Está en la página 1de 19

FACULTAD DE INGENIERÍA.

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL.

DISEÑO DE CONCRETO ARMADO II

INFORME:

´´MURO DE CANTILEVER´´

Alumnos:

Pareja Chumbes César

DOCENTE:

Mg. Ing. Luis Alberto Terrones Segura

AULA Y TURNO:

305 B - NOCHE

LIMA – PERÚ

2019
INTRODUCCIÓN

Generalmente los muros son elementos estructurales son de forma prismática, su función
es soportar el empuje temporal o permanente por la tierra contenida, y transmitir esas
fuerzas en forma segura a la cimentación. Se conoce la existencia de muros de contención
desde tiempos muy remotos, por ejemplo muros de contención de tierras de labranza, que
se utilizaban para conseguir superficies más horizontales para los sembríos, estos muros
eran de piedra y fundamentalmente trabajaban por gravedad.

Más tarde los muros aparecen como murallas de defensa (así consta en tratados como el de
Vitrubio), y no es hasta el siglo XVIII cuando aparecen los primeros estudios más científicos y
técnicos sobre el tema, primero con el mariscal Vauban (1706) en su Tratado de la defensa
de las plazas, y después con el científico militar Coulomb (1773), que desarrolló su teoría
sobre empujes de tierras. En la actualidad, el procedimiento habitual a seguir en el proyecto
de muros, según Terzaghi y Peck (1967), consiste en la repetición sucesiva de dos pasos: 
Primero la selección tentativa de las dimensiones de la estructura;  Y segundo el análisis de
la estabilidad de la estructura frente a las fuerzas actuantes.

Objetivo General

Explicar todo relacionado al tema de muro de cantiléver y realizar su diseño aplicativo a un


ejemplo.

Objetivos específicos

Identificar los tipos de muro de contención

Desarrollar un ejercicio de muro de cantiléver


MUROS DE CONTENCIÓN

Los muros de contención se utilizan para detener masas de tierra u otros materiales sueltos
cuando las condiciones no permiten que estas masas asuman sus pendientes naturales.
Estas condiciones se presentan cuando el ancho de una excavación, corte o terraplén está
restringido por condiciones de propiedad, utilización de la estructura o economía.

Los Muros de Contención son elementos constructivos que cumplen la función de


cerramiento, soportando por lo general los esfuerzos horizontales producidos por el empuje
de tierras.

En otros tipos de construcción, se utilizan para contener agua u otros líquidos en el caso de
depósitos.

Un muro de contención no solo soporta los empujes horizontales trasmitidos por el terreno,
debe también recibir los esfuerzos verticales trasmitidos a pilares, paredes de carga y
forjados que apoyan sobre ellos.

La mayoría de los muros de contención se construyen de hormigón armado, cumpliendo la


función de soportar el empuje de tierras, generalmente en desmontes o terraplenes,
evitando el desmoronamiento y sosteniendo el talud.
CLASIFICACIÓN DE MUROS DE CONTENCIÓN

Los tipos de muros de contención de uso más frecuente son:


1. MUROS DE GRAVEDAD.
Son muros de hormigón en masa en los que la resistencia se consigue por su propio peso
(figura a). Normalmente carecen de cimiento diferenciado, aunque pueden tenerlo (figura
b).

Su ventaja fundamental es que no van armados, con lo cual no aparece en la obra el tajo de
ferralla. Pueden ser interesantes para alturas moderadas si su longitud no es muy grande,
pues en caso contrario representan una solución antieconómica frente a los muros de
hormigón armado.
Figura. Muros de gravedad

2. MUROS MÉNSULA.
Son los muros de contención de uso más frecuente, y aunque su campo de aplicación
depende de los costes de excavación, hormigón, acero, encofrado y relleno, se puede
pensar que constituyen la solución más económica para muros de hasta 10 ó 12 m de altura.

Figura. Muro ménsula.

3. MUROS DE CONTRAFUERTES.

Representan una evolución del tipo anterior. Al crecer la altura, y por ende los espesores
de hormigón, compensa aligerar las piezas con la solución de los contrafuertes, aunque
conlleve un tajo de ferralla y encofrado más complicados y un hormigonado más difícil.

Figura. Muros de contrafuertes.


