Está en la página 1de 4

una de las peores cosas para la auto-estima de un hombre es pensar que es un mal amante.

tal vez no hayas compartido demasiado tiempo en la cama con una mujer todavía. No te preocupes.
Estudiando esta guía, te asegurarás de que llegado el momento oportuno, ¡l volverás loca! “AH! AHHHHH!” El sonido universal que hace una mujer al sentir placer sexual. Otras variantes son
“Mmmmmmm” y “¡Síiiii!”. Tu trabajo principal consiste en generar ese sonido en tu mujer. las cosas que hagas en la cama sólo serán efectivas cuando oigas ese "Ahhhh" primordial. tú puedes
convertirte en el mejor amante que ella haya tenido debes tomar simplemente dos pasos: 1. Aprender las técnicas adecuadas. Debes ir lento, estar atento a las reacciones de tu mujer, ser
apasionado y tomar la iniciativa en cada encuentro sexual.2. Transformarte en un hombre primitivo, viril, lujurioso. Hay muchas cosas que puedes hacer para aumentar drásticamente tu producción de
hormonas sexuales y semen. Tú tienes una potencia sexual poderosa y colosal dentro de ti. Lo único que tienes que hacer es desarrollarla y liberarla. ¡Anímate a dar ese paso! Cuando hayas
terminado con este libro, habrás desarrollado una potencia sexual extraordinaria. Tendrás una capacidad única para satisfacer a las mujeres, mucho más allá que cualquier hombre con el que hayan
estado en sus vidas. No Te Tomes el Sexo Tan En Serio Tal vez seas la clase de hombre que se escandaliza por el lenguaje vulgar sucio. Como parte de tu entrenamiento, te pido que abras tu
mente y dejes el escándalo de lado. Déjalo ir. Tú necesitas desarrollar una mentalidad sucia. El sexo es uno de los mayores placeres que hay, así que relájate. Permítete disfrutarlo. Después de todo,
¿existe algo mejor en el mundo que correrte una y otra vez dentro de tu mujer, mientras ella se empapa y tiembla de lujuria Recuerda, el sexo es más divertido que cualquier cosa que puedas hacer
en la vida. Una de las principales quejas que he escuchado de las mujeres a lo largo de los años (y de los elogios que he recibido) es que mucho hombres se toman el sexo demasiado en serio. Por
ejemplo, la expresión de sus rostros no es de placer intenso, sino de concentración extrema, lo cual es muy estresante. Al diablo con esto. Cuando estás solo y estás pensando en sexo, y tu mano se
mete sola debajo de tu pantalón, ¿estás tratando de tener un “buen desempeño”? Por supuesto que no. En cambio, piensas solamente en el placer que sientes. Lo mismo debería pasar cuando
tienes relaciones sexuales con alguien más. Debes concentrarte únicamente en el placer que estás sintiendo. permite que sea maravilloso y divertido para ti. Y deja de tomártelo tan en serio. cuando
tienes relaciones sexuales con alguien más. Debes concentrarte únicamente en el placer que estás sintiendo. Relajate y gózalo. Esto es todo lo que tienes que hacer. Cuando tienessexo, lo único que
debes pensar es: Lo bien que se siente tocar la piel de tu mujer Lo bien que se siente usar cada parte de tu cuerpo para tocar a tu mujer Lo hermosa y sensual que es tu mujer Lo bien que ella huele
y sabe Cuánto te encanta el sexo, porque se siente taaaan bien. Eso es todo. ¿Notas algo que falta en la lista? Te diré qué es lo que falta: 1) Cómo te desempeñas. Una de las mejores formas de
destruir el goce completo del sexo es permitir que tu pensamiento esté dominado por el análisis de tu desempeño, sometiéndote a una presión innecesaria. Tú puedes superar esto: No tengas
expectativas. No pienses. Desconecta la parte analítica de tu cerebro No te exijas nada. Concéntrate solamente en tus sentidos. Siente la piel de ella, suave y cálida. Empapa tu lengua en la
agradable humedad de ella ahí abajo, y deléitate con la melodía de sus gemidos. Si tu cerebro está ocupado con todo esto, no podrá sabotear lo que ocurre con ideas como: "Me pregunto si
aguantaré mucho tiempo más”. Sólo debes pensar en tu rendimiento de manera positiva. Practica afirmaciones como éstas: “¡Me estoy volviendo un semental en la cama!” y “¡Soy el mejor amante
que ella pueda tener!” Aceptémoslo: una de las mejores formas de lograr el éxito en la cama es tener una enorme cantidad de confianza en ti mismo. Si tienes una auto-estima fuerte, no hay nada
que no puedas lograr. 2) Cuánto está gozando ella con el encuentro. Si piensas cosas como: “Me pregunto si ella se correrá” o “Me pregunto si esto le gusta, cuando la toco así”, quiere decir que
estás pensando demasiado en tu desempeño. El único momento en que deberías pensar estas cosas es cuando ya estés totalmente satisfecho y haya terminado el encuentro sexual... Pero
mientras tienes sexo, no debes presionarte a ti mismo. Así que, mientras tienes sexo, concéntrate únicamente en las maravillosas sensaciones que estás teniendo. Deja cualquier tipo de análisis para
después. 3) Cualquier cosa que no esté relacionada con el sexo. Por ejemplo:“Me pregunto si obtendré ese excelente contrato para la compañía la semana próxima”. “Odio a ese imbécil que me tocó
bocina esta tarde”. Mientras tienes sexo, debes permanecer en el momento presente. No pienses ni en el pasado ni en el futuro. Después de todo, sólo vives tu vida en el presente. Cuando estás solo
con tu mujer en la habitación, todo lo que existe en el mundo es tu cuerpo y su cuerpo. En este momento, el pasado y el futuro son sólo productos de tu imaginación. Así que olvídalos. Por Qué es
Importante Mantenerse Concentrado en el Presente Para obtener la mayor cantidad posible de placer del sexo, debes estar concentrado en, y disfrutar de, las sensaciones que recibe tu cuerpo.
COmo te sientes tan bien, ni se te ocurrirá pensar en si tienes un orgasmo o no (o, peor, pensar en si ella tendrá un orgasmo o no). Si disfrutas de tu cuerpo y del suyo y del placer que sientes, los
orgasmos acabarán por venir... si me permites la expresión. La razón por la que las parejas terminan aburriéndose con su vida sexual es que el sexo termina convirtiéndose en una actividad en la que
cuentan demasiado los resultados. Cuando todo era nuevo y joven en la relación, los amantes se deleitaban con el cuerpo del otro. Pero cuando ya tienen una larga historia juntos, y los dos están
pensando en sus trabajos o en las cuentas que hay que pagar, el sexo se convierte rápidamente en una tarea más. Cuando el hombre tiene un orgasmo, la tarea ha terminado. Seguramente has
escuchado la famosa frase: “La vida es hacer camino, no llegar a destino”. Pues bien, ¡esta frase se aplica tanto al sexo como a la vida! Cuando tienes sexo, relájate y piensa en el placer que siente
tu cuerpo. Eso es todo. Conviértete en el Don Juan de los Besos Los besos son una parte fundamental del proceso sexual. Y sí, el besarse es una forma de sexo. Verás, cuando las personas se
besan, se libera una oleada de actividad en el cerebro y en las glándulas suprarrenales, que produce un repentino aumento de estimulación nerviosa y de excitación sexual en todo el cuerpo. Tus
glándulas (y las de ella) producen una hormona llamada norepinefrina, que generan una sensación de euforia; y adrenalina, que hace que tu corazón lata con fuerza de la alegría, y que sientas en tu
cuerpo esa sensación de mareo causada por la persona deseada. Mientras ocurre todo esto: Los órganos sexuales de los dos se llenan de sangre. Tu pene se hincha y crece. Su vagina se
humedece. Aumentan las hormonas sexuales de los dos, aumentando también la excitación y la sensación de bienestar. Además - y éste es un punto importante - los labios de la mujer son una zona
erógena. Ella tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas en los labios, por lo que cuando tú estimulas estas terminaciones nerviosas, ella se moja aún más de deseo. Es decir, no sólo debes
concentrarte en besar mucho a tu mujer al principio, sino que debes seguir besándola durante todo el acto sexual. No te arrepentirás. Tus labiosTus labios deben ser viriles y hambrientos de la mujer.
Al mismo tiempo, trata de mantenerlos suaves -- más suaves de lo que te indica el instinto, pero no tan suaves como los de ella. Simplemente afloja los músculos faciales que controlan tus labios.
Hacer que mis labios estén más suaves de lo que solían estar es uno de mis secretos para un buen beso. Desde que cambié esto, las mujeres me dicen quesoy el hombre que mejor las ha besado.
