Está en la página 1de 2

Universidad Nacional de Colombia

Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Teorías del Estado

Luis Fernando Sarmiento

RESEÑA ANALITICA

IDENTIFICACION Y CONTEXTO:

Títulos: 1. LA CIENCIA POLÍTICA 2. EL POLÍTICO Y EL CIENTÍFICO

Autores y su competencia: 1. Marcel Prélot (1898-1972) francés abogado, político,


académico especialista destacado en el estudio del derecho constitucional.
2. Max Weber (1864-1920) alemán economista, historiador, jurista, politólogo,
filósofo, sociólogo y académico.

Propósito de los textos: La propuesta de los textos en cuestión, es definir al poder


político como objeto de estudio. Ambos autores, partiendo desde diferentes
disciplinas y con perspectivas complementarias, aportan a la construcción
epistemológica tanto de un objeto de estudio, como de la disciplina misma que se
encargara de estudiarlo. De esta manera, es válido afirmar que los textos ayudan a
entender la interdisciplinariedad que supone el estudio del poder y la política,
explicando el holismo característico de la Ciencia Política.

Palabras claves: Ciencia Política, ciencia como vocación, política como vocación,
Estado moderno, poder político, poder, política.

DESARROLLO DEL PLAN DE EXPOSICION

Weber y Prélot, abren sus respectivos textos definiendo el concepto que servirá como base
para el desenvolvimiento posterior. ¿Qué es la política? Prélot, tiene como punto de partida
rastrear el origen etimológico de la palabra; la definición del concepto ligándolo con la
historia de las palabras, la historia de las ideas y el desarrollo que han tenido estas a lo largo
del tiempo. Por su parte, Weber hace una interpretación de lo que para él es la política; la
política como cualquier actividad directiva humana, es un concepto demasiado amplio,
debido a esto hace la claridad: “por política entenderemos solamente la dirección o la
influencia sobre la trayectoria de una entidad política, aplicable en nuestro tiempo al Estado”.

Con la distinción que hace Weber, acerca de lo que manejara como concepto de política,
decide empezar a hablar sobre Ciencia Política -sin llegar a manifestarlo explícitamente.
Mientras que, Prélot, desde el título de su libro, ya había hecho expreso su deseo de hablar
del asunto politológico, dedicando un primer momento de su libro a crear un marco
conceptual del tema.

El texto de Max Weber, esta dividido en dos grandes momentos: la política como vocación
y la ciencia como vocación. En lo concerniente a la Ciencia Política, la primera parte es una
exploración del objeto de estudio: la política como un mecanismo de dominación de los
hombres sobre los hombres, las justificaciones que validan dicha dominación (legitimación),
la aspiración de poder de quien participa en política (el político), los fines perseguidos por
quienes participan en política; la segunda parte -la ciencia como vocación-, esta dedicada a
explicar el llamado que hace la academia a ciertos sujetos, estudiar y enseñar persiguiendo
el propósito ‘puro’ de adquirir conocimiento y luego transmitirlo.

De la exposición de Weber, hay varios elementos a destacar:

• La fuerza/violencia física, como elemento sobre el que se funda el Estado. Sin


embargo, no solamente se funda en ella, pues la violencia física y, sobre todo,
la aspiración a tener el monopolio legitimo de la misma, es un elemento
constitutivo del Estado, tal vez el único que este no puede privatizar.
• La aspiración de quien hace política, se ve representada en dos tipos ideales
para el autor: “para alcanzar ciertos fines”, ya sean de naturaleza idealista o
egoísta; y, la tipología de “el poder por el poder”.
• La política y en concreto el poder político, siendo expresión de una relación
social de dominación, tiene que tener razones que le justifiquen y legitimen.
Estas son caracterizadas en tres tipos: ‘el eterno ayer’, que se justifica en la
tradición; el carisma; y, la legalidad.

En la Ciencia política de Marcel Prélot, se encuentra la siguiente estructura: introducción,


donde delimita la política como el concepto central de la obra; la primera parte “las
vicisitudes de la Ciencia Política”, dividida en 3 capítulos donde en el primero se rastrea el
estudio de lo político a lo largo de la historia, siguiendo con el ‘reemplazo’ de la disciplina
por parte de otras ciencias sociales en su objeto de estudio central, y terminando la primera
parte con una critica a lo que denomina ‘una ciencia sin contenido’; la segunda parte “la
Ciencias Políticas en nuestros días” dividido también en varios capítulos en los que revisa
temas como: el reavivamiento de la Ciencia Política como disciplina, las ideas políticas, las
instituciones políticas y la vida política después de la mitad del siglo XX (espacio temporal
en el que escribió el libro); por último, cierra con una serie de conclusiones acerca de los
lineamientos de debería seguir la disciplina de la Ciencia Política.

Partiendo de distintas disciplinas e interpretaciones, ambos autores aportan a la configuración


de la Ciencia Política. Desde la abstracción y buscando lo concreto, como Prélot señala en
sus paginas es que se debe dar el estudio de la política, apoyándose en la historia, sociología,
economía y la jurisprudencia, pero, manteniendo la independencia, como una manera distinta
de analizar la sociedad y no solo la transversalidad entre otras disciplinas.