Está en la página 1de 11
LA CIUDAD TAMBIEN ES NUESTRA 6 Capitulo 6 El nifo y la ciudad Cuando pensamos en un nino dentro de una gran {que al menos por el precio, deberia ‘mucho tempo. Sin embargo, a pesar de que son rnumerosos les preocupados por & ‘muchas las propuestas que eventual 123 1 2 4 ‘un proyecto educativo ene sentido mas profundo de la palabra, [Nace de un andisis muy simple, tal como el que pods hacer una persona no experta en este terreno y podria sintetizarse en la siguiente frase: "Ia eiudad se ha per- dido para los ciudadanos”, ta corrupcion de la ciudad se ha producto en los ios afos con una rides impresionante, yeteo que lo que ti sucedido en el mundo acetdental despues de Ja Segunda Guerra Mundial no iene parangén en la his: [a ciudad nacida como lugar de encuentro, de ‘cambio ha crecido mis bien como lugar de negocios y decomupeisn. Sin. embargo, no parece ser éste el unico Podtriamos decir que la ciudad ha crecido en los i ‘mos decenios basicamente con dos activudes: [a espe- alizacion y la separacion, Lugar distinis para personas distintas, con funciones diferentes, lgares para dormir, lugares para trabajar, para diverse; lugares para nlns, logares para viejos, lugares para ls enfermedad, Es claro que esa separacion iene un costo, y los administradores de la ciudad han, stado compensarlo con servicios. No importa, dri 81 hay que dejar el eentro dela ciudad no hay que » porque se crea un servicio de communi 'a perifesiay el centro; no importa si tienen hijos y no se sabe como hacer porque se prepara una buena guarderi, et. Los servicios, de esta manera, se han ereado para los adultos y no para los nines, Sia un nino le creamos vun lugar para jugar debajo de su casa, y luego siguiendo el eriterio de especializacién y sepa- racién le hacemos un gran parque de juegos muy especializado, muy bien hecho, pero a un kilé- ‘metro de su casa, este nifio no tiene mas un lugar para jugar, porque para ir al parque tiene que esperar ue algin adulto este dispuesto a levatlo, y esto es posible en el iempo dels adultos, no en el iempo de tes consu padre cons mae nine que eth de op, porque ls adalos noes gst un Sipe mal vests cambia de opa no pede ent Shane, sino puede ensure no puede ugar il Gros grandes, de agin modo lo contalan, espera {peel no jugue an rt. El gove problema es qe Crdaderamente no se pede jugar contol. spor sto que el nifioeneiasitacon saul $ comple el cindad se mis, ybiseamente se Zeer sol, al menos elnino de ls gram edad Generaimente jo Sco odeado de plies, y por Slo efendido por sus padres en una casa foaleza. Fenzumes que tenemos qve defender a nuestos Hos co erin cn ae ir Ton delensas sli, 0 sat ningun, no Ce ores hablar con nadie, no acepts mada de mai Atmismo tempo, creemos que es importante educa a uss vos pola psy lean Un nto slo, encerad chs cs, con pres cont dos en una moderna aucloay dara a ser pronto un buen comprador, un buen eor- suid. 15 126 Tos nigos, id muy fuerte ieuentro del proble fea una conteadiceion que nos del posibles. mera es la via hacia la cual nuestra sociedad Dropagandiza con mucha fuerza. Es a lc. Nos dicen nuestra sociedad, la television, tos: “es el costo del progreso, el costo del estar, es un problema individual”. Es un pro- ‘lema personal que eada uno tiene que resolver en st exsa. Los padres deben pasar mis empo con sus hijos, y hasta se llega al absurdo de padtes que se pon turnos para jugar con sus nits, qulenes por el con- rio prfieren jugar con otres nites y no con sus pads, ‘mensaje es simple y claro; “cada uno debe Buscar la ‘an por su cuenta, aprovechand todo lo que produccion comercial le oftece, es decir; todos testramentos que Se consrwyen pra qe un mio segunda posibilidad nos conduce a otra via, sin ‘comprometida: es la de rechazar de eonct ia chnd sea prion port tra voluntad, y que pedimos que mh no prs ots sin a a sta pecs un oes dvr mds unpre ccipain yt projec ee kad desalano, pour ends ver se masta de psa que habia en Testa contain que oo toga scui x clades popes, ut manish ees Gionar poten, pr cco qu h sie ull de Sot, ade osc de as neetnde des gene porpare de mocsssdminsaoes Podifames pensar que hasta ahora los politicos, Ian pensado a la ciudad, la lathan evaluado en funcion de si era adecuada o no para tun cludadano medio, que por ota pare se convirtié en 1 garantie Pero gquign es un ciudadano medio en un sistema pro: _gressta? (porque en uno conservadoro reaccionar fosns son an peores). El eludadano media es un hom bre adulto y trabajador; todo se ha pensado en funcion deel De este modo la ciudad ha perdido, entonces, mucho de lo necesario pata quienes no son hombres adul para quienes no son tribajadares, y ha di desprotegide por fo tanto prineipalme _gorlas marginales. Ta propuesta es simple: hay que sustituir al clue dadano medio por el nif, es decir pedir a los administradores que tomen al nifio como pardmetro de evaluacién y de proyecto de Ia ciu- dad, Esto significara bajar la 6ptica hasta la altura del nino para no perder a ninguno, no para infan- izar la cludad, sino para aceptar Ia diferencia, la diversidad que el nino lleva consigo como garan- téa_para todos los diferentes que la ciudad ineluye. No es una propuesta de una pedagogia nueva, sino mas bien de una politica nueva, Si se quiere, detris de todo esto podrfamos encontrar aciones lejanas y profundas. Por wna parte se ‘pre me ha impactado, incluso creandome problemas, la se del Evangel que dice “sino sois como sere dignos del reino de Dios", una frase mistriosa ‘que ¢s dificil de comprender en su real magnit Asimismo resulta sigaicatva Ia palabra que Don ‘un cura maestro de Barba