Está en la página 1de 14

Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle

Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

Capítulo 1
Un Nuevo Mundo

Tom encontró el Caldero Chorreante con suficiente facilidad por las


indicaciones de Dumbledore. Había una pequeña entrada, ligeramente retraída del
nivel de las tiendas de cada lado, por donde la gente pasaba en la calle, y tal vez no
solo porque tenían la cabeza gacha debido a la lluvia. Tom empujó la puerta, que se
abrió con un ligero crujido.

Al entrar, el lugar era muy diferente de su fachada, y varios clientes estaban


vestidos tan extrañamente como Dumbledore, con colores brillantes, del tipo que no
se ve frecuentemente en el Londres moderno. El lugar olía ligeramente a cerveza,
tabaco y, por alguna razón, a canela. Mientras se acercaba a al bar, el joven barman
con un chaleco violeta y verde-lima desteñido y una gorra de lana de tonos marrones
más normales, le dio una mirada de reconocimiento.

—Joven maestro Ryddle, ¿verdad?

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

—Sí. ¿Cómo lo…? —comenzó diciendo Tom, pero el hombre ya estaba


respondiendo.

—El Profesor Dumbledore me dijo que aparecería ahora. Un chico de su edad,


solo, con ropa muggle; ¡aquí, no iba a ser nadie más! ¿Le gustaría una cerveza de
mantequilla? ¿Jugo de calabaza, quizás?

—No, solo estoy buscando el Callejón Diagon. Me dijeron que la entrada


estaba aquí, y que un barman llamado Tom podía guiarme —sintió una punzada de
disgusto por tener que llamar la atención sobre su nombre compartido, un nombre
que ya no le gustaba lo suficiente por ser tan común. Su tocayo, sin embargo, estaba
alegre.

—Bueno, soy Tom, Tom, y ha llegado a su destino. —dijo con una sonrisa,
dirigiéndose al costado de la barra, girando solo para hacer señas a Tom para que lo
siguiera. Lo condujo por la puerta de atrás, hacia un pequeño patio.

—El pomo de la puerta está aquí, si quieres pensar en él como un pomo de


puerta. —dijo, y golpeó la pared con su varita. Mientras lo hacía, la pared se
desplegó ladrillo por ladrillo, revelando una calle adoquinada, no menos lluviosa
que la calle de la que venía, pero llena de altos edificios torcidos.

—¿Sabes a dónde vas ahora, Tom?

—Estaré bien desde aquí, gracias. —Tom ya sabía exactamente a dónde iba;
simplemente no sabía dónde estaban esos lugares.

Su primer puerto de escala sería comprar una varita mágica, como la de


Dumbledore. Le habría preguntado al barman (evitó pensar en él por su nombre),
pero francamente, ya había tenido más que suficiente de su actitud alegre, plácida,
y estúpida. Pero Dumbledore había mencionado “Callejón Diagon”, como en una
calle; ¿Cuán difícil podría ser encontrar la tienda que quería, si realmente estaba allí?
Y, de hecho, muy pronto, abriéndose camino por la calle desigualmente adoquinada
(aparentemente, estas personas tenían varitas mágicas, pero no escuadras, algo que
también se reflejaba en las tiendas inclinadas, torcidas, desordenadas y a menudo
altas), se encontró con una tienda con un letrero anunciado. “Varitas Finas -
Ollivander e Hijo”.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

La puerta de Ollivander se abrió con un crujido. Un poco de polvo,


perturbado por este acto, cayó sobre la cabeza de Tom al entrar. Aparentemente esta
no era una tienda ocupada. Tom parpadeó ante el polvo y pasó una mano por su
cabello mojado (y ahora un poco polvoriento). Miró la mancha sucia resultante en
su mano y se frotó las manos en un esfuerzo por mejorar esto. Tal vez precisamente
porque la mayoría de los huérfanos no se preocupaban demasiado por la limpieza.
Tom despreciaba la suciedad y cualquier contacto con ella.

—Buenas tardes —llegó una voz abrupta. Tom se dio la vuelta y vio a un
joven con patillas impresionantes y una extravagante corbata de seda.

—Estoy aquí para comprar una varita mágica —dijo Tom.

—Bueno, estás en el lugar correcto. Y un poco por delante del resto, podría
agregar, no solemos ver a los estudiantes de Hogwarts tan temprano en el verano.

