Está en la página 1de 18

La radiación solar es de fundamental importancia para la dinámica de los ecosistemas acuáticos.

Casi toda la energía


que controla el metabolismo de los lagos y corrientes se deriva directamente de la energía solar utilizada en la
fotosíntesis. Esa la energía almacenada en la materia orgánica se sintetiza dentro del lago o arroyo (autóctono) o
dentro de la cuenca de drenaje y se lleva al lago o arroyo en diversas formas (alóctono).

La utilización de esta energía recibida en el agua o importada de la cuenca de drenaje y los factores que influyen en
la eficiencia de la conversión de la energía solar en energía química potencial son fundamentales para la productividad
de los lagos. Además de estos efectos, la absorción de energía solar y su disipación como calor tienen profundos
efectos sobre la estructura térmica, sobre la estructura térmica, la estratificación de masas de agua y los patrones
de circulación de los lagos. El ciclo de nutrientes, la distribución de gases disueltos y la biota, y las adaptaciones
conductuales de los organismos están marcadamente influenciados por la estructura térmica y los patrones de
estratificación.

Por lo tanto, las propiedades ópticas de los lagos y reservorios son parámetros reguladores importantes en la
fisiología y el comportamiento de los organismos acuáticos. Es por ello este tema amerita ser investigado con mayor
detalle.
OBJETIVO GENERAL:

 Comprender los procesos integradores que son importantes para el entendimiento de los factores que
influyen en el comportamiento de las aguas continentales y de la interacción que relacionan la atmósfera y
los lagos.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

 Conocer acerca de la luz como identidad, su naturaleza y comportamiento.


 Comprender la interacción de la luz que incide en los lagos.
 Analizar las características espectrales de la luz.
 Describir la distribución del calor influenciado por diversos factores.
 Entender la estratificación térmica en los lagos y su características.
 Apreciar la importancia del entendimiento científico de los procesos geológicos, físicos, químicos y
biológicos en los lagos y la atmósfera y cómo pueden influir en las actividades humanas como es el caso del
Lago Titicaca.
LA LUZ COMO IDENTIDAD

La luz es energía, es decir, algo que es capaz de hacer trabajo y de ser transformado de una forma a otra, pero no
puede ser creado ni destruido. La energía radiante se transforma en energía potencial por reacciones bioquímicas,
como la fotosíntesis, o en calor. Las transformaciones de energía están lejos de ser 100% eficientes en un sistema
como un lago, y la mayor parte de la energía radiante se pierde como calor.

A. Espectro electromagnético

El espectro electromagnético se expresa como unidades de frecuencia y longitud de onda. En un extremo


están los rayos cósmicos de muy alta frecuencia y la longitud de onda corta, y en el otro son ondas de
transmisión de radio y potencia de baja frecuencia y longitud de onda larga.
La radiación solar constituye todo el aporte energético significativo a los sistemas acuáticos. Este flujo solar
de energía consiste en longitudes de onda de 100 a > 3000 nm, desde el ultravioleta (UV) hasta la radiación
infrarroja. A medida que la radiación solar penetra y se difunde en la atmósfera, la energía de ciertas
longitudes de onda es absorbida fuertemente y atenuada por la dispersión. La porción visible es sólo una
pequeña cantidad de la energía total irradiada por el Sol. La energía ultravioleta es absorbida en gran parte
por el ozono y el oxígeno, y las longitudes de onda infrarrojas son absorbidas por el vapor de agua, el ozono
y el dióxido de carbono.
La luz como la radiación está compuesta de paquetes de energía denominada cuanto o fotones, un fotón es
un pulso de energía electromagnética; como esta energía se propaga tiene un campo eléctrico (E) y
magnético (H), con respecto a la dirección del flujo y características de onda de longitudes de onda (/) y
amplitud (Λ) (Fig. 5-2). Por lo tanto, la luz es efectivamente una onda transversal de energía que se
comporta como un movimiento de partículas con masa definida. El fotón transporta energía en una
conformación de onda.

