Está en la página 1de 22

'Iragedia del fin de Atau .

WaUpa / 13
Jaramillo, María Mercedes y Juanamaría Cordones-Cook,
Inkaj Churin (hijo del Inca)
eds. Más allá del héroe: antología crítica de teatro Ñust'akuna (princesas)
histórico hispanoamericano. Medellín: Universidad de Qhora Chinpu
Antioquia, 2008. Qúyllur T'ika

Enemigos de barba

Pizarro
España
Almagro
Padre Valverde
Felipillo
Tragedia del fin de Atau Wallpa1
Atau Huallpac puchucacuininpa huancan ATAU WALLPA:
Adorables y tiernas
princesas mías,
Incas mi corazón se sume en honda pena,
una extraña ansiedad mi ser devora,
la razón me abandona.
Inca Atau Wallpa
He amanecido acongojado.
Inca Wiylla Wisa
Por qué será que dos noches seguidas
Inca Sairi Túpaj
el mismo sueño infausto
Inca Challkuchima
ha venido a turbarme.
Inca Khishkis
Ambas veces he visto al Sol,
purificador Padre nuestro,
oculto en negro y denso humo,
Otra crónica que tiene información detallada de ceremonias que ponfan en escena las vidas de los
emperadores incas ya en la época de la Colonia es la Hisuma de la villa imperial de 1tJtosí, de Bartolo-
y toda la extensión del cielo
mé Arzans de Orsúa y Vela. Este cronista describe celebraciones muy cercanas a las de las panacas, y las montañas todas
llevadas a cabo en Potosf en 1555 (Martf de Cid, 189-190). En el siglo XIX, viajeros europeos como el ardiendo con el mismo rojo
alemán E. W. Middendorf (1891) Yel inglés Robert C. Markhan (1892) estuvieron tras las huellas de que hay en el pecho de los pillkus.
estos dramas e hicieron comentarios sobre tradiciones dramáticas andinas. Paul Rivet también hace
Quizá la muerte estará cerca.
alusión a estas celebraciones rituales en su bibliografIa del quechua y del aymara (1951). En 1957, el
boliviano Jesús Lara recupera, traduce y publica tres textos que tratan de la muerte del inca Atahualpa. Quizá el Sol y la Luna,
Estos textos pertenecen a la tradición oral, el texto principal es en quechua, pero las introducciones nuestros depuradores Padres,
y los epf1ogos son en castellano. Los montajes populares dan muestra de una profunda hibridación de su presencia nos apartarán.
cultural. En este trabajo se usará el texto de Chayanta publicado en Bolivia, pero el mismo profesor
Ay, mi adorable
Lara señala la existencia de otras versiones: San Pedro, Santa Luda. Los profesores José Martf de
Cid y Dolores Martf de Cid editaron esta pieza en su antologfa Teatro indoamericano colanial (1970) Qhorll Chinpu,
y en el estudio que acompaña a la obra establecieron la infonnación pertinente para estudiar el ay, mi dilecta
contexto y la tradición a la cual pertenece; por ejemplo la relación con las representaciones que se Qúyllur T'ika,
montan durante los festivales de Oruro y Otuzco, y las versiones recogidas por Clemente Hemando tiernas princesas mías,
Balmori y Richard Schaedel respectivamente.
Este texto ha sido tomado de: Lara,Jesús, 7mgtdia del fin de Atau Wallpa. Imprenta Universitaria,
nos anega la pena,
Cochabamba, 1957. La venion reco¡ida por Lara se encuentra en la antologfa de teatro editada por amanecemos a la angustia.
Jote! Cid YDolores Martf de Cid: DcIIrv I~ colanial, Aguilar, Madrid, 1970, pp. 85-129. Así se torna nuestra vida.
14 / MIL! alld dtl hlrm. Antología critica di! teatro hi.lt6rico hi.lpanoamericano
'1'rrJgtdia del fin dt Ala" WaUpa / 15

QHORA CHINPU:
arrojarán a los osados.
Amado y único señor,
Eso te digo, único señor,
Atau Wallpa, Inca mío,
Atau Wallpa, Inca mío.
dinos, pues, si en tu sueño
Qué hermoso fuera si el Sol, nuestro Padre
repetido en dos noches
que purifica y es lumbre del mundo,
viste algo más.
quisiera que así sea, que así sea.
ATAU WALLPA:
ATAU WALLPA:
Ay,mi adorable
Muy amado Inca Waylla Wisa,
Qhora Chinpu,
señor que sabe dormir, dónde
ay, mi dilecta
están mis dos serpientes de oro,
Qúyllur T'ika,
dónde mi hacha de oro;
tiernas princesas mías,
dónde está, Inca Waylla Wisa,
me ha dado un 'wak'a un negro augurio,
mi dócil y fiero anutara,
dos veces ya me ha embrujado,
dónde está mi honda de oro
me ha mostrado en mis sueños
de invencible poder.
una escena increíble,
Dónde están mis vasallos todos,
dificil de ser admitida,
por qué no vienen a inquirir
imposible de ser narrada.
por su Inca, Waylla Wisa.
Tal vez sea evidente que hombres
WAYLLA WISA:
vestidos de agresivo hierro
Venerado señor y poderoso
han de venir a nuestra tierra
Atau Wallpa, Inca mío,
a demoler nuestras viviendas,
el Sol excelso, nuestro Padre,
a arrebatarme mi dominio,
que alumbra al mundo, bien te guarde.
Qhora Chinpu, princesa mía.
ATAU WALLPA:
~HORA CHINPU:
Igual te guarde a ti también,
Amado y único señor,
gran sacerdote que durmiendo agora,
Atau Wallpa, Inca mío,
mi primo hermano.
fuera acaso veraz tu sueño.
WAYLLA WISA:
Qué suerte entonces,
lbs dos serpientes de oro
qué suerte nos aguardaría
tienes aquí,
a tus criaturas.
tienes también aquí tu hacha de oro,
Convoca, pues, al sumo sacerdote,
también tu honda de oro
tu primo hermano,
de invencible poder,
señor que sabe presagiar durmiendo,
aquí también está tu dócil
a fin de que en su sueño aclare
y feroz anutara.
debidamente lo que tú has soñado.
ATAU WALLPA:
Si el albur se confirma,
Waylla Wisa, Inca que durmiendo agora,
llamarás a todos tus hijos
mi primo hermano,
y a tus primos hermanos
tú residiste solitario
para que ellos convoquen
antatio en las montañas
a todos tus vasallos.
para hallarte más cerca
y entonces sin ceder nuestros guerreros
del Sol, nuestro Padre que lava.
al rigor de sus hondas
T(¡ sabes lo que hablan
16 / Más allá del hirrHI. Antología critica de teatro histórico hispanoamericano 7Tagedia del fin de Atau Wallpa / 17