—¿Hay muchos de nosotros?

—Algunas buenas docenas, cada año. La mayoría de los estudiantes de


Hogwarts vienen aquí por sus primeras varitas, de hecho, la gente viene de todas
partes. La artesanía de mi padre es muy conocida. —Tom observó el considerable
orgullo en sus palabras, y esperó que esto se reflejara en sus mercancías. Sus ojos se
posaron en una varita de exhibición en una caja abierta en el mostrador; tenía un
mango plateado en forma de serpiente.

—¿Te importa intentarlo? —preguntó el mago, obviamente el joven


Ollivander. Tom, a modo de respuesta, levantó la varita y se dio cuenta de que no
sabía qué hacer con ella. Miró a su alrededor en busca de muebles para prender
fuego, pero la pequeña tienda parecía estar completamente llena de cajas de varitas
y poco más.

—Quizás no esa —dijo Ollivander, extendiendo su mano para tomar la varita.


La mano de Tom se retiró un poco automáticamente, pero luego le devolvió la
mirada. Después de todo, había muchas varitas aquí, y podría encontrar una mejor
todavía.

—¿Cuál es la mejor? —preguntó.

Ollivander se rio entre dientes, irritando a Tom, y respondió. —Cualquiera


que te elija.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

Tom miró penetrantemente a Ollivander. ¿Cuál era su significado? Por un


momento, pudo vislumbrar los ojos de Ollivander, y encontró una sensación de
poder y conexión, cuando Ollivander pensó en su propia varita mágica. Era personal
para él, las varitas no eran completamente intercambiables.

—¿Cuál es tu nombre? —preguntó Ollivander, aparentemente curioso sobre


Tom por primera vez.

—Ryddle. Tom Ryddle.

—Mmm. No conozco el nombre, pero mi padre, que está ausente en este


momento, probablemente les vendió las primeras varitas a tus padres.

—No creo que mi madre pudiera hacer magia —dijo Tom. —Ella murió
cuando yo nací. Debo haberlo recibido de mi padre, pero me temo que él también
está muerto.

Esto fue bastante directo para Tom, pero Ollivander lo miró con curiosidad.
Luego pareció abandonar el tema de la paternidad, y tal vez un poco con
entusiasmo, le ofreció una varita nueva para probar. Esta era muy simple, negra liso
laqueado y suave.

—Cedro siberiano, doce pulgadas, con un núcleo de pelo de unicornio —dijo.


Tom la tomó.

—¿Qué puedo hacer con ella? —preguntó.

—Cualquier cosa que te guste, dentro de los límites de la ley —respondió


Ollivander. —Pero ahora mismo, solo siéntela —dijo, como si fuera una instrucción
fácil de seguir.

Tom levantó la varita e intentó sentir lo que había experimentado Ollivander


con su propia varita, pero la sensación simplemente no llegó. Tom frunció el ceño.

—No, quizás no —dijo Ollivander. Esta vez, Tom cedió la varita más
fácilmente. La siguiente varita que Ollivander ofreció era una varita de color más
natural con un mango modesto. No tan simple como la de cedro, pero tampoco tan
adornada como la del mango serpentino.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

—Acebo —dijo Ollivander —once pulgadas y el núcleo es de pluma de cola


de Fénix —cuando Tom la tomó, sin duda sintió algo, pero no era lo mismo que
Ollivander sintió, o incluso cerca. Ollivander, tal vez notando la mirada perpleja de
Tom, parecía haber tenido una idea.

—Mmm —dijo —probemos… —y su voz se apagó mientras iba a buscar otra


varita. La cambió por la que Tom tenía en la mano. Esta era más larga, mucho más
pálida y tenía un mango de hueso pulido. Tan pronto como Tom la sostuvo, sonrió
e inmediatamente se sintió uno con ella, como si fuera una extensión de su mano,
sintiendo exactamente lo mismo que Ollivander con su varita, solo que más
poderoso. Tal vez porque lo estaba experimentando directamente, o quizás porque
él mismo tenía un poder mágico más natural, pero la sensación era buena. Se sentía
más vivo que aquella tarde del verano pasado cuando había llevado a sus
compañeros de orfanato, Amy y Dennis, a esa cueva en el mar para probar algunas
cosas que no había tenido la libertad de hacer en el orfanato. La chasqueó hacia el
mostrador de la tienda y éste se partió en dos.