B. Absorción de Luz

Absorción de luz por átomos y moléculas puede ocurrir cuando los


electrones de estos resuenan a frecuencias que corresponden a un
estado energético de un fotón. En la colisión de un electrón y un
fotón, el electrón gana la cantidad de energía perdida por el fotón.
Es importante tener presente esta relación fotoquímica básica, ya
que la energía cuántica impartida por las funciones fotónicas en
relación con la frecuencia, y cada especie molecular o atómica tiene
un conjunto único de características o bandas de absorción.

La energía del fotón en el espectro electromagnético es


proporcional a la frecuencia e inversamente proporcional a la
longitud de onda de acuerdo con la ley de Planck:

𝑒 = ℎf
Donde:
e = energía del fotón
h = constante de Planck, 6.63 X 10-27
v = frecuencia de la radiación

LA LUZ INCIDENTE EN LOS LAGOS

La cantidad de energía solar que incide en la superficie de un lago u otra masa de agua depende de una serie de
factores dinámicos. La cantidad de energía solar directa por unidad de tiempo desde el Sol, incidente en una superficie
fuera de la atmósfera perpendicular (normal) a los rayos del Sol a una distancia media de la Tierra del Sol, se conoce
como la constante solar. La cantidad de energía recibida está en función de la altura angular del Sol incidente con la
tierra y está muy influenciada por la latitud y la estación. El ángulo de los rayos de luz que inciden en el agua tiene un
marcado efecto sobre la productividad dentro del agua.
La hora del día es otro factor que influye en el flujo solar que llega a la superficie de las masas de agua, porque influye
en la posición del Sol y la distancia que la trayectoria de la luz debe recorrer a través de la atmósfera absorbente.
Las capacidades de absorción de la atmósfera para la radiación solar se rigen en gran medida por el oxígeno, el ozono,
el dióxido de carbono y el vapor de agua. Además, la transparencia atmosférica puede modificarse ampliamente en
algunas regiones tanto por contaminantes industriales -como urbanos-.

La dispersión y la absorción también aumentan en el aire húmedo, que es más común en el lado del viento a favor de
grandes masas de agua. La elevación de un lago y la altura angular del sol determinan la cantidad de atmósfera a
través de la cual la radiación debe viajar.

En resumen, la cantidad y la composición espectral de la radiación solar directa que llega a la superficie de una
masa de agua varían notablemente con la latitud, la estación, la hora del día, la altitud y las condiciones
meteorológicas.

La radiación solar indirecta desde el cielo es en gran parte el resultado de la dispersión de la luz a medida que pasa
a través de la atmósfera. El resultado es el cielo azul que vemos directamente arriba en días claros. Los factores que
influyen en la radiación solar directa también influyen en la dispersión, pero de particular importancia son la altura
solar y la distancia atmosférica a través de la cual debe pasar la luz.

A. Radiación ultravioleta y su absorción

La reducción del ozono en la estratosfera debido a las reacciones con contaminantes químicos ha dado lugar
a aumentos de la radiación ultravioleta mundial. Afectando a los ecosistemas acuáticos al aumentar las
lesiones a los organismos, alterando la energía dedicada a la producción de pigmentos protectores, y las
tasas de alteración del ciclo biogeoquímico de los compuestos orgánicos. De la banda de radiación
ultravioleta (UV) (100-400 nm), casi toda la UV-C (<280 nm) es absorbida por los gases estratosféricos y
por el agua de los ecosistemas acuáticos.
Aunque relativamente poco UV-B pasa a través de la estratosfera, UV-B es altamente energético y un
importante agente fotoactivador en las aguas. La UV-A menos energética que la UV-B, pero penetra más
profundamente. Las mediciones recientes in situ han demostrado una penetración mucho mayor de lo que
se creía anteriormente.