¿Cuándo debo empezar a besarla? La respuesta es, no inmediatamente. Hollywood nos muestra a los galanes tomando a la mujer en sus brazos, atrayéndola a sí con fuerza y plantándole un besazo
con la boca abierta en los labios. No intentes esto en la vida real; es demasiado arriesgado. Si bien es cierto que puedes "volverla loca" si la besas de lleno antes de darle tiempo a pensar,
estadísticamente tendrás más éxito si lo haces lentamente. Si estás seguro de que una chica está sexualmente excitada, puedes besarla rápido y fuerte; pero si ella todavía no está excitada, debes
preparar la interacción sexual antes de besarla en la boca. Uno de los mejores preludios para el sexo con una mujer es la clásica posición de "magreo" en un sofá. Los dos están sentados, y tú tienes
el brazo detrás de ella, apoyado en el respaldo. Deja que pase un poco de tiempo. Luego, toca levemente su hombro con tu mano y luego retírala. Un poco después, pon tu mano sobre su hombro
con más firmeza. Si ella está interesada, se acurrucará contra ti. Si no lo hace, no te sientas molesto. Relájate y quédate tranquilo. Retira tu brazo, de forma tal que ya no la toque (pero que siga
detrás de ella en el respaldo del sofá) y vuelve a intentarlo más tarde. Eventualmente, ella se pondrá cachonda y morirá por que la abraces. Abrázala. Haz todas las cosas que ya hayan hecho juntos
hasta el momento. Tenla de la mano. Acércate a ella. Pasa tus dedos por su cabello sedoso. Y recuerda que las siguientes partes de su cuerpo son "aptas para todo público", pero en realidad son
zonas erógenas "exclusivamente para adultos": Su Cabello. La mejor manera de calentar a una mujer es acariciarle el cabello. Tócale también el cuero cabelludo, que es erógeno. La parte interna de
sus codos. Tocándola con la punta de los dedos puedes hacerla temblar. La piel entre los dedos de su mano. Cuando tengas a una mujer de la mano (con los dedos de ambos entrelazados),
automáticamente la estás acariciando eróticamente. Sus orejas. Cuando te acerques para besarla, sopla suavemente sus orejas. Toca los bordes y los lóbulos de sus orejas con la punta de los
dedos. Sus hombros. Un masaje suave o un apretón ligero logrará tu cometido. Sus pies y los dedos de sus pies. Hazle cosquillas en los dedos de los pies -- sólo si esto le gusta -- a algunas mujeres
no les gusta este tipo de caricias. Toca todas estas zonas, y ella estará cada vez más excitada. A medida que las cosas se ponen más calientes, acerca tu rostro a su pelo y aspira profundamente. Di:
“¡Mmmmm, me encanta cómo huele tu cabello!” Haz lo mismo en su nuca. Por alguna razón, casi todas las mujeres se excitan cuando hueles su pelo y su nuca. Tal vez éste sea un instinto primitivo,
que se remonta a nuestra historia evolutiva. Por último, no verbalices nada en este momento. Arruinarás el momento si pregunta: “¿Ya puedo abrazarte?” En lugar de esto, abrázala cuando percibas
que el momento es apropiado. Toma la iniciativa y no pienses demasiado. Cómo Besarla por Primera Vez Cuando se trata de tu primer beso con una nueva novia, puedes hacer una alusión indirecta,
usando lo que yo llamo la Técnica de "Califica tu Habilidad para Besar". He aquí cómo funciona la Técnica "Califica tu Habilidad para Besar". Cuando te parece que el momento es apropiado para
besarla, pregúntale: “En una escala del 1 al 10, ¿cómo calificarías tu habilidad para besar?” Ella puede responder o no, pero llegado este punto el 95% de las veces la mujer entreabre sus labios, y
entonces tú puedes acercar tu rostro al de ella. Otra posibilidad es buscar LA mayor señal no verbal que significa: "¡Bésame ahora mismo, hombre de mis sueños!” Esta técnica consiste en lo
siguiente... A medida que acercas tu rostro y tus labios a los de ella (después de haber aspirado el perfume de su cabello, etc.), presta atención al momento en que ella entreabre y afloja sus labios.
Las mujeres muchas veces cierran los ojos, pero no siempre. Puedes (y deberías) hacer esto también con tu novia fija/esposa, no sólo con la chica con la que tengas sexo por primera vez. Cuando
finalmente la beses, concéntrate no en besarla, sino más bien en rozar tus labios con los de ella. Confía en mí, ella se derretirá y pronto se estarán besando apasionadamente. Bésala lentamente por
un rato. Mantén la boca abierta. Espera por sulengua. Una vez que ella introduzca la punta de la lengua en tu boca, imita lo que ella haga. En un momento ella se estará esforzando para complacerte.
Lo Más Importante que Debes Saber sobre los Besos Besar es distinto de muchas otras actividades sexuales, ya que es uno de los pocos terrenos en los que debes dejar que la mujer tome la
iniciativa. Cuando se trata de cosas como comerle el coño o penetrarla, tú debes tomar la iniciativa. Pero repito, no funciona así con los besos. Una de las cosas que más enfrían a una mujer es que
el hombre le meta la lengua a la fuerza en la boca antes de que ella esté lista. Así que, durante los besos, relájate e imita lo que hace ella. El tiempo lo es todo en esto. La Perspectiva del Maestro en
Besos Como en muchos otros aspectos del intercambio sexual, gran parte de tu éxito está dado por tu perspectiva. No pienses en las cuentas que tienes pendientes, ni en la película que estás
viendo mientras te besas con tu chica en el sofá. Concéntrate sólo en su boca y en el beso. Pon tu mente en blanco, como si fueras a meditar. Lo único que debes pensar es en la vista, textura, olor y
sabor de su hermosa, suave y cálida boca, y en el sonido de sus callados gemidos de placer. Las mujeres tienen terminales nerviosas más sensibles que nosotros, y tienden a tener sentimientos más
fuertes que los nuestros. Así que el placer que tú sientas aumentará el placer de ella. Ella sentirá un cosquilleo de placer a medida que su cuerpo se afloja y sus bragas se mojan. Este simple cambio
de perspectiva también eliminará la ansiedad que sabotea el impulso sexual de tantos hombres – en cambio, sentirás más placer que nunca. Técnicas del Maestro del Magreo Luego de besarla en la
boca durante un rato, apártate y bésala en otros lugares: Sus mejillas. Su barbilla. Su mandíbula. La punta de su nariz. Su frente. Sus orejas. (Sóplale aire caliente suavemente en la oreja, recorre el
borde de su oreja con tus labios y deja que tu lengua juegue con sus lóbulos).Su cuello, pasando a su nuca, sus hombros y la parte superior del pecho. (No intentes besarle ni hacer nada con sus
pechos por ahora. Besándole la parte superior del pecho y volviendo a subir, le darás una idea de lo que viene a tu mujer). Luego vuelve a su boca y bésala apasionada y profundamente. A medida
que ella introduce su lengua más profundo en tu boca, haz lo mismo con tu lengua. Saborea su maravillosa dulzura. Pasa tu lengua por sus dientes e imagina que tu lengua y la de ella son una pareja
de baila, en un baile lento y sensual. La variedad es buena a la hora de besar a una mujer. Si bien el plato principal son los besos de lengua, puedes agregar otros platillo deliciosos. Uno de mis
favoritos son los mini-besos con la boca cerrada. Para esto, mantén tus labio cerrados contra la piel de la mujer, y luego succiona un poco de aire para generar el sonido "muac, muac, muac". Otro
platillo sabroso es simplemente besar otras partes de la cara y el cuerpo de tu mujer. Lo que me gusta es explorar su cuerpo (evitando las partes "censuradas" al principio del encuentro) con mis
besos. Esto es, su cuello, sus brazos, sus piernas, su frente, etc. Sin embargo, recuerda que su boca debe ser siempre el centro de tus besos. Es decir, besa su cuello por un rato, luego vuelve a sus
labios. Besa su nariz, sus cejas y su frente, y luego vuelve a sus labios. Y así sucesivamente. Recuerda esto, porque los besos son solamente una parte del encuentro sexual. Mientras besas a tu
mujer, también debes acariciarla por todas partes. Más tarde, durante la penetración, también debes seguir besándola. De hecho, una de las grandes ventajas de los besos es que distraen la mente
de la mujer Cuando toques sus pechos por primera vez, debes estar besándola apasionadamente para reducir la posibilidad de escuchar las odiadas palabras: "Todavía no”. Lo mismo se aplica
cuando tocas su vulva por primera vez. Et cetera. Por último, al besar a tu mujer en la boca recuerda siempre mantener los ojos cerrados mientras lo haces. Ya sé que resulta tentador abrirlos para
ver el hermoso rostro de tu chica tan cerca del tuyo, pero debes resistirte. Muchas veces las mujeres se sobresaltan cuando abren los ojos durante el beso y ven un par de ojos bien abiertos
observándolas. Esto la sacará inmediatamente de la situación sexual, al menos mentalmente. Así que, cuando beses a una mujer en la boca, desconecta tu sentido de la vista e intenta concentrarte
