Está en la página 1de 2

26 UNIVERSIDAD DE MEXICO

El paso atrásde Jruschov /

Por Víctor FLORES OLEA


Hace algunas semanas, a grandes titula- vista del cuadro general del desarrollo discursos como el de Jruschov perjudican
res, los periódicos de todo el mundo de la URSS en los últimos tiempos. mucho más a la revolución, como pro-
anunciaron la nueva irrupción- brutal Es obvio que toda restricción a la li- ceso histórico global, que las tensiones
de la política soviética en el arte. Ante bertad implica un paso atrás, un retro- que esté obligado a soportar el régimen
más de seiscientos representantes califi- ceso en la democratización del régimen. en lo inmediato. Para nadie es un secre-
cados de la. inteligentsia de la URSS, Pero, ¿por qué lo hizo Jruschov, justa- to que el "molde" staliniano del socia-
Nikita Jruschov hizo un llamado a los mente cuando parecía haber tomado por lismo le ha restado, en todas partes del
artistas para que se ciñan a una· sola cuenta suya las exigencias mayoritarias mundo, apoyo activo a la empresa revo-
concepción creadora: el "realismo socia- del pueblo soviético? Hay quienes afir- lucionaria. Y que estas maniobr.as e im-
lista", impuesto por Stalin durante los man, por ejemplo, que la presión de posiciones le dan argumentos a los vo-
últimos veinte años de su dictadura. Ha- China jugó su papel, auspiciada inter- ceros más interesados de la reacción
bría mucho que decir sobre las nefastas namente por los viejos cuadros stalinia- mundial. ¿Cómo sostener válidamente
consecuencias del "dirigismo" en mate- nos que en la propia. URSS, sorda pero la superioridad del soc.ialismo frente a la
ria estética; bástenos con subrayar que, insistentemente, se han opuesto a la po- descomposición capitalista, cuando en
en la propia Unión Soviética, el pano- lítica jruschoviana. Otros piensan que, renglón tan decisivo como el del arte
rama desolador del arte bajo Stalin es después de todo, Jruschov no hace sino sigue privando un "dirigismo" injustifi-
el más rotundo testimonio del absurdo atender la fórmula de Lenin: dos pasos cable? ¿Cómo pensar en niveles más avan-
que significa la imposición en esta ma- adelante, uno atrás, y que si analizamos zados de vida social y cultural cuando
teria. La discusión y el diálogo, el juego en detalle su política, nacional e inter- se impide la libre creación? El socialismo
de las opiniones encontradas y las afir- nacional, no debemos sorprendernos; h~ d~mostrado su eficacia técnica y eco-
maciones individuales, en suma: la liber- Jruschov, como siempre, sólo habría se- nomIca, pero en tanto no pruebe una
tad, es el único clima propicio a la crea- guido los dictados de una inspiración indiscutible superioridad' humana, su po-
ción. Ahí donde ha sido excluida la inmediata y empírica desligada de un der de atracción se verá gravemente dis-
iniciativa, o donde se pretende sujetarla plan teórico y coherente y a largo plazo. minuido. Y que no se diga que las difi-
dentro de moldes rígidos, se borra de Por último, otros más sostienen que el cultades presentes impiden aún la cabal
golpe la capacidad creadora del hombre. alto mando soviético, alarmado por el ra- realizaci~!m de~ socialismo; éste, ya desde
Pero no son tanto estas evidencias las dicalismo de las iniciativas, decidió po- ahora, mclusIve en momentos críticos
que nos han movido a comentar el dis- ner un freno al "clima" intelectual de extremos, está obligado a mostrar que
curso de Jruschov. En realidad, la sor- los últimos tiempos, que amenazaba con el futuro representa un avance neto so-
presa mayúscula que provocó se debe, en salir de los límites "aceptables" dentro bre el pasado.