B. Distribución de la radiación que afecta al agua

Toda la radiación solar que afecta a la superficie de un cuerpo de agua interior no penetra en el agua. Una
porción significativa se refleja desde la superficie y se pierde del sistema a menos que regrese al agua
después de haber sido dispersado de la atmósfera o topografía circundante. El grado de reflectividad de la
radiación solar varía mucho con el ángulo de incidencia, las características superficiales del agua, la
topografía circundante y las condiciones meteorológicas. La reflexión (R) de la luz solar directa no polarizada
como una fracción de la luz incidente es una función de la ley de Fresnel:

1 sin2(𝑖 − 𝑟) tan2 (𝑖 − 𝑟)
𝑅= [ 2 + ]
2 sin (𝑖 + 𝑟) tan2 (𝑖 + 𝑟)

Donde:
i = ángulo de incidencia, y
r = ángulo de refracción

Esta función indica simplemente que la reflectividad depende de la altura solar del cenit (Fig. 5-5A), es decir,
cuanto mayor sea la salida del ángulo del Sol de la perpendicular, mayor será la reflexión. La radiación
indirecta del cielo también se refleja de la superficie del agua, pero es menos afectada por la altura solar.
Bajo un cielo nublado la cantidad de luz indirecta que se refleja disminuye. El hielo y sobre todo la nieve
afectan notablemente la reflectividad de la luz de las superficies de los lagos.

C. Dispersión de la luz

Dispersión de la luz desde el agua resulta en


la pérdida de grandes cantidades de energía
desde el lago. Este fenómeno es evidente
para cualquiera que haya mirado hacia abajo
en aguas relativamente claras donde se
elimina la reflexión superficial. El
esparcimiento de la luz es el resultado de la
desviación de cuantos por los componentes
moleculares del agua y sus solutos, pero
también, en gran medida, por materiales
particulados suspendidos en el agua. La
dispersión puede ser vista de una manera
simple como un compuesto de reflexión en
una gran variedad de ángulos internamente
dentro del agua.

La dispersión de la luz puede cambiar significativamente con la profundidad, la estación, y la ubicación en un


lago y en respuesta a las variaciones en la distribución de la materia particulada. Cuando la materia
particulada se concentra en la zona media de gran cambio de densidad (metalimnion) de un lago estratificado
térmicamente, la dispersión de la luz puede aumentar, ya sea como resultado de un hundimiento reducido a
medida que las partículas encuentran una densidad de agua mayor o como resultado del desarrollo de
grandes poblaciones de plancton en ciertos estratos. La dispersión también puede aumentar notablemente
en las áreas del lago donde las corrientes inducidas y la acción de las olas agitan y suspenden temporalmente
los depósitos litorales y costeros de la materia particulada.

La cantidad de luz devuelta al agua depende de la composición de los sedimentos; sedimentos de arena o
aquellos sedimentos ricos en carbonato cálcico (marga; CaC03) reflejan considerablemente más luz que
oscuridad-sedimentos coloreados de alto contenido orgánico.

RADIACION TERMAL

El agua del lago se comporta como un cuerpo negro a la radiación de baja frecuencia y longitudes de onda largas
(750-12,500 nm). Debido a la reflexión de la superficie, sólo alrededor del 97% de la radiación térmica se emite a la
atmósfera. La atmósfera no funciona como un cuerpo negro, pero la radiación térmica de ella es influenciada por la
presión del vapor de agua y la extensión de la cubierta de nubes. Por la noche, la emisión neta de radiación térmica
de la superficie de un lago, en cal cm-2 día-1, aproxima [11 x (°K de agua - °K de aire)] o simplemente [11 X (temperatura
del agua - la del aire)].

Radiación neta

La cantidad neta de radiación solar que afecta a un lago puede denominarse como el excedente neto de radiación (QB):

𝑄𝐵 = 𝑄𝑆 + 𝑄𝐻 + 𝑄𝐴 − 𝑄𝑅 − 𝑄𝑈 − 𝑄𝑊

Donde:

Qs = radiación solar directa

QH = radiación indirecta dispersa y reflejada del cielo y las nubes

QA = radiación térmica de onda larga de la atmósfera y de la topografía circundante (esta última suele ser
insignificante)

QR = radiación reflejada desde el lago

Qu = radiación dispersada hacia arriba y perdida

Qw = emisión de radiación de ondas largas

Por la noche, la mayoría de los componentes son insignificantes, y el excedente neto de radiación se vuelve igual a la
radiación térmica de onda-larga de la atmósfera menos que emitió del agua:

QB = QA~ QW
o, aproximadamente, QB = —11 (temperatura del agua — temperatura del aire) en cal cm-2 día-1. Cabe destacar, sin
embargo, que aunque el valor medio de QB puede ser positivo, el lago puede estar perdiendo calor por evaporación y
calentamiento convectivo del aire.

