Está en la página 1de 15

Portafolios digitales: Una sinergia de metodologías y tecnologías para generar

experiencias inmersivas de aprendizaje

Dra. Lea Sulmont Haak

Reseña de la autora

Docente, investigadora y consultora en proyectos de educación virtual. Actualmente es


Directora de la Carrera de Gestión del Aprendizaje de la Universidad Peruana de Ciencias
Aplicadas- UPC.
Estudios: Doctora en Ciencias de la Educación de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de
Lille, Francia. Máster en Gerencia y Administración, otorgado por la EOI de España y
Diplomado de Especialización Gerencial - DEG en Gerencia y Administración por la Escuela de
Postgrado de la UPC. Magister en Educación, especialidad “Dispositivos de formación abierta
y a distancia” Universidad de Ciencias y Tecnología de Lille (USTL), Francia.

Resumen

El presente trabajo presenta en una primera parte una discusión sobre el origen, usos
y tendencias en la construcción de los portafolios digitales, abordando las tensiones
que suponen su implementación en un contexto institucional. Sobre esta base, en una
segunda parte se presenta el modelo de uso del portafolio digital como una estrategia
metodológica y herramienta personal de aprendizaje y de desarrollo profesional en la
formación continua de docentes. Finalmente se reflexiona sobre el valor de la
metodología en un marco de desarrollo de habilidades para el siglo XXI y, en
particular sobre la construcción de la identidad profesional y la identidad digital.

Lea Sulmont Haak, 2013


1
I. Sinergia de metodologías y tecnologías

1.1 Orígenes y evolución

El origen del término portafolio proviene del término francés “portefeuille” que
significa, cartera de mano para llevar libros, papeles, etc.

Aunque la introducción de los portafolios en el contexto educativo no es un tema


nuevo, es difícil de indicar con exactitud el momento, autor o paradigma pedagógico
bajo el cual se inicia su uso como herramienta de aprendizaje. Repasemos algunos
hitos:

 En el siglo XX, se menciona que la pedagogía impulsada por el francés


Célestin Freinet, a finales de los años veinte, hacía uso de los portafolios como
herramienta de aprendizaje y luego, hacia los años 60, su uso también se
asocia al movimiento de la escuela activa .
 Por otro lado, a mediados de los ochentas, en otro contexto de profesionales,
vinculados a la fotografía, arte, diseño y arquitectura, los portafolios eran
empleados para mostrar una colección de trabajos y evidenciar la calidad o
nivel alcanzado en su profesión. En este caso, los portafolios presentan el
producto final o los trabajos más representativos del artista y, no
necesariamente, el proceso de desarrollo de una obra.
 Desde principios del siglo XXI el portafolio de aprendizaje ha experimentado
una evolución, debido en gran medida al desarrollo y posibilidades que ofrece
la tecnología y al interés por desarrollar nuevas formas de aprendizaje. La
integración del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación
ha recreado el concepto del tradicional portafolio impreso, bajo el término de
portafolio digital (e-P, webfolio), también llamado como portafolio electrónico o
portafolio digital.
 Una de los primeras profesoras en hablar sobre los portafolios electrónicos es
Helen Barret (2000), quien en un artículo pionero: Create your own electronic
portfolio, comenta sobre las posibilidades del Internet y portafolio digital como
una herramienta que permite un aprendizaje reflexivo y mostrar el crecimiento
del individuo a través del tiempo.
 El portafolio digital se ha convertido en un tema emergente en la educación
superior, especialmente desde la Reforma de Boloña y la creación del Espacio
Europeo de Educación Superior1, como una herramienta pedagógica que sirve
para enfatizar el desarrollo de habilidades de aprendizaje y reflexión.

1.2 Definiciones y aplicaciones

1 (http://www.eees.es).

Lea Sulmont Haak, 2013


2
Existen diferentes definiciones sobre el concepto de portafolio digital. Veamos algunas
de ellas con el fin de contrastar diferentes posturas sobre el propósito y contexto de
uso de esta herramienta:

“Un portafolio digital es una herramienta flexible para coleccionar evidencias


que involucran al estudiante en un proceso de reflexión continua y de análisis
colaborativo del aprendizaje”. (Barret, 2004).

