Está en la página 1de 21

INDICE

INTRODUCCION..........................................................................................................................3
ASILO POLITICO..........................................................................................................................3
1. ANTECEDENTES HISTORICOS:.....................................................................................3
1.2. ETAPAS JURÍDICAS DEL ASILO POLITICO..............................................................4
1.2.1. ETAPA PRE-JURIDICA...........................................................................................4
1.2.2. ETAPA JURIDICA....................................................................................................5
1.3. ETIMOLOGÍA.....................................................................................................................6
1.4. DEFINICIÓN...................................................................................................................6
1.5. CLASIFICACION:...........................................................................................................7
1.5.1. ASILO DIPLOMÁTICO:.........................................................................................7
1.5.2. ASILO TERRITORIAL:...........................................................................................7
1.6. LUGARES DONDE SE CONCEDE EL ASILO POLITICO:........................................7
A) LEGACIONES Y EMBAJADAS.......................................................................................7
B) NAVÍOS DE GUERRA.......................................................................................................7
C) AERONAVES MILITARES................................................................................................8
D) CAMPAMENTOS MILITARES.........................................................................................8
E) BUQUES DE GUERRA Y AERONAVES EN REPARACIÓN.........................................8
1.7. CARACTERISITICAS....................................................................................................8
1.8. EL DERECHO DE ASILO EN EL SISTEMA JURIDICO INTERNACIONAL............9
1.9. CONVENCIONES SOBRE EL DERECHO DE ASILO POLÍTICO:..........................10
1.10. LA EXTRADICION Y EL DERECHO DE ASILO........................................................10
1.11. JUSTIFICACION DEL ASILO POLITICO....................................................................11
ASILO EN EL PERÚ....................................................................................................................12
2.1. EL ASILO EN EL PERÚ................................................................................................12
2.2. ¿QUIENES PUEDEN SOLICITAR EL ASILO POLITICO?........................................12
2.3. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ASILANTE Y ASILADO DERECHOS
DEL ASILANTE.......................................................................................................................13
2.4. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ESTADO TERRITORIAL.............................15
2.5. TRAMITAR LA SOLICITUD PARA EL ASILO POLITICO.......................................15
2.6. GARANTIAS DEL ASILADO......................................................................................16
2.7. DENEGACION DE SOLICITUD.................................................................................18
2.8. RENUNCIA DEL ASILO FUGA DEL ASILADO........................................................18
CONCLUSIONES........................................................................................................................19
CASOS..........................................................................................................................................19
BIBLIOGRAFIA...........................................................................................................................21

pág. 1
INTRODUCCION

El asilo, es una institución de ayuda humanitaria, el tema que desarrollamos se basa en la


recopilación de datos recogidos de la web para desarrollar los antecedentes históricos,
conceptos entre otros temas. Para empezar, diremos que el asilo de acuerdo con la
Convención sobre el Estatus de los Refugiados de 1951, el asilo es aquella garantía de los
derechos humanos consistente en la protección que el Estado presta, dentro de su ámbito de
soberanía, a los extranjeros que hayan penetrado en su territorio para huir de la persecución
política o de las condiciones económicas o medioambientales de su país de origen.
Para muchos autores, sobre todo los que acogen la doctrina clásica definen a la extradición
como el acto por el cual un Estado solicita a otro la entrega de una persona que posee un
proceso penal abierto o para la ejecución de una condena, de allí que se aprecie dos clases de
extradición: una extradición activa, cuando la reclamación o solicitud de entrega del
presunto delincuente o condenado se dirige al Estado en el que se encuentra, y la extradición
pasiva que tiene lugar cuando la reclamación o solicitud de entrega del presunto delincuente o
condenado realizada por otro Estado se recibe en el Estado en el que se encuentra.

La finalidad última de la extradición viene constituida por la entrega del reo refugiado en un
país, hecha por el gobierno de éste a las autoridades de otro país que lo reclaman para juzgarlo
y, en su caso, castigarlo. Sólo se concede en cumplimiento de un tratado o Ley, atendiendo al
principio de reciprocidad, mientras que su naturaleza la encontramos en virtud al derecho
internacional por cual un Estado al hacer entrega de una persona, sea su connacional o no,
cede sus derechos soberanos sobre él, y por tanto, el Estado que recepciona a dicha persona
adquiere el derecho de juzgarle o ejecutar la pena o medida de seguridad.

Existe una relación bastante vinculada entre ambas instituciones, inclusive en algunas
oportunidades hay cierta convivencia conflictiva o contradictoria. Así tenemos, mientras que
el Asilo protege al refugiado de cualquier tipo de persecución por parte de un Estado, la
extradición lo que busca es ubicar y aprehender al sujeto que es buscado y pedido por la
justicia de un determinado país a efectos que rinda cuentas por los delitos cometidos, evitando
con ello la impunidad; sin embargo, esta institución encontrará la renuencia de la primera en
ceder al sujeto pedido, mientras no exista un fuerte y sostenido fundamento que traiga abajo el
amparo del asilo.

pág. 2
ASILO POLITICO

1. ANTECEDENTES HISTORICOS:

La institución del asilo tiene una larga trayectoria histórica. Surgió como un asilo de carácter
religioso, que amparaba a los delincuentes. Al principio estaba destinado a favorecer a los
delincuentes comunes y no a los políticos, puesto que se consideraban los más graves, ante los
cuales no reconocía obstáculo la ira del gobernante. En cambio, con la Reforma se produjo
una inversión: desapareciendo el asilo para los delincuentes comunes y en su lugar, subsistió
el asilo para los políticos que son perseguidos por sus ideas. En la antigüedad, la Edad Media
y más adelante, los templos eran los lugares de asilo, pero en la época moderna, solamente se
considera como asilo el territorio del Estado extranjero.