en el tacto, el olfato y el gusto. Siéntete Orgulloso de Tu Cuerpo Si eres como la mayoría de los hombres que usan esta guía, seguramente quieres aprender todo lo que puedas para hacer que el
cuerpo de una mujer sienta placer. Deseas conocer su cuerpo de arriba a abajo. Pero para ser un gran amante, también debes entender tu propio cuerpo. De hecho, en muchos sentidos es más
importante que entiendas tu propio cuerpo y sus sensaciones, que el de ella. Y no quiero escandalizarte, pero reconozcámoslo. Si eres un gran amante, tu potencia sexual viene de... tu pene. El pene
es tu centro de placer, así que ya es hora de que permitas que sea una parte de ti. Para muchos hombres, la polla es casi como un tercero durante el acto sexual. Alguna vez pensaste cosas como:
"Debería pensar con la cabeza, no con la polla"? No pienses así. Debes ser uno solo con tu pene. No tiene una mente propia, tú y él piensan lo mismo. Es hora de que te sientas cómodo -- cómodo
de verdad -- con tu pene. Deja de preocuparte por su tamaño. Está bien como está. Porque lo más importante que debes entender de las mujeres, es que tienden a creer lo que tú crees: Si eres un
hombre seguro y confiado, ellas pensarán que eres un atractivo macho alfa. Y ésta es la cualidad más importante que un hombre debe tener para atraer como un imán a las mujeres bellas. Las
mujeres pasarán todo por alto (tu peso, altura, cantidad de cabello, lo que se te ocurra) excepto esto... ¡y esto es algo que cualquier hombre puede tener! Por ejemplo, si estás decidido sobre qué
película quieres ir a ver, tu mujer estará de acuerdo. (¿Nunca te preguntaste por qué las mujeres piensan que es atractivo que un hombre tenga un lugar en mente, en lugar de preguntar: "¿Adónde
vamos?"? Se debe a que admiran a un hombre seguro de sus opiniones). Lo mismo pasa en lo que respecta a tu pene. Si estás orgulloso de él y lo adoras por completo, tu mujer hará lo mismo. Y ya
que estamos, te recomiendo que dejes de ponerle nombres a tu polla, si eres uno de esos tíos. Tu pene es una parte de ti... no es una entidad separada. Como hombre, tu potencia en la cama
proviene de tu pene. Ponte en sintonía con tu pene y sus sensaciones, y podrás tocar a las mujeres de la misma forma que tu músico favorito toca la guitarra. ¿Recuerdas cuando eras adolescente, y
te fascinaba cada parte de tu pene y tus testículos? Debes volver a sentir eso, e incluso más, en tu vida adulta. Basta de avergonzarte o de sentirte incómodo en lo que se refiere a tu polla. Siéntete
agradecido y satisfecho con ella. Las ventajas de esta nueva actitud para con tu pene serán enormes. Tendrás la capacidad de volver loca a tu mujer con la magnificencia de tu polla. Además, habrás
eliminado uno de los principales factores que provocan ansiedad con respecto al desempeño. Muchos hombres viven con miedo de sus pollas, pensando: "¡Dios mío, espero que se me pare esta
noche!” Lo que debes pensar más bien es que el sexo es como respirar. No te preocupas por si tus pulmones funcionan o no, así que no debes preocuparte tampoco por si la sangre acude a tu pene
o no. Puedes obtener exactamente el mismo placer sexual con un pene fláccido que con una erección completa. Ni siquiera necesitas una erección completa para tener un orgasmo. ¡Así que deja de
preocuparte! No hay nada que temer. Siéntete libre para experimentar todo lo que desees con tu pene, y explora nuevas sensaciones. Vuelve a sentirte fascinado con tu glorioso pene, y goza de
todas las sensaciones maravillosas que siente tu cuerpo gracias a él. Cómo Superar la Ansiedad Sexual Se dice que el órgano sexual más grande del cuerpo es el cerebro. La excitación sexual es
más psicológica que fisiológica. Cuando tu psicología no funciona bien, puedes sentir ansiedad sexual. Tratas de desempeñarte bien en el sexo, lo que te lleva a preocuparte por si no lo haces bien.
Tu preocupación interfiere con tu capacidad para tener una buena erección. Esto hará que estés todavía más preocupado la próxima vez quetengas sexo, lo que hará que sea aún más difícil, y así
sucesivamente. Por lo tanto, debes cambiar tu forma de pensar y romper este círculo vicioso. Volveremos sobre cómo conseguir esto más adelante. Las cosas también pueden resultar difíciles si eres
nuevo en el sexo. Cuando empecé a salir con mi primera novia, ¡no sabía ni dónde estaba su vagina! Está en la naturaleza humana sentir miedo al hacer algo que nunca has hecho antes. Es una
reacción psicológica normal. Hasta besar a una chica puede ser atemorizante si no tienes experiencia, porque no estás seguro de estar haciéndolo bien. No te enseñan estas cosas en la escuela. Ahí
es donde esta guía te será útil. No temas, porque tendrás la información que necesitas para ser el mejor amante que ella haya tenido. Sólo leyendo y aplicando los consejos del capítulo "La Lentitud
es Importante", serás distinto al 95% de los hombres. La ansiedad debida a la inexperiencia en el sexo es el mejor tipo de ansiedad. ¿Por qué? Porque el remedio es simple: ¡sólo debes tener sexo!
Así que volvamos al otro tipo de ansiedad, que se debe a problemas de autoestima. Con esto quiero decir que, aunque hayas tenido sexo en el pasado y estés familiarizado con los detalles del
proceso, te estás obsesionando con lo que la mujer piensa de ti y con tu capacidad para satisfacerla. La solución puede sonar mal, pero es efectiva. ¿Cuál es la solución? Adoptar esta afirmación:
“Me importa un comino lo que ella piense”. Una afirmación es algo que te repites a ti mismo constantemente. A medida que te la repitas, visualízate como el tipo de hombre al que "no le importa un
comino lo que ella piense”. Experimenta lo placentero que será todo en la cama si estás libre de estas limitaciones. Desde ya, si estás en una buena relación, te seguirá importando lo que ella
piense y no te comportarás como un imbécil. Sin embargo, al repetir esta afirmación, moderarás tus miedos y adoptarás una actitud más sana. Porque admitámoslo: tú no tienes control sobre tu
mujer. Lo único que puedes controlar es tu propio placer sexual. Al adoptar esta actitud indiferente en la cama, te liberas de tus autoexigencias. Verás, cuanto más te estreses por el sexo, más
estarás saboteando tu impulso sexual. Tu sabes que es muy fácil que tengas una erección en mitad de la noche cuando estás solo, o mientras miras una película porno, ¿verdad? Esto se debe a
que no estás preocupado por nada y estás en un estado mental en el que no sientes la presión de demostrar un buen desempeño. Así que, cuando simplemente te dejas ir y dejas de pensar en
resultados específicos, como: "Tengo que tener una erección", las cosas te funcionan bien. De hecho, ni siquiera deberías pensar en este concepto llamado "sexo" cuando vas a la cama con una
mujer. Concéntrate solamente en el momento presente. Piensa sólo en tu pene, y en lo bien que se siente introducirlo en su vagina palpitante y resbaladiza. ¿A quién le importa si ella se corre? Lo
único que importa es que tú te sientes bien, y que cuando hayas vaciado tu esperma dentro de ella, te sentirás profundamente relajado y satisfecho. ¿Piensas que eres un "tonto que dura dos
minutos" (una afección que padece un tercio de los hombres, dicho sea de paso)? ¡A quién le importa! ¡El motivo por el que te corriste tan rápido es que el sexo se sentía tan bien! (Además,
hablaremos de cómo durar más en otro capítulo).Si no estás en una relación monógama, otra forma de eliminar tu ansiedad sexual es tener amoríos de una noche, sin compromisos. Esto te
permitirá no preocuparte en lo más mínimo por lo que piense la chica, ya que no la volverás a ver después de despedirte de ella por la mañana.Recuerda: esto de decirte a ti mismo que "no te
importa lo que ella piense" es sólo un ejercicio mental para reducir tu nivel de ansiedad. No te estoy alentando a que te conviertas en un imbécil y trates mal a las mujeres. Pero también existe otra
manera rápida y fácil para eliminar la ansiedad, que es exactamente la opuesta. Esta manera fácil y rápida es un método comprobado que funciona, mencionado en el Kama Sutra, un manual
sexual de la antigua India, que todavía se sigue consultando hoy en día por exótica sabiduría y secretos sexuales. Es un método simple para dejar de preocuparte o estresarte por el sexo, y
funciona no sólo para mí, sino para todos los hombres a los que se los he enseñado. Aquí va: Olvídate de ti mismo y desconecta el auto-análisis, los pensamientos y la concentración en ti mismo.
Es más: has de cuenta que ni siquiera existes. En cambio, concéntrate en ella. Imagina que eres ella. Imagina sus sensaciones y el placer que siente. Visualiza tu encuentro sexual desde su punto
de vista. Yo te sugiero que evites las drogas afrodisíacas, ya que no las necesitas (porque tu mente es el afrodisíaco más potente, y puedes cambiar tu forma de pensar sin necesidad de drogas).
