Está en la página 1de 10

COLUMNAS

1. DEFINICION:
Las columnas son elementos estructurales que sirven para transmitir las cargas de la
estructura al cimiento. Las formas, los armados y las especificaciones de las columnas
estarán en razón directa del tipo de esfuerzos que están expuesta (Morales, 2012).
1.1. COLUMNAS ESTRUCTURALES
Columnas estructurales son aquellas que generalmente reciben cargas puntuales y
trabajan de manera independiente pudiendo estar conectadas a través de la
cimentación con las zapatas conectadas o con las vigas y elementos estructurales
complementarios de una edificación.
Está compuesta de fierros de acuerdo al cálculo que se hace los fierros puedes ser de
½, 5/8, 3/4, etc. y su cimentación es una zapata compuesta de cemento, arena gruesa,
piedra chancada, fierro y agua llamándose concreto armado.

1.2. COLUMNA CONFINADA

La columna de confinamiento es aquella que trabaja de manera conjunta con los


muros de una edificación. Ejemplo: las construcciones realizadas con muros de soga
utilizan el sistema de albañilería confinada porque trabajan de manera conjunta con
las columnas de amarre que también son confinadas.

2. FALLA DE COLUMNAS
El entendimiento del comportamiento sísmico de las estructuras, así como de los
esfuerzos que soportan en las diferentes condiciones de cargas y apoyo,ha requerido
de la identificación de las características que han conducido a las fallas, o bien,
a un buen comportamiento estructural, y también, del análisis de los tipos de daños
y de sus causas (Morales, 2012).
Por lo general, estas fallas pueden deberse a:

 Inadecuada resistencia al cortante de los entrepisos debido a la escasez de


columnas y muros.

 Grandes esfuerzos de cortante y tensión diagonal en columnas o vigas

 Falla por adherencia del bloque de unión en las conexiones viga -


columna y por deslizamiento de las varillas ancladas, o a falla de cortante.

 Grandes esfuerzos en muros de corte, sin o con aberturas, solos o acoplados.


2.1. Falla frágil de cortante y tensión diagonal
Es muy importante que las edificaciones cuenten con una capacidad de
deformación suficiente para soportar adecuadamente la solicitación sísmica sin
desmeritar, obviamente, su resistencia. Cuando la respuesta sísmica de la
edificación es dúctil, se presentan elevadas deformaciones en compresión debidas
a efectos combinados de fuerza axial y momento flector (Morales, 2012).
Ilustración 1: Efecto combinado de carga axial Y momento flexionante sobre columna sin y con refuerzo
transversal.

2.2. Falla por adherencia del bloque de unión en las conexiones viga-columna
debida al deslizamiento de las varillas ancladas o a falla de cortante

Con frecuencia, las conexiones entre los distintos elementos estructurales se


presentan elevadas concentraciones y complejas condiciones de refuerzos, mismos
que han conducido a distintos y numerosos casos de falla especialmente en las
uniones entre muros y losas de estructuras a base de paneles, entre vigas y columnas
en estructuras de marcos, entre columnas y losas planas, y entre columnas y
cimentaciones (Morales, 2012).

Ilustración 2: Falla por adherencia del bloque de uniones Vigas- Columna


2.3. Falla frágil de cortante en columnas acortadas por el efecto restrictivo al
desplazamiento acusado por elementos no estructurales
La intersección entre elementos no estructurales, tales como muros divisorios de
mampostería, y las columnas de marcos de concreto, provoca concentraciones de
fuerza cortante en los extremos libres de las columnas, mismas que tienden a fallar
frágilmente por cortante. Esto conduce a que la porción libre de la columna adquiera
mucha mayor rigidez en comparación de las demás columnas del mismo piso, que no
están confinadas ni restringidas, en ninguno de sus lados, por elementos no
estructurales, generándose así elevados esfuerzos de corte en la columna corta dando
lugar a consecuencias desastrosas (Morales, 2012).

Ilustración 3: Deformacion lateral de columna


corta confinada parcialmente por muros

2.4. FALLAS POR TORSION

Las fisuras por torsión también son oblicuas pero continuas y en espiral.
Atraviesan completamente la sección de los miembros afectados.
2.5. FALLAS POR COMPRENSION

Si se rebasa la capacidad resistente del elemento en compresión, entonces ocurre


una fisuración que es paralela a la dirección de carga del elemento. Cuando el patrón
de fisuración es oblicuo, puede estar indicando que el hormigón está seco.