“El portafolio digital captura el espectro de lo que es relevante del aprendizaje


del estudiante. (...) El portafolio permite seleccionar, bajo criterios predefinidos,
evidencias de aprendizaje y agregar una reflexión sobre las mismas. El
propósito del uso del portafolio digital se orienta tanto hacia la mejora del
proceso de enseñanza aprendizaje, como para el assessment de los
aprendizajes de los estudiantes”. (Zubizarreta, 2004).

“Mi portafolio digital es mi identidad digital. Es el lugar donde reflexiono sobre


mis experiencias y almaceno artefactos que las representan. Es un medio de
interacción con otros y con recursos. Lo más importante es que es mío”. (Tosh,
20052)

En el primer caso, el portafolio digital es un instrumento de apoyo al proceso de


aprendizaje del estudiante, integrado a una perspectiva constructivista y social del
mismo. En el segundo caso, tiene como propósito apoyar el proceso de assessment,
enmarcado, por ejemplo, en un proceso de acreditación de una institución educativa.
El tercer caso, finalmente, enfatiza el uso de la herramienta para el desarrollo
personal, reivindicando la propiedad del individuo sobre el portafolio.

Por otro lado, además de los diferentes usos en un contexto de aprendizaje, el


portafolio también es una herramienta para la catalogación, intercambio y preservación
de información diversa, en ese sentido es también un instrumento para la gestión del
conocimiento.

Se pueden caracterizar cuatro tipos generales de portafolios digitales (Rubens&Oost


Heinze, 2005):

1. Portafolios de Evaluación (Assessement): Utilizado solo para propósitos de


evaluación. La estructura responde a criterios predefinidos sobre los cuales
los estudiantes deben colectar evidencias de aprendizaje y demostrar que
son competentes dichos criterios seleccionados.

2. Portafolios de Desarrollo (Development): Puede servir como instrumento de


seguimiento y planificación del desarrollo del estudiante. Puede consistir en
una relación de lo que el estudiante debe alcanzar para obtener una
certificación. Sobre esta base, el estudiante puede usar el portafolio para
marcar los trabajos realizados, y demostrar competencias o resultados
sobre las actividades que realiza. De este modo, puede planificar la
naturaleza y dirección de los futuros desarrollos que quiera implementar.

2 En E-portfolio Conference , Cambridge, UK ( 2005)

Lea Sulmont Haak, 2013


3
3. Portafolios de Presentación (Showcase): El estudiante es libre para
determinar el contenido de su portafolio. A menudo, las evidencias reflejan
sus mejores trabajos o evaluaciones. Los estudiantes usan este portafolio
con diferentes propósitos; por ejemplo, como extensión del Currículo Vitae
o carta de presentación profesional.

4. Portafolios de Reflexión (Reflective: Este portafolio prioriza la actividad de


evaluación y de análisis del estudiante en su proceso de aprendizaje, bajo
el monitoreo de tutores o pares. Las reflexiones de los estudiantes se
organizan alrededor de las competencias que debe alcanzar.

En la práctica, una institución puede optar por un tipo de portafolio digital, o


adoptar un modelo mixto de acuerdo al propósito definido.

1.3 Metodologías, tecnologías y niveles de integración

La definición del propósito de uso del portafolio electrónico está íntimamente vinculada
con la metodología y usos que se hagan de dicha herramienta. En este trabajo nos
interesa concentrarnos en los portafolios de tipo de desarrollo y de reflexión dado
contribuyen de manera directa al aprendizaje de sus creadores.

En relación los usos posibles del portafolio digital en el proceso de enseñanza-


aprendizaje, resaltamos los usos vinculados al reconocimiento de las evidencias de
aprendizaje:

 Reconocimiento personal sobre lo aprendido: El uso de un portafolio digital permite


a los estudiantes desarrollar la habilidad de reconocer sus logros, ya sea en un
contexto formal de aprendizaje, o en un contexto de formación permanente.

 Registro de evidencias de aprendizaje: En un portafolio digital se pueden registrar


evidencias de los logros formales de aprendizaje, pero, sobre todo, se tiene la
posibilidad de reflejar el mismo proceso, presentando los productos en desarrollo.