La evidencia a favor de la mayor parte de las drogas afrodisíacas es endeble, en el mejor de los casos. (Sin embargo, en otro capítulo te daré una lista de los pocos afrodisíacos comprobados
provenientes de alimentos y especias). Dicho esto, se han realizado estudios prometedores en animales con la yohimbe, derivada de la corteza de un árbol africano. Si decides ir por ese camino,
debes ser extremadamente cuidadoso (e investigar en profundidad antes de probarla). Mucha gente recomienda el alcohol. Si bien es cierto que el alcohol no está relacionado con la sexualidad (no
aumenta el flujo sanguíneo a tu pene, y de hecho deprime tu función sexual), el consumo moderado de alcohol alivia temporariamente la tensión y el estrés, reduciendo tus inhibiciones. Si decides
beber, te recomiendo el vino en lugar de la cerveza, ya que ésta puede hacer que tu semen tenga mal sabor. Lo más importante acerca de tu mente es que eres tú quien controla todos tus
pensamientos y recuerdos. Si te dices a ti mismo cosas como: "Debo desempeñarme bien" o "Se me tiene que poner dura", te condenas al fracaso y la depresión. Por otra parte, si programas tu
mente con cosas como: "Me importa un comino lo que ella piense" y "Se siente tan bien cuando meto mi polla dentro de ella", te estarás concentrando exclusivamente en lo que sucede aquí y
ahora, y superarás cualquier ansiedad que puedas sentir con respecto al sexo. Recuerda, tú eres el hombre, y puedes procurar placer a la mujer simplemente permitiéndole que se acurruque
contigo. Su otra opción es abrazar una almohada con las piernas y estar sola en la cama. Así que le haces un gran favor por el solo hecho de estar con ella. ¡Deja de preocuparte y empieza a gozar
en la cama! Cómo Recibir Sexo Oral Oral lo que quiere el hombre común es tomar la cabeza de la mujer y empezar a moverse. ¡No lo hagas! En cambio, permanece pasivo durante la mamada.
Permite que sea ella quien controla el acto. Pon las manos detrás de tu cabeza, recuéstate y relájate. Si sientes la necesidad de tocarla, acaricia suavemente su cuello y pasa tus dedos por su
cabello. Pero no muevas su cabeza, porque a las mujeres les resulta desagradable los chismes de sus amigas, les enseñan a las mujeres que disfrutar del sexo está "mal". Es por esto que muchas
mujeres se vuelven frías y no disfrutan de la fellatio. ¿Cuál es la solución? ¡Elogios, elogios y más elogios! Hazle saber cuánto disfrutas de la mamada, tanto durante como después. Recompensa
su buen comportamiento diciéndole cuánto lo disfrutaste y cuánto lo estás disfrutando. Me encanta la forma en que me acaricias”. “Tu boca se siente muy bien”. “¡Cuando tragas, me siento tan
contectado contigo!”. (Hablaremos más de esto en el próximo capítulo). “¡Ohhh, sí!” (Gruñido de aprobación cuando sientes placer). “¡Nena, eres la mejor!” Alguna vez notasta que en las películas
porno, las actrices miran al hombre a los ojos siempre que pueden mientras le practican una felación? Lo más probable es que tu mujer también haga esto. Cuando lo haga, mírala a los ojos tú
también. Disfruta de esta vista, retirándole el cabello de la cara. . Aumenta el grado de ternura entre ustedes dos, por tener su sedoso cabello entrelazado con tus dedos. 2. A las mujeres no les
gusta que se les meta el cabello en los ojos, la nariz y la boca, así que la estarás ayudando a hacer algo que ella desearía hacer de todas maneras Esto libera sus dos manos, para que pueda
masajearte las pelotas y el culo y acariciar tu polla, hacia arriba y hacia abajo. Así que, cuando tu mujer lo trague, asegúrate de elogiarla mucho. Dile cuánto te gusta cuando ella traga tu semen.
Después de tragar, ella querrá besarte en la boca. Deja que lo haga. Esto es muy importante. No te preocupes, porque ella ya habrá tragado todo el semen y ni siquiera sentirás su sabor. Para
que el sabor de tu semen sea lo más agradable posible, debes aumentar la ingesta de determinados alimentos y bebidas. Qué debes consumir 1. Jugo de piña. Adopta el hábito de beber un vaso
de jugo de piña al día. De todos los alimentos y bebidas, el jugo de piña es lo que más te ayudará a que tu semen tenga mejor sabor 2. Canela. Trata de consumir una cucharadita al día. La canela
es la mejor especia para mejorar el sabor de tu semen .Mucha agua. Frutas frescas, Cítricos muy ácidos, como las naranjas. Vegetales, especialmente apio, brócoli y palta. Desde el momento en
que comes alimentos que mejoran el sabor del semen hasta que tienen efecto, pasan unas 12 horas, así que planifica los tiempos enbase a esto.cuando te corres en la boca de tu mujer e
introduces tu pene muy profundo, puedes provocarle un reflejo involuntario de arcadas, y esto hará que ella asocie tragar tu semen con sensaciones desagradables. Para evitarlo, retira tu pene de
manera tal que sólo la cabeza esté dentro de su boca cuando eyacules. Trata de apuntar de manera que tu semen vaya a su paladar o a los costados de su boca, y no directamente a su garganta
.Cuando derrames tu semen caliente dentro de la boca de tu mujer, mírala profundamente a los ojos. El efecto emocional que esto tendrá sobre ella será extraordinario.Hazle saber cuánto placer te
procura chupándote la polla y tragando tu semen. Si ella se concentra en el placer que te está procurando, te brindará las mejores mamadas de tu vida.Lentitud es Importante Como hombres,
tenemos el fuerte impulso biológico de corrernos lo antes posible. Las mujeres son distintas. Se excitan más lentamente. El sexo para ellas no se trata del orgasmo -- se trata del sexo en sí mismo. Si tienen un
orgasmo, es un bonus muy agradable. Pero si no tienen un orgasmo, también está bien. Así que la mujer no siente necesidad de apresurarse para alcanzar un orgasmo rápido. De hecho, esto le hace sentir que el sexo no fue
tan bueno como podría haber sido. Tómate tu tiempo para excitar lentamente a tu mujer. Además, esto te dará la ventaja adicional de superar tus nervios. Te diré ahora un Gran Secreto que InstantáneamenteTe Hará un
Mejor Amante. Empieza a pensar en el sexo como un ejercicio de relajación, en lugar de verlo como un ejercicio violento. El sexo no es algo para lo que necesites energía. Es más bien una forma de relajarte luego de un largo
día, como si te dieran un masaje al lado de la piscina. Cuando hayas cambiado tu forma de ver el sexo, instantáneamente desaparecerá la ansiedad que sientas por tu desempeño. Además, no importa cuán cansado estés,
igual podrás hacerle el amor a tu mujer. El sexo puede ser relajado y gratificante. Si vas más lento de lo que la mujer desea en la cama, no es un problema.Eso simplemente la excita más, y tú obtendrás más satisfacción del
encuentro. La Clave para Ir Despacio Una de las palabras más importantes en las que debes pensar es “provocarla”. Ésta es la habilidad más importante que puede tener un hombre para que la mujer lo considere el mejor
amante de su vida -- ¡funciona siempre, sin excepciones, y es muy fácil de aprender! Piensa que eres un chef experto, probando los maravillosos sabores de la comida que estás preparando. No te comerías algo que todavía
está crudo. Por el contrario, los mejores platos se cocinan con precisión, con la cantidad justa de condimentos y respetando los tiempos de cocción. El chef invierte tiempo y es recompensado por la felicidad de los que comen
sus platos. ¡Conviértete en un chef sexual Al principio, debes tocarla suave y lentamente. Evita sus genitales por ahora. Recuerda, las mujeres son distintas. A nosotros nos encantaría que nos acariciaran el pene lo antes
posible; pero para tocar su clítoris, culo y pechos, debes esperar a que ella esté lo suficientemente excitada. Las mujeres son sensibles por todas partes. Así que, acaricia y besa todo su cuerpo. Incluso
cuando más tarde hayas llegado al punto en que prestas especial atención a su clítoris, sigue acariciándola en todo el cuerpo para que su placer sea completo. El objetivo de todas estas suaves
caricias es producir deseo en ella. Aunque estés desesperado por meter tus dedos en su coño húmedo, debes tener paciencia. Tómate tu tiempo y disfruta cada momento. Acaríciale todo el
cuerpo suavemente. Pasa sus dedos muy ligeramente sobre su piel, de manera que apenas la toquen. Esta primera etapa puede durar tanto como quieras, pero como mínimo debe durar unos
cinco minutos. En este momento, ella tendrá la sensación de que se derrite con tus caricias. Mueve tus dedos hacia sus pechos en zig zag, tomándote tu tiempo y casi con pereza, para torturarla de