TRANSPARENCIA DEL AGUA A LA LUZ

La evaluación de la extinción vertical y las características espectrales de la luz en aguas naturales se realiza in situ
con modernos sensores cuánticos submarinos. Un método muy utilizado es el disco Secchi, su transparencia es la
profundidad media del punto donde un disco blanco, 20 cm de diámetro, desaparece cuando se ve desde el lado
sombreado de un buque y ese punto donde reaparece al levantarlo después de haber sido bajado más allá de la
visibilidad.

La transparencia del disco Secchi es esencialmente una


función de la reflexión de la luz desde su superficie e
influye en las características de absorción tanto del agua
como de su materia disuelta y particulada. Dentro de los
límites, existe una relación parabólica entre la materia
orgánica disuelta y la transparencia del disco Secchi. Sin
embargo, tanto los análisis teóricos y un gran número de
observaciones empíricas han demostrado que la
reducción en la transmisión de luz en relación con las
mediciones de transparencia Secchi está asociada en
mayor medida con el aumento de la dispersión por
partículas suspendidas.

Aunque la profundidad de la transparencia es independiente de la intensidad de la luz superficial en una medida


significativa, los resultados se vuelven erráticos cerca del amanecer y el anochecer, y el disco de Secchi debe usarse
preferiblemente al mediodía. Las transparencias observadas en el disco Secchi oscilan entre unos pocos centímetros
en depósitos turbios y más de 40 m en unos pocos lagos poco claros. La transparencia del disco Secchi se correlaciona
estrechamente con la transmisión porcentual de la luz. La variación está relacionada con las diferencias en la
sensibilidad de los fotómetros submarinos y con el tamaño de los suspensoides. En general, la profundidad de
transparencia del disco Secchi corresponde a la profundidad de aproximadamente el 10% de la luz superficial.
DISTRIBUCION DEL CALOR

La mayor fuente de calor a los lagos es la radiación solar, y la mayoría es absorbida directamente por el agua. Se
produce cierta transferencia de calor del aire y de los sedimentos, pero en lagos de profundidad moderada, esta
entrada es pequeña en comparación con la absorción directa. En aguas poco profundas, los sedimentos pueden
absorber cantidades significativas de radiación solar, y este calor puede transferirse en parte al agua. Sin embargo,
el calor terrestre es generalmente muy pequeño en comparación con la absorción directa de radiación solar por el
agua.

Las excepciones incluyen lagos que reciben porcentajes significativos de su volumen de escorrentía superficial en
períodos cortos de tiempo, como reservorios pequeños o poco profundos que tienen tiempos de retención cortos. El
calentamiento indirecto también puede ser significativo en los lagos que tienen un gran volumen de insumos de las
fuentes de agua subterránea y manantiales, especialmente en el caso de las aguas termales y ciertos lagos volcánicos.
La condensación del vapor de agua en la superficie del agua también proporciona alguna entrada de calor al lago
desde el aire. Se pierde algo de calor de los lagos por la radiación térmica. Sin embargo, debido a que la conductividad
térmica del agua es muy baja, la pérdida de calor por radiación térmica es predominantemente un fenómeno
superficial, restringido a los primeros centímetros de agua. No obstante, se pierden cantidades medibles de calor por
la conducción específica tanto al aire como, en menor grado, a los sedimentos. El calor también se pierde por
evaporación.