Los contrafuertes pueden disponerse en el trasdós (figura a) o en el intradós (figura b),
aunque la primera solución es técnica y económicamente mejor por colocarse el alzado en
la zona comprimida de la sección en T que se forma. La segunda solución, además, presenta
un claro inconveniente estético.
4. MUROS DE BANDEJAS.
En los muros de bandejas se pretende contrarrestar parte del momento flector que se ha de
resistir mediante la colocación de bandejas a distinta altura en las que se producen unos
momentos de sentido contrario, debidos a la carga del propio relleno sobre las bandejas. Su
inconveniente fundamental radica en la complejidad de su construcción. Puede representar
una solución alternativa al muro de contrafuertes para grandes alturas, en los que para
resistir el momento flector se aumenta el canto y se aligera la sección colocando los
contrafuertes.

Figura. Muros de
bandejas.
5. MUROS CRIBAS Y
OTROS MUROS
PREFABRICADOS.
El concepto de muro criba de piezas prefabricadas tiene su origen en muros análogos
realizados con troncos de árboles. El sistema emplea piezas prefabricadas de hormigón de
muy diversos tipos que forman una red espacial que se rellena con el propio suelo.

Figura. Muros cribas.

PRESIÓN LATERAL DE TIERRAS Y MUROS DE CONTENCIÓN


6. CLASIFICACIÓN POR SU FUNCIÓN:

Sostenimiento Contención Recubrimiento

7. CLASIFICACIÓN POR SU COMPORTAMIENTO:


 Estructuras rígidas: Cumplen las funciones de sostenimiento, contención y
revestimiento:
- Muros de contención
 Estructuras flexibles: Cumplen sus funciones deformándose:

- Tablestacados, Muros pantalla

ESTRUCTURAS RÍGIDAS

 Muros de gravedad: hasta 3.0 m de altura


 Muros de semigravedad: hasta 4.0 m de altura
 Muros en Cantilever o en voladizo: hasta 7.0 m
 Muros con contrafuertes: alturas mayores de 7.0 m
 Muros en tierra armada

ESTRUCTURAS FLEXIBLES

 Tablestacas: su estabilidad se deriva del anclaje que se desarrolla en la parte


enterrada Pantallas precoladas o prefundidas: se utilizan mucho en excavaciones
para sótanos.
 Pantallas precoladas o prefundidas: ampliamente utilizado en excavaciones para
sótanos.
MURO DE CANTILIVER
Son Muros en voladizo, que se construyen en concreto armado, y resisten por flexión el
empuje del suelo, el fuste o pared del muro actúa de forma empotrada con una base
denominado zapata que es capaz de resistir el empuje del suelo, su perfil por lo general es
en forma de L o T invertida.

La presencia de Dientes en la base del Muro incrementa la resistencia al


deslizamiento y al volcamiento, y los volados intermedios en el fuste disminuyen la
tracción en el paramento interno del muro, y con ello se reduce la cuantía necesaria de
acero de la armadura. . La altura máxima de los muros de cantiléver no debe superar
los 7m. En caso contrario se deben colocar contrafuertes que alivianan las solicitaciones
de flexión y corte en el fuste de los muros en voladizo. La determinación de las cargas y
empujes que actúan en el muro Cantiléver se obtiene en forma similar al caso de los
muros de gravedad, pero como se construyen en concreto armado, se aplicarán cargas
mayoradas y teoría de resistencia límite. La estabilidad de este tipo de muros es
lograda por las dimensiones de la zapata o base del muro que ayuda a impedir el vuelco
del muro. Gracias a la rigidez y la fuerza interna que tiene este tipo de muro es capaz de
retener el empuje del suelo, permitiéndole alcanzar grandes alturas.

La mayoría de los muros de contención de tipo cantiléver son de hormigón armado y


reforzado con acero. Este tipo de la estructura es capaz de retener la tierra detrás de ella
gracias a su rigidez y fuerza interna.
MÉTODO DE LOS ESFUERZOS ADMISIBLES

Este método según la norma COVENIN 1753-2006 se le conoce como método del Estado
Límite de Servicio el cual considera que, para el cálculo y diseño de los elementos
estructurales, la resistencia mayor debe ser igual o menor a su resistencia requerida (Rs)
según sus combinaciones de carga y fuerza de servicio.

La norma COVENIN 1753-2006 establece que los esfuerzos admisibles se deben dividir la
resistencia nominal del muro por un factor de seguridad establecidos por las normas como
lo es:

Siendo:

Rs: Resistencia de Servicio

Radm: Resistencia Admisible


Rn: Resistencia nominal, correspondiente al estado límite de agotamiento sin factores
de minoración.