esas montañas. enemigos de férreas vestiduras,


Tú escuchas de la boca y así supo él, ya en aquel tiempo,
áspera de las chullpas que a nuestra tierra ellos vendrían.
lo que nadie ha escuchado. y yo soy Atau Wallpa,
Acércate ahora, y óyeme. hijo del Inca Wayna Qhápaj.
Dos noches sucesivas en mis sueños Ahora con mi recio poderío
no he visto nada lisonjero. mil lagos de sangre
Al despertar, una turbia zozobra, verteré por doquiera.
una ansiedad horrible me ha invadido. Por qué vienen a hollar mi tierra,
Durante los dos sueños mis dominios aquellos hombres
hombres cubiertos de irritante hierro vestidos de agresivo hierro.
innumerables han brotado Si habrá razón para pensar que es cierto
como de las entrañas de la tierra, que han venido por mí
han arrasado nuestras casas, enemigos de barba roja
y han saqueado codiciosos que solo saben de victorias.
los templos de oro Quizá ellos piensan adueñarse
de todos nuestros dioses, de nuestra tierra
y el cielo y las montañas después de darnos muerte.
han ardido con llamas rojas, Luego veremos, y sabremos
rojas como el pecho del pillku. si el Sol que purifica y luz da al mundo,
Ve, Inca Waylla Wisa, nuestro Padre, querrá alejarse
ve, y duerme un poco de nosotros y abandonarnos,
en tu morada de oro. o si al contrario, sin remedio
Puede ser que durmiendo convertirá en ceniza
llegues mi sueño a descifrar. a aquellos que han venido codiciosos
Anda, pues, Inca Waylla Wisa, de nuestro oro y de nuestra plata.
WAYLLA WISA:
mi primo hermano.
WAYLLA WISA:
Venerables antepasados,
Bien, mi poderoso señor, mis Incas siempre recordados,
bien, mi Inca, el que me ordena, tengo transido el corazón.
cumpliré tu mandato. Francamente no sé lo que presagio.
Tal vez durmiendo un poco, Temo que el sueño de nuestro señor
me sea dado interpretar tu sueño. vaya a volverse realidad.
Iré con el valor del waychu, Iré a casa de mi único señor
señor poderoso, Inca mío. ya él le informaré ...
ATAu WALLPA:
Ay, soberano mío,
Padre sempiterno de todos, dilecto y poderoso,
el misericordioso Qhápaj Manko mi corazón se ha ensombrecido.
hijo del Sol que purifica, fue Algún grave peligro
honrado y venerado. se ha de cernir sobre nosotros.
y fue de él descendiente Posible es que veamos
Wiraqucha, Inca poderoso. en realidad tu sueño convertido.
FUe él quien vio en su desdicha
18 / Más allá del héroe.Antología crítica de teatro hist6ricohispanoamericano Tragedia delfin de Atau Wallpa

ATAU WALLPA: golpeando grandes tambores


Ay,Waylla Wisa, viejo mago, y soplando flautas de hierro.
tú que durmiendo agoras, primo hermano, Mas, observo por este lado
en qué triste lenguaje me hablas. y mis ojos no encuentran nada,
Cuéntame lo que has visto. miro por este lado,
WAYLLA WISA: tampoco se ve nada;
Ay, soberano mío, miro por aquel lado
dilecto y poderoso, y no hay nada que pueda verse.
he visto cosas muy aciagas Miro por todos los costados,
y ninguna agradable. pero no se descubre nada;
Hombres de larga barba ni el frío siquiera, ni el viento,
todos rojos, venían nada hay que se aproxime.
por encima del mar Una vez más he de dormir.
en navíos de hierro. Quizás así podré ver algo.
ATAU WALLPA: Ñusr'AKUNA (LAS PRINCESAS):
iAy,Inca Waylla Wisa, Habían llegado adversarios,
mi primo hermano, Inca mío,
qué cosa triste has visto,
qué cruel pronóstico me traes!
Anda, regresa, ve a saber
por encima del mar,
Inca mío
Por qué la desventura,
-
si es cierto que han de penetrar Inca mío,
en nuestro hogar, en nuestra tierra. a agrisar viene nuestros días,
Ve, coge un anutara Inca mío.
y de sobre su lomo Ay, mi dilecto Waylla Wisa,
observa un lado y otro lado, Inca mío,
observa todos los contornos. hasta cuándo vas a dormir,
Ve si es cierto que vienen Inca mío.
esos adversarios de barba. Mi muy amado Sairi Túpaj,
WAYLLA W!SA: Inca mío,
Bien, mi señor, el que me manda, despiértalo, que se levante,
cumpliré tu mandato, Inca mío.
volveré, iré e indagaré SAIRI TúPAJ:
con el más digno empeño. Ay de mí, mi dilecto
Muy querida anutara, Waylla Wisa, ingenioso mago,
mi anutarita, tú sabías ya has dormido de sobra.
desde las cimas de los montes Despierta, pues, y escúchame,
bajar detrás de mí. y avísame lo que has podido
Tú que abarcas la lejanía, ver en tu sueño.
deja que mire con tus ojos. No es dable que sigas durmiendo
Por qué será que pienso cuando el peligro nos acecha.
que hacia este sitio se dirigen WAYLLA WISA:
adversarios desconocidos IQué hay, qué es esto, dónde es esto!
con cantos jamás escuchados, Creo que ciertamente están viniendo
20 / Más allá del héroe.Antologfa crítica de teatro hist6ricohispanoamericano Tragedia del fin de Atau WrJllp

hombres barbudos y agresivos a ver si a mí me es dado


por encima del mar. de su sueño arrancarle.
Vienen en roja muchedumbre. Ay de mí, mi dilecto
He de dormir aún una vez Waylla Wisa, señor que duerme,
a fin de ver más claramente. mi carísimo Inca,
ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS): a qué extremo te amarra el sueño.
Ay,mi dilecto Waylla Wisa, Nuestro corazón se ha nublado,
Inca mío, la adversidad está sobre nosotros.
hasta cuándo vas a dormir, Despierta, pues, levántate,
Inca mío. avísanos aquello
Qué nube de pena es aquélla, que en tus sueños has visto.
Inca mío, WAYLLA WISA:
que ennegreciéndose se acerca, iQué hay, qué es esto, dónde es esto!
Inca mío, Evidente es que están viniendo
qué fatal desventura, hombres barbudos y agresivos
Inca mío, por encima del mar
nos trae en su calígine, en grandes navíos de hierro.
Inca mío.
Mi muy amado Challkuchima,
Inca mío,
Vienen en roja muchedumbre.
Llevan tres cuernos puntiagudos
igual que los venados,
-
rojo turbión inunda nuestra puerta, y tienen los cabellos
Inca mío. con blanca harina polvoreados,
Ven, tal vez tú pudieras, y en las mandíbulas ostentan
Inca mío, barbas del todo rojas, semejantes
despertar a este sacerdote, a largas vedijas de lana,
Inca mío. y llevan en las manos
CHALLKUCHIMA: hondas de hierro extraordinarias,
Waylla Wisa, ingenioso mago, cuyo poder oculto
hasta cuándo piensas dormir. en vez de lanzar piedras
Abre los ojos de una vez vomita fuego llameante,
y mueve ya los labios y luego en los pies tienen
y sin demora avísanos extrañas estrellas de hierro
qué nos estás trayendo que en resplandores se deshacen ...
en medio de tu sueño. IAyde mí! Iré por este lado.
Despierta, pues, levántate. IAyde mí! Iré por aquel otro lado.
Muy amado Inca Khishkis, Se me entorpece todo el cuerpo,
mi primo hermano, y los pies se me enredan.
tan profundo es su sueño y se me ata la lengua.
que no me escucha. Iré volando, informaré
Acércate tú cuanto puedas, a mi solo señor, a mi Inca,
quizá consigas despertarle. a mi dilecto soberano.
KHISHKIS: Aunque no he visto nada,
Me aproximaré entonces una voz interior me dice
22 / Más allá del héroe. Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano
Tragedia del fin de Atau it{¡

que hacia este sitio se dirigen FELIPILLO:


esos hombres barbudos y agresivos, Waylla Wisa, señor que duerme,
aquellos que en grandes navíos este rubio señor te dice:
encima del agua vinieron ... "Por el señor más poderoso
Amado y único señor, del mundo venimos enviados.
Atau Wallpa, Inca mío, Todos los hombres a él le deben
era evidente que llegaban ciega obediencia.
hombres barbudos y agresivos. Mensajero, dime quién es
Extendíanse en roja muchedumbre. el Inca que a ti te gobierna".
Llevaban tres cuernos agudos WAYLLA WISA:
igual que los venados, ¿Acaso tú no sabes
la cabellera enharinada, que es Atau Wallpa, el único señor,
la barba, roja vedija de lana, el señor poderoso?
hondas de hierro entre las manos ¿Acaso tú no sabes
y en el extremo de sus hondas que él es el único que incluso puede
fuego deshecho en llamas, con el Sol y la Luna?
y en los pies claras estrellas de hierro. ¿Acaso tú no sabes
A.TAU WALLPA:
iAyde mí, Waylla Wisa,
hábil mago, mi primo hermano,
que las montañas y los árboles
y todos los seres vivientes
su voluntad acatan?
-
qué amargura me traes, ¿Acaso tú no sabes
qué adversidad me anuncias! que con su fiero y dócil anutara
Mas, tú no te atribules. suele hacer devorar
Siempre podremos más los incas. muchedumbres enteras?
Ve tú al encuentro Él con su invencible honda de oro
de esos enemigos de barba, heriría inclusive a las estrellas.
pregúntales a qué han venido ALMAGRO: (Sólo mueve los labios).
y con qué fin me buscan. FELIPILLO:
WAYLLA WISA:
Este forastero te dice:
Muy bien, mi solo señor, mi Inca, "No hables más de la cuenta
muy bien, conductor mío, ni digas palabras insulsas.
cumpliré tu mandato. Sábelo bien, el miedo es algo
Iré al encuentro que nosotros no conocemos".
de esos enemigos de barba, WAYLLA WISA:
indagaré el objeto Barbudo enemigo, hombre rojo,
con que buscarte vienen iqué oscuro torbellino
y qué es lo que contigo quieren ... pudo haberte traído
iHombres rojos, barbudos adversarios, a nuestro país, a nuestra tierra!
qué os trae a esta tierra, ALMAGRO: (Sólo mueve los labios).
con qué motivo a mi señor, FELIPILLO:
a mi Inca le buscáis! Este fuerte señor te dice:
ALMAGRO: (Sólo mueve los labios).
"Nosotros hemos venido
en busca de oro y plata" .
..,,.: .•...... , '
Bfbllotecu
24 / Más allá del héroe. Antología critica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia del fin IÚ Aiaú Wallpa

PADRE VALVERDE: (Grita). esta chala me han entregado


FELIPILLO: esos hombres barbudos y agresivos.
Dice este sacerdote; ATAU WALLPA:

"No. Nosotros venimos Waylla Wisa, señor que duerme,


a hacer que conozcáis esta chala que has traído
al verdadero Dios". no me dice nada.
WAYLLA W1sA: WAYLLA WISA:

El Sol, que es nuestro Padre, Dámela, dilectísimo


es de oro refulgente y único señor, Inca mío,
y la Luna, que es nuestra Madre, a fin de que yo le interrogue.
es de radiante plata, Quién sabe qué dirá ésta chala.
y en Qurikancha ambos están. Es posible que nunca
Para acercarse a ellos llegue a saberlo yo.
hay que besar antes la tierra. Vista de este costado
PADRE VALVERDE: (Sólo mueve los labios). es un hervidero de hormigas.
FELIPILLO: La miro de este otro costado
Dice este sabio sacerdote: y se me antojan las huellas que dejan
"Nosotros tan solo en presencia las patas de los pájaros
de Nuestro Señor Jesucristo, en las lodosas orillas del río. ....
de la Virgen María, nuestra Madre, Vista así, se parece a los venados
y de los santos puestos cabeza abajo
nos ponemos de hinojos". y las patas arriba.
WAYLLA W1sA: Y si solo así la miramos
Antes de que me ponga a voltear es semejante a llamas cabizbajas
esta mi honda de oro y cuernos de venado.
piérdete, regresa a tu tierra, Quién comprender esto pudiera.
hombre rojo que ardes como el fuego. No, no, me es imposible,
ALMAGRO: (Sólo mueve los labios). mi señor, penetrarlo.
FELIPILLO: ATAU wALLPA:
Este fuerte señor te dice: Hermano mío, Waylla Wisa,
"No te propongas provocar volando si es posible como el viento
pelea con nosotros. ve y entrega esta chala
Mejor será que vayas a entregar al Inca Sairi Túpaj,
a tu señor este mensaje". nuestro primo hermano.
WAYLLA WISA: Pregúntale, tal vez él sepa
Adversario barbudo, hombre rojo, lo que esta chala avisa.
qué chala blanca es ésta. WAYLLA WISA:

Aguárdame un momento, Bien, mi señor, el que me ordena,


iré a casa de mi señor, he de llevarle entonces
y a él le mostraré esta chala volando como el viento
que has traído ... al Inca Sairi Túpaj,
Amado y único señor, nuestro primo hermano ...
Atau Wallpa, Inca mío, Dilectisimo Sairi Túpaj,
26 / Más allá del héroe. Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia del fin de Atau Wallp1

mi primo hermano, Pero qué chala blanca


el Sol que purifica y luz da al mundo, me alcanzas, Inca mío.
nuestro Padre, te guarde. Y esto con qué negrura
SAIRI TúPAJ: está pintarrajeado y rasguñado
A ti lo mismo, Waylla Wisa, Me hallo incapaz de descifrarlo.
máximo sacerdote, Llévale, pues, al Inca Khishkis,
padre mío, padre mío. nuestro primo hermano
WAYLLA WISA: Tal vez podrá él saber qué dice aquí.
Nuestro señor te manda aquí esta chala WAYLLA WISA:
que los guerreros de barba le enviaron, Le he de llevar también entonces
a fin de que tú puedas a nuestro inca Khishkis ...
desentrañar lo que ella dice. Mi muy amado Inca Khishkis,
SAIRI TúPAJ: el Sol que purifica y luz da al mundo,
Waylla Wisa, señor que duerme, nuestro Padre, su luz te otorgue.
qué chala blanca es ésa. KHISHKIS:
Dámela, tal vez pueda Te dé su luz a ti igualmente,
saber lo que ella avisa. Waylla Wisa, señor que duerme,
No; no alcanzo a entender
lo que quiere decir.
No puede decir nada bueno.
padre mío, padre mío.
WAYLLA WISA:
Nuestro Inca Challkuchima es quien te dice:
-
En mis sueños he visto a Túkuy Jallp'a "Que él descifre esta chala
y he oído de sus labios que ella quiere que el barbudo enemigo .
a esos barbudos enemigos. le remitió a nuestro señor".
Por si acaso lleva esta chala KHISHKIS:
a nuestro Inca Challkuchima; Waylla Wisa, hechicero,
puede ser que él alcance a descifrarla. r 1
cómo hemos de poder interpretar
WAYLLA WISA: esto que se nos muestra impenetrable.
La llevaré también entonces Pero tal vez, si nuestra Madre Luna
a nuestro Inca Challkuchima ... me iluminase, alcanzaría
a comprender lo que esta chala encierra.
Mi amado Inca Challkuchima, Yoya sabía que debían
el Sol que lava, claridad del mundo, venir los enemigos.
nuestro Padre, su luz te otorgue. Hace ya más de cuatro meses
CHALLKUCHIMA: Nuestra Madre Luna, en mis sueños,
Te dé su luz a ti igualmente, por tres veces me dijo
Waylla Wisa, Inca mío. que la existencia de nuestro señor
WAYLLA WISA: estaba cerca de su fin,
El Inca Sairi Túpaj que iba a quedar pronto concluida.
esta chala te envía 'No tengo para qué ver ya esta chala.
viendo que le es difícil penetrar Todo mi ser está abatido
esa criatura de los enemigos. y destrozado tengo el corazón.
CHALLKUCHIMA: Ya cae la aflicción sobre nosotros, '{

Dámela, pues, entonces. nos llega el día de la desventura.


28 / Más allá del héroe. Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia del fin de Atau Wallpr.

