Está en la página 1de 2

LA PEDAGOGÍA: UNA PERSPECTIVA ÉTICA DEL DOCUMENTO

A través de la historia, la educación se ha representado de diversas formas: en la antigüedad


era mediante la experiencia personal, en la modernidad por el discurso, y, a partir de mediados
del siglo XX, con las denominadas "Ciencias de educación". Sin embargo, decir que en este
momento sólo se representa con las ciencias de educación no es preciso, pues resulta más
adecuado contar con una mezcla de todo lo anterior.
Esta mezcla da cabida a cuatro conceptos clave: el tiempo, el espacio, el sujeto y el discurso;
aunque, sale mejor considerarlos como devenir, plano, subjetividad y narración
(respectivamente). Entonces, haciendo uso de estos conceptos es que se puede emprender un
análisis de acontecimientos: un documento.

El acontecimiento, el documento y la historia.


La historia es definida como un relato de acontecimientos en donde como en la novela se
pueden desarrollar los relatos que suceden a través del tiempo, para crear una historia
contada. En ámbitos de educación, la historia se usa para poder traer a los tiempos modernos,
lo que se tenía pensado acerca de las estrategias que se usaban anteriormente para hacer que
el maestro encontrará una metodología que cumpliera con los estándares educativos que
habían sido planteados, así, la historia es importante para el avance que puede tener la
educación ya que mediante la historia es hallado un cambio de la oralidad a lo escrito
mediante el conocido documento, que tenía como objetivo hacer que existiera un cambio de lo
que se venía haciendo en cuanto a la forma de escritura representativa, ya que la escritura
estaba siendo abandonada. Recuperar la escritura es darle la importancia que merecía esta,
ya que era de gran importancia la manera en que podrían desarrollarse un sin fin de ideas que
necesariamente tenían que estar escritas.
El acontecimiento por su parte, es un relato que no podemos conocer a priori, sino que tiene
que tener una concepción de lo vivido para que pueda existir algo de lo que pasó y esté
reflejado en un escrito, es una herramienta metodológica que nos puede ayudar de gran
manera en un proceso de cambio y reescritura que permite directamente traer a colación el
paso de la disciplina y la organización del hecho histórico del que se quiere tener ideas de la
historia de la educación.
Tanto historia como documento tienen interdependencia, se hallan en simultáneo por ser el
documento lo que se debe explicar, el documento lo hace ya que lo abarca todo, es el mismo
acontecimiento, si se entiende por acontecimiento como todo lo que debe ser historiado. El
acontecimiento toma forma en este punto; en el que, la historia comprende espacio, tiempo,
relatos y sujetos; y el sentido del acontecimiento es la subjetividad de los mismos, tomando
fuerza en lo que acontece y se produce en un escrito.

La educación como documento


La percepción de la educación como un plano fuera del documento imposibilita por tanto su
concepción dentro de una historia crítica; el autor expone la cuestión de imposibilidad como
un problema. Seguido a ello en las dos perspectivas de educación, que se complementan de
manera recíproca hay una posición en la que la educación se convierte en un discurso y por
otro lado en la que la experiencia es lo fundamental para alcanzar un conocimiento. Quiceno
realiza el recorrido histórico que comprende educación desde la antigüedad hasta la época
moderna y como en consecuencia los razonamientos conjuntos forman paulatinamente la
pedagogía.
En la apertura de la modernidad dentro de la educación se encuentra Comenio, este pedagogo
se toma en el texto como referencia que da la noción de discurso en lo que comprende la
educación. Para considerar el educar y el pensar como una representación es necesario que
el discurso sea referente a considerar la realidad como objeto; esto toma lugar, ya que la
educación era tomada únicamente como una vivencia personal que se adquiría de manera
autónoma. Como una alternativa para ello se expone cómo la educación puede estar dada en
escuelas con maestros y métodos especializados para esta labor y de manera consecuente
como hacer mejores discursos frente a los anteriores le permite a la educación un desarrollo
amplio y significativo.
Cabe aclarar que aquello que hacía que la educación no fuese percibida como un discurso en
la antigüedad es la forma en que esta era vista. La educación era una idea, una actitud o un
procedimiento instintivo, no una práctica racional que involucrase tantos factores como lo
hace hoy en día . En paralelo, en la modernidad existe una variación muy grande de esto
puesto que podemos encontrar que el hombre se olvida de la vida y la experiencia propia, un
error claro que, se soluciona un poco más tarde con la fusión de estos dos pensamientos.
Posterior a ello nace la pedagogía, partiendo como una experiencia que luego se convirtió en
un discurso, por último se concibe como una ciencia; donde la epistemología fue el mecanismo
que le permitió explicar el cambio dentro de sus transiciones y justificar de manera
argumentada como la transformación mencionada fue la única alternativa que le permitió
llegar a ser una ciencia.
las conclusiones con respecto a este capítulo no son muy explícitas, para cerrar el ciclo de la
educación como documento simplemente se hace un recuento de los sucesos que dieron cabida
a la educación del hoy por hoy (sucesos que han sido explicados en el documento presente).
Se reafirma por parte del autor que

El texto en cuestión hace que las investigaciones y los conceptos planteados permitan construir
una historia acerca de los lineamientos que están presenten no solo en la educación sino
también en la pedagogía; para ello se lleva a cabo un componente de análisis pragmático y
además el análisis conceptual de los término con referencia a la educación.

Sam Bonilla
Andrés Felipe Castro
Isabel Sofía Vera
Daniel Beltran
Karol Ramírez