Está en la página 1de 6

¿Qué es el préstamo mercantil?

El contrato de préstamo mercantil es aquel mediante el cual una persona llamada prestamista,
cede la propiedad de una suma de dinero u otras cosas fungibles a otra persona llamada
prestatario, a cambio de la devolución de algo de la misma especie y calidad o su equivalente
en dinero.
Características del préstamo mercantil
Según la doctrina dominante, el préstamo mercantil goza de las siguientes notas
características:
 Traslativo de dominio: el prestamista se obliga a entregar la propiedad de la cosa o
dinero, y el prestatario puede disponer de la cosa prestada comprometiéndose a su
devolución en especie o su equivalente en dinero.
 Principal: no depende de otro contrato para su existencia y validez, tiene fines y vida
propia.
 Unilateral: sólo produce obligaciones en una de las partes, el prestatario; aunque si
se acuerda entre las partes también se puede considerar bilateral.
 Contrato real: los efectos del préstamo no surgen hasta que se realiza la entrega de
la propiedad.
 Gratuito por naturaleza y oneroso por excepción: es gratuito porque el prestatario
no está obligado a pagar contraprestación alguna si no se pacta expresamente, aunque
en la práctica comercial, el carácter profesional de los prestamistas deriva a que se
incluya la onerosidad en los contratos.
 Conmutativo: desde el momento que las partes celebran el contrato conocen las
cargas y los gravámenes que se encuentran determinados en el mismo.
 Personal: la relación se establece en consideración a las circunstancias personales del
cliente.
 Tracto sucesivo o instantáneo: la devolución de la cosa prestada se puede realizar
en un solo acto o en varios.
Clases de préstamos mercantiles
Se distinguen cuatro tipos de préstamos en función de diferentes variables:
Según la naturaleza de la cosa prestada
Pueden diferenciarse a su vez tres tipos.
1. El préstamo que tiene por objeto dinero: el prestatario recibe y se obliga a
reintegrar una suma de dinero determinada.
2. El préstamo que tiene por objeto títulos o valores determinados: el prestatario
deberá restituir posteriormente esos valores por otros idénticos o equivalentes.
3. El préstamo que tiene por objeto cosas fungibles: el prestatario deberá devolver
la cosa fungible (mercaderías, materias primas, etc.) en idéntica cantidad y
especie, salvo que sea imposible por extinción de la cosa fungible, en cuyo caso
procederá el reintegro de su valor en metálico.
Según la duración del préstamo mercantil
1. Préstamo por tiempo determinado: el estipulado en el contrato.
2. Préstamo por tiempo indeterminado: 30 días desde que se realiza una notificación
formal.
Según si el prestatario tiene que pagar interés o no por el préstamo mercantil
1. Préstamo gratuito: no se pagan intereses, no suele existir en la práctica.
2. Préstamo oneroso: se pagan intereses, es lo más común.
Según si el préstamo está o no garantizado
1. Préstamos sin garantía especial.
2. Préstamos garantizados (hipotecas, avales personales, etc.): las entidades de crédito
suelen exigir garantía. En este punto incluiríamos a los préstamos con garantía de
valores cotizables, donde el cumplimiento de las obligaciones está garantizado con
una prenda sobre valores mobiliarios admitidos a cotización en Bolsa u otro mercado
secundario oficial.
Contenido del contrato de los préstamos mercantiles
Dentro del contenido del contrato de los préstamos mercantiles se indican los elementos
de este, así como las obligaciones de las partes intervinientes en ellos.
Elementos personales
 Prestamista: persona física o jurídica que entrega la cosa fungible o abona el dinero.
 Prestatario: persona física o jurídica que recibe la cosa o importe solicitado.
Elementos reales
 Bienes objeto del contrato: son los bienes fungibles o importe monetario sobre los
que se establece la relación del contrato.
 Plazo pactado: marca la duración del préstamo y la fecha exacta de su vencimiento.
 Intereses: si el préstamo es oneroso, es la suma que el prestatario se compromete a
pagar al prestamista. Son legales si se abonan en la forma pactada, y moratorios o
procesales si se abonan fuera del plazo establecido.
De los Afianzamientos Mercantiles
Puede tener carácter civil o mercantil. Para que tenga carácter mercantil es necesario que
tenga por objeto asegurar el cumplimiento de un contrato mercantil, aunque el fiador no sea
comerciante.
función económica
El afianzamiento mercantil aporta seguridad a las operaciones mercantiles ya que ofrece al
acreedor una garantía de cumplimiento del contrato al poder dirigirse contra los bienes del
fiador si el deudor no cumple la prestación a la que se había obligado.
clases.
Se pueden establecer las siguientes clasificaciones:

-Según la obligación que garantiza: puede ser convencional, legal o judicial.


-Según exista o no contraprestación económica: podemos encontrarnos fianzas gratuitas o
a título oneroso. La fianza mercantil es gratuita salvo pacto en contra.
-Según el beneficiario: puede constituirse fianza a favor del deudor principal o a favor de
otro fiador, aunque lo ignore o se manifieste en contra éste último.
objeto.
El objeto del afianzamiento es garantizar el cumplimiento de un contrato mercantil, hasta los
límites de la obligación del deudor principal. El fiador puede obligarse a menos que éste,
pero nunca a más.
Para que exista la fianza debe haber una obligación válida, aunque puede recaer sobre una
obligación cuya nulidad pueda ser reclamada en virtud de una excepción puramente personal
del obligado, como la de la menor edad.
La deuda que garantiza la fianza puede ser presente o futura, aunque no se conozca el importe
en el momento del afianzamiento. No obstante, hasta que la deuda no sea líquida no se podrá
reclamar contra el fiador.
elementos personales.
En la fianza nos encontramos los siguientes elementos personales:
1.- El Fiador: Es quien se compromete a cumplir una obligación derivada de un contrato
mercantil si el deudor no lo hace. Debe tener capacidad para obligarse y bienes suficientes
para responder de la obligación que garantiza, ya que del cumplimiento de esta responderá
con todos sus bienes presentes y futuros. Si el fiador deviene insolvente, el acreedor puede
solicitar otro que cumpla los requisitos anteriormente mencionados, salvo que el acreedor
hubiese exigido y pactado que el fiador fuera una persona determinada.
2.- El Acreedor: Persona que recibe la prestación del deudor principal y que asegura el
cumplimiento de la misma mediante la fianza.
3.- El Deudor principal: El obligado al cumplimiento de la obligación derivada de un contrato
mercantil.
forma del contrato.
El afianzamiento mercantil se ha de realizar por escrito, en caso contrario carece de validez
y efectos. La fianza debe ser expresa y no puede extenderse a más de lo contenido en ella.
duración.
Puede pactarse por tiempo indefinido o por un plazo de tiempo determinado.
En los contratos por tiempo indefinido, si se ha pactado una retribución para el fiador, la
fianza subsistirá hasta que se cancelen definitivamente las obligaciones que nazcan del
contrato principal, por la terminación completa del mismo.
beneficio de excusión
Cuando el acreedor exija al fiador el cumplimiento de la obligación, éste puede exigirle que
primero se dirija contra los bienes del deudor principal, dado que la obligación del fiador es
accesoria respecto a la de éste.
No puede oponerse este beneficio en una serie de supuestos:
-Cuando el fiador haya renunciado expresamente a él.
-Cuando se haya obligado solidariamente con el deudor.
-En caso de quiebra o concurso del deudor.
Si el fiador cumple con las condiciones de la excusión, el acreedor negligente en la excusión
de los bienes señalados es responsable hasta donde ellos alcancen, de la insolvencia del
deudor que por aquel descuido resulte.
El acreedor podrá citar al fiador cuando demande al deudor principal, pero quedará siempre
a salvo del beneficio de excusión, aunque se dé sentencia contra los dos.
PRENDA
Este contrato se da cuando el deudor o tercero afectan una cosa mueble al pago de una deuda,
de manera que si vencida la deuda no es paga, se hace efectiva sobre el precio de la venta de
esa cosa. Cada día son más numerosas las operaciones mercantiles que constituyen una
garantía real de prenda. Por eso, es lógico atribuirle carácter mercantil. Se aplicará a la prenda
el CC.
De la Compraventa, de la Permuta y de la cesión Mercantiles
De compra venta
Una parte entrega una cosa determinada y la otra entrega el precio convenido. Compraventa
mercantil: definida por el Código Mercantil como la compraventa de cosas muebles para
revenderlas, bien en la misma forma que se compraron o bien en otra diferente, con ánimo
de lucrarse en la reventa.
Según el Código Mercantil no son mercantiles las siguientes ventas:
 Las de productos para el consumo del comprador.
 La reventa que realice cualquier persona no comerciante, del resto de acopios que
hiciera para el consumo.
 Las que realicen los artesanos en sus talleres de objetos construidos o fabricados por
ellos.
 Las que realicen los agricultores y ganaderos de sus cosechas o de su ganado.
Elementos materiales del contrato de compraventa:
El objeto: la cosa mueble que el vendedor entrega al comprador (mercancías o mercaderías).
También existen cosas no corporales como derechos de propiedad intelectual sobre marcas,
patentes, rótulos, logotipos, etc.
El precio: ha de concretarse en dinero o en signo que lo represente. Ha de ser cierto (cantidad
fijada en el momento de otorgar el contrato), o bien, basta con que pueda determinarse más
tarde sin necesidad de un nuevo contrato.
Según la forma en que se fije el precio surgen 2 tipos de ventas:
 Ventas a precio firme: (el precio se fija al otorgar el contrato y no se puede modificar).
 Ventas a precio variable (las partes pueden pactar variaciones en el precio basadas en
factores como circunstancias del mercado).