parte, a razones políticas. En el xx y del actual status. No hay duda que la desestalinización
en el XXII Congreso del PCUS, Nikita ~s muy probable que todas estas hipó- ha surgido de las raíces más profundas
Serguievitch, convirtiéndose en vocero de teSIS tengan su parte de verdad. Y que del pueblo soviético, y que es una nece-
una serie de exigencias inaplazables del J ruschov, en efecto, haya tenido podero- sidad suya impostergable. Jruschov, con
pueblo soviético, abrió las puertas a la sas razones para actuar como lo hizo. su apertura liberal, no hizo sino expresar
desestalinización. A partir de entonces Pero el problema, a mi manera de ver, esa necesidad. Pero ahora vemos claro
se pensó que la "liberalización" del sis- no radica ahí. Lo grave del asunto es que el proceso, para llegar a su fin, ten-
que la vida intelectual y artística sigue drá que vencer aún obstáculos gigantes-
tema era un hecho, y que a pesar de los condicionada a la política, a rastras de
escollos que pudieran surgir, el proceso cos, objetivos y subjetivos. Objetivos,
c~i~erios táctico~ y estratégicos muy pro- porque la vieja estructura de poder sta-
continuaría sin graves retrocesos. Ahora vlSlonales. Y (lIgo provisionales porque
bien, el discurso de J ruschov es un baño liniana sigue aún en pie; subjetivos, por-
de agua fría a quienes, un poco apresu-
radamente, imaginaron tal cosa. Por una
parte, al señalar directrices sin apelación,
desde la más alta tribuna política, el
Primer Ministro de la URSS revivió
el "estilo" del viejo dictador. Es cierto,
sin amenazas de represalias o castigos,
pero no por eso con un tono menos duro.
Por la otra, el discurso de Jruschov pa-
rece contener una reivindicación parcial
de Stalin. Frente a las brutales denun-
cias del otoño de 1961, en que habló con
inusitada franqueza de violaciones al
orden constitucional, de crímenes y de-
portaciones, de purgas gratuitas entre
los cuadros del Partido, ahora J ruschov
ha dicho que "no todo iba tan mal" en
la época de Stalin, y criticó "las tenden-
cias erróneas de algunos autores que, a
la hora de describir el periodo del culto
de la 'personalidad de Stalin, subrayan
eXclusIva y exageradamente las ilegali-
dades, el terror y los abusos del poder".
. El incidente plantea una serie de cues-
tIOnes que no podemos soslayar. ¿Hay
un verdadero retroceso en la desestalini-
z~~ión? ¿Por qué justamente la empren-
dIO Jruschov contra los intelectuales y
los artistas? ¿Son tan importantes en la
l!nión Soviética hasta el punto de ame-
ntar tamaña reprimenda? ¿Es lógico
a,c~ptar la ~oexistencia en el terreno po-
htICO y SOCIal y negarla en el ideológico?
¿~u.é razones pudo tener el Premier so-
VIeuco para hablar así? Naturalmente
no podemos sino aventurar hipótesis e~ "Tienen ideas tan torcidas que parecen jorobados a quienes sólo
enderezará el ataúd"
UNIVERSIDAD DE MEXICO 27

que todavía pesan, como una herencia


nefasta, los hábitos del pasado. El tono
agr~sivo y. ~uro d~l discurso.de)rl;lschov,
las ImposIciOnes desde arnba sm pre-
Zapatero a tus zapatos
via discusión democrática, lo prueban
suficientemente; como lo prueba la cau-
da de "autocríticas" y "actos de contri- Por Enrique GONZÁLEZ PEDRERO
ción" que han seguido a las nuevas di-
rectivas estéticas. Naturalmente que la Stalin domina durante tres décadas el diosas que, continuando bajo la inercia
resistencia no es fácil; pero por eso mis- pensamiento y la acción socialista. Nada del esquematismo, apenas comienzan a
mo las capas más conscientes de la élite vive en su dominio sin su voluntad. La balbucear tímidas explicaciones del mun-
soviética deben continuar sin desmayo de millones de hombres depende de él: do que vivimos. Pero si la inercia de los
su ardua tarea. Para llevarla a feliz tér- se hace o deja de hacerse historia a par- esquemas se resiente, hay otra todavía
mino contarán de seguro con un apoyo tir de sus opiniones. Nunca como enton- más peligrosa: la inercia del miedo. Des-
masivo en sil propio país, y con la sim- ces se vio tan cerca el juego del factor pués de treinta años de repeticiones, la