placer. Rodea sus pechos con la punta de los dedos. Luego tómalos con tus palmas y dedos, pero todavía no toques sus pezones. Retira tus manos y besa sus pechos, a izquierda y derecha,
arriba y debajo de sus pezones, pero todavía no directamente sobre ellos. Haz esto durante por lo menos tres minutos. Todo lo que ella podrá pensar en este momento es en cuánto desea que le
toques los pezones doloridos. Ahora usa la lengua. Puedes moverte a otras partes de su cuerpo, como su estómago y ombligo, para prolongar un poco más la dulce tortura. Bésala y lámela por
todas partes, pero evitando las partes "censuradas" de su cuerpo. Una vez que vuelvas a sus pechos con tu lengua, lame alrededor de sus pezones, pero no directamente sobre ellos. Al mismo
tiempo, sigue tocando y acariciando su cuerpo constantemente. Debes evitar ir directamente a sus pezones, porque los pezones de las mujeres por lo general son muy sensibles. Debes trazar
círculos alrededor de ellos, acercándote cada vez más al centro. Cuando finalmente toques sus pezones, hazlo suavemente, para que ella no se sienta incómoda. Una vez que sus pezones se
hayan habituado a tus caricias, puedes empezar a presionarlos suavemente, prestando atención a sus sensaciones. Esto produce muchísimo placer a las mujeres. Lo más importante de ir despacio
es que no sólo permite que ella se vaya excitando lentamente hasta convertirse en un animal en celo, sino que te permite conservar el control sobre toda la interacción. Esto es muy importante para
las mujeres, especialmente durante los primeros encuentros sexuales Las mujeres desean un hombre seguro de sí y que tenga el control. Con respecto a cuándo debes avanzar, sus señales serán
obvias cuando ella desee que pases a la siguiente etapa. Sus gemidos se harán más fuertes, puede abrir mucho las piernas, tocarte el pene, etc. Cuando detectes esas señales, puedes avanzar
con la interacción sexual. Podrás comprobar que la lentitud es uno de los aspectos más importantes en cualquier encuentro sexual. Tendrás tiempo para apreciar lo que haces, y ella también. No te
arrepentirás. La lentitud en la cama atrae a las mujeres, sin importar cómo te veas, cuál sea tu historia con las mujeres ni tu grado de experiencia sexual. Cómo Mejorar Tu Deseo Sexual, Tener
Mejores Erecciones y Más Sexo Esta hormona milagrosa, la hormona masculina más importante, es-- la testosterona. .Así que, para poder tener más sexo, debes hacer que tu cuerpo produzca
más testosterona -Así que si eres fumador, lo mejor que puedes hacer por tu vida sexual es dejar el cigarrillo. para Aumentar la Testosterona: Mantén Frescos Tus Tesoros La exposición
prolongada de tus testículos al calor puede hacer que tus células espermáticas literalmente mueran de calor. Mantenerse SobrioCuídate del exceso de alcohol durante períodos prolongados de
tiempo Si eres un alcohólico y el sexo te importa más que la bebida, mueve el culo y ve ya mismo a Alcohólicos Anónimos Aumentar la Testosterona: Modera la Ingesta de Medicamentos
Aumentar la Testosterona: Simplemente Relájate Esto puede resultar difícil para el hombre común, que vive inmerso en el enloquecido mundo actual. Pero adoptando estas estrategias, el estrés ya
no te consumirá: Estrategia de Relajación 1: No permites que las cosas que no puedes controlar te alteren. Enojarte por ese idiota que conduce demasiado cerca de tu auto no hará que se aleje.
Tampoco será de gran ayuda que pienses en esa chica que te rechazó, si eso hace que se hinchen las venas de tu frente. No puedes controlar la forma en que piensa o se comporta una mujer.
Estrategia de Relajación 2: Establece prioridades en tu vida. Concéntrate únicamente en tus prioridades y trabaja para alcanzarlas. Esto lo aprendí de un amigo que puso un negocio de importación
y exportación y le fue muy bien. Sus objetivos eran construir una compañía fuerte y hacerse rico. Así que cualquier otra cosa eran "pequeñeces" para él, y no le interesaban. Estrategia de
Relajación: Haz que las cosas sucedan, en lugar de amargarte y quejarte. Por supuesto, es tentador enfurecerse por la cantidad de hojas secas en tu patio, pero en lugar de quejarte, toma un
maldito rastrillo y empieza a trabajar (o contrata a alguien que se encargue), y tu problema estará resuelto. ten Más Sexo paraProducir Más Testosterona. los hombres con niveles bajos de
testosterona son más irritables y nerviosos que los hombres con niveles normales. Probablemente por eso los hombres que tienen mucho sexo tienden a ser más tranquilos y relajados que los que
tienen poco sexo. Elimina los Carbos Pan blanco con bajo contenido de fibra Pasta Patatas las Frutas y Verduras Ponen en Marcha Tu Vida Sexual Los alimentos ricos en estos nutrientes son:
Ostras (Sí, los rumores sobre los beneficios de esta comida son ciertos). Carne roja Frutos secos, sobre todo castañas de cajú, pacanas y almendras Avena Pan integral Aguacates También es
importante consumir mucha vitamina C... fuentes quecontribuyen a la producción de semen, como el jugo de piña y las naranjas. Aumenta Tu Potencia Después de haber obtenido la autorización
de tu médico, haz ejercicios con pesas y come más proteínas. Al levantar pesas, los niveles de testosterona en sangre pueden elevarse hasta en un 30%. Comer suficientes proteínas le dará a tu
cuerpo la materia prima para desarrollar tus músculos. Por regla general, cuanto más difícil es el ejercicio (es decir, cuanto más peso levantas), más aumentas tu testosterona. Concéntrate en los
ejercicios de alta intensidad: levanta mucho peso en pocas repeticiones, más que poco peso en muchas repeticiones. Ponte en Forma Rápidamente Cualquier ejercicio que te acelere la respiración
que hagas hasta quedar agotado -- no sólo el levantamiento de pesas -- convierte a tu cuerpo en una máquina de producir testosterona. Hacer ejercicios en forma regular mantiene tu nivel de
testosterona elevado a largo plazo. Ganar Participa en competencias en cualquier cosa en la que seas bueno. Lo creas o no, los estudios muestran que ganar en algo puede aumentar tus niveles
de testosterona. Y perder reduce tus niveles de testosterona. Controla la Cafeína.. Beber Más Agua. cuanta menos agua bebas, menos testosterona producirá tu cuerpo. Entonces, trata de tener
una botella de agua a mano en todo momento durante el día, y una al lado de tu cama por la noche. Adopta el hábito de beber continuamente. Come Como un Cavernícola al comer más carne, tu
cuerpo produce más testosterona. Duerme BienApaga el CelularTu teléfono celular es malo para tus pelotas. te recomiendo que tomes tus precauciones y alejes el teléfono celular de tus testículos.
Si tienes que llevar el celular en el pantalón, asegúrate de que esté apagado. Meditar Seis Afrodisíacos que Realmente Funcionan magina si pudieras encender el deseo de tu mujer simplemente
dándole de comer. Pues bien, ¡puedes hacerlo! .Ostras Éste es probablemente el afrodisíaco #1 que existe, no hay nada igual. Chocolate El ingrediente mágico es el cacao, que contiene
feniletilamina Canela. Clavo de olor Miel Nuez moscada Anatomía Femenina Como el coño se convertirá en el objeto de tus mayores deseos, debes conocer lo que adoras. Puedes pensar en el
coño como dividido en dos partes: interna y externa. La parte externa del coño se llama vulva. Si exploras la vulva de tu mujer, verás que tiene varios labios. Estos labios se dividen en dos clases.
Los labios externos más grandes se llaman labios mayores o externos, mientras que los delicados labios internos se llaman labios menores o internos. En la parte superior de su raja, dentro de los
labios internos, se encuentra el clítoris, protegido por la cubierta del clítoris. (Ésta normalmente cubre el clítoris, excepto cuando ella se excita y el clítoris está erecto, asomando fuera de su
cubierta). Justo debajo del clítoris está la uretra, que es el lugar de donde sale la orina (no de su vagina -- contrariamente a lo que tal vez pensabas, las mujeres tienen tres agujeros ahí abajo, no
dos). Debajo de la uretra se encuentra la vagina, el túnel del amor en el que insertarás tu pene. Debajo de la vagina está el perineo, una masa de tejido muscular y nervioso entre su vagina y su
ano, que puedes masajear. A las mujeres les gusta tanto como a los hombres recibir caricias en el perineo. Cómo Masturbar a Tu Mujer con la Mano El clítoris de una mujer es similar a tu pene.
