Está en la página 1de 6

CÓMO PUEDE EL COACHING DEPORTIVO AYUDAR AL

PREPARADOR FÍSICO DE FÚTBOL

Diego Gutiérrez del Pozo


Coach de Deportistas y Entrenadores de Élite.
Coordinador del Curso de Experto Universitario en Coaching Deportivo (Escuela de
Inteligencia – UCJC).
Profesor de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Camilo
José Cela. (Madrid).
Preparador Físico del Atlético del Madrid “B” (2ª B).

1. EL COACHING DEPORTIVO. UNA HERRAMIENTA QUE AYUDA A LOS


TÉCNICOS A AUMENTAR EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

En las últimas décadas la especialización en el mundo del deporte de élite ha sido


exponencial. En cualquier disciplina deportiva existen entrenadores, recuperadores y
preparadores físicos, médicos, fisiólogos, nutricionistas, fisioterapeutas, psicólogos, y
otras muchas figuras que ayudan al avance y mejora del deporte profesional.

Todos estos profesionales en su búsqueda de la excelencia se preparan cada día más y


mejo; el mundo del fútbol es un fiel reflejo de este progreso.

Hoy los técnicos de fútbol no solo se dedican a planificar los entrenamientos, decidir el
sistema de juego o alinear a los jugadores en los partidos. Cada vez están mejor
formados en informática (dominando herramientas básicas y diferentes programas de
entrenamiento); en idiomas (para comunicarse con los jugadores extranjeros e incluso
emigrando fuera de nuestras fronteras para entrenar a equipos extranjeros); en técnicas
de comunicación (para relacionarse con su club, con su equipo y con los medios de
comunicación); en liderazgo (para saber gestionar de forma más eficaz a su equipo y su
entorno); etc.
El objetivo de los técnicos de fútbol es estar cada día más cerca de la excelencia y
obtener rendimientos óptimos. Y para ello, una de las herramientas que más utilizan en
la actualidad es el coaching deportivo ya que enseña a los técnicos a:

- Confiar en uno mismo eliminando las dudas y limitaciones que le frenan.

- Mantenerse mentalmente ágil, pensar con positividad, esperar el éxito y manejar


las situaciones de estrés y conflicto con total seguridad.

- Convertir los sueños y deseos en metas precisas y alcanzables.

- Motivar a la acción.

2. QUÉ ES EL COACHING DEPORTIVO

Para aproximarnos a la definición de coaching deportivo vamos a determinar en primer


lugar qué es coaching.

Según John Whitmore, “el coaching no es sólo una técnica para ser aplicada de una
manera rígida en determinadas circunstancias. Es una manera de dirigir, de tratar a
las personas, una manera de pensar y de ser (…) La persona toma conciencia de los
hechos no a través del coach sino a través de sí misma, estimulada por aquél. Por
supuesto, el objetivo de mejorar el desempeño es fundamental, pero de lo que se trata
es de averiguar la mejor manera de conseguirlo”. (Whitmore, 2003:19).

Robert Dilts subraya que “entendemos por coaching (asesoramiento personalizado) el


proceso de ayudar a personas o equipos de personas a rendir al máximo de sus
capacidades. Ello comporta extraer fuerzas de esas personas, ayudarles a trascender
sus barreras y limitaciones personales para alcanzar lo mejor de sí mismas, y
facilitarles que puedan actuar de la forma más eficaz como miembro del equipo”.
(Dilts, 2004:19).

Para O´Connor y Lages, “el coaching trata del cambio, de cómo hacer cambios. El
coach es un mago del cambio que toma las cartas que tienes y te ayuda a jugarlas
mejor, a cambiar las reglas del juego, o a encontrar un juego mejor”. (O´Connor y
Lages, 2005:23).
Por otro lado Miedaner señala que, “el coaching o proceso de entrenamiento
personalizado y confidencial llevado a cabo con un asesor especializado o coach, cubre
el vacío existente entre lo que eres ahora y lo que deseas ser” (Miedaner, 2002:23).

Por tanto, podríamos definir coaching deportivo como: “un proceso de entrenamiento-
aprendizaje, que consiste en despertar el talento y los recursos del deportista,
entrenador y/o directivo para incrementar al máximo su rendimiento deportivo y
personal, y eliminar los obstáculos internos a través del establecimiento de un plan de
acción (cambio) con metas u objetivos”. (Gutiérrez y Scheele, en Conde, 2009:156).

Decimos que es un proceso de entrenamiento-aprendizaje, ya que el coach (entrenador)


entrena al coachee (entrenado) para que mediante un proceso de cambio (Gutiérrez,
2010a:42):

a) Tome conciencia de sus objetivos o metas a conseguir, es decir, sepa cuáles son sus
motivaciones.

b) Quiera conseguir sus metas sabiendo que el proceso va a entrañar alguna dificultad
que le va hacer salir de su zona cómoda hacia nuevos retos.

c) Sepa cómo llevar a cabo su sueño, es decir, aplique una serie de herramientas para
conseguir sus objetivos.

d) Lo realice mediante un plan de acción con metas bien definidas. La diferencia entre
un sueño y una meta es que el sueño no tiene acción y la meta sí.