—Bueno, esa parece ser la varita para usted, Sr. Ryddle —dijo Ollivander,
reparando su mostrador con un gesto de su propia varita. —Tejo, trece pulgadas y
media, pluma de cola de Fénix. Excelente varita para el duelo, muy receptiva.

—La llevaré —dijo Tom. —¿Cuánto cuesta?

Ollivander le dijo, y Tom quedó momentáneamente desconectado, ya que


había examinado y contado las monedas que le habían dado para comprar todas sus
cosas de la escuela, y sabía que este precio representaría una parte considerable de
lo que tenía con él, y tenía muchas más cosas que comprar. Exteriormente, sin
embargo, su rostro mostraba, en el mejor de los casos, escepticismo.

—Esta es una varita extremadamente poderosa —dijo Ollivander, bajando la


voz hasta casi susurrar y acercándose a Tom, quien se preguntó si usaría tales
artimañas para aumentar sus precios. —Te servirá bien, y no espero que encuentres
una mejor combinación… ni aunque sea parcial, un arte más fino.

Tom miró a Ollivander cara a cara por un momento, luego sacó la bolsa de
monedas que Dumbledore le había dado. El precio efectivamente aligeró su bolsa
de monedas, pero tal vez podría obtener más dinero si fuera necesario.

Tom salió de la tienda con su varita en su estuche bien ajustado. Pensó en


desenvolverla ya, pero no era como si pudiera hacer mucho con ella ahora mismo

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

de todas formas, así que bien podría experimentar con ella cuando regresara. La
lluvia, que parecía haber aumentado en su fervor, ahora le estaba lavando la cara.
Al menos eliminaría cualquier resto de polvo de su cabello. Habiendo adquirido su
varita mágica, su siguiente prioridad eran los libros de hechizos, y buscó una señal
de alguna tienda que los vendiera. Al no ver una inmediatamente, comenzó a
caminar por la calle. Un par de tiendas más allá, notó “Túnicas para todos los
presupuestos de Lalita Lalage” y como eso también estaba en su lista, decidió
hacerlo rápidamente y sacarlo del camino.

Trató de abrir la puerta, pero se abrió justo cuando su mano se acercaba.


Ladeó la cabeza ligeramente y la examinó; no estaba acostumbrado a que los objetos
inanimados se movieran por su propia cuenta sin ímpetu.

—Entra, amor, sal de la lluvia —llegó la voz de una regordeta bruja de


mediana edad que ahora caminaba hacia él, sonriendo. Tom no podía recordar que
alguien lo hubiera llamado “amor” antes. Frunció el ceño confundido; ¿Tal vez ella
lo estaba confundiendo con alguien más? Entró a la tienda sin tenerlo en cuenta.
Mientras lo hacía, se encontró con una ola de aire cálido, y un instante después, su
ropa y su cabello estaban tan secos como si hubiera sido un día soleado.

—¿Túnicas de Hogwarts, verdad cariño? ¿Primer año?

—Sí, tengo una lista —respondió Tom, buscando la carta en el bolsillo de su


abrigo.

—Oh, no te preocupes por eso —dijo la Bruja —he visto tantas de esas que
podría escribirlas por mi cuenta.

Parecía entretenida, y Tom se sintió molesto con ella. ¿Era tan extraño en este
mundo como lo había sido para las personas comunes en Wool? La Bruja, sin
embargo, seguía sonriendo y parecía ajena a lo molesta que era. Tom forzó lo que
esperaba fuera una sonrisa amistosa a cambio.

—Apenas tengo dinero para comprar mis cosas escolares —dijo Tom —así
que solo tomaré lo esencial.

“Tomaré”. Tom lamentó su elección de palabras, recordando la condena del


Profesor Dumbledore de simplemente “tomar” las cosas. Adaptarse no era algo que
fuera natural para él, pero estaba claro que tendría que aprender a apaciguar las

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

sensibilidades de estas nuevas personas que en ese momento eran los guardianes
entre él y lo que prometía ser un mundo mejor.

Sin embargo, la regordeta bruja no parecía tan aguda como Dumbledore, y


ahora estaba afanándose en una masa de túnicas en su mayoría negras.

