Está en la página 1de 1

Max Weber, uno de los fundadores de la sociología, definía a ésta como "una ciencia

que pretende entender, interpretándola, la acción social, para de esta manera explicarla
casualmente". Esta problematica merecía un tratamiento diferenciado y no podía sr
reducida. Plantear el problema es condición necesaria pero no suficiente de una
adecuada solucion. El punto de partída sociologista facilita la elaboración de una teoría
sociológica, al reconocer entidad autónoma a los fenómenos sociales. El rechazo
weberiano a los conceptos colectivos y su intento de derivar de acciones individuales,
funciona como barrera de una teoría generalizadora. La invención de un recurso
teórico-metodológico permite a Weber superar el obstáculo que implica construir una
teoría general de lo social a partir de un presupuesto individualista.
Si no hay valores socialmente predominantes y la política solo resuelve
coyunturalmente las orientaciones materiales del conjunto; la unica ciencia social
posible es una ciencia de las formas.
La lucha es entre grupos sociales, económicos y políticos concretos, donde el drama es
de aquellos que sucumben cotidianamente. Parece mas acertado volverse hacia los
grupos sociales concretos, para explicar las estructuras de poder y sus posibles
transformaciones.
Se puede entender a la sociología weberiana entonces como una gran anticipacion a
un escenario social de creciente individualización y disolución de las identidades
colectivas orientadas por normas sustantivas de tipo universalista que hoy en día
vivimos.