Está en la página 1de 5

De la participación ciudadana:

capital social constante y capital social variable.

 Antecedentes biográficos:
-Gabriel Salazar
-Historiador Chileno.
-Premio nacional de historia 2006
-Se inscribe en la historia social como rama historiográfica.

Algunos de los conceptos más importantes en el texto y su relevancia a través de


sus significados son los siguientes:
1) Concentración:
Es la suma de poderes económicos de la sociedad capitalista, concentrando así un
poder político, haciendo una configuración de las diferentes formas del estado
moderno, acumulando como base principal el saber de la ciencia moderna.
2) Desconcentración:
“Se caracteriza por una lógica de poder de desplazamiento reverso (…) en estricto
rigor, la desconcentración no implica necesariamente ni disgregación real, ni
efectiva descentralización. O sea ni real posmodernidad, ni real democracia
participativa, sino algo entre medio, que es preciso determinar. (…) poder en trámite
de “devolución”” (Salazar, 1998).

3) Capital Social:
También llamada Sinergia Social, juega un rol importante para el modelo neoliberal,
definiendo problemas en el desarrollo, además “tiene la ventaja de que no solo es
marginal al proceso acumulativo central del modelo, sino que, además, al ser
aplicada, produce un surplus de rendimiento neto” (Salazar, 1998)
“el capital social proviene de la historia interna de los grupos y comunidades más
que de ninguna transmisión externa” (Salazar, 1998)
4) Capital social constante:
Es la derivación del capital social que si se “acumula en términos de tradición o
precondiciones participativa, entonces cabría hablar de capital social constante.”
(Salazar, 1998)
5) Capital social variable:
Es la otra derivación del capital social, que por lo contrario al capital social
constante, “si no se acumula de ese modo y permanece como energía libre, podría
hablarse, entonces, de capital social variable.” (Salazar, 1998).
6) Participación:
La participación es “un producto histórico derivado del accionar de los propios
ciudadanos; lo que implica que, prácticamente no tiene sucedáneo. (…) la
participación depende de que el contexto estructural, de por sí, avance de modo
consistente en esa misma dirección” (Salazar, 1998)
Además el modelo neoliberal también tiene un punto de vista de participación como
“un movilizador potencial de los pobres, para reducir su pobreza y vulnerabilidad.
Esto implica reconocer y promover los activos que los pobres tienen en su hogar.
(…) esto presupone asumir que entre la dimensión económica y la social de la vida
existe una relación metabólica inseparable” (Salazar, 1998).
7) Pobreza:
“La pobreza se define aquí como una posición de vulnerabilidad de ciertos
individuos, hogares o comunidades frente a un entorno cambiante” (Salazar, 1998).
8) Gobernanza:
La gobernanza se basa en “mantener disciplinada una sociedad bajo un estado de
derecho en una función y a la vez una obligación política del gobierno, pero es
también algo de máximo interés para los poderes del mercado. En consecuencia,
todo gobierno, y en especial aquel que tiene una baja legitimidad, necesita manejar
las políticas de participación con prudencia, e incluso con mezquindad.” (Salazar,
1998).

 Ideas centrales:
-Historia y poder: Concentración y Desconcentración
Hace referencia de la Concentración a la concentración de poder económico y la
relación con la concentración del poder político formando las diferentes formas del
Estado moderno. “En suma: la triple concentración del poder dejando tras sí masas
de individuos desocializados, sin más identidad que la recibida de los “derechos
individuales” desprendidos de ese proceso y sin otra historicidad que la de los
planes hiper-desarrollistas de esos mismo poderes.” (Salazar, 1998).
Por otro lado se habla de Desconcentración, contrariamente a la primera, como “una
lógica de poder de desplazamiento reverso, que en estricto rigor, la
desconcentración no implica necesariamente disgregación real, ni efectiva
descentralización. O sea: ni real posmodernidad, ni real democracia participativa,
sino algo entre medio, que es preciso determinar.” (Salazar, 1998).
Todo esto conllevó a una “lluvia de partículas de poder en trámite de “devolución”,
dividiéndose en devoluciones “hacia abajo”, “hacia arriba” y “hacia el lado.
-El cuarto ciclo kondratiev
Puede ser nombrado también como el “modo de acumulación fordista”, se presenta
en el final del proceso de concentración se caracterizó por “la hegemonía total de
los grandes aparatos de Estado, los grandes monopolios del Mercado y las macro-
teorías de la ciencia social.”
Este ciclo tuvo lugar tres tensiones internas.
1.- la polarización política entre dos grandes sistemas estructurales
2.- la tensión económica, social y política entre el mundo desarrollado del norte y
los subdesarrollados del sur
3.- la influencia mundial de costos provocados por el mismo gigantismo estructural.
-fantasmas republicanos.
A través de la devolución “hacia abajo” se ha desgastado la estrategia histórica de
Chile, poniendo en evidencia los municipios y las comunidades locales.
“En Chile, este problema se ha planteado en torno a la cuestión de cómo y hasta
donde descentralizar el Estado y autonomizar los municipios. La historia informa
que estos fueron sistemáticamente vaciados de todo poder y toda autonomía desde
la primera ley orgánica de municipalidades.” (Salazar, 1998).

