Está en la página 1de 2

Unidad 3. Caso Práctico:


Enunciado 1

©2 01 7 Asturias: Red de1 Universidades Virtuales Iberoamericanas


Unidad 3. Caso Práctico: Enunciado 1

El Final de la Sustitución de las Importaciones en Chile

Chile fue uno de los primeros países en abandonar la estrategia de industrialización


mediante sustitución de importaciones. Hasta principios de los setenta, Chile, un país en
desarrollo relativamente próspero con una tradición democrática anormalmente fuerte,
había seguido políticas similares a las de otros países latinoamericanos. Había
desarrollado una base industrial tras unas elaboradas restricciones a la importación,
mientras que las exportaciones del país continuaban consistiendo, en gran medida, en
productos tradicionales, particularmente cobre. Sin embargo, a principios de los setenta
la elección de un Gobierno declaradamente comunista condujo a turbulencias políticas
y, finalmente, a la toma del poder por los militares del país, que eliminaron brutal y
sangrientamente a sus opositores.

El nuevo Gobierno trajo consigo lo que era en aquel momento una anormal fe en las
políticas de libre mercado. Se eliminaron las restricciones a la importación, sustituidas
por bajos tipos arancelarios. Ya fuese debido a esas políticas o a pesar de ellas (una
drástica caída de los precios mundiales del cobre contribuyó a los infortunios de Chile),
la economía pasó por un periodo muy difícil a mediados de los setenta. Una
recuperación a finales de los setenta y a principios de los ochenta se vio seguida de una
segunda grave recesión, cuando Chile se vio atrapado en la crisis mundial de la deuda.

Sin embargo, en la segunda mitad de los ochenta, el funcionamiento económico de


Chile empezó a tener un aspecto impresionante. Nuevas exportaciones, incluyendo
frutas fuera de temporada enviadas a los mercados del Hemisferio Norte en invierno,
vino de creciente alta calidad, y bienes manufacturados como muebles, apartaron al
país de su previa dependencia del cobre. La economía chilena empezó a crecer más
rápido de lo que nunca lo había hecho, superando a otros países latinoamericanos y
casi igualando el funcionamiento de los países asiáticos. Como resultado, las políticas
de libre comercio (inicialmente muy impopulares, e identificadas con el Gobierno de los
militares chilenos) comenzaron a obtener un amplio apoyo político.

En 1990, los militares se retiraron de la política chilena, aunque siguen siendo en el


momento de escribir esto una especie de Estado dentro del Estado, sin estar
dispuestos a aceptar órdenes de los políticos civiles. Sin embargo, en este momento,
las políticas económicas de los últimos 17 años tienen un gran crédito como el camino a
la prosperidad chilena. Por tanto, el signo de la política económica bajo el Gobierno
libremente elegido permaneció inalterado. Y el éxito económico de Chile continuó:
entre 1990 y 2001 la economía alcanzó una tasa de crecimiento del 5,5%, mucho mayor
que la del resto de América Latina.

Caso tomado del libro:

Krungman, P, Obstfeld, M. Economía Internacional, Editorial Mc Graw Hill, 7ª Edición,


2006. Pág: 264 – 265.

02 ASTURIAS: RED DE UNIVERSIDADES VIRTUALES IBEROAMERICANAS 2017®


Not a Técnica preparada por Ast urias: Red de Universidades Virt ual es Iberoamericanas. Su difusión,
reproducción o uso t ot al o parcial para cual quier ot ro propósit o queda prohibida. Todos los derechos
reservados.