El índice de la evaporación aumenta con las temperaturas más altas, la presión reducida del vapor, la presión
barométrica más baja, y el aumento del movimiento del aire sobre el agua o la superficie de hielo y disminuye con
salinidad creciente. Cuando el agua a 0°C se congela, 79.7 cal g- 1 debe ser liberada,1 y, a la inversa, cuando el hielo a
0°C se derrite al agua a 0°C, una cantidad igual de calor debe ser absorbida. Este calor latente de fusión es uno de
los más altos de los compuestos conocidos. Además, como el hielo sublima al vapor de agua, 679 cal g- 1 debe ser
absorbido. Una parte significativa de los incrementos de calor a lagos o especialmente reservorios también se puede
perder a través del flujo de salida. Las aguas superficiales suelen ser mucho más cálidas que los estratos
subacuáticos.

Por lo tanto, las entradas y salidas de calor son en gran parte fenómenos superficiales. Algunas corrientes de
convección ocurren por la noche cuando las aguas superficiales se enfrían, se vuelven más densas y se hunden. Del
mismo modo, las aguas superficiales pueden enfriarse durante breves cambios en las condiciones meteorológicas
locales, como bajo condiciones nubladas, mayores tasas de evaporación, lluvia fría, etc, o después de reducciones
estacionales en las temperaturas atmosféricas.

En la mayoría de las condiciones, en lagos típicos de latitudes templadas la mezcla de las aguas superficiales por
corrientes de convección es débil (hasta 3 m) e insuficiente para producir los perfiles térmicos observados durante
el período de calentamiento de estratificación térmica. La absorción directa de la radiación solar representa sólo
alrededor del 10% de la distribución de calor observada. La mayor parte del perfil de distribución de calor es el
resultado de la acción del viento. A medida que las corrientes de aire se desplazan a través de la interfaz de agua, una
tensión de viento por fricción en el agua superficial genera mezcla y corrientes proporcionales a la velocidad del
viento. Se producen cambios muy rápidos (minutos) en la microestructura de los perfiles de temperatura de las capas
superficiales. La temperatura, y por lo tanto la densidad, rara vez es uniforme en la capa superficial, especialmente
cuando se produce un fuerte calentamiento superficial o cuando la tensión del viento está disminuyendo.

ESTRATTIFICACION TERMICA

En los lagos puede haber grandes variaciones


estacionales de temperatura, el comportamiento ofrece
algunas diferencias sustanciales. Durante la estación
calurosa en los lagos se desarrolla una estructura
estable de tres capas. En el período siguiente, con el
descenso de la temperatura, el agua dulce superficial
adquiere mayor densidad (temperaturas en torno a los
4ºC) que el agua de las capas inferiores, lo que hace que
aquella se hunda transportando consigo un nuevo
aporte de oxígeno y nutrientes y haciendo que el agua
profunda se eleve. Este proceso de mezclado, que se
conoce con el nombre de inversión otoñal, inicia un
nuevo período de actividad química y microbiológica.
Si la temperatura exterior desciende aun más, llega un momento en que toda la columna de agua adquiere una
temperatura uniforme de alrededor de 4ºC, y si la temperatura externa sigue bajando, la columna de agua se estabiliza
nuevamente con un perfil en profundidad contrario al del período estival, es decir, menor temperatura en la
capa epilimnion que en la hypolimnion, la cual mantendrá su temperatura aproximadamente uniforme en los 4ºC.
La evolución de los perfiles de temperatura a lo largo de la primavera es secuencialmente la inversa que la que se ha
descrito anteriormente, produciéndose un fenómeno de inversión primaveral, que desemboca en la situación del
período estival. Evidentemente, en los lagos de zonas cálidas, en las que la temperatura exterior no desciende nunca
por debajo de los 4ºC, y en aquéllos de las zonas muy frías, en los que la temperatura no sube nunca por encima de
los 4ºC, se observará solamente un proceso de inversión, en lugar de dos.
LAGO TITICACA Y SU IMPACTO EN LAS ACTIVIDADES

Ubicación:

•El Lago Titicaca es un gran lago ubicado en la zona tropical del Planeta (16º Lat. Sur), es el Lago navegable más alto
(3810 msnm) de los grandes lagos del Mundo. La capa atmosférica a esa altitud y latitud es delgada y el Lago Titicaca
recibe una radiación solar entre 10 y 50% más alta que al nivel del mar (Pillco & Bengeston 2007).

