Está en la página 1de 80

1

Cuadernos de Historia
Ildefonso Méndez Salcedo

Ramón J. Velásquez:
Un testigo de la historia de Venezuela

Fundación de Estudios Históricos


Ramón J. Velásquez:
Un testigo de la historia de Venezuela

© Ildefonso Méndez Salcedo


Primera edición, 2013

© De esta edición:
Fundación de Estudios Históricos
Res. Quinimarí, Edif. 58, Apto. 5, Urb. Pirineos,
San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela.
Teléfono: 0276-3557848.

Hecho el Depósito de Ley


Depósito legal: lf07620139002905
ISBN: 978-980-7615-00-6

Fotografía de Portada: Vasco Szinetar,


Ramón J. Velásquez. Caracas, s.f.

Fotografía de la solapa: Robinzon Meza,


Ildefonso Méndez Salcedo. Sevilla, Plaza de España, 2004.

Diseño, diagramación y cuidado de edición:


José Gregorio Vásquez

Impreso por
LITOANDES S. A.
Av. Carabobo, Esq. Carrera 20, Edif. Marfil, Sector La Romera,
San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela
Teléfono: 0276-3561955

Impreso en Venezuela
Sumario

Prólogo 7

Un libro sobre Ramón J. Velásquez

y el Táchira 13

Ramón J. Velásquez:

Acercamiento a una persistente labor editorial 21

Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses:

50 años de actividad editorial en Venezuela 39

Ramón J. Velásquez:

Esbozo biográfico y bibliografía selectiva 65

5
Prólogo

Conocí a Ramón J. Velásquez en 1982, cuando solía


viajar a Mérida, invitado por la Escuela de Historia de la Uni-
versidad de los Andes, a disertar ante estudiantes y profesores
sobre la historia de Venezuela. Recuerdo que eran jornadas
interminables, que disfrutábamos por igual, tanto el exposi-
tor como los asistentes a sus conferencias. El entusiasmo por
conocer y revisar la historia venezolana fue creciendo de tal
modo, que la Universidad le encargó al ilustre visitante, la or-
ganización de un ciclo de conferencias, que muy pronto se
transformó en dos, con el título de Historia y balance del siglo
XX venezolano, los cuales se realizaron entre 1985 y 1986, con
la presencia de notables historiadores y personalidades, quienes
disertaron sobre los aspectos más importantes en lo político,
militar, económico, social y cultural. Allí aprendimos a valorar
el conocimiento y la experiencia del doctor Velásquez, el cual
exponía los temas con la familiaridad del estudioso y testigo
de los hechos analizados. El reconocimiento de la institución
anfitriona no se hizo esperar, pues ese mismo año, cuando el
historiador llegaba a sus 70 años, la Universidad de los Andes
le otorgaba el título de Doctor Honoris Causa en Historia.

Desde entonces, seguí frecuentando al doctor Velásquez


en mis viajes a Caracas. Cuando iba, casi siempre pasaba por

7
su despacho en el Congreso Nacional en solicitud de algún li-
bro o de una asesoría para emprender cualquier investigación.
Como era de esperarse, el anfitrión siempre me atendía con
deferencia, obsequiándome el libro solicitado y algún otro adi-
cional, así como los consejos pertinentes para empezar mis in-
dagaciones. Posteriormente, durante mi etapa de permanencia
en la capital del país, entre 1992 y 2006, continué visitándolo.
Nunca faltaba a sus conferencias. Recuerdo que nuestra amis-
tad se vio reforzada con tres hechos importantes en mi vida
profesional: el inicio de mis estudios de Maestría en Historia
de Venezuela, en la Universidad Católica Andrés Bello (1992);
mi ingreso al equipo de redacción del Diccionario de Historia
de Venezuela, en la Fundación Polar (1993) y la publicación de
mis dos primeros libros, Seis temas de historia venezolana y Dos
estudios sobre Montesquieu y Bolívar (1995). A esos hechos se
fueron sumando otros, de los cuales, quiero referirme a dos en
particular: mi incorporación, por invitación suya, a la Comi-
sión Editora de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses
(1996) y la elaboración de mi tesis doctoral en Historia, en la
Universidad Católica Andrés Bello (2005-2008), de la que fue
profesor-tutor.

A mediados de 1996 fui invitado junto con otras per-


sonas a formar parte de la Comisión Editora de la Biblioteca
de Autores y Temas Tachirenses, entidad que había sido creada
por un grupo de intelectuales, encabezado por el doctor Velás-
quez, para conmemorar los cuatrocientos años de la fundación
de San Cristóbal. Durante varios años nos reunimos de ma-
nera periódica en su despacho del Congreso Nacional. Entre
los miembros más asiduos estaban Manuel E. Carrero, Ana
Lucina García Maldonado, Marcos Fuenmayor Contreras, Fa-
bricio Vivas, Gonzalo Villamizar y Beltrán Cova. Deisy Bra-
cho actuaba como secretaria. Nos manteníamos en contacto
permanente con la Subcomisión establecida en San Cristóbal.

8
Entre otras tareas, nos ocupábamos de considerar las propues-
tas de nuevos trabajos o reediciones, plantear proyectos de in-
vestigación que pudieran convertirse en publicaciones, hacer
las diligencias necesarias para la obtención de recursos, corregir
las pruebas de los libros en proceso de impresión y distribuir
los títulos publicados entre las instituciones y personas que los
solicitaran. Aunque lo más grato de estas reuniones eran los
temas de conversación, casi siempre enfocados en la historia
venezolana de los siglos XIX y XX, sobre los cuales discurría el
ilustre anfitrión con familiaridad, respondiendo nuestras pre-
guntas y escuchando los comentarios que le hacíamos.

En cuanto a mi tesis doctoral en Historia, titulada Pe-


dro Grases: claves para el estudio de una obra de investigación
histórica, elaborada entre 2005 y 2008, debo mencionar varios
hechos previos. Entre 1993 y 1998 tuve la suerte de organizar
el archivo privado de don Pedro Grases (1909-2004), el gran
humanista catalán a quien tanto le debe la historia de la cul-
tura en Venezuela. El doctor Velásquez, como amigo y admi-
rador de Grases, siguió con interés el trabajo de ordenación de
aquel archivo, posiblemente, el más voluminoso que haya for-
mado un intelectual en nuestro país. Luego, el año 2002, un
grupo de discípulos, amigos y familiares de Grases, decidimos
constituir la Fundación que lleva su nombre con el fin de pro-
mover y divulgar su legado intelectual. Entre los fundadores
de la institución estuvo el doctor Velásquez, quien nos orientó
en los primeros proyectos y publicaciones. Durante años he
conversado con él sobre la importancia de la obra realizada por
Grases. Juntos revisamos los aspectos centrales de esa inmensa
labor intelectual. Vimos mis esquemas de trabajo, leímos lo
escrito por otros autores, escogimos los hitos fundamentales
de su obra y consideramos lo registrado en el epistolario. Y fui-
mos armando el esquema definitivo de la monografía que de-
bía presentar como tesis doctoral ante la Universidad Católica

9
Andrés Bello. Al final, el trabajo realizado obtuvo la máxima
calificación, siendo publicado por la Biblioteca de Autores y
Temas Tachirenses el año 2009, con motivo del centenario del
nacimiento de Grases.

Ahora se me presenta la oportunidad de reunir en este


volumen mis escritos sobre la vida y la obra de Ramón J. Ve-
lásquez, a quien tanto le debemos los venezolanos por su afán
de servicio. Y en mi caso particular, deseo expresar mi reco-
nocimiento a uno de mis maestros en el campo intelectual.
Esto lo hago pensando en las nuevas generaciones. Para que
aprendan a conocer el nombre y la trayectoria de este venezo-
lano de excepción, quien ha sido testigo, y en muchos casos
protagonista, de los cambios experimentados por nuestro país
durante los siglos XX y XXI.

Ildefonso Méndez Salcedo

10
La historia es un espejo en el que muchos no se quieren
mirar. La historia tiene un valor indudable. La sociedad de
cualquier país es un río que fluye y por tanto no puede renun-
ciar a sus orígenes. En la historia de cualquier país hay siempre
algunas constantes: las fisonomías. Cambian las modas y los
usos, pero la manera de ser del hombre y de la sociedad man-
tiene ciertas características irrenunciables. Por ejemplo: un
factor permanente en la vida del venezolano ha sido la lucha
por la conquista de la libertad. El pueblo venezolano ha sido
el actor de la mayor empresa de libertad en la historia de La-
tinoamérica. Nuestro pueblo fue capaz de crear un fenómeno
de revolución continental. La historia es una fuerza de futuro.
Si queremos encontrar caminos y orientaciones, busquémoslas
en la historia. Los grandes pueblos hacen de su historia el mo-
tivo de su fortaleza. Y nosotros ya tenemos nuestros propios
ejemplos.

Ramón J. Velásquez*

* Esteban Yepes, “Tertulia con Ramón J. Velásquez: Yo confío en el


venezolano”, en Nosotros, [Caracas], enero, 1985, p. 17.

11
Ramón J. Velásquez. San Cristóbal, s.f.
Fuente: Archivo fotográfico, Diario Católico, San Cristóbal.
Un libro sobre Ramón J. Velásquez

y el Táchira1

Con el mayor agrado inicio mis palabras de presenta-


ción para este nuevo libro del doctor Luis Hernández Con-
treras, alta cifra intelectual que honra el gentilicio y la cul-
tura tachirenses. En esta oportunidad se trata de un ensayo
biográfico sobre el más destacado de nuestros intelectuales: el
doctor Ramón J. Velásquez. A pesar de que se han publicado
numerosos escritos en los que se revisa la trayectoria de Velás-
quez como intelectual y hombre público, el presente trabajo
tiene un mérito excepcional: trazar el inventario de la relación
que ha mantenido el biografiado con su tierra natal a lo largo
del tiempo. Este es el eje que ha orientado la investigación del
autor, así como la redacción de cada página de su libro.

Pocas veces hemos sido testigos de una relación tan en-


trañable con el medio que lo vio nacer, como la que ha man-
tenido Ramón J. Velásquez con el suelo tachirense. Nada ha
impedido el amor y la fidelidad del hijo hacia su tierra. Nacido
en San Juan de Colón en 1916, población a la que se habían
trasladado sus padres desde San Cristóbal; pocos años después,
los esposos Velásquez Mujica decidieron regresar con su hijo
1
Texto de la presentación al libro de Luis Hernández Contreras, El
doctor Velásquez, una historia nunca contada: Ramón J. Velásquez y el
Táchira. San Cristóbal: PROCULTA, 2012.

13
a la capital tachirense, una ciudad de modesta importancia en
la Venezuela de entonces, gobernada con mano férrea por el
general Juan Vicente Gómez. Fueron los años de su niñez y
juventud, fundamentales en cuanto a su primera formación,
siempre de la mano de sus progenitores: don Ramón Velás-
quez Ordóñez, periodista y educador, y doña Regina Mujica
de Velásquez, maestra y promotora de instituciones en benefi-
cio de la comunidad.

No es de extrañar que el hogar de los Velásquez Mu-


jica fuera un centro de cultura, “una casa que era escuela y
era imprenta”, donde se fue formando el niño Ramón José,
escuchando las lecciones de sus padres, con lecturas escogidas
de libros y periódicos, así como las conversaciones que sos-
tenían don Ramón y doña Regina con sus ilustres visitantes,
entre ellos, el obispo Tomás Antonio Sanmiguel y el humanis-
ta Antonio Rómulo Costa, por solo mencionar dos nombres.
La formación del niño se fue ampliando con su asistencia al
kindergarten creado por su madre con la maestra Flor María
Román y a la escuela anexa del Liceo Simón Bolívar, institu-
ción donde después comenzaría sus estudios de bachillerato.

Esta fue una etapa de intensa actividad intelectual para


el joven Ramón J. Velásquez. Se reúne con sus compañeros de
estudio, entre los que figuran Simón Becerra, Aurelio Ferrero
Tamayo, Ciro Urdaneta Bravo, Luis Andrés Rugeles, Antonio
Pérez Vivas, Gonzalo Vivas Díaz, Gabriel Barrera Moncada y
Leonardo Ruiz Pineda. Escucha las novedades que trajeron a
San Cristóbal dos intelectuales contrarios al régimen impe-
rante: Pedro Romero Garrido y Antonio Quintero García. Se
inicia como redactor de periódicos y revistas de la capital ta-
chirense: Diario Católico, Juventud, Nautilus, Mástil, Antena y
El Nacional. Pronuncia su primera conferencia: Influencia del
Táchira en la vida nacional.

14
Su manera de ser, abierta, cordial y tolerante, choca-
ba con las normas establecidas por una sociedad tradicional,
acostumbrada a guardar silencio y a ser gobernada de manera
autoritaria. Era la hora de vislumbrar otros horizontes para
su formación intelectual. Así, en 1934 partía en compañía de
sus padres hacia Caracas. Iba a encontrarse con un país des-
conocido para la gente de los Andes. Un territorio que apenas
comenzaba a integrarse con la red de carreteras construida por
el régimen del general Gómez. Una economía en donde la ex-
plotación petrolera era ya la principal fuente de ingresos para
el presupuesto nacional. Y una ciudad en donde se esperaba el
fin de la larga dictadura gomecista y el comienzo de una etapa
de reformas en lo político, económico y social.

En Caracas reinició sus estudios de bachillerato en el


Liceo Andrés Bello, donde tuvo como profesores a Mario Bri-
ceño Iragorry, Caracciolo Parra León, Juan Francisco Reyes
Baena, Julio Planchart, entre otros. Se incorporó al Centro
de Estudiantes, organismo cuya presidencia ejerció por poco
tiempo. Se recibió de bachiller en Filosofía con un trabajo ti-
tulado El Táchira y su proceso evolutivo. A pesar de los logros al-
canzados, el joven Velásquez no se resignaba a vivir lejos de su
tierra natal, por lo que después de la muerte de doña Regina,
ocurrida en 1938, tomó la decisión de regresar a San Cristó-
bal. Se abría la posibilidad de cursar la carrera de Derecho en
la Escuela de Ciencias Políticas que se había creado en el Salón
de Lectura.

Esta fue una etapa intensa y decisiva en la vida del jo-


ven Ramón J. Velásquez. Se incorporó a la lucha que exigía
la transformación del país, presidiendo la Federación de Es-
tudiantes de Venezuela–Seccional Táchira. Formó parte de la
junta directiva del Salón de Lectura, primero como secreta-
rio y luego como presidente. Durante su gestión al frente de

15
nuestro más antiguo centro de cultura, tuvo la oportunidad de
trabajar con un equipo amplio y coherente. Al lado de los nue-
vos nombres del ámbito cultural de entonces, figuraban los de
algunos viejos intelectuales ansiosos del progreso de la región.
Muy pronto se comenzaron a ver los resultados: organización
de homenajes a personalidades olvidadas, convocatoria del
primer concurso de música tachirense, creación de un premio
de estímulo a los estudiantes, entre otras realizaciones.

Finalizada su gestión al frente del Salón de Lectura, Ve-


lásquez decidió volver a Caracas en 1942. Entre sus planes in-
mediatos figuraban: concluir los estudios de Derecho e iniciar
su trabajo como profesional. En efecto, después de aprobar los
exámenes de las asignaturas pendientes, la Universidad Central
de Venezuela le otorgó el título de doctor en Ciencias Políticas
y Sociales, y la Corte Federal y de Casación el de abogado de la
República. A pesar de sus planes, el destino le tenía reservado
otros derroteros: el ejercicio del periodismo en los principales
diarios de la capital venezolana (Últimas Noticias, El País y El
Nacional) y la incorporación como funcionario de la adminis-
tración pública (Corporación Venezolana de Fomento).

En 1947 iniciaba Ramón J. Velásquez sus viajes al


Táchira en misiones oficiales. En esta primera oportunidad
acompañaba como secretario a la delegación presidida por el
doctor Juan Pablo Pérez Alfonzo, encargado del Ministerio de
Fomento, cuyo fin era estudiar la situación de la economía
tachirense y ofrecer el apoyo crediticio de la Corporación Ve-
nezolana de Fomento a los empresarios interesados en estable-
cer nuevas industrias o ampliar las ya existentes. A mediados
de aquel año, Velásquez le comunicaba el resultado de esta
gestión al presidente de la Junta de Fomento y Producción:
se habían aprobado los créditos solicitados por tres empresas
tachirenses.

16
En 1956, después de sufrir tres encarcelamientos por
orden de los regímenes militares que sucedieron al gobierno
de Rómulo Gallegos, Velásquez regresó a su tierra natal. Con-
viene recordar que durante esta visita apoyó el proyecto de
crear una universidad privada en San Cristóbal. Igualmente,
propuso que con motivo de los cincuenta años del Salón de
Lectura (1957), se editaran una serie de trabajos escritos por
varios intelectuales tachirenses, entre ellos, Luis López Mén-
dez, Samuel Darío Maldonado, Abel Santos y Antonio Quin-
tero García. Y en el mismo sentido, lanzó la idea de convocar
un concurso público para la elaboración de la “primera histo-
ria completa del Táchira”, una obra que explicara el proceso de
transformación de esta región a lo largo del tiempo.