FS: Factor de seguridad.

El diseño de muros de contención de concreto armado, establece que se debe


estudiar la estabilidad del muro según la falla de volcamiento, deslizamiento y las
presiones que se generan en su interface suelo – muro.

Así mismo se considera un factor de seguridad (FS) mayor o igual a 1,5 para el
deslizamiento y volcamiento del muro, para todas las combinaciones de cargas, sin
embargo para caso de diseño donde se incluya el sismo dicho factor es de 1,4.

Para presiones de contactos la capacidad admisible del suelo de fundación según


norma COVENIN 1753, debe ser mayor que el esfuerzo máximo transferido al terreno
por el muro quedando de la siguiente manera:

Donde FScap. Portante dependerá de la falla por la capacidad del suelo.

MÉTODO DEL ESTADO LÍMITE DE AGOTAMIENTO


Este método consiste en la mayoración de las cargas de servicio para obtener la resistencia
requerida la cual debe ser menor que la resistencia nominal reducida por un factor de
minoración de la resistencia Φ, de esta manera se obtiene una resistencia última.
Ru ≤ Φ x Rn

Según las norma COVENIN 1753, las cargas o solicitaciones que estén multiplicadas por un
factor de carga se les denomina carga últimas de diseño, y se debe considerar o tomar en
cuenta para su diseño aquella carga mayor de las siguientes formulas.

Para carga muerta y vida:

U = 1,4 CP + 1,7CV
Para carga muerta, viva y empuje de tierra

U = 1,40 CP + 1,70 CV +1,60 CE

Para carga muerta, viva, empuje de tierra y sismo.

U = 1,1 CP + CV + CE ± S

U = 0,90 CP + CE ± S

Dónde:

CP: Carga Permanente,

CV: Carga Variable,

CE: carga por empuje,

S: sismo

Igual al método anterior se debe considerar la estabilidad al volcamiento, deslizamiento y


las presiones de contacto que se generen en el muro.

Especifica que para determinar la estabilidad del muro por falla de volcamiento y
deslizamiento se debe considerar un factor inverso del factor de seguridad utilizado en el
método de los esfuerzos admisibles el cual es el 0,70 del 1,50 utilizado expresado de la
siguiente manera:

Σ Mu ≤ 0,70 Σ Mn

Dónde:

Σ Mu = es la sumatoria de los momentos últimos actuantes.

Σ Mn = es la sumatoria de los momentos últimos resistentes.

A su vez la norma COVENIN 1753, (2006). Considera que para este método se debe verificar
las fuerzas horizontales que son originadas por el empuje del suelo, dicha fuerza no debe
exceder las fuerzas resistentes al deslizamiento, calculándose de la siguiente manera:
Vu ≤ 0,80 x ([µ x Un] + [c x A])

La norma considera las presiones de contacto y el factor de reducción Φ para garantizar de


esta manera minimizar las posibles fallas en el comportamiento de la estructura del muro,
considerando que las presiones últimas no excedan a la capacidad última del suelo de
fundación. Lo cual se expresa en la siguiente ecuación.

Qu ≤ 0.6 x Qult

Dónde:

Qu = carga última de contacto

Qult = carga de soporte ultima resistente del suelo de fundación

EMPUJE DEL SUELO

El empuje de los suelos sobre las estructuras de retención, se puede decir en forma
general, que en ellos se involucran todos los problemas que se le presentan al
ingeniero para determinar las tensiones en la masa del suelo que actúan sobre una
estructura.

El empuje de la tierra depende de numerosos factores de compleja determinación


que inclusive no son constantes en el tiempo. Los principales factores son:

 Rugosidad e inclinación de la superficie en contacto con el suelo.


 Rigidez y deformación de la estructura y de su fundación
 Densidad, ángulo de fricción interna, humedad, coeficiente de vacíos, cohesión,
nivel freático e inclinación del terraplén.
 Factores externos al terreno y a la estructura, como lluvias, sobrecargas,
vibraciones, etc.
En consecuencia “el cálculo del empuje de tierra” deberá ser considerado como una
estimación o evaluación en el que el calculista deberá recurrir a su mejor criterio y al
grado de seguridad que desea.
Los empujes laterales que el suelo ejerce sobre los muros de contención pueden
clasificarse en: Empuje Activo y Empuje Pasivo.
Tipos de Empuje

EMPUJE ACTIVO
Empuje de tierras que se efectúa sobre un soporte que resiste, cediendo cierta magnitud
que depende de sus características estructurales.
El estado activo ocurre cuando existe una relajación en la masa de suelo que le permite
moverse hacia fuera del espacio que limitaba la tensión del suelo.
Un ejemplo sería un muro de tierra que se rompe; esto es que el suelo está fallando por
extenderse. Ésta es la presión mínima a la que el suelo puede ser sometido para que no se
rompa.

