Está en la página 1de 18

Me escogió

Segunda verdad de mi fe
Segunda
Verdad de mi
Fe

El perseguidor

1
Preguntas acerca de la portada
1. Observar:
2. Preguntar:
¿Qué han mirado?
Permita que describan con sus propias palabras la portada de la historia
3. Comentar: Al mirar a este hombre, ¿Qué piensan de el? ¿Qué estará haciendo? ¿Por qué? ¿Sera
pecador? ¿Por qué?

Diga a los niños que Saulo era un hombre malo, pecador; el perseguía a los
cristianos para llevarlos a la cárcel. El no quería a los cristianos.

Esteban era un hombre que amaba a Dios, amaba a Jesús. Esteban era
cristiano. Pero los judíos no lo querían por ser cristiano. Asi que decidieron
apedrearlo. Y Saulo estaba ahí mirando y no hizo nada para defenderlo. ¡Que
malo era Saulo!

Un dia Saulo decidió ir a Damasco; El buscaría cristianos en Damasco para


apresarlos y llevarlos a la cárcel. Este hombre tan malo no descansaba de
perseguir a los cristianos. Asi que sin pensarlo mucho, pidió el permiso
necesario y se fue a Damasco.

2
3
Pero en el camino sucedió algo extraño. De pronto Saulo se cayó y una luz muy brillante lo iluminó. Y se escuchó
una voz que decía: Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues? Y Saulo con miedo respondió: ¿Quién eres? Y una vez
más se escuchó la voz que dijo: Yo soy Jesús a quien tu estas persiguiendo. Levántate y camina hacia Damasco.
Ahí se te dirá que vas hacer.

4
5
Entonces Saulo se levantó asustado pero se dio cuenta que no podía ver. Saulo estaba ciego. Asi que sus
compañeros los guiaron a Damasco, a una casa.
Algo maravilloso sucedió ahí en el camino. Saulo estaba asustado pero ahora si creía y estaba seguro que Jesús
era el hijo de Dios y el Salvador. En ese momento, Saulo se dio cuenta que Dios lo había escogido para salvarlo del
castigo del pecado, de la muerte. Pero tambien Dios lo había escogido para cumplir una misión que pronto
descubriría en Damasco de que se trataría.

6
7
En Damasco, Saulo se hospedo en la casa de un hombre llamado Judas y ubicada en la calle “Derecha”. Ahí se
puso a orar y ayunar durante tres días. Ayunar significa que él quiso dejar de comer por tres días. Sacrificar sus
fuerzas físicas para aumentar sus fuerzas espirituales.

8
9
En Damasco vivía un creyente que se llamaba Ananías, a quien el Señor se le presentó en
una visión y le dijo: « ¡Ananías!» Él contestó: «Aquí estoy, Señor.»
El Señor le dijo: «Levántate y vete a la calle llamada Derecha, y en la casa de Judas
pregunta por un hombre de Tarso que se llama Saulo. Está orando, y en una visión ha visto
a uno llamado Ananías que entra y pone sus manos sobre él para que pueda ver de
nuevo.»
Al oír esto, Ananías dijo: «Señor, muchos me han hablado de ese hombre y de todos los
males que ha causado en Jerusalén a tu pueblo santo. Y ahora ha venido aquí, con
autorización de los jefes de los sacerdotes, a llevarse presos a todos los que invocan tu
nombre.»
Pero el Señor le dijo: «Ve, porque he escogido a ese hombre para que hable de mí a la
gente de otras naciones, y a sus reyes, y también a los israelitas. Yo le mostraré lo mucho
que tiene que sufrir por mi causa.»
Ananías fue a la casa donde estaba Saulo. Al entrar, puso sus manos sobre él, y le dijo:
—Hermano Saulo, el Señor Jesús, el que se te apareció en el camino por donde venías, me
ha mandado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo.
Al momento cayeron de los ojos de Saulo una especie de escamas, y recobró la vista.
Entonces se levantó y fue bautizado. Después comió y recobró las fuerzas, y se quedó
algunos días con los creyentes que vivían en Damasco.

10
11
Luego Saulo comenzó a proclamar en las sinagogas que Jesús es el Hijo de Dios. Todos los
que lo oían se quedaban asombrados, y decían: —¿No es éste el que andaba persiguiendo
en Jerusalén a los que invocan el nombre de Jesús? ¿No es el mismo que también vino aquí
para arrestarlos y entregarlos a los jefes de los sacerdotes? Pero Saulo hablaba cada vez
con más valor, y dejaba confundidos a los judíos que vivían en Damasco, demostrándoles
que Jesús es el Mesías.

12
13
Al cabo de muchos días, los judíos se pusieron de acuerdo para matar a Saulo, pero él llegó
a saberlo. Día y noche lo esperaban en las puertas de salida de la ciudad, para matarlo,
pero sus discípulos lo pusieron en un gran canasto y lo bajaron de noche por la muralla que
rodeaba la ciudad.

14
15
Saulo, ahora llamado Pablo, era un judío que conocía muy bien el Antiguo Testamento. Pablo se había preparado
en la universidad de Jerusalén y hablaba muy bien. Pablo tenía mucho conocimiento de la palabra de Dios. Esta
palabra de Dios era el Antiguo testamento.

16
17
Pablo como conocía mucho y muy bien la palabra de Dios; entonces Dios tambien lo uso como instrumento para
predicar y enseñar en muchos lugares. El Espíritu Santo cambio totalmente la vida de Pablo. Y despues de
muchos años, Pablo fundo varias iglesias y luego les escribía, les mandaba cartas para darles mas enseñanzas, o
para corregirlos, o animarlos. Esas palabras que Pablo escribía, Dios las ponía en su mente y corazón. Y esas
palabras ahora tambien las tenemos nosotros en nuestra Biblia, en el Nuevo Testamento y son conocidas como
las Cartas o Epístolas del Apóstol Pablo.

¡Increíble niños y niñas! En la lección anterior aprendimos que Dios ama al mundo y tenía un plan para salvar a
muchas personas. Pues el no quería que perecieran que recibieran la paga del pecado que es la muerte. Entonces
para evitar eso, el plan de Dios consistía en escoger a varias personas para salvarlos y usarlos como instrumentos
para predicar, enseñar, etc.

Recuerden que Adán y Eva no podían hacer nada para regresar a Dios porque Adán y Eva habían pecado y estaban
muertos. Entonces no podían hacer absolutamente nada. Pero Dios, por su amor, si podía hacer.
Por eso, Pablo que era un pecador, un perseguidor, ahora Dios lo había escogido desde antes de la fundación del
mundo, desde hace muuuuchos años, para que el fuera un predicador, un gran pastor. Dios cambio la vida de
Pablo desde el momento en que lo escogió para su gloria.
Y Dios tambien te ha escogido a ti, para salvarte y darte el premio de la vida eterna. Pero tambien Dios te ha
escogido para que le sirvas, para que hagas muchas acciones buenas en tu hogar, en tu iglesia, en tu escuela o
colegio, en tu comunidad. Dios te ha escogido para salvarte y para que le sirvas. Ya verás como el Espíritu Santo
cambiara tu vida totalmente. ¡Gloria a Dios!

18