La instalación del sistema democrático en Venezuela, a


partir de 1958, le dio a Ramón J. Velásquez la oportunidad de
promover una serie de realizaciones en beneficio del país en
general y del estado Táchira en particular. En efecto, el presi-
dente Rómulo Betancourt, electo en los comicios de ese año,
lo designó secretario general de la Presidencia de la República,
un cargo clave para un gobierno que necesitaba actuar con
amplitud, firmeza y tolerancia. Desde esa posición, Velásquez
recibió a los venezolanos que deseaban colaborar con el nuevo
rumbo del país, escuchando sus peticiones y ofreciéndoles el
apoyo del Poder Ejecutivo. De este modo, entre 1959 y 1963,
concedió más de 25.000 audiencias, solicitadas por compa-
triotas de todas las regiones, quienes fueron atendidos sin dis-
criminación.

En lo que respecta al Táchira, Velásquez formó parte de


la Junta Pro Cuatricentenario de San Cristóbal y coordinó la
Comisión Presidencial de Obras del Cuatricentenario. En tal
sentido, fueron muchas las reuniones en Caracas y San Cris-
tóbal para la planificación y ejecución de las obras más im-

17
portantes. Igualmente, fueron numerosos sus viajes al Táchira
acompañando a ministros y altos funcionarios en las tareas de
inspección e inauguración de aquellas obras. Leamos la lista de
las principales realizaciones: Planta de Tratamiento de Aguas
de La Bermeja, avenida Cuatricentenario, viaducto sobre La
Bermeja, Escuela Normal J. A. Román Valecillos, Liceo Pedro
María Morantes, mercados periféricos en las urbanizaciones
Mérida y La Guayana, Catedral, Seminario Diocesano y pla-
zas Bolívar, Páez, Miranda y Juan Maldonado.

Además de su intervención para que se ejecutaran un


gran número de obras en el Táchira, debemos señalar dos
aportes intelectuales de Ramón J. Velásquez con motivo de los
400 años de San Cristóbal: el discurso de orden pronunciado
el 31 de marzo de 1961 y la creación de la Biblioteca de Au-
tores y Temas Tachirenses. En el primer caso, se trata de una
de las piezas oratorias más hermosas que se han escrito sobre
la capital tachirense, en donde el autor recrea los hitos fun-
damentales de su trayectoria histórica; recuerda los nombres
de sus hijos más preclaros, auténticos modelos de sabiduría,
rectitud, bondad y espíritu de servicio; y elogia las virtudes
del pueblo tachirense, ese “bosque” del que han surgido tantos
“árboles”, admirables por su altura y corpulencia.

En cuanto a la Biblioteca de Autores y Temas Tachiren-


ses, estamos en presencia del esfuerzo editorial más importante
realizado en Venezuela para dar a conocer una región del país.
Bajo la dirección de Ramón J. Velásquez se han publicado las
obras de los autores más representativos del estado Táchira,
así como aquellos trabajos, escritos por autores que sin ser na-
tivos de esta entidad, han estudiado diversos aspectos de su
desarrollo. La colección de títulos comprende materias como
alimentación, arquitectura, bibliografía, biografía, derecho,
economía, educación, filología, folklore, gastronomía, genea-

18
logía, geografía, historia, lexicografía, literatura, entre otras.
En el campo de la historia, la materia con mayor número de
títulos, destaca la variedad de libros editados, entre crónicas,
memorias, descripciones, ensayos monográficos y compilacio-
nes documentales.

En el ámbito universitario, Velásquez apoyó desde su


posición como funcionario público y como intelectual preo-
cupado por el avance de su tierra natal, la creación de cuatro
instituciones de enseñanza superior en San Cristóbal: Univer-
sidad Católica Andrés Bello–Extensión Táchira, Universidad
de los Andes–Núcleo del Táchira, Instituto Universitario de
Tecnología y Universidad Nacional Experimental del Táchira.
Fueron iniciativas que se gestaron desde la capital tachirense,
impulsadas por quienes ejercieron el liderazgo de esta región
en las décadas de 1960 y 1970. Velásquez formó parte, o ase-
soró desde su despacho en Caracas, a las comisiones de trabajo
que lograron el establecimiento de aquellas instituciones uni-
versitarias.

Han sido múltiples las gestiones de Ramón J. Velás-


quez a favor de la tierra tachirense desde los cargos que ha
desempeñado en la administración pública: secretario de la
Corporación Venezolana de Fomento, secretario general de la
Presidencia de República, miembro de la cámara del Senado,
ministro de Transporte y Comunicaciones y presidente de la
República. Siempre ha apoyado el trabajo de funcionarios,
organismos, personalidades, grupos de intelectuales y gentes
del común. Ha sido el principal promotor de los intereses del
Táchira en la capital del país. Y a la vez, el divulgador más per-
sistente de nuestra cultura, dando a conocer los logros de sus
hijos e instituciones más notables.

19
Portada de la reedición de los dos números iniciales
del Boletín del Archivo Histórico de Miraflores.
Caracas, julio-agosto y septiembre-octubre, 1959.
Ramón J. Velásquez:
Acercamiento a una persistente labor editorial

Entre los innumerables aportes realizados por Ramón


J. Velásquez para entender la evolución histórica de Venezue-
la, destaca uno que por su diversidad y volumen nos llama
la atención de entrada. Se trata de su larga y sostenida labor
editorial, comenzada de manera sistemática en 1959, cuando
se incorpora al gobierno de Rómulo Betancourt como secre-
tario general de la Presidencia de la República. Desde enton-
ces, independientemente de las obligaciones contraídas, no
ha cesado en su afán de promover el rescate y la divulgación
de aquellas obras que nos muestren la trayectoria histórica de
nuestro país a lo largo del tiempo, especialmente durante los
siglos XIX y XX.

Es una labor de difícil inventario por lo extensa y va-


riada que ha sido, por lo inabarcable de los temas tratados,
así como por la infinidad de autores dados a conocer. Es un
esfuerzo que ha cristalizado gracias al mecenazgo de organis-
mos oficiales, como la Presidencia de la República, el Congre-
so Nacional, el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional, la
Fundación para el Rescate del Acervo Documental Venezola-
no, entre otros. Una actividad que ha involucrado a muchos
investigadores, los cuales han trabajado bajo la dirección del
propio Velásquez. Veamos, a grandes rasgos, los principales hi-

21
tos de este empeño intelectual que lleva más de cincuenta años
rindiendo frutos, aprovechables no solo en Venezuela, sino en
todos aquellos países en los que interesa el estudio de nuestra
trayectoria histórica.

HITOS DE UNA LABOR EDITORIAL

1. Archivo Histórico de Miraflores


Creado en 1959 por iniciativa de Ramón J. Velásquez,
quien siendo secretario general de la Presidencia de la Repúbli-
ca, solicitó el apoyo necesario para la organización y publica-
ción de los fondos documentales localizados en los sótanos del
Cuartel de la Guardia Presidencial en el Palacio de Miraflores.
Durante los primeros años trabajaron en la institución José
Lino Quijada, como director, y Luis Eduardo Pacheco, como
adjunto a la dirección, así como también, se tuvo la colabora-
ción de Marco Figueroa y Arturo Pimentel, entre otros. La ri-
queza e importancia del material procesado llevó a la determi-
nación de editar el Boletín del Archivo Histórico de Miraflores,
con la finalidad de divulgar los numerosos testimonios que so-
bre la historia política venezolana de los siglos XIX y XX se ha-
bían conservado en el histórico recinto. Aunque, inicialmente,
la publicación circuló cada dos meses, el primer número data
de julio-agosto de 1959, con el tiempo, su aparición se hizo
menos frecuente, pero sin dejar de circular, siendo la entrega
más reciente, los números 163-164, enero-diciembre de 2004.
Es importante señalar que para su elaboración se ha contado
con la ayuda de Velásquez, bien sea para sugerir algún tema,
dilucidar un punto oscuro en la documentación, e incluso,
redactar los epígrafes que encabezan las distintas secciones del
material publicado1.2
1
Al respecto véanse los siguientes trabajos: Nora Bustamante, “Archi-
vo Histórico de Miraflores”, en Memoria del I Encuentro de Institutos y

22
2. Pensamiento político venezolano del siglo XIX

También desde su despacho como secretario general de


la Presidencia de la República, Velásquez le propuso al Presi-
dente Betancourt la preparación de varias publicaciones que
recogieran los principales testimonios que sobre la vida vene-
zolana de los siglos XIX y XX, figuraban en impresos de difícil
localización. Era una labor que podía incluirse dentro del pro-
grama de ediciones para la conmemoración del Sesquicente-
nario de la Independencia de Venezuela. En tal sentido, fueron
varios los esfuerzos realizados: las compilaciones Pensamiento
político venezolano del siglo XIX (1960-1962), Documentos que
hicieron historia (1962) y Las Fuerzas Armadas de Venezuela
en el siglo XIX (1963-1971), así como las colecciones Nuestro
siglo XIX (1962-1966) y Venezuela peregrina (1962-1973)2.3
Veamos cada iniciativa en particular.

La del Pensamiento político venezolano del siglo XIX es


una compilación modelo, preparada con un gran sentido de
amplitud, que presenta de manera sistemática los escritos fun-
damentales de los autores venezolanos de dicha centuria. Las
labores de investigación estuvieron a cargo de Pedro Grases
y Manuel Pérez Vila, quienes trabajaron bajo la dirección de
Ramón J. Velásquez. Los compiladores explican que no fue
tarea fácil localizar y seleccionar los textos más representativos,
entre tantas publicaciones dispersas (libros, folletos, periódi-
Centros de Investigación Histórica en Venezuela. Mérida: Universidad de
los Andes, Facultad de Humanidades y Educación, Centro de Estudios
Históricos Carlos Emilio Muñoz Oráa, 1992, pp. 101-110; Carmen
Alida Soto C. y M. L. Herrera de Weishaar, Guía al Archivo Histórico
de Miraflores. Caracas: Presidencia de la República, 1987; y Ramón J.
Velásquez, Epígrafes para un perfil de la Venezuela contemporánea. [Cara-
cas]: Colegio Universitario Francisco de Miranda, 1982, 2 v.
2
Los detalles sobre esta labor editorial pueden verse en: Catálogo de
publicaciones, 1959-1963. Caracas: Presidencia de la República, 1963.

23
cos y hojas sueltas). Sin embargo, los resultados obtenidos
muestran la diversidad y riqueza de la producción intelectual
de la época. El material escogido se editó en catorce volúme-
nes, clasificados de acuerdo con el siguiente criterio: autores
de obra voluminosa que exigían un tratamiento separado (1.
Fermín Toro, 2-3. Juan Vicente González, 4. Tomás Lander,
5-6. Antonio Leocadio Guzmán, 7-8. Pedro José Rojas, y 9.
Cecilio Acosta); y autores de obra más reducida que pudieron
ser agrupados por corrientes de pensamiento (10-11. Liberales
y conservadores, 12. Conservadores y liberales, y 13-14. La
doctrina positivista). Por último, se agregó un volumen adi-
cional con los índices acumulativos de la colección (I. Autores,
II. Títulos, III. Temas principales, IV. Cronológico de los tex-
tos, V. De fuentes, y VI. Generales), así como una selección de
juicios críticos sobre el trabajo realizado3.4
3. Documentos que hicieron historia

La segunda compilación preparada por Pedro Grases y


Manuel Pérez Vila, con la dirección de Ramón J. Velásquez,
se titula Documentos que hicieron historia: siglo y medio de vida
republicana, 1810-1961. Esta vez el propósito era presentar un
conjunto de testimonios sobre la trayectoria histórica de Vene-
3
La relación catalográfica de la colección es la siguiente: Pensamiento
político venezolano del siglo XIX: textos para su estudio. Ofrecimiento por
Rómulo Betancourt. Caracas: Presidencia de la República, 1960-1962.
15 v. Dirección: Ramón J. Velásquez. Textos y notas: Pedro Grases y
Manuel Pérez Vila. Distribución de los volúmenes: 1. Fermín Toro, La
doctrina conservadora; 2-3. Juan Vicente González, La doctrina conser-
vadora; 4. Tomás Lander, La doctrina liberal; 5-6. Antonio Leocadio
Guzmán, La doctrina liberal; 7-8. Pedro José Rojas, La doctrina conser-
vadora; 9. Cecilio Acosta; 10-11. Liberales y conservadores: textos doctri-
nales; 12. Conservadores y liberales: los grandes temas políticos; 13-14. La
doctrina positivista; y 15. Índices y guía de la colección. La obra se reeditó
en Caracas: Congreso de la República, 1983. 15 v. (Ediciones Conme-
morativas del Bicentenario del Natalicio del Libertador Simón Bolívar).

24
zuela a lo largo del período republicano. Utilizando un criterio
amplio se escogieron muchos textos de interés para entender la
evolución de nuestro país en todos los campos de la actividad
nacional, bien fuera en lo político, militar, económico, social,
educativo y cultural. Inicialmente, se publicaron dos volúme-
nes con 153 documentos, distribuidos como sigue: I. De la
Independencia a la Federación, 1810-1864; y II. De la Revo-
lución Azul a nuestros días, 1868-1961. Posteriormente, se
pondrán en circulación otros tres volúmenes, con 145 piezas
adicionales, compilados por Pedro Grases y Horacio Becco,
abarcando los gobiernos que se establecieron a partir de 1959.
Con el subtítulo común de Etapa democrática, los nuevos vo-
lúmenes cubrieron los siguientes períodos: III. 1959-1974; IV.
1974-1984; y V. 1984-19894.5

4. Las Fuerzas Armadas de Venezuela en el siglo XIX

La tercera compilación preparada por el equipo de in-


vestigadores ya mencionado, fue la de Las Fuerzas Armadas de
Venezuela en el siglo XIX. Este proyecto editorial respondía a
un vasto plan de localización y divulgación de los documentos
fundamentales para el estudio de la evolución de las Fuerzas
Armadas en Venezuela durante la etapa republicana. Lamen-
tablemente, a pesar del esfuerzo realizado, solo se publicaron
doce volúmenes, los cuales cubren el período 1810-1858. El
contenido es sumamente heterogéneo, pues está formado por
distintos tipos de documentación, escogida sin perder de vis-
4
Documentos que hicieron historia: siglo y medio de vida republicana,
1810-1961. Explicación por Rómulo Betancourt. Caracas: Presiden-
cia de la República, 1962. 2 v. Dirección: Ramón J. Velásquez. Textos
y notas: Pedro Grases y Manuel Pérez Vila. La segunda edición lleva
por título Documentos que hicieron historia: vida republicana de Venezue-
la, 1810-1989. Caracas: Presidencia de la República, 1989-1990. 5 v.
Dirección: Ramón J. Velásquez. Textos y notas: Pedro Grases, Manuel
Pérez Vila y Horacio Becco.

25
ta el objetivo central de la colección. De manera cronológica
se van presentando las más diversas piezas: bandos, boletines,
comunicaciones, decretos, discursos, leyes, manifiestos, notas,
oficios, opiniones, planes, proclamas, reglamentos, relaciones,
entre otras. Los volúmenes publicados se distribuyeron en dos
grandes períodos: La Independencia, 1810-1830: I-II. De la
Primera República al Congreso de Angostura, 1810-1819;
III-IV. Del Congreso de Angostura a la Batalla de Ayacucho,
1819-1824; V. De la Batalla de Ayacucho a la disolución de
la Gran Colombia, 1825-1830; y La República: VI-VII-X. El
Gobierno Deliberativo, 1830-1846; VIII. Ordenanzas del
Ejército, 1841; IX. Ordenanzas Generales de la Armada Na-
val, 1793; y XI-XII. Los Monagas, 1847-18585.6

5. Nuestro siglo XIX

Esta colección se inició con el objeto de recoger en li-


bros de formato más reducido, una selección de la obra escrita
por autores venezolanos del siglo XIX, así como diversos testi-
monios de gran utilidad para conocer la evolución cultural de
nuestro país durante dicha centuria. La preparación de los diez
volúmenes publicados estuvo a cargo de Rafael Ángel Insausti,
Manuel Pérez Vila y Pedro Grases. Los textos escogidos corres-
ponden a Juan Vicente González, Tomás Lander, Luis López
Méndez, Antonio Leocadio Guzmán, Felipe Larrazábal, Pe-
5
Las Fuerzas Armadas de Venezuela en el siglo XIX: textos para su estu-
dio. Presentación por Rómulo Betancourt. Caracas: Presidencia de la
República, 1963-1971. 12 v. Dirección: Ramón J. Velásquez. Textos
y notas: Pedro Grases y Manuel Pérez Vila. Comisión Asesora: Martín
García Villasmil, Gregorio López García y Francisco Alejandro Vargas.
Debe señalarse que Velásquez dirigió la colección hasta el volumen V,
el último publicado durante su gestión como secretario general de la
Presidencia de República. Lo sucedieron como directores de la colec-
ción, primero Manuel Mantilla (v. VI-VIII), y después Luis Alberto
Machado (v. XI-XII).