Señor que duerme, Inca, padre mío, Mi muy amado Sairi Túpaj,
lleva, pues, esta chala mi primo hermano,
al hijo de nuestro Inca. los incas no han podido
Tal vez podrá él interpretarla. descifrar esta chala.
WAYLLAW1sA: SAIRI TúPAJ:
La he de llevar también entonces Waylla Wisa, hombre mago,
y se la daré al hijo de nuestro Inca. es menester que la devuelvas
a nuestro Inca, único señor.
Mi muy amado hijo del Inca, WAYLLAWISA:
el Sol que lava, claridad del mundo, Sairi Túpaj, Inca mío,
nuestro Padre, su luz te otorgue. ayúdame tú a devolverla.
INKAJ CHURIN (HIJO DEL INCA):
Te dé su luz a ti igualmente, SAIRI TúPAJ:
Waylla Wisa, señor que duerme, Bien, Waylla Wisa, sumo sacerdote,
padre mío. ¿Por qué caminas así sea. Camina, pues ...
por un lado y por otro?
No te demores en decírmelo,
acaso pueda yo escucharte.
WAYLLAWISA:
Nuestro Inca Khishkis cree
Mi amado y único señor,
hijo de nuestro Padre Sol,
me visitó en mis sueños antenoche
Túkuy Jallp'a, tu madre,
-
que tal vez tú lograrás y en mis sueños me dijo:
descifrar esta chala blanca "Yo quiero a ese Pizarro,
que le enviaron los enemigos mi enemigo de barba roja".
a nuestro Inca, único señor. Acaso su palabra
INKAJ CHURIN (HIJO DEL INCA): en esta chala está, pero no quiere
Waylla Wisa, hombre mago, manifestársenos.
dámela, pues, acaso Ordena a Waylla Wisa,
pudiera yo desentrañarla. señor que duerme, nuestro amauta,
iAy de mí! qué es, de dónde es esto, que nos revele qué infortunio
con qué negrura está rociada ha de caer sobre nosotros.
y rasguñada la chala esta. ATAU wALLPA:
Quién hay capaz de comprenderlo. Waylla Wisa, sumo sacerdote,
Anda, pues, y devuelve mi primo hermano,
a nuestro Inca, único señor, te ordeno que nos digas
y avísale que todos nuestros incas · lo que ha de suceder.
se han mostrado incapaces WAYLLAWISA:
de entender esta chala. Dilectísimo y único señor,
WAYLLAWISA: .Atau Wallpa, Inca mío,
Le llevaré de nuevo entonces aquel tu sueño ha de volverse
a nuestro Inca único señor ... un hecho claro y cierto.
Pero quiero llevarle antes Qué desventura es ésta,
a mi Inca Sairi Túpaj ... qué ha de ser de nosotros
los incas todos,
30 / Más allá del héroe. Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia del fin de Atau Wall¡

y de los hijos tuyos acércate, tal vez a tu llamada


y de los nietos nuestros. este hombre mago despertara.
Así será que nuestro término KHISHK.IS:
ha de llegarnos. Mi dilecto señor que duerme,
ATAU WALLPA: hombre mago, Inca Waylla Wisa,
Waylla Wisa, señor que duerme, épor qué, por qué es que tanto duermes?
puede ser que así no suceda. Levántate, levántate,
Convendría que duermas otra vez, estamos esperando tu palabra.
quizá entonces aclarar lograras ¿Acaso tú no adviertes
lo que ha de acontecer. que el infortunio se derrama
WAYLLA WISA: sobre nosotros cual ceniza?
Bien, Inca mío, el que me manda ... Waylla Wisa, hombre mago,
cumpliré tu mandato ... éhasta cuándo vas a dormir?
ATAU WALLPA: ATAU W ALLPA:
Waylla Wisa, hechicero, Renuevo de mi vida,
éhasta cuándo vas a dormir? muy amado hijo mío,
Amado Sairi Túpaj, aproxímate tú también, quién sabe
Inca mío, mi primo hermano,
haz que despierte
este mortal, señor del sueño.
hacer pudieras que despierte
este hombre hechicero que duerme.
INKAJ CHURIN (HIJO DEL INCA):
-
SAIRI TúPAJ: Mi dilecto señor que duerme,
Waylla Wisa, gran sacerdote, padre mío, padre mío,
levántate, levántate, épor qué de esta manera con el sueño
mira que todos esperamos te dejas dominar?
tu serena palabra. ¿Hasta cuándo hemos de esperar
Waylla Wisa, hombre mago, tu palabra veraz?
éhasta cuándo vas a dormir? ¿Acaso tú no escuchas el sollozo
ATAU WALLPA: del viento de la pena en las techumbres
Mi muy amado Challkuchima, y en el ramaje de los árboles?
capitán de capitanes, Waylla Wisa, mi padre,
tal vez a ti te fuera dado éhasta cuándo vas a dormir?
hacer que este mago despierte. ATAU wALLPA:
CHALLKUCHIMA: Mi muy amado Waylla Wisa,
Waylla Wisa, hombre mago, mi primo hermano,
con qué corazón duermes, camina, pues, y un poco,
éacaso tú no ves que nuestro Padre un poco acércate.
el Sol, que sabe depurar, se envuelve y escucha mi mandato.
en nubes de tristeza? WAYLLA WISA:
Waylla Wisa, señor que duerme Dilectísimo y único señor,
éhasta cuándo vas a dormir? Atau Wallpa, Inca mío,
ATAU WALLPA: aquí me tienes, aquí vengo,
Mi dilecto Inca Khishkis, ordéname, ordéname.
sin par en el combate,
3 2 / Más allá del héroe.Antologia critica de teatro históricohispanoamericano
Tragedia delfin de Atau Wallp<

ATAU WALLPA:
y tus serpientes de oro,
Ve, pues, volando a casa he aquí tu honda de oro
de Sairi Túpaj, nuestro primo hermano, de invencible poder
y dile que yo ordeno
y tu anutara bravo y obediente.
que él, como hombre arrojado vaya a verse Eres tú quien debe ir i verse,
con los enemigos barbudos
como el más fuerte entre los fuertes,
y hable con ellos en lenguaje digno con los enemigos de barba;
y les pregunte
anda, pues, a saber lo que hacen
qué es lo que en nuestra tierra quieren. en nuestra tierra,
WAYLLAWISA:
ve, pues, a preguntarles
Bien, mi señor, el que me manda, con qué objeto me buscan.
cumpliré tu mandato, SAIRI TúPAJ:
iré volando,
Bien, mi señor, el que me ordena,
volando iré a llamarle
cumpliré tu honroso mandato.
a nuestro primo hermano
Partiré, sin descanso
el Inca Sairi Túpaj ... andaré hasta encontrarme
Mi muy amado Inca Sairi Túpaj,
con los enemigos de barba ...
mi primo hermano,
es nuestro Inca quien me envía ¿Dónde, por dónde andáis,
a decirte que a verle te aproximes. rústicos hombres rojos?
SAIRI TúPAJ:
¿Dónde, por dónde andáis,
Waylla Wisa, señor que duerme, enemigos de barba?
padre mío, padre mío,
¿Dónde, por dónde andáis, vosotros
te pido que me digas sin tardanza que buscáis a mi único señor?
el motivo de su llamada.
PIZARRO: (Sólo mueve los labios).
WAYLLAWISA:
SAIRI TúPAJ:
Nuestro único señor el
Barbudo adversario, hombre rojo,
te dice: "Él, como hombre arrojado
¿Por qué tan sólo a mi señor,
vaya a hablar en lenguaje decoroso
a mi Inca le andas buscando?
con los enemigos de barba".
¿No sabes que Atau Wallpa
SAIRI TúPl\}:
es Inca y único señor?
Entonces iré, volaré, ¿Acaso ignoras
me aproximaré a su palacio.
que dueño es de esta clava de oro?
~aso ignoras que estas
Mi venerado y único señor,
dos serpientes de oro
Atau Wallpa, Inca mío,
son de su propiedad?
el Sol que purifica y luz da al mundo, Antes de que levante
nuestro padre, te guarde.
esta su clava de oro, antes
ATAU WALLPA:
de que vayan a devorarte
Te preserve igualmente
estas serpientes de oro,
a ti, Inca Sairi Túpaj,
mi primo hermano.
He aquí tu clava de oro
piérdete, regresa a tu tierra,
barbudo enemigo, hombre rojo.
PlZARRo: (Sólo mueve los labios).
-
34 / Más allá del héroe.Antología critica de teatrohistóricohispanoamericano Tragediadelfin de Atau Wallp