Impacto en sus actividades:

•Por su altitud, el lago Titicaca comparte ciertas características con lagos alpinos de alta montaña, como los intensos
vientos, las temperaturas bajas, baja concentración de materia orgánica disuelta (MOD) y la intensa RS, en particular
la RUV. En cuanto a las diferencias, el Lago Titicaca, al ser tropical, no se estratifica verdaderamente en verano y sus
aguas nunca se congelan en superficie en invierno (Hutchinson 1956). La radiación solar incidente es más alta en esta
región (tropical), que en los lagos alpinos que están en zonas de mayor latitud (Cabrol 2009; Löffler 1961). Estas
características hacen del Lago Titicaca un laboratorio natural para el estudio de la fotobiología.

En el Lago Titicaca, desde 1977 se realizaron trabajos relacionados con la fotobiología. Richerson (1977) y Lazzaro
(1981) realizaron mediciones de perfiles verticales de biomasa (por el método de extracción de chl-a) y producción
primaria del fitoplancton, relacionando estos con PAR(Radiación Fotosintetetica actica), nutrientes y temperatura.
En el Lago Mayor se realizaron experimentos de fotosíntesis y se notó una fuerte inhibición de superficie del agua (5
primeros metros), con tasas máximas de fotosíntesis al fondo entre 5 y 10 metros (Richerson ,1992). Neale &
Richerson (1987), atribuyeron esta inhibición de superficie principalmente a PAR, sin embargo, con experimentos in
situ relacionados a la fijación de carbono, demostraron un 80% de foto inhibición en la superficie del Lago (Chúa)
debido a la RUV y un 20% debido a altos niveles de PAR. También observaron que el fitoplancton del Lago tiene baja
concentración de compuestos fotoprotectores, pero que esta concentración era mayor en zooplancton.

•Helbling. (2001b) analizaron en Chúa cómo la RUV afecta al ADN del fitoplancton a través de la formación de dímeros
de pirimidina, encontrando mayor concentración de estos al exponer el fitoplancton a UV-B pero no con UV-A. Sin
embargo, observaron también que este daño en células del fitoplancton era relativamente bajo comparado con otros
lagos que están a gran altitud (i.e. en los polos).

•Todas éstas son fuentes de contaminación orgánica que al descomponerse sirven de alimentos a las bacterias, las
cuales utilizan el oxígeno disuelto en el agua y oxidan la materia orgánica. El producto de la descomposición de las
bacterias es dióxido de carbono, nitrato y fosfato. Dichos elementos producen un crecimiento explosivo de algas que
impiden que la luz penetre hasta el fondo del lago, haciendo imposible la fotosíntesis en esas capas profundas, lo cual
conduce a un déficit de oxígeno, que llega a ser total (anoxia), provocando mortandad en la fauna del lago con efectos
perjudiciales y fuertemente contaminantes (Moreno ,Vela & Alvares, 2010).

•Las especies fitoplanctónicas se desarrollan muy rápidamente, algunas de ellas ante condiciones favorables se
dividen varias veces al día y responden fácilmente a los cambios de las condiciones ambientales, lo que provoca
explosiones de fitoplancton, este fenómeno puede suceder en cualquier tiempo y lugar siempre que se den las
condiciones locales favorables, López y Méndez (2014), indican que un Bloom puede ser muy favorable a la producción
piscícola si la especie que lo provoca constituye una buena fuente de alimento, como por ejemplo, los Bloom de
Clorofíceas, o bien, por el contrario, pueden ser muy desfavorables si están producidos por algas no asimilables para
los organismos consumidores.