—No te preocupes, te prepararemos.

De repente y sin previo aviso, algo frío se deslizó alrededor del cuello de Tom.
Lo agarró instintivamente y se dio la vuelta, listo para defenderse. Nadie estaba allí,
y lo frío no opuso resistencia cuando Tom se lo quitó del cuello. Era una cinta
métrica. Cuando Tom relajó su agarre sobre la cosa, volvió a navegar en el aire y
volvió a tomar sus medidas. Tom resistió el impulso de alejarse.

—Bien, aquí vamos —dijo la Bruja, colocando varias pilas pequeñas de ropa
en la encimera. La cinta métrica se le acercó rápidamente y aterrizó en una de las
pilas.

—Bien, entonces serás tú —dijo ella. Agitó su varita en las otras pilas, y
volaron de regreso a donde habían estado, en un par de grandes cestas.

—Veamos qué tenemos aquí —agregó, extendiendo los diversos elementos


restantes. Algunos de ellos tenían pequeños blasones, con varios animales en ellos.

—Ya que serás de primer año y aún no has sido seleccionado, restableceré los
blasones para ti.

Tocó cada uno de los blasones con su varita, y cada uno cambió de tener un
animal con un fondo de color a ser una letra “H” con animales más pequeños y
colores detrás. Cuando ella tocó la corbata, sus rayas amarillas y negras
desaparecieron.

—¿No se supone que tiene rayas? —preguntó Tom.

—Bueno, sí, pero aún no sabemos en qué Casa estarás, puede que no seas un
Hufflepuff.

—¿Hufflepuff? ¿Qué es un Hufflepuff?

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

Uno de los blasones que había desaparecido era también amarillo y tenía un
tejón. Tom sintió que tenía algo que ver con encontrar… algo… y que estas cosas
estaban conectadas, pero no estaba seguro de cómo o por qué. Abrió su mente y
miró a los suyos, pero allí no parecía haber mucho. Había llegado tan lejos como una
breve imagen de un acogedor fuego y un sillón amarillo mostaza, cuando su
respuesta interrumpió la ensoñación momentánea.

—Las casas en Hogwarts; Hufflepuff, Gryffindor, Ravenclaw y Slytherin —


dijo, de una manera práctica. —Todos son seleccionados en cada una de las cuatro
cuando llegan, pero nadie sabe con certeza cuál será, antes de que el Sombrero
Seleccionador los clasifique, por lo que todos comienzan con un uniforme como este.

Tom decidió no preguntar sobre este sombrero que decidiría dónde viviría;
él tenía una preocupación más apremiante y material.

—¿Comienzan? ¿Necesitaré más?

La Bruja se rio de nuevo y respondió. —No, todo estará bien. Están


encantadas para que se ajusten a los colores de tu Casa una vez que lleguen a tu
dormitorio.

Después de haber agregado los precios, escribiendo en un libro de


contabilidad con una gran pluma. Tom pagó sus túnicas, contando monedas de oro,
plata y bronce de su bolsa. No estaba cerca del costo astronómico que había pagado
por su varita mágica, pero incluso en esta transacción menor, se despedía con más
riqueza de la que había estado acostumbrado a tener. Nunca había tenido cosas
buenas en su vida, y ahora estaba desembolsando monedas de plata y oro sólido
para ropa de segunda mano. Sin embargo, de alguna manera, sintió una extraña
sensación de esperanza. Se aferró a ese pensamiento, pero evitó la sensación. Mejor
no apegarse demasiado a algo que no era seguro, después de todo, hacerlo, solo
invita a la desilusión.

Puso las túnicas encima de una hoja de papel marrón irracionalmente grande,
y procedió a envolverlas prolijamente. Un pedazo de cuerda serpenteó alrededor
del paquete y se ató en una estrecha reverencia. La bruja golpeó el paquete con su
varita, y Tom pudo ver que algo había cambiado, pero no sabía qué.

