Está en la página 1de 10

ELEMENTOS PARA LA TOMA DE CITOLOGIA VAGINAL

1. Especulo Vaginal desechable (plástico), estéril, con buen anclaje que permita una adecuada
manipulación manteniendo abierta las dos valvas mientras se toma la muestra.

2. Guantes desechables. Debe utilizarse un par por cada paciente para evitar contaminación.
3. Láminas porta-objetos con extremo esmerilado.

4. Cito-cepillo de cerdas de nylon, este método, permite evaluar con un alto índice de
sensibilidad y especificidad, la muestra endocervical.

5. Espátula de madera o plástica de Ayre (tiene una muesca en uno de los extremos, que facilita
los movimientos giratorios sobre el orificio externo cervical).

6. Lápiz de grafito o de punta de diamante para rotular el extremo de la lámina portaobjeto.

7. Cito-fijador liquido o en spray o etanol al 95% o isopropanol al 80%.

8. Bandeja portaláminas para facilitar el secado individual de las muestras.

9. Solución salina normal o agua destilada.

10. Compresa y gasa.

11. Pinzas Rochestter.

12. Anteojos y tapabocas para la protección del tomador de la muestra.

13. Caneca con bolsa plástica roja para desechar el material biológico contaminado.

NOTA: Desinfección general: 1g/L=1000ppm=0.1%; Superficies: 5g/L=1000ppm=0.5%;


Salpicaduras de sangre: 10g/L=1000ppm=1%
PAPELERIA

1. Hoja de solicitud de cito-patología, que contenga los datos de identificación de la paciente.

2. Registro diario de las citologías (planilla con numeración consecutiva de registro, libro
consecutivo de registro, base de datos no modificable, etc.).

Especificaciones del examen: La toma de la citología del cuello uterino es una actividad que debe
ser realizada por el médico o el personal de enfermería o auxiliar, debidamente capacitado para
obtener una muestra satisfactoria, que permita el estudio de las células del cuello uterino:
exocervix, de la unión escamo-columnar (también llamada zona de transición) y del endocervix.

3. Durante las actividades de educación individual o grupal, se debe informar a la mujer sobre la
importancia de asistir en forma continua (durante toda su vida) al examen, teniendo en cuenta
las siguientes recomendaciones:

* No haberse practicado duchas vaginales 24 horas antes del examen.


* No haberse aplicado medicamentos vía vaginal, 8 días antes del examen.
* No tener relaciones sexuales 24 horas antes del examen, con excepción si ha usado
condón.
* Preferiblemente sin la menstruación.
Nota: Sin embargo, en mujeres que acuden al servicio y que nunca han sido sometidas a la
prueba, o si hace más de cinco años que se realizaron la última citología y si es difícil el control
por lejanía del consultorio o el sitio de toma de la muestra y el lugar de residencia de la usuaria,
la citología vaginal se puede realizar en las siguientes condiciones:

 Durante el periodo menstrual cuando el sangrado sea escaso.


 En caso de abundante flujo, previa limpieza del cuello uterino con una torunda de
algodón.
 En caso de relaciones sexuales recientes o de ducha vaginal previa.
 En presencia de sangrado vaginal persistente, excepto que sea profuso.
4. Registro de toma de la muestra de citología:
Debe hacerse en el formato ya enunciado, de fácil manejo para ser diligenciado en forma
ordenada, con letra clara y legible (imprenta), buscando no omitir información importante para
la interpretación correcta de la prueba. En este instrumento debe consignar la siguiente
información:

 Identificación completa de la paciente, documento de identidad, sitio de residencia


y/o teléfonos.
 Identificación completa del consultorio, laboratorio o sitio de toma de la muestra.
 Identificación completa del laboratorio de procesamiento y lectura de las muestras a
donde van a ser transferidas para este proceso, con fechas de toma y envío de las
mismas.