Con la tesis de extraterritorialidad de las Embajadas y Legaciones de Grocio, se consideraba


que el asilo diplomático era un corolario del asilo brindado por el territorio extranjero por lo
que el perseguido quedaba asilado, no sólo si lograba escapar a territorio extranjero, sino
también si obtenía asilo en la Legación o Embajada de un país extranjero. Hoy puede decirse
que el derecho de asilo diplomático para los perseguidos políticos no es una institución
reconocida por el derecho internacional general de base consuetudinaria: es una práctica de
base convencional y consuetudinaria que liga casi exclusivamente a los países
latinoamericanos, una costumbre regional.

1.2. ETAPAS JURÍDICAS DEL ASILO POLITICO

1.2.1. ETAPA PRE-JURIDICA

El Asilo ha sido practicado desde la antigüedad. Los sujetos criminales o no que se refugiaban
en las iglesias o templos, que gozaban de inmunidad, no podían ser extraídos por la fuerza, ya
que tal acto importaría profanación cuya consecuencia inmediata era una pena. Los
perseguidos, veían de esta manera, en la iglesia un lugar de protección: un asilo.
El asilo religioso, alcanzó la mayor amplitud en Grecia, señalándose que se otorgaba este
beneficio más por un acto de hostilidad que de humanidad. Las ciudades por generosas las
unas con las otras, acogían con simpatía al extranjero delincuente o fugitivo e impedían el
castigo por parte de la ciudad vejada.
Poco a poco fue reduciéndose el número de templos dedicados a proteger la seguridad de
los perseguidos, puesto que los abusos que se realizaron desvirtuaron sus verdaderos fines. Se
practicó no como una ayuda excepcional, sino como una cosa de todos los días, con lo que el
índice de delitos aumentaba de manera escandalosa; al margen de este factor negativo, es
necesario resaltar su aspecto positivo, al restañar heridas de muchos esclavos y desvalidos
inocentes.

pág. 3
La conquista romana del territorio griego fue la que trajo aparejado un carácter más jurídico,
más severo, más restringido del derecho de asilo. Roma no hizo desaparecer este derecho de
tipo místico, pero lo hizo más humano. Fueron Honorio, Teodosio y Valentiniano quienes
dieron las más importantes disposiciones referentes al derecho de asilo. León, extendió este
derecho a toda clase de delitos, así fueron de la más diversa índole. Pero en las novelas de
Justiniano ya se observa la negación del derecho de asilo a los homicidas, a los adúlteros y a
los culpables del delito de rapto.

El Derecho de Asilo que, en sus comienzos fue de origen típicamente pagano, pasó por sus
rasgos humanos y benevolentes al cristianismo , que le supo imprimir un carácter netamente
religioso. Se practicó no sólo en las iglesias y conventos, sino también en los cementerios y
universidades, sobre todo en las ciudades de España. Su aplicación abarcó, en consecuencia,
todos los países donde la influencia del cristianismo era manifiesta.

Los rasgos esenciales del asilo en la etapa pre-jurídica son: Predominio del inte rés político en
la concepción de rehén como medio para la compensación, venganza o ventaja sobre el
Estado requirente y predominio del interés divino de los Estados y las personas e
indiferenciación de los motivos y los delitos. La finalidad que la iglesia perseguía con el asilo,
no eran políticos, ni se encaminaban simplemente a defender la libertad individual, sino que
buscaba objetivos espirituales de regeneración moral , ante ellos nada valían los intereses del
Estado ni los del asilo en cuanto se conectaban con el movimiento general de la vida nacional.

1.2.2. ETAPA JURIDICA

Ante la necesidad de regular jurídicamente el Asilo, los Estados comenzaron a recopilar los
casos, las reglas y la costumbre existente a fin de reunir en un sólo cuerpo de leyes. Es en el
año de 1140 mediante un decreto dictado por Graciano se reglamentó el Derecho de Asilo,
exceptuándose del beneficio la herejía, el asesinato en iglesias y cementerios, la violación del
asilo, la acusación de moneda falsa y el duelo. Posteriormente, Gregorio XIV, Benigno XIII,
Clemente XI, Benigno XIV y Clemente XIII, durante los siglos comprendidos entre XVI y
XVIII, realizaron amplias codificaciones, las cuales ponen de relieve la amplitud que llegó a
tener el asilo religioso, inspirado y robustecido por el cristianismo. Igualmente, en el Fuero
Juzgo, en el Fuero Real y en el código de las siete partidas, se trata el Derecho de Asilo.

Cuando la iglesia cede ante el Poder Civil, en concordancia con la teoría de la división de
poderes, en la práctica se van configurando y definiendo la autoridad del Poder Judicial ;
cuando se perfila el estado poderoso y organizado, bajo el mandato y la responsabilidad de
hombres que gobiernan dentro de nuevos moldes que hacían inoperante la venganza y los
sistemas bárbaros de represión, entonces el asilo religioso cedió ante el asilo humanitario,
pero sujeto a restricciones, hasta que el asilo fue abolido en Europa, cuando la madurez
política, hacía de éste una institución que no tenía sentido en esa zona avanzada.

pág. 4
La abolición del asilo político en Europa se materializó esencialmente con los siguientes
casos: Francisco I de Francia, el 1º de Agosto de 1539, puso término al asilo por ordenanza de
VILLERS COTTERETS. En Inglaterra, con el acta del Parlamento de 1623. España, país
católico, en 1570, por Felipe II, mientras en 1737 fue reconocido, el asilo, oficialmente
mediante concordato con el Vaticano; luego, en el siglo XIX fue abolido definitivamente.

1.3. ETIMOLOGÍA

Proviene del griego ASYLUM, que significa sitio inviolable, lugar de refugio o de retiro, o
refugio inviolable, para aquel que no puede ser cogido o substraído.