Cómo Masturbar a Tu Mujer con la Mano La regla número uno para tocar el coño de tu mujer es asegurarte de que tu dedo esté mojado. mójalo con saliva). El clítoris es delicado y muy sensible,
especialmente al principio. Como en tantos otros aspectos del sexo, lo más importante es tu estado mental. Ten esto presente: La estás tocando para complacerte a ti mismo, no a ella. Cuando te
sacas de la cabeza la idea de que estás acariciando el coño de tu mujer para complacerla a ella, te quitarás un peso de encima. Al no sentirte presionado, podrás relajarte y mover tus dedos no
demasiado rápido ni con demasiada firmeza. Concéntrate en la vulva de tu mujer mientras la acaricias. Entretanto, acaríciala y masajéala suavemente. Mantén tu dedo mojado introduciéndolo en
su vagina. Con el dedo mojado acaricia su clítoris y su vulva. Goza de la increíble sensación de tocarla en sus partes más privadas. Recuerda siempre pensar en su coño mientras lo masajeas. Si
te distraer, vuelve a concentrarte en la tarea que tienes entre las manos. Piensa en lo bien que se siente tenerla en la punta de los dedos. Ésta es otra razón por la cual es importante moverse
lentamente. Si te mueves rápido y te concentras en los resultados (es decir, si te concentras en hacerla gozar), te aburrirás muy pronto. Además, la lentitud es importante al acariciarla para que ella
lo disfrute más. Esto es muy importante. A menos que tu mujer esté cerca del orgasmo, mantén la presión de tus dedos suave y lenta. Asegúrate también de tener tus dos manos ocupadas todo el
tiempo. Mientras con una acaricias su clítoris hambriento, tu otra mano puede acariciar sus pezones, culo, perineo, cabello, etc.Guía para Practicarle Sexo Oral De todas las habilidades que puedes
tener en la cama, el cunnilingus es la más importante. El atributo supremo de todo gran amante es ser bueno en comer coños. Cuando una mujer encuentra un hombre que es bueno en esto, habrá
encontrado algo más adictivo que las drogas más potentes, y siempre que él no sea un asesino en serie o un psicótico, ni se le cruzará por la cabeza dejarlo. Imagínate... podrás hacer que tu mujer
tenga un orgasmo con tu boca y tu lengua, y ella te deseará más que nunca. Ni se le ocurrirá acostarse con otros hombres, porque sabrá que nadie puede hacerla gozar como tú. Si tú disfrutas el
cunnilingus, automáticamente tendrás una gran ventaja sobre muchos otros hombres. La única manera de evaluar cuán bueno eres comiendo coños -- y con el sexo en general -- es si ella tiene
orgasmos o no. Pero lo irónico es que no puedes estar pensando en si ella se corre o no, porque si ése es tu objetivo, pondrás demasiada presión sobre la situación, y fracasarás. Cuando
empieces, seguramente ya habrás adoptado la estrategia de "ir lento" y la habrás incorporado a tu personalidad en la cama.En general, lo mejor es ir progresando lentamente hasta llegar a comerle
el coño, y una vez que estás haciendo esto, ir progresando lentamente hacia su clítoris, y aumentar gradualmente la intensidad con que se lo chupas- El secreto del sexo oral para mas mujeres es
que ella sepa que... Tú Gozas Comiéndole el Coño. Esto se debe a que, a pesar de las campañas como "Monólogos de la Vagina", muchas mujeres siguen viendo sus coños como algo que está
"ahí abajo", algo "sucio" y poco atractivo. Secreto #1: Cuanto Más Comas Coño, Más Te Gustará. Cómo Amar a la Vagina. Los coños no sólo saben bien, sino que además son hermosos. No hay
nada más bello en el mundo que el centro de la femineidad, el hueco del amor que te brinda tanto placer. La vagina es el centro de la mujer. Es lo que la hace femenina. Para mí, es el centro del
universo. Medita sobre la vagina. Enamórate de ella. Es la máxima fuente de placer y felicidad que puedes encontrar. Como resultado de esto, debes comunicarle a tu mujer de modo inconfundible
cuán atractivo y deseable te resulta su cuerpo. Debes no sólo reafirmarla diciéndole cuán hermoso te parece su coño, sino que además debes comunicárselo mediante tus actitudes. Quédate
boquiabierto y di: "¡Guau!" cuando ella se saque las bragas. Cuando le estés comiendo el coño, huele su aroma profundamente y di: "¡Ah, hueles tan bien, nena!” Lámela y gime de placer,
“¡Mmmmmmm!” Ser comunicativo es otro secreto para tener éxito. Es algo que te distinguirá de la mayoría de los hombres 2.Expresa tu excitación libremente... y ella se excitará más a su
vezMientras que las mujeres por lo general son ruidosas en la cama, los hombres generalmente son silenciosos, excepto por un leve gemido cuando se corren. Olvídate de ser un "hombre de
pocas palabras" en la cama. Muchas mujeres me han dicho cuánto les gusta que yo sea ruidoso en la cama. Pero tú debes experimentar y probar siempre cosas nuevas, e ir siempre un poco más
despacio de lo que crees que es apropiado. Observa las reacciones de tu mujer y presta atención a sus gemidos. Rápidamente descubrirás dónde le gusta que pongas tu lengua y con cuánta
fuerza. Como regla general, siempre acércate a su clítoris lentamente y provocándola. Recuerda, debes excitarla gradualmente. Esto hará que su éxtasis sea más intenso. Desde ya, cuando tienes
sexo, no debes empezar por el cunnilingus. Pasa primero por todas las fases preliminares -- es decir, besos de lengua, caricias apasionadas en todo su cuerpo y lamer sus pechos. ¿Y cómo te das
cuenta del momento justo para empezar a comerle el coño? Por regla general, debes hacerlo cuando ella esté empapada ahí abajo. Puedes verificarlo tocando su coño con un dedo. Comerle el
coño es algo que se hace al final de los juegos preliminares. Antes de preparar tu boca para lamerle el clítoris, debes pasar por las etapas de caricias, besos y lamidas en todo el cuerpo. Una vez
que llegues a la fase del cunnilingus, empieza por disfrutar de sus pechos y pezones, de a uno por vez. Puedes cubrir sus pezones con los jugos que recoges de su vagina, y luego lamer este
delicioso néctar directamente de sus pezones. Empieza a bajar, besándola hasta llegar al centro de su femineidad, concentrándote en tu sentido del olfato, disfrutando de sus aromas corporales.
puedes agregar algo como: “¡Nena, me encanta cómo hueles cuando estás mojada!” Para que una mujer disfrute al máximo mientras le comes el coño, necesita saber que tú lo disfrutas Sigue
bajando más allá del ombligo hacia su vello, pero levanta tu cabeza de manera que tus labios ya no la toquen. Sigue hacia abajo y empieza a besar la parte interna de sus muslos, primero una,
subiendo hacia su coño (acercándote pero retirando tu boca en el último momento). Luego pasa al otro muslo y repite los besos. Pasa suavemente tus labios y tu lengua por encima de sus muslos,
con mucha suavidad. Muévete lentamente. Acércate peligrosamente a su vulva y clítoris, y luego aléjate. Goza al ver cómo ella se excita cada vez más. Bésale un poco más la parte interior de los
muslos, y luego empieza con el coño. A cada lado de la vulva hay un pliegue, donde las piernas se juntan con los labios vaginales. Empieza a lamer allí. Aspira profundamente su aroma Frota tu
cara contra su mata de vello, o (si ella está totalmente afeitada), contra la zona donde estaría el vello normalmente. Con tus manos, masajea suavemente sus labios externos e internos. Luego pasa
tus labios y nariz muy suavemente por sobre su raja, como si la acariciaras con una pluma. Hazlo tan suavemente que ella se moje todavía más, cada vez más excitada con lo que viene. Mientras
haces todo esto con tu boca, sigue acariciándola con tus manos, masajeando sus pechos y muslos. En este momento, ella te estará rogando que sigas. Observa su comportamiento. ¿Está
acercando su pelvis a tu boca? Si es así, significa que llegó el momento de poner tus labios directamente sobre su raja. Besa su vulva lentamente y con suavidad al principio, y luego ve
aumentando la presión. Saca la lengua y muévela de lado a lado para abrir sus labios. Entretanto, separa suavemente sus piernas con tus manos. Esto no sólo abrirá sus labios vaginales para tu lengua, sino
que te convierte en el macho alfa en total control de su placer, lo que hará que se moje más todavía. Cuando un hombre el come el coño a una mujer, está a cargo de su placer. Ella está a tu merced. Y durante todo el tiempo
que dure el cunnilingus, abrázala y bésala constantemente. Le estás haciendo un gran regalo. Usando tus dedos, separa suavemente sus labios externos para disfrutar de los internos. Aspira profundamente su aroma y
lámelos suavemente, como lamías un cono de helado cuando eras niño. (¡Ya ves que toda esa comida chatarra que comías de joven sí servía para algo!) Exhala suavemente tu aliento cálido sobre ella y lame luego los jugos
alrededor de sus labios. Teniendo sus piernas separadas y sus labios abiertos, ahora ya puedes empezar a introducir la lengua en su vagina. Métele toda la lengua, lo más adentro posible. Imagina que tu lengua es un pene y
hazle el amor con ella. Absorbe los jugos con tu boca, saboréalos y trágalos. Mete tu lengua dentro de su vagina. Goza de esta sensación suave, caliente y pegajosa. Esto provoca aún más a su mujer, porque aunque le
encante tener tu lengua dentro de ella, hay otro lugar donde ella quiere que la pongas más aún -- ¡su clítoris! En este momento, retira tu lengua de su vagina, disfrutando de sus maravillosos sabores. Te repito, no te quedes
callado acerca de cuánto te gusta lo que estás haciendo. Muchos hombres se quedan completamente callados mientras comen coño, y esto puede confundir y estresar a las mujeres. Ella querrá saber qué estás pensando.
