto, un decímetro cúbico de agua en su punto de máxima densidad sería 25 partes por millón menos masivo que el
Prototipo Internacional.
Las medidas del prototipo del kilogramo en el último siglo han indicado que su masa ha variado ligeramente unos 50 microgramos
inferior a cuando fue fabricada en 1879. La Oficina Internacional de Pesos y Medidas se está planteando redefinir la unidad de masa,
con la finalidad de que esta unidad sea estable, ya que la estabilidad del kilogramo es crucial porque conforma la base desde la cual
se obtienen muchas otras unidades de peso.
Hoy en día, científicos de todo el mundo se ocupan en una nueva definición que tenga como referencia un fenómeno físico absoluto.
Al parecer la posible solución se basa en la “constante de Plank” la cual es fija y se mantiene inalterable, pero los expertos en
metrología de masa piden conclusiones experimentales y unánimes antes de cambiar la definición.
Se conoce como kilogramo a una unidad de masa contemplada por el Sistema Internacional de Unidades. Equivale, de manera
aproximada, a la masa de mil centímetros cúbicos de agua conservada a la temperatura de su máxima densidad (4 °C) y a la masa de
un cilindro de platino-iridio almacenado en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas ubicada en la ciudad francesa de París.
Es importante tener en cuenta que la definición de kilogramo ha variado a lo largo de la historia. Durante la Revolución Francesa, se
estipulaba que un kilo correspondía a la masa de un decímetro cúbico de agua destilada a una atmósfera de presión 3,98 °C. Para
evitar los problemas que acarreaba esta medición (ya que la densidad de ese fluido está condicionada por la presión y ésta contempla
a la masa como factor), el kilogramo pasó a ser redefinido a partir de una masa estándar particular que se creó como la aproximación
más exacta posible de la definición original. Esa masa correspondiente al prototipo internacional de kilogramo es la aleación de platino
(90%) e iridio (10%) que se halla en Francia.
También existen copias oficiales, que se comparan con el prototipo cada 10 años. Estas comparaciones han permitido establecer que
el error en la reproducibilidad de la definición actual es de aproximadamente 2 microgramos. De hecho, parece que el prototipo
original ha perdido unos 50 microgramos en los últimos 100 años, sin que se sepa la causa.
Los problemas de la definición actual hacen que se esté trabajando en la búsqueda de alternativas basadas en alguna constante física.
Mientras que el peso de la materia depende directamente de la fuerza de gravedad, su masa es invariante. Por tanto, en el caso de
COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA
PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA
COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

los astronautas en un ambiente de microgravedad no necesitan hacer ningún esfuerzo para sostener objetos en las naves espaciales
porque no tienen peso. Sin embargo, dado que los objetos en condiciones de microgravedad conservan su masa y su inercia, un
astronauta debe ejercer diez veces más fuerza dar la misma aceleración a un objeto de 10 kilogramos que a otro de un kilogramo.
En la Tierra, un columpio puede servir para demostrar la relación entre la fuerza, la masa y la aceleración sin ser influenciado de
manera apreciable por el peso (la fuerza hacia abajo). Si somos detrás de un adulto gordo sentado y quieto en un columpio y le damos
un empujón fuerte, la persona se aceleraría de forma relativamente lenta y durante el movimiento hacia adelante sólo recorrerá una
distancia pequeña antes de empezar a ir hacia atrás. Ejerciendo el mismo esfuerzo cuando se empuja a un niño pequeño produciría
una aceleración fuerza mayor.
Historia del kilogramo:
El 7 de abril de 1.795, en la Francia revolucionaria se decretó que el gramo era igual al peso absoluto de un volumen de agua igual al
cubo de la centésima parte del metro en la temperatura a la que se funde el hielo. Pero dado que el comercio conlleva objetos
significativamente más masivos que un gramo y que la masa estándar hecha a partir del agua no parece excesivamente adecuado ni
estable, la regulación del comercio necesitaba la concreción de la definición basada en el agua en un patrón más utilizable. Por eso a
se hizo un artefacto metálico como masa estándar provisional que era mil veces más masivo que el gramo, el kilogramo.
Al mismo tiempo se creó una comisión de trabajo para determinar de manera precisa la masa de un decímetro cúbico, un litro, de
agua. A pesar de que el decreto que definía el kilogramo especificaba el agua a 0 ° C, la temperatura en la que se encuentra en su
punto más estable, después de varios años de investigación, el 1799 el químico francés Louis Lefèvre-Gineau y el naturalista italiano
Giovanni Fabbroni propusieron la redefinición del estándar en función el punto más estable de la densidad del agua: la temperatura
a la que el agua alcanza su máxima densidad, en ese momento, 4 ° C. Determinaron que un decímetro cúbico de agua a su máxima
densidad era igual al 99,9265% de la masa del prototipo estándar de kilogramo hecho cuatro años antes.