Esto permite al personal del programa de tamizaje la localización de las usuarias así como
conocer informes de placas actuales y/o previas, que pueden influir en la evaluación.
Los datos de identificación que se requieren, como información básica de las usuarias del
programa de tamizaje y que deben ser diligenciados por el personal responsable de la toma de
la muestra (médicos (as), enfermeros (as), cito-tecnólogos (as), citólogas, auxiliares, etc.), son:

1. Consecutivo en libro o base de datos con la razón social del laboratorio, el código registrado
en la Secretaria de Salud Local, del lugar (consultorio) de toma de la muestra, con sus
direcciones, teléfonos, etc.
2. Nombres y apellidos completos.
3. Documentos de identificación, especificando tipo y número del mismo.
4. Dirección de residencia, número telefónico, ciudad y departamento. Es útil registrar señas de
ubicación en el caso de veredas, municipios o barrios con dificultades en la nomenclatura.
5. Segunda dirección o número telefónico de localización para facilitar el seguimiento.
6. Información clínica de relevancia (aspecto del cuello).
7. Datos clínicos mínimos.
8. Edad, preferiblemente con fecha de nacimiento.
9. Antecedentes ginecológicos: fecha de última menstruación (FUM), número de embarazos,
abortos, fecha de último parto, etc.
10. Embarazo actual o lactancia.
11. Método de planificación: tipo y tiempo de uso.
12. Tratamientos hormonales.
13. Fecha de la última citología (indicado el ultimo resultado).
14. Antecedentes de procedimientos a nivel del cuello uterino; causa, tipo y fecha del mismo
(histerectomía, radioterapia, conización, cauterización, entre otros).
15. Características del cuello, presencia de flujo.
16. Responsable de la toma de la muestra (nombre completo y cargo).

Se elaboró un formato para toma de muestra en donde se deben consignar los datos anteriores,
que se anexa al presente documento, esta información debe adjuntarse a la lamina con la
muestra cervical y debe reposar copia en el archivo interno del servicio de Toma de muestras.

Nota: El diligenciamiento total del formulario es un requisito de calidad para la certificación del
personal tanto del que toma la muestra, como para el que la interpreta.

Rotulación de la lámina:

Previo a la toma de muestra cervical como tal, se debe desengrasar las láminas con alcohol
antiséptico y marcarse con lápiz de punta de grafito, en el área esmerilada de la lámina o con
lápiz de punta de diamante. Llevará los siguientes datos:

1. Número de radicación o consecutivo del servicio de toma de muestras o del laboratorio,


donde se realizó la toma la muestra.

2. No se deben rotular las láminas sobre esparadrapo, ni con lápiz de cera ya que estos pueden
alterar la coloración y/o ser borrados accidentalmente, anulando los datos de identificación de
la usuaria.
OBTENSION DE LA MUESTRA

Requisitos previos:

1. Los requisitos para que la toma de la muestra sea adecuada son:


a. Preparación de la paciente, con el fin de disminuir el temor de la usuaria y crear una
buena relación del personal de salud con ella.
b. Antes de la toma de la muestra debe explicarse cómo se realiza el procedimiento, la
finalidad del mismo y los elementos que se van a utilizar para tal fin.
c. Se le debe permitir a la paciente preguntar para aclarar sus dudas explicándole que los
elementos causan poca molestia, son estériles y desechables.
d. Insistir, en la importancia de reclamar el resultado, guardar y presentar ese resultado
en la próxima toma de citología o de la consulta médica.
e. La paciente debe tener la vejiga vacía.

2. Precauciones:
a. No debe realizarse exploración bimanual, antes de la toma de la citología.
b. Usar el espéculo sin lubricantes; si es necesario se puede humedecer con solución
salina o agua.
c. Utilizar una lámina limpia, desengrasada y rotulada en forma adecuada.
d. No usar laca del pelo como agente fijador.
e. No dejar secar la muestra al aire, esta debe ser fijada inmediatamente después de
tomada la misma, porque la células rápidamente se alteran dando artificios de
coloración (adquieren una tonalidad naranja).
f. Hacer uso de las técnicas de asepsia y antisepsia, para la toma de la muestra.
g. Utilizar las medidas de bioseguridad (protección laboral), como tapabocas y anteojos
para prevenir contaminación, pues existe el riesgo de exposición a fluidos vaginales
potencialmente contaminantes.
h. Llenar el formulario de toma de muestra, en los puntos referentes a identificación y
antecedentes de la usuaria, antes del procedimiento. Los datos allí registrados son
elementos indispensables epidemiológicamente para el control, tratamiento y
seguimiento de la paciente y para la evaluación de los programas de salud pública, en
relación al programa de control del cáncer del cuello uterino. Además, para el profesional
que interpreta la muestra citológica, es importante contar con la información clínica
diligenciada en el mismo.
i. Tener liquido fijador, para que sea utilizado inmediatamente después de extendida la
muestra.

