Está en la página 1de 2

¿Cuál es la relación entre religión e ideología en el “descubrimiento” de América?

MAHECHA MIGUEL

COLEGIO TÉCNICO BENJAMÍN HERRERA

11-01

Ideas y oraciones

1. Ideología mercantil: La religión debía validar las injurias cometidas contra el continente nuevo.
2. Proliferación de la palabra: La ideología predominante debía instaurarse a toda costa
3. Etnocidio indígena: Los símbolos debían ser reemplazados para que estuvieran en relación a las
creencias de los colonos.
4. El hombre tenía derecho a ello: La tierra fue dada por Dios a los hombres para su disfrute (solo
aquellos con alma y seguidores de su palabra…)
5. Intereses de una nueva clase política: La burguesía debía implementar los cimientos de sus futuros
beneficios en nombre de una idea socialmente aceptada.

Texto resumen

La relación entre religión e ideología en el descubrimiento de América, se encuentra en que para la


instauración de la segunda era necesario poseer una institución como la religión, la cual ofuscara la
capacidad de los individuos de realizar su condición en el mundo y los determinara a la abnegación e
indulgencia que profesa la fe cristiana.

En la colonización de América se vieron encontrados múltiples intereses de variadas índoles, entre ellos
económicos, sociales y políticos de Europa. Los resultados iníciales del descubrimiento de América fueron
los atiborrados botines de oro que usurparon a nuestra tierra, que fueron pieza clave en el desarrollo futuro
de Inglaterra y por ende de la revolución industrial, así como del surgimiento de la nueva clase dominante
que conllevaría a la revolución francesa.

Dentro de esta incursión al continente nuevo, la religión hegemónica en Europa, el cristianismo, tomó
parte importante en las decisiones y en la manera de actuar de los colonos. Por una parte, ya en el antiguo
continente se observaba el crecimiento de una nueva clase social cuya única ideología era la acumulación
de capital a como diera lugar, en ello la religión, como institución en cabeza del papa, tuvo que
sincretizarse a ella para no perder su lugar y su poder, dando así paso a la indulgencia de los crímenes
cometidos en el continente americano en aras de beneficio propio.

Por otra parte, era menester para la ideología pre-capitalista que los individuos aborígenes fueran capaces
de comerciar y trabajar para ellos, de esta manera se instauró a la lengua dominante, siempre a través de
instituciones como las iglesias o sanatorios, como única manera para establecer comercio, además de
instaurar un régimen político y económico basado en el trabajo, que desde la reforma protestante tenía un
carácter relevante en la religión Europea.
Ahora bien, la nueva ideología reinante debía poder establecer sus símbolos frente a los de los indígenas,
quienes poseían una cultura y representaciones propias, que para ser suprimidas a través de la violencia,
fueron catalogadas como profanas por la religión, quien poseía símbolos propios los cuales debían
implementarse al igual que sus creencias. La religión despreció al hombre de la naturaleza, propio de los
nativos, y buscó instaurar el Homo œconomicus, hijo de la nueva ideología mercantil de Europa.

Todas estas y más acciones realizadas en torno al surgimiento de una nueva ideología económica, fueron
aminoradas por la institución religiosa, quien promulgaba la inferioridad de los indígenas y los esclavos,
abogando siempre la veracidad de sus actos frente a premisas tales como la irrelevancia de las creencias
religiosas de los aborígenes o su no-posesión de un alma. A través de esto, se efectúo la explotación física
que fue pieza clave para el desarrollo de la economía mercantil, y todo a partir del dominio
comportamental de los individuos mediante la institucionalidad religiosa.

En conclusión, la religión en la colonización tuvo el papel de institución reivindicadora de las acciones del
hombre pre-capitalista, puesto que con sus creencias alienó la cultura de los indígenas, rechazándola y
condenándola al exilio, para que fueran parte de su red de comercio, además de cimentar la explotación y
eliminación de aquellos que no profesaban la misma “fe” como un dogma; de esta manera la religión
sirvió como estructura base para la implementación de un nuevo sistema económico, surgido del latrocinio
cometido en América, y cuya única finalidad es la explotación.