3. CÓMO SE HACE COACHING DEPORTIVO

Un proceso de coaching deportivo se realiza de forma privada y confidencial, en un


lugar tranquilo, cómodo y bien iluminado. El coach y el coachee se sientan
cómodamente alrededor de una mesa, y, durante aproximadamente una hora trabajan
sobre un objetivo o una meta.
El coach a través de preguntas y sirviéndose de multitud de herramientas acompaña al
coachee en su proceso de cambio hacia un mejor desempeño y la consecución de los
objetivos.
Dicho proceso puede durar de dos a tres meses. En este periodo se pueden realizar entre
seis y diez sesiones, pero tampoco hay una regla fija sobre la duración del proceso ya
que éste depende de la evolución del coachee.

En el proceso de coaching, el verdadero protagonista, el que crece y mejora es el


coachee. Como decía Galileo: “No se puede enseñar nada a un hombre… sólo se le
puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo”. Y esto precisamente es lo
que hace el coach. (Gutiérrez, 2010b)

4. PARA QUÉ HACER COACHING DEPORTIVO

Un Preparador Físico de Fútbol puede servirse del coaching para aumentar sus recursos
internos y mejorar personal y profesionalmente. Además, lo puede utilizar para ayudar
en determinados momentos a sus jugadores, no realizando un proceso de coaching
formal, pero sí dándole las herramientas necesarias para que pueda solucionar su
problema.

Por otro lado, si se forma de una manera adecuada puede llegar a trabajar, si le interesa,
como coach de deportistas de élite, algo muy demando actualmente.

El coaching deportivo puede ayudar al técnico de fútbol o al futbolistas a:

- Aumentar la autoestima, la confianza y la seguridad en uno mismo. El mayor


problema en la vida no es fracasar. Lo peor que nos puede pasar es vivir con la duda de
qué habría pasado si se hubiese intentado. Cuando el deportista se quiere así mismo y
está seguro de lo que hace, sus conductas se convierten en efectivas y sus metas en
alcanzables. El deportista en estas condiciones se encuentra motivado y con energía
para afrontar cualquier reto.

- Eliminar las dudas y miedos que conducen al técnico o al futbolista a tomar conductas
poco efectivas. Hace unas semanas escuché decir a Rafael Nadal que en ocasiones, en la
competición sentía miedo. Es normal que suceda. Pero lo importante es saber qué hacer
con ese miedo. Puedes dejarlo delante y que te bloquee; puedes dejarlo detrás y que te

empuje; o puedes llevarlo a tu lado para que te acompañe y te haga más fuerte. Creo que
Nadal acompaña a su miedo y le vence cada vez que aparece.
- Mejorar la comunicación con los demás. La mayoría de los problemas que nos surgen
en el día a día en los entrenamientos y partidos son problemas de comunicación: no
entender el mensaje que se quería transmitir, reaccionar de manera inapropiada a algo
que te dicen, transmitir algo y no ser comprendido…Gracias a las herramientas que se
utilizan en coaching se puede ayudar a tomar conciencia de estas situaciones y cómo
resolverlas.

- Establecer un plan estratégico que te ayude a conseguir tus metas deportivas. El


coaching allana el camino al deportista ya que planifica las acciones, los lugares, los
tiempos para obtener tus objetivos.

- Desarrollar el talento del deportista. Mediante un proceso de crecimiento de los retos y


las habilidades del deportista conseguiremos que su talento crezca cada vez más.

- Crear un equipo y desarrollar su compromiso. El Barcelona de Guardiola es un claro


ejemplo. No sólo han conseguido crear un equipo que juegue bien y obtenga títulos.
Han sido capaces de generar un gran compromiso en toda la plantilla y el cuerpo
técnico. Esto hace que consigan sus metas, disfruten trabajando y sean admirados por
todo el mundo.

- Tener mayor conciencia de la vida y ser responsable de tus actos. Cuando sabes esto
ya no existen excusas, ya no eres una víctima, vives la vida plenamente y disfrutas de
cada momento. Tienes mayor poder pero también mayor responsabilidad con lo que
haces.

- Conectar con el “yo interior”, con su esencia, con sus valores e identidad. Cuando un
entrenador o futbolista sabe quién es y dónde va, las piezas comienzan a encajar y todo
comienza a fluir.

Si duda se le abre la puerta al preparador físico de fútbol a formarse no sólo en materia


física, sino de una forma más integral. De esa forma podrá conocer de una manera más
precisa lo que ocurre en su equipo y así dar soluciones correctas.
5. BIBLIOGRAFÍA

• Dilts, R. (2004). Coaching. Herramientas para el cambio. Urano: Barcelona.

• Gutiérrez, D y Scheele, S. (2009). “Anatomía del Coaching Deportivo.” En


Conde, M. (Ed.). Fútbol. Camino al éxito III. (pp. 150-192). Editorial Supérate:
Pontevedra.

• Gutiérrez, D. (2010a). “Beneficios del Coaching Deportivo para los


entrenadores de fútbol”. En Conde, M. (Ed.). Fútbol. Camino al éxito IV.
(pp.37-60). Editorial Supérate: Pontevedra.

• Gutiérrez, D. (2010b). “El coaching deportivo. Cómo conseguir la excelencia


deportiva”. E-coach. Revista electrónica del técnico de tenis (Real Federación
Española de Tenis), nº 9, pp.25-29.

• Miedaner, T. (2002). Coaching para el éxito. Urano: Barcelona.

• O´Connor, J. y Lages, A. (2005). Coaching con PNL. Urano: Barcelona.

• Whitmore, J. (2003). Coaching. Ediciones Paídos Ibérica: Barcelona.