SAIRI TúPAJ: como a poderoso que eres,


Hombre rojo que ardes como el fuego verte y hablar de igual a igual con él;
y en la quijada llevas densa lana, acaso tú desentrañar pudieras
me resulta imposible ese su atronador idioma.
comprender tu extraño lenguaje. Yo no he podido comprenderlo
Yo no sé qué me dices, no lo puedo de ninguna manera.
saber de ningún modo. He aquí tu clava de oro.
Antes de que mi solo señor, mi Inca He aquí también tus dos serpientes,
monte en cólera, vete piérdete. he aquí también tu feroz anutara,
PIZARRO: (Sólo mueve los labios). he aquí tu honda de oro
FELIPILW: de invencible poder.
Sairi Túpaj, Inca que manda, ATAU WALLPA:
este rubio señor te dice: Nada hay que hacer entonces.
"¿Qué necedades vienes Mis muy amados incas,
a decirme, pobre salvaje? todos vosotros competid
Me es imposible comprender sea con la honda o con la clava;
tu oscuro idioma. hacedlos volver a su tierra;
Pero yo te pregunto por el sitio por donde aparecieron,
dónde se halla tu señor Inca. por ahí mismo que regresen.
Yovengo en busca de él No os dejéis derrotar
y me propongo conducirlo; con los enemigos de barba.
si no, obtendré siquiera su cabeza WAYLLAWISA:
o bien su insignia real, para que vea Mis muy amados incas,
el poderoso señor, rey de España". acudid sin tardanza.
Eso te dice este guerrero, Vamos a competir todos en uno
Sairi Túpaj, Inca que manda. con los barbudos enemigos.
SAIRI TúPAJ: Los venceremos y los echaremos
Barbudo enemigo, hombre rojo, hasta su pueblo, hasta su patria.
tampoco yo a entender alcanzo WARMA:
ese tu idioma. A la morada Solo señor que a todos miedo infunde,
de mi señor acércate, que vence a todos y gobierna,
acaso él pueda comprenderte. Atau Wallpa, Inca mío,
Encuéntrate con él y con él habla hombres barbudos y agresivos
como con quien más potestad posee. manchando de rojo el trayecto
FELIPILW: (Le parlotea a Pizarra). hacia aquí se dirigen.
SAIRI TúPAJ: ATAU WALLPA:
iAy,ay, mi muy amado Barbudo enemigo, hombre rojo,
Atau Wallpa, Inca mío! Me dónde llegas extraviado?,
Me es imposible descifrar fa qué has venido?,
el lenguaje del enemigo. équé viento te ha traído?,
équé es lo que quieres
Me infunde miedo el deslumbrar
de su honda de hierro.
Te toca a ti, solo señor, mi Inca,
aquí en mi casa, aquí en mi tierra?
mn la ruta que has recorrido,
-
36 / Má.1 allá del héro«.Antologia crítica de teatro históricohispanoamericano
Tragedia del fin de Atau 1#11

no te abrasó el fuego del sol,


Otro hombre tan notable
y el frío no te atravesó,
y generoso como él, no existe.
y el monte, retirándose a tu paso,
PIZARRO: (Sólo mueve los labios).
no te aplastó bajo sus peñas, FELIPILLO:
y, abriéndose a tus pies, la tierra
Sairi Túpaj, señor que manda,
no pudo sepultarte,
este rubio señor te dice:
y el océano, envolviéndote,
"Ya dije a qué he venido a esta tierra:
no te hizo desaparecer?
tengo que conducir
¿ne qué modo has venido
a este señor a la presencia
y qué quieres conmigo? de mi señor omnipotente.
Vete, regresa a tu país
Y no he de decirlo otra vez".
antes de que levante esta mi clava ATAU WALLPA:
de oro y vaya a terminar contigo. iAy de mí!, mi amadísimo señor
Enemigo barbudo, ya te he dicho a Wiraqocha parecido,
que a tu tierra te vayas. ya me encuentro en tus manos,
PIZARRO: (Vociferaconfuriosos ademanes). épor qué te encolerizas ya?
FELIPILW:
Quizás te sientes fatigado,
Señor Inca Atau Wallpa, descansa un poco;
te dice este señor que manda: acaso vienes por el sol vencido,
"Es inútil que digas cualquier cosa toma un poco de sombra
y te desates en palabras debajo de este mi árbol de oro.
que no se pueden comprender. Ya me hallo doblegado
Yo soy un hombre pertinaz a tus pies, bajo tu dominio.
y todos ante mí se humillan. ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS):
Te concedo un instante Único señor, Atau Wallpa,
a fin de que te alistes Inca mío,
y te despidas el barbudo enemigo te encadena,
de estos prójimos tuyos. Inca mío,
Prepárate, que has de partir para acabar con tu existencia,
junto conmigo a la llamada Inca mío,
ciudad de Barcelona. para usurparte tus dominios,
Del mismo modo que en tus manos Inca mío.
humillaste a tu hermano El barbudo enemigo tiene,
el Inca Wáscar, asimismo Inca mío,
ante mí te doblegarás". el corazón ansioso de oro y plata,
SAIRI TúPAJ: Inca mío.
Barbudo enemigo, épor qué Si oro y plata demanda,
al Inca mi único señor, Inca mío,
tan rudamente le maniatas? le entregaremos al instante,
Él nació libre y suelto Inca mío.
igual que el venado,
él es tan fuerte como el puma.
PIZARRo: (Sólo mueve
FELIPILLO:
los labios).

Único Inca Atau Wallpa,


-
38 / Más allá del héroe. Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia del fin de Atau W<1

este fuerte señor te dice: que de mi voluntad depende todo,


"Hoy día mismo partirás que la plata y el oro
a donde yo te diga". a mi mandato están subordinados?
ATAU WALLPA: Pídeme aquello
Ay, señor Wiraqocha, que llevarte deseas,
no muestres ese continente. te lo alcanzaré con mis manos.
Si oro y plata deseas He aquí mi llautu de oro,
te los pondré inmediatamente he aquí también mi clava de oro,
hasta cubrir todo el paraje he aquí también mi honda de oro.
que abarque el tiro de mi honda. Te lo daré también todo eso.
PIZARRo: (Sólo mueve los labios). No me quites, pues, la existencia,
fELIPILLO: poderoso señor.
Solo señor, Inca Atau Wallpa, Ñusr'AKUNA (LAS PRINCESAS):
este fuerte señor te dice: Tocó a su fin nuestra ventura,
"Deseo que recubran la desdicha está con nosotros,
esta llanura de oro y plata". se ha ensombrecido nuestro día,
SAIRI TúPAJ: no hay más que llanto en nuestros ojos.
Mi muy amado y único señor, En adelante solo la tristeza
Atau Wallpa Inca mío, se impondrá en nuestros corazones
iremos corriendo, volando y en medio de un desierto
igual que el waychu nuestra existencia languidecerá.
y para estos barbudos enemigos Poderoso enemigo, no le quites
traeremos oro y plata la vida a nuestro Inca;
hasta cubrir esta llanura. si oro y plata deseas,
PIZARRO: (Mueve los labios). te los daremos al instante.
FELIPILLO: PIZARRO: (Sólo mueve los labios).
Solo señor, Inca Atau Wallpa, FELIPILLO:
este fuerte señor te dice: Señor Inca Atau Wallpa,
"Yovengo con el fin irremisible este fuerte señor te dice:
de llevar tu cabeza "No es por tu condición de poderoso,
o por lo menos tu imperial insignia no es buscando oro y plata que he venido,
para que mi soberano la vea". sino a conducir tu persona;
ATAU WALLPA: pero si te resistes
Ay,barbudo enemigo, Wiraqocha, a partir en mi compañía,
en nuestra entrevista de ayer hoy mismo todo acabará,
pudiste verme en medio y tu cabeza o tu imperial insignia
de mis innúmeros vasallos, a mi regio señor le llevaré".
honrado, conducido en alto ATAU WALLPA:
en regia litera de oro. iAy de míl, Wiraqocha mío,
Y ahora, viéndome a tus plantas mi señor, en tal caso
humillado,
me hablas con arrogancia.
¿Pero acaso tú ignoras
espérame un momento,
lamentaré aún mi tragedia,
y después de esto a donde quieras
-
40 / Md.i alld del ñéroe.Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano
Tragedia delfin de Atau 1#1/