Ilustración 4: falla por compresión


3. CLASIFICACION
3.1. COLUMNAS DE MADERA

- Columnas macizas: Generalmente se unen en forma de U al techo, o


mediante un ensamble a media madera.
- Columnas de piezas ensambladas: La más utilizada consiste en dos
tablas paralelas separadas por tacos de madera. El conjunto se prensa por
medio de tornillos pasantes, a pesar de sus numerosas variantes.

3.2. COLUMNAS DE ACERO


Pueden ser fabricadas directamente con perfiles estructurales, empleados
como elemento único, o de perfiles compuestos, para los cuales se usan
diversas combinaciones, como las viguetas H, I, la placa, la solera, el canal y
el tubo, y el Angulo de lados iguales o desiguales (Morales, 2012).

- Uniones en una estructura metálica: Las uniones en una estructura


metálica se hace mediante:
a) pernos y remaches. Se usan en uniones o conexiones para armados y
estructuras, por lo general combinados con elementos estructurales,
placas y ángulos. Las secciones y los perfiles se producen en forma
comercial.

b) remaches y ángulos.

c) remaches ángulos y placas


Se considera ligeramente más resistente el refuerzo en espiral, pero es
más costoso. Las columnas con refuerzos en espiral son aquellas en las
que el refuerzo longitudinal se coloca dentro de un círculo con todas las
varillas encerradas por una espiral cilíndrica continua hecha con varilla
de acero o alambre de acero de diámetro grande.

4. PROCESOS CONSTRUCTIVOS

4.1. DOBLADO Y ANCLAJE DE BARRAS


Cuando se dobla una varilla, se debe cumplir con un diámetro mínimo de doblado
y con una longitud mínima del extremo doblado. El primero nos garantiza que se
pueda doblar la barra sin fisuras, y el segundo asegura un adecuado anclaje del
refuerzo en el concreto.
En obra, generalmente se dobla el fierro con tubo de doblado y trampa, para lo
cual se deben respetar ciertas distancias mínimas, es decir, las distancias del tubo
a la trampa, que nos aseguren un adecuado procedimiento de doblado. Para cortar
la varilla se usa la cizalla (Hendermsen, 2005).
4.2. DIAMETRO DE DOBLADO EN ESTRIBOS
• Importancia de los estribos :
Los estribos cumplen un papel muy importante en el comportamiento estructural de
las columnas de concreto armado.

• Estribos cerrados con gancho a 135°


El objetivo es que los extremos de los ganchos del estribo queden perfectamente
anclados y asegurados en la parte interna de la columna conocida como núcleo, lo
que garantizará su estabilidad durante el desarrollo de su trabajo estructura.

• Estribos de 1 ¾ de vuelta:
En la Figura 5 se puede apreciar un estribo que da una vuelta completa a la columna
y adicionalmente ¾ de vuelta más (1 + ¾ vuelta en total).
4.3.ARMADURA DE COLUMNA

Los planos de estructuras especificaran las medidas de los cortes y de los doblados
de las barras de acero. Todo refuerzo de acero deberá doblarse en frío, respetando el
diámetro mínimo de doblado para no causar fisuras en la barra. Luego de haber
cortado y doblado las barras de acero, deberá verificarse que las medidas estén de
acuerdo a las especificaciones que figuran en el plano de estructuras. Las barras
longitudinales de las columnas deberán ir amarradas o atortoladas con alambre N° 16
a los estribos, que generalmente para una casa son de 6 mm, y distanciados, de
acuerdo a lo que se especifica en los planos. Estos espaciamientos deben verificarse
antes de colocar la columna armada en la zanja, pues su cumplimiento nos garantizará
el buen funcionamiento de la columna durante la ocurrencia de un sismo
(Hendermsen, 2005).