 Reflexión sobre el aprendizaje: La reflexión constituye la parte más importante del


proceso de aprendizaje, siendo crucial para evaluar el progreso del aprendiz.

 Validación del aprendizaje: Consiste en probar, a uno mismo y a los demás, que se
ha producido determinado aprendizaje. La validación se realiza en referencia a las
habilidades y competencias que el aprendiz ha identificado sobre su propio
proceso; no se basa en perfiles externos.

 Presentación de las pruebas de aprendizaje: Esta actividad ofrece la oportunidad


de seleccionar los instrumentos que servirán como evidencia. Los tipos de
evidencia pueden ser muy variados: textos, fotos, videos, grabaciones de audio,
etc. La presentación incluye un proceso de estructuración, visualización, narración
y direccionamiento de las evidencias.
 Evaluación del aprendizaje: Se trata de un juicio externo que valora los
instrumentos presentados por el sujeto.
Lea Sulmont Haak, 2013
4
El portafolio digital, gracias a la incorporación de las tecnologías de la información y de
la comunicación se ha convertido en una herramienta de aprendizaje que permite a su
autor combinar contenidos, que en adelante llamaremos “evidencias de aprendizaje”,
en diversos formatos y en estructuras tan complejas o variadas como la creatividad del
autor lo proponga.

En la integración de tecnologías para construir un portafolio digital se observan


diversas tendencias. Nos parece interesante la distinción que proponen Barret y
Gibson (2008) al señalar que existen dos tipos de caminos para construir un portafolio
digital. Por una lado, están los que se construyen usando herramientas genéricas
(Genric Tools- GT), como procesadores de texto, lenguaje html, herramientas de autor
para contenidos digitales y otras tecnologías de la Web 2.0 que permiten generar
contenidos. Por otro lado están los que usan tecnologías de la información
personalizadas (Customized systems approaches CS) que involucran el uso
programación, bases de datos y servidores.

Estas dos tendencias también guardan relación con el tipo de propósito de uso del
portafolio y el nivel de integración que tenga esta herramienta dentro de un contexto
institucional.

En esa dirección, Simens (2004) identifica que existen diferentes niveles de adopción
del portafolio digital en una organización y, que en la medida que se pasa de un nivel a
otro el foco de atención se traslada del estudiante, autor del portafolio, a la institución
y a la industria que debe de afrontar los retos de implementación de plataformas para
administrar un sistema de portafolios.

Cuadro 1: Niveles del desarrollo organizaciona del portafolio digital

Elaboración propia a partir de Diagrma 1.1 (Simiens, 2004)

Lea Sulmont Haak, 2013


5
La estandarización de los portafolios digitales estándares para la interoperabilidad de
plataformas de diferentes instituciones es un gran reto tecnológico, pero sobre todo
constituye un reto metodológico y cultural pues supone que la institución adopte el
portafolio como una metodología de aprendizaje y de evaluación del mismo. Este tipo
de plataformas harían posible hacer un seguimiento de la movilidad de los estudiantes
a lo largo de su formación, por ejemplo entre diferentes instituciones, así como
también en su vida profesional.

El reto de esta tipo de integración es que debe ser adoptado por el usuario final. Lo
cual, en la práctica se confronta con las regulaciones institucionales y la los esfuerzos
de creatividad e innovación en el campo de los aprendizajes.

1.4 En búsqueda del equilibrio y la sinergia

En la siguiente representación gráfica elaborada por Hellen Barrett (2009) podemos


observar los desafíos que supone lograr un equilibrio entre todas las posibilidades de
uso del ePortafolio.

Cuadro 2: En busca del equilibrio

En:[ http://electronicportfolios.org/balance, consultado el 23/2/2013]

Lea Sulmont Haak, 2013


6
La búsqueda del equilibrio se sitúa en dos extremos, por un lado la actividad de
aprendizaje y colaboración del estudiante y, por el otro, la demostración y validación
de los logros de aprendizaje.

