Está en la página 1de 8

TOTALMENTE ON

En ocasiones el sistema de educación es señalado por querer una actuación

igualitaria en los alumnos, por querer formar a todos los alumnos de igual manera,

utilizando los mismos métodos y dando a creer que quien no pueda cumplir es

deficiente. Todas y cada una de las personas que habitamos esta tierra contamos

con distintas cualidades. Cualidades que quizás no conocemos o que jamás

imaginamos con contar, pasamos gran parte de nuestra vida siendo tratados como

piezas de un juego de ajedrez, un juego en el cual solo puedes moverte en unas

pocas direcciones. A muy pocos de nosotros se nos deja desarrollar aquella

personalidad con la que contamos y muchas veces se nos hace creer que al mostrar

nuestra personalidad al mundo, estamos saliéndonos de los márgenes impuestos

por la sociedad.

El tener miedo a mostrar en realidad como somos siempre estará presente, es

decir mostrar aquella personalidad que no logró desarrollarse externamente, quizás

temiendo a que no fuera aceptada, por ser diferente, por miedo a burlas y por miedo

a tantas otras cosas. Los seres humanos tenemos la manía de juzgar sin conocer,

pero muy en nuestro ser sabemos reconocer la valentía de quien se muestra al

mundo como desea. Para muchos es imposible mostrarse tal como son ya que

jamás dejan de pensar en el que dirán.


El entorno que nos rodea o nuestro entorno inmediato es una de las grandes

bases del desarrollo de nuestra personalidad, es el entorno en el que nos rodeamos,

nuestra familia y más específicamente nuestros padres.

A tan corta edad somos dependientes de todas las enseñanzas de nuestros

padres e inconscientemente aprendemos y copiamos su forma de proyectase al

mundo. En los primeros años de formación somos una persona nueva, con ganas

de aprender todo aquello que es nuevo. Es parte fundamental que nuestros padres

ayuden a desarrollar todas aquellas posibles atracciones que vislumbren en

nosotros.

El sistema en el que por años nos hemos movido debe evolucionar y convertirse

en un juego individual, terminar de una vez por todas con la forma reglamentaria

de crecer, en la que todos deben ser juzgados por de distinta manera.

Puede que muchas veces lleguemos a sentir que nuestro entorno no nos ayuda

a cumplir aquellas metas que quizás tengamos propuestas, muchas personas

toman la decisión de moverse, se van del entorno en el que nacieron y pasaron sus

primeros años de formación. Se van porque posiblemente el entorno no cuenta con

las capacidades para desarrollarnos en aquello que tanto nos llama la atención, o

es solo el simple hecho de creer que estando en otro lugar, podemos ser aquella

persona que en realidad queremos ser. Porque al momento de irte te desligas de


todo aquello aprendido a rigor, más nunca olvidado. Dejas de lado aquello que

simplemente está arraigado.

Los países extranjeros tienen mayor facilidad para las personas, pero no todos

pueden darse la oportunidad de viajar por el mundo con el propósito de despertar

aquella característica que esta sedada en nuestro interior y así esta, muchas veces

termina por quedar olvidada en nuestro interior ya que jamás intentamos conocerla

ni tratar de traerla a flote.

Muchas veces nos adentramos en situaciones en las que simplemente jamás nos

imaginamos, al estar ahí nos damos cuenta que realmente contamos con las

capacidades para llevar a cabo todas las tareas impuestas y que además de eso

las desarrollamos con una pasión jamás antes sentida.

De esta manera nos damos cuenta de lo que nos gusta realmente, dando pasos

ciegos en la oscuridad, tropezando y aprendiendo de todos los errores que podamos

cometer, pero nunca rindiéndonos ni dándonos por vencidos, por miedo o por el que

dirán, o quizás por tantas otras cosas que indirectamente nos terminan afectando.

En la etapa de descubrir quiénes somos realmente, fácilmente seremos

influenciados por personas que ya han descubierto quiénes son y que han

desarrollado cualidades que deseamos su deber es ayudar personas con las


mismas aficiones, a encontrar esas cualidades interiores, a darles brillo para que

así estas puedan ser lucidas tales como diamantes de mucho valor.

En el camino por descubrir quiénes somos realmente encontraremos muchas

barreras, ya que para ser exitosos debemos conocernos y aceptarnos tal como

somos, para luego buscar “eso” que hace feliz al nuevo yo. Debemos tener presente

que jamás rendirnos y no dejar de luchar.

Al principio encontraremos barreras que se convertían en nuestras debilidades,

pero con esfuerzo estas podrán ser fortalezas.

Muchas veces nos damos por vencidos demasiado rápido sin, en serio

esforzarnos en intentarlo. Algunas de estas barreras serán difíciles de lidiar, pero

todo requiere aprendizaje y el ser humano aprende rápido y se desarrolla en un dos

por tres.

Rápidamente aquello que pensaste jamás te gustaría, termina por llamar tu

atención, y cuando algo realmente llena tu ser quieres seguir aprendiendo y

creciendo en conocimientos para así sentir que eres mejor cada día, que estas

creciendo internamente con todos aquellos nuevos conocimientos a tu disposición.

Todas estas características dormidas son despertadas de golpe o poco a poco por

diferentes situaciones. Y puede que aquello a lo que no le prestabas atención hace

diez años ahora sea el punto principal de lo que deseas para ti.

