Está en la página 1de 1

India: la historia antigua de la India se divide en el periodo védico y en el período brahmánico.

El primero es el más antiguo, desde el año 3000 a.C., cuando la civilización de los drávidas
tenía una cultura desarrollada, con la industria del bronce, agricultura y pequeñas
comunidades, además de una religión politeísta. El periodo brahmánico llegó cuando los
brahmanes, una casta de la zona del mar Caspio dominaron los territorios creando pequeños
reinos. No obstante, tras su principal dominio y su despotismo, el pueblo se rebeló y dio lugar al
budismo. La historia más actual habla de invasiones de diversas culturas, desde los persas a
los árabes, portugueses o ingleses. Es un resumen muy amplio, pero nos da una idea de todas
las influencias que está arraigada cultura india ha ido recibiendo a lo largo de la historia.
China: la civilización china tuvo sus inicios a lo largo del río Amarillo en la era Shang, y se
extendió desde allí cuando la cultura de la Edad de Bronce alcanzó su apogeo. Entonces, las
filosofías tradicionales chinas, como el confucianismo y el taoísmo, se desarrollaron en la
época feudal de Zhou, a medida que China se expandía en territorio y población. La antigua
China finalmente se fracturó en reinos combatientes durante 200 años, y su reunificación
marcó el comienzo de la era de la China imperial.