En opinión del tratadista Alberto Ulloa, "El Derecho de Asilo constituye una práctica
internacional que cubre bajo soberanía extranjera a los perseguidos por delitos políticos, cuya
persecución representa, casi siempre, la expresión del rencor antes que la de la justicia jamás
ha sido el asilo una práctica continua y tranquila en el orden internacional. Sobre su generoso
y por lo mismo atrayente fondo moral y humano se han enfrentado y opuesto frecuentemente
posiciones de apariencia irreductible, porque han sido tomadas a la sombra del
apasionamiento político o de la jactancia o de la devoción doctrinaria y porque rozan también
frecuentemente, con el espectro de la intervención y con el muro rígido de la soberanía".
La figura jurídica queda delimitada en lo que se le conoce con el nombre técnico de Derecho
de Asilo Político (también llamado diplomático).

1.4. DEFINICIÓN

El Derecho de Asilo Político o Diplomático se puede definir como el amparo que da el Estado
dentro de su territorio o su sede diplomática, a una persona perseguida por otro Estado, en
base a razones políticas
Esta definición entre muchas que existen de diferentes tratadistas es la más concreta y simple.
Desde el análisis e interpretación de los tratados podemos ensayar otra definición: El Derecho
de Asilo Político o Diplomático es el amparo a que tienen derecho toda persona perseguida
por razón de sus ideas y/o actos políticos, sea por turbas desenfrenadas o por acción del
propio Estado.
De ambas definiciones se deduce que es necesario esclarecer el concepto de amparo jurídico
que se encuentra implícito en todo asilo: "El amparo jurídico viene a ser, una situación
jurídica creada por la manifestación de voluntad del Estado asilante implica que el gobierno
extranjero está dispuesto a llevárselo a su territorio si es el caso, a protegerlo; sus leyes, sus
jueces, su ejército están dispuestos a protegerlo. Analizando jurídicamente podemos decir que
en estrictu sensu el amparo viene a constituir el asilo. Hasta que no haya el pronunciamiento
no hay asilo.

Otra definición clara y precisa corresponde al tratadista LLANOS MANSILLA: "Se entiende
por derecho de asilo la protección que un Estado ofrece a las personas que no son nacionales

pág. 5
cuyos y cuya vida o libertad están en peligro por actos, amenazas o persecuciones de las
autoridades de otro Estado e incluso por personas o multitudes que hayan escapado al control
de dichas autoridades".

La Constitución de 1993, recoge esta institución en el artículo 36. “El estado reconoce el asilo
político. Acepta la calificación del asilado que otorga el gobierno aislante. En caso de
expulsión no se entrega al asilado al país cuyo gobierno lo persigue”

1.5. CLASIFICACION:

El asilo se clasifica desde sus inicios, en dos grandes grupos:

1.5.1. ASILO DIPLOMÁTICO:

También denominado asilo político, es una institución hispanoamericana, propia de los países
en que las luchas políticas son más enconadas, más borrascosas. Su finalidad consiste, por lo
regular, en sustraer a la venganza o la persecución a todos los hombres que se encuentren
amenazados por motivos políticos, y en protegerlos por la razón de ser hombres. Y el medio
que para ello se usa consiste en extender la inviolabilidad de la legación sobre todas las
personas que, con derecho, se recogen bajo su techo.
El Asilo Diplomático consiste en proteger la vida, la libertad o la seguridad de personas
perseguidas por delitos políticos y se relaciona con la aspiración que siempre ha existido de
asegurar el respeto de los derechos fundamentales del hombre. El asilo no viola el principio
americano de la no intervención.

1.5.2. ASILO TERRITORIAL:

Es aquel que otorga un Estado en su territorio a aquellas personas que huyen perseguidos de
otro país por motivos políticos y un riesgo de perder su vida y su libertad. El Estado asilante
no está obligado a acceder la demanda de asilo ya que este no es un derecho del extranjero
que huye de las autoridades de un país.

El asilo territorial consiste en la admisión por un Estado de personas de nacionalidad que


estime pueden ser acogidas en su jurisdicción territorial.

1.6. LUGARES DONDE SE CONCEDE EL ASILO POLITICO:

A) LEGACIONES Y EMBAJADAS

pág. 6
El Asilo Político se ha aceptado sin restricciones en los locales de las embajadas y legaciones
extranjeras de los países acreditados ante otros, en los cuales se presente ciertas situaciones
políticas que dan lugar a persecuciones de individuos o grupos de individuos de determinado
ideal político contrario al gobierno imperante.

B) NAVÍOS DE GUERRA

Los buques de guerra tienen carácter representativo del Estado al que pertenecen y se hallan
rodeados de las garantías de seguridad que se explica en la necesidad de que se asegure el
cumplimiento de su misión. Los navíos de guerra no están sometidos a la jurisdicción de los
puertos extranjeros estando, por lo tanto, exento de la jurisdicción local.

C) AERONAVES MILITARES

Existe inmunidad para el personal de una aeronave militar e inmunidad real para la nave. La
inmunidad se extiende no solamente a las aeronaves que constituyen la flota militar aérea en
el sentido estricto de la palabra, sino también a los auxiliares. El personal de la aeronave no
está sujeto a detenciones salvo comisión de delitos fuera de la misma. Estos privilegios no
rigen para la nave aérea que ha penetrado sin autorización.

D) CAMPAMENTOS MILITARES

Consiste en la concesión del asilo que conceden las tropas militares en su campamento y que
se encuentren en territorio que no es el propio; siempre y cuando la entrada de tropas a un país
se haga cuando no exista un estado de guerra.

Se produce la entrada de tropas extranjeras al territorio de un país amigo: cuando son aliados
y llegan con el propósito de coordinar acciones bélicas o cuando se hacen cargo de bases
militares en dicho país.

E) BUQUES DE GUERRA Y AERONAVES EN REPARACIÓN

No procede el asilo en los buques de guerra y aeronaves de nacionalidad extranjera que se


encuentran en reparación en los puertos, astilleros o talleres de un país.

