Está en la página 1de 2

¿Qué es el chisme? Todos conocemos sus connotaciones negativas.

Pero, en
opinión de los psicólogos, el chisme es simplemente una comunicación informal
sobre las personas, con un elemento evaluativo. Las personas generalmente
usan estadísticas o implican sus opiniones o sentimientos sobre la información,
pero estos no necesariamente tienen que ser negativos. De hecho, un estudio
reciente demostró que la mayoría de los chismes no se basan en críticas, sino
que son simplemente interesantes desde el punto de vista social, y tratan
principalmente sobre temas como las relaciones, las experiencias personales y
los consejos.

La mayoría de las personas creen que no chismean porque ven este tipo de
información como "trivial". Tienen la idea de que pasan la mayor parte del
tiempo hablando sobre temas "importantes", como los negocios o la política.
Según las encuestas nacionales, esto es particularmente cierto en el caso de
los hombres, que consideran que lo que hacen es "intercambiar información"
en lugar de chismorrear. Sin embargo, la investigación ha demostrado que dos
tercios de todas las conversaciones humanas son chismes, para ambos sexos.
Los estudios también muestran que, en situaciones sociales, los hombres
pasan del 0 al 5% del tiempo hablando de temas "serios" y que chismean tanto
como las mujeres.

Las personas solían pasar más tiempo charlando con sus amigos y vecinos,
pero hoy tenemos menos tiempo para la interacción social cara a cara,
incluidos los chismes. Sin embargo, en los últimos años, la tecnología de la
comunicación, especialmente el teléfono inteligente, nos ha dado nuevas
formas Chismear. Además de hablar por teléfono, las personas usan sus
teléfonos para obtener noticias y chismes a través de las redes sociales como
Twitter y Facebook. Una encuesta mostró que solo el 17% de los participantes
usan su teléfono celular principalmente para fines de trabajo. La mayoría de las
personas sienten que sus teléfonos celulares son vitales para su vida social.

Ya sea que el chisme sea en persona o mediante tecnología, parece tener


beneficios sociales y psicológicos. Las investigaciones indican que los chismes
pueden reducir el estrés y pueden ayudarnos a establecer y mantener
relaciones, mejorar las habilidades sociales, resolver conflictos y reforzar los
valores sociales. Lejos de ser un pasatiempo negativo, ¡el chisme puede ser
bueno para ti!