conducirme podrás.
te has de quejar tan solo a ella.
Hombres barbudos, enemigos,
En mi lugar, en todo instante
de hoy en adelante,
ella te asistirá.
mucho tendréis que padecer; ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS):
el oro y la plata que hubiere
Con qué ánimo he de recibirte
escóndanse en la entraña de la piedra, esta tu honda de oro.
y si sobrase un algo
Cómo no he tener presente
conviértase en ceniza.
tu inestimable encargo.
Ocúltate, opulencia, ATAU WALLPA:
pobreza, hazte presente.
Mi muy amado Sairi Túpaj,
Aquel que oro ambicione
mi primo hermano,
que lo halle con su esfuerzo,
y ahora a ti, Inca,
haciendo fluir sudor de esclavos. équé te puedo dejar?
PIZARRO: (Sólo mueve los labios). Será esta clava de oro.
FEUPILLO:
De todo le darás conocimiento
Único Inca Atau Wallpa,
y en mi lugar en todo
este fuerte señor te dice:
ella te asistirá.
"Te esperaré un momento
SAIRI TúPAJ:
hasta que puedas despedirte Ay, mi dilecto
de tus amigos".
Atau Wallpa, Inca mío,
ATAU WALLPA:
con qué ánimo he de recibirte
Ay,mi amada y tierna princesa,
esta tu clava de oro.
es en verdad que quieren
Cómo podré olvidarte
arrebatarme la existencia
a ti, Inca y único señor.
estos barbudos enemigos
Ahora tendré que refugiarme
¿y qué recuerdo he de dejarte ahora?
en el seno de la montaña
Te dejaré mi llautu de oro.
acompañado de tu clava de oro.
A él toda su tristeza ATAU W ALLPA:
le has de contar. Él te dará
Muy amado Inca Khishkis,

;{\ su protección en todo instante.


ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS):
Con qué ánimo he de recibirte
mi primo hermano,
¿y a ti qué he de dejarte?
Tendré que dejarte estas
este tu llautu de oro.

J Cómo pondremos en olvido


tu inefable ternura.
ATAU WALLPA:
mis dos serpientes de oro
Cuídalas con ternura
y recuerda siempre que fueron
por tu Inca y señor domesticadas.
Ay,tú, mi otra tiernísima princesa,
Has de contarles cuanto te suceda
Tú, preferida de mi corazón,
y en el lugar mío
deleite de mis ojos,
te han de asistir ellas en todo.
¿y ahora a ti, princesa mía, KHISHKIS:
qué he de poder dejarte?
Ay de mí, dilectísimo
Te dejaré ésta mi honda de oro.
Si te ves en algún conflicto
señor que rige a todos,
Atau Wallpa, Inca mío, -

4 2 / Má.s allá del héroe. Antología critica de teatro históricohispanoamericano Tragediadelfin de Atau Wallfi

cómo hemos de quedar con tu pesar vuelve los ojos a ella


los incas, hijos tuyos, diciendo: "Es la rodela de oro
cuando haya de extinguirse tu existencia, que el Inca, mi único señor,
cuando tu mando haya concluido, cuando dejóme al ver la muerte cerca".
en manos de los enemigos CHALLKUCHIMA:
barbudos nos hallemos, cuando veamos Mi muy amado y único señor,
que nuestra tierra y nuestro hogar gobiernan ellos. Atau Wallpa, Inca mío,
Así será que el término qué doloroso es que me entregues
de tu existencia está ya cerca. tu rodela de oro;
Reconociendo tus cuidados con qué angustia mi mano
nos alejaremos de aquí te la recibe.
y nos iremos a lo más lejano fficabará siendo evidente
de nuestras tierras, conduciendo que los barbudos enemigos
a la totalidad de nuestros vasallos, te han de quitar la vida?
y allí conservaremos la memoria ¿cómo hemos de vivir
de tu poder, el modo como acabas privados de ti, nuestro padre?
y las palabras que de ti escuchamos Será así que debemos refugiarnos
en el momento de tu muerte. en el seno de la montaña,
CHALLKUCHIMA: guardando tu rodela de oro
Mi muy amado y único señor, y recordando que por mi Inca
Atau Wallpa, Inca mío, el Sol y mi padre Atau Wallpa fui criado.
que purifica y luz da al mundo, ATAU WALLPA:
nuestro Padre, te guarde. Mi muy amado y tierno Inca,
ATAU WALLPA: hijo que crié con todo mi cariño,
Así también a ti te guarde, édónde te encuentras, por dónde andas?
mi muy amado Challkuchima, Ven, acércate a mi presencia.
el primero entre todos mis vasallos, INKAJ CHURIN (HIJO DEL INCA):
el que jamás cae vencido. Mi muy amado y único señor,
El que nunca se humilla, padre mío, Atau Wallpa, el Sol
tú que siempre a vencer llegabas. que purifica, claridad del mundo,
Fue por vosotros, nuestro Padre, te guarde.
por vuestra condición de fuertes, ATAU wALLPA:
por vuestro invencible poder Así también a ti te guarde,
que conseguí llevar mi señorío mi hijo mimado y único.
de un territorio a otro. ¿En qué trance nos vemos,
Y todo esto reconociendo, realidad o sueño es esto?
fa ti, Inca, qué puedo, Nos desampara nuestro Padre Sol
qué puedo yo dejarte? y permite la ruina
Será esta mi rodela de oro de todos nuestros súbditos.
La tristeza que tengas Ya casí nada de vida me resta,
cuéntale a ella, y ella en todo
podrá velar por ti.
Cuando te veas en peligro
he de acabarme sin remedió;
ya todo el ser se me quebranta
y el corazón se me destroza;
-
44 / Md.1(J/ládel héroe.Antología critica de teatro históricohispanoamericano Tragedia delfin de Atau Wall