Los buques de guerra y aeronaves militares no están efectuando ninguna función que
justamente es necesaria para amparar en su recinto a refugiados políticos. Asimismo, no es
permitido el asilo a bordo de navíos mercantes, pues el hecho de estar amparados en una
bandera extranjera no indica ninguna inmunidad de carácter diplomático.

pág. 7
1.7. CARACTERISITICAS

a) Existencia del Refugio Físico y del Asilado: el lugar del asilo puede ser el territorio de
un Estado asilante, o también su sede diplomática, naves y aeronaves de guerra o
campamentos militares. Pero el hecho de que una persona ingrese a estos lugares solicitando
el asilo no configura por si solo la institución. Luego del hecho físico, es necesario que el
Estado asilante otorgue el amparo jurídico.

b) Carácter Político de la Persecución: El asilo ampara al delincuente político y garantiza


su libertad y su vida, hasta sacarlo fuera de sus fronteras donde corre peligro. No debe tratarse
de delincuentes comunes porque es contrario a los principios de mutuo respeto y colaboración
en la lucha contra el delito.
c) Amenaza inminente contra la Vida, Integridad o Libertad: Si la amenaza no tiene estos
elementos esenciales no sería válido el asilo.
d) La Calificación corresponde al Estado Asilante: La calificación de la situación del
refugiado y, por tanto, de la procedencia o no del amparo jurídico, corresponde
unilateralmente al Estado asilante.
e) Obligación del Estado Territorial de otorgar el Salvoconducto: La obligación del
Estado que efectúa la persecución, de otorgar garantías, necesarias para que el asilado pueda
salir del territorio.
f) El Asilo es una excepción: a los principios generales de jurisdicción y de la no
intervención.
g) Exención Absoluta: El amparado o favorecido queda libre de juicio o por lo menos de
condena.
h) Carácter Social : "Porque supone en conjunto, pensar en la relación bilateral o directa-
una inferioridad de grado o evolución de la vida y de las instituciones públicas, en ciertas
circunstancias y determinados estados, que hace admisible la posibilidad que en ellos no
funcione regularmente la justicia, de que el Gobierno no pueda controlar el desempeño de las
pasiones, de que las autoridades o las multitudes puedan ser capases de no respetar la vida ni
las opiniones de los hombres, de que el tumulto, espontáneo o dirigido, pueda representar en
algún momento el surgimiento incontrolado de bárbaros instintos".

1.8. EL DERECHO DE ASILO EN EL SISTEMA JURIDICO INTERNACIONAL

A falta de acuerdo o convención en contrario entre el Estado territorial y el estado nacional


del sujeto que lo solicita, nadie posee un derecho propio a la admisión dentro de un territorio
determinado. El régimen de derecho común es el de una libertad total en materia de admisión
con la salvedad de los límites que impone el derecho consuetudinario que obliga al
reconocimiento de una igualdad de tratamiento entre los Estados. De aquí el Estado territorial
pueda subordinar la admisión al cumplimiento de ciertas condiciones generales que juzguen
necesarias (condiciones sanitarias) o rechazar individualmente la admisión a personas
juzgadas como indeseables (agitadores políticos), o bien no otorgar más que un derecho de

pág. 8
residencia temporal y únicamente para ciertos fines (admisión de personas en tránsito, pero no
de inmigrantes).

Por el hecho de ejercer el estado su supremacía territorial sobre toda persona que se
encuentren en su territorio, sean nacionales extranjeros, esto excluye la posibilidad de la
jurisdicción de estados extranjeros sobre los nacionales pueda llevarse efectivamente a cabo
en el territorio de otro país. Por consiguiente, el estado extranjero va a constituir un asilo, al
menos provisionalmente para toda persona que, siendo perseguida en el país de origen, cruce
sus fronteras y se interne en su territorio.

En defecto de tratado de extradición que estipule lo contrario, el derecho internacional no


obliga a los estados a negar a los fugitivos la admisión en su territorio, o, en el supuesto de
haber sido ya admitidos, a expulsarlos o entregarlos al estado reclamante.
En otras palabras, se puede decir que una persona desde el momento que se ha internado en
suelo extranjero, de alguna forma dicho sujeto, así sea de manera tácita, ha encontrado asilo
en tal territorio, dado que los órganos competentes de su Estado de origen carecen de
facultades para realizar una aprehensión, jurídicamente licita, del “sujeto asilado”.

1.9. CONVENCIONES SOBRE EL DERECHO DE ASILO POLÍTICO:

a) Convención sobre Asilo, celebrada en La Habana, Cuba el 20 de febrero de 1928. El


artículo 5 de aquella convención, celebrada en la “Perla antillana” dice “Mientras dure
el asilo no se permitirá a los asilados practicar actos contrarios a la tranquilidad
pública”.
b) Convención sobre Asilo Político, celebrada en Montevideo el 20 de diciembre de
1933, el artículo 2, expresa literalmente: “La calificación de la delincuencia política
corresponde al Estado que preste el asilo”.
c) Tratado sobre Asilo y Refugiados Políticos, celebrado también en Montevideo el 4 de
agosto de 1939; en este tratado se introdujeron algunas modalidades a todos los
instrumentos anteriores debido en gran manera a las experiencias vividas durante la
Guerra Civil Española (1936-1939), el artículo 2 del texto de la susodicha convención
establece. “El asilo sólo podrá concederse en las embajadas, legaciones, buques de
guerra, campamentos o aeronaves militares, exclusivamente a los perseguidos por
delitos concurrentes en que no proceda la extradición. Los jefes de misión podrán
también recibir asilados en su residencia, en el caso que no viva en el local de las
embajadas o legaciones”.
d) La Décima Conferencia Interamericana, que un día fuera el órgano supremo de la
Organización de Estados Americanos (OEA), se reunió en Caracas, Venezuela, y los
estados, por medio de sus plenipotenciarios, concertaron dos convenciones, una sobre
Asilo Diplomático y la otra sobre Asilo Territorial. El artículo 5 preceptúa: “El asilo
no puede ser concedido sino en casos de urgencia y por el tiempo estrictamente
indispensable para que el asilado salga del país con las seguridades otorgadas por el
gobierno del Estado territorial a fin de que no peligre su vida, su libertad o su

pág. 9
integridad personal, para que se ponga de otra manera en seguridad al asilado”. El
artículo 11 expresa: “El gobierno del Estado territorial, puede en cualquier momento,
exigir que el asilado sea retirado del país, para lo cual deberá otorgar un salvoconducto
y las garantías prescritas en el artículo 5”.

