Está en la página 1de 7

LA LÍRICA COMO GÉNERO LITERARIO

Los géneros literarios son los modelos básicos de estructuración de los textos literarios según el
tema que traten y la intención comunicativa del emisor. Ateniéndonos a la tradición literaria, los
géneros son tres: lírico, narrativo y dramático. La lírica o poesía, que presenta una visión subjetiva
de la realidad desde la perspectiva íntima del emisor. - La épica o narrativa, que relata hechos reales
o ficticios que les suceden a unos personajes en un tiempo y un espacio determinados. - La
dramática o teatro, que presenta las acciones de los personajes a través del diálogo en estilo directo
y del monólogo. Junto a estas categorías genéricas clásicas, los estudios actuales incluyen un cuarto
género, el ensayo, destinado a la exposición y la argumentación de ideas. Al contrario que en las
otras, en el ensayo no predomina la función poética del lenguaje, sino la referencial, aunque no por
ello carece de voluntad estética. Los géneros literarios son las realizaciones concretas de las
categorías genéricas, con una estructura determinada.
La lírica es el género literario del que se sirven los poetas para transmitir sentimientos, emociones
y experiencias íntimas. Se llama así porque en la antigua Grecia estas manifestaciones solían
cantarse con el acompañamiento de un instrumento musical llamado lira. La lírica culta, a partir del
XV, pierde el acompañamiento musical para quedar reservada a la lectura o recitación. La poesía
lírica es toda composición poética donde el autor habla de sus sentimientos expresándolo de manera
subjetiva. Escrito tanto en verso como en prosa (en este caso, se le denomina prosa poética), el
lenguaje poético pretende crear un mundo connotativo, sugerente y polisémico, de manera que el
resultado es un texto muy elaborado, lleno de artificiosidad y densidad expresiva.
La poesía aporta unas posibilidades de comunicación más amplias que las suministradas por otro
tipo de discurso debido a que la comunicación poética no se limita a un destinatario particular. El
poema tiene como receptor a todo el mundo, incluso mucho tiempo después de haberse escrito. La
finalidad de la poesía lírica es esencialmente estética; es decir, pretende producir belleza. El texto
poético se caracteriza por el predominio de las funciones expresiva y poética del lenguaje. La
lírica cumple una función expresiva ya que es un medio de expresión de la intimidad y de las
experiencias más personales o subjetivas del poeta que expresa sus sentimientos, emociones etc. La
consecuencia de esto es la renuncia a la trama argumental. En la lírica la descripción de los
elementos reales o la narración de hechos sirven para evocar el estado emocional del poeta. La
función poética es el otro aspecto fundamental ya que se usa el lenguaje de una forma especial, con
una intención estética. Por ello se cuida la forma del mensaje utilizando recursos literarios
”extrañadores” que se separan de la lengua estándar a fin de que el lector se sorprenda y pueda
descubrir en lo dicho nuevos y ricos significados.
Los elementos de una creación lírica son:
1) Objeto lírico: Circunstancia o ser que provoca un estado anímico determinado en el poeta.
2) Temple de ánimo o actitud lírica: Emoción o estado de ánimo del poeta.
3) Motivo lírico: Corresponde al concepto o a la idea presente en una determinada composición
poética. Esta idea o concepto representa lo más importante del mensaje, siendo por lo general un
sustantivo abstracto, como la tristeza, el amor, la soledad, la nostalgia, la angustia, etc. En otras
palabras, se refiere al sentimiento que surge del estado anímico y de la circunstancia.
4) Hablante lírico: es el personaje o ser ficticio creado por el poeta para trasmitir al lector su
