Está en la página 1de 8

Hoja de Presentación.

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS


UAPA

ESCUELA DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS

Asignatura:
PENOLOGIA Y DERECHO PENITENCIARIO

Tema:
Tarea II.

FACILITADOR (A):

DR. ALEXIS SÁNCHEZ VÁSQUEZ. M.A.

Participante:
Julio A. Álvarez Rosario

Matricula:
15-7650

SANTO DOMINGO ESTE


31-05-19
1. Introducción

A continuación, le presento un trabajo acerca conteniendo un caso dado


por el facilitador, cuyo mandato ordena determinar, el caso determine cuáles son las
circunstancias agravan la pena durante un juicio penal. En el mismo encontrara las
diferentes circunstancias que agravan la pena del imputado en el caso de una
acusación penal por diferentes causas.

En el referido trabajo, le mostramos un bosquejo académico sencillo,


donde esperamos llenar las expectativas del facilitador, en cuanto a las circunstancias
agravan la pena durante un juicio penal, conforme a la base legales existentes en nuestra
legislatura procesal y penal.

Esta pequeña panorámica breve de cómo ante un caso penal, las


posibles circunstancias podrían agravar la pena del imputado.
ANALISIS

I. Desarrollo.

Distinguido Participante:
Consulte la bibliografía básica de la unidad y demás fuentes complementarias
del curso; luego realice la actividad que se describe a continuación:
1- Realiza un caso simulado dado por el facilitador, luego de estudiar el
caso determine cuáles son las circunstancias agravan la pena durante un juicio
penal.

EL SEÑOR MIGUEL ÁNGEL, SOSTUVO UNA RIÑA CON EL SEÑOR VICTOR


PARRA, EN LA CUAL AMBOS SE PRODUJERON VARIAS HERIDAS DE ARMAS
BLANCAS.
EL CERTIFICADO MÉDICO DE MIGUEL ÁNGEL, DICE QUE LAS HERIDAS
SON DE PRONOSTICO RESERVADOS; EN CAMBIO LA DE VICTOR PARRA
CURAN EN 30 DÍAS.
EN ESO A LOS DOS MES DE OCURRIR EL HECHO EL SEÑOR MIGUEL
ÁNGEL MUERE, EN TRANSCURSO DE LA PREPARACIÓN Y PRESENTACIÓN
DE LA ACUSACIÓN DEL MINISTERIO PUBLICO, EN LA AUDIENCIA
PRELEMINAR EL MINISTERIO PUBLICO DEPOSITA EL ACTA DE DEFUNCIÓN.

LAS CIRCUNSTANCIAS QUE AGRAVAN.


En caso presentado nos encontramos al frente de una riña, la cual en primer
lugar entendemos que El Señor MIGUEL ÁNGEL, y Señor VICTOR PARRA se
encontraban heridos, por lo que, por la magnitud de las heridas fue necesaria esperar
el proceso de curación de ambos, para conocerse la audiencia preliminar, donde en
el transcurso de dicha curación, se produjo el deceso de uno de los involucrados en
el evento violento.
Entendemos que contra el sr. SEÑOR VICTOR PARRA, existe peligro de fuga,
ya que, para llegar al punto de sostener una riña con armas blancas, como describe
el mandato del presente trabajo, lo normal que haya habido anteriormente una previa
confrontación, por lo que considero ambos actores no son hombres de respetable de
convivencia en sociedad, sino, que son dos personas peligro público, por ende, con
falta de arraigo para aplicarle otra medida menos gravosa, que por viejas rencillas
personales llegaron a enfrentarse.
Tomar esta medida sería la más conveniente para el debido proceso, ya que,
estamos frente a un hecho criminal, que, en el transcurso del mismo, pudiere resultar
una calificación diferente conforme a pruebas que puedan aportarse en el curso del
mismo, conforme al Art. Art. 230. Del CPP., referente a las pruebas, estás en su
momento agravarían la responsabilidad del imputado.

El Acta Defunción presentada por el Ministerio Público, nos encontramos en


donde el ahora imputado, VICTOR PARRA, atendiendo a la magnitud del hecho
debe aplicar la medida más gravosa, que es prisión preventiva, art. 227, Numeral 7,
del CPP, en cuanto al peligro de fuga.

De conformidad con el Articulo 295 del CPD., dice “El que voluntariamente mata
a otro, se hace reo de homicidio” y el Acta Defunción presentada por el Ministerio
Público, nos encontramos en donde el ahora imputado, VICTOR PARRA, se enfrenta
a una pena de reclusión, conforme al art. 309 del Código Penal Dominicano. Por lo
que el imputado puede intentar fugarse.

a) ¿QUE DECISIÓN TOMARÍA EL JUEZ DE LA INSTRUCCIÓN?

En juez como tercero imparcial, debería tomar la medida que garantice mejor
la aplicación del derecho procesal, tomando en consideración que fue una riña en la
cual ambos resultaron heridos y de conformidad con el Articulo 295 del CPD., de
acuerdo con el Acta Defunción presentada por el Ministerio Público, nos
encontramos en donde el ahora imputado, VICTOR PARRA, atendiendo a la
magnitud del hecho debe aplicar la medida más gravosa, que es prisión preventiva,
art. 227, Numeral 7, del CPP, en cuanto al peligro de fuga.