El mismo año 1799, se construyó un prototipo totalmente de platino con el objetivo de que fuera igual, en la medida en que fuera
científicamente posible, a la masa de un decímetro cúbico de agua a 4 ° C. El prototipo fue presentado en el Archivo de la República
en junio, y el 10 de diciembre de aquel año era formalmente ratificado y el kilogramo definido como la masa de aquel prototipo. Esta
definición sería el estándar durante los siguientes noventa años.
Hay que hacer notado que ninguna de las réplicas tiene una masa exactamente igual a la del Prototipo Internacional, sus masas están
calibradas y documentadas como valores desplazados respecto al Prototipo Internacional. Por ejemplo, el K20, patrón primario de
Estados Unidos, originalmente tenía una masa oficial de 1 kg – 39 microgramos (mg) en 1889, es decir, el K20 tenía 39 mg menos que
el Prototipo Internacional. Una verificación realizada en 1948 mostró una masa de 1 kg – 19 mg y la última verificación realizada en
1999 mostró una masa exactamente idéntica a su valor original del 1889. Por otra parte, diferencia de las variaciones transitorias de
este tipo, el K4 ha disminuido su masa de manera persistente en relación con el Patrón Internacional.
Los prototipos de prueba se usan con mucha más frecuencia que los prototipos primarios y son propensos a los arañazos y de otros
tipos de desgaste. El K4 se entregó en 1889, originalmente con una masa oficial de 1 kg – 75 mg, pero fue calibrado oficialmente en
1989 con 1 kg – 106 mg y diez años más tarde tenía 1 kg – 116 mg. En un período de 110 años, el K4 ha perdido 41 mg en relación al
Patrón Internacional.
Más allá del desgaste que los prototipos de verificación pueden experimentar, la masa de los prototipos nacionales cuidadosamente
almacenados puede derivar en relación con el Patrón Internacional por diferentes razones, algunas son conocidas y otras no. Dado
que el Patrón Internacional y sus réplicas se almacenan al aire (aunque cubiertos por dos o más campanas de cristal superpuestas), la
masa puede aumentar mediante la absorción de la contaminación atmosférica por su superficie. Por ello se limpian siguiendo un
proceso desarrollado por el BIPM entre 1939 y 1946 conocido como el “método de limpieza BIPM” que comprende un rozamiento
suave con unos cueros de gamuza empapado en una solución de éter y etanol a partes iguales, seguido de una limpieza con vapor de
agua bidestilada, y permitiendo que los prototipos reposen durante 7-10 días antes de la verificación.
La limpieza de los prototipos saca entre 5 y 60 mg de contaminación, dependiendo en gran medida del tiempo transcurrido desde la
última limpieza. Además, una segunda limpieza puede sacar hasta 10 mg más. Después de la limpieza, incluso cuando se almacenan
debajo de sus campanas de vidrio, el Patrón Internacional y sus réplicas inmediatamente comienzan a incrementar su masa de nuevo.
El BIPM incluso ha desarrollado un modelo de este aumento y llegó a la conclusión de que el incremento medio es de unos 1,11 mg
COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA
PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA
COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

por mes durante los primeros 3 meses después de la limpieza y después va disminuyendo a una media de 1 mg por año a partir de
entonces.
La estabilidad del Prototipo Internacional del Kilogramo es crucial, dado que gran parte del sistema de unidades del SI se basa en el
kilogramo. Por ejemplo, el newton se define como la fuerza necesaria para acelerar un kilogramo un metro por segundo al cuadrado
(un metro por segundo cada segundo). Si la masa del Prototipo Internacional va cambiando poco a poco, también tiene que cambia
el newton en la misma proporción. A su vez, el pascal, la unidad del SI para medir la presión también se define en términos del newton.
Esta cadena de dependencias afecta a muchas otras unidades del SI, está el joule, la unidad de energía, se define como el trabajo que
hace una fuerza de un newton cuando el punto donde se aplica se desplaza un metro en la dirección de la fuerza. Y, en consecuencia,
la siguiente unidad a ser afectada es la de potencia, el vatio, que se define como un joule por segundo. El amperio también se define
en relación al newton, y, por tanto, en última instancia respecto del kilogramo.
Otras unidades electromagnéticas afectadas por la definición del kilogramo son el culombio, el voltio, el tesla y el weber. Incluso
resultan afectadas las unidades utilizadas en la medición de la luz, la candela se define en función del vatio ya su vez afecta al lumen
y el lux.
Debido al hecho de que la magnitud de muchas de las unidades que componen el Sistema Internacional se definen en última instancia
basándose en la masa del Prototipo Internacional del Kilogramo del 1879, la calidad de este prototipo debe ser protegida con diligencia
para preservar la integridad del sistema de unidades. Sin embargo, pese a la mejor gestión posible, la masa media del conjunto de
todos los prototipos del mundo y la masa del Prototipo Internacional habría divergido otros 5 mg desde la tercera verificación
periódica hecha en 1989. Los laboratorios de metrología del mundo tendrán que esperar a la cuarta verificación periódica para
confirmar si las tendencias históricas persisten.