26
dro José Rojas y Blas Bruzual. Igualmente, se incluyeron, en
volúmenes separados, algunos documentos relativos a la vida
cultural de Venezuela6.7

6. Venezuela peregrina

Esta fue otra de las colecciones creadas por Ramón J.


Velásquez durante el gobierno de Rómulo Betancourt. Su pro-
pósito era divulgar los escritos publicados en el exterior por
aquellos intelectuales venezolanos que se habían marchado del
país debido a circunstancias políticas adversas. Los volúmenes
preparados recogen una muestra suficiente de la preocupación
de sus autores por la Venezuela de los siglos XIX y XX, así
como por el papel que estaban representando en el orden in-
ternacional las grandes potencias y los países hispanoamerica-
nos. Son escritos cuya autoría se debe a Domingo B. Castillo,
Antonio Paredes y César Zumeta. Los materiales fueron reco-
pilados, en el caso de Zumeta, por Rafael Ángel Insausti, y los
prólogos de los cuatro libros editados inicialmente, aparecen
firmados por Ramón J. Velásquez, Julio Febres Cordero, Luis
Beltrán Guerrero y el propio Insausti. La coordinación del tra-
bajo editorial estuvo a cargo de Seleucio Maldonado7.8
6
Los volúmenes, publicados entre 1962 y 1966, tienen el siguiente or-
den: 1. Juan Vicente González, Oligarcas y liberales: artículos del Diario
de la Tarde, 1846; 2. Juan Vicente González, Guzmanillo de Alfarache:
artículos del Diario de la Tarde; 3. Tomás Lander, La sátira política: se-
lección, 1831-1845; 4. Luis López Méndez, Los partidos políticos, 1887-
1891; 5. La candidatura de Antonio Leocadio Guzmán, 1845-1846; 6.
Felipe Larrazábal, Ideario político y económico, 1844-1872; 7. Pedro José
Rojas, o una pasión al servicio de la política; 8. Blas Bruzual (no se pu-
blicó); 9. Testimonios culturales; y 10. Libertad de imprenta, 1820-1864.
7
Entre 1962 y 1963 se publicaron los siguientes volúmenes: 1. Domin-
go B. Castillo, Memorias de Mano Lobo: la cuestión monetaria en Vene-
zuela; 2. César Zumeta, Tiempo de América y de Europa, 1889-1916; 3.
Antonio Paredes, Diario de mi prisión en San Carlos; y 4. César Zume-
ta, Las potencias y la intervención en Hispanoamérica. Posteriormente,

27
7. Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses

También desde su despacho como secretario general de


la Presidencia de la República, Velásquez impulsó la creación
de varias colecciones con el objeto de rescatar y difundir los
valores culturales de los estados de Venezuela. Inicialmente
se establecieron las de Anzoátegui, Mérida, Monagas, Táchi-
ra, Trujillo y Yaracuy. Aunque fue la del Táchira, decretada
para conmemorar el cuatricentenario de la fundación de San
Cristóbal, la que despertó el mayor entusiasmo y la colabora-
ción desinteresada de autoridades, instituciones y particulares.
De este modo, entre 1960 y 1963, período de la gestión de
Velásquez, aparecieron los primeros 35 volúmenes. Debe re-
conocerse que este esfuerzo editorial se ha mantenido desde
entonces, a pesar de las dificultades surgidas, sobre todo en
el orden económico. Hasta el presente se han publicado 199
volúmenes, lo cual muestra la consolidación de esta iniciativa,
la más importante de cuantas se han dedicado a divulgar la
trayectoria de una región del país. La actividad editorial de la
Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses se orienta en dos
sentidos: a) Autores del Táchira sin importar el género de sus
obras; y b) Trabajos sobre distintos temas relacionados con la
entidad. En el primer caso, encontramos los nombres de auto-
res reconocidos, considerados los clásicos del Táchira, al lado
de escritores contemporáneos con obra de diversa significa-
ción, y también, de los más jóvenes, aún en etapa de madurez
y de producción intelectual. Y en cuanto a lo segundo, es de-
cir, los temas abordados, la colección ha dado cabida a nume-
rosos estudios de interés para conocer la evolución del Táchira,
así como también la del país en general. Veamos algunas de
las materias tratadas: alimentación, arquitectura, bibliografía,
en 1973, apareció otro volumen de César Zumeta, titulado Hombres y
problemas de América Latina, 1906-1908, con prólogo de Arturo Uslar
Pietri.

28
biografía, centros poblados, cocina, derecho, documentación,
economía, educación, filología, folklore, genealogía, geogra-
fía, historia, historiografía, ideas políticas, lenguaje, literatura,
medicina, música, organización municipal, periodismo, pro-
ceso político, religión, sociedad, teatro, testimonios, toponi-
mia, tradiciones, entre otras8.9

8. Fundación para el Rescate del Acervo Documental


Venezolano
Creada en 1975 con la finalidad de apoyar y comple-
mentar las tareas encomendadas al Instituto Autónomo Bi-
blioteca Nacional. En tal sentido, sus actividades se desarro-
llaron en tres vertientes fundamentales: formar una colección
de documentos relativos a nuestro país con los fondos existen-
tes en archivos extranjeros; realizar trabajos de investigación
aprovechando el acopio de dichos materiales; y editar las obras
necesarias para divulgar los resultados obtenidos. La institu-
ción contó desde su establecimiento con la colaboración de
un amplio grupo de personalidades, bajo la presidencia de Ra-
món J. Velásquez. Veamos, a grandes rasgos, un balance del
trabajo realizado hasta 1995, año en que las autoridades de
la Biblioteca Nacional decidieron absorber y dejar sin efecto
la existencia de la fundación9.10En cuanto a la localización de
8
Véase el catálogo de las 199 obras publicadas hasta ahora en el tercer
capítulo del presente libro: “Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses:
50 años de actividad editorial en Venezuela”.
9
Al respecto véanse las siguientes publicaciones: Informe sobre su orga-
nización, objetivos y funciones. Caracas: FUNRES, 1976; y la ponencia
de Letizia Vaccari, “Fundación para el Rescate del Acervo Documental
Venezolano (FUNRES)”, publicada en dos ocasiones: 1ras. Jornadas
de Investigación Histórica. Caracas: Universidad Central de Venezuela,
1991, pp. 235-242, y Memoria del I Encuentro de Institutos y Centros de
Investigación Histórica en Venezuela. Mérida: Universidad de los Andes,
Facultad de Humanidades y Educación, Centro de Estudios Históricos
Carlos Emilio Muñoz Oráa, 1992, pp. 141-150.

29
documentos, se logró la reproducción de unas 100.000 piezas
conservadas en archivos oficiales de Alemania, Antillas Neer-
landesas, Argentina, España, Estados Unidos de América,
Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, México y Portugal.
De gran interés son los informes enviados a sus gobiernos por
los representantes diplomáticos acreditados en Venezuela du-
rante la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas
del XX. En lo que se refiere a investigaciones, se impulsó la
realización de los siguientes proyectos: a) El gobierno de Juan
Crisóstomo Falcón (1863-1868); b) Los patrimonios presi-
denciales del siglo XIX; c) La Constitución Nacional de 1830;
d) La New York and Bermudez Company y Cipriano Castro
(1901-1907); y, e) Los protagonistas y sus relatos (Historia
oral). Y por último, se inició la publicación de un conjunto de
trabajos, formando varias colecciones propias, o coeditando
con otros organismos10.11Mención especial merece el Boletín
10
Entre 1977 y 1993 se publicaron las siguientes obras, algunas en
coedición con otras instituciones: Delfín Aguilera, Memorias de un pró-
cer de la Federación boba; Juvenal Anzola, De Caracas a San Cristóbal;
Horacio Cárdenas, Bibliografía y hemerografía del estado Táchira, 1729-
1989; Rafael Ramón Castellanos y otros (Compiladores), Documentos
británicos relacionados con el bloqueo de las costas venezolanas; Felipe S.
Colmenter V., Economía y política durante el guzmancismo, 1870-1887;
Iván Drenikoff, Impresos relativos a Venezuela desde el descubrimiento
hasta 1821; Mary Floyd, Guzmán Blanco: la dinámica de la política del
septenio, 1870-1877; Eleonora Gabaldón, José Vargas, presidente de la
República de Venezuela: las elecciones presidenciales de 1835; Eleonora
Gabaldón, La Convención de Valencia: la idea federal, 1858; Pedro Gra-
ses, Bibliografía de don Arístides Rojas, 1826-1894; Nikita Harwich Va-
llenilla, Asfalto y revolución: the New York & Bermudez Company; Los
liberales amarillos en la caricatura venezolana; Pedro Núñez de Cáceres,
Memorias; M. de Oliveira Lima, Impresiones de la América española,
1904-1906; Revista Técnica del Ministerio de Obras Públicas (1911-
1912); William M. Sullivan y otros (Compiladores), Cipriano Castro
en la caricatura mundial; William M. Sullivan y Wintield J. Burggraff,
El petróleo en Venezuela: una bibliografía; y Ángel Raúl Villasana, Nuevo
repertorio bibliográfico venezolano: años 1951-1975 (vol. I, A-CH).

30
de la institución, editado para divulgar el material recopilado
e informar sobre las actividades realizadas11.12

9. Comisión Bicameral Especial para la Celebración del


Bicentenario del Natalicio del Libertador Simón Bolívar

Constituida en 1982 por resolución del Congreso Na-


cional e integrada por representantes de las dos cámaras legis-
lativas bajo la presidencia del senador Ramón J. Velásquez.
Para el cumplimiento de sus objetivos, que en lo fundamental
apuntaban a rendir homenaje a la memoria del prócer caraque-
ño y contribuir al acercamiento de los pueblos del continente
americano, se propuso la realización de varias actividades, en-
tre las que destaca el Primer Congreso del Pensamiento Políti-
co Latinoamericano, efectuado en Caracas, del 29 de junio al
2 de julio de 1983. Con la asesoría de un grupo de expertos se
elaboró el programa de actividades, organizándose un temario
de seis secciones: I. Nacionalismo, latinoamericanismo y uni-
versalismo en el pensamiento político latinoamericano: el pro-
blema de la identidad nacional y regional y las tensiones entre
lo universal y lo particular; II. El problema de la disgregación
e integración política y social y sus intentos de solución; III.
El pensamiento político de los principales candidatos presi-
denciales en la Venezuela de hoy; IV. La dialéctica democra-
cia-dictadura en el pensamiento político latinoamericano; V.
El pensamiento latinoamericano ante el cambio sociopolítico:
conservatismo, reforma y revolución; y VI. Vigencia del pen-
samiento de Simón Bolívar, el Libertador. Estas secciones se
distribuyeron a su vez en 34 mesas de trabajo. El número de
ponencias presentadas sobrepasó las 250. Se contó con po-
nentes, invitados especiales y observadores de los siguientes
11
De esta publicación circularon dieciséis números, entre junio de 1987,
fecha de aparición del No. 1, y enero-diciembre de 1994, a la que corres-
ponde el No. 16.

31
países: Alemania Federal, Argentina, Aruba, Austria, Bolivia,
Brasil, Chile, Colombia, Corea, Costa Rica, Cuba, Ecuador,
Egipto, El Salvador, España, Estados Unidos de América, Fin-
landia, Francia, Gran Bretaña, Grenada, Guatemala, Guyana,
Haití, Holanda, Honduras, Hungría, Inglaterra, Italia, Jamai-
ca, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico,
República Dominicana, Suiza, Surinam, Trinidad y Tobago,
Uruguay y Venezuela12.13

10. Pensamiento político venezolano del siglo XX

Igualmente, por iniciativa de la Comisión Bicameral


Especial para la Celebración del Bicentenario del Natalicio del
Libertador Simón Bolívar, se acordó preparar una colección
sobre el pensamiento político venezolano del siglo XX, como
lógica continuación de la que se había publicado antes para
el siglo XIX. En tal sentido, se convocó la participación de
un grupo de investigadores, constituido principalmente por
historiadores y politólogos, a los que se sumó la abierta cola-
boración de representantes de las más diversas instituciones
del país: partidos políticos, sindicatos, gremios empresariales,
Iglesia Católica, Fuerzas Armadas, entre otras. El objetivo era
presentar una compilación elaborada con amplitud e impar-
cialidad, que sirviera de consulta a los interesados en el tema.
Trabajando bajo la dirección de Ramón J. Velásquez se fueron
elaborando los numerosos volúmenes. Primero, con el ampa-
ro de la mencionada Comisión (1982-1984), y luego, de la
Oficina de Investigaciones Históricas y Políticas del Congreso
de la República (desde 1985), ente creado para encargarse del
proyecto. Esta es una empresa aún no concluida, a pesar del

12
Véase: Primer Congreso del Pensamiento Político Latinoamericano, 29
de junio-2 de julio-1983. Caracas: Congreso de la República, 1984. 10
v. La colección se distribuye del modo siguiente: tomos I y II (vols. I, II,
III, IV, V, VI, VI-A, VII y VII-A).

32
esfuerzo realizado y del apoyo recibido de instituciones y par-
ticulares13.14
13
Al respecto véase: Manuel Beroes, “Congreso de la República: Oficina
de Investigaciones Históricas y Políticas”, en Memoria del I Encuentro de
Institutos y Centros de Investigación Histórica en Venezuela. Mérida: Uni-
versidad de los Andes, Facultad de Humanidades y Educación, Centro
de Estudios Históricos Carlos Emilio Muñoz Oráa, 1992, pp. 93-99.
Las labores de investigación, compilación y edición se han realizado a
lo largo de dos etapas: primero, dependiendo de la Comisión Bicameral
Especial para la Celebración del Bicentenario del Natalicio del Liberta-
dor Simón Bolívar (1982-1984), y luego, en la Oficina de Investigacio-
nes Históricas y Políticas del Congreso de la República (1985-1996),
bajo la coordinación de Manuel Beroes. Relación de los volúmenes pu-
blicados entre 1983 y 1996:
1-16. Gobierno y época de los presidentes Cipriano Castro y Juan Vicente
Gómez: El pensamiento político de la Restauración Liberal (No. 1-2, t. I, v.
I-II); La oposición a la dictadura de Cipriano Castro (No. 2A, t. I, v. III);
La oposición a la dictadura gomecista: liberales y nacionalistas (No. 3-5,
t. II. v. I-III); Los pensadores positivistas y el gomecismo (No. 6-8, t. III,
v. I-III); Primer Congreso de Municipalidades de Venezuela, 1913: actas y
conclusiones (No. 9, t. IV); La oposición a la dictadura gomecista: el movi-
miento estudiantil de 1928; antología documental (No. 10, t. V, v. I); La
oposición a la dictadura gomecista: la prensa clandestina y otros documentos
(No. 11, t. V, v. II); El comienzo del debate socialista (No. 12-13, t. VI, v.
I-II); y El debate político en 1936 (No. 14-16, t. VII, v. I-III).
17-32. Gobierno y época del presidente Eleazar López Contreras: Mensajes
y Memorias, 1935-1941 (No. 17, t. VIII, v. I); Decretos y Memorias del
Ejecutivo Nacional, 1935-1941 (No. 18, t. VIII, v. II); El Poder Judicial
y la política, 1935-1941 (No. 19, t. VIII, v. III); El debate parlamenta-
rio, 1936-1941 (No. 20-24, t. VIII, v. IV-VIII); La versión de la pren-
sa, 1936-1941 (No. 25-30, t. VIII, v. IX-XIV); y Los partidos políticos,
1936-1941 (No. 31-32, t. VIII, v. XV-XVI).
33-49. Gobierno y época del presidente Isaías Medina Angarita: El pensa-
miento oficial, 1941-1945 (No. 33-34, t. IX, v. XVII-XVIII); El debate
parlamentario, 1941-1945 (No. 35-38, t. IX, v. XIX-XXII); Los partidos
políticos, 1941-1945 (No. 39-40, t. IX, v. XXIII-XXIV); y Opinión polí-
tica a través de la prensa, 1941-1945 (No. 41-49, t. IX, v. XXV-XXXIII).
50-73. Gobierno y época de la Junta Revolucionaria: Pensamiento oficial,
1945-1948 (No. 50-53, t. X, v. XXXIV-XXXVII); y Asamblea Nacio-