realidad, su propia forma de verla y sentirla; es decir, es el que entrega el contenido del
poema, el que trasmite estas impresiones, sentimientos y emociones al lector, él se encarga
de mostrar la realidad del poeta.
Las CARACTERÍSTICAS más importantes de este género literario son:
- El autor transmite un determinado estado de ánimo, es decir, la poesía lirica se suele caracterizar
por la introspección y la expresión de los sentimientos
- Un poema no narra una historia propiamente dicha, en el no se desarrolla una acción, sino que el
poeta, expresa de manera inmediata y directa, una emoción determinada.
- La poesía lírica exige un esfuerzo de interpretación al lector, que debe estar, cuando menos,
habituado a esta forma de expresión literaria. El lenguaje literario es, por tanto, plurisignificativo ya
que el texto literario siempre admite más de una lectura.
- Suele haber una gran acumulación de imágenes y elementos con valor simbólico
- La mayoría de los poemas líricos se caracterizan por su brevedad: no es frecuente que sobrepasen
los cien versos.
- Debido a esa brevedad, hallamos una mayor concentración y densidad que el resto de géneros
literarios
- Un poema es la expresión directa del sentimiento del poeta al lector; esto es, debe ser considerado
una especie de confidencia hecha a solas.
- La poesía lírica, al ser eminentemente subjetiva y estar expresada, con gran frecuencia, en primera
persona, se convierte así en un relato autobiográfico, aunque no hemos de confundir el yo del
poema con el autor que hay detrás, ya que puede estar expresando unos sentimientos que no siente
en realidad, con lo que el poema no sería más que un ejercicio estético.
- Los poemas suelen ajustarse a unas formas formales que los caracterizan: versos, estrofas, ritmo,
rima, (* AÑADIDOS) englobadas todas ellas bajo la denominación de métrica (disciplina literaria
que se ocupa de la medida de los versos, de su estructura, de sus clases, y de las distintas
combinaciones que pueden formarse con ellos, es decir, trata de establecer las normas de
versificación; versos, rima, ritmo, estrofas.). Existen también poemas en prosa. Además con el fin de
lograr un discurso lo más bello posible, los autores se valen de los recursos literarios o estilísticos.
- Los temas líricos son muy variados, sin embargo hay una serie de temas que han sido constantes a
lo largo de la historia del género: el amor, la vida, la muerte, el paso del tiempo, la contemplación
del paisaje, la soledad del poeta, la religión, la inquietud por problemas sociales o políticos, el
mundo de los recuerdos…
Algunos de los temas que han sufrido un mismo tratamiento a la largo de la historia se han
convertido el “tópicos literarios”: carpe diem, ubi sunt, tempus fugit etc.
-Carpe diem: 'Aprovecha el momento', la juventud. Es una invitación a disfrutar de los placeres terrenales
antes de su transformación o desaparición.
-Ubi sunt?: '¿Dónde están?' El poeta, ante la cercanía de la muerte, se pregunta por el paradero de las
personas y la utilidad de los bienes materiales.
-Tempus fugit: 'El tiempo huye' y la certeza de que la vida es fugaz provoca angustia y deseo de disfrutar
mientras se pueda.
-Locus amoenus: Es el 'lugar ameno', idílico, el marco idealizado para el amor o la contemplación.
-Beatus ille: 'Dichoso aquel'... El poeta elogia la vida sencilla del campo, apartado de lujos materiales y
pasiones que generan envidias
La unión de la temática sentimental, la métrica, la depuración lingüística y los recursos literarios
recibe el nombre de poética. Así la poética de un autor o de un movimiento literario concreto será el
conjunto de rasgos que los caracterizan e individualizan frente a otros autores o movimientos
literarios respectivamente.
Características lingüísticas de los textos líricos

