Está en la página 1de 2

Bullying

Miércoles, 27/01/2016 | Actualizado el 28/01/2016 a las 19:41 CET


0
El sufrimiento humano me desespera, pero cuando el que
sufre es un niño, tengo un acceso de ira que nace en lo más
profundo de mi alma. El 'bullying' no es un compendio de
mala suerte, ni una casualidad, ni algo circunstancial. El
'bullying' es un fenómeno que ocurre por obra y desgracia
de varios agentes, de manera repetida, durante un periodo
de tiempo. Vamos por partes.

El primer agente implicado es el profesor. El profesor es el


responsable de lo que ocurre en el colegio durante todo el
tiempo que los alumnos están dentro. Esta responsabilidad
no es apta para cualquiera. El maestro, el buen maestro, ama
a sus pupilos, los cuida, los educa y todo ello lo hace sin
olvidar que son pequeños y sensibles individuos.
Ser maestro es una profesión reservada para grandes
personas con grandes corazones y grandes vocaciones. Mi
responsabilidad es infinitamente menor que la de un
maestro de escuela ya que tiene en sus manos la autoestima,
los miedos, las esperanzas, los sueños y las emociones de
unas personitas que se están formando.

Lo que más me preocupa del 'bullying' es que no se enteren


los profesores, que lo ignoren, lo toleren o lo banalicen
quitándole importancia… Cosas de niсos… Siempre
pasa…

El agresor es otro de los agentes importantes. En la


mayoría de los casos no es más que una víctima de unos
padres maltratadores, distantes o irresponsables; pero a
veces nos sorprendemos ya que en algunos casos son hijos
de unos padres aparentemente encantadores y normales. No
obstante, cuando un niño escucha a sus padres criticar a otra
persona, está aprendiendo que se puede agredir a personas
con un estatus diferente que el tuyo; por lo que buscará a
niсos con baja autoestima, inseguros, diferentes o sensibles.

Además, la ausencia, la falta de comunicación, la falta de


implicación, de compromiso y de valores de los padres
suele ser el caldo de cultivo de este fatídico cóctel.

Por otro lado, los cómplices que toleran el acoso y el


maltrato son otro de los agentes importantes en un proceso
de 'bullying'. Entiendo la presión que tienen que soportar: o
estás conmigo o estás en mi contra. Queridos padres, es
necesario infundir seguridad, compromiso, criterio y valor
a vuestros hijos para que no se dejen maltratar y para que
no toleren o sean cómplices de cualquier tipo de amenaza,
acoso o maltrato.
elperiodico.com, Tomás Navarro