Mol
Se conoce con el nombre de mol a una de las magnitudes físicas fundamentales que contempla el Sistema Internacional de Unidades.
Esta unidad se utiliza para medir la cantidad de toda clase de sustancias presentes en un determinado sistema. Esta unidad de medida
llamada mol resulta elemental en la química ya que permite conocer el valor o cantidad de partículas muy pequeñas. Al ser de tamaños
tan reducidos el valor en el que será expresado suelen ser muy grandes o altos.
El mol, cuentan los expertos, refleja la cantidad de sustancia que posee un número específico de entidades de carácter elemental
como átomos se pueden hallar en doce gramos de carbono-12. Esto quiere decir que el número de unidades elementales (como el
caso de átomos, moléculas o iones, por ejemplo) que se reflejan en un mol de sustancia es una constante que no guarda relación
directa con el tipo de partícula o del material en cuestión. Dicha cantidad se conoce con el nombre de número de Avogadro.
Esta constante, bautizada en homenaje al científico de origen italiano Amedeo Avogadro (1776–1856), permite contabilizar partículas
microscópicas a partir de medidas macroscópicas (como es el caso de la masa).
Un personaje este, Conde de Quaregna y Cerreto, que además ejerció como profesor en la Universidad de Turín en el área de Física y
que con dicha ley de Avogrado consiguió realizar un importante aporte a las ciencias. Básicamente con la misma lo que estableció fue
que idénticos volúmenes de gases que se encuentran en las mismas condiciones, en lo que respecta a la temperatura y a la presión,
contarán con el mismo número de partículas.
El número de Avogadro, por lo tanto, ayuda a que los expertos en Química expresen el peso de los átomos. La ecuación señala que
un mol equivale a 6,022 x 1023 partículas. Se trata de una cifra inmensa capaz de reflejar una enorme cantidad de partículas.
Al expresar el total de átomos que se identifican en doce gramos de carbono-12, la masa en gramos de un mol de átomos de un
elemento siempre coincide con el peso atómico en unidades de masa atómica del mismo elemento. Esto quiere decir que el número
de Avogadro permite realizar conversiones entre el gramo y la unidad de masa atómica.
El número de Avogadro mencionado anteriormente responde a una constante, es decir que es siempre igual, este corresponde a un
valor de 6,023×1023 mol-1. Este número de unidades de masa atómica es igual a un gramo de masa. En otras palabras 6,023×10 23 u.m.a
(medida de la masa atómica) es igual a un gramo. La relación átomo – gramo es igual a un mol, que es a su vez equivalente a la masa
atómica, pero si la misma es expresada en la unidad de gramos.
Para calcular los moles es necesario conocer la masa atómica o la molecular, dependiendo si se trata de átomos o compuestos
respectivamente. A partir de allí se realizará la conversión, tal como si se hiciera un intercambio de unidades. Entonces para calcular
COMUNIDAD DE HERMANOS MARISTAS DE LA ENSEÑANZA
PROVINCIA NORANDINA - COLOMBIA
COLEGIO CHAMPAGNAT LOS NARANJOS - BOGOTÁ
FÍSICA – TALLERES Y LECTURAS

el número de moles de moléculas o átomos debe realizarse la fracción entre la masa de la sustancia, sobre la masa molecular o
atómica.
Para ejemplificar mejor esto, recuerde que todos los elementos de la tabla periódica tienen una determinada masa atómica. Por
ejemplo, el hidrógeno tiene una masa atómica de 1,0079 umas, mientras que el oxígeno tiene una masa atómica de 15,999 umas. De
este modo una molécula de agua (H2O, dos átomos de hidrógeno unidas a uno de oxígeno) tendrá una masa atómica aproximada de
18 umas. O lo que es lo mismo, un mol de agua pesará aproximadamente 18 gramos. Igualmente, un mol de átomos de neón pesará
20,180 gramos. Pero ¿cómo se puede saber cuántas moléculas existen en estos 18 gramos de agua pura, es decir, en un mol de agua?
Amadeo Avogadro descubrió a principios del siglo XIX la relación entre la cantidad de moléculas o átomos de una sustancia y los
moles. En general, un mol de cualquier sustancia contiene 6,022 x 10 23 moléculas o átomos de dicha sustancia. Así pues, En un mol
de agua (H2O) hay 6,022 × 1023 moléculas de H2O, o lo que es lo mismo, 2 × 6,022 × 1023 átomos de hidrógeno y 6,022 × 1023 átomos
de oxígeno.
El Día del Mol se celebra cada año el 23 de octubre en Estados Unidos entre las 6:02 de la mañana y las 6:02 de la tarde aprovechando
los dígitos del número de Avogadro.

También podría gustarte