Está en la página 1de 3

Nombres y Apellidos: Jose Antonio Marin Carranza

Facultad: Derecho y Ciencias Políticas

Tema: Clases de tributo – La contribución y la tasas

Curso: Derecho Tributario I

Docente: Saba Cabrera Chaupin

Ciclo: V

Año: 2019
Clases de tributo – La contribución y la tasas

La Contribución:

Las contribuciones son los ingresos que percibe el Estado, reconocidas en la ley,
mediante aportaciones obligatorias que son exigidas a los ciudadanos y que sirven para
que el gobierno pueda cumplir con su función pública; o dicho de otra manera, para que
satisfaga las necesidades de un gobierno y así cumplir con la funciones básicas que
regulan la convivencia de los ciudadanos, como la educación, la salud, la impartición de
justicia, promoción del desarrollo económico, etc.

Estas contribuciones son reconocidas por la ley, es decir, deben tener como fundamento
una norma jurídica que les dé vida, con el objetivo de evitar abusos de la autoridad y
que se ajusten a los principios de equidad y justicia. Estas contribuciones se causarán o
nacerán cuando el contribuyente se adecúe a la hipótesis que las mismas leyes señalen
como el hecho generador de la obligación fiscal.

Considero importante señalar que el concepto de contribuciones en su manejo cotidiano,


también se le considera como impuestos, aunque jurídicamente los impuestos sólo son
una parte de las contribuciones, sin embargo, el empleo de estos términos resulta
indistinto pues históricamente reflejan la idea de la obtención de recursos de los
gobernados para sufragar los gastos públicos que realiza el Estado. En México las leyes
fiscales no ofrecen una definición o concepto acerca de los términos de contribuciones o
tributos, la tendencia legal es considerar a la contribución como el género, y éste a su
vez subdividirlo en especie tales como los impuestos, aportaciones de seguridad social,
las contribuciones de mejora y los derechos.

La Tasas:

Se conoce como tasa a aquellas contribuciones económicas que llevan a cabo los
usuarios de determinado servicio que es prestado por el estado.
Aunque es muy común que la gente que no ostenta un amplio saber en materia
económica confunda el concepto de tasa con el de impuesto, vale aclarar que una tasa
no es lo mismo que un impuesto como la mayoría de la gente erróneamente cree, porque
en el caso de los impuestos estos sí guardan una obligatoriedad en cuanto al
cumplimiento de su pago, que las tasas, por su lado, no ostentan, es decir, una tasa solo
se pagará siempre y cuando se consuma el servicio en cuestión, o sea, que si yo no lo
consumo no tengo porque pagarla.
 las tasas en ocasiones que suelen confundir con un tributo o con una
contribución, y no son ni lo uno ni lo otro.

 La tasa no es un impuesto, sino el pago que una persona realiza por la utilización
de un servicio, por tanto, si el servicio no es utilizado, no existe la obligación de
pagar por él.

 Y como lo dije anteriormente es común confundir tasa con impuesto, lo que no


es así. Mientras en lo que respecta a el impuesto es de obligatorio pago por todos
los contribuyentes, y la tasa la pagan solo para aquellas personas que hagan uso
de un servicio, por tanto, no es obligatorio.

Otra característica de la tasa es que existe una retribución por su pago, es decir, se paga
la tasa y a cambio se recibe un servicio, una contraprestación, algo que no sucede en los
impuestos o las contribuciones, que además de ser obligatorio pagarlos, no existe
ninguna contraprestación especial o directa por ello.