3. Toma de la muestra:
a. La paciente debe colocarse en posición ginecológica, de manera tal que se encuentre
cómoda y respetando su intimidad. Para facilitar la posición se le debe pedir que se
siente lo más cercano posible del borde de la camilla, antes de acostarse.
b. Con guantes separar los labios mayores y menores realizando la inspección visual de la
vulva y orificio vaginal antes de introducir el espéculo.
c. Introducir el espéculo sin lubricar. En caso de ser necesario, utilizar solución salina. En
sentido vertical, girarlo lentamente hasta la posición horizontal y abrir
cuidadosamente las valvas hasta visualizar el cuello uterino. Se debe asegurar que lo
observado es el cuello uterino y el orificio cervical externo. El tamaño del espéculo debe
seleccionarse según la usuaria: los pequeños se utilizan en nulíparas y mayores de 50
años, los medianos y grandes, dependiendo de las características de la pared
vaginal, generalmente en relación con el número de hijos y la talla de la paciente.
d. Fijar el espéculo en posición abierta.
e. Observar las características del cuello e identificar los sitios de la toma de la citología.
f. En la toma de la citología, se deben tener como objetivos raspar minuciosamente la
unión escamo columnar o zona de transformación y la obtención de la muestra
endocervical.
Las mejores muestras se obtienen con el uso de la espátula de Ayre y el citocepillo:
g. Una vez identificado el cuello uterino, si existe moco, exudado purulento o sangre en la
superficie del cuello debe removerse suavemente y sin raspar, mediante toque
aplicados con una torunda de algodón humedecida en solución salina normal antes de
tomar la muestra. La idea debe ser absorber y no raspar.
h. Tomar la muestra de la región exocervical, buscando raspar la unión escamocolumnar
con la ayuda de la espátula de Ayre, apoyando la punta con muesca, sobre el orificio
externo en forma firme pero delicada, girando en 360° y extender el material obtenido
inmediatamente en la lámina.
i. Posteriormente, con el citocepillo, se tomará la muestra endocervical. El citocepillo se
introduce lentamente por el orificio cervical externo, hasta alcanzar con suavidad y
lentamente la mayor profundidad posible, luego se hace girar dentro del canal
endocervical 360° por una vez. Para evitar el sangrado, no debe girarse el citocepillo
varias veces.
j. Debe tenerse la precaución de hacer el extendido de las muestras obtenidas con el
Citocepillo, antes de poner el capuchón protector en su posición original.
k. Ayudar a la paciente a incorporarse de la mesa de examen, recordándole la
importancia de reclamar el resultado de la prueba, conservar y presentar este
informe en la próxima cita médica o de toma de citología cervical.
l. Terminar de diligenciar en su "totalidad" el formulario, registrando las características
observadas en el procedimiento de toma de muestra del cuello uterino, la fecha,
nombre y cargo del responsable del procedimiento.
m. Remitir "inmediatamente" la paciente para evaluación al médico general o ginecólogo,
cuando hay historia de sangrado intermestrual, post-coito o post-menopáusico,
cuando no sea posible ver el cuello uterino, cuando haya erosión, ulceración, sangrado,
pólipos, placas blanquecinas o anormalidades sospechosas de ser tumorales, sin
esperar el resultado de la citología. El médico o el ginecólogo decidirá la conducta a
seguir, para proseguir con el examen citológico o cuando el problema se haya resuelto.

CASOS ESPECIALES

*En caso de embarazo la citología puede realizarse entre el 3° y 7° mes, siempre y cuando no
haya existido amenaza de aborto, parto prematuro o hemorragia. Durante el embarazo solo se
introduce la porción inicial de citocepillo.

*Las pacientes histerectomizadas por lesiones benignas, son en general de bajo riesgo para el
desarrollo de lesiones tumorales en la cúpula vaginal. En estos casos la muestra será tomada de
este sitio. Después de la primera muestra con resultado negativo, los controles se harán cada
tres años.
*Las pacientes histerectomizadas por lesiones pre malignas tienen un riesgo mayor de
desarrollar lesiones neoplásicas en la cúpula vaginal, por lo cual se debe tomar anualmente
citologías de este sitio.

