Está en la página 1de 1

En el laboratorio No.

5 llamado Redacción y Creatividad, se puede observar un


rectángulo con bordes de color negro (parte exterior) y blanco (parte interior). El
fondo del rectángulo es de color purpura y contiene dos bolas que a simple vista
están conformadas de varios colores. Si miramos detenidamente las pelotas
podremos apreciar que están hechas de pequeños rectángulos de tonos purpura,
verde, amarillo, blanco, rozado, y negro. Cada pequeño rectángulo esta ubicados
de tal manera que van formando un espiral en el interior de las bolas. Estas dos
esferas se encuentran paralela la una con la otra de manera horizontal, separadas
por un pequeño espacio que al fijarnos detenidamente tiene una pequeña línea
vertical. Al observar cualquiera de las dos esferas podemos apreciar que la bola
que no miremos, esta producirá un efecto ocular dándonos la sensación de que se
está moviendo, si miramos la bola de la izquierda, el globo de la derecha se
moverá de acuerdo a las manecillas del reloj, mientras que si miramos la esfera de
la derecha, el de la izquierda de moverá al contrario de las manecillas del reloj.
Este efecto es llamado fenómeno de adaptación por los conos, en donde el
cerebro puede percibir movimientos en el color aunque la imagen que estamos
observando esta fija, este fenómeno se produce por que las células responsables
de la visión se agotan al observar un mismo color y hacen que el cerebro lo vea
como un brillo menor mientras que otro color cercano se vea muy brillante y esto
hace que se produzca un supuesto movimiento en la imagen. Este dibujo de las
esferas tiene esta ilusión óptica por lo que si concentramos nuestra visión en la
pequeña raya que se encuentra en el centro de la imagen podremos apreciar que
las dos esferas se mueven.