desapareceré por siempre Llevándolo contigo


abandonando esta mi tierra aléjate de aquí
y a los incas, mis hijos, y refúgiate en Willkapanpa
los dispersaré en mi tristeza. acompañado de los incas,
Y solo los barbudos enemigos tus primos hermanos,
quedarán en mi tierra y de todos tus súbditos,
sojuzgando a mis hijos. sin consentir a ningún enemigo
Pero mis hijos, los que vengan, de barba cerca de tu residencia.
en el futuro recordando Ser él pudiera
que este fue el país de Atau Wallpa, quien te quitase la existencia.
su Inca, su padre y su único señor, INKAJCHURIN (HIJO DEL INCA}:
arrojarán de aquí, Dilectísimo padre mío,
conseguirán que vuelvan a su tierra solo señor, mi Inca,
cuantos barbudos enemigos hayan con qué ánimo he de recibirte
venido codiciosos este claro diamante,
de nuestro oro y de nuestra plata. tan bello y luminoso.
INKAJ CHURIN (HIJO DEL INCA): Cómo voy a olvidar
Padre mío, Inca, Inca mío, a mi único Inca Atau Wallpa.
équé es esto que hablas? Cumpliré tu mandato.
En qué abandono hemos de vernos Me alejaré de aquí
si nos falta tu sombra. Y me iré a Willkapanpa
¿Adónde me he de dirigir entonces, y los incas, tus hijos,
a quién he de acercarme, y mis primos hermanos,
qué compañía ha de tener mi vida, y todos tus vasallos
con qué guía he de caminar? se irán conmigo.
Como hijo sin padre Así iremos errando
iré de tierra en tierra, hasta que nuestra existencia se acabe.
sin dirección ni término, Ay, señor, Inca mío,
Ay,padre mío, el que me manda, padre mío, padre mío.
así será que encontraremos ATAU WALLPA:
nuestro final todos los incas, Mi muy amado Waylla Wisa,
y será para siempre. mimado primo hermano mío,
Si no ha de ser así, junto contigo ¿y a ti qué he de dejarte?
moriremos A nuestro Padre Sol será
a fin de que vayamos a morar y a nuestra Madre Luna.
con el Sol, nuestro Padre, En medio de tu pena
igual que los antiguos incas. has de recurrir a ellos.
iAyde mí, padre mío, padre mío! Cuando se acabe tu existencia
ArAu WALLPA: te sumergirás en el seno
iAy,hijo mío! ¿y qué del mar junto con ellos.
voy a dejarte a ti? WAYLLAWISA:
Te dejaré este claro,
este luminoso diamante.
Mi muy amado y único señor,
Atau Wallpa, Inca mío, -
46 / Más allá del héroe. Antologia crítica de teatro histéricohispanoamericano
Tragediadelfin de Atau H41

cómo voy a olvidarte PIZARRo: (Mueve los labios).


cuando, árbol corpulento, caigas. FELIPILLO:
A quién he de acudir, Poderoso Inca Atau Wallpa,
a quién he de volver este fuerte señor te dice:
los ojos, "Hablar con este necio
a qué puerta me he de acercar, es simplemente perder tiempo.
a quién he de contar mis penas. Quiere tal vez adormecerme
Ahora, para qué ya vivo.
a fin de hacerme presa de algún juego.
Junto con nuestro Padre Sol Ya no quiero escucharle
y nuestra Madre Luna ni una sola palabra".
tendré que refugiarme
PADREVALVERDE:(Mueve los labios).
en el seno del mar. FELIPILLO:
PIZARRO: (Mueve los labios),
Solo señor, Inca Atau Wallpa,
FELIPILLO:
te dice este prudente sacerdote:
Solo señor, Inca Atau Wallpa,
"Inca de todos los mortales,
este fuerte señor te dice:
te está esperando una luz nueva.
"Ya se han cansado mis oídos
Reniega de tus ídolos
oyendo todo lo que este Inca
y cree en nuestro Padre,
ha estado hablando.
adora a Dios omnipotente
No me es posible ya
pide que te echen con el agua
una vez más oírle".
MALDICIÓN DEL INCA:
bendita y redentora del bautismo
a fin de que no vayas a sufrir
Enemigo de barba, Wiraqocha,
eternamente
yo no he ido a ninguna parte,
yo no acostumbro a presagiar el fuego ardiente del infierno.
la desgracia de nadie. Inca de todos los mortales,
En este memorable día también confiesa ahora
me arrebatas la vida; la totalidad de tus culpas.
mas viviré en tu pensamiento; No conviene que mueras
llevarás la mancilla de mi sangre sin haber lavado tus culpas.
eternamente. Por mi intermedio el señor Jesucristo,
Jamás podrán mis súbditos nuestro clemente Padre,
posar en ti los ojos. te perdonará tus pecados
¿y todas mis criaturas y luego él en persona
encontrarán bien lo que has hecho? te alcanzará la gloria eterna.
Y aun el ave que no tiene Inca de todos los mortales,
sentimiento, doquiera parece que tú no comprendes
te augurará desgracias. las palabras que yo te digo.
Y caminarás sin reposo, Toma conocimiento entonces
y adversarios feroces a la Biblia escuchando.
te destrozarán con sus manos, Mejor que yo y más claro
y has de tener que maldecir te ha de hablar ella".

-
la condición inconmovible ATAU WALLPA:
de mi poder, eternamente. No me dice absolutamente nada.
48 / Más allá del héroe.Antología crítica de teatro históricohispanoamericano Tragedia delfin de Atau Wal~

PADRE VALVERDE: (Mueve los labios). Inca mío, mi solo señor.


FELIPILLO: Viendo tu llautu de oro,
Este prudente sacerdote dice: Inca mío, mi solo señor,
"iHijos del Todopoderoso, tu majestad y tu poder,
acercaos y prestadme auxilio! Inca mío, mi solo señor,
iEste hombre necio ha blasfemado! a la memoria nos venían,
iCastigadle! iNo debe Inca mío, mi solo señor.
quedar impune su pecado". No hay corazón para olvidarte,
PIZARRO: (Sólo mueve los labios). Inca mío, mi solo señor,
FELIPILLO: a ti, nuestro Inca idolatrado,
Dice este señor poderoso: Inca mío, mi solo señor.
"Padre mío, Padre mío, En qué angustia nos hemos visto,
roda, pues, sobre su cuerpo Inca mío, mi solo señor,
siquiera la postrera absolución". con qué corazón viviremos,
PADRE VALVERDE: (Sólo mueve los labios). Inca mío, mi solo señor,
FELIPILLO: sin la protección de tu sombra,
Este prudente sacerdote dice: Inca mío, mi solo señor,
"Así, entonces, que queden portentoso árbol derribado,
todas tus culpas perdonadas Inca mío, mi solo señor.
por la intercesión del bautismo". Ya no veremos nunca más,
PIZARRO: (Sólo mueve los labios). Inca mío, mi solo señor,
FELIPILLO: ese tu hermoso llautu de oro,
Dice este señor poderoso: Inca mío, mi solo señor,
"Ay,augusta María, resplandeciendo como el Sol,
mi Madre sin mancilla, Reina mía, Inca mío, mi solo señor.
dame valor para que pueda Todo, todo se entenebrece,
cortarle a este hombre la cabeza. Inca mío, mi solo señor,
Negro salvaje, en este mismo instante como nube de tempestad,
con esta férrea espada Inca mío, mi solo señor.
te daré muerte". El torbellino se desata,
ÑuST'AKUNA (LAS PRINCESAS): Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor, se desmoronan las montañas,
qué infortunio graniza, Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor. hay sangre en el agua del río,
Se ha reclinado el árbol grande, Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor. y la diafanidad del cielo,
Era a tu sombra que vivíamos, Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor, está vistiéndose de luto,
fuiste tú nuestro día, Inca mío, mi solo señor.
Inca mío, mi solo señor. Qué mano habrá que ha de empuñar,
Ese tu hermoso llautu de oro, Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor,
los enemigos te han robado,
tu imperial cetro de oro,
Inca mío, mi solo señor. -
50 /Más allá del héroe.Antología critica de teatro históricohispanoamencano Tragedia delfin de Atau 1-fü

Tu noble y varonil acento, Así también vosotros moriréis:


Inca mío, mi solo señor, Habéis aniquilado a nuestro padre
estremecía al mundo entero, con el ardiente fuego de esos hierros.
Inca mío, mi solo señor, Empero en ese mismo fuego
tu inigualable poderío, habréis de arder mejor vosotros.
Inca mío, mi solo señor, Inca mío, tu poder ínclito
hacía hablar hasta a los montes, mando ejercía en todo el mundo;
Inca mío, mi solo señor. ahora, de qué modo, de qué modo
Cómo nos has abandonado, como la nube se oscurece.
Inca mío, mi solo señor, INIV\J CHURIN (HIJO DEL INCA):
a quién hemos de dirigir, Inca mío, mi solo señor,
Inca mío, mi solo señor, éen qué manos me dejas ahora
nuestros ojos llenos de lágrimas, a mí, rapaz sin experiencia?
Inca mío, mi solo señor. ¿Por dónde voy a guiar mis pasos,
KHISHKIS: qué ansiedades voy a sufrir,
Venados de los páramos, en qué cuevas voy a caer,
cóndores de alto vuelo, en qué sombra he de guarecerme?
ríos y roquedales, ¿con qué objeto ya vivo ahora?
venid y llorad con nosotros. Ay, Inca mío, padre mío,
Nuestro padre y señor el Inca de qué manera he de olvidarte
nos ha dejado solos, a ti, Inca mío, mi único señor.
en honda congoja sumidos. Tu alentadora y preciada palabra
¿Qué sombra vamos a buscar se ha extinguido,
y a quién hemos de recurrir? tu omnipotente majestad
mn qué martirio viviremos se ha disipado.
y en qué lágrimas nos anegaremos? Sol venerado y perdurable,
Atau Wallpa, Inca mío, depuradora luz del mundo,
quizás debemos refugiarnos Padre mío, Padre mío,
en las entrañas de la tierra. épor qué permites que a nuestro señor
Padre mío, Inkaj Churin, nos arrebaten?
acércate, camina, fficaso él no cumplía diligente
ayúdanos a conducir tu loada voluntad?
a nuestro Inca y único señor, fficaso preservar no supo
no nos mires indiferente. tus sagrados preceptos?
Se han perdido el oro y la plata. iAy de mí, que mi padre
La grandeza de nuestro ya no me escucha!
Inca y solo señor llegó a su término. Ensombreciendo las pupilas
Nuestro Inca poderoso murió en manos de mí prescinde.
de los enemigos de barba. iAy de mí!, dilectísimos
ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS): primos hermanos míos,
Enemigos de barba, fa quién nos hemos de acercar ahora?
muerte habéis dado a mi señor Poned los ojos en nuestro Inca.
con vuestras espadas de hierro. Ya él no nos ve
5 2 / Más allá del héroe.Antología crítica de teatro histórico hispanoamericano Tragedia delfin de Atau 1-fü

y su aliento ya se extinguió. PIZARRO:


Y el Sol que purifica, Padre nuestro, iAy de mí, ay de mí, Jehová!
~r de nosotros se aparta. iAy de mí, ay de mí, señor de Israel!
ÑusT'AKUNA (LAS PRINCESAS): De tal manera he delinquido,
Cómo vamos a subsistir <, he escarnecido al cielo
sin el Inca, nuestro señor. y a ti también te he escarnecido.
¿Es verdad o solo en sueños Fui con mis propios pies
que el gran árbol se ha reclinado? a tejer las intrigas más sutiles
iAy,tú, Pizarro, Wiraqocha, para apoyar la muerte
de plata y oro codicioso, de ese animoso y noble Inca.
que muerte diste a nuestro Inca, Con esta mi maldita espada
has de morir de triste muerte! llegué a verter la sangre
Que tu poderosa grandeza de ese Inca de conciencia.
se desvanezca para siempre. Maldito sea el día, el día aquel
Enemigo de barba, Wiraqocha, que tan aciago vino para mí.
vivirás presa del remordimiento. ESPAÑA:
Qué hemos de hacer ahora iAy de mí, excelsa Madre mía,
sin nuestro Inca poderoso. qué visión tengo ante los ojos!
Todo se va entenebreciendo ¿No había habido entonces ya
como una nube de tormenta. ni creencia, ni justicia,
PIZARRO: ni bienaventuranza?
Venerable señor de España, iAy,este pecador desenfrenado,
vengo de haber ejecutado este hombre envenenado por el oro
tu real voluntad. ya se está desplomando!
Aquí te traigo la cabeza iAy,Pizarro, Pizarro,
y el llautu de ese Inca. cómo t;res tan abyecto traidor!
EsPAÑA: iCorazón nacido al pillaje!
¿Qué me dices, Pizarro? ¿Por qué fuiste a cortarle
PIZARRO: a este Inca la cabeza?
Mi poderoso y único señor, ¿Acaso tú no viste
tu justo y real mandato que en su país gobernaba
ya está cumplido y consumado. a sus innumerables súbditos
Aquí está la cabeza y aquí el llautu en medio de la dicha y la alegría
de ese Inca ignorante. y la más sólida concordia,
EsPAÑA: con su palabra siempre afable?
¿Qué me dices, Pizarro? ¿Tú no escuchaste acaso
iAtónito me dejas! su acento siempre reposado?
¿cómo has ido a hacer eso? Era común una canción de alegría.
Ese rostro que me has traído ¿Acaso tú no viste
es igual que mi rostro. su palacio exornado de oro?
¿cuándo te mandé yo Allí clareaba el día para el Inca,
a dar muerte a este Inca?
Ahora serás ajusticiado.
en medio de árboles floridos,
por los pájaros arrullado. -
54 / Más allá del héroe.Antología critica de teatro histórico hispanoamericano

Ocupaba su trono de oro,


venerado por sus vasallos.
Nunca a ningún hermano
contra su hermano puso en guerra,
daba su aprecio a los que merecían
y castigaba a los culpables.
¿Dónde están mis guardianes?
ALMAGRO:
Mi noble y único señor,
aquí, a tus pies me tienes.
EsPAÑA:
Pues, mira a este vasallo.
Paréceme que está ya muerto. La virtud heroica del "esclavo de los esclav
ALMAGRO:
Mi noble y único señor,
en Claver, de Oswaldo Díaz Díaz
ciertamente está muerto ya.
EsPAÑA: Cecilia Castro Lee
Lleváoslo si es así. University of West Georgia
Id a entregarlo al fuego y que perezca
y con él su descendencia toda.
Y haced que destruyan su casa. Ego Petrus Claver, etiopum sempe1
De ese guerrero infame Nuestros pechos amamantan con una agri
no debe quedar nada. de rencor una prole 1
Esto es cuanto yo ordeno.
Parlamento de esclava en

Mijail Bajtin propone que en el fondo de toda ficción, histórica o no, yacen los
notopos", fórmula que entrelaza lo espacial y lo temporal y que favorece una le
profunda de las fuerzas que operan en un sistema cultural (1986: 424). Los ero
pos fijan "el tiempo de una vida humana", atendiendo a su doble esfera: la pr
y la pública. En la intersección del cronotopo ocurren los diálogos que caracte
a los personajes (246). Gracias a los cronotopos, "el texto nunca aparece come
muerta'', porque "en última instancia, siempre se llega a la voz humana lo o
hallarse frente al ser humano" (253). Asimismo, Bajtin propone la heterogloi
lenguaje en su forma concreta e individual) y el imperativo dialógico o sister
alteridades como elementos esenciales en la construcción del personaje lite
(411). Estas teorías para la narrativa cobran mayor validez aplicadas al teatrc
cuanto un drama es una composición literaria, en forma dialogada, que se e
en las acciones y en la expresión específica de los personajes. El discurso exp
o subyacente de la obra literaria abarca "desde las funciones pragmáticas has
ideológicas de la palabra" (Espejo-Saavedra, 2002: 19).
Por su parte, José Ortega y Gasset califica la biog¡;¡fia como una escritura e
a semejanza de la vida misma. Los principales puntos de su teoría definen la

Intereses relacionados