*En pacientes puérperas, menopáusicas, embarazadas o histerectomizadas, se deben utilizar los


instrumentos de toma, humedecidos previamente en solución salina.

4. Extendido de la muestra de citología:


El extendido debe efectuarse inmediatamente después de la toma de la muestra. La lamina
debe dividirse en tres secciones: la primera, más pequeña, corresponde al extremo del rotulo. La
segunda o central es utilizada para el extendido de la zona exocervical, la cual debe hacerse en
forma uniforme y suave en un solo sentido para evitar superposición celular, con el fin de
obtener una película delgada, que permita una fijación adecuada. La tercera sección, extremo
opuesto a la zona esmerilada, es utilizada para extender la muestra obtenida con el citocepillo,
haciéndolo girar 360°. El extendido debe ser uniforme y delgado. Cuando se obtiene exceso de
moco en la muestra endocervical se recomienda retirarlo con torunda de algodón humedecida
con solución salina.

LABORATORIO
NOMBRE:..............................
CC:.......................de..........
CONSECUTIVO EXOCERVICAL ENDOCERVICAL
LABORATORIO REMITENTE
No: ...........................

5. Fijación de la muestra de citología:


La fijación es un proceso indispensable para obtener una muestra, técnicamente de buena
calidad y es utilizado para la preservación celular. Las condiciones vaginales de humedad,
normalmente ofrecen protección al material celular por un tiempo limitado, pero en ámbito
seco, especialmente después de la menopausia, disminuye el tiempo de preservación celular. La
desecación empieza a producirse a los pocos segundos de tomada la muestra, por esto se
recomienda que una vez extendidas, se fijen inmediatamente.
Si se utiliza fijador en aerosol, este debe colocarse a una distancia de 30 cm., entre la lámina y el
instrumento de dispersión, para prevenir la destrucción de las células, garantizando una
impregnación homogénea de la totalidad de los extendidos. Si no se dispone de fijador en
aerosol, puede utilizarse etanol al 95%, isopropanol al 80% o propanol al 80%, cubriendo
completamente los extendidos con la ayuda de un gotero o sumergiendo la lámina en canastillas
con alcohol, verificando que éste cubra por completo la lámina.

REMISIÓN MUESTRAS AL LABORATORIO DE TAMIZAJE, COLORACIÓN Y LECTURA (RECEPTOR)

Para el envío de las muestras al laboratorio de coloración y lectura (nivel I, tamizaje), es


necesario adjuntar a la muestra empacada individualmente en sobres de cartón, cartulina o
estuche plástico individual, el formulario de solicitud individual del examen diligenciado en su
totalidad. Para asegurar la integridad de las muestras el laboratorio de recepción debe acordar,
en forma individual, con el sitio de toma de las muestras (correo, mensajería, etc.), el método
que permita los mejores resultados.

El laboratorio receptor (público o privado), debe exigir un oficio en el cual estén relacionadas
todas las láminas con los nombres y documentos respectivos (formularios de toma de muestra),
fecha de toma de las muestras y fecha de envió de las mismas, nombre del responsable de toma
y finalmente la fecha y nombre del laboratorio de procesamiento y del responsable de la
recepción.

Entrega del informe:


El informe del estudio deberá ser entregado a la paciente en un plazo máximo de 15 días hábiles
posteriores a la realización de la toma, repartidos de la siguiente manera: cinco (5) días máximo
entre la toma de la muestra y su envío al laboratorio de lectura; cinco (5) días para el
procesamiento y lectura; y cinco (5) días para entrega final del resultado a la usuaria para
resolución de seguimiento clínico, según resultados.
Archivo:
Las placas deben ser archivadas de forma numérica por año. Las placas deben mantenerse por
cinco (5) años para los casos sospechosos y positivos y dos años (2 para las negativas. Las placas
negativas deben estar separadas de las positivas y en orden numérico. Es importante que las
condiciones de almacenamiento sean óptimas para evitar el deterioro de las láminas
(contaminación por hongos).