33
11. Comisión Presidencial V Centenario de Venezuela

Creada en 1997 por decreto del Poder Ejecutivo con el


objeto de organizar una serie de actividades académicas y cul-
turales en el marco de los 500 años de la llegada de Cristóbal
Colón a la parte oriental de nuestro país (1498) y del recorrido
de la costa por Alonso de Ojeda, Juan de la Cosa y Américo
Vespucio (1499), hasta la utilización posterior del nombre de
Venezuela para designar a dicho territorio. La Comisión estu-
vo integrada por representantes de diversos organismos bajo la
presidencia de Ramón J. Velásquez. En 1998 se realizaron bajo
su auspicio varias jornadas de estudio: Repaso de la Historia
de 500 años de Venezuela (Caracas, 3-14 de agosto); Jornadas
Geográficas: El hombre venezolano y el siglo XXI (Caracas,
16-27 de noviembre); Encuentro Latinoamericano de Intelec-
tuales (Cumaná, 21-25 de noviembre); y I Congreso Vene-
nal Constituyente, 1946-1947 (No. 54-63A, t. X, v. XXXVIII-XLVII);
Los principales partidos políticos, 1945-1948 (No. 64-65, t. X, v. XL-
VIII-XLIX); y Opinión política a través de la prensa, 1945-1948 (No.
66-73, t. X, v. L-LVII).
74-98. Gobierno y época del presidente Rómulo Gallegos: Pensamiento ofi-
cial, 1948 (No. 74, t. X, v. LVIII); Debate parlamentario, 1948 (No.
75-84, t. X, v. LIX-LXVIII); y La opinión política a través de la prensa
(No. 85-98, t. X, v. LXIX-LXXXII).
99-104. Gobierno y época de las Juntas Provisorias, 1948-1952: El pensa-
miento oficial: actas, decretos y resoluciones fundamentales (No. 99-100, t.
X, v. LXXXIII-LXXXIV); y El pensamiento oficial: memorias, alocuciones
y declaraciones fundamentales (No. 101-104, t. X, v. LXXXV-LXXXVIII).
Hasta el presente se han publicado 8 v. con los índices acumulativos de
la colección: Gobierno y época de los presidentes Cipriano Castro y Juan
Vicente Gómez: No. 1-6, t. I-III y No. 7-16, t. III-VII; Gobierno y época
del presidente Eleazar López Contreras: No. 17-32, t. VIII, v. I-XVI; Go-
bierno y época del presidente Isaías Medina Angarita: No. 33-49, t. IX, v.
XVII-XXXIII; Gobierno y época de la Junta Revolucionaria: No. 50-60, t.
X, v. XXXIV-XLIV y No. 61-73, t. X, v. XLV-LVII; y Gobierno y época
del presidente Rómulo Gallegos: No. 74-86, t. X, v. LVIII-LXX.

34
zolano de Oceanología y Ciencias del Mar (Caracas, 23-27
de noviembre). Merece destacarse el programa de ediciones
patrocinado por la Comisión durante su corta existencia14.15

12. Otras iniciativas editoriales

Velásquez también ha participado en otros proyectos


auspiciados por particulares, organismos públicos e institucio-
nes privadas. En varios casos ha actuado como colaborador,
coordinador o miembro de consejos consultivos y directivos.
Veamos una relación de las principales iniciativas: a) Editorial
Ávila Gráfica y Ediciones Centauro: ha colaborado amplia-
mente con el editor José Agustín Catalá, por lo menos desde
1952, año en que se publicó Venezuela bajo el signo del terror,
o Libro negro de una dictadura, 195215;16;b) Editorial Nueva Se-
14
Entre 1998 y 1999 se publicaron los siguientes trabajos, algunos en
coedición con otras instituciones: Luis Britto García, Demonios del mar:
piratas y corsarios en Venezuela, 1528-1727; Pedro Cunill Grau, Geo-
grafía del poblamiento venezolano en el siglo XIX (3 vols.); Julio Febres
Cordero, Hacia una nueva geografía: esquema arbitrario de la tierra vene-
zolana; Mario Sanoja e Iraida Vargas Arenas, Orígenes de Venezuela: re-
giones geohistóricas aborígenes hasta 1500 d. C.; Autores Varios, Repaso de
la Historia de Venezuela; y Autores Varios, Tercer viaje: el descubrimiento
y la invención de Tierra Firme. Igualmente se auspició una entrega mo-
nográfica de la revista Solar, editada por el Instituto de Acción Cultural
de la Gobernación del Estado Mérida, dedicada a la revisión del impor-
tante hecho histórico: No. 27-28, Mérida, diciembre de 1998. Véase
también: Comisión Presidencial V Centenario de Venezuela, 1498-
1499/1998-1999. Memoria. [Caracas, 1999].
15
Posteriormente, al constituirse Ediciones Centauro, Velásquez ha par-
ticipado en las siguientes obras colectivas: Betancourt en la historia de
Venezuela del siglo XX (2a. ed., 1980); Cipriano Castro y su tiempo histórico
(1999); Hombres y verdugos (1982); Leonardo Ruiz Pineda, guerrillero de la
libertad (4a. ed., 1987); Pío Gil: beato de la libertad (1975); Presencia de
Jóvito Villalba en la historia de la democracia venezolana, 1928-1986 (1986);
y 23 de enero de 1958: reconquista de la libertad (1982). Capítulo aparte re-
presenta la edición de sus propios libros: La caída del liberalismo amarillo:

35
govia: establecida en Barquisimeto a mediados de la década
de 1950, con Mariano Picón Salas y los hermanos Miguel y
Luis Romero Antoni, en la que se editaron obras de interés
diverso16;17;c) Biblioteca Ayacucho: formó parte, primero de la
Comisión Editora, en 1976, y luego del Consejo Directivo
de la Fundación Biblioteca Ayacucho, desde 197817;18;d) Fun-
dación Eugenio Mendoza: ha colaborado en varias ediciones
acordadas por el Comité de Cultura desde 197218;19;e) Fun-
tiempo y drama de Antonio Paredes (7a. ed., 1999); Con segunda intención:
reportajes en tiempos de dictadura, 1951-1955 (1990, 2 v.); Confidencias
imaginarias de Juan Vicente Gómez (8a. ed., 1981); y Los pasos de los héroes
(1981). Véase: José Agustín Catalá, editor; Ediciones Centauro. Catálo-
go, 1995. Caracas, 1995.
16
Entre 1954 y 1958 se editaron los siguientes títulos: Ramón Briceño
Perozo, Del átomo al cosmos; Ramón Briceño Perozo, De los hechos de
la conquista durante la fundación de las ciudades venezolanas: Trujillo,
Mérida y San Cristóbal; Jesús Colmenarez Oropeza, Caney; Jesús Col-
menarez Oropeza, Escritos de ocasión; Margoth Díaz Urdaneta, Surco
abierto: poemario; Guillermo S. García A., Valores humanos del telégrafo
en Venezuela; Luis González Berti, Alberto Adriani: ligeras anotaciones
sobre sus ideas acerca de la agricultura y del petróleo; Ida Gramcko, María
Lionza: tres actos; Luis López Méndez, Obras completas; Conny Méndez,
Las memorias de una loca; Mariano Picón Salas, Los días de Cipriano
Castro: historia venezolana del 900; Mariano Picón Salas, Los tratos de
la noche; Sociedad de Amigos de Barquisimeto, Compendio económico y
social de Barquisimeto; Orray E. Thurber, Origen del capital norteameri-
cano en Venezuela: la época del asfalto, 1884-1907; Laureano Villanueva,
Ezequiel Zamora: vida del valiente ciudadano general Ezequiel Zamora;
John G. A. Williamson, Las comadres de Caracas; y Julio Alberto Yoris,
Breve guía para el extranjero.
17
Véase: Biblioteca Ayacucho. Catálogo. Caracas, 1994.
18
Véanse: El campo venezolano. Caracas: Fundación Eugenio Mendoza,
1972 (Aproximación a la historia rural venezolana, por Ramón J. Velás-
quez); Venezuela moderna: medio siglo de historia, 1926-1976. Caracas:
Fundación Eugenio Mendoza, 1976 (Aspectos de la evolución política
de Venezuela en el último medio siglo, por Ramón J. Velásquez); Vene-
zuela contemporánea, 1974-1989. Caracas: Fundación Eugenio Men-
doza, 1989 (Prólogo de Ramón J. Velásquez); y Pedro Cunill Grau,

36
dación Rómulo Betancourt: integró su primer directorio en
1982, participando en diversas actividades organizadas por
la institución (conferencias, publicaciones, documentales,
etc.)19;20f; ) Meneven, filial de Petróleos de Venezuela, S. A.:
coordinó la obra Los libertadores de Venezuela, editada con
motivo del bicentenario del natalicio de Simón Bolívar, en
198320;21;g) Universidad Metropolitana: organizó el semina-
rio Apreciación del proceso histórico venezolano, realizado en-
tre enero y julio de 198521;22;h) Fundación Polar: es miem-
bro del Consejo Consultivo del Diccionario de Historia de
Venezuela, del cual se han publicado tres ediciones desde
198922;23i) ; Fundación Francisco Herrera Luque: ha coordinado
las Jornadas Anuales de Reflexión, organizadas desde 199423;24;
Venezuela: opciones geográficas. Caracas: Fundación Eugenio Mendoza,
1990 (Prólogo de Ramón J. Velásquez). Las últimas tres obras fueron
reeditadas en 1992 con motivo de los 40 años de la Fundación Eugenio
Mendoza.
19
Fundación Rómulo Betancourt. Boletín informativo, No. 1, Caracas,
1993. El programa editorial se distribuye en tres colecciones: Archivo
de Rómulo Betancourt, Antología política de Rómulo Betancourt y
Tiempo vigente. Véase: Archivo de Rómulo Betancourt. Caracas: Fun-
dación Rómulo Betancourt, 1988-1996. 5 v. (Tomo 1, Introducción
general, por Ramón J. Velásquez).
20
Autores Varios. Los libertadores de Venezuela. Coordinación: Ramón J.
Velásquez. Caracas: Meneven, 1983.
21
Autores Varios. Apreciación del proceso histórico venezolano. Coordina-
ción: Ramón J. Velásquez. Caracas: Fundación Universidad Metropoli-
tana, 1985. 4 v.; 2a. ed. Caracas: Fundación Universidad Metropolita-
na, Fondo Editorial Interfundaciones, 1988. Consejo Asesor del Fondo
Editorial Interfundaciones: Ramón J. Velásquez, Ana Teresa Arismendi
Melchert y Pedro Grases.
22
Diccionario de Historia de Venezuela. Caracas: Fundación Polar, 1989.
3 v.; 2a. ed. Caracas: Fundación Polar, 1997. 4 v.; y 3a. ed. Caracas:
Fundación Polar, 2000 (formato cd rom).
23
Véanse: Balance del siglo XX venezolano: ensayos. Caracas: Grijalbo,
1996 (I Jornadas Anuales de Reflexión, 1994. Coordinación: Ramón
J. Velásquez); Balance psicosocial del venezolano del siglo XX. Caracas:

37
y, j) Editorial Globe: dirigió la Gran Enciclopedia de Venezuela,
editada en 199824.25.

COMENTARIO FINAL

Por último, es justo reconocer la inmensa labor editorial


desarrollada por Ramón J. Velásquez a lo largo de cincuenta
años, una empresa sin parangón en nuestro país, que muy po-
cos intelectuales han tenido la suerte de realizar. Es una preo-
cupación que le agradecemos los interesados en la historia de
Venezuela de los siglos XIX y XX. En el caso de Velásquez, ha
valido la pena estar al frente de tan importantes cargos de la
administración pública, e incluso, haber atendido el llamado
de varias instituciones privadas, para servir a la nación de la
mejor manera en que puede hacerlo un historiador: rescatan-
do las fuentes documentales, llamando la atención sobre los
hechos y personajes del pasado, y publicando las obras necesa-
rias para el estudio de nuestra evolución histórica. En fin, una
labor que aprovechamos los venezolanos del presente y que
aprovecharán con seguridad los venezolanos del futuro.

Grijalbo, 1997 (II Jornadas Anuales de Reflexión, 1995. Coordinación:


Ramón J. Velásquez y Senta Essenfeld); Las humanidades y los desafíos
de la cultura: 50 años de historia venezolana, 1946-1996. Caracas: Uni-
versidad Central de Venezuela, Facultad de Humanidades y Educación;
Fundación Francisco Herrera Luque, 1998 (III Jornadas Anuales de
Reflexión, 1996); Cinco siglos de historia irreverente: Herrera Luque, de
“Los viajeros de Indias” a “1998”: ensayos. Caracas: Grijalbo, 2000 (IV
Jornadas Anuales de Reflexión, 1997. Coordinación: Ramón J. Velás-
quez y Dobrudcha González).
24
Gran Enciclopedia de Venezuela. Director: Ramón J. Velásquez. Coordi-
nador científico: Atanasio Alegre. Caracas: Editorial Globe, 1998-2001. 11
v. (Obra editada con la acreditación académica de la Universidad Católica
Andrés Bello).

38
Biblioteca de Autores
y Temas Tachirenses:
50 años de actividad editorial en Venezuela

I. ORÍGEN

La Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses fue creada


en 1960 por iniciativa de un grupo de intelectuales encabeza-
do por el doctor Ramón J. Velásquez, quien se desempeñaba
para entonces como secretario general de la Presidencia de la
República bajo el mandato de Rómulo Betancourt. La pro-
puesta respondía a un amplio programa de ediciones con el
objeto de difundir los valores culturales de cada uno de los
estados de Venezuela. Aunque, inicialmente se crearon las co-
lecciones de Anzoátegui, Mérida, Monagas, Táchira, Trujillo y
Yaracuy, fue la del Táchira, establecida para conmemorar los
cuatrocientos años de la fundación de San Cristóbal (1961),
la que despertó el mayor entusiasmo y la colaboración entre
instituciones y particulares. Así, durante estos primeros años
de actividad editorial, que coinciden con la gestión del doc-
tor Velásquez en la Secretaría General de la Presidencia de la
República (1959-1963), se publicaron los primeros 35 títulos
de la colección. Leamos su testimonio sobre el origen de la
institución:

“En el mes de febrero de 1960 recibí en el despacho de


Miraflores a la junta de personalidades que habían sido

39
Portada del primer libro editado
por la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses:
Anselmo Amado, Así era la vida en San Cristóbal. 3a. ed.
San Cristóbal: BATT, 2011.
designadas en el estado Táchira para conmemorar los
cuatrocientos años de la fundación de la ciudad de San
Cristóbal. Además de solicitar obras para la ciudad, cuyas
aspiraciones trasladé al ministro de Obras Públicas, con
el encargo presidencial de resolver el caso favorablemen-
te, me manifestó el presidente de la junta, el jurista José
Dolores Rico, que se publicaran una o dos obras, y me
insinuaba como autores a ser favorecidos por la edición
a los doctores Samuel Darío Maldonado, Abel Santos y
a su maestro Carlos Rangel Lamus. Esta petición fue el
origen de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses,
pues nos pareció muy interesante la idea y reunidos con
Anselmo Amado, Luis Eduardo Pacheco, Antonio Are-
llano Moreno y Gonzalo Vivas, fue creciendo la idea con
el número de autores, cuyas obras deberían figurar en
esta iniciativa que pronto se convirtió en la Biblioteca de
Autores y Temas Tachirenses (BATT)”1.261.

II. ETAPAS

La trayectoria de la Biblioteca de Autores y Temas Ta-


chirenses se puede dividir en tres etapas, que abarcan desde su
creación en 1960 hasta la actualidad. Veamos algunas noticias
sobre su funcionamiento y organización a lo largo del tiempo.

Primera etapa (Entre 1960 y 1994)

Su existencia se desarrolla en Caracas bajo la dirección


del doctor Velásquez, quien a pesar de sus múltiples ocupa-
ciones como hombre público nunca descuidó la marcha de la
institución. Se debe mencionar el trabajo realizado por el gru-
po de tachirenses que lo acompañó en las tareas editoriales: Se-
leucio S. Maldonado R., Marco Figueroa S. y Anselmo Ama-
1
Ramón J. Velásquez, “Notas sobre mi vida”, en Luis Hernández Con-
treras, El doctor Velásquez, una historia nunca contada: Ramón J. Velás-
quez y el Táchira. San Cristóbal: PROCULTA, 2012, p. 313.

41
do. Ellos fueron los encargados de preparar y coordinar los
primeros títulos de la colección. Años después vendrían otros
intelectuales, todos residentes en Caracas, a formar parte de
la junta directiva de la asociación civil: Marco Ramírez Mur-
zi, Pablo Castro Becerra, Letizia Vaccari, Gonzalo Vivas Díaz,
Miguel Octavio Sosa, Gustavo Luis Velásquez, Ana Lucina
García Maldonado, Lourdes Colmenares M. y otros. Como
secretaria estaría Deisy Bracho. En 1992 se crea una Subcomi-
sión de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses en San
Cristóbal, la cual estuvo integrada por Rafael María Rosales,
Aurelio Ferrero Tamayo, J. J. Villamizar Molina, Xuan Tomás
García Tamayo, Rafael Ojeda Camperos y Leonor Peña.

Durante estos años se recibe el apoyo de un gran nú-


mero de organismos públicos: Presidencia de la República,
Ministerio de Relaciones Interiores, Ministerio de Hacienda,
Congreso Nacional, Compañía Anónima Nacional Teléfonos
de Venezuela, Consejo Nacional de la Cultura y Fundación
para el Rescate del Acervo Documental Venezolano. Igual-
mente, en el Táchira se obtiene el patrocinio de la Goberna-
ción, la Lotería del Táchira, la Asamblea Legislativa y el Con-
cejo Municipal de San Cristóbal.

Segunda etapa (Entre 1995 y 2007)

En 1995 se reorganiza la institución, permaneciendo


Ramón J. Velásquez como director-general y Marco Ramírez
Murzi como primer vicedirector; se crea un Consejo Asesor
Nacional integrado por Rafael María Rosales, Aurelio Ferrero
Tamayo, Xuan Tomás García Tamayo, Carlos Sánchez Espejo,
Nelson Arellano Roa, J. J. Villamizar Molina y Carmen Teresa
Alcalde; quedando la Subcomisión en San Cristóbal formada
por Luis Hernández Contreras, Gladys Lozada, Ramón Gon-
zález Escorihuela, Leonor Peña, Luis José Oropeza, Iván Roa y

42
Rafael Ojeda Camperos. Esta es la época en la que comienzan
a imprimirse en San Cristóbal algunos títulos de la colección,
pues ya no se justificaba que existiendo en la capital tachirense
varias editoriales, el trabajo de impresión se continuara reali-
zando en Caracas.

Entre 1996 y 2002 encabezan la Comisión Editora: Ra-


món J. Velásquez como director general y Manuel E. Carrero
como subdirector. Y se incorporan otros nombres a la jun-
ta directiva: Ildefonso Méndez Salcedo, Marcos Fuenmayor
Contreras, Gonzalo Villamizar, Fabricio Vivas y Beltrán Cova.
La Subcomisión en San Cristóbal también es reorganizada
en varias ocasiones, pasando a ser integrada por las siguientes
personas: Francisco Gutiérrez, Leonor Peña, Arturo Branger,
Humberto Maldonado, Oscar Alvarado Delgado, Manuel Ro-
jas, Luis Alberto Rizzo, Gustavo Garí Altuve, Edgar Velandia,
Humberto Acosta, Luis José Oropeza y otros.

El año 2002 se traslada a San Cristóbal la sede de la


Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, la cual continúa
funcionado como asociación civil, cuya junta directiva es pre-
sidida por Edgar Carrero Balza e integrada por Héctor Augus-
to Maldonado, Carmen de Fernández, Juan B. Pernía Mora,
Sonia Becerra, Armando Rosales Cárdenas, Rafael Ojeda
Camperos, J. J. Villamizar Molina, Nerio Leal, José de la Cruz
García Mora y Edgar Velandia. En Caracas se forma un Con-
sejo Consultivo presidido por Ramón J. Velásquez e integrado
por Manuel E. Carrero, Ildefonso Méndez Salcedo, Marcos
Fuenmayor Contreras, Gonzalo Villamizar y Beltrán Cova.

Durante este período se recibe el apoyo de varias institu-


ciones públicas en Caracas, San Cristóbal y Mérida: Congreso
Nacional, Consejo Nacional de la Cultura, Asociación Vene-
zolana de Registradores Mercantiles, Gobernación del Estado

43
Táchira, Universidad Nacional Experimental del Táchira, Uni-
versidad de los Andes y Fundación Banfoandes. Igualmente,
prestan su colaboración las siguientes empresas e instituciones
privadas: Banco del Caribe, Fundación General De Nogales
Méndez, Diario La Nación, Banco Sofitasa, Pasteurizadora
Táchira, Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira,
Inversiones Pirineos S. A. y Seguros Sofitasa.

Tercera etapa (Desde 2008)

El año 2008 la Biblioteca de Autores y Temas Tachiren-


ses deja de ser asociación civil para convertirse en fundación,
con un directorio integrado del siguiente modo: presiden-
te-fundador, Ramón J. Velásquez; director-ejecutivo, Ildefon-
so Méndez Salcedo; y como miembros del Consejo Asesor,
Carmen Teresa Alcalde, Roberto E. Avendaño, José Ernesto
Becerra, Manuel E. Carrero, Marcos Fuenmayor Contreras,
Luis Hernández Contreras, Anderson Jaimes, Antonio Mora,
José Pascual Mora García, Rafael Ojeda Camperos, Manuel
Rojas, Armando Rosales Cárdenas y Gonzalo Villamizar. A
partir de 2010 se incorporan al Consejo Asesor: Marco Anto-
nio Colmenares, Marisol García, Pedro Pisanu, José Antonio
Pulido Zambrano, Vaitiere Rojas y Gonzalo Vivas Ramírez.

En esta última etapa se ha recibido la colaboración de los


siguientes organismos públicos: Instituto Autónomo Centro
Nacional del Libro, Plataforma del Libro y la Lectura–Coor-
dinación Táchira, Gobernación del Estado Táchira, Lotería del
Táchira, Alcaldía del Municipio San Cristóbal y Alcaldía del
Municipio Francisco de Miranda. Igualmente, han contribui-
do otras instituciones: Banco del Caribe, San Cristóbal Tennis
Club y Fundación Cultural Centro Lectura y Recreo Pbro. Pe-
dro María Morales Gómez. También debe mencionarse como
un hecho positivo, el aporte económico realizado por algunos

44
autores, o por personas cercanas a ellos, para costear la publi-
cación de sus obras; son varios los libros cuya publicación se
debe a la generosidad de sus autores, así como de amigos y
colaboradores de la institución editora.

III. AUTORES Y TEMAS

La Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, como su


nombre lo indica, orienta su acción editorial en dos grandes
vertientes: a) Autores nativos del estado Táchira sin importar
el género de sus obras; y b) Trabajos sobre diversos temas rela-
cionados con dicha entidad federal.

En el primer caso, interesa difundir la obra producida


por autores tachirenses desde la segunda mitad del siglo XIX
hasta nuestros días. Al lado de los escritores que pudiéramos
denominar clásicos, figuran otros nombres entre los menos
conocidos y también algunos de los más jóvenes, es decir, los
que apenas se inician en el oficio de la creación intelectual,
sin importar el género de sus producciones. En este sentido,
la colección ha divulgado con la mayor amplitud posible, sin
ningún tipo de discriminación, la obra de los intelectuales más
representativos del Táchira. Aunque son muchos los nombres
aún no incorporados, no se puede desconocer el trabajo reali-
zado hasta el presente.

Y en cuanto a los temas abordados, en la colección han


tenido cabida numerosos estudios de interés para conocer la
evolución del estado Táchira, independientemente de que sus
autores sean o no tachirenses. En este caso se han publicado
trabajos referidos a las más diversas materias: administración
pública, agricultura, alimentación, arquitectura, bibliografía,
biografía, centros urbanos, cocina, derecho, economía, edu-
cación, filología, folklore, genealogía, geografía, historia, his-

45
toriografía, ideas políticas, instituciones, lenguaje, literatura,
medicina, música, periodismo, poblamiento, religión, socie-
dad, toponimia, entre otras.

Veamos un acercamiento a la labor editorial desarrolla-


da por la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, fijando
la atención en cinco áreas del conocimiento y de la creación
intelectual:

• Historia
• Literatura
• Folklore, gastronomía y alimentación
• Economía
• Filología, lexicografía y toponimia

Historia

Uno de los grandes aportes de la Biblioteca de Autores


y Temas Tachirenses al estudio de Venezuela, ha sido la publi-
cación de una serie de trabajos en el campo de la historia. Se
trata de un conjunto de libros de carácter desigual, formado
por crónicas, memorias, testimonios, biografías, genealogías,
compilaciones documentales, bibliografías, ensayos y trabajos
de investigación. Y aunque en menor cantidad, también figu-
ran varios estudios con aportaciones en lo geográfico, antro-
pológico y sociológico. Veamos una clasificación de los autores
según el tipo de obra publicada:

• Epistolarios, memorias y testimonios

Francisco Alvarado (1840-1917), Santiago Briceño


(1842-1904), Heinrich C. L. Rode (1854-1936), Pedro Ma-
ría Morantes (1863-1918), Rafael de Nogales Méndez (1879-
1937), Nemecio Parada (1885-1975), Ángel María Arellano

46
(n. 1886), Ramón Velásquez (1886-1946), José Abel Montilla
(1890-1979), Humberto Tejera (1892-1971), Max Peperkorn
(n. 1893), Augusto Murillo Chacón (n. 1893), Tulio Chiosso-
ne (1905-2001), Rafael Ángel Eugenio Fuentes (1906-1974),
Raúl Soulés Baldó (1907-1978), Anselmo Amado (1907-
1983), Carlos Luis Ferrero (1907-1985), J. Rojas Contreras
(n. 1907), Hernán Rosales F. (n. 1908), Rafael Pinzón (1912-
1998), Antonio Arellano Moreno (1914-1982), Leonardo
Ruiz Pineda (1916-1952), Ramón J. Velásquez (n. 1916),
Pedro Pablo Morales (1919-1988), José Humberto Ocariz
Espinel (n. 1919), Ernesto Santander (n. 1921), Domingo
Alberto Rangel (n. 1923), Horacio Cárdenas (1924-1986), J.
G. Pérez Rojas (1924-1996), Rafael Vivas Vivas (1926-2011),
Orlando Araujo (1927-1987), Omar Mezza Ramírez (1935-
2004), Luis Eduardo Montilla, José Antonio Iriarte Sánchez,
Juan Tovar Guédez y Antonio José Medina.

• Documentación

J. N. Contreras Serrano (1898-1985), Mario Briceño


Perozo (1917-1995), Pedro Cunill Grau (n. 1935), William
Sullivan (n. 1941), Yariesa Lugo Marmignon (n. 1941) y Do-
mingo Irwin G. (n. 1947).

• Crónicas, descripciones y ensayos

José Gregorio Villafañe (1814-1890), Tomás Castilla


(1835-1927), Santiago Fontiveros González (1850-1930),
Juvenal Anzola (1862-1940), Emilio Constantino Guerrero
(1866-1920), Samuel Darío Maldonado (1870-1925), Elea-
zar López Contreras (1883-1973), Alejandro E. Trujillo (n.
1895), J. N. Contreras Serrano (1898-1985), Marco Figue-
roa S. (1902-1977), Francisco Betancourt Sosa (1902-1995),
Francisco Romero Lobo (1904-1993), Rafael María Rosales

47
(1910-2002), Carlos Sánchez Espejo (1910-2006), Ramón J.
Velásquez (n. 1916), Raúl Méndez Moncada (n. 1917), Aure-
lio Ferrero Tamayo (1918-2004), Hugo Murzi (1920-2011),
Lucas Guillermo Castillo Lara (1921-2003), Gonzalo Vivas
Ramírez (n. 1922), Gonzalo Villamizar A. (n. 1924), Nora
Bustamante (1924-2012), J. J. Villamizar Molina (n. 1930),
Nelson Arellano Roa (1934-2003), José Alberto Alcalde (n.
1935), María Luisa Alonso (n. 1936), Sonia Becerra van der
Linden (n. 1956), Luis Hernández Contreras (n. 1963), J. B.
Calderón y Luis Fossi Barroeta.

• Biografías y genealogías

Santiago Fontiveros González (1850-1930), Vicente


Dávila (1874-1949), Manuel Antonio Pulido Méndez (1898-
1965), César González (1904-1984), Arturo Croce (1907-
2002), Anselmo Amado (1907-1983), Ramón J. Velásquez (n.
1916), Aurelio Ferrero Tamayo (1918-2004), José Humberto
Ocariz Espinel (n. 1919), José Carrillo Moreno (1922-1976),
Rafael E. Ojeda Camperos (n. 1923), Francisco Carmona
Nenclares y Gerson Rodríguez Durán.

• Bibliografías

Horacio Cárdenas (1924-1986) y William M. Sullivan


(n. 1941).

• Trabajos de investigación

Temístocles Salazar (n. 1942), Mario Milanca Guz-


mán (1948-1999), Manuel E. Carrero (n. 1948), Roberto
E. Avendaño (n. 1948), Herbert Luna (n. 1953), Ildefonso
Méndez Salcedo (n. 1963), José de la Cruz García Mora (n.
1964), Samir Sánchez (n. 1966), Robinzon Meza (n. 1967),

48
Arturo Cardozo (m. 1999), José Murguey Gutiérrez, Jaime
Torres Sánchez, Arturo Guillermo Muñoz, Alicia Ardao, Ra-
món González Escorihuela, Carlos Quintero Gamboa, José
Antonio Contreras Bautista, Carlos Alarico Gómez, José Jorge
Marghella y Moraima Coromoto León.

Literatura

En libros de carácter individual y colectivo figura una


muestra de la obra poética, narrativa y ensayística producida
por autores nativos del estado Táchira, así como por aquellos
que han llegado de otros lugares de Venezuela y el exterior.
Veamos la clasificación de los autores según el género de sus
escritos:

• Poesía

Salustio González Rincones (1886-1933), Marco Tu-


lio Páez (1897-1969), Vicente Elías Moncada (1898-1967),
Manuel Felipe Rugeles (1903-1959), Manuel Osorio Velasco
(1911-1988), Juan Beroes (1914-1975), Blanca Graciela Arias
de Caballero (1921-1992), Dionisio Aymará (1928-1999),
Marco Ramírez Murzi (1930-1997), Etha de Ramírez (n.
1938), Pablo Mora (n. 1942), Luis José Oropeza (n. 1946),
Antonio Mora (n. 1947), Adolfo Segundo Medina (n. 1949),
Ruth Rincón (n. 1949), Ángel Osmar Mora (n. 1952), Home-
ro Vivas (n. 1953), Mateo Parra (n. 1954), Cándida Yudith de
Useche (n. 1954), Manuel Rojas (n. 1955), Diego Sarmiento
(n. 1956), Freddy Araque (n. 1957), Geisha Carola Méndez
Sosa (n. 1957), Luz Marina Sarmiento (n. 1957), Marisol Pé-
rez Melgarejo (n. 1961), Elsa Sanguino (n. 1961), Orlando
Ortiz Araque (n. 1962), Ernesto Román Orozco (n. 1962),
Enrique Ferrer (n. 1963), Dévora Morales (n. 1966), Raquel
Gómez Martín (n. 1970) y Carmen Rosa Orozco (n. 1975).

49
• Narrativa

José Abel Montilla (1890-1979), Juan Guglielmi


(1892-1987), Arturo Croce (1907-2002), Daniel Uzcátegui
Ramírez (1908-1997), Pedro Pablo Paredes (1917-2011), Ra-
món Vicente Casanova (1920-2003), Carmen Teresa Alcalde
(n. 1945), Felipe Guerrero (n. 1946), Luis José Oropeza (n.
1946), Virginia Chirinos (n. 1947), Antonio Mora (n. 1947),
Adolfo Segundo Medina (n. 1949), Leonor Peña (n. 1952),
María Luisa Guerrero (n. 1952), Jesús Acevedo Sánchez (n.
1953), Manuel Rojas (n. 1955), Luis A. Vargas Carvajal (n.
1955), Valdemar Vivas (n. 1955), Geisha Carola Méndez Sosa
(n. 1957), Marisol Pérez Melgarejo (n. 1961), Elsa Sanguino
(n. 1961), Orlando Ortiz Araque (n. 1962), Pedro José Pisanu
(n. 1962) y Enrique Ferrer (n. 1963).

• Ensayo

Rafael Ángel Insausti (1914-1978), Pedro Pablo Pare-


des (1917-2011), Aurelio Ferrero Tamayo (1918-2004), Ho-
racio Cárdenas (1924-1986), Lubio Cardozo (n. 1938), Ángel
Ciro Guerrero (n. 1944), Carmen Teresa Alcalde (n. 1945),
Leonor Vega Febres (n. 1946), Yolanda Rodríguez Jáuregui
(n. 1949), Bettina Pacheco (n. 1951), Leonor Peña (n. 1952),
Carlos Sosa (n. 1952), Tulio Hernández (n. 1953), Manuel
Rojas (n. 1955), Luis A. Vargas Carvajal (n. 1955), Luz
Marina Sarmiento (n. 1957), Elí Caicedo Pinto (n. 1958),
María Trinidad Cedeño (n. 1959), Marisol Pérez Melgarejo
(n. 1961), José Pascual Mora García (n. 1963), Ildefonso
Méndez Salcedo (n. 1963), Dévora Morales (n. 1966), José
Antonio Pulido Zambrano (n. 1975), Carlos Arreaza Bermú-
dez, Elisa Bigi Osorio, José Antonio Guerrero Cegarra y Otto
Rosales Cárdenas.

50
Folklore, Gastronomía y Alimentación

El retrato de la sociedad tachirense en cuanto a cos-


tumbres, creencias y tradiciones figura en una serie de libros
preparados por conocedores de las siguientes materias: alimen-
tación, artesanía, folklore, gastronomía, literatura y música.
Entre los autores agrupados en esta sección destaca el esfuerzo
de dos pioneros: Luis Felipe Ramón y Rivera (1913-1993) e
Isabel Aretz (1909-2005). Veamos la lista de los autores que se
han ocupado de estos asuntos: Anselmo Amado (1907-1983),
Rafael María Rosales (1910-2002), Ramón J. Velásquez (n.
1916), J. J. Villamizar Molina (n. 1930), Benigno Ontiveros
(1931-2003), Lolita Robles de Mora (n. 1936-2013), Rafael
Cartay (n. 1941), Leonor Peña (n. 1952), José Antonio Pulido
Zambrano (n. 1975), María Alruiz de Torres, Reina Durán y
José Humberto Maldonado.

Economía

El tema de la economía también ha tenido presencia en


la colección. Al lado de los asuntos propios de la agricultura, la
ganadería y la minería, no ha faltado la reflexión sobre puntos
específicos del desarrollo económico y social de Venezuela y el
estado Táchira. Son trabajos escritos por Amenodoro Rangel
Lamus (1889-1981), Miguel Parra León (1900-1982), Luis
Troconis Guerrero (1908-1951), Antonio Arellano Moreno
(1914-1982) y Roberto Giusti (n. 1943).

Filología, Lexicografía y Toponimia

Son varios los libros publicados sobre asuntos relativos


a la lengua. Algunos son de utilidad para conocer aspectos
propios del habla en la región andina y el estado Táchira. Se
trata de los estudios elaborados por tres notables especialistas:

51
Emilio Constantino Guerrero (1866-1920), Tulio Chiossone
(1905-2001) y Bernardo E. Flores Ortega (n. 1953).

IV. SIGNIFICACIÓN

La Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses ha sido la


principal difusora de los valores culturales del estado Táchira
a lo largo del tiempo. Los ha dado a conocer en el ámbito
regional, nacional e internacional. Ha representado al Táchira
en Caracas y otras ciudades de Venezuela, así como en países
vecinos y distantes. Es innegable el trabajo realizado por esta
institución pionera en el rescate y la divulgación de la cultu-
ra tachirense. En el presente comparte su responsabilidad con
otras editoriales, creadas por organismos públicos, universi-
dades y empresas privadas. No sobran los esfuerzos cuando se
trata de estudiar a la tierra natal y divulgar los aportes en las
diversas áreas del conocimiento.

CATÁLOGO DE PUBLICACIONES

Arquitectura

• No. 157. Sonia Becerra van der Linden, Catedral de


San Cristóbal: crónica y restauración.

Bibliografía

• No. 39. Horacio Cárdenas, Bibliografía tachirense.


• No. 70. William M. Sullivan, Bibliografía comenta-
da de la era de Cipriano Castro, 1899-1908.
• No. 107. Horacio Cárdenas, Bibliografía y hemero-
grafía del estado Táchira, 1729-1989.

52
Biografía

• No. 28. Manuel Antonio Pulido Méndez, Régulo


Olivares y su época.
• No. 43. Aurelio Ferrero Tamayo, Monseñor Grego-
rio Jaimes de Pastrana, un tachirense Obispo de Santa
Marta en el siglo XVII.
• No. 46. Francisco Carmona Nenclares, Samuel Da-
río Maldonado: suelo y hombre del trópico.
• No. 47. José Carrillo Moreno, Pío Gil.
• No. 49. Vicente Dávila, Próceres merideños.
• No. 54. Autores Varios, Vida y obra de Carlos Rangel
Lamus.
• No. 55. Vicente Dávila, Próceres trujillanos.
• No. 57. César González, Rubén González, una vida
al servicio de Venezuela.
• No. 61. Anselmo Amado (Comp.), Gente del Tá-
chira: desde la Revolución de los Comuneros de 1781
hasta 1974 (3 v.).
• No. 87. José Humberto Ocariz, Médicos andinos.
• No. 156. Arturo Croce, Francisco Croce, un general
civilista.
• No. 166. Ramón J. Velásquez, Confidencias imagi-
narias de Juan Vicente Gómez.
• No. 167. Gerson Rodríguez, Cipriano Castro: su tie-
rra, su entorno y su vida.
• No. 169. Rafael E. Ojeda Camperos, Relatos y vi-
vencias de un soldado restaurador.
• No. 176. Santiago Fontiveros González, La muerte
de Juancho Gómez.
• No. 179. Autores Varios, Nogales Méndez visto por
propios y extraños.
• No. 181. Autores Varios, Ramón J. Velásquez: apre-
ciaciones sobre una labor realizada.

53
• No. 196. Kaldone G. Nweihed, Reencuentro con
Nogales: la historia de una investigación.

Derecho

• No. 53. Abel Santos, Cuestiones de derecho y otros


temas.

Documentación

• No. 7. Santiago Briceño, Cartas sobre el Táchira.


• No. 21. Mario Briceño Perozo, Los infidentes del Tá-
chira: contribución a la Independencia.
• No. 30. Pío Gil, Cartas de amor para Matilde Alva-
rado.
• No. 83-B. Autores Varios, Centenario del Libertador
en San Cristóbal.
• No. 112. El Eco del Torbes.
• No. 114. Pedro Cunill Grau, Guzmán Blanco y el
Táchira.
• No. 135. Yariesa Lugo Marmignon, El becerro de La
Grita: joya de la memoria.
• No. 142. J. N. Contreras Serrano, Cipriano Castro:
gobernador del Táchira, 1888-1889 (2 v.).
• No. 147. Domingo Irwin G., La minoría protestan-
te en el Táchira: dos publicaciones “La verdad” y “El
porvenir”, Rubio, 1920-1936.
• No. 152. William Sullivan, Cipriano Castro en la
caricatura mundial.
• No. 194. José Antonio Pulido Zambrano, Ensayo de
una memoria de papel.
• No. 198. María Consuelo Terán de Vivas (Compi-
lación y notas), Cartas de amor.

54
Economía

• No. 3. Amenodoro Rangel Lamus, Temas agrícolas


y agrarios.
• No. 19. Miguel Parra León, El problema agrario en
Venezuela.
• No. 29. Luis Troconis Guerrero, La cuestión agraria
en la historia nacional.
• No. 52. Antonio Arellano Moreno, Temas de eco-
nomía.
• No. 65. Amenodoro Rangel Lamus, Los problemas
de la tierra y otros temas.
• No. 93. Roberto Giusti, Los caminos del agua: del
Táchira al Atlántico.

Educación

• No. 38. Gabriel Barrera Moncada, La edad pre-


escolar.
• No. 126. Olivia Padilla A., El Liceo Simón Bolívar:
alumnos de siempre.

Filología, Lexicografía y Toponimia

• No. 8. Emilio Constantino Guerrero, Diccionario


filológico.
• No. 58. Tulio Chiossone, Léxico y refranero en “Tie-
rra nuestra” de Samuel Darío Maldonado.
• No. 69. Tulio Chiossone, El lenguaje erudito, popu-
lar y folklórico de los Andes venezolanos.
• No. 100. Tulio Chiossone, Diccionario toponímico
de Venezuela.

55
• No. 158. Bernardo E. Flores Ortega, La alimenta-
ción en el Táchira: su expresión en el habla culta de
San Cristóbal.

Folklore

• Sin número. Sin autor. Guía: artesanos del Táchira.


• No. 24, 25 y 37. Luis Felipe Ramón y Rivera e Isa-
bel Aretz, Folklore tachirense (3 v.).
• No. 105. María Alruiz de Torres, Rezos y rezanderos
en el Táchira.
• No. 127. Luis Felipe Ramón y Rivera e Isabel Aretz,
La literatura folklórica tachirense: cuentos de apareci-
dos, de brujos y de Pedro Rimales.
• No. 129. Luis Felipe Ramón y Rivera e Isabel Aretz,
El folklore tachirense: la música típica del Táchira.
• No. 148. Autores Varios, La navidad tachirense.
• No. 155. Lolita Robles de Mora, Caminos de leyen-
das: tradición oral en el Táchira.
• No. 162. Benigno Ontiveros, Romancero andino.
• No. 192. José Antonio Pulido Zambrano, Criaturas
de la noche en el río Bobo.

Gastronomía y Alimentación

• No. 131. Leonor Peña, La cocina tachirense.


• No. 138. Rafael Cartay, Caracterización de la región
alimentaria andina.

Genealogía

• No. 134. César González, Vieja gente del Táchira:


crónica genealógica de los apellidos González, Cárde-
nas, Ramírez, Araque y de otras familias fundadoras.

56
Historia

• No. 2. José Gregorio Villafañe, Apuntes estadísticos


del Táchira.
• No. 5. Autores Varios, El Táchira en 1876.
• No. 6 y 104. Luis López Méndez, Obras completas (1a.
y 2a. ed.).
• No. 9. Samuel Darío Maldonado, Obras varias.
• No. 12. Tulio Chiossone, La villa.
• No. 13. J. N. Contreras Serrano, Comuneros vene-
zolanos.
• No. 18. Rafael María Rosales, Bajo el alegre cielo.
• No. 20. Marco Figueroa S., Por los archivos del Tá-
chira.
• No. 27. J. B. Calderón, Petroglifos prehistóricos de
Colón del Táchira.
• No. 31. Luis Fossi Barroeta, Política en tono menor.
• No. 32. Alejandro E. Trujillo, La respuesta del desti-
no: la Rotunda por dentro.
• No. 33. Eleazar López Contreras, El pensamiento de
Bolívar Libertador.
• No. 36. Tomás Castilla, Datos para la historia econó-
mica del Táchira.
• No. 40. Rafael María Rosales, El Táchira en la
emancipación.
• No. 41 y 109. Arturo Cardozo, Proceso de la historia
de los Andes venezolanos (1a. y 2a. ed.).
• No. 48. Amenodoro Rangel Lamus, La rueda del
tiempo.
• No. 56. J. J. Villamizar Molina, Páginas de historia del
Táchira.
• No. 60 y 160. Lucas Guillermo Castillo Lara, La
Grita, una ciudad que grita su silencio: historia del
Espíritu Santo de La Grita (1a. y 2a. ed.; 2 v.).

57
• No. 64. Joaquín Díaz González, Aulogélicas.
• No. 67. J. G. Pérez Rojas, Mural humano.
• No. 73. Horacio Cárdenas, Las lomas del viento.
• No. 74. José Humberto Ocariz, Tornaviaje.
• No. 76. Ramón J. Velásquez, La caída del liberalis-
mo amarillo.
• No. 77. Ramón J. Velásquez, Los héroes y la historia.
• No. 78. Ramón J. Velásquez, Individuos de número.
• No. 82. Lucas Guillermo Castillo Lara, Michelena y
José Amando Pérez: el sembrador y su sueño.
• No. 83-A. Tulio Chiossone, Historia del estado Tá-
chira.
• No. 85. Francisco Betancourt Sosa, La federación en
el Táchira.
• No. 86. Arturo Guillermo Muñoz, El Táchira fron-
terizo: el aislamiento regional y la integración en el
caso de Los Andes, 1881-1899 (1a. y 2a. ed.).
• No. 88. Lucas Guillermo Castillo Lara, Raíces po-
bladoras del Táchira: Táriba, Guásimos (Palmira),
Capacho.
• No. 89. Autores Varios, Juan Vicente Gómez ante la
historia.
• No. 90. José Murguey Gutiérrez, Controversia co-
lombo-venezolana en la construcción del Gran Ferro-
carril del Táchira.
• No. 91. Lucas Guillermo Castillo Lara, Elementos
historiales del San Cristóbal colonial: el proceso for-
mativo.
• No. 92. Ramón González Escorihuela, Las ideas an-
ti-imperialistas y socialistas en el Táchira: “Horizon-
tes”, 1903-1920.
• No. 97-A. Rafael María Rosales, Imagen del Táchira.
• No. 97-B. Lucas Guillermo Castillo Lara, San Cris-
tóbal: siglo XVII, tiempo de aleudar.

58
• No. 103. Aurelio Ferrero Tamayo, El juicio contra
Juan Rodríguez Suárez por la fundación de Mérida.
• No. 108. Samir Sánchez, Lobatera: tiempos históricos
en una tierra de pioneros.
• No. 110. Francisco Romero Lobo, Historia de la
medicina en el estado Táchira (1a. y 2a. ed.).
• No. 115. Ramón González Escorihuela, Las ideas
políticas en el Táchira: de los años 70 del siglo XIX a la
segunda década del siglo XX.
• No. 121. José Antonio Contreras Bautista, Junín:
tierra pionera y promisoria.
• No. 122. Adolfo Rubio Rubio, Municipios y muni-
cipalidades.
• No. 123. Nelson Arellano Roa, Reflexiones sagradas
y profanas.
• No. 124. Carlos Quintero Gamboa, Cipriano Cas-
tro y la Revolución Liberal Restauradora.
• No. 125. Mario Milanca Guzmán, La música en el
tiempo de Cipriano Castro.
• No. 128. Manuel E. Carrero, J. M. Siso Martínez y
la historia económica y social de Venezuela.
• No. 130. Gonzalo Villamizar A., Venezuela: cuatro
épocas.
• No. 133. Hugo Murzi, Piedra sobre piedra: notas pe-
riodísticas médicas.
• No. 136. Carlos Sánchez Espejo, Frutos de mi siem-
bra.
• No. 140. Temístocles Salazar, El general Eustoquio
Gómez y el socialismo en el Táchira, 1913-1925.
• No. 141. Jaime Torres Sánchez, Ricos y pobres en el
Táchira: la distribución de la riqueza en 1870.
• No. 143. Lucas Guillermo Castillo Lara, San Juan
Bautista de Ureña y Santa Bárbara de la Mulata.

59
• No. 144. Rafael María Rosales, San Antonio del Tá-
chira: la patriótica y valerosa villa.
• No. 145. Nora Bustamante, Isaías Medina Angarita:
aspectos históricos de su gobierno.
• No. 146. J. J. Villamizar Molina, Santa Ana del Tá-
chira.
• No. 153. Ildefonso Méndez Salcedo, Ensayos de in-
terpretación histórica e historiográfica.
• No. 159. Herbert Luna, Monseñor Jesús Manuel
Jáuregui, 1848-1905: contribución al estudio de las
relaciones Iglesia-Estado en Venezuela.
• No. 161. José Jorge Marghella y Moraima Coromo-
to León, El teatro caraqueño en la época de Cipriano
Castro, 1899-1908.
• No. 172-A. Manuel E. Carrero, Cipriano Castro:
el imperialismo y la soberanía nacional venezolana,
1895-1908.
• No. 172-B. Santiago Fontiveros González, Segunda
invasión andina: ejército expedicionario sobre el cen-
tro, 1902.
• No. 173. Emilio Constantino Guerrero, El Táchira
físico, político e ilustrado, 1905.
• No. 175. José de la Cruz García Mora, Uribante:
geografía e historia.
• No. 177. Alicia Ardao, El café y las ciudades en los
Andes venezolanos, 1870-1930.
• No. 178. Robinzon Meza, Política y gobierno en el
Estado Los Andes, 1881-1899: aproximación al estu-
dio de sus presidentes.
• No. 180. Carlos Alarico Gómez, El origen del Esta-
do democrático en Venezuela, 1941-1948.
• No. 182. Gonzalo Villamizar A., De La Petrolea a
PDVSA: crónicas tachirenses.

60
• No. 183. Raúl Méndez Moncada, Páginas de histo-
ria civil y eclesiástica de Venezuela.
• No. 185. Gonzalo Villamizar A., Cuatro genios: ba-
tallas de Venezuela.
• No. 186. Ildefonso Méndez Salcedo, Pedro Grases:
claves para el estudio de una obra de investigación his-
tórica.
• No. 187. Gonzalo Vivas Ramírez, Crónicas de opi-
nión y otros temas.
• No. 190. Roberto E. Avendaño, Bolívar: estadista,
militar y visionario continental.
• No. 193. J. J. Villamizar Molina, Ciudad de San
Cristóbal.

Literatura

• No. 4. Samuel Darío Maldonado, Tierra nuestra:


por el río Caura.
• No. 10. Arturo Croce, Selección de cuentos.
• No. 11. Marco Ramírez Murzi, Antología poética.
• No. 15. Juan Guglielmi, Novelas.
• No. 16. Manuel Felipe Rugeles, Poesías: antología
general.
• No. 22. Daniel Uzcátegui Ramírez, Un palmo de
buena tierra bajo el cielo.
• No. 23. Blanca Graciela Arias de Caballero, Puente
del jazmín viajero.
• No. 26. Arturo Croce, Talud derrumbado.
• No. 35. Marco Tulio Páez, Recuerdos de mi monta-
ña.
• No. 68. Ángel Ciro Guerrero, La nueva rebeldía.
• No. 75. Antonio Arellano Moreno, Poetas y versifi-
cadores tachirenses.
• No. 80. Pedro Pablo Paredes, Pueblos del Táchira.

61
• No. 81. Pedro Pablo Paredes, Emocionario de Laín
Sánchez.
• No. 84. Manuel Felipe Rugeles, Poetas de América
cantan a Bolívar.
• No. 94. José Abel Montilla, Fermín Entrena, un ve-
nezolano del noventa y nueve.
• No. 98. Marco Ramírez Murzi, Todo poesía.
• No. 102. Ramón Vicente Casanova, En las fronteras
del viento: vivencias tachirenses.
• No. 111. Vicente Elías Moncada, La parábola de la
fuente.
• No. 113. Autores Varios, Narrativa contemporánea
tachirense.
• No. 117. Autores Varios, Ensayística contemporánea
tachirense.
• No. 118. Autores Varios, Poesía contemporánea ta-
chirense.
• No. 120. Salustio González Rincones, Antología
poética.
• No. 137. Juan Beroes, Poesías completas.
• No. 139. Antonio Mora, Tres zarandajadas.
• No. 149. Carmen Teresa Alcalde, Escritoras de Vene-
zuela: escritoras tachirenses.
• No. 151. Salustio González Rincones y la generación
de “La Alborada”.
• No. 163. Tulio Hernández, Celebración de estar vi-
vos y otros ensayos.
• No. 164. Marisol Pérez Melgarejo, Laberinto.
• No. 165. Valdemar Vivas, El vuelo de las águilas.
• No. 168. Carmen Rosa Orozco, Hileras de Sol.
• No. 170. Manuel Rojas, Hojas de ceniza.
• No. 171. Pablo Mora, A coro en el asombro.
• [No. 174]. Dionisio Aymará, Huésped del asombro:
obra poética completa.

62
• No. 184. Manuel Osorio Velasco, Comarca de la
niebla.
• No. 188. Manuel Felipe Rugeles, Obra poética.
• No. 195. Gonzalo Vivas Ramírez, La ciudad de las
palmeras.
• No. 197. Eliseo Suárez Buitrago, El hombre y sus
inquietudes: la inquietud de un hombre.
• No. 199. Autores Varios, Hora de palique: memoria
y cuento de los primeros cincuenta años de la Peña
Literaria “Manuel Felipe Rugeles”.

Memorias y Testimonios

• No. 1. Anselmo Amado, Así era la vida en San Cris-


tóbal (1a., 2a. y 3a. ed.).
• No. 14. Francisco Alvarado, Memorias de un tachi-
rense del siglo XIX.
• No. 17 y 71. Leonardo Ruiz Pineda, Ventanas al
mundo (1a. y 2a. ed.).
• No. 42. Nemecio Parada, El Táchira de mi infancia
y juventud.
• No. 44. Autores Varios, El Liceo Simón Bolívar:
maestros y alumnos cuentan su historia.
• No. 45. Augusto Murillo Chacón, Ecos del recuerdo:
la vida tachirense a comienzos del siglo XX.
• No. 50. Pío Gil, Andanzas de un desterrado: cami-
nos, pueblos y gentes de España y Francia.
• No. 51. Nemecio Parada, Odisea de un telegrafista
venezolano.
• No. 59. Ángel María Arellano, Mis memorias: vida y
paisaje del campo tachirense.
• No. 62. Rafael Ángel Eugenio Fuentes, Una peque-
ña historia.

63
• No. 63. Nemecio Parada, De Ocumare a Miraflores:
de uno a otro extremo de Venezuela, 1919-1945.
• No. 66. Ramón Velásquez, El azúcar de mi trapiche.
• No. 72. José Abel Montilla, El terruño, la patria y
el mundo.
• No. 79. Juvenal Anzola, De Caracas a San Cristóbal.
• No. 95. Tulio Chiossone, Memorias de un reaccio-
nario.
• No. 96. Humberto Tejera, Cinco águilas blancas.
• No. 99. Rafael de Nogales Méndez, Cuatro años
bajo la media luna.
• No. 106. Heinrich C. L. Rode y Max Peperkorn,
Los alemanes en el Táchira: siglos XIX y XX (1a. y 2a.
ed.).
• No. 116. Ramón Velásquez, El recuerdo de los días.
• No. 132. Pío Gil, La guerra: reflexiones sobre la gue-
rra mundial, 1914-1918.
• No. 189. José Humberto Ocariz Espinel, Buenavis-
ta.
• No. 191. Rafael Vivas Vivas, El Sol de los Andes; El
Dorado del siglo XXI.

64
Ramón J. Velásquez:
Esbozo biográfico y bibliografía selectiva

San Juan de Colón, estado Táchira, noviembre 28, 1916 –

Periodista, historiador, editor y educador. Hijo de Ra-


món Velásquez Ordóñez y Regina Mujica de Velásquez, des-
tacados educadores tachirenses. Recibe las primeras lecciones
en el hogar formado por sus padres, primero en San Juan de
Colón y luego en San Cristóbal, ciudad donde se establecen en
1920. Asiste al kindergarten creado por su madre con la maes-
tra Flor María Román. Cursa la primaria en la escuela anexa
al Liceo Simón Bolívar. Estudia el bachillerato hasta el tercer
año en el Liceo Simón Bolívar. En 1934 se traslada a Caracas
para proseguir sus estudios en el Liceo Andrés Bello. Dos años
más tarde se recibe de bachiller en Filosofía y Letras con un
trabajo titulado El Táchira y su proceso evolutivo. En la Univer-
sidad Central de Venezuela cursa la carrera de Derecho has-
ta recibirse de doctor en Ciencias Políticas y Sociales (1942),
presentando como trabajo de grado un texto titulado Calidad
de la responsabilidad ministerial: responsabilidad política de los
ministros y la Constitución venezolana. Al año siguiente, la Cor-
te Federal y de Casación le otorga el título de abogado de la
República. En 1947 se une en matrimonio a Ligia Betancourt
Goicochea, con quien procrea cuatro hijos: Ramón Ignacio,
Regina Esther, José Rafael y Gustavo Luis. En el campo perio-
dístico ejerce la redacción y colabora como columnista en va-

65
Ramón J. Velásquez. San Cristóbal, 1975.
Fuente: Archivo fotográfico, Diario Católico, San Cristóbal.
rios periódicos y revistas de San Cristóbal y Caracas: Juventud
(1929), Nautilus (1930), Mástil (1932), Antena (1932), El Na-
cional (San Cristóbal, 1933), Futuro (1935), Últimas Noticias
(1943-1944), El País (1944-1945), El Nacional (Caracas,
1944-1945), Hechos (1949), Testimonio (1950-1951), Signo
(1951-1952) y Elite (1955-1956); igualmente, es director fun-
dador de los diarios La Provincia (1941) y El Mundo (1958-
1959), así como director de El Nacional (Caracas, 1964-1968
y 1979-1981). Como funcionario público llega a desempeñar
importantes responsabilidades: secretario de la Corporación
Venezolana de Fomento (1948), secretario general de la Presi-
dencia de la República (1959-1963), senador principal por el
estado Táchira (1959-1964, 1974-1979 y 1984-1989), minis-
tro de Transporte y Comunicaciones (1969-1971), presidente
de la Comisión de Política Exterior del Congreso Nacional
(1974-1979), presidente de la Comisión Presidencial para la
Reforma del Estado (1984-1986), presidente de la Comisión
Presidencial para Asuntos Fronterizos Colombo-Venezolanos
(1989-1992), miembro del Consejo Consultivo de la Presi-
dencia de la República (1992) y presidente de la República
(1993-1994), designado por el Congreso Nacional para con-
cluir el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Destaca su
labor en pro del rescate y la divulgación del patrimonio do-
cumental venezolano, siendo fundador de los siguientes orga-
nismos: Instituto de Investigaciones Históricas del Periodismo
Venezolano en la Universidad Central de Venezuela (1958),
Archivo Histórico de Miraflores (1959), Fundación para el
Rescate del Acervo Documental Venezolano (1975) y Ofici-
na de Investigaciones Históricas y Políticas del Congreso de
la República (1983). Como editor crea el Boletín del Archivo
Histórico de Miraflores (1959) y el Boletín de la Fundación para
el Rescate del Acervo Documental Venezolano (1987); asimismo,
promueve y dirige las siguientes colecciones: Biblioteca de au-
tores y temas tachirenses (1960), Pensamiento político venezolano

67
del siglo XIX (1960), Documentos que hicieron historia: siglo y
medio de vida republicana, 1810-1961 (1962), Venezuela pere-
grina (1962), Nuestro siglo XIX (1962), Las Fuerzas Armadas de
Venezuela en el siglo XIX (1963) y Pensamiento político venezo-
lano del siglo XX (1983). Es el fundador de las cátedras “His-
toria del periodismo venezolano”, en la Universidad Central
de Venezuela (1961) y la Universidad Católica Andrés Bello
(1962), así como de la cátedra “Apreciación del proceso histó-
rico venezolano”, en la Universidad Metropolitana (1980). Su
amplia labor intelectual ha sido reconocida con su incorpora-
ción como individuo de número a la Academia Nacional de
la Historia (1971) y a la Academia Venezolana de la Lengua
(2002). Se le han otorgado numerosas distinciones: Premio
Internacional de Periodismo María Moors Cabot (1967), Pre-
mio Municipal de Prosa (1973), Premio de la Asociación de
Escritores Venezolanos (1980), Premio Nacional de Ciencias
Sociales y Humanidades (1980) y Premio Nacional de Hu-
manidades (1998). Igualmente, ha sido distinguido con el
Doctorado Honoris Causa por la Universidad de los Andes
(1986), Universidad de Carabobo (1987), Universidad Santa
María (1987), Universidad Nacional Experimental del Táchira
(1991) y Universidad Católica Cecilio Acosta (2002).

Nota aclaratoria

La presente relación incluye los escritos más representa-


tivos de Ramón J. Velásquez, sobre todo los de carácter histó-
rico. Se han escogido sus propias publicaciones (Bibliografía
directa), así como lo escrito por otros autores sobre su vida y
obra (Bibliografía indirecta). Por razones de espacio, este in-
ventario se circunscribe a lo siguiente:

Bibliografía directa: sólo figuran libros y folletos de su


autoría. Se excluyen artículos en publicaciones periódicas,

68
capítulos en trabajos colectivos, colaboraciones en obras de
referencia, prólogos a libros de otros autores y recopilaciones
documentales. Cada registro lleva los datos tanto de la primera
como de la última edición.

Bibliografía indirecta: sólo se incluyen libros y folle-


tos, obviándose los artículos en publicaciones periódicas.
Lo escogido se complementa con algunas obras de referen-
cia publicadas en Venezuela.

Bibliografía directa

Caudillos, historiadores y pueblo. Saludo al lector, por Carlos


Hernández Delfino. Prólogo: La obra histórica del Dr.
Ramón J. Velásquez, por Simón Alberto Consalvi. Ca-
racas: Fundación Bancaribe para la Ciencia y la Cultu-
ra, 2013. 552 p.
Con segunda intención: reportajes en tiempos de dictadura, 1951-
1955. Caracas: José Agustín Catalá, editor, 1990. 2 v.
Confidencias imaginarias de Juan Vicente Gómez. Caracas: Edi-
ciones Centauro, 1979. 480 p. [14a. ed. Caracas: Edi-
ciones TEURA, 2008. 398 p.].
Coro: raíz de Venezuela. [Coro]: Ediciones del Ateneo de Coro,
[1962]. 32 p.
Cristóbal Mendoza, o “la bondad útil”. Caracas: Presidencia de
la República, 1972. 45 p.
Discurso de incorporación como Individuo de Número de don Ra-
món J. Velásquez Mujica. Contestación del académico don
Ramón González Paredes. Acto celebrado el día 8 de julio
de 2002 en el salón de sesiones de la corporación. Caracas:
Academia Venezolana de la Lengua, Correspondiente
de la Real Española, 2002. 58 p. [Tema: Antonio Guz-
mán Blanco y los escritores: conflictos entre las letras y
el poder en el siglo XIX].

69
Discurso leído en la sesión inaugural de la Primera Convención
Regional de la Corporación de Desarrollo Económico de la
Zona Suroccidental, realizada en la ciudad de Mérida el
día 11 de agosto de 1961. Mérida: Corporación Venezo-
lana de los Andes, 1961. 15 p.
Discurso pronunciado por el doctor Ramón J. Velásquez en el acto
de juramentación como Presidente de la República. Cara-
cas, 5 de junio de 1993. [Caracas]: Oficina Central de
Información, 1993. 11 p.
Discurso pronunciado por el doctor Ramón J. Velásquez, Presi-
dente de la República, en el Salón Elíptico del Capitolio
Federal, con motivo del aniversario de la declaración de la
Independencia. Caracas, 5 de julio de 1993. [Caracas]:
Oficina Central de Información, 1993. 17 p.
El cuadro histórico de la actual crisis venezolana. Caracas: Uni-
versidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias
Económicas y Sociales, Centro de Estudios de la Histo-
rial Actual, 1985. 14 p.
El desarrollo político, social y económico de Venezuela en el si-
glo XIX. Caracas: Ediciones Laboratorio Abbott, 1978.
[s.p.]
El gobierno de Joaquín Crespo. Caracas: Historiadores, Socie-
dad Civil, 1996. 36 p. (Historia para todos, 18).
El Táchira y su proceso evolutivo. Caracas: [s.n.], 1936. 50 p.
El último caudillo liberal Joaquín Crespo, 1841-1898. Caracas:
El Nacional; Banco del Caribe, 2005. 2 v. (Biblioteca
Biográfica Venezolana, 1).
El Zulia antes del petróleo: historia de una carta, una prisión
y una revolución en Maracaibo. [Caracas: s.n., 1960].
[s.p.].
Epígrafes para un perfil de la Venezuela contemporánea. Prólogo
de Rafael Ramón Castellanos. [Caracas]: Colegio Uni-
versitario Francisco de Miranda, 1982. 2 v.

70
Homenaje a la memoria de don Enrique Bernardo Núñez: dis-
curso de orden pronunciado en la sesión especial del 3 de
noviembre de 1964. [Caracas]: Concejo Municipal del
Distrito Federal, 1965. [s.p.].
Horas singulares de Valencia. [Caracas]: Concejo Municipal del
Distrito Federal, 1967. 35 p.
Individuos de número. Caracas: Academia Nacional de la His-
toria, 1981. 304 p. (Biblioteca de la Academia Nacional
de la Historia; Estudios, monografías y ensayos, 15).
[Edición simultánea: Caracas, Biblioteca de Autores y
Temas Tachirenses, 1981. 304 p.; Biblioteca de Autores
y Temas Tachirenses, 78].
Joaquín Crespo, el último caudillo militar del liberalismo venezo-
lano. Andanzas caraqueñas del curandero tachirense Telmo
A. Romero, 1884-1887. Ramón J. Velásquez: lección de
Historia “Joaquín Crespo”, por Eliécer Calzadilla. San
Cristóbal: Fondo Editorial UNET, 2011. 518 p. [Edi-
ción simultánea: Caracas, Ediciones TEURA, 2011.
518 p.].
La caída del liberalismo amarillo: tiempo y drama de Antonio
Paredes. Caracas: Contraloría General de la República,
1972. xxvii, 380 p. [7a. ed. Caracas: José Agustín Cata-
lá, editor, 1999. 556 p.].
La desobediencia urbana en Venezuela, 1936-1945. Caracas:
CENDES, 1988. 43 p.
La obra histórica de Caracciolo Parra Pérez: discurso de incor-
poración como Individuo de Número del Dr. Ramón J.
Velásquez. Contestación del académico don Luis Beltrán
Guerrero. Caracas: Academia Nacional de la Historia,
1971. 50 p.
La prensa: voz y presencia de la democracia. Maracay: Asamblea
Legislativa del Estado Aragua, 1980. 35 p.
Los alemanes en el Táchira, siglos XIX y XX: memorias de Heinrich
Rode. Caracas: [s.n.], 1993. 38 p. [Separata del prólogo

71
a la obra publicada con el mismo título, en Caracas: Bi-
blioteca de Autores y Temas Tachirenses, 1993. 313 p.;
Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, 106].
Los héroes y la historia. Caracas: Academia Nacional de la His-
toria, 1981. 363 p. (Biblioteca de la Academia Nacional
de la Historia; Estudios, monografías y ensayos, 11).
[Edición simultánea: Caracas, Biblioteca de Autores y
Temas Tachirenses, 1981. 366 p.; Biblioteca de Autores
y Temas Tachirenses, 77]. [2a. ed. Caracas: Bloque De
Armas, s.f. 2 v.; Libros Revista Bohemia, 106].
Los pasos de los héroes. Caracas: Ediciones Centauro, 1981. xvi,
362 p. [Es la misma obra titulada: Los héroes y la histo-
ria. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1981.
363 p.].
Memorias del siglo XX. Caracas: Últimas Noticias, 2005. (Bi-
blioteca Últimas Noticias).
Pocaterra, actor y testigo de una época. Caracas: [s.n.], 1973. xi-
lii p. [Separata del prólogo a la obra Archivo de José Ra-
fael Pocaterra: oposición a Gómez, 1922-1929. Caracas:
Banco Industrial de Venezuela, 1973, t. I, pp. xi-lii].
Prieto Figueroa: campanero de la conciencia. Caracas: Congreso
de la República, 1993. 21 p.
Ramón J. Velásquez, Presidente de Venezuela: Alocución en el
Congreso de la República, enero 28, 1994. Caracas: Presi-
dencia de la República, 1994. 31 p.
San Cristóbal: lugar de comprensión para la tregua. Caracas:
[s.n.], 1961. 37 p. [Se volvió a publicar con el título
de San Cristóbal: donde la patria empieza. Caracas: s.n.,
1972. 37 p.].
Sin un acuerdo nacional no hay solución para la crisis: discurso
del ciudadano Presidente de la República Dr. Ramón J.
Velásquez ante la 49a. Asamblea Anual de FEDECAMA-
RAS. Maracaibo, Edo. Zulia, 9 de julio de 1993. [Cara-
cas]: Oficina Central de Información, 1993. 14 p.

72
Venezuela, su desarrollo y sus técnicos. Caracas: [s.n.], 1970. 25
p.

Bibliografía indirecta

Acosta Espinosa, Nelson. Ramón J. Velásquez, o la pasión de ser


venezolano. Caracas: Congreso de la República, 1987.
30 p. [Contenido: Palabras pronunciadas por Nelson
Acosta Espinosa en el acto de conferimiento del Docto-
rado Honoris Causa a Ramón J. Velásquez por la Uni-
versidad de Carabobo, pp. 3-14; Discurso pronunciado
por Ramón J. Velásquez, pp. 15-30].
Autores Varios. Doctorado Honoris Causa al doctor Ramón J.
Velásquez. Presentación de Marcial A. Huggins Q. [San
Cristóbal: Universidad Nacional Experimental del Tá-
chira, 1991]. 24 p. [Contiene juicios de Rafael María
Rosales, J. J. Villamizar Molina y Aurelio Ferrero Tama-
yo; igualmente, se anexan las resoluciones del Consejo
Universitario y del Consejo Superior de la UNET acor-
dando conferir el Doctorado Honoris Causa a Ramón
J. Velásquez].
Autores Varios. Juicios a Confidencias imaginarias de Juan Vi-
cente Gómez. Caracas: Ediciones Centauro, 1980. 86 p.
[Recopilación de escritos firmados por los siguientes au-
tores: José Humberto Quintero, Teodoro Petkoff, Jesús
Sanoja Hernández, Ciro Urdaneta Bravo, Ramón Her-
nández, J. A. De Armas Chitty, Augusto Germán Ori-
huela, Amenodoro Rangel Lamus, Pedro Pablo Paredes,
Alicia Frielich Segal, Simón Alberto Consalvi, Argenis
Rodríguez, Francisco Salazar Martínez, Homero Arella-
no y Héctor Mujica].
Autores Varios. Juicios sobre dos obras de Ramón J. Velásquez: La
caída del liberalismo amarillo; Confidencias imaginarias
de Juan Vicente Gómez. Caracas: Ediciones Centauro,

73
1987. 420 p. [Las opiniones sobre La caída del libe-
ralismo amarillo, están firmadas por Augusto Mijares,
Fernando Paz Castillo, Manuel Malaver, Amenodoro
Rangel Lamus, Julio Febres Cordero, Antonio Arella-
no Moreno, Luis Beltrán Prieto Figueroa, Pedro So-
tillo, Pedro Berroeta, Jesús Sanoja Hernández, Gloria
Stolk, Ángel Mancera Galleti, Salvador Peña Vásquez,
Luis Oropeza Vásquez, R. J. Lovera De Sola, Federico
Álvarez, Mario Torrealba Lossi, Oscar Sánchez Peláez,
Augusto Germán Orihuela, Gustavo Jaén, Víctor Valera
Martínez, Ignacio Andrade Arcaya, Jaime Tello, Marco
Figueroa, Carlos Augusto Belandria, Eduardo Miche-
lena, Pedro Pablo Paredes, L. Pérez Jil, Rafael María
Rosales, Armando Rodríguez Trilla, Virgilio Torrealba
Silva, J. R. Mendoza Mendoza y Juan Ángel Mogollón.
Luego, siguen los juicios dedicados a Confidencias ima-
ginarias de Juan Vicente Gómez, cuyos autores son José
Humberto Quintero, Teodoro Petkoff, Tulio Chiosso-
ne, Pedro Grases, Jesús Sanoja Hernández, Juan Lisca-
no, Simón Alberto Consalvi, Héctor Mujica, Manuel
Malaver, Miguel Acosta Saignes, Luis Beltrán Prieto Fi-
gueroa, Amenodoro Rangel Lamus, Ciro Urdaneta Bra-
vo, Carlos Pacheco, José Cañizales Márquez, Mario An-
dreis, Alicia Frielich Segal, Augusto Germán Orihuela,
Ramón Hernández, J. A. De Armas Chitty, Pedro Pablo
Paredes, Leonardo Altuve Carrillo, Homero Arellano,
Julio Barroeta, Rafael Gómez G., Nicolás Vega Rolan-
do, Argenis Rodríguez y Francisco Salazar Martínez].
Autores Varios. Ramón J. Velásquez: apreciaciones sobre una la-
bor realizada. Caracas: Biblioteca de Autores y Temas
Tachirenses, 2007. 224 p. (Biblioteca de Autores y Te-
mas Tachirenses, 181). [Abren el volumen los acuerdos
de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses y de
la Academia Venezolana de la Lengua con motivo de

74
los noventa años del homenajeado, así como los “Datos
biográficos del Dr. Ramón J. Velásquez Mujica”. Lue-
go figuran los escritos de Milagros Socorro, Antonio
Ruiz Sánchez, Pedro Grases, Pedro Francisco Lizardo,
Asdrúbal Baptista, Guillermo Morón, Simón Alberto
Consalvi, Jesús Sanoja Hernández, Manuel Caballero,
Fernando Chumaceiro, Rafael Arráiz Lucca, Elías Pino
Iturrieta, Julio Barroeta Lara, Ildefonso Méndez Salce-
do, Elio Gómez Grillo, Temístocles Salazar, José Pascual
Mora García, Tulio Hernández, Nora Bustamante, Juan
Páez Ávila, Pablo Mora, Augusto Mijares, Federico Ál-
varez, Miguel Acosta Saignes, Alicia Freilich, Manuel
Malaver, Laura Febres, Eliécer Calzadilla, Gustavo Jaén
y Mariano Picón Salas].
Autores Varios. Ramón J. Velásquez: estudios sobre una trayec-
toria al servicio de Venezuela. Prólogo de José Ignacio
Moreno León. Caracas: Universidad Metropolitana;
Universidad de los Andes–Táchira, 2003. 404 p. [Se
compilan quince trabajos escritos por Tomás Polanco
Alcántara, Pedro Grases, Roberto J. Lovera De Sola,
Rafael Arráiz Lucca, Simón Alberto Consalvi, Allan
Brewer Carías, Edgar C. Otálvora, Aixa Salas, Carlos
Alarico Gómez, Nora Bustamante, Jesús Sanoja Her-
nández, Manuel E. Carrero, Laura Febres e Ildefonso
Méndez Salcedo].
Autores Varios. Testimonios sobre la obra de Ramón J. Velásquez.
Caracas: Congreso de la República, 1988. 429 p. [Re-
copilación de escritos de la autoría de Homero Arella-
no, Ramón Guillermo Aveledo, Mario Briceño Perozo,
Miguel Ángel Burelli Rivas, Nora Bustamante, Manuel
Caballero, Luis A. Caraballo Vivas, Francisco Cañiza-
les Verde, Rafael Ramón Castellanos, Lucas G. Castillo
Lara, Helí Colombani, Simón Alberto Consalvi, Arturo
Croce, Tulio Chiossone, Rafael Fauquie, Roberto Ga-

75
baldón, Eduardo Gallegos Mancera, Ramón González
Paredes, Luis Beltrán Guerrero, Francisco Guerrero
Pulido, José León Tapia, Benito Raúl Losada, Virgilio
Lovera, Gabriel Mantilla Chaparro, Pompeyo Márquez,
Américo Martín, Alberto Müller Rojas, Hugo Murzi,
José Humberto Ocariz E., Édgar C. Otálvora, Lucila
Palacios, Pedro Pablo Paredes, Manuel Pérez Gil, José
Vicente Rangel, José Ratto-Ciarlo, Rafael María Rosa-
les, Francisco Salazar Martínez, Carlos Sánchez Espejo,
Héctor Strédel, Alfredo Tarre Murzi, Eloy Torres, Ciro
Urdaneta Bravo y José Santos Urriola. Al final se agru-
pan otros escritos dedicados a Confidencias imaginarias
de Juan Vicente Gómez, firmados por José Ángel Ciliber-
to, Alfredo Coronil Hartmann, Manuel García Quiño-
nes, Alberto Garrido, Radamés Larrazábal, Isaías Peña
Gutiérrez, Rafael Pineda, Vitelio Reyes, Pedro Raúl Vi-
llasmil Soulés y José Santos Urriola].
Autores Varios. Tierra nuestra, 1498-2009. Preámbulo de Ra-
món J. Velásquez Mujica. Palabras de Emilio Graterón
Colmenares. Caracas: Fundación Venezuela Positiva,
2009. 2 v. [Véase: Cap. XLI, El gobierno de transición
de Ramón J. Velásquez Mujica, por José Amando Mejía
Betancourt, t. II, pp. 401-424].
Banko, Catalina y Ramón González Escorihuela. Ramón J.
Velásquez: un país, una vida. Presentación de Román
Hernández. La memoria y la historia: confidencias (no
imaginarias) de RJV, por Simón Alberto Consalvi. Un
encuentro feliz, por Tulio Hernández. San Cristóbal:
Lotería del Táchira, Fondo Editorial Simón Rodríguez,
2010. 227 p. [2a. ed. Caracas: Los libros de El Nacio-
nal; Fondo Editorial Simón Rodríguez, 2012].
Consalvi, Simón Alberto. Ramón J. Velásquez: la historia y
sus historias. Caracas: Editorial La Draga y El Dragón,
1988. 51 p.

76
Diccionario de Historia de Venezuela. 2a. ed. Caracas: Funda-
ción Polar, 1997. 4 v. [Véase: Velásquez, Ramón José,
por Elías Pino Iturrieta, t. 4, pp. 215-216; y Velásquez,
Ramón José, gobierno de, por Manuel Beroes P., t. 4,
pp. 216-218].
Diccionario enciclopédico de las letras de América Latina. Ca-
racas: Biblioteca Ayacucho; Monte Ávila Editores La-
tinoamericana, 1995-1998. 3 v. [Véase: Velásquez, Ra-
món J., por José Rivas Rivas, t. O-Z, pp. 4901-4902].
Diccionario general de la literatura venezolana. 2a. ed. Mérida:
Universidad de los Andes; Editorial Venezolana C. A.,
1987. 2 v. [Véase: Velásquez, Ramón J., t. II, p. 544].
Diccionario general de la literatura venezolana: autores, obras,
movimientos, grupos, revistas, géneros, generaciones, regio-
nes, premios, entradas especiales. Caracas: Monte Ávila
Editores Latinoamericana, 2013. 663 p. [Véase: Velás-
quez, Ramón J., p. 635].
Grases, Pedro. Ensayos y reflexiones III. Caracas-Barcelona-Mé-
xico: Editorial Seix Barral, 1989. xxv, 447 p. (Obras de
Pedro Grases, 18). [Véase: Ramón J. Velásquez, doctor
en Historia, pp. 319-333].
Grases, Pedro. Ramón J. Velásquez: doctor en Historia. Méri-
da: Universidad de los Andes, 1986. 46 p. [Contenido:
Discurso pronunciado en el acto de otorgamiento al Dr.
Ramón J. Velásquez del título de Doctor Honoris Cau-
sa de la Universidad de los Andes, el 21 de febrero de
1986, pp. 3-23; El proyecto de una historia de los An-
des: discurso pronunciado por Ramón J. Velásquez, el
21 de febrero de 1986 en el Paraninfo de la Universidad
de los Andes, con motivo del otorgamiento del título de
Doctor Honoris Causa en Historia, pp. 25-46].
Hernández Contreras, Luis. El doctor Velásquez, una historia
nunca contada: Ramón J. Velásquez y el Táchira. San
Cristóbal: PROCULTA, 2012. 330 p. [Contenido:

77
Unas cortas palabras, por Luis Hernández Contreras,
pp. 9-11; Carta del Dr. Ramón J. Velásquez a Luis
Hernández Contreras, pp. 13-19; El recipiendario de
hoy, por José Humberto Ocariz, pp. 21-31; Un libro
sobre Ramón J. Velásquez y el Táchira, por Ildefonso
Méndez Salcedo, pp. 33-38; El abuelo y el nieto o la
opinión: charla paternal, por Ramón Velásquez Ordó-
ñez, pp. 39-41; Presentación, por el Consejo Directivo
de FINAMPYME, pp. 43-44; El doctor Velásquez, una
historia nunca contada, por Luis Hernández Contreras,
pp. 45-275; Notas sobre mi vida, por Ramón J. Velás-
quez, pp. 277-330].
Homenaje de la Biblioteca Nacional al eminente historiador
venezolano Ramón J. Velásquez: exposición bibliográfica,
hemerográfica, sonora, fotográfica y de manuscritos; no-
viembre-diciembre, 1987. Caracas: Instituto Autónomo
Biblioteca Nacional; Ediciones Centauro, 1987. 37
p. [Contenido: Ramón J. Velásquez y sus setenta, por
Manuel Caballero, pp. 7-16; Bibliografía fundamental,
muestra hemerográfica, proyectos editoriales, manus-
critos, grabaciones y fotografías, pp. 17-37].
Morón, Guillermo. Los presidentes de Venezuela, 1811-2003.
6a. ed. Caracas: Planeta, 2003. 333 p. [Véase: Ramón
José Velásquez, pp. 275-297].
Ordóñez, Rosana. La casa del odio. Presentación de Luis He-
rrera Campins. Introito de Ramón Escovar Salom. Ca-
racas: Planeta, 1994. 209 p. (Colección Voces del Pre-
sente).
Otálvora, Édgar C. La paz ramónica: notas sobre un gobierno de
transición. Caracas: Pomaire, 1994. 210 p.
Páez, Gladys. Premios Nacionales de Cultura, Humanidades:
Ramón J. Velásquez, 1998. Caracas: Ministerio de la
Cultura, Fundación Editorial El Perro y la Rana, 2006.
73 p.

78
Picón Salas, Mariano; Gustavo Jaén y Ramón J. Velásquez.
Balance de una actuación. Caracas: [s.n.], 1963. 19 p.
[Discursos pronunciados en el homenaje ofrecido a Ra-
món J. Velásquez al separarse de la Secretaría General de
la Presidencia de la República].
Rincón Noriega, Fredy. Ramón J. Velásquez: un venezolano que
hace historia. Caracas: Ediciones Centauro, 1987. 49 p.
Rivas Dugarte, Rafael Ángel y Gladys García Riera. Quiénes
escriben en Venezuela: Diccionario abreviado de escritores
venezolanos, 1900-2003. Caracas: Consejo Nacional de
la Cultura, 2004. xii, 419 p. [Véase: Velásquez Mujica,
Ramón José, p. 405]. [3a. ed., con el título Diccionario
de escritores venezolanos. Caracas: Americana de Rease-
guros C. A.; Universidad Católica Andrés Bello, 2012.
2 v. Véase: Velásquez, Ramón J., t. L-Z, pp. 661-663].
Villamizar Molina, J. J. Ciudad de San Cristóbal. Prólogo de
Roberto Esteban Avendaño. San Cristóbal: Biblioteca
de Autores y Temas Tachirenses, 2011. 595 p. (Biblio-
teca de Autores y Temas Tachirenses, 193). [Véase: El
doctor Ramón J. Velásquez y San Cristóbal, pp. 97-98].

79
Ramón J. Velásquez:
Un testigo de la historia de Venezuela
de Ildefonso Méndez Salcedo

Se imprimió en octubre de 2013


en los talleres gráficos de
LITOANDES S. A.
San Cristóbal, estado Táchira
Venezuela