 Uso de la primera persona complementada con la segunda persona, convertida en el “tu”


poético.
 Presencia de exclamaciones e interrogaciones retóricas, de reticencias o de vocativos que
aluden al receptor interno del poema (la amada, la naturaleza, etc.) .
 Preferencia de construcciones nominales sin verbo.
 La adjetivación es preferentemente valorativa.
 La coherencia en ocasiones está determinada por la estructura métrica en la se encuadra el
poema.
Entre los principales subgéneros líricos podemos destacar:

ODA

Etimológicamente, oda significa “canto”, ya que, en la antigua Grecia, era recitada con el
acompañamiento de una lira. Sirve para que el autor exprese cualquier tipo de emoción lírica:
alegría, melancolía, tristeza, placer…hemos de destacar la oda de Francisco Salinas de fray Luis de
León

ELEGÍA

Es un poema escrito en homenaje y recuerdo de una persona fallecida. Famosísimas son las coplas
de Jorge Manrique dedicó a su padre, así como la elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández.

ÉGLOGA

Poema amoroso en el que los protagonistas son pastores situados en un lugar idílico. Estos
personajes suele lamentas sus penas de amor a través de un dialogo muy estilizado y de un
vocabulario bastante esmerado. Las más conocidas son las tres églogas de Garcilaso de la Vega.

SÁTIRA

Composición habitualmente breve cono tono burlesco en el que el autor censura vicios tanto
individuales como colectivos. En realidad una sátira es una especie de burla en verso. Quizás uno de
los mejores autores de sátiras de nuestra literatura ha sido Francisco de Quevedo, como podemos
observar en los títulos de algunos de sus poemas satíricos: “A un hombre de gran nariz”; “Mujer
puntiaguda con enaguas”; “Casamiento ridículo”.

LETRILLA

Poema breve, gracioso, de contenido burlesco, amatorio o religioso. Suele contar con un estribillo
que le da unidad y ritmo. Destacan las letrillas satíricas de Fco de Quevedo o Luis de Góngora.

EPÍSTOLA

Se trata de una carta en verso que el poeta dirige a un amigo. Puede ser de tema variado, aunque
predomina la reflexión moral. Garcilaso de la Vega es autor de la epístola a Boscán.
OTRA CLASIFICACIÓN DE LOS SUBGÉNEROS LÍRICOS

Composiciones # Himno: expresa los ideales o sentimientos de una colectividad.


mayores # Oda destina a a la exaltación de una persona o cosa (religiosa, filosófica,
heroica, amorosa, etc.).
# Epístola: Poema escrito en forma de carta con un fin didáctico.
# Sátira: sirve para censurar vicios o situaciones.
# Elegía: expresa sentimientos de dolor por la pérdida de un ser querido o una
circunstancia desagradable.
# Égloga Composición poética que tiene como protagonista postores situados en
una naturaleza idealizada
# Canción Poema amoroso o religioso compuesto, generalmente, en forma breve.
# Epigrama Composición de contenido satírico, burlesco o moral.
Composiciones # Madrigal: Poema lírico breve, generalmente amoroso, que expresa un elogio a
menores: una dama
# Letrilla: Poema lírico breve de carácter amoroso, religioso o satírico-burlesco
de versos de fuerte musicalidad.
# Balada: Composición lírica de carácter sentimental y melancólico.
# Epitafio: breve poema elegíaco destinado a escribirse en la lápida de una
tumba.
# Villancico: poema breve que consta de uno, dos, tres o cuatro como estrofa
inicial que se glosan en estrofas sucesivas.

Las primeras representaciones líricas son del s. X (las jarchas). Son breves composiciones líricas
que constituían la parte final de un poema en árabe llamado moaxaja en el que una joven manifiesta
sus quejas amorosas. Sobre finales del XIV y durante el siglo XV es cuando aparecen las primeras
muestras de género lírico, tanto de tipo popular (villancicos, zéjeles) como culto (poesía del amor
cortés). Surgen también en este siglo los primeros poetas de nuestras letras: Juan de Mena, el
marqués de Santillana y Jorge Manrique. En este tiempo predominan el verso octosílabo y el
antiguo verso de arte mayor castellano.

A principios del s XVI Garcilaso adopta finalmente el endecasílabo y nuevas formas estróficas
como el soneto. Esta nueva poesía es más personal y subjetiva. La lírica moderna de Garcilaso no
solo es novedosa desde el punto de vista formal, sino que también lo es en su concepto y contenido:
la intimidad del poeta adquiere un protagonismo esencial, por lo que la nueva poesía es más
personal y subjetiva.
En los s XVI y XVII, en España, el esplendor de la lírica es considerable. Son los llamados Siglos
de Oro, con grandes poetas San Juan de la Cruz, Luis de Góngora, Lope de Vega, Francisco de
Quevedo, etc.