Búsqueda de equilibrio entre diferentes elementos:

 Proceso - Producto
 Reflexión inmediata – Reflexión retrospectiva
 Diario reflexivo – Páginas web organizadas
 Evaluación formativa – Evaluación sumativa
 Documentación de aprendizaje – Documentación de logros

La tensión entre estos dos extremos se produce por la interacción entre dos lógicas, la
que está centrada en el proceso y la que está centrada en el producto. Finalmente,
ambas son necesarias en un proceso de enseñanza –aprendizaje y la estrategia de
implementación que adopte una institución para el uso del portafolio digital, debe
contemplar y gestionar dicha tensión.

El punto central que no se debe perder de vista al gestionar la tensión entre estos
elementos es el compromiso del estudiante por su propio proceso de aprendizaje.
Mientras el portafolio sea parte de su identidad digital y una actividad que le
proporcione satisfacción gracias a la visibilidad de sus logros, el construir su portafolio
será una experiencia inmersiva. Sin embargo, si se convierte en un proceso exclusivo
de validación de aprendizajes se corre el riesgo que el nivel de compromiso del
estudiante no sea el adecuado.

El equilibrio es precario cuando el portafolio digital se convierte en un requerimiento


para aprobar el curso y la motivación de usarlo es básicamente extrínseca, pues es
carácter obligatorio. Entonces el problema es cómo se hace para mantener al
estudiante involucrado en este proceso.

En esta dirección es importante recordar que el proceso de identificación, reflexión y


presentación de las evidencias de aprendizaje debe ser gestionado por el estudiante,
lo cual requiere una autonomía, pero al mismo tiempo el acompañamiento de los
docentes Finalmente, el proceso de evaluación de los portafolios es un proceso que
involucra a agentes externos. En el centro de la resolución de las tensiones está el
vínculo entre los estudiantes y sus profesores y/o tutores.
.
En suma, para ser útil, el portafolio digital de aprendizaje requiere (Barret, 2001;
Gibson y Barret, 2003) Ser parte de la instrucción y consistir en un proceso en marcha,
no un evento o instrumento de evaluación aislado. Debe involucrar al estudiante en su
propia evaluación; implica asumir la propia responsabilidad y una visión de aprendizaje
a lo largo de la vida.

El modelo de portafolio, su estructura y contenido, deben resultar de un acuerdo


colaborativo entre profesores y estudiantes, pero al mismo tiempo requieren estar
alineados con el currículum de referencia.

Lea Sulmont Haak, 2013


7
II. Implementación del portafolio digital en la facultad de educación

La discusión planteada líneas arriba y la experiencia de implementación de la


metodología de portafolios de aprendizaje en diferentes cursos, a lo largo de los
últimos 4 años, nos animó a plantear un nuevo escenario de integración.

En el contexto de la Educación superior, cada vez más encontramos experiencias


sobre el uso de portafolio para la evaluación de un curso o materia específica, cuyo
éxito en gran medida está en la propia construcción del portafolio digital y en el registro
y reflexión sobre las evidencias de aprendizaje coleccionadas.

El reto planteado en la experiencia que compartimos en este trabajo consiste en


integrar esta herramienta dentro de un proceso de formación a largo plazo para la
Carrera de Educación y Gestión del Aprendizaje de la Facultad de Educación de la
Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas3.

La facultad de Educación de la UPC se crea en el 2012 con la misión de formar


educadores para ser líderes en campo educativo, comprometidos con desarrollo de las
personas, para investigar, diseñar y gestionar propuestas de aprendizaje y proyectos
en diversos contextos que contribuyan a una mejor calidad de la educación.

La propuesta curricular está basada en el desarrollo de 8 competencias profesionales,


las cuales se desarrollan en cuatro módulos de aprendizaje que determinan el nivel de
progresión del logro en cada competencia:

Módulo Título Logro Ciclos

1 Cómo Interviene para promover mayores logros de 1y2


aprendemos aprendizaje de sí mismo y de otra persona,
desde una comprensión integral del
desarrollo cognitivo, emotivo, psicomotor y
social de la persona, valorando su identidad
y respetando la diversidad.

2 Contextos Elabora diagnósticos de los diversos 3y4


educativos contextos educativos peruanos a partir de la
investigación, con métodos cualitativos y
cuantitativos, y la incorporación de distintas
perspectivas teóricas que contribuyen a la
comprensión de la realidad.