1.10. LA EXTRADICION Y EL DERECHO DE ASILO

La extradición es la entrega que hace un Estado a otro Estado de una persona acusada o
condenada que se encuentra en su territorio, para que el Estado solicitante lo enjuicie de
conformidad a las leyes penales o en su defecto ejecute la pena.

Es una institución de naturaleza procesal por la cual, mediante el trámite correspondiente, el


Estado requerido acepta enviar a una persona sometida a jurisdicción extranjera, para que sea
juzgada o sometida a pena en el Estado requirente. Tiene por finalidad lograr una
colaboración internacional amplia en la persecución del crimen para evitar la impunidad más
allá del territorio del Estado en el que se delinquió. En el Perú, la extradición está regulada
por la Constitución en el art. 109, por el tratado de Derecho Penal Internacional de
Montevideo, por el Código Bustamante y en sus aspectos procesales por la Ley de Extradición
Nº 24710 de 27-06-1987.

No se puede pedir la extradición de los asilados mientras permanezcan en las Misiones


Diplomáticas que les acordó amparo.
Es necesario que el asilado llegue al país asilante y se convierta en asilado territorial para
conseguir la entrega del mismo por el procedimiento de la extradición. Cuando el asilado deja
la sede diplomática y llega al país asilante, se incorpora como habitante del mismo y como tal
debe sujetarse a las disposiciones de sus leyes. Estas leyes, en casi todos los países disponen
la entrega del delincuente común para que sea juzgado por las autoridades de la nación en
cuyo territorio se habría cometido el delito.

1.11. JUSTIFICACION DEL ASILO POLITICO

Las razones que justifican el asilo político son las siguientes:

- La peligrosidad, no es tan absoluta como la del delincuente común, sujeta está a todo
tiempo y lugar. La peligrosidad, en este caso, es relativa, porque su dolo no lesiona el orden
público internacional, ya que no ataca más que a instituciones de un Estado determinado.
- El altruismo de la criminalidad del delincuente político.

- La falta de confianza en la justicia. Puede dudarse de la imparcialidad con que serían


juzgados, pues se obedecerán más a sentimientos de venganza que de justicia, ya el que
Estado Territorial sería al mismo tiempo juez y parte y porque en la generalidad de las veces,
se establecen tribunales especiales para juzgarlos.

pág. 10
ASILO EN EL PERÚ

2.1. EL ASILO EN EL PERÚ

Algunos de los principales casos de asilo en el Perú son los siguientes: En 1836, el General
Ramón Castilla, Domingo Allende , Ignacio Mariátegui, Pedro Salomón y Juan Del Río
Postigo, recibieron asilo a bordo de la fragata "Flora" de nacionalidad francesa. En 1855, el
presidente Echenique y otros miembros de su derrocado gobierno después de la batalla de la
Palma, se asilaron en varias legaciones, siendo respetado el asilo.

En 1913 Roberto Leguía, Vice-Presidente de la República intentó reemplazar al derrocado


Presidente Guillermo Billinghurst, el Coronel Oscar Benavides asumió la presidencia y
Leguía hubo de asilarse. En 1914, Alberto Ulloa Cisneros, director y propietario del diario
"La Prensa" se asiló en la Legación de Bolivia. En 1914, Augusto Durand, Jefe del Partido
Liberal, se asiló en la embajada de Argentina. El 3 de Enero de 1949, Víctor Raúl Haya de la
Torre se asiló en la embajada de Colombia en Lima, hasta el 7 de Abril de 1954, después del
juicio que siguieron ambos países ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya y la
intervención del gobierno de Colombia en la Conferencia Panamericana de Caracas en 1954,
que motivó el Convenio Peruano-Colombiano que puso fin al asilo.

En opinión de diversos autores entre ellos Ezequiel Ramírez, "El caso de Haya de la Torre,
sirvió para que el derecho de asilo político, como se llamó en Montevideo o el asilo
diplomático como se llamó en Caracas, obtuviera consagración definitiva para los países que
desean cumplir una vieja tradición que es ejemplarizadora, al mismo tiempo que una fuerte
corriente jurídica se manifestará a favor del asilo sin regateo alguno."

En la década del setenta, numerosos casos de asilo se sucedieron en el país. Sin embargo, el
hecho más trascendente en esta materia ocurrió en la Embajada Peruana con sede en Cuba,
donde miles de cubanos pugnaban por salir de ese país, quienes abarrotaron nuestra embajada
en sólo 24 horas. La mayoría de ellos salieron con destino a Estados Unidos y una parte llegó
al país en calidad de asilados. En la Constitución Política del Perú de 1979 se consagró este
derecho.

En los últimos años se han sucedido casos como el del ex-presidente Alan García Pérez, de los
militares en actividad. Germán Arciniegas y Rodolfo Robles así como, el ingreso al país de 90
militares venezolanos después de un fallido intento de toma de poder en ese país.

2.2. ¿QUIENES PUEDEN SOLICITAR EL ASILO POLITICO?

pág. 11
Cualquier persona en el mundo que considere que su vida o su seguridad corran peligro en su
país de origen puede buscar asilo en otros países, pidiendo que se le sea concedido el estatuto
de refugiado.
De acuerdo con el artículo 1A de la Convención de 1951 el estatuto de refugiado indica que
este se debe aplicar a cualquier persona que “debido a fundados temores de ser perseguida por
motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones
políticas se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o no quiera acogerse a la
protección del país.”
Sin embargo, no pueden aplicar al estatuto de refugiados quienes hayan cometido delitos
contra la paz, de guerra o contra la humanidad. Tampoco pueden aplicar personas que hayan
cometido delitos comunes graves, es decir personas que hayan sido sentenciadas a cadena
perpetua o castigados con penas muy severas. Y tampoco pueden aplicar al estatuto de
refugiados las personas que estén participando en actividades militares. Solo los civiles
puedan buscar asilo.