—Eso evitará que se moje —sonrió. Tom se había olvidado del clima. Este no
era un recordatorio alegre, pero el clima aún era lo último en la mente de Tom.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

—Gracias —dijo, y se volvió para regresar al exterior. Esta vez la puerta no se


adelantó a su intención y se abrió solo manualmente. Salió, frunciendo el ceño ante
los elementos. Libros. Eso era lo que necesitaba ahora. Miró hacia arriba y debajo de
la calle. Dio la espalda a la lluvia y vio una señal ondeando en el viento sobre una
de las tiendas, que parecía prometedora. Decía “Flourish y Blott”, y tenía un libro
pintado debajo de estas palabras. Se dirigió a la puerta debajo de él, y cuando se
metió en un charco y sintió el agua fría entrar en su zapato, esperaba que esta tienda
tuviera el mismo efecto de secado mágico que la anterior.

Afortunadamente, lo tenía. Flourish y Blott era una tienda mucho más grande
que las dos anteriores, tanto en el espacio como en el piso, y tenían una escalera que
conducía a otro nivel que era claramente parte de la tienda. A diferencia de las otras
tiendas, nadie saludó a Tom al entrar, y miró a su alrededor. También a diferencia
de las otras tiendas, él no era la única persona en la tienda, algunas otras brujas y
magos estaban hojeando los libros. Había libros de todos los tamaños; algunos tan
pequeños como una uña, y otros casi tan altos como él. Su mirada quedó atrapada
por un gran tomo titulado “Compendio de Duelo de Thurlow”. Lo abrió y descubrió
que estaba ordenado en capítulos de dificultad progresiva y, según parecía, de
severidad, abarcando desde “hechizos seguros para bromas alegres” hasta
“maldiciones prohibidas solo como referencia”.

—Buscando competir, ¿verdad? —dijo una voz detrás de él. Tom se dio
vuelta, y se encontró con una figura blanquecina traslúcida flotando en el aire.

—¿Quién eres? —respondió Tom.

—Jasper Flourish, a tu servicio —respondió la figura, inclinándose


extravagantemente.

—¿Eres un fantasma?

—Sí que lo soy —admitió el fantasma. —Nunca podría dejar los libros atrás,
sabes.

Tom reflexionó sobre esto por un momento.

—¿Qué quisiste decir con “buscando competir”?

—¡Duelo! Participar en competiciones, ¿tal vez? Te ves un poco joven para


entrar en batallas, así que supongo que es por deporte, ¿eh?

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

—Oh, sí —respondió Tom con una sonrisa tranquilizadora. —Para fines


deportivos, ¿Sabes cuánto vale esto?

—Me temo que no estoy al día con el negocio actualmente. Déjame traer a la
joven Señorita Phililexa, ella será capaz de ayudarte —y con esto salió a la vuelta de
la esquina. Tom puso el libro de duelo bajo el brazo con su paquete de túnicas, y
estaba volviendo a escanear títulos de libros, cuando apareció una joven bruja.

—¿Jasper dijo que necesitabas ayuda? —dijo, sonriendo.

—Estaba mirando esto —dijo, haciendo un gesto hacia el libro bajo el brazo.
—pero vine aquí por los libros de texto de Hogwarts.

—Parece que te estás divirtiendo maniobrando tus cosas. ¿Qué tal una
canasta?

Sacó una varita larga y delgada, que emitió un sonido cuando conjuró una
canasta de mimbre de tamaño considerable de la nada, y se la ofreció.

—Gracias — dijo Tom, dejando caer su libro en la canasta, y también el


conjunto de batas, ya que la canasta era lo suficientemente grande. Phililexa golpeó
la canasta con su varita, y Tom sintió que el peso desaparecía, ahora estaba
soportando el peso de su contenido por sí mismo.

Tentativamente sacó su mano del mango, y la canasta permaneció en su lugar,


flotando en el aire.

—Así que, los libros de Hogwarts entonces. Primer año, ¿verdad? —preguntó
ella.

—Sí. Tengo una lista —dijo, sin saber si ella querría verla o no.

—¿Veamos, entonces? —respondió ella. Él sacó la lista y se la dio, la examinó


mientras ella la miraba.

—En su mayoría es lo mismo que el año pasado —dijo, asintiendo con la


cabeza —solo un par de cambios. Ven conmigo —añadió, aun en el mismo tono
agradable, pero sin levantar la vista de la lista. Tom la siguió y la canasta a él.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

Llegaron a una mesa con un letrero que decía “Paquetes de inicio de Hogwarts -
Oferta Especial”.