3 Diseño y Diseña propuestas educativas basadas en 5, 6, 7 y


especialidad diagnósticos profundos y ajustados a los 8
destinatarios, de creativamente a las

3
http://www.upc.edu.pe/facultad-de-educacion/carreras/educacion-y-gestion-del-aprendizaje

Lea Sulmont Haak, 2013


8
necesidades de los diversos contextos en los
que se desenvuelve el grupo atareo elegido
como especialidad (niñez o niñez temprana)
y acompaña el desarrollo armónico de la
persona.

4 Gestión Lidera el diseño y la implementación de 9 y 10


Educativa y iniciativas, programas y proyectos
Pedagógica innovadores promoviendo un clima
organizacional positivo en el contexto donde
interviene y contribuyendo a la mejora de la
calidad educativa.

En el primer ciclo de la carrera en marzo del 2013 se introduce el modelo de e-


portafolio que presentamos a continuación. A la fecha el modelo se está
implementando con un total de 32 estudiantes.

2. 1 Propuesta metodológica

El portafolio digital constituye una pieza angular de la propuesta metodológica de la


Facultad de Educación permitiendo hacer visible el desarrollo de las competencias de
los estudiantes a lo largo de su formación. Hacer el aprendizaje visible es una
estrategia poderosa y ocurre cuando los estudiantes se convierten en sus propios
maestros y pueden elegir demostrar lo que han aprendido, se autoevalúan y clasifican
sus logros de acuerdo a estándares.

El tipo de portafolio que los alumnos desarrollan en la Facultad de Educación se basa


en un modelo híbrido que combina las actividades de evaluación y de análisis del
estudiante en su proceso de aprendizaje, bajo el monitoreo de los docentes y tutores.
El portafolio digital es una herramienta recuperación de las evidencias de aprendizaje
a lo largo de la carrera y las reflexiones de los estudiantes sobre las evidencias se
organizan alrededor de las competencias que debe alcanzar.

La diversidad de material que el portafolio es capaz de presentar, permite identificar


diferentes aprendizajes -conceptos, procedimientos, actitudes-, y, por lo tanto,
proporciona una visión más amplia y profunda de lo que el estudiante sabe y puede
hacer; es decir, de sus competencias transversales y disciplinares.

En el siguiente cuadro resume los propósitos de uso del Portafolio digital:

Cuadro 3

Lea Sulmont Haak, 2013


9
Elaboración propia

El uso del portafolio digital como herramienta de aprendizaje fomenta en los


estudiantes un aprendizaje reflexivo, autónomo y visible.

El desafío es lograr que se convierta en una herramienta para el aprendizaje y apoye


la evaluación por competencias, permitiendo el desarrollo de la identidad l personal y
profesional en un entorno digital.

El proyecto de uso de portafolio digitals en la formación de futuros docentes también


responde al reto del desarrollo de habilidades del siglo XXI (ATC21S
http://atc21s.org/)

1. Formas de pensar. La creatividad, el pensamiento crítico, resolución de


problemas, toma de decisiones y el aprendizaje
2. Formas de trabajo. Comunicación y colaboración
3. Herramientas para trabajar. Información y tecnología de las
comunicaciones (TIC) y la alfabetización informacional
4. Habilidades para la vida en el mundo. La ciudadanía, la vida y la carrera,
y la responsabilidad personal y social

Y busca también responder a cómo desarrollar cinco tendencias socio tecnológicas


socio en la nueva generación:

1. La producción social: aprender a hacer. La creación de conocimiento. El


Internet es una extensión de su clase.
2. Redes Sociales: aprender a ser, desarrollar nuestra identidad digital
3. Web Semántica: aprender a conocer.
4. Medios de comunicación: aprender a ser y hacer. Aprender en el mundo
global
5. El aprendizaje no lineal

2.2 Estrategia

Lea Sulmont Haak, 2013


10
Los ciclos académicos tienen una duración de 16 semanas lectivas. Durante cada ciclo
los estudiantes tienen que desarrollar entre 5 a 6 cursos (21 créditos en promedio)

En el primer ciclo de la carrera las estudiantes llevan el curso de Tecnologías para el


aprendizaje (ED02-4 créditos) cuyo logro final es la elaboración del portafolio digital.
Es este curso que permite introducir a las alumnas en el proceso de construcción,
selección de evidencias y asociación con las competencias profesionales y niveles de
logro.