2.3. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ASILANTE Y ASILADO DERECHOS


DEL ASILANTE

- Determinar en cada caso si el asilante es un delincuente político o común. Ello


presupone una calificación de causas y motivos que determinan el asilo. (Art. IV Convención
de Caracas sobre Asilo Diplomático CCAD).

- Derecho de exigir las garantías necesarias para que el refugiado salga del país
territorial respetándose su inviolabilidad. (Art. XIII CCAD).

- Tiene derecho de trasladar al asilado fuera del país. (Art. XIII CCAD).

- Puede indicar el país de destino hacia donde se dirigirá el asilado.

- Solicitar y obtener el salvoconducto que permita la salida al extranjero del asilado.

A) DERECHOS DEL ASILADO

- Exigir que se respete la inviolabilidad de su persona y de los documentos que lleva


consigo al momento de asilarse.
- Llevar los recursos económicos indispensables para sus gastos en el país donde va a
vivir una vida forzada debido a las circunstancias.

- Puede renunciar al amparo; pero una vez abandonada la legación o el territorio del
estado asilante no podrá este concederlo nuevamente el asilo, aún cuando la cuestión que
motivó la concesión de este derecho subsista.

pág. 12
- De no ser desembarcado, después de salir del estado territorial, sino hasta llegar a su
destino, caso contrario, se perdería el sentido de la institución, que es proteger a dicha
persona, hasta que lleguen a un lugar seguro que sirva de protección de sus vidas amenazadas
y a su seguridad personal.

B) OBLIGACIONES DEL ASILANTE

- Comunicar a la autoridad local, después de concedido el asilo (Art. VIII CCAD).

- Mientras dure el asilo, el estado asilante no permitirá que los asilados practiquen actos
que alteren la tranquilidad pública o que tiendan a participar o influir en actividades políticas.

- Los agentes diplomáticos requerirán de los asilados sus datos personales y la promesa
de no tener comunicación con el exterior del recinto del asilo, sin mediar la intervención
expresa del jefe de misión.

- Debe impedir que el asilado lleve armas u otros objetos que pudieran comprometer en
forma alguna las relaciones diplomáticas entre el Estado asilante y territorial.

- El Estado asilante no podrá negarse al deseo del Estado territorial de que el asilado
salga cuanto antes del país, una vez dadas las garantías necesarias (Art. XI CCAD).

- Si el Estado territorial comunica al funcionario asilante su intención de solicitar la


posterior extradición del asilado, este tiene la obligación de hacer que el asilado permanezca
en su territorio, hasta que se reciba el pedido formal de extradición (Art. XVII CCAD).
- La misión diplomática no puede admitir en su sede, nuevamente al asilado que
renunció a este derecho, una vez que esta se hizo efectiva.

C) OBLIGACIONES DEL ASILADO

- Mientras un individuo se encuentra como asilado político en un país determinado, está


sujeto a ciertas normas para que no cometa actos contrarios a la tranquilidad pública, tanto del
país de refugio, como aquellas actividades destinadas a promover delicadas situaciones en el
país del cual ha salido y que pueden producir serios problemas a los asilantes (Art. XVIII
CCAD).

- No deben comunicarse con personas ajenas a la embajada de otro lugar de asilo.

- No debe abandonar el lugar de asilo por ninguna causa, ya que, en tal caso, el mismo,
debe cesar inmediatamente y no es lícito concedérselo de nuevo.

pág. 13
- La fuga del asilado no se contempla en las convenciones, porque se considera que
contradice las obligaciones que se establecen para que sean cumplidos por quienes recurren a
esta protección, aun cuando en la práctica se ha producido.

2.4. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ESTADO TERRITORIAL

A) DERECHOS DEL ESTADO TERRITORIAL

- Exigir que el asilado sea puesto fuera del territorio nacional lo antes posible. (Art. XI
CCAD).

- Conceder salvo conducta condicionado, es decir, puede imponer se saque al asilado de


su territorio por la ruta que designa, en el tiempo que estime conveniente y otros detalles
semejantes; siempre y cuando no corra peligro la vida y seguridad del asilado.

- Si la calificación hecha por el Jefe de Misión Diplomática no es compartida por el


Gobierno Territorial, le asiste el derecho de solicitar la posterior extradición del asilado; en tal
caso el destino del viaje debe ser el país asilante.

- Solicitar que el emigrado político radique a cierta distancia de su frontera. El Estado


requerido apreciará la procedencia de la petición y fijará la distancia a que se alude.

B) OBLIGACIONES DEL ESTADO TERRITORIAL

- Respetar la institución del asilo, garantizando así la inviolabilidad de las Misiones


Diplomáticas y cumpliendo con los convenios suscritos por su país.
- Otorgar salvoconducto, que es un documento mediante el cual, las autoridades del país
hacia el que se dirige el asilado, le reconozcan tal calidad. (Art. XI y XV CCAD).

2.5. TRAMITAR LA SOLICITUD PARA EL ASILO POLITICO

¿Cuál es el procedimiento para solicitar asilo en otro país?