Elementos personales del contrato de compraventa:


 Son el vendedor: (persona que entrega la mercancía).
 el comprador: (la recibe y paga el precio).
El contrato de permuta
Por lo general, este contrato es de carácter civil y debe ser celebrado siempre entre dos partes.
En él han de establecerse las bases por las cuales una de ellas se obliga a dar un bien a la otra,
sin importar si es mueble o inmueble, a cambio de que dicha otra parte le entregue a cambio
otro bien. Cuando ambas partes son empresas, entonces hay que hablar de contrato de
permuta mercantil.
Tipos
 Por lo general, suele decirse que existen tres tipos de contratos de este tipo. Estos
tienen la finalidad de permutar viviendas o bienes inmuebles (casas, pisos,
apartamentos, etc.).
 bienes muebles (un coche o cualquier producto físico)
 derechos y servicios (de crédito, de sucesión hereditaria, de usufructo, etc.).
Características del contrato de permuta:
Las características principales de este contrato son:
 Es un contrato principal. Es decir, no depende de otro contrato para su existencia.
 Es bilateral. Es decir, las partes tienen obligaciones mutuas o recíprocas.
 Es oneroso. Porque genera gravamen para ambas partes, no es gratuito, ya que ambas
partes tienen que pagar entregando un bien de su propiedad.
De concesión mercantil
Forma y perfección
La forma que debe tener el contrato de concesión mercantil es la que establezcan las partes
ya que al carecer de regulación legal, priman el principio de autonomía de libertad de las
partes y el principio de buena fe de las mismas, por lo que puede celebrarse de forma verbal
o escrita, pero en la práctica lo habitual es que se realice de forma escrita, en lugar de forma
oral, pudiendo las partes, en cualquier momento y de mutuo acuerdo, regular el contenido
del mismo, así como las modificaciones que puedan darse.

En lo que al objeto del contrato de concesión se refiere podemos decir que consiste en la
comercialización y distribución de bienes y servicios, mercancías o productos por parte del
distribuidor, concesionario, que adquiere del proveedor, concedente, a través de su
establecimiento y en una zona geográfica determinada, para la puesta en el mercando de
dichos productos o servicios de determinada marca o signo comercial.
En lo que a la duración del contrato de concesión mercantil se refiere decir que será duradero
y permanente en el tiempo, pudiéndose pactar una duración determinada o indefinida. Los
contratos de duración limitada que sigan siendo ejecutados por ambas partes después de
transcurrido el plazo inicialmente previsto, se considerarán transformados en contratos de
duración ilimitada