La elección de la tecnología con la que se construye el portafolio es libre y la tendencia


es usar herramientas de tipo GT, como se mencionó en el acápite anterior.

En paralelo a los cursos, los estudiantes cuentan con un sistema de tutorías grupales
que desarrollan habilidades trasversales a todos los cursos y tiene, como uno de sus
roles principales, acompañar el proceso de selección de evidencias de aprendizaje a lo
largo de la carrera y alimentar el portafolio digital. A lo largo del ciclo, se realizan 7
sesiones de tutorías grupales de 1h30 cada una. En cada sesión se aprovecha para
monitorear el avance del portafolio digital.

La estrategia de implementación integra a todos los cursos en la malla curricular para


que en el diseño de cada curso se contemple dentro de la metodología y sistema de
evaluación la actividad de selección, registro y reflexión sobre las evidencias de
aprendizaje.

Se espera que al final de los cinco años de formación esta herramienta se convierta en
parte del desarrollo profesional de cada educador egresado

Cuadro 4

En el siguiente cuadro se grafican los pasos para el proceso de construcción continua del
portafolio en cada ciclo académicos.
Lea Sulmont Haak, 2013
11
Cuadro 4

Elaboración propia

En el siguiente video se relata la experiencia de la implementación del primer


portafolio: http://breeze.upc.edu.pe/portafoliosdeaprendizaje

2.3 Primeros resultados y retos

Los primeros portafolios de aprendizaje evidencias los logros alcanzados en el primer


año de la formación de la Carrera de Gestión Educativa y Pedagógica. En el siguiente
cuadro se presentan algunos enlaces:

Portafolios

Lea Sulmont Haak, 2013


12
http://lsag925.wix.com/mi-portafolio

http://giarelli12.wix.com/portafolio-de-aprendizaje

http://romanticambl.wix.com/portafolioannette

http://u201211940.wix.com/pieri

http://macricorrales.wix.com/portafolio

http://alexaemz.wix.com/alexa-escuza-#!about/c1j4r

http://princesitace.wix.com/mi-portafolio1#!inicio/mainPage

http://dhamideh.wix.com/dalalhamideh

http://alenavarroben.wix.com/portafolioalenavarro

http://maferpinglo.doomby.com/

http://marisolrm28.wix.com/mi-portafolio

http://marilynth93.wix.com/portafolio-1-marilyn

http://ptincopa.wix.com/pamelatincopa26

http://magelvallejos8.wix.com/mary-vallejos-presenta

El mayor reto observado en este proceso es de tipo cultural. Los estudiantes que
inician su carrera universitaria provienen de una tradición escolar en la que pocas
veces han experimentado autonomía para construir sus aprendizajes. En ese sentido,
la experiencia de tomar control sobre su aprendizaje y responsabilizarse del proceso
es ajena y requiere de entrenamiento y acompañamiento.

Sin embargo, al cabo del primer ciclo académico, reconocen los beneficios que
adquieren al ser ellos mismos los que determinan cuál es su evidencia de aprendizaje,
los que conectan los niveles de logro y construyen un espacio para mostrar y
reflexionar sobre sus producciones, la experiencia de aprendizaje se vuelve inmersiva,
significativa y altamente personalizada.

El siguiente reto es mantener la motivación y el compromiso por que esta experiencia


se viva día a día en su formación.

III. Conclusiones y discusión

 Evidenciar y verificar competencias no es lo mismo. El proyecto busca entrenar


a los estudiantes en un proceso de seleccionar y presentar artefactos para
mostrar su nivel de competencia logrado acompañada de una reflexión sobre el

Lea Sulmont Haak, 2013


13
proceso. En cambio la verificación de la competencia supone la participación
de agentes externos y el uso de estándares para validar los logros. La
validación será un reto que habrá que estudiar con mayor detalle.

 En cuanto a la generación de evidencias, se observa que los riesgos de la


copia de trabajos se reducen significativamente cuando se trabajan por
evidencias de aprendizaje que son elaboradas de manera auténtica y creativa
por cada estudiante. Cada uno crea su propia evidencia y es altamente
personalizada.