Empuje activo.
EMPUJE PASIVO

Estado pasivo ocurre cuando la masa de suelo está sometida a una fuerza externa que lleva
al suelo a la tensión límite de confinamiento. Esta es la máxima presión a la que puede ser
sometida un suelo en el plano horizontal.

El empuje que actúa sobre una pared que avanza contra el talud, y puede variar desde el
empuje en reposo hasta el infinito, es decir la acción de la estructura sobre la tierra, se
denomina “empuje pasivo”.

Empuje pasivo.

DRENAJES EN MUROS DE CONTENCIÓN

Los muros de contención fallan por una mala condición del suelo de fundación y por el
inadecuado sistema de drenaje. Es por esto que es necesario el estudio detallado de los
flujos de agua superficial y subterránea para el diseño del muro de contención.

La presencia de agua en el suelo aumenta de manera significativa el empuje del suelo,


convirtiéndose así un problema para las estructuras que se encuentren sometidas a este
empuje, es por esto que al proyectar muros de contención económico y que se vea
sometido a soportar empujes hidrostáticos se considera la utilización de drenajes ubicados
adecuadamente que ayude a canalizar el agua que se encuentra en el interior de la
estructura o muro enviándola a la cara exterior del mismo.
La norma COVENIN 1753 2006. Expresa que las estructuras que se encuentren sumergidas o
fundadas bajo el nivel freático están sometidas a un empuje hacia arriba denominado Sub
presión.

La norma también explica que si la sub presión equilibra parte del peso de la estructura
puede ser muy beneficiosa, porque permitiría disminuir la presión de contacto estructura –
suelo. Si el caso fuera lo contrario donde la sub presión supera el peso de la estructura
ocurre un empuje hacia arriba provocando alta fricción en las paredes de la estructura y el
suelo.

En los muros de contención podemos encontrar dos sistemas de drenajes muy comunes
como lo es:

 Sistema de drenaje continuo


 Barbacanas
SISTEMA DE DRENAJE CONTINÚO O TRADICIONAL
Este sistema de drenaje es el sistema más común utilizado para el drenaje del agua que
ocupa el suelo cuando este se encuentre saturado, el drenaje continuo consiste en una
tubería de PVC perforada y ubicado a lo largo del muro, entre la base del mismo y el fuste,
debidamente colocado sobre una cama de arena o piedra picada que servirá de filtro para el
tubo y el muro.

Sistema de Drenaje Tradicional


BARBACANAS

Las barbacanas consiste en tuberías de pocas longitud e incrustada en el muro a una


inclinación no menor de 5º con respecto a un plano horizontal.

Las barbacanas es muy común diseñarlos a muros de contención de concreto armado lo


cual permite filtrar el agua que se acumule en las paredes del muro. El diámetro de la
tubería no debe ser mayor de 4” ni menor a 2” y la colocación del mismo dependerá de las
dimensiones y el largo del muro, por lo general las barbacanas se colocan a cada 2 metros a
lo largo del muro.

Drenaje de muro de contención con barbacanas


CONCLUSIÓN

Los muros de contención tipo cantilever tienen como finalidad resistir las presiones laterales ó
empuje producido por el material retenido detrás de ellos, su estabilidad la deben
fundamentalmente al peso propio y al peso del material que está sobre su fundación. Los muros
de contención se comportan básicamente como voladizos empotrados en su base.

Los muros de contención se utilizan para detener masas de tierra u otros materiales sueltos
cuando las condiciones no permiten que estas masas asuman sus pendientes naturales. Estas
condiciones se presentan cuando el ancho de una excavación, corte o terraplén está restringido
por condiciones de propiedad, utilización de la estructura o economía.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://es.scribd.com/document/126464471/Informe-Muros

https://es.scribd.com/document/390808558/Muro-de-Cantilever

https://es.scribd.com/document/257334201/Disenar-Muro-de-Cantilever

https://es.slideshare.net/NelsonBernardoBlanco/diseo-de-muro-cantilever

https://prezi.com/fdjm9v32onlt/muros-en-cantilever/