¿Todavía disfrutas de estas ahí abajo? ¿Te estás impacientando porque tu lengua ya está cansada y deseas que ella se apure y se corra lo antes posible? Muchas veces, este tipo de pensamientos sabotean el placer sexual
de la mujer. Puedes interrumpir estas ideas negativas diciendo: “¡Mmmmm tu coño es tan rico!” Debes hacerle entender que no le comes el coño como un sacrificio para que ella se sienta bien, sino que simplemente disfrutas
haciéndolo. Si ella sabe que lo disfrutas, se permitirá relajarse y gozar. “Después de todo”, pensará ella, “¡estoy haciendo gozar a mi hombre mientras me come el coño!” Lame y chupa sus labios internos, tirando suavemente
de ellos. Con estos labios debes utilizar la misma presión que con los labios de su boca. (De hecho, una técnica que puede ayudarte a ser un buen amante es imaginar que estás lamiendo, besando y mordisqueando los
labios de su boca... mientras usas la misma cantidad de presión en los labios de su coño). Toca su perineo con tu lengua. Si lo deseas, puedes practicarle analingus en este momento. (Pasar tu lengua por y alrededor del ano
de tu mujer es algo completamente opcional y no es necesario para que la mujer goce sexualmente). Si decides hacerlo, asegúrate de que ELLA se sienta cómoda Sube desde su perineo, lamiendo su raja y chupando sus
labios. Mueve tu lengua suavemente hacia arriba, donde se encuentra la cubierta de su clítoris. Empieza a lamerla. Ahora que estás besando su punto más dulce, el centro de su éxtasis – una zona con una concentración de
nervios mucho mayor que la del pene – puedes moverte gradualmente hacia arriba, aplicando cada vez más presión. Al principio, gira tu lengua. Un consejo que funciona con una chica con la que no tienes demasiada
experiencia, es dibujar las letras del alfabeto--A, B, C, D, etc.--con tu lengua sobre su clítoris. Te obliga a ir lentamente, siguiendo patrones que (desde el punto de vista de ella) cambian al azar, en movimientos y giros hacia
arriba y hacia abajo. Así, desde su perspectiva, mantienes la cosa interesante a medida que aumenta su excitación, en lugar de hacer siempre los mismos movimiento A veces, me divierto escribiendo palabras u oraciones
con mi lengua. (En el lugar de los espacios, introduzco mi lengua en su vagina) Cómo saber si lo estás haciendo bien: A medida que su placer es más intenso, ella abrirá y cerrará las piernas. Moverá la pelvis hacia arriba y
hacia abajo. Escucha sus gemidos. Como el clítoris es tan sensible al tacto, debes lograr que ella está cada vez más excitada antes de aumentar la presión directa sobre él. Una vez que tu mujer esté extremadamente
caliente, aparta la cubierta del clítoris. Puedes hacer esto de varias maneras. Una es cubrir tus dedos índices con sus jugos y luego empujar suavemente la cubierta hacia atrás, para lamer el clítoris directamente. Otra forma
es empujar su clítoris hacia arriba usando tu labio inferior y tu mandíbula. Cuando hayas empujado su clítoris hacia arriba, lame la porción que sobresale. Una tercera forma es poner tus dedos pulgares justo por encima de su
hueso púbico y empujar hacia arriba sobre la parte baja del abdomen, dejando el clítoris y la vagina más expuestos. Aparta la cubierta del clítoris con tu labio superior y separa los labios de la vulva con tu labio inferior. Luego
lámele el clítoris con fuerza, que en este momento estará erecto y sobresaldrá de su cubierta. Mueve tu lengua rápidamente La Técnica de Succión Cuando ella esté más excitada que nunca, succiona el
clítoris con tu boca. Esto lo estimulará para que esté cada vez más erecto y lleno de sangre, intensificando su placer. Sigue succionando cada vez más fuerte, mientras ella lo resista. Al
succionar el clítoris con la boca, generas vacío. Al aflojar la presión, el clítoris saldrá de tu boca. Repite este proceso, succionando el clítoris con la boca y aflojando luego para que
salga. Esto la volverá loca. Cómo Hacerla Alcanzar un Orgasmo Sensacional Imagina que tu lengua ya no es una lengua. Imagina que se ha convertido en tu dedo índice, para que
puedas presionar con más fuerza que con tu lengua. A medida que el placer de la mujer aumenta, generalmente querrá sentir algo dentro de ella. Introduce tu dedo índice en su vagina.
El placer de la mujer se pondrá por las nubes cuando la penetras con el dedo al mismo tiempo que tu lengua se encarga de su clítoris. Pero no muevas simplemente el dedo adentro y
afuera, como hacen en las películas porno. En lugar de esto, acaricia su punto G que se encuentra sobre la pared anterior, aproximadamente una pulgada por sobre su abertura
vaginal. Debes empezar lentamente con su punto G, moviendo tu dedo por todas partes dentro de ella mientras le comes el coño, y luego concentrarte y presionar cada vez más en el
tejido viscoso de su punto G. No debes simplemente meter tus dedos con fuerza en su vagina. Muchos hombres recomiendan introducirle dos dedos en la vagina, pero yo creo que esto
es un error. No quieres nada que represente competencia para tu pene. Lo mejor es que la sensación más plena y exquisitaque sienta la mujer en su vagina provenga de tu pene, y
solamente de tu pene. Prueba diferentes formas de lamerle el clítoris, porque cada mujer es única. ¿Cuán rápido debes ir? Presta atención a la velocidad de su respiración. Presta
atención a sus pezones cuando se endurecen. Presta atención a su piel cuando se pone roja. Presta atención a sus músculos cuando empiezan a temblar. Presta atención a sus
señales, para determinar a qué responde mejor. Cuando hayas encontrado la forma que más placer le produce, ¡sigue haciendo lo que estás haciendo! Éste no es el momento de
improvisar. Sigue haciéndolo hasta que ella alcance el orgasmo. Muchos hombres cometen un error cuando la oyen gemir y se dan cuenta de que han llegado a un punto sensible en
su clítoris. El error consiste en creer que deben ir más rápido y con más fuerza. Generalmente, esto es equivocado. ¿Alguna vez escuchaste a una mujer gritar: "¡No te detengas!"?
Esto no quiere decir: "Usa más presión". En resumen si ella tensa los músculos y gime cada vez más fuerte porque has encontrado un punto sensible, sigue a la misma velocidad y con
la mismaintensidad, y ella alcanzará el orgasmo. Moverá su pelvis arriba y abajo, a medida que aumenta su placer. Cuando haga esto, acompaña sus movimientos. Mantén tu boca
sobre su clítoris. ¡No dejes de comerle el coño en este momento! Ella está por correrse, así que sigue con lo que estabas haciendo.Cuando ella empiece a correrse, sigue estimulando
su clítoris. Cuando una mujer se corre, su clítoris se vuelve temporariamente muy sensible. Desciende hacia los labios de su vagina y lámelos suavemente, saboreando sus dulces
jugos. El mejor momento de hacerle el amor a una mujer es cuando acaba de correrse, porque las paredes de su vagina están pulsando y contrayéndose, y una de las mejores
sensaciones para ella (y para ti) es su vagina contrayéndose alrededor de tu polla dura como una roca. Sigue besándola mientras subes, pasando sobre su clítoris, su panza, sus
pechos, la parte superior de su pecho, su cuello, su cara y su frente. Asegúrate de haber tragado los jugos de su vagina y de haberte limpiado los labios. Luego besala en la boca .
