Está en la página 1de 6

Externalización

e injusticia:
Responsabilizar a Teleperformance
del abuso a sus trabajadores y
trabajadoras colombianos
Externalización e injusticia: 2
Responsabilizar a Teleperformance del abuso a sus
trabajadores y trabajadoras colombianos

Cada día, los y las consumidoras españolas hacen uso


de servicios deslocalizados de atención donde dirigen
sus preguntas, quejas, o solicitudes. La conducta cortés
y profesional de las y los trabajadores de los call centers
oculta la inquietante verdad sobre las presuntas faltas al
respeto de los derechos humanos y laborales que sufren al
trabajar para empresas que prestan servicios a marcas de
renombre en España.

Teleperformance (TP), con sede en París, es la empresa de


contact center más grande del mundo y cuenta con casi
18.000 empleados y empleadas en Colombia. TP atiende el
mercado español dando cobertura a clientes de empresas
como Vodafone o Naturgy. En 2018 y 2019, un equipo de
investigadores contratados por UNI Global Union llevó a
cabo entrevistas exhaustivas con trabajadores y trabajadoras
de centros de contacto en Bogotá y Medellín, Colombia,
para recopilar información sobre las condiciones de trabajo
y el cumplimiento de los derechos humanos en los lugares
de trabajo de TP.

A pesar del temor a represalias por parte de los directivos,


los trabajadores y trabajadoras revelaron una gran variedad
de abusos en diversas áreas, entre las que se incluyen la
libertad sindical, los salarios, las licencias por enfermedad,
la salud y la seguridad y la discriminación por motivos
de género. Los resultados de esta investigación, que se
resumen a continuación, muestran la necesidad de que las
empresas españolas ejerzan un mayor control y supervisión
de las empresas que prestan servicios a sus clientes y de
que exijan cambios importantes en Teleperformance.
Externalización e injusticia: 3
Responsabilizar a Teleperformance del abuso a sus
trabajadores y trabajadoras colombianos

Salários de pobreza e presunto


incumplimento de pago de salários
Los trabajadores y trabajadoras de TP informan que sus salarios básicos cubren apenas
entre el 60 y el 70 por ciento de los gastos básicos de un trabajador o trabajadora media,
incluyendo el alquiler, el transporte, los servicios públicos y los alimentos. Los empleados de
TP descubren que, con frecuencia, incluso ganan menos de lo que esperan. Por lo general,
la compañía deduce unas seis horas semanales del tiempo de trabajo registrado por las y los
empleados por recesos para ir a beber agua o ir al baño, averías del sistema y
cortes de electricidad sobre los que tienen poco o ningún control. Los periodos
de formación, aunque obligatorios, no son remunerados.
Muchos de ellos
Como resultado de estas deducciones potencialmente ilegales, muchos y ellas informan
trabajadores y trabajadoras afirman que “nunca alcanzan el salario mínimo” que tienen que
de 224 euros al mes y que los incentivos de las primas cambian a menudo sin elegir entre la
explicación apropiada, lo que dificulta la consecución de los objetivos y los supervivencia
incrementos salariales. Algunos trabajadores y algunas trabajadoras informan que financiera y
nunca reciben aumentos salariales por costo de vida, como lo exige la ley. proporcionar
a los menores
Frecuentemente, los trabajadores y trabajadoras pierden más salario como a su cargo el
resultado de autorizaciones incompletas o mal procesadas de licencias por tratamiento
enfermedad legalmente obligatorias o licencias para cuidar a niños enfermos. médico necesario.
Muchos de ellos y ellas informan que tienen que elegir entre la supervivencia
financiera y proporcionar a los menores a su cargo el tratamiento médico
necesario, alternativa imposible para cualquier padre o madre. “No tenemos
derecho a enfermarnos o a ir a una reunión en las escuelas de nuestros hijos”,
informó un trabajador, “porque afecta a nuestros ingresos”. Para aquellas personas
que apenas llegan a fin de mes, uno o dos días de enfermedad sin paga, o el pago retrasado de
semanas o meses como resultado de la negligencia de la empresa, puede ser catastrófico.

Muchos empleados y empleadas quedan en un dilema imposible, piden préstamos a corto


plazo y sopesan su propia salud y seguridad o la de sus hijos contra la necesidad de seguir
ganando dinero, incluyendo ir a trabajar con virus, resfriados e incluso diarrea aguda.

Discriminación basada en el género


y presuntas faltas a la privacidad de
las mujeres
Trabajadoras Teleperformance afirma apoyar “un futuro sin discriminación” y ofrecer
se les sometió oportunidades a todos los empleados y empleadas, “independientemente
a análisis de de su sexo”. Ante este compromiso, las pruebas de múltiples entrevistas con
sangre y orina trabajadores colombianos apuntan a un cuadro de acoso basado en el género
obligatorios y faltas de la privacidad de las mujeres.
para detectar
Desde 1994, la legislación colombiana prohíbe la práctica de exigir a las mujeres
el embarazo.
que solicitan un empleo que se sometan a una prueba de embarazo. Sin
embargo, las trabajadoras afirmaron que durante las entrevistas de trabajo se les
interrogó ampliamente sobre la salud y la edad de sus hijos y se les sometió a
análisis de sangre y orina obligatorios para detectar el embarazo. Los hombres no
están sujetos a un escrutinio similar sobre sus familias. Una mujer informó que su
casa fue inspeccionada como condición de empleo, lo que constituye una clara
falta de la privacidad.
Externalización e injusticia: 4
Responsabilizar a Teleperformance del abuso a sus
trabajadores y trabajadoras colombianos

Desinterés por la seguridad de los


empleados y empleadas
Las mujeres también informaron de situaciones aterradoras en las que fueron blanco de
chóferes sin escrúpulos que las amenazaron si no pagaban altas tarifas para regresar a casa
del trabajo después de turnos que terminaban tarde en la noche porque no había transporte
público fiable a su disposición. Aunque Teleperformance ofrece un servicio de transporte
limitado durante las horas nocturnas y de madrugada, los trabajadores han informado que es
inadecuado para atender las necesidades de seguridad.

Salí tarde del trabajo, tomé un taxi entre las 10 y las 10:30 de la noche, y esta vez el chofer
me estaba cobrando 20.000 [pesos colombianos], pero debería haber sido mucho
menos. . . Dijo que llamaría a la policía si no pagaba, pero le respondí que pagaría lo que
valía el viaje. Cuando bajé del taxi, me empujó y me golpeó. Salí corriendo a la calle y dijo
que me mataría. Llamé a la puerta de una casa hasta que abrieron la puerta, y el hombre
se fue. No hay seguridad.

En otros países, Teleperformance proporciona transporte a los trabajadores y trabajadoras


que pueden encontrarse en peligro mientras se desplazan después de los turnos de noche.
Otras grandes multinacionales