En el proceso de formación de una persona, siempre habrá elementos que son

un ejemplo a seguir. Quizás porque son personas exitosas y queremos ser como
ellos o porque vemos cualidades que nos encantaría tener. Por eso debemos elegir

muy bien a que o a quienes vemos como un pilar de formación en nuestra vida,

fijarnos en quien merece ser admirado por sus cualidades irrevocables.

Casi siempre aquellas personas que vemos con admiración han luchado por

conseguir todo el éxito que les rodea, nuestro deber el centrarnos y aprender de

ellos, utilizar todos los conocimientos compartidos para así mas adelante llegar a

crear nuestros propios conocimientos basados en todo el aprendizaje.

Entrar en contacto directo con otras culturas hace que nuestro modo de

supervivencia se haga presente y que la manera de ver nuestro entorno cambie.

Nos hace sentir libres y con deseos de aprender cómo se desenvuelve esta nueva

cultura, esta nueva forma de ver la vida.

Tomar decisiones grandes nos lleva a grandes cosas, nuestro deber es jamás

desaprovechar ninguna oportunidad que se presente, y jamás dar por sentado una

oportunidad, nunca podrás saber si en realidad podías desempeñarte y destacarte

en ella.

“Mientras no disfrutes lo que haces, nunca darás lo que tienes.” (Emilio Méndez,

2014 Pág. 58)

Esta fue una de las frases que ms me llamo la atención del libro entero, pase de

pensar ¿Entonces tengo que cambiar de entorno para poder crecer? Y me di cuenta

que no, muchas veces somos nosotros quienes nos ponemos un alto y no nos

dejamos crecer. Es nuestra obligación encontrar qué nos hace feliz, qué nos hace
sentir plenos, cuando por fin lo encuentres entonces sabrás que es ser feliz en

realidad.

La mentalidad o la forma de pensar en que nuestro entorno nos atrapa siempre

están presente, que quizás este no es el lugar correcto. Solemos pensar que en otro

lugar seriamos unas personas con mayores oportunidades, y hasta cierto punto

puede que esto sea cierto, pero no por esto debes culpar a tu entorno.

En realidad el culpable eres tú, son culpables aquellas cuerdas mentales que te

has puesto las cuales atas al hecho de que es el entorno quien no me deja crecer,

debemos cambiar nuestra mentalidad, ser como una planta ya provechar lo poco

que tengamos. Aprovechar que con un poco de tierra, un poco de sol y agua, en

cualquier lugar tendremos un espacio especial para crecer.

Las oportunidades están listas para todos aquellos que se aventuren a

encontrarlas, son pocos los que en realidad se forjan la idea en la mente de que lo

único que debemos hacer es salir a buscarlas. Disfrutar los tropiezos y los

empujones que cause esta exhaustiva búsqueda.

Darnos cuenta que estos tropiezos nos formaran es parte de la aventura y estos

solo estarán haciéndonos más fuertes para el tiempo en el que encontremos la

oportunidad que tanto buscamos.

En el camino a nuestra superación siempre encontraremos noticias que nos

entristecerán y quizás nos quiten la afición de nuestro objetivo, nos querrán hacer
dudar y lograr que desistamos de nuestras metas. Debemos siempre tener en claro

porque luchamos y visualizar la forma en que nos veremos cumpliendo nuestras

metas y sueños. Siempre habrán personas que nos ayudaran y estarán ahí para

apoyarnos y brindarnos lo más preciado que alguien puede dar: tiempo.

Los seres humanos contamos con distintas habilidades y capacidades que se

desarrollan con forme a la manera de llevar nuestra vida. Algunos aprendemos a

realizar actividades que a otros simplemente no les van. Esto es por el simple hecho

de la práctica, todos traemos ese talento natural pero en ocasiones tenemos

inclinaciones hacia ciertos temas o situaciones en específico. Muchas veces no

ponemos la atención necesaria a aquellas que podrían ser habilidades especiales,

alguien podría ser muy buen artista realizar trazos espectacularmente reales, pero

simplemente no se le dan las matemáticas.

El miedo a perder es uno de los más grandes frenos que encuentra el ser humano

a la hora de cumplir los sueños o propósitos, ese miedo a intentar algo nuevo. No

saber cuáles serán los resultados, si estos serán para bien o serán para mal.

Cometemos un grave error haciendo esto, ya que si en un mal momento todo va

para mal, esto será para del proceso de aprendizaje y te servirá para que la próxima

vez realices cambios a tu plan a cumplir. Todos los errores que cometas en el

camino serán parte de tu experiencia, y la experiencia nos hace grandes. Porque

de eso se trata la vida, no de temer por cualquier cosa. Vive, arriésgate y gana.
La creatividad es en sí una habilidad que todos poseemos, en algunas personas

más fuerte y en otras más débil, pero siempre está presente para resolver cualquier

situación. Utilizando la creatividad llegamos a resolver problemas sencillos en el

diario vivir. Hablando de una creatividad artística, en muchas ocasiones ocurren

estos flujos de imaginación, la cual te lleva a crear cosas, te da resultados mágicos.

La creatividad posee un enemigo mortal, y es el miedo.

Cuando descubres tu pasión, no te quedas donde estas.

Tomamos la vida como una rutina, tanto así que no nos damos cuenta cuanto

tiempo pasamos realizando las mismas actividades, día tras día. Siempre creyendo

que con realizar estas actividades vivimos, aunque estas no sean aquello que

siempre soñaste ser. Detén en tiempo y ponte objetivos claros, planéalos, trázalos

y cúmplelos, siempre ayudando a quien pasa a tu lado con esas iguales ganas de

vivir.