Está en la página 1de 4

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

CURSO
DERECHO DE CONTRATOS

PROFESOR
Dra. ANICETO NORABUENA, ÚRSULA

CICLO
VIII

TEMA
RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL

ALUMNO

TAHUA CELESTINO, FRANK

HUARAZ- ANCASH
2019

1
RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL

CONCEPTO DE RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL


La responsabilidad extracontractual es un término moderno que viene a ser un mecanismo
que persigue ante todo reparar económicamente un daño.
Sobre esto, DE TRAZEGNIES considera que la responsabilidad extracontractual se basa
exclusivamente en la culpa que emana por la transformación que el agente genera el
cambio de una situación o actividad producto a una acción irresponsable. Por lo tanto,
ilícita (extracontractual). De ahí que, al generarse no en virtud a un contrato, sino al
percance de una actividad.

1. ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL


EXTRACONTRACTUAL

a) Agente imputable
b) La antijuridicidad
c) El daño causado
d) El nexo causal y
e) Los factores de atribución

1.1. AGENTE IMPUTABLE


Es el epígrafe (título) que la cátedra emplea, sin embargo, diversos autores como Juan
Espinoza prefieren denominarlo “Imputabilidad” o “carácter imputable”.

Concierne al que ocasiona hechos dañosos, en tal virtud, se entiende como agente
imputable, bien sea persona natural o persona jurídica.

Persona Jurídica: Para que sea pasible de responsabilidad es menester que tenga
“personalidad jurídica” (uno lo adquiere desde que lo inscribe) y que desde ese
momento cuente con “capacidad de ejercicio” (a lo que la doctrina lo nombra
capacidad jurídica).

Persona Natural: Para ser catalogado como agente imputable, es menester que cuente
con “capacidad de discernimiento” y “capacidad de ejercicio”.

1
1.2. LA ANTIJURIDICIDAD
En tal virtud para la cátedra y comulgando con Juan Espinoza Espinoza tal cual lo
plasma en su obra Responsabilidad Civil, es menester suplir el vocablo antijuricidad
por el de “ilicitud”. Es ilicitud porque se entiende como ilícito aquello que contraviene
leyes de orden público (delitos, cuasidelitos) y orden privado (contrato).

Es todo comportamiento humano que causa daño a otro mediante acciones u


omisiones no amparadas por el derecho, por contravenir una norma, el orden público,
la moral y las buenas costumbres.

1.3. EL DAÑO CAUSADO


El origen etimológico del término “daño” obedece al vocablo latino “damnun”, que
significa detrimento, menoscabo, perjuicio. Dentro de la Responsabilidad Civil el
daño se bifurca en:
1.3.1. Daños patrimoniales:
Viene a ser la lesión de derechos de naturaleza económica o material, que
debe ser reparada, por ejemplo: la indemnización de un auto.
Estas a su vez se bifurcan en:
 Daños contra la propiedad de Bienes Inmuebles
 Daños contra la propiedad de Bienes Muebles

1.4. NEXO CAUSAL (O CAUSALIDAD)


Este elemento está relacionado con las causas y los efectos que generan determinados
actos.

Viene a ser un requisito que se presenta en la relación de causalidad, que se entiende


como “causa-efecto”, o “antecedente-consecuencia”, es indispensable pues sin ella no
existe responsabilidad civil.

Este requisito se presenta tanto en el ámbito contractual como esta contractual, la


diferencia reside en que mientras en el campo esta contractual la relación de
causalidad debe entenderse según el criterio de la “causa adecuada”, en el ámbito
contractual la misma deberá entenderse bajo la óptica de la “causa inmediata y
directa”, aunque finalmente ambas teorías nos llevan al mismo resultado.

2
2. DIFERENCIAS ENTRE LA RESPONSABILIDAD CONTRACTUAL Y
EXTRACONTRACTUAL
Una de las diferencias fundamentales entre la responsabilidad contractual y la
extracontractual reside en la carga de la prueba, pues en la responsabilidad derivada
de un contrato, el acreedor de la respectiva prestación no está obligado a demostrar
la culpa del deudor, ya que ésta se presume en tanto el segundo no demuestre que
su incumplimiento o el atraso no le son imputables, como el caso fortuito o la fuerza
mayor; en cambio, en la responsabilidad extracontractual le compete al damnificado
demostrar la culpabilidad del autor del acto lícito.

La diferencia entre ésta y la extracontractual, para los efectos prácticos de la litis,


es que en la contractual basta demostrar el incumplimiento para que se presuma la
culpa. El daño cuyo resarcimiento se persigue, tiene como origen el incumplimiento
del deber de cuidado atribuible al que se imputa como responsable, con motivo de
la relación contractual por la cual su contraparte se compromete a hacer o dar, a
cambio del pago de un precio determinado.

Otra diferencia importante entre ambas, es que la responsabilidad contractual puede


ser limitada mediante una cláusula limitadora de la responsabilidad (cláusula penal,
por ejemplo), si bien existen excepciones. En el ámbito de la responsabilidad
extracontractual no existen las cláusulas de exoneración de la responsabilidad
porque no existe contrato.