Lazzaro (2016), menciona en marzo-abril de 2015, la primera floración (Bloom) de fitoplancton compuesta de Carteria
sp., una microalga de Clorofícea unicelular flagelada inofensiva, se ha extendido en la mayor parte del Lago Menor del
Titicaca de < 5 m de profundidad. Este Bloom mató masivamente las especies nativas de peces (Orestias y
Trichomycterus) y las ranas gigantes (Telmatobius culeus). Esta mortandad resulta de una anoxia causada por la
descomposición de cantidades excesivas de materia orgánica y la liberación de sulfuros de hidrógeno (H2S), una
potente neurotóxico, a partir de la mineralización por las bacterias reductoras de sulfato.

NASA (2018), afirma que a raíz de la floración masiva, el fitoplancton muerto se hunde hasta el fondo del océano o del
lago. Las bacterias que descomponen el fitoplancton agotan el oxígeno del agua asfixiando la vida animal dando como
resultado como una zona muerta, una zona con ausencia de casi total de oxígeno.
•La flora del Lago Titicaca es abundante y diversificada:

Como flora microscópica tenemos al fitoplancton.

Como flora macroscópicas tenemos a las plantas acuáticas de tipo macrófitas, las mismas están relacionadas con
características morfológicas de la zona circunlacustre y la profundidad del lago, se encuentra en poblaciones
asociadas entre las cuales están la totora (Schoenoplectus tatora), matara (Scirpus californicus), chanco llachu o
janchalia (Elodea potamogeton), inojo o lima o waca llachu (Miriophylium elatinoides), chilca llachu (Potamogeton
strictus), lenteja de agua (Lemma sp), purina (Chara sp), etc. (IIP Qollasuyo - CIPP Chucuito UNAP 2002).

•Jacob-lopes (2015), menciona que debido a que las microalgas son capaces de vivir en ambientes extremos, el
estudio de su metabolismo de adaptación y los diferentes compuestos que estos puedan acumular como respuesta a
las variaciones fisicoquímicas las hacen de interés para las distintas industrias. Entre las respuestas que presentan
las microalgas ante estas variaciones destaca su actividad antioxidante

que lleva a la formación de biocompuestos (pigmentos, lípidos, compuestos fenólicos, etc.) que ayudan a asegurar su
sobrevivencia. Gomez,Lopez, Rodriguez, Fortis, Martinez, Apolinar y Enriquez (2016), señalan que las microalgas
producen compuestos antioxidantes como respuesta protectora al daño producido por diferentes tipos de estrés
como por ejemplo la radiación UV, la

variación de temperatura, la iluminación excesiva, entre otros. Plaza del Moral (2010), hace mención que entre los
factores físicos que favorecen esta respuesta está la disponibilidad de la luz, que conlleva a un aumento de
carotenoides en las células, las que junto a las clorofilas y compuestos fenólicos son los principales compuestos
antioxidantes.

Las microalgas son una opción atractiva de estudio y de producción masiva para la obtención de antioxidantes
naturales, porque se ha demostrado que estos microorganismos son capaces de acumular este tipo de biocompuestos
como protección frente a distintos factores físico-químicos amenazantes como la fotoxidación (Bidigare et al., 1993;
Jacob-lopes et al., 2015; Yong y Lee, 1991).

El crecimiento microalgal aumenta proporcionalmente con la temperatura, existiendo tres temperaturas a


considerar: la temperatura mínima, donde el crecimiento no existe si se encuentra por debajo de esta, una
temperatura optima, que generalmente varía entre los 16 y 27°C, y una temperatura máxima, donde el crecimiento no
existe si se encuentra por encima de esta (Gonzáles, 2015). Por otro lado no solo se ve afectado el metabolismo
celular, sino también los requerimientos nutricionales, composición de la biomasa y la solubilidad de los gases en el
agua.
 Los procesos transformadores de energía en un lago no son eficaces en su totalidad, ya que parte de esta
es perdida en forma de calor.
 La luz tiene un comportamiento dual: como onda y partícula.
 La cantidad radiación solar directa que llega a la superficie de un lago varía con la latitud, la estación, la
hora del día, la altitud y las condiciones meteorológicas.
 El calor terrestre es generalmente muy pequeño en comparación con la absorción directa de radiación solar
por el agua siendo mayor parte del perfil de distribución de calor es el resultado de la acción del viento.
 Cualquier factor que modifique la transparencia y la penetración de la radiación solar puede afectar la
estructura térmica.
BIDIGARE, RR; ONDRUSEK, ME; KENNICUTT, MC; ITURRIAGA, R., HARVEY, HR., HOHAM, RW., y MACKO, SA. 1993. Evidence a
Photoprotective for Secondary Carotenoids of Snow Algae. Journal of Phycology 29(4): 427–434.