—Pusimos esto solo esta mañana; debo decir que estás rápidamente fuera de
lugar —dijo, tocando el lomo de varias copias de Pociones Esenciales de
Bacchanthorpe. A su vez, cada uno de ellos saltó al aire con su toque. Apuntó con
su varita a una biblioteca distante, y los libros se volvieron a ubicar en consecuencia.
Luego echó un vistazo a la lista, y con un movimiento de su varita, una pila de libros
verdes brillantes titulados “La guía moderna del estudiante para la fabricación de
pociones” se acercó a ella, y tomó el lugar de los libros Bacchanthorpe.

—Estamos haciendo una oferta en el set —dijo —por lo que ahorras cinco
Sickles en total.

Resultó que con el Compendio de Duelo no le alcanzaría, y Tom no estaba


contento de escuchar el precio total.

—Si quieres más barato, tenemos una sección de intercambio, si no te


molestan algunos libros de texto de segunda mano.

—Quiero más barato y no me importa de segunda mano —respondió Tom.

—En ese caso… —dijo la bruja, mientras sacaba la mayoría de los libros y
llamaba a los reemplazos. El libro de Pociones se mantuvo.

—No tenemos ninguno de segunda mano para este —explicó —o el de


Thurlow —agregó, haciendo un gesto hacia el Compendio de Duelo. Ella agregó el
nuevo precio, que era sustancialmente menor. —Igual te he quitado cinco Sickles
también —dijo con una sonrisa.

—Gracias —dijo Tom, preguntándose por qué había hecho eso, cuando
claramente tenía cinco Sickles más, y era poco probable que encontrara una mejor
oferta.

—Sigue lloviendo, ¿no? —ella observó, después de haber hecho sus compras.

—Impervius —dijo, tocando la colección de libros en la canasta. Tom se fue,


preguntándose si podía pagar lo que faltaba con sus fondos menguantes.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

Una vez afuera, con la canasta todavía siguiéndolo, Tom miró al boticario al
otro lado del camino, y esperó que todavía tuviera lo suficiente para comprar lo que
necesitaba de allí. Cruzó y entró. Era una tienda pequeña, y se sentía más pequeña,
con toda la cristalería apretada en las estanterías abarrotadas a su alrededor. No
había hechizo de secado mágico allí, pero al menos solo había estado afuera por un
momento. La canasta lo empujó por detrás.

—¿En qué te puedo ayudar, muchacho? —preguntó una vieja arrugada que
se levantaba inestable detrás del mostrador.

—Tengo una lista —dijo Tom, sacándola. La bruja la tomó y la examinó con
un monóculo de gran tamaño. —¿Hace algún descuento? —agregó.

—Sin descuentos —respondió rotundamente, —y este lote no será barato.

Tom vació sus pocas monedas restantes en el mostrador.

—Esto es todo lo que tengo. ¿Qué puede hacer por mí?

La bruja miró las monedas, luego a Tom, luego a la lista y luego a las
monedas.

—No mucho. Uno de estos calderos. Algunos de estos ingredientes básicos


más baratos. Olvida las escamas.

Para cuando Tom salió de la tienda, tenía tal vez la mitad de las cosas que se
suponía que debía obtener del boticario, y no le quedaba dinero. Regresó a través
del Caldero Chorreante, respondiendo monosilábicamente a las propuestas
amistosas de su tocayo mientras avanzaba.

Al salir del otro lado del Caldero Chorreante, Tom volvió a tomar el mango
del cesto. Tendría que al menos pretender llevarlo ahora. Qué fastidioso.

Una vez en su habitación del Orfanato de Wool. Tom dejó la aun seca cesta
de cosas sobre la cama. Él, por otro lado, no estaba seco en absoluto. Se quitó la ropa
mojada, se secó con la toalla raída que colgaba de una tubería que pasaba por su
habitación, y se puso el otro par de pantalones cortos y la otra camisa. Permaneció
descalzo. Su varita. Más que las otras cosas, estaba ansioso por probar su varita
mágica. Tomó la caja y la abrió. Ahora esto era un tesoro. Blandiéndola, la agitó en
dirección a su guardarropa, imitando la acción de Dumbledore, con la intención de

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

encender llamas. Hubo un fuerte “crack” cuando el panel de madera más cercano se
astilló ligeramente, y una voluta de humo sugirió algún reconocimiento de la
intención de producir fuego. Pero en general, fue decepcionante, y esto lo molestó.