Para ser reconocido con el estatuto de refugiado, la persona debe salir del país del que está
huyendo y solicitar a las autoridades de otro país, apenas llegue, que no quiere regresar y que
quiere solicitar refugio. Pedir asilo en un país fronterizo o que no exija visa es la opción más
fácil. Las personas por lo general buscan refugiarse en los países donde viven sus familiares o

pág. 14
amigos, donde haya oportunidades laborales, que hablen el mismo idioma y donde puedan
recibir una serie de beneficios y ayudas económicas.
En algunas ocasiones, una vez la persona es aceptada como refugiado en un país, puede pedir
reasentamiento a un tercer país. Esta opción se utiliza muy poco y por lo general se da cuando
las personas tienen temor de que en ese país tampoco están seguras o consideran que podrían
adaptarse más fácil y tener más ventajas en otro país.
Cada caso es analizado independientemente y por intermedio de ACNUR (Oficina del Alto
Comisionado para los Refugiados), se determina si se debe proceder con el reasentamiento.
El procedimiento para solicitar ser aceptado como refugiado en otro país siempre es gratuito y
no debe ser discriminatorio. Cada país determina qué autoridad competente es la que debe
hacer el procedimiento de evaluación del caso, pero por lo general son las autoridades
migratorias en los puertos los que se encargan inicialmente del manejo de estos asuntos.
Mientras se evalúa cada caso, la persona tiene derecho a no ser deportada y a recibir atención
y protección por parte de ese estado. Los procesos de evaluación tienen tiempos
determinados, pero a veces pueden tardar hasta un año o más en resolverse. Cada país decide
autónomamente, según sus propias leyes y mecanismos, cuando y como se otorga este
reconocimiento.

Por lo general el procedimiento indica que la persona debe dar testimonio y presentar los
motivos por los cuales no quiere regresar a su país ante las autoridades competentes. A veces
el testimonio de una persona es prueba suficiente para que le otorguen el estatuto de
refugiado. Sin embargo, entre más pruebas pueda presentar una persona de que su miedo es
realmente fundamentado, mayores probabilidades tiene de ser aceptado. Para esto las personas
pueden presentar copias de denuncias ante la Fiscalía de las amenazas o delitos de las que fue
víctima y/o cartas de instituciones o conocidos que testifiquen sobre el peligro real que la
persona enfrentaría si se queda en ese país.
¿Quién tiene autoridad para tramitar una solicitud de asilo?

Ninguna agencia o empresa puede tramitar el asilo político o el estatuto de refugiado a un


tercero. Existen personas inescrupulosas que hacen creer a las personas que como
intermediarios pueden hacer este trámite. Esto es falso. Solamente las personas, directamente,
pueden presentar su solicitud y para esto la persona debe cruzar una frontera y pedir asilo en
otro país.
Canadá es la única excepción, pues permite que los colombianos presenten una solicitud por
escrito para adquirir el estatuto de refugiado sin haber salido del país. Las personas
interesadas deben descargar los formularios de la página web de la Embajada de Canadá en
Colombia, según las instrucciones y luego enviarlos por correo con los documentos adjuntos
requeridos a la embajada. Después de evaluar los papeles del caso (que puede demorar varios
meses) la embajada decide si llama o no a una entrevista a los solicitantes y aprueba o niega el
permiso. Pero de 130,000 solicitudes que recibe cada año la Embajada de Canadá, solamente
se aceptan 1.500.

pág. 15
2.6. GARANTIAS DEL ASILADO

En relación a las garantías normativas en el ámbito internacional del asilo ya se ha


comprobado que no está recogido en las Principales convenciones universales y regionales, a
excepción de la Convención Americana de

Derechos Humanos, que, por otra parte, se remite en lo que concierne a su protección a la
legislación interna de los Estados y a las convenciones internacionales.

El único tratado internacional específicamente referido al silo se da en el ámbito americano: la


Convención de Caracas de 1954 sobre asilo territorial. Como no existen convenios
internacionales en el ámbito universal que establezcan instrumentos de protección del derecho
de asilo, éste queda exclusivamente al criterio interno de los Estados, por lo que su protección
jurídica resulta de muy difícil realización en el ámbito internacional.

EL ASILO Y EL REFUGIO ESTÁN PROTEGIDOS EN EL ÁMBITO UNIVERSAL


POR LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE NACIONES UNIDAS.

Es de destacar, sin embargo, como importante garantía del asilo en el ámbito internacional, la
actuación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR),
creado el 1 de enero de 1951, bajo la autoridad de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los refugiados están protegidos por dos instrumentos internacionales: la Convención


relativa al Estatuto sobre refugiados, de 28 de julio de 1951, y el Protocolo relativo al Estatuto
de refugiados, de 31 de enero de 1967.

En el ámbito del consejo de Europa protege el derecho de asilo la Comisión Europea de


Derechos Humanos, a pesar de que en el Convenio Europeo de derechos Humanos no aparece
esta garantía. La Comisión estima, sin embargo, que la remisión de una persona a un país en
que pueda temer persecuciones es un trato inhumano prohibido por el art. 3 del Convenio.

En el ámbito de la Comunidad Europea, desarrollando el principio de libre circulación de


personas, se han elaborado el Convenio Schengen, el Convenio sobre la determinación del
primer país de asilo y el Convenio sobre fronteras exteriores de la comunidad que plasman
políticas restrictivas hacia refugiados y demandantes de asilo y buscan la coordinación entre
los Estados miembros en materia de demandas de asilo. El Alto comisionado de las naciones
Unidas para los refugiados (ACNUR) ha manifestado su preocupación por estas medidas.

Por otra parte, resulta en gran medida problemática la protección en el ámbito interno de los
Estados, en cuanto que éstos, entre ellos el Estado español, entiende que el asilo es graciable;
esto es, susceptible de ser concedido si el Estado -sólo si el Estado- tiene a bien concederlo.
No existe ninguna norma internacional que, en principio, obligue al Estado a concederlo. La
interpretación que generalmente se hace del artículo 14.1. De la Declaración Universal es que
el derecho de asilo es una facultad, puramente potestativa, del gobierno del Estado receptor y

pág. 16
no un deber. La persona perseguida tendría derecho a "buscar" y "disfrutar" del asilo si así se
le reconoce y concede.

