Está en la página 1de 6

Santiago, nueve de julio de dos mil diecinueve.

Visto:
En autos RIT 0-31-2016, RUC 1740037359-0, del Juzgado de
Letras del Trabajo de Panguipulli, por sentencia de dieciocho
de diciembre de dos mil diecisiete, se acogió la demanda
interpuesta por doña Eliana Alejandra Falfán Azócar, don
Rodrigo Andrés Rosas Moya, doña Marioly Andrea Monsalve
Seguel, doña María Cecilia Castillo Briones, doña Carla
Leflay Cayupi Cuevas, doña Karen Aracely Garrido Ñanco y don
Eduardo Antonio Cerda Rivera en contra de la corporación
municipal de esa comuna, sólo en cuanto declaró que la
“asignación de incentivo profesional” o “asignación municipal
fijo” que hasta diciembre de 2016 percibieron, forman parte
de sus remuneraciones mensuales en los montos que señala, y,
consecuencialmente, ordenó a la demandada su pago por los
períodos que se adeudan y los que se devenguen en lo
sucesivo.
En contra del referido fallo la demandada interpuso
recurso de nulidad, que fue rechazado por una sala de la
Corte de Apelaciones de Valdivia, por resolución de seis de
febrero de dos mil dieciocho.
En relación con esta decisión, la misma parte interpuso
recurso de unificación de jurisprudencia solicitando que esta
Corte lo acoja y dicte la de reemplazo que describe.
Se ordenó traer estos autos en relación.
Considerando:
Primero: Que, de conformidad a lo dispuesto en los
artículos 483 y 483-A del Código del Trabajo, el recurso de
unificación de jurisprudencia procede cuando, respecto de la
materia de derecho objeto del juicio, existen distintas
interpretaciones sostenidas por uno o más fallos firmes
emanados de los tribunales superiores de justicia. La
presentación respectiva debe ser fundada, incluir una
relación precisa y circunstanciada de las distintas
interpretaciones respecto del asunto de que se trate,
sostenida en las diversas resoluciones y que hayan sido

XYSLNLSRK
objeto de la sentencia contra la que se recurre y, por
último, se debe acompañar copia fidedigna del o de los fallos
que se invocan como fundamento.
Segundo: Que la materia de derecho que la recurrente
solicita unificar se refiere a la “posibilidad de que
realizando una aplicación supletoria del Código del Trabajo
se pacten (expresa o tácitamente) entre una Corporación
Municipal y funcionarios regidos por la Ley 19.378
remuneraciones adicionales a las contempladas en el artículo
23 de dicho estatuto”.
Tercero: Que expone que la demandada desde el año 2010
pagaba a los actores, todos enfermeros que laboran en
distintos establecimientos municipales de atención primaria
de salud, una asignación que se escrituró en algunos
contratos de trabajo como “asignación de incentivo
profesional” y que se reflejó en sus liquidaciones de
remuneraciones como “asignación municipal fijo”, de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 45 de la Ley N°
19.378, pago indebido por cuanto se omitió contar con el
acuerdo del Consejo Municipal que era necesario de
conformidad con la norma referida. Agrega que por ello,
cuando la nueva administración asumió el año 2017, se decidió
cesar con dicho pago, teniendo además en consideración que no
se encontraba contemplado dentro del presupuesto para ese
año.
Señala que al contestar la demanda se indicó que al
entrar en vigencia la Ley N° 19.378, la naturaleza de la
relación de los funcionarios que se desempeñan en los
servicios públicos traspasados cambió de contractual a
estatutaria, por lo que no cabe la aplicación supletoria del
Código del Trabajo cuando se trata de normas que sean
contrarias al estatuto respectivo, como sucede en este caso
que se ha desnaturalizado el régimen de remuneraciones
establecido en el artículo 23 de la referida ley en virtud de
una errónea aplicación del código laboral.

XYSLNLSRK
Precisa que aparece de manifiesto que el fallo recurrido
propugna una interpretación distinta a la sostenida por los
tribunales superiores de justicia al entender que la
asignación demandada tiene una naturaleza convencional, y,
por ende, forma parte de la remuneración de los demandantes
de acuerdo a lo establecido en los artículos 41 y 42 del
Código del Trabajo.
Cuarto: Que para efectos de rechazar el recurso de
nulidad que se dedujo en contra de la sentencia que hizo
lugar a la demanda, la impugnada tuvo en cuenta que: “ … como
es posible advertir la causal de nulidad en análisis, errada
aplicación del derecho al caso, tiene una exigencia tácita,
la aceptación de los hechos sentados en el fallo del
recurrente. Ante lo dicho el tribunal deberá revisar que
exista dicha coherencia, a saber que los hechos concluidos
previa apreciación de la prueba sean compartidos por la parte
que invoca el vicio”, agregando que “ … el juez a quo ha
considerado relevante para fundar su decisión determinar los
requisitos que el art. 45 del estatuto sub lite ha
establecido para pagar asignaciones de carácter transitorias
a los trabajadores de la salud y señala que estos son:
aprobación del concejo municipal, carácter transitorio de la
asignación, máximo hasta el 31 de diciembre de cada año.
Necesidad del servicio y disponibilidad presupuestaria. Que
el motivo 9° del fallo impugnado el sentenciador a quo se
hace cargo de la naturaleza de la asignación cobrada en autos
y si esta califica dentro del concepto establecido en el art.
45 de la Ley 19.378, y expresa: "Que, la asignación referida
precedentemente, no contaba con aprobación de Concejo
Municipal. La demandada principal alegó en sus descargos que
la asignación en comento correspondía a aquellas que se
contemplan en el artículo 45 de la Ley 19.378, de forma tal
que le correspondía acreditar el cumplimiento de los
presupuestos fácticos que constituyen los requisitos que se
contemplan en dicha norma, más aquella actividad probatoria
no fue desplegada." Luego en otro párrafo del mismo motivo el

XYSLNLSRK
sentenciador a quo agrega: "El elemento del carácter
transitorio de dicha asignación, no concurre, por cuanto de
las liquidaciones de remuneración incorporadas consta que
aquella asignación se entregó en forma regular, mensual e
ininterrumpida desde su implementación en el año 2010 hasta
el 31 de diciembre de 2016, cuestión de hecho no
controvertida y reconocida por las demandadas, de forma tal
que también se tendrá por asentada." Ante lo cual establece
que la asignación en cuestión no se encuentra contenida en el
art. 45 de la Ley 19.378”, concluyendo que “ … ante lo
expuesto precedentemente sólo es dable colegir que la parte
recurrente no cumple con el requisito tácito de la causal de
nulidad opuesta, esto es, la aceptación de los hechos
sentados y sólo impugna la normativa aplicada al caso. Lo que
le resta toda logicidad a su argumentación. En efecto aparte
de no cumplir con el requisito ya mencionado, el art. 23 de
la ley 19.378 define lo que se entiende por remuneración y el
art. 45 de dicha ley se refiere a las asignaciones especiales
transitorias que se pueden otorgar, así ambas normas
requieren de una interpretación armónica para resolver el
caso de otra forma no es posible comprender la situación,
debido a ello el juez a quo considera –entre otros
argumentos– que las normas del estatuto de salud municipal,
en el caso concreto, no se contraponen con las normas sobre
remuneraciones del Código el Trabajo”.
Quinto: Que, hecho el análisis que imponen las normas
mencionadas en el considerando primero, aparece que el
recurso, en los términos planteados, no podrá prosperar, ya
que en el fallo que lo motiva no existe pronunciamiento sobre
la materia de derecho en relación con la cual se pretende la
unificación de jurisprudencia. En efecto, como se advierte de
la lectura del motivo cuarto precedente, al respecto solo
transcribe los razonamientos pertinentes de la de base, sin
emitir juicio de si es o no correcto.
Por lo reflexionado, disposiciones legales citadas y lo
preceptuado en los artículos 483 y siguientes del Código del

XYSLNLSRK
Trabajo, se rechaza el recurso de unificación de
jurisprudencia deducido por la demandada, en relación con la
sentencia de seis de febrero de dos mil dieciocho, dictada
por la Corte de Apelaciones de Valdivia.
Acordada con el voto en contra de la Ministra señora
Muñoz y del Abogado Integrante señor Abuauad, quienes fueron
de opinión de entrar al fondo de la controversia y decidir en
consecuencia, teniendo en consideración que se dan los
presupuestos previstos en el artículo 483 del Código del
Trabajo en relación con la existencia de distintas
interpretaciones sobre una misma materia de derecho.
Regístrese y devuélvase.
N° 3.655-2018
Pronunciado por la Cuarta Sala de la Corte Suprema integrada
por los Ministros señor Ricardo Blanco H., señoras Gloria Ana
Chevesich R., Andrea Muñoz S., y los Abogados Integrantes
señora Leonor Etcheberry C., y señor Ricardo Abuauad D. No
firma la Ministra señora Muñoz y el abogado señor Abuauad, no
obstante haber concurrido a la vista y al acuerdo de la
causa, por estar con feriado legal la primera y por estar
ausente el segundo. Santiago, nueve de julio de dos mil
diecinueve.

RICARDO LUIS HERNAN BLANCO GLORIA ANA CHEVESICH RUIZ


HERRERA MINISTRA
MINISTRO Fecha: 09/07/2019 13:15:22
Fecha: 09/07/2019 13:15:21

ROSA MARIA LEONOR ETCHEBERRY


COURT
ABOGADO INTEGRANTE
Fecha: 09/07/2019 13:10:06

XYSLNLSRK
En Santiago, a nueve de julio de dos mil diecinueve, se incluyó en el Estado
Diario la resolución precedente.

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la causa.
En aquellos documentos en que se visualiza la hora, esta
corresponde al horario establecido para Chile Continental. XYSLNLSRK