 El movimiento actual sobre el uso de tecnologías en la educación propicia una


combinación entre los espacios personales de aprendizaje (Personal Learning
Environment) y los entornos digitales formales que ya vienen siendo usados en
muchas instituciones como las plataformas virtuales (Learning Managment
Systems)- Sin embargo, la elección de las plataformas y aplicaciones
dependen de la perspectiva pedagógica que se adopte respecto al uso del e-
portafolio. En la Facultad de Educación la apuesta es por la innovación y la
experimentación y la búsqueda de equilibrio entre estos entornos para
promover mejores entornos de aprendizaje.

 En el caso participar del profesional de la educación, la habilidad de


documentar el progreso de los estudiantes es fundamental, en ese sentido el
entrenamiento temprano en la propia elaboración de sus portafolios los prepara
también para su ejercicio profesional.

Este trabajo presenta, más que resultados y certezas, una serie de


interrogantes sobre el futuro del aprendizaje de los alumnos en el contexto
altamente cambiante en el que nos desenvolvemos. La única certeza es que no
podemos seguir enseñando y aprendiendo bajo métodos que generen la
pasividad y la repetición en los estudiantes, y que el portafolio digital es una
poderosa herramienta que permite el desarrollo personal, el pensamiento
crítico la creatividad y, sobre todo la autonomía del estudiante, quien es
finalmente el responsable de sus aprendizajes y el autor de sus logros.

Lea Sulmont Haak, 2013


14
BIBLIOGRAFÍA
Attewell, G. (2005). Recognising Learning: Educational and pedagogic issues in e-Portfolios.
Retrieved from
http://www.knownet.com/writing/weblogs/Graham_Attwell/entries/5565143946/7575
578504/attach/graham_cambridge.pdf

Attwell, G. (2008). e-Portfolios – the DNA of the Personal Learning Environment? Retrieved
3 2, 2012, from http://www.pontydysgu.org/wp-
content/uploads/2008/02/eportolioDNAofPLEjournal.pdf

Barret, H., & Gibson, D. (2008-2(4)). Directions in Electronic Portfolio Development.


Contemporary Issues in Technology and Teacher , 556-573.

Couros, A. (2010). Developing Personal Learning Networks for Open and Social Learning. .
Retrieved 7 23, 1012, from In G. Veletsianos. (Ed.), Emerging Technologies in Distance
Education (pp. 109‐128). Athabasca University Press.:
http://www.aupress.ca/books/120177/ebook/06_Veletsianos_2010‐Emerging_Technolo
gies_in_Distance_Education.pdf

Díaz Barriga, F., Romero, E., & Heredia, A. (2012). Diseño tecnopedagógico de portafolios
electrónicos de aprendizaje: una experiencia con estudiantes universitarios. Retrieved 4 12,
2013, from Revista Electrónica de Investigación Educativa, 14(2), 103-1:
http://redie.uabc.mx/contenido/vol14no2/contenido-diazbarrigaetal.pdf

Frida Díaz-Barriga Arceo, M. M. (Observar > 2010: Núm.: 4). El portafolio docente a
escrutinio: sus posibilidades y restricciones en la formación y evaluación del profesorado.
Retrieved 4 20, 2013, from El portafolio docente a escrutinio: sus posibilidades y
restricciones en la formación y evaluación del profesorado:
http://www.raco.cat/index.php/Observar/article/viewArticle/200760/0

Hellen, B. (April 2000c). Barrett, Helen C. Create your Own Electronic Portfolio: Using 2off-
the-shelf software to showcase your own or student work. . Learning and Leading with
Technology V. 27 N.7 , p. 14-21. .

Ravet, S. (2010). Conférence e-portfolios ADREP 2010. Retrieved from


http://www.youtube.com/watch?v=w84ZjUAbpmI

Rubens, W., & Heinze, O. (2005). Portfolio as a tool for academic education and
professional development: problems and challenges. Utech University .

Zubizarreta, J. (2004). The learning portfolio. Reflective practice for improving student.
Massachusetts: Anker.

Lea Sulmont Haak, 2013


15