4.4. HABILITACION Y COLOCACION DE COLUMNAS

Solado
Una vez terminada la excavación de las zanjas, se procederá a realizar los
solados. Éstos nos permitirán contar con una superficie nivelada, rugosa y
compacta para trazar y ubicar las columnas adecuadamente.Los lugares
donde se van a plantar las columnas se ubicarán según los planos de
obra y se procederá a vaciar superficies de 5 cm de espesor con una mezcla
pobre, cuya proporción será de una bolsa de cemento por 4 buggies de
hormigón.
Colocación:
Se colocará la columna armada al interior de la zanja, apoyándola sobre unos
dados de concreto .No deberá usarse piedras, desechos u otro material frágil
en vez de estos dados, ya que al resbalarse o romperse la armadura, quedará
desnivelada. Para fijar la columna de forma vertical, se le amarrará unos
barrotes* de madera apoyados en el suelo.

4.5. ENCOFRADO DE COLUMNAS


Una vez levantado el muro, se arman los encofrados de las columnas. Éstos
servirán de molde durante el vaciado del concreto, dándole las formas y las
dimensiones que se especifican en los planos.
Los encofrados son estructuras sujetas a diversos tipos de cargas que pueden tener
magnitudes muy considerables.
Son tres las condiciones básicas a tenerse en cuenta en la construcción de
encofrados:
- Seguridad
- Precisión en las medidas
- Economía
A) HABILITACION DEL ENCOFRADO:
Lo primero que hay que hacer es verificar la existencia en cantidad y calidad de
todos los insumos a utilizar, como tableros, barrotes, puntales, etc.
La madera y tablas que han de usarse para los encofrados deberán estar en buen
estado, limpias de desperdicios y serán rechazadas si presentan arqueos o
deformaciones que perjudiquen la forma final del elemento a vaciar.
Los costados de los encofrados de columnas están formados por tablas de 1” ó de
1 1/2” de espesor y de anchos variables, de acuerdo a las dimensiones de las
columnas (por lo general se utilizan anchos de 8”).
Los encofradores empezarán por habilitar la madera, es decir, cortarán y juntarán
una pieza con otra, verificando su alineamiento y buen estado. Asimismo, las
superficies de los encofrados que estarán en contacto con el concreto, serán
bañadas de petróleo, con el fi n de evitar que la madera se pegue con el concreto
endurecido. Esto hará más fácil el desencofrado (Hendermsen, 2005).
B) INSTALACIONES EMPOTRADAS Y RECUBRIMIENTOS:
Si los planos especifican la ubicación de algunos puntos eléctricos empotrados en
las columnas, como por ejemplo las cajas rectangulares para los interruptores y
algunas tuberías, estos accesorios deben fijarse de manera adecuada al encofrado
o al acero de refuerzo. Así se garantizará su estabilidad durante el vaciado de
concreto. Igualmente, antes de colocar los encofrados, es muy importante verificar
que los fierros de las columnas tengan adheridos unos dados de concreto de 2 cm
de espesor, que evitarán que se peguen al encofrado. De esta manera, se
garantizará que el acero de estas columnas tenga el adecuado recubrimiento que
permita que en el futuro no se oxiden (Hendermsen, 2005).
Por lo general, a las columnas ubicadas en las puertas de ingreso metálicas, se les
pican y suelda el refuerzo longitudinal de éstas a las rejas de metal. Esto no es
conveniente, ya que las varillas de acero nunca se deben soldar. Lo que debe
hacerse es colocar un anclaje, que consiste en una plancha metálica con dos
varillas de acero.
Esta plancha metálica se fija a la columna mediante el amarre de los dos fierros
de la plancha a las varillas longitudinales de la columna, antes del vaciado.
Posteriormente, cuando se desencofre, se podrá soldar las rejas a la plancha de
metal.
C) ARMADO DEL ENCOFRADO PARA ARMAR EL ENCOFRADO:
Debemos primero replantear el trazo de las columnas con sus correspondientes
ejes y dimensiones. Los tableros que sirven para encofrar la columna estarán
unidos por abrazaderas o barrotes a cada 50 cm como máximo. Para ello se
utilizarán listones de 2” x 4”, 3” x 3” ó de 3” x 4”, en largos que dependen de las
dimensiones de las columnas y del sistema de sujeción de abrazaderas que se
adopte. Obsérvese que en los tramos inferiores, las separaciones son más
reducidas, ya que la presión que el concreto fresco ejerce es mucho mayor a la de
los tramos superiores.
Se deberá instalar una plomada a un sitio fijo, para verificación de la verticalidad
durante el proceso de vaciado. Para amarrar los tableros, usamos templadores de
alambre negro N°8. No debe quedar espacios vacíos entre el muro y el encofrado
por donde pueda escurrirse el concreto durante el vaciado (ver fi gura 104). Para
sellar las juntas entre tablas, se puede utilizar las bolsas de cemento previamente
humedecidas.
Cuando se trate de un encofrado en esquina, hay que verificar que sus caras estén
perpendiculares con una escuadra (Hendermsen, 2005).
D) COLOCACIÓN DE PUNTALES:
Luego, el encofrado será asegurado contra el piso por medio de unos puntales que
pueden ser de 3” x 3”, 2” x 4” ó 3” x 4”, apoyados en soportes fijados en el suelo
o en las correspondientes losas de los entrepisos. Estos elementos, además de
asegurar el aplomado de los encofrados, les confieren arriostramiento. Al terminar
el encofrado, es muy importante verificar que haya quedado totalmente vertical.
Esto se realiza con la ayuda de la plomada, y cuando se trate de un encofrado
Finalmente, se recomienda revisar la zona de trabajo durante el proceso de
encofrado, pues es muy frecuente encontrar en el piso maderas con clavos que al
pisarlos pueden ocasionar serios accidentes (Hendermsen, 2005).