Rodéala con tus brazas y abrázala fuerte. En este momento la mujer se siente muy cerca de ti, así que (si estás en el momento adecuado de la relación), susúrrale al oído cuánto la
amas. Cuando una mujer se corre después de que le has comido el coño, las paredes de su vagina seguirán contrayéndose. Así que éste es el momento perfecto para penetrarla con tu
pene. Consejos Avanzados Para Comer Coño.. Escucha sus gemidos. Cuando notes que gime al hacer un determinadomovimiento con la lengua en su vulva, clítoris o vagina,
recuérdalo. Repite ese movimiento y sigue haciéndolo por un par de minutos.Debes ser coherente en tus movimientos mientras la lames. Si bien es bueno variar lo que haces, debes
hacerlo gradualmente. Acuéstate de espaldas y haz que tu mujer se siente sobre tu cara. Esto no sólo te proporcionará una vista exquisita de su cuerpo, sino que además le permite
controlar a ella la cantidad de estimulación que recibe. Si es demasiado, se moverá hacia arriba o a un lado, para que la presión sobre su clítoris no sea tan directa. Si la lames con
demasiada suavidad, ella presionará sobre tu boca y cara con más fuerza. Mira películas porno de lesbianas y aprende. Nadie sabe cómo comer coño mejor que una mujer. Fíjate en lo
suaves que son ellas cuando se lamen mutuamente (y cómo aumentan la intensidad llegado el momento justo). Qué hacer cuando su clítoris está hiper-sensible. Lamentablemente, a
algunas mujeres la estimulación directa sobre el clítoris les resulta demasiado intensa, sin importar cuán excitadas estén 1. Lamer su clítoris de lado (no por encima ni por debajo). Esto
lleva más tiempo, pero la hará alcanzar el orgasmo. 2. Lamerle el clítoris con las bragas puestas. Al practicarle el cunnilingus a una mujer, utiliza tus manos durante todo el proceso, con
la actitud dominante de un macho alfa. ¡Esto vuelve locas a las mujeres, y te adorarán! Mientras le comes el coño, puedes, por ejemplo: Tomarla de las manos, entrelazando tus
dedos con los suyos Masajear sus pechos Agarrar su precioso culo, acariciándolo suavemente. Ejercicios de Lengua Saca la lengua todo lo que puedas, y trata de tocar con ella
tunariz. En esta posición, mantén fijos los grupos musculares y comienza a mover tu lengua alrededor. Practica en series, moviendo la lengua en el sentido de las agujas del reloj, en
sentido contrario, y arriba y abajo. Ejercicio 2: Dejando la mandíbula floja, pon la lengua en punta mientras tratas de mantenerla tocando la parte superior y posterior de tu boca. Una
vez que logres esta posición, practica a mover la lengua adentro y afuera de tu boca. Si ya eres un estudiante avanzado, trata de mantener la boca cerrada y mover la lengua en
círculos dentro de ella, mientras mantienes la posición, por supuesto. Una extensión de este ejercicio avanzado consiste en tratar de disolver un Lifesaver (o similar) sostenido entre tus
dientes, de adentro hacia afuera. Ejercicio 3: Saca la lengua, tratando de mantenerla plana y relajada. Mientras mantienes esta posición, trata de doblar la parte ancha de la lengua
hacia arriba, hacia abajo y a los lados. Practica en cinco series de diez, manteniendo cada posición por dos segundos. Ejercicio 4: Mantén la lengua relajada y la boca abierta. Mueve la
lengua dentro y fuera de la boca, hacia adelante y a los lados. Practica en tres series de veinte .prefiero que sea la mujer la primera en darme sexo oral La razón de hacer que ella lo
haga primero es que el período refractario del hombre va de 5 a 60 minutos, procurarte la estimulación sexual más intensa para volver a empezar entrar en calor tú mismo Exacto -
practicándole sexo oral a ella. Probablemente lo mejor de comerle el coño a una mujer, además de lo mucho que disfrutas las sensaciones relacionadas, es que te permite alcanzar la
forma más elevada de placer: la alegría de saber que haces sentir tan bien a tumujer. Su Punto G Con la mujer acostada de espaldas, introduce el dedo índice en ella, doblándolo hacia
arriba como si estuvieras haciendo señas a alguien para que se acerque. Para encontrar el punto G, mueve el dedo índice dentro de su vagina. Fíjate en lo suave que es su vagina;
busca un punto pequeño y viscoso (un montecillo pequeño). No es tan suave como el resto de la vagina, y está detrás de su vejiga. Ése es el punto G. El punto G es el equivalente
femenino de tu próstata. Produce sus hormonas sexuales y tiene una alta concentración de terminales nerviosas. Presiona sobre él firmemente con un movimiento hacia arriba, y ella se
excitará cada vez más. Para llevar a la mujer al orgasmo a toda velocidad, combina el cunnilingus con la estimulación del punto G. La primera vez que estimules el punto G de tu mujer,
ella tal vez diga que tiene ganas de orinar. Dile que esa sensación pasará y que debe relajarse y concentrarse en las sensaciones que le estás brindando. Cuando pase esta sensación,
su vagina se lubricará muchísimo, y si se corre, el fluido vaginal saldrá a raudales. Cuando una mujer tiene un orgasmo a partir de la estimulación de su punto G combinada con una
lengua sobre el clítoris, la sensación es muy diferentes a la de un orgasmo provocado sólo por la estimulación de su clítoris. El primer tipo de orgasmo hace que el fluido salga a
raudales, y se siente como una "explosión", según lo que me han contado. En cambio, un orgasmo sólo con estimulación del clítoris se siente más bien como una implosión. Si
introduces tu pene en este momento, experimentarás una sensación increíble, por la gran cantidad de lubricación y las pulsaciones de sus paredes vaginales. Cuando presiones su
punto G, hazlo con suavidad, y más bien lento. Básicamente, la estimulación del punto G es un complemento de la estimulación más importante sobre el clítoris con tu boca, así que no
hay razón para pasar tu atención de su clítoris a su punto G. Como ya dije, el movimiento que debes usar es como un gesto de "ven aquí" con tu dedo índice. Trazar círculos con tu
dedo alrededor del punto G. Si haces esto en el momento apropiado -- digamos, después de varios minutos con el movimiento de "ven aquí" -- aprovecharás el factor sorpresa para
llevar al una mujer al límite. Cambiar de mano. Reconozcámoslo, ¡tu dedo puede cansarse! Cómo Introducir Tu Pene Si ella empuja la pelvis contra ti y/o pone sus manos sobre tu culo
y lo empuja hacia ella, significa que quiere que la penetres con más fuerza y más profundo. Si aleja su pelvis de ti y/o pone sus manos sobre tu pecho, como alejándote, significa que
tal vez estés golpeando su útero (que puede resultar doloroso para ella), y que estás demasiado profundo. Observa si se ruboriza y cómo respira. Cuando jadea y respira con fuerza,
esto quiere decir que su placer va en aumento. Por lo tanto, presta atención a sus señales (muchas de las cuales son difíciles de fingir) y podrás conocer sus deseos claramente. Cómo
Brindarle el Orgasmo de los Orgasmos Si utilizas esta técnica en el momento justo, tu mujer se derretirá ante tus ojos, despertará a los vecinos con sus gritos y se pondrá
a balbucear como si estuviera borracha.Justo en el momento en que la mujer está en el pico del orgasmo que le has proporcionado con el sexo oral, y justo cuando empieza a bajar
del orgasmo, su clítoris se pone muy sensible y querrá que tu te detengas. Probablemente apartará tu cabeza con sus manos o te empujará los hombros. Hasta puede decir algo como:
“Espera un segundo mientras me recupero”. En ese momento, no te detengas. En lugar de eso, toma las riendas. Y hazlo con la velocidad del rayo. Ábrele completamente las piernas,
sostén sus manos con fuerza contra la cama y fóllala lo más fuerte y rápido que puedas. Luego de una media docena de embestidas (cuatro o cinco segundos), ella tendrá el mejor
orgasmo de toda su vida. Expulsará tanto fluido vaginal que empapará las sábanas. Después de semejante orgasmo, tu mujer se sentirá muy frágil y tendrá cambios de humor muy
rápidos. Puede empezar a reírse, y un segundo después romper a llorar. Es fundamental que la abraces en este momento. Abrázala por un largo rato, ella no volverá a la realidad por
mucho tiempo. Ella se sentirá muy vulnerable por haber perdido todo su control emocional contigo, así que es de vital importancia que le digas que todo está bien y que estás feliz de
que se haya corrido así.¡Te has ganado una mujer que te adorará por el resto de su vida!Contrae tu músculo PC y manténlo por todo el tiempo que puedas, hasta que ya no pueda
quedarse contraído. Descansa un minuto, y hazlo de nuevo. Haz esto cada tres días.Acuérdate de respirar. Una de las peores cosas que puedes hacer al contraer el músculo PC (o al
hacer cualquier otro ejercicio de levantamiento de pesas) es mantener la respiración. Esto hace que no llegue oxígeno al músculo que estás entrenando cuando más lo necesita, por lo
que el músculo no podra trabajar tanto como podría A medida que ejercites, dejando dos días entre cada sesión, notarás cómo se fortalece tu músculo PC. Por cierto, asegúrate de
darle a tu músculo PC mucho tiempo para descansar y recuperarse. Si ejercitas este músculo con demasiada frecuencia, corres el riesgo de sobre-exigirlo Regla Número Uno: No te
Esfuerces Tanto No pienses en los resultados y ni siquiera te preguntes si ella se corre o no. Todas las mujeres son capaces de tener un orgasmo. Pero no cada vez que tienen sexo.
Y no con cualquier hombre. Pero eso no importa. Las mujeres no necesitan tener un orgasmo para disfrutar del sexo. Cuando introduces tu pene en la vagina de tu mujer, lo que estás
haciendo en realidad es acariciar su parte interior con él. Ella se siente bien emocionalmente por eso. Al mismo tiempo, se siente bien para ti también. Concéntrate en el presente y en
las maravillosas sensaciones que sientes en el pene. Piensa en el sexo sólo como algo que haces para tu propio goce y placer. Cuando tu mente se distraiga durante el sexo, vuelve a
concentrarte en las maravillosas sensaciones que experimentas. Deja de preocuparte por tui "desempeño". El Mayor Secreto Para Dominar el Arte del Sexo No tienes que hacerle el
amor a tu mujer sólo con el pene. También le haces el amor a su mente, con tu mente. (Como dice el dicho, el mayor órgano sexual del cuerpo es el cerebro). Cuando tienes sexo
también con su cerebro, ella se sentirá extremadamente cómoda y se abrirá a ti. Deja de pensar. Disfruta los momentos intensos y maravillosos con tu mujer. Déjate llevar – es una
técnica simple y fácil, que puede usar cualquier hombre – y no sólo el sexo será más placentero para ti, sino que inmediatamente te convertirás en un amante mejor que el 90% de los
hombres de este planeta.