Libros de Hechizos. Tomó su copia de “Libro Elemental de Hechizos Mágicos


para Estudiantes” y se sentó con las piernas cruzadas en su cama. Hojeó sus páginas
y descubrió que estaba lleno de conjuros y diagramas que se movían por sí solos,
indicando movimientos de varitas mágicas.

En una página, la vista de Tom fue atrapada por un hechizo para prender
fuego a las cosas. El conjuro era una sola palabra, incendio, y no había ningún gesto
físico requerido, más allá de la varita apuntando al objetivo. Apuntó su varita al
armario y se permitió una leve sonrisa.

—Incendio.

El armario estalló en llamas de inmediato. No eran azules, como las llamas de


Dumbledore, y podía sentir el calor del fuego. Inicialmente satisfecho, frunció el
ceño al darse cuenta de que probablemente debería haber comprobado primero
cómo deshacer el fuego. Miró el resto de la página y la página siguiente. Uno podría
esperar que tales instrucciones estuvieran allí, pero aparentemente el autor no había
sido tan organizado. Pasó las páginas rápidamente, buscando algo que ver con el
agua o deshacer la magia. Encontró un hechizo para hacer agua. Tenía un gesto
simple y un conjuro, aguamenti. Lo intentó de inmediato, y la punta de su varita
produjo un modesto chorro de agua que cayó en cascada sobre su cama. Lo
suficiente para mojarla, pero no para apagar el fuego del armario. Al menos el fuego
no parecía extenderse, pero la habitación se estaba poniendo un poco ahumada.
Instintivamente sacudió su varita para detener el agua, y funcionó. Miró de nuevo
hacia el fuego y de vuelta al libro.

¡Hechizo congelador! Definitivamente valía la pena intentarlo. No había un


diagrama, solo una ilustración colorida de un río congelado, corriendo nuevamente
y repitiendo ese ciclo. Pero la frialdad parecía algo bueno, y había un conjuro, por lo
que Tom apuntó con su varita al guardarropa con tal vez más confianza de la que
merecía dada la situación, y pronunció la palabra.

—Glacius.

La punta de la varita resplandeció con una luz azulada, y las llamas


tartamudearon de inmediato, holgazaneando y apagándose, y fueron reemplazadas

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins


Traducción: “Latin Gremlins” Los años escolares de Tom Ryddle
Revisión: “El blog de Divel” Año 1: Sangre Plateada

por una creciente película de hielo que apareció sobre el armario, que en sí mismo
estaba bastante ennegrecido y chamuscado. Tom se dejó caer en su cama y examinó
la escena. El armario estaba hecho un desastre y estaba cubierto de hielo que
seguramente se derretiría en el suelo. Su cama también estaba mojada. Y él estaba
hambriento.

En ese momento, como en el momento justo, sonó una campana en el pasillo,


lo que significaba que era hora de asistir a la cena. Tom pisó el piso y recordó que
sus zapatos estaban mojados y que sus calcetines secos estaban en el armario.
Abriendo el armario, se encontró con una nube de humo, lo que le hizo sacudir la
cabeza hacia atrás y toser ligeramente. Podía ver sus calcetines, humeantes
ligeramente en la esquina. Usó el hechizo congelador sobre ellos, y los destellos de
calor desaparecieron, pero ahora tenía los calcetines quemados y congelados.
Rápidamente se puso sus calcetines y zapatos mojados, se dirigió a la puerta y luego
vaciló.

¿Era seguro dejar sus cosas como estaban en la habitación? El personal por lo
general no venía a su habitación a excepción de las inspecciones, que ocurrían ciertas
mañanas, y los otros niños nunca se atreverían a tomar sus cosas. Aun así, metió su
varita en el costado de sus pantalones cortos, ya que era demasiado larga para su
bolsillo. Todavía no encajaba muy bien, pero no iba a dejarla ahí atrás.

Se dirigió al comedor, donde sin duda lo esperaba un guisado acuoso.


Esperando que estuviera acompañado con pan. Algunas veces pasaba.

@divel9 / @LatinGremlins / @ibenavidesf El blog de Divel / Latin Gremlins elblogdedivel.blogspot.com .com/LatinGremlins

También podría gustarte