4.6. VACIADO DE CONCRETO EN COLUMNAS

PREPARACION DE LA MEZCLA:
A diferencia de los otros tipos de concreto, éste debe hacerse de preferencia
con una mezcladora, ya que hacerlo de manera manual produce mezclas que
no son homogéneas, y que no aseguran una resistencia uniforme.
Para la preparación de la mezcla, se deberá consultar la resistencia que se
especifica en los planos. Por lo general, para una casa de 2 ó 3 pisos, la
resistencia es de 175 kg / cm2, esto quiere decir que sobre una superficie
cuadrada de concreto de 1 cm de lado, se puede aplicar una carga de 175 kg
antes de que se rompa. La proporción recomendable para obtener esta
resistencia es de una bolsa de cemento por un buggy de arena gruesa y un
buggy de piedra chancada, además, de la cantidad de agua necesaria para
obtener una mezcla pastosa y fácil de trabajar.
La cantidad de agua varía de acuerdo a la humedad de la arena y la piedra. Si
se encuentran secas, el agua necesaria para una bolsa de cemento podrá ser de
unos 40 litros. Si se encuentran totalmente mojadas, bastará con unos 20 litros.

Para hacer la mezcla debemos verter el agua en la mezcladora antes que el


cemento y los agregados. El tiempo de mezclado, una vez que todos los
materiales se han ingresado, no debe ser menos de 2 minutos (Hendermsen,
2005).

VACIADO DE LA MEZCLA
Cuando la mezcla está terminada se transportará mediante buggies o latas, que
deberán estar totalmente limpias a fin de que no contaminen la mezcla. Se
debe procurar que el transporte se realice en el menor tiempo posible.

El concreto que ya ha comenzado a endurecerse no debe utilizarse, tampoco


debe agregarse agua adicional para remezclarlo.
Antes de proceder a la colocación del concreto, se deben humedecer las
paredes del encofrado (Hendermsen, 2005).
4.7. CURADO
Finalmente, se iniciará el curado, el cual se debería prolongar por lo menos
durante 7 días. El proceso de curado consiste en regar con agua la columna,
manteniéndola húmeda. Esto evitará que se formen grietas y fisuras y ayudará a
que el concreto alcance la resistencia especificada (Hendermsen, 2005).
4.8. EMPALMES
En caso de construir solo el primer piso se dejará mechas para una futura
construcción del segundo piso , las cuales serán cubiertas con concreto pobre o
con botellas plásticas para evitar su deterioro con el tiempo .
Si la columna se coloca en un segundo piso, las barras longitudinales continuarán
a las del primer piso, con una determinada longitud de traslape entre barra y barra,
amarrándolas con alambre N° 16 (Hendermsen, 2005).

Bibliografía
Hendermsen, T. E. (2005). Diseño de estructura de concreto armado. Lima, Peru: Pontificia
Universidad la catolica.

Morales, R. M. (2012). Diseño de concreto armado. Madrid, España: Instituto de la


construccion y gerencia.