Está en la página 1de 3

EL HIJO PRODIGO

Narrador: En una casa vivía un hijo y el papá veremos lo que sucede.


Hijo: Ya estoy cansado de practicar la trigonometría que aburrido es mejor
voy a jugar con mi celular.
Papá: ¿Ya regresaste de la academia? Tienes tareas
Hijo: Si papá tengo muchas tareas, tengo que practicar.
Papá: Haz tu tarea yo ya vengo y come tu sopa de verduras.
Hijo: Si papá voy hace las tareas de la academia
Como mi papá se fue voy a seguir jugando con mi celular, oh halla viene
mi papá, mi cuaderno.
Papá: Hijo ya regrese ¿haz terminado tu tarea?
Hijo: Me falta poco para terminar
Papá: Haber la tarea …………….
Papá: Bueno hijo termina rápido la tarea para que descanses.
Yo dejo esta bolsa aquí no lo toques.
Hijo: Si papá se fue voy a jugar con mi celular, ah como mi papá me dijo que
no toque esa bolsa, pero como yo soy su hijo yo puedo ver lo que hay
en esa bolsa uh dinero mucho dinero y con este dinero me comprare
muchas golosinas. Me voy de la casa adiós cuaderno la, la, la, la, la, la
Narrador: Entonces el hijo se fue de la casa y no sabemos a dónde se fue,
veremos lo que sucede.
Hijo: Oh que grande es esta ciudad, cuantas cosas, que edificio tan grande.
nunca vine por aquí.
4 chicas: Amiga, amigo eres nuevo en el barrio.
Hijo: Sí, soy nuevo en el barrio.
Las 4 chicas: ¿Dónde vives?
Hijo: Yo vivo en el otro pueblo.
Las 4 chicas: ¿Cómo te llamas?
Hijo: Me llamo Juanito.
Las 4 chicas: Tienes dinero.
Hijo: Si tengo dinero, mucho dinero.
Las 4 chicas: Mañana nos vemos en este lugar.
Narrador: Y al día siguiente.
Hijo: Oh, a qué hora vendrán las chicas ya me canse de esperar.
Las 4 chicas: Hola Juanito ya que somos tus amigas cómpranos algo.
1 chica: A mí un ¼ de pollo
2 chico: A mí una inka cola de litro.
3 chica: A mí una porción de salchipapas
4 chica: A mi muchos helados Donofrio.
Hijo: Bueno como son mis amigas vamos a comprar.
Narrador: Al día siguiente se encuentran en el mismo lugar y en la misma hora.
Hijo: A qué hora vendrán mis amigas, que demorona son ya me canse de
esperar. Que aburrido es esto.
4 chica: Oh Juanito
Hijo: Hola chicas como están
Chicas: Como nosotros somos tus mejores amigas cómpranos algo.
Hijo: Espera haber cuánto dinero tengo. Oh no tengo dinero, acá tampoco no
tengo dinero.
Las 4 chicas: Como no tiene dinero ya no somos tus amigas. Adiós hasta nunca.
Hijo: Espera, espera no se vayan. Si tengo dinero, mucho dinero.
Oh ahora qué hago, tengo mucha hambre ahora qué hago no se hacer
nada tendré que trabajar.
Narrador: El hijo ya no tenía dinero sus amigos lo dejaron veremos lo que sucede.
Hijo: Señor tengo hambre, voy a buscar trabajo.
Señor estoy buscando trabajo.
Señor: No, no hay trabajo váyase.
Hijo: Buscare en otro sitio. Señor tengo hambre estoy buscando trabajo.
Señor: Buscas trabajo, ha tengo uno justo para ti necesito alguien que cuide sa
mi cerdo.
Hijo: Ya señor lo acepto.
Los 4 cerdos: Dicen, nosotros somos cerdo cochinos y tú nos tienes que dar de
comer.
Hijo: Yo, cuidar cerdos y de paso estos cerdos hablan guacatela. En la casa de
mi padre hay mucha comida y yo aquí muriéndome de hambre. Ah ya
se lo que voy a decir a mi padre.
Padre he pecado contra ti contra Dios, yo no merezco ser llamado tu
hijo” eso le voy a decir.
Narrador: El hijo estaba arrepentido pensaba regresar a su casa y el padre
siempre se acuerda de su hijo.
Padre: Donde estará mi hijo, estará muerto o estará vivo.
Oh veo que se carca una sombra quien será esta flaco, sucio, sin zapato.
Narrador: Y al ir acercándose el hijo sucio, harapiento y al llegar frente a su padre
dijo:
Hijo: Padre he pecado contra Dios y contra ti no merezco ser llamado tu hijo,
Trabajare como uno de los criados más en casa.
Padre: Siervo traigan las mejores prendas, que traigan y vístelos porque mi
hijo que estaba muerto está vivo y ha regresado a mí.
Fin