-Capital social.
El capital social existe por la historia interna de los grupos y comunidades, también
es nombrada como la Sinergia Local, se “muestra como un factor sociocultural de
difícil producción o reproducción en el corto plazo”
-Capital Social Constante
Es una derivación del capital social que si se “acumula en términos de tradición o
precondiciones participativa, entonces cabría hablar de capital social constante.”
(Salazar, 1998). Teniendo alta participación y empoderamiento social, basada en
una autonomía.
-Capital Social Variable
Es la otra derivación del capital social, que por lo contrario al capital social
constante, “si no se acumula de ese modo y permanece como energía libre, podría
hablarse, entonces, de capital social variable.” (Salazar, 1998). Por lo tanto aquí hay
una alta sinergia, siendo de baja legalidad pero con fuerte poder de identidad.
-Participación.
La participación es “un producto histórico derivado del accionar de los propios
ciudadanos; lo que implica que, prácticamente no tiene sucedáneo. (…) la
participación depende de que el contexto estructural, de por sí, avance de modo
consistente en esa misma dirección” (Salazar, 1998).
Pero hay una contra opinión de participación por parte del Banco Mundial, afirmando
que la participación no es ni puede ser una práctica política, sino que es
constantemente como una práctica de empresariedad. El banco mundial lo que hace
es promover la reorganización del vínculo entre Estado y sociedad, por medio de la
acción privada del mercado, acción que reduce la pobreza, por tanto la
vulnerabilidad.
La perspectiva que tiene el Estado Neoliberal sobre Participación es de una
composición “de dos procesos convergentes: la descentralización administrativa del
Estado, complementada con la participación de las comunidades organizadas en la
solución de sus problemas de integración al desarrollo” (Salazar, 1998).
Al darle poder al concepto de participación se cambia el énfasis de “pobre”, el
vulnerable a un ciudadano y las comunidades locales.
-Gobernanza.
La gobernanza se basa en “mantener disciplinada una sociedad bajo un estado de
derecho en una función y a la vez una obligación política del gobierno, pero es
también algo de máximo interés para los poderes del mercado. En consecuencia,
todo gobierno, y en especial aquel que tiene una baja legitimidad, necesita manejar
las políticas de participación con prudencia, e incluso con mezquindad.” (Salazar,
1998). Aquella participación se crea de forma con una lógica natural, creando una
res de poder y regulación que produce un desequilibrio a la gobernabilidad del
sistema político.
En resumen lo que se busca a través de la gobernanza es “impedir que la brecha
existente entre el rigor mortis de la institucionalidad y la historicidad de la sociedad
civil se incremente a niveles peligrosos para el Estado y frustrantes para aquella.”
(Salazar, 1998).
La diferencia de juricidad y la diferencia de historicidad es el principal problema
teórico que hay de la gobernanza, al articular estas dos diferencias.
-Punto Huntington
El sistema Neoliberal en Chile es parte del punto Huntington, esto quiere decir
“aquella posición en que debe usar la participación, pero manteniéndola en niveles
de “poca democracia”, sin provocar los riesgos de la mucha democracia”. (Salazar,
1998).
-La gobernanza I
“Es aquella que se promueve según la lógica de la gobernabilidad, pero no desde
la lógica del capital social. (…) es definible como un perfeccionamiento o
modernización de la gobernabilidad en términos de acercar la autoridad a la gente,
de aumentar el involucramiento civil, la transparencia de las políticas públicas, el
incremento de la eficacia y el ensanchamiento de la legitimidad global del sistema.”
(Salazar, 1998).
-La Gobernanza II
Esta es lo contrario a la anterior gobernanza, esta “no se desprende de la función
gobernabilidad, sino del despliegue histórico del capital social en todas sus formas.
(…) no promueve la modernización del Estado o del Mercado, sino la socialización
de ambos.” (Salazar, 1998).
Lo que tienen en común las dos gobernanzas es el carácter del periodo, puesto que
es transicional y abierto, siendo que los procesos que están en movimiento
necesitan rapidez, estando los dos sobre el Punto de Huntington.
-La Gobernanza III
Esta se define como “una relación global entre el Estado y la Sociedad Civil (…)
como una relación al interior de una estructura constituida por dos entidades
preexistentes. No es, sin embargo, una relación estrictamente institucional, pues no
interconecta acciones o entidades normadas propias del régimen de Gobierno o de
Estado.” (Salazar, 1998).