Aunque el s XVIII no destaca por su producción lírica, esta vuelve a resurgir con fuerza con el
Romanticismo del s XIX, especialmente en la segunda mitad de la centuria, en las figuras de
Gustavo Adolfo Bécquer y Rosalía de Castro.
AÑADIDOS
EL VERSO

Entendemos por verso un conjunto de palabras sometidas a ritmo y cadencia en relación con otros
versos. Suele presentar pausas, acentos y rima, aunque estas características no son generales. Desde
un punto de vista más práctico, cada una de las líneas que forman un poema pueden ser
denominadas versos. Los versos se clasifican según el número de silabas con que cuentan. Así los
versos formados por ocho o menos silabas son denominados versos de arte menor, mientras que los
versos compuestos por nueve o más silabas son versos de arte mayor. Los versos que no cuentan
con rima ni con uniformidad en el cómputo silábico se denominan versos libres. Este tipo de
versificación es muy frecuente en la poesía actual ya que se basa en la libertad creativa y en la
unión estricta del fondo del poema. Los poetas pueden reflejar mediante versos libres estados
caóticos de conciencia o complicadas imágenes poéticas gracias a la adaptación de la medida del
verso al contenido que se pretende expresar. Debemos tener en cuenta una serie de normas al medir
un verso:

- Si el verso acaba con una palabra llana el cómputo resultante no cambia.


- Si el verso acaba con una palabra aguda o monosilábica, deberemos sumar una silaba al cómputo
resultante
- Si el verso acaba con una palabra esdrújula, deberemos restar una silaba al cómputo resultante.
- Si, dentro de un verso, una palabra acaba en vocal y la siguiente comienza también con una vocal
con h, entonces podemos unirlas y contarlas como una sola. Este enlace se denomina sinalefa.

Según el número de sílabas de cada verso, la denominación cambia:

VERSOS DE ARTE MENOR


Bisílabos: 2 silabas
Trisílabos: 3 sílabas
Tetrasílabos: 4 sílabas
Pentasílabos: 5 sílabas
Hexasílabos: 6 sílabas
Heptasílabos: 7sílabas
Octosílabos: 8 sílabas

VERSOS DE ARTE MAYOR


Eneasílabos: 9 silabas
Decasílabos: 10 silabas
Endecasílabos: 11 silabas
Dodecasílabos: 12 silabas
Tridecasílabos: 13 silabas
Alejandrinos:14 silabas

Los versos se suelen agrupar en estrofas es decir, conjuntos de versos que presentan uniformidad en
cuanto a la rima ya sea consonante o asonante:
EL RITMO

El ritmo, tanto musical como poético, consiste en repetir un fenómeno de manera regular con la
finalidad de producir un efecto unitario y reiterado. En español, el ritmo poético se debe a los
siguientes factores:

- La medida: repetición del número de sílabas en los versos que forman un poema
- Los acentos: la fuerza espiratoria se reparte sobre las mismas sílabas en cada uno de los versos.
- Las pausas: los descansos en la lectura, convenientemente repartidos, contribuyen a dar
uniformidad al poema.
- La rima: consiste en la repetición de los sonidos que aparecen al final de cada verso.

LA RIMA

Como hemos dicho más arriba, la rima es la repetición de los sonidos que cierra cado uno de los
versos que componen un poema. Esta repetición puede ser de dos tipos:

- Asonante: cuando desde la última vocal acentuada sólo se repiten los sonidos vocálicos.
- Consonante: cuando desde la última vocal acentuada se repiten todos los sonidos, tanto vocálicos
como consonánticos.

LOS RECURSOS ESTILÍSTICOS O LITERARIOS

Por medio de estos artificios retóricos el escritor intenta llamar la atención del lector gracias a su
belleza, ingenio, sensibilidad, dificultad, ritmo o trabazón. La utilización de recursos literarios aleja
la lengua poética de la lengua cotidiana, embelleciéndola y estilizándola. Con ellos, el poema puede
tener dos niveles de análisis: interno (relativo al tema que se trata) o externo (unión de recursos
métricos y recursos estilísticos). Existe un gran número de recursos estilísticos, aunque a
continuación ofrecemos solo los mas frecuentes:

RECURSOS LITERARIOS RELACIONADOS CON EL NIVEL FÓNICO

- Aliteración: repetición de sonidos, sobre todo consonánticos, a lo largo de un verso o de una


estrofa. Con este recurso, el autor intenta recordar el significado de lo que está expresando por
medio del sonido repetido: “Con el ala aleve del buen abanico” (Rubén Darío).