Cabrol N. A., E. A. Grin, G. Chong, E. Minkley, A. N. Hock, Y. Yu, L. Bebout, E. Fleming, D. P. Häder, C. Demergasso, J.
Gibson, L. Escudero, C. Dorador, D. Lim, C. Woosley, R. L. Morris, C. Tambley, V. Gaete, M. E. Galvez, E. Smith,

Golterman, H. (1975). Physiological limnology. Amsterdam: ELSEVIER SCIENTIFIC PUBLISHING COMPANY

GOMEZ, A; LOPEZ, J; RODRIGUEZ, A; FORTIZ, J; MARTINEZ, L; APOLINAR, A y ENRIQUEZ, L. 2016. Produccion de


compuestos fenolicos por cuatro especies de microalgas marinas sometidas a diferentes condiciones de
iluminacion. Latin American Journal of Aquatic Research 44(1): 137–143.

GONZÁLES, A. (2015). ¿Qué Son Las Microalgas? Interés Y Uso. Cajamar 11: 1–11.

Hutchinson & H. Löffler. (1956). The thermal classification of lakes, in Proceedings of National Academic of Science of
Washington. En: The limnology of tropical highmountain lakes, ed. H. Löffler, Verh. Internat. Verein. Limnol.,
vol. 15, pp. 176–193.

I. Uskin-Peate, C. Salazar, G. Dawidowicz and J. Majerowicz. (2009). The high lakes project, J. Geophys. Res.: Bio-
geosciense, 114, DOI: 10.1029/2008jg000818 g00d06.

JACOB-LOPES, E; QUEIROZ, Z; RAGAGNIN DE MENEZES, C y Ramírez Mérida, G. 2015. Microalgas : potencial para la
producción de compuestos bioactivos nanoencapsulados. Ciencia Natura 37: 7–17.

Lazzaro, X. 2016. El observatorio Binacional del Lago Titicaca (OBLT). La Paz, BO, IRD/BOREA. 21 p.
Löffler H., (1961). The limnology of tropical high-mountain lakes, Verh. Internat. Verein. Limnol., 15, 176–193.

López, JM; Méndez, AF. 2014. Evaluación de la concentración de los grupos de fitoplancton: Diatomeas, Cianofitas,
Clorófitas y Dinoflagelados y su relación con los parámetros fisicoquímicos, en las aguas del Río Estero
Real, período junionoviembre 2013. Tesis Lic. Nicaragua, NI, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.
94 p.

Moreno, S. G., Vela, H. P., & Alvarez, M. O. S. (2008). La fluorescencia de la clorofila a como herramienta en la
investigación de efectos tóxicos en el aparato fotosintético de plantas y algas , 27(4), 119-129.

O’Sullivan, P. & Reynolds, C. (2003). The lakes handbook. Australia: Blackwell Science Ltd

Richerson P.J., Alfaro R., Lazzaro X., Neale P.J., Vincent W. & Wurstbaugh W. (1992) Patterns of planktonic primary
production and algal biomass. In: C. Dejoux & A. Iltis (eds.), Lake Titicaca: A Synthesis of Limnological
knowledge, Kluwer Academic Publishers: 196‐217.

Roldán, G. & Ramírez, J. (2008). Fundamentos de limnología neotropical. Medellín: Universidad de Antioquía.

Wetzel, G. (1975). Limnology Lake and River Ecosystem. San Diego: Academic Press