Una forma de propiciar el cumplimiento efectivo del asilo en cuanto que garantía de los
derechos humanos es el reconocimiento por parte de los Estados del derecho a la libertad de
circulación. Por el contrario, las políticas restrictivas de la misma, exigiendo múltiples
requisitos para quien quiere entrar en un país, contribuyen a una desprotección del asilado,
como ha manifestado ACNUR respecto al Acuerdo de Schengez.
2.7. DENEGACION DE SOLICITUD

¿Qué sucede si el Estado no otorga la condición de refugiado? ¿Cuál es el procedimiento o las


alternativas que tiene la persona a la que le fue negado?

Si la solicitud es negada, la Comisión Nacional para los Refugiados notificará por escrito al
solicitante y a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.
El solicitante podrá recurrir ante la Comisión, para su reconsideración dentro de un término de
quince (15) días hábiles posteriores a la notificación. La Comisión deberá decidir en el lapso
de noventa (90) días continuos.

2.8. RENUNCIA DEL ASILO FUGA DEL ASILADO

El asilado renuncia por su propia voluntad cuando el crea que ya no es conveniente la defensa
del estado que lo asila sea necesaria, también es debido al procedimiento que se le puede
seguir al asilado en el estado en el cual se solicitaba para que se realice una extradición.

pág. 17
CONCLUSIONES

1. Entonces podemos decir que el Derecho de asilo es un derecho internacional de los


derechos humanos, que puede disfrutar cualquier persona fuera de su país de origen en caso
de persecución política o para huir de las condiciones económicas o medioambientales.
2. Que, estatus individual o la condición de cada persona que aún no haya obtenido la
calidad de refugiado no está contemplado en los convenios internacionales, así mismo el
procedimiento o requisitos y/o condiciones para adquirir la calidad de refugiado son de
competencia estricta del derecho interno de cada país en el que se encuentre el solicitante.
3. Respecto del estatus del estatus en el que permanece el refugiado dentro de un país
podemos afirmar que esta persona en calidad de refugiado goza de derechos contemplados en
la convención de Ginebra, pero al margen de lo contemplado dentro de ese cuerpo legal, el
estado en el que se encuentra también le deberá garantizar diversos derechos de los cuales
gozan o ejercen los ciudadanos de dicho país.
4. Podemos concluir que, al igual que en nuestra constitución el derecho internacional
tiene como finalidad la protección de la persona, pues en el convenio de ginebra, no solo está
contemplado derecho de los cuales un refugiado puede gozar o ejercer, sino que además están
estipuladas las obligaciones que tienen los estados de refugio frente a la persona refugiada
para poder brindarle una mejor protección.

pág. 18
CASOS
ASILO POLITICO

El Gobierno de Nicaragua confirmó hoy la decisión de conceder asilo político en dicho país al
líder indígena Alberto Pizango, sindicado por el Ejecutivo peruano de ser el principal
responsable de la violencia en la ciudad amazónica de Bagua, donde murieron al menos 33
personas, entre nativos y policías. Así lo informó, desde Managua, el embajador nicaragüense
en Lima, Tomás Borge.

Poco después, en diálogo con CPN, el canciller de Nicaragua, Samuel Santos, dijo que se
otorgó el asilo por “razones humanitarias”, y anunció que ya solicitaron al Gobierno peruano
que otorge el salvoconducto para que Pizango pueda salir del país.

“Le estamos pidiendo al Gobierno peruano que, respetando los acuerdos internacionales, le
otorgue al señor Pizango el conducto necesario para que pueda viajar a Nicaragua sin ningún
problema”, comentó.

Carlos Noguera, integrante de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea de


Nicaragua, dijo que se debe verificar si a Pizango se le está concediendo el asilo porque sufre
una persecución política. Consideró que el Gobierno nicaragüense está actuando de forma
muy precipitada. “Un gobierno serio debe analizar con profundidad el caso antes de dar un
asilo político”, agregó en RPP.

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, quien ayer ya había informado que la
administración de Daniel Ortega había otorgado el asilo a Pizango, informó que el Gobierno
de Nicaragua aún no le ha solicitado el salvoconducto para que el líder nativo pueda viajar a
ese país “Cuando hagan el pedido nosotros lo informaremos. Respetamos la decisión del
Gobierno de Nicaragua, que se ha convertido en el primer país que le acepta su pedido al
señor Pizango, ya que otros tres se lo rechazaron”, comentó, aunque no precisó qué
gobierno rechazaron el pedido del dirigente indígena.

De otro lado, el jefe de la diplomacia peruana aseguró que Pizango “ha sido el instrumento de
la red internacional que busca que trastabille el desarrollo económico del Perú y también de
los partidos políticos antisistema, como lo es el partido nacionalista”.

Pizango, sobre quien pesan cargos de rebelión y sedición, entre otros delitos, se encuentra
refugiado, desde anoche, en la embajada de Nicaragua en nuestra capital, que hoy fue
escenario de protestas, tanto a favor como en contra del ex presidente de la Aidesep. Más

pág. 19
temprano, en Lima, el premier Simon evitó polemizar acerca del asilo de Pizango en
Nicaragua. “Cada quién tiene su decisión personal, cada quién con su conciencia”, señaló.

DATOS

Un centenar de personas protestaron hoy ante la Embajada de Perú en La Paz para pedir un
juicio contra el presidente Alan García por el enfrentamiento entre indígenas y policías en
Bagua, que ha dejado como saldo 33 personas muertas, según cifras oficiales.

Los manifestantes mostraron imágenes de García y gritaron consignas contra él y su gobierno,


acusándolos de “genocidas” por la muerte de nativos en la Amazonía.

pág. 20
BIBLIOGRAFIA

 https://peru21.pe/politica/asilo-politico-son-alcances-441184
 https://www.unhcr.org/585af2044.pdf
 https://www.trabajarenperu.com/solicitar-refugio-en-peru/
 https://www.thoughtco.com/pedir-asilo-y-condicion-de-refugiado-1965584

pág. 21