- Onomatopeya: imitación de sonidos reales. Es un recurso muy utilizado en el lenguaje de los


tebeos: ¡boom! ¡zas! ¡pío pío! ¡guau guau!

- Paranomasia: utilización de palabras de sonido parecido, aunque con distinto significado: “como
tontos, como tantos, como todos” (Gabriel Celaya).

RECURSOS LITERARIOS DEL NIVEL MORFOSINTÁCTICO

- Epíteto: suelen ser adjetivos que destacan una cualidad de un sustantivo que es suficientemente
conocida y aceptada: la verde hierba, la blanca nieve.

- Pleonasmo: insistencia innecesaria para dejar claro que el sentido de una oración o verso suele ser
muy corriente en el habla coloquial: lo vi con mis propios ojos.

- Elipsis: supresión de algunos elementos en un verso ya que quedan sobreentendidos. Este recurso
dota al poema de rapidez, brevedad y concisión: “por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un
cielo; por un beso… ¡yo no sé qué te diera por un beso!” (Bécquer)

- Hipérbaton: alteración del orden lógico de las palabras de un enunciado oracional: “Volverán las
oscuras golondrinas de tu balcón a sus nidos a colgar” (Bécquer)

- Polisíndeton: utilización de mas conjunciones de las que son necesarias. Dota al verso de lentitud
y solemnidad:” alguien barre/ y canta/ y barre/- zuecos de madrugada” (Rafael Alberti)
- Asíndeton: omisión de las conjunciones que son necesaria en un verso. Dota al verso de rapidez:
“Para la libertad, sangro, lucho, pervivo” (Miguel Hernández)

- Anáfora: repetición de una o más palabras al principio de varios versos: ¿Por qué fue desterrada
la azucena, por qué la alondra se quedó sin vuelo, por qué el aire de mayo se hizo pena bajo la dura
soledad del cielo? (Rafael Morales)

- Paralelismo: repetición de una misma estructura gramatical en un verso o en varios: la paz de su


hora sola me daba la claridad. La gloria de su amor solo colmaba mi soledad (Juan Ramón
Jiménez).

RECURSOS LITERARIOS BASADOS EN EL NIVEL LÉXICO-SEMÁNTICO

- Metáfora: consiste en nombrar una cosa con el nombre de otra a causa de su semejanza, real o
ficticia. Aquello que estamos comparando se denomina “ término real”, y aquello con lo que
compramos “término imaginario”: “Todas las casas son ojos / que resplandecen y acechan” (Miguel
Hernández)

- Metonimia: se trata de nombrar un objeto con el nombre de otro, como los dos recursos
anteriores, aunque en este caso no por razones de semejanza, sino por proximidad física o
significativa ( el cuello de la camisa; los pies de la cama; beberse una copa; comerse tres platos; el
trompeta- en una banda de música-; el espada- en una corrida de toros.

- Hipérbole: exageración, amplificación: “ tanto dolor se agrupa en mi costado, / que por doler me
duele hasta el aliento” (Miguel Hernández)

- Personificación o prosopopeya: atribución de cualidades humanas a seres animados o


inanimados: “las cárceles se arrastran por la humedad del mundo, / buscan a un hombre buscan a un
pueblo, lo persiguen

- Ironía: expresión de lo contrario de lo que en realidad se piensa. Habitualmente este recurso suele
ir acompañado por un tono burlesco o desenfadado. Cuando la ironía se vuelve insultante y agresiva
se convierte en sarcasmo. Es muy frecuente en el habla coloquial: ¡huy que frio! ( a 40º)

Intereses relacionados