Está en la página 1de 8

AMBIENTE DE FORMACIÓN: U.E.

N PUERTO TETEO
CIRCUITO: 07
MUNICIPIO: FERNANDEZ FEO
PARTICIPANTE: GLORIA
RIVAS
FACILITADOR: FILMA LOPEZ
TRAYECTO: I
LAPSO: 10/11/2018- 29/03/2019
ENCUENTRO: 07
EJE: Seminario I ENFOQUE SOCIOCRITICO PARA LA
FECHA:
TRANSFORMACION
20/03/2019 DE LA PRÁCTICA.

Espiral Oncológico y Epistemológico del proceso de construcción del conocimiento

ESPIRAL DEL CONOCIMIENTO


Los tipos de conocimiento (individual u organizacional) que
podemos gestionar.

Sobre el autor – Carlos Rodríguez-Ariza

Fomentar la participación protagónica, la interacción de conocimiento tácito y explícito, la


cual se lleva a cabo por los individuos, no por la organización. Pero si el conocimiento no
es compartido con otros o no es amplificado a la colectividad, tal conocimiento no participa
del espiral organizacional de generación de conocimientos en los docentes y de la
comunidad, para la transformación de la práctica pedagógica.
Este proceso en espiral por medio del cual el conocimiento es enunciado y amplificado, a
través de las cuatro formas de conversión de conocimiento, hacia adentro y a través de la
organización del nivel individual a los niveles grupal, organizacional e inter-organizacional
constituye lo que Nonaka y Takeuchi llaman la Dimensión Ontológica en el proceso de
creación de conocimiento. La siguiente figura ilustra esta espiral moviéndose a través de las
dimensiones epistemológica y ontológica del proceso de creación de conocimiento en la
organización. Lo que permite transmitir los saberes que cada persona tiene individualmente
con el colectivo.

La espiral de conversión de conocimiento es un proceso en el que interaccionan dos


dimensiones del conocimiento muy distintas, la epistemológica y la ontológica. Su interacción
permite que el conocimiento tácito del individuo se transforme en explícito de grupo lo que
permite la CREACIÓN DE CONOCIMIENTO nuevos para el colectivo, es por ello la
importancia de sistematizar las ideas grupales e individuales como aporte para la
transformación del colectivo del gremio docente en la práctica pedagógica y académica. Lo
que quiere decir que el proceso de formación educativa debe ir más allá de las cuatro
paredes de un aula de clase en la realidad es el deber ser.

EJEMPLO DEL ESPIRAL DEL CONOCIMIENTO, EN ESTA GRÁFICA:


En los últimos tiempos docentes y directivos, han venido mostrado un gran interés por la
gestión del conocimiento, interés que ha ido parejo al estudio de temas tales como la cultura
organizacional, el capital intelectual, los activos intangibles, entre otros. Pero este proyecto
intenta contribuir además en la estructuración de conceptos y la propuesta de directrices y
metodologías para la definición y desarrollo de programas de gestión del conocimiento dentro
de la política de formación del IAPT.
Es por ello que vamos a estudiar los conceptos clave para posteriormente, aplicar un modelo
que permita abordar la creación de un colectivo de conocimiento.
La gestión del Conocimiento: el conocimiento existe en las personas y forma parte de la
complejidad e imprevisibilidad humana.
Observemos el siguiente ejemplo de cómo se transmite el conocimiento:

La gestión del conocimiento supone trasladarse a un plano de análisis en el que se identifican


procesos de agregación de valor, determinados por la incorporación de nuevo
conocimiento. Gestionar el conocimiento es dotar a los sistemas de gestión de inteligencia
para aprender con base en experiencias propias y ajenas a la organización. Es en la
reutilización del saber hacer donde se produce el enriquecimiento y la aparición del
nuevo conocimiento.

Si trasladamos estas definiciones a nuestro objeto de estudio, el campo docente, podemos


observar estos dos tipos de conocimiento en la figura del profesor y en la del estudiante.
El conocimiento tácito del docente, implica un conjunto de ideas, teorías y creencias
aprendidas a través de su propia formación y experiencia. Todo ello, constituye un cuerpo
de convicciones conscientes e inconscientes que constituyen un marco ideológico dentro
del cual los profesores perciben, interpretan, deciden, actúan y valoran lo que ocurre en su
ambiente de aprendizaje, entre ellos y con sus estudiantes.
Es de resaltar que por parte de, las y los estudiantes, también posee sus propias ideas,
respecto de su propio rol como educando, del de los docentes o de la función social del
centro de enseñanza.
Para lograr estos procesos es necesario que exista intercambio, comunicación entre
personas con saberes distintos. Lo que Nonaka llama “la espiral del conocimiento” se pone
en marcha mediante el intercambio (metáforas y analogías) para favorecer la creación del
conocimiento: “Poner el conocimiento personal a disposición de los demás constituye la
actividad fundamental de la organización como creadora de conocimiento”. Teniendo este
marco teórico como referencia y proyectándolo a los espacios educativos.