Está en la página 1de 4

Introducción

Misionero, evangelista, pastor. Maestro extraordinario. Predicador elocuente. Plantador de


iglesias. Estratega y visionario. Quizá, después de nuestro Jesucristo, es el líder más
influyente de toda la historia de la humanidad. Sin embargo, sobre todo, fue alguien que
amó profundamente a Cristo en respuesta al evangelio.

Se refieren a Pablo, como el perseguidor convertido en defensor de la fe que asolaba. Fue


usado por Dios para escribir 13 de los libros del Nuevo Testamento y llevar el evangelio a
multitudes. Se ha escrito mucho sobre este hombre
Desarrollo

Pablo nació en la ciudad de Tarso de Cilicia (en la actual Turquía) en una familia judía, siendo
ciudadano romano de nacimiento. Se cree que su padre fue un fariseo perteneciente a la
tribu de Benjamín.

Su nombre (Pablo) significa “pequeño” y pudiera indicar que fue pequeño desde que nació.
En el siglo II un escritor lo describió como “un hombre pequeño de estatura, con cabeza
calva y piernas encorvadas, con su cuerpo en buen estado, con cejas tupidas y nariz un poco
en forma de gancho, lleno de cordialidad; por ahora parecía un hombre y ahora tenía el
rostro de un ángel”. Su nombre hebreo era Saulo, parecido al destacado rey Saúl de la
historia judía.

Pablo probablemente estudió en la universidad de mayor reputación de la época ubicada


en su ciudad natal, y luego fue alumno de Gamaliel, un prominente maestro de la secta
judía de los fariseos en Jerusalén. Se cree que Pablo conoció sobre el surgir de la nueva
secta de los “nazarenos” cuando ya había terminado su preparación como fariseo. Esto
habría sucedido después de ir a su ciudad natal y regresar posteriormente a Jerusalén luego
de la muerte del Señor.

Después de Pentecostés, la influencia del cristianismo se extendía por Jerusalén. El


poderoso testimonio de Esteban y otros creyentes tuvo tal impacto que llevó a alterar a las
autoridades religiosas judías. Esto despertó la persecución contra la iglesia, en la cual
participó Pablo. Lucas relata que “Saulo hacía estragos en la iglesia entrando de casa en
casa, y arrastrando a hombres y mujeres, los echaba en la cárcel”. Su celo por la ley y la
pasión por preservar la pureza del judaísmo lo condujeron a ser un enemigo del
cristianismo.

Toda Asia y Europa fueron llenas del evangelio a través del ministerio y liderazgo de este
hombre. Como indica el pastor MacArthur, Pablo “fue único en la historia de la redención,
responsable de la difusión inicial del mensaje del evangelio por todo el mundo gentil
Conclusión

La historia nos cuenta que Pablo murió al ser ejecutado en el año 66 d. C., en medio de la
persecución del emperador Nerón contra la iglesia. No obstante, su actitud de servicio a la
iglesia aún sirve de estímulo y exhortación para los cristianos de todas las épocas.

La extraordinaria vida de Pablo a favor del evangelio, sus constantes padecimientos por
causa del mensaje de la cruz, y su resolución a morir por proclamar a Cristo, fueron muestra
del amor del apóstol por su Rey y Señor. De esa manera, Pablo nos modela cómo luce una
vida entregada a la causa de Cristo para la gloria de Dios.
República Bolivariana de Venezuela
Asamblea de Dios de Venezuela
Ministerio de Educación Cristiana
Instituto Bíblico Alfa y Omega
Catedra: Libro de Los Hechos

Biografía de
Pablo El Apóstol

Profesor: Alumno:
Ramon Rodríguez Guillermo Ampuero

Caracas, Julio 2019