Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD TÈCNICA DE COTOPAXI

FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS Y RECURSOS NATURALE


MEDICINA VETERINARIA

ALUMNA:
Castillo Daniela

CURSO:
Primero “A”

DOCENTE:
Dr. Xavier Quishpe.

ASIGNATURA:
Bioética y Legislación Pecuaria.

FECHA:
Viernes 28 de Junio del 2019

TEMAS:
Animales en experimentación.

CICLO:
Marzo – Agosto 2019
“La idea de que algunas vidas importan menos que otras
es la raíz de todo lo que está mal en el mundo”
Paul Farmer
INTRODUCCIÓN
Debido a las experimentaciones en los animales, se presume de los avances en lo que son los
campos laborales, ya que se podría decir que se goza de bienes, productos, servicios e
infinidad de cosas, pero, lo que realmente no se sabe es como los fabricantes llegaron a la
conclusión de que usando estos productos en nosotros no causaría algún efecto nocivo.
La experimentación en si es uno de los primeros pasos a realizarse antes de que algún
producto sea aprobado, pero para ello se realiza la utilización de animales.
Hoy en día la experimentación es una actividad básica de la ciencia médica, pero a ella se
oponen los movimientos pro derechos animales, normalmente fundados en una visión
meramente natural del hombre y los animales.

DESARROLLO
Animales de investigación
La utilización de animales de experimentación ha caído un 40% desde 2009, los científicos
en España utilizaron en 2015 844.473 animales por primera vez y reutilizaron 14.473. Desde
2014 hay un nuevo método de recogida de datos, estos no registran cuántos animales se
emplean sino cuantas veces se utilizan o reutilizan, los usos de animales aumentaron 4,5%
en 2015 respecto a 2014 por la leve recuperación de la investigación en España, pese a la
oposición de algunas organizaciones animalistas la investigación con animales se considera
imprescindible para el avance de la medicina humana y veterinaria.

Experimentación con animales


El avance vertiginoso de la revolución científico-técnica y el uso no siempre racional y ético
de animales en la investigación han conducido a muchos investigadores a preocuparse por el
destino de las especies utilizadas, lo que ha generado numerosos estudios en las últimas
décadas. Se han formulado múltiples reglamentaciones y se ha pensado acerca de la
aplicación de principios éticos en las investigaciones.
La experimentación con animales implica la tortura, sufrimiento y muerte de millones de
animales cada año. Existen alternativas humanitarias a esta práctica que deben ser
promovidas por todos aquellos que se preocupan por el bienestar de los demás animales.
Cada año mas de 115 millones animales son usados en laboratorios para experimentación, lo
cual es un maltrato a seres indefensos que se escuda en la ciencia, la educación y el bienestar
humano, pero detrás de todo esto hay una industria que usa la tortura como un método barato
para probar la efectividad de productos comerciales.
Gracias a los avances tecnológicos y al auge de la bioética hoy en día la ciencia, la industria
y la educación tienen a su disposición métodos alternativos a la experimentación en animales
como el cultivo de células, tejidos y órganos, modelos matemáticos predictivos y prototipos
anatómicos.
A favor o en contra de la experimentación

Cada año más de 115 millones de animales, contando solo a vertebrados, son sometidos a
experimentación con el supuesto fin de beneficiar a seres humanos, Cada año más de 115
millones de animales, contando solo a vertebrados, son sometidos a experimentación con el
supuesto fin de beneficiar a seres humanos. Ello incluye prácticas tales como obligarles a
inhalar gases tóxicos, aplicarles sustancias corrosivas en piel y ojos, infectarles con VIH o
extirparles parte del cerebro. Ciertamente, el número de animales no humanos que sufren y
mueren por causa de estas prácticas es mucho menor que el de los que son víctimas de
la industria alimentaria, o de los individuos en estado salvaje que sufren por eventos
naturales. Ahora bien, puesto que los intereses básicos de estos animales en no sufrir y no
morir importan, es de todos modos necesario reflexionar sobre si la experimentación con
ellos está éticamente justificada.

Solemos asociar estrechamente la experimentación con animales a esfuerzos por aumentar la


calidad y duración de vidas humanas. Sin embargo, como se verá, este no es el objetivo
perseguido en la mayoría de los casos. Además, respecto de aquellos en que sí lo es, hay
razones éticas fuertes para rechazar la actual práctica de experimentación animal, si
consideramos que tampoco estaría justificada con seres humanos.

En primer lugar, la mayoría de experimentos realizados en animales no humanos no tienen


finalidad biomédica, es decir, no buscan obtener mejoras en la salud humana. En algunos
casos se trata de pruebas de impacto medioambiental de productos químicos. En otros se trata
de pruebas de seguridad de productos cosméticos o del hogar. En otras ocasiones se emplea
a animales no humanos en la investigación militar.

Todos estos casos tienen en común que el beneficio que los seres humanos pueden recibir
gracias a estas prácticas es irrelevante o inexistente. Pese a ello, se somete a un gran número
de animales no humanos a daños graves. Ahora bien, razonar éticamente requiere rechazar
toda forma de discriminación basada en características de los individuos que no tienen que
ver con su capacidad para ser dañados o beneficiados. No tener en cuenta los daños que los
animales padecen en estos experimentos, o darles una menor importancia, simplemente
porque no pertenecen a la especie humana, es un tipo de discriminación arbitraria, el
especismo. Del mismo modo que no respetar a alguien por su color de piel o su género está
injustificado, también lo está no respetarle por su especie. Desde un punto de vista imparcial,
el sufrimiento y muerte de estos animales pesa más que el beneficio trivial obtenido por los
seres humanos.

CONCLUSIONES

El empleo de animales de experimentación sin duda ha sido de gran importancia, pues se han podido estudiar,
evaluar, monitorear e identificar el comportamiento de muchas enfermedades y síndromes de diferentes
categorías, ya sea genéticas, inmunológicas, hematológicas, microbiológicas, neurológicas entre otras
y eso ha generado un avance importante en la medicina para el bien del ser humano, sin embargo
no debemos olvidar que se está trabajando con seres vivos y que nuestros procedimientos y su uso debe ser
normado para garantizar las condiciones ambientales, nutrición, sanidad, desarrollo biológico natural y en su
uso experimental el menor daño a éstas especies animales, también recordar que para nuestra
bioseguridad el empleo de material desechable, la manipulación adecuada de los animales, el desecho de
RPBI bien identificado y el empleo de metodologías estandarizadas o documentadas serán
de orden obligatorio.

BIBLIOGRAFÍA

• https://www.youtube.com/watch?v=77J5Ti775xQ
• chrome-
extension://oemmndcbldboiebfnladdacbdfmadadm/http://tauja.ujaen.es/bitstream/1095
3.1/1985/1/Snchez_Marn_Aitana_Mercedes_TFG_Psicologa..pdf