patía entusiasta de todas las fuerzas au- subjetivo en la sociedad. Nunca como revolución ha perdido su ingenuidad, su
ténticamente revolucionarias del mundo. entonces la dialéctica se negó a sí misma inventiva: se ha estereotipado, tiene te-
Por mi parte, estoy convencido que el en forma tan rotunda. Nunca como en- mor a equivocarse. Muchos fetiches, el
proceso de desestalinización, pese a estos tonces un hombre tan aislado, un "Anteo mundo contra el que Marx luchó, la es-
tropiezos, seguirá adelante. J ruschov ha en vilo" como gustaba él mismo de cali- pantan aún. "Un fantasma recorre el
vuelto sobre sus pasos, pero no debe olvi- ficar a sus enemigos, hizo de su soledad, mundo". El fantasma del miedo. ¿Acaso
dar que las condiciones actuales del pue- solidaridad; de su miedo, coraje; de su no se tiene miedo de hablar sobre las
blo soviético son muy distintas a las que debilidad, fuerza. contradicciones del socialismo? ¿No llegó
imperaban hace algunos decenios. El De un pueblo pobre, desorganizado, a afirmarse durante largo tiempo que el
periodista K. S. Karol nos recuerda que: hambriento, surgió un socialismo replega- informe secreto de Jruschov en el XX
en diciembre último, al hablar con jóve- do, un socialismo acosado, el socialismo Congreso era una burda invención del
nes pintores, afirmó Jruschov: "Algunos en un solo país. Ciertamente, no el que la Departamento de Estado? ¿No se tiene
de ustedes tienen ideas tan torcidas que teoría había entrevisto como una fase miedo ahora de señalar en voz alta las
parecen jorobados a quienes sólo ende- postcapitalista que aprovecha-niega-y-su- insensateces que se han dicho reciente-
rezará el ataúd." A lo que alguien res- peTa el formidable desenvolvimiento téc- mente sobre el arte? Claro que se tiene.
pondió: "Camarada Jruschov, ya no vi- nico anterior: la socialización de la rique- Claro que lo tenemos. Aun quienes no
vimos en la época en que se enderezaba za. Sino un socialismo férreo, subdesarro- vivimos intensa, generacional, histórica-
a la gente con ayuda de ataúdes." Y con- llado, que se ve forzado a salvar etapas mente los treintas, las purgas, los proce-
cluye Karol: "La lucha por la verdadera a base de puentes entre ellas. Un socia- sos, el pacto germanosoviético, las expul-
desestalinización será larga, pero conti- lismo de "cinturón apretado", a la defen- siones en masa, las "liquidaciones". Pero
nuará." siva, austero -y desconfiado: staliniano. nuestra obligación en tanto intelectuales
No deja de sorprender, sin embargo, ¿Tuvo Stalin la culpa de todo aquello? es pasar sobre el miedo y temblando y
que la máxima autoridad soviética haya ¿Se debió a él, acaso, que la futura revo- equivocándonos decir lo que creemos y
hecho tal despliegue de poder frente a lución europea pasara antes por Asia? lo que pensamos. Luchar, gritar, romper
escritores y artistas. En sociedades como La manera fácil de escaplotear los pro- el círculo vicioso del silencio.
la nuestra la función pública de los inte- blemas históricos, de falsificar la historia Zapatero a tus zapatos .reza el ~iejo
lectuales es marginal, subsidiaria; en la -tal como Stalin lo hizo-, sería volcando dicho popular. Para qué diablos opman
Unión Soviética, en cambio, a juzgar por sobre él todos los vituperios imaginables, los políticos sobre lo que I~O sabe~. Para
estos síntomas, es de primera importan- echarle la culpa de todo. Afortunada- qué meterse a sei'íalar a artistas e Intelec-
cia. Por eso tienen una responsabilidad mente 1. Deutcher nos ha dejado ya su tuales un camino que éstos conocen me-
multiplicada. Y por eso mismo el poder testimonio, quizás el más riguroso que se jor que aquéllos. Alguien me decía h~ce
político tiene obligaciones precisas frente haya escrito en nuestro tiempo. Pero unos días: "Tienes razón, pero ¿qué obJe-
a ellos. No es nuestro propósito comen- como quiera que sea, Stalin legó un estilo to tiene romper lanzas por algo que no
tar las opiniones estéticas de Jruschov, ni político que influirá por mucho tieml?~' ocurre aquí? Curioso razonamiento éste,
preguntarnos sobre la legitimidad del directa e indirectamente, en forma POSitI- típico del oportunismo.que durante tan-
arte abstracto en una sociedad que cons- va y negativa, a su país y al mundo del to tiempo ha prevaleCIdo: ~rotesto por
truye el socialismo. En todo caso, estamos socialismo. princi pio, porque soy SOCIalIsta, porque
profundamente convencidos de que no quiero un socialismo en el que los hom-
Si en el XX y XXII Congresos del PC- bres sean los que manden, no· las cosas,
hay vida intelectual sin fidelidad a la US el mundo atónito escuchó revelacio-
verdad, ni creación sin estímulo a la ex- las abstracciones o los fetiches. Porque
nes que clandestinamente conocía y vio quiero la libertad par.a todos, no. rara
presión individual. Ahora bien, el "diri-
el intento que los nuevos dirigentes reali- unos cuantos. Porque mtento partICipar
gismo" hace imposibles· una y otra. zaban para construir un nuevo puente
La "vuelta a Lenin" es la divisa de la en la construcción de una política racio-
que ayudara una vez más a superar la nal, nacional, popular y verdaderamente
desestalinización soviética. Ahora bien, etapa anterior, a pa~a~ del stalinism~ ~o­
no hay tal renovación de los principios democrática. Porque quiero, desde ahora,
nolítico al colectIVIsmo democratlco, tomar posición en un debate que, tarde
leninistas sin el restablecimiento pleno ahora y tal vez por influencias exterio-
de la democracia en el. partido y en todos o temprano, se emprenderá. Porque si
res, vuelve a sorprenderse con la semi- pretendemos realizar lo anteri~r, debe-
los órganos de la administración y del rehabilitación que Jruschov ha recomen-
gobierno, sin el impulso de la iniciativa mos desde aquí y desde ahora, lIbrar esa
- zado: después de todo, el malo no era batalla en la que, como Marx quería, el
del pueblo, sin el estímulo del debate y tan malo.
las discusiones, sin la tolerancia de los hombre sea el autor y el actor de su pro-
Tan esquematismo hubo en la carac- pio drama. Porque ante todo y sobre
errores eventuales, sin la restitución de
terización del stalinismo como "culto a todo el marxismo es un humanismo, pero
la plena independencia de juicio y de ca-
rácter de los ciudadanos y sin la reedu- la personalidad", un aspecto totalmente no en abstracto sino de carne y hueso,
cación de los cuadros de un partido formal de aquel régimen político, como que debe cuidar, proteger y alentar el
integrado por millones de hombres y esquematismo hay ahora en este nuevo desarrollo de los hombres concretos de
mujeres. La "vuelta a Lenin" es una proceso de rehabilitación parcial. Tan ahora. No de un hombre remoto, del fu-
empírica fue la lucha contra el culto a la turo, sin pecados.
vuelta a la democracia, a la dialéctica, a
personalidad, como ahora lo es la defen- Ancha es la realidad y ningún método,
las fuerzas racionales y críticas del marx-
ismo; en suma, es un esfuerzo concreto sa del que después de todo construyó el ninguna cosmovisión por completa que
socialismo. Tan zigzagueante fue la pena sea, podrá jamás apresarla por c0!Hpleto.
por realizar aquí y ahora los principios
por su muerte y su expulsión posterior Si Marx se preguntaba por la valIdez del
humanistas de la revolución y la supe-
del mausoleo, como ahora su realce. Y arte griego, era porque reconocía en el
rioridad de la nueva sociedad sobre la
todo ello: los esquemas, el empirismo po- arte una legitimidad que había cierta-
vieja. Un análisis detallado de las pers-
lítico y la línea zigzagueante son del más mente que tratar de explicar racional-
pectivas actuales de esa "vuelta a Lenin"
puro estilo staliniano. Los aprendices de mente. Esta afirmación es en nuestros
rompe los marcos estrechos de estas no-
brujo invocan un fantasma y luego -co- días una verdad evidente y, sin embargo,
tas. En todo caso, el discurso de Jruschov
en nada ayuda a esa evolución. El socia- mo siempre- no sabrán qué hacer con él. habrá que repetirla siempre porque, por
lismo soviético sigue siendo un ideal Estas contradicciones esenciales no han lo visto, los políticos se olvidan de ella
recibido todavía la atención de los estu- con mucha frecuencia.
puesto en el futuro.