Otro elemento a fundamentar la decisión del juez, lo constituye la sanción


aplicable al presente caso, el cual es de reclusión conforme al art. 309 del Código
Penal Dominicano. Por lo que el imputado puede intentar fugarse.

b) ¿QUE LE SOLICITARÍA EL MINISTERIO PÚBLICO AL JUEZ DE LA


INSTRUCCIÓN?
Conforme explicamos anteriormente el Ministerio Publico, debe solicitarle al
Juez la aplicación de la Prisión Preventiva, aplicando el Código Procesal Penal, los
art. 226, Numeral 7, prisión preventiva; el 227 numerales 1 es autor, 2 puede
sustraerse el procedimiento y 3 su libertad al final puede ser privada, es por todo esto
que debe solicitarle al Juez la aplicación de la Prisión Preventiva.
En el art. 295 del CPD, es otro elemento suficiente para la calificación del de
homicida al acusado, ya que, dice este artículo, cita “El que voluntariamente mata a
otro, se hace reo de homicidio”, entendiendo que, no obstante padecer heridas igual
que la víctima, los hechos pueden según lo prevista en el Art 309, cita, “El que
voluntariamente infiere heridas, diere golpes, cometiere actos de violencia o vías de
hecho, …………………………………………………………… Cuando las violencias
arriba expresadas hayan producido …………………………... ………….. Si
las heridas o los golpes inferidos voluntariamente han ocasionado la muerte del
agraviado(a), la pena será de reclusión, aun cuando la intención del agresor(a) no
haya sido causar la muerte de aquél”

c) ¿BASE SU DECISIÓN A LOS TEXTOS LEGALES?

1. Código penal dominicano.

Art. 295.- El que voluntariamente mata a otro, se hace reo de homicidio.

Art 309.- El que voluntariamente infiere heridas, diere golpes, cometiere actos
de violencia o vías de hecho, si de ellos resultare al agraviado(a) una enfermedad o
imposibilidad de dedicarse al trabajo durante más de veinte días, será castigado(a)
con la pena de prisión de seis meses o dos años, y multa de quinientos a cinco mil
pesos. Podrá además condenársele a la privación de los derechos mencionados en
el artículo 42, durante un año a lo menos, y cinco a lo más. Cuando las violencias
arriba expresadas hayan producido mutilación, amputación o privación del uso de un
miembro, pérdida de la vista, de un ojo, u otras discapacidades, se impondrá al
culpable la pena de reclusión. Si las heridas o los golpes inferidos voluntariamente
han ocasionado la muerte del agraviado(a), la pena será de reclusión, aun cuando la
intención del agresor(a) no haya sido causar la muerte de aquél.

2. Código Procesal Penal.

Art. 226.- Medidas. 7) La prisión preventiva.


Art. 227.- Procedencia.
1) Existen elementos de prueba suficientes para sostener, razonablemente, que
el imputado es, con probabilidad, autor o cómplice de una infracción;
2) Existe peligro de fuga basado en una presunción razonable, por apreciación
de las circunstancias del caso particular, acerca de que el imputado podría no
someterse al procedimiento;
3) La infracción que se le atribuya esté reprimida con pena privativa de libertad.

Art. 229. Peligro de fuga.


1) Arraigo en el país, determinado por el domicilio, residencia habitual, asiento
de la familia, de sus negocios o trabajo y las facilidades para abandonar el país o
permanecer oculto. La falsedad o falta de información sobre el domicilio del imputado
constituye presunción de fuga;
2) La pena imponible al imputado en caso de condena;
3) La importancia del daño que debe ser resarcido y la actitud que
voluntariamente adopta el imputado ante el mismo;
4) El comportamiento del imputado durante el procedimiento o en otro anterior,
en la medida que indique su voluntad de someterse o no a la persecución
penal.

Art. 230.- Prueba.


Las partes pueden proponer prueba con él en de sustentar la imposición,
revisión, sustitución, medicación o cese de una medida de coerción.

Dicha prueba se individualiza en un registro especial cuando no está permitida


su incorporación al debate. El juez valora estos elementos de prueba conforme a las
reglas generales establecidas en este código, exclusivamente para fundar la decisión
sobre la medida de coerción. En todos los casos el juez debe, antes de pronunciarse,
convocar a una audiencia para oír a las partes o para recibir directamente la prueba.
De dicha audiencia se levanta un acta.
II. Conclusión

Como conclusión, quien decir que el caso en particular abre una ventana de
razonamiento, desde el punto de vista de la lógica de si ocurre un hecho de esa
naturaleza, el juez debe disponer una medida de coerción que garantice el debido
proceso, donde el imputado no se sustraiga del proceso en ningún momento del
procedimiento, respetándosele sus derechos establecidos en las normas legales. En
cuanto al Ministerio Publico, luego de aportar la prueba del acta defunción de la
víctima, solicita conforme a la doctrina procesal penal, que se aplique la prisión
preventiva, en vista de que, el presente caso conllevaría a prisión preventiva al final,
y existen circunstancias que comprometan su responsabilidad.
Bibliografía
a) Código Procesal Penal Dominicano. (2002). Santo Domingo R.D.: Gaceta Oficial.
b) Código Penal de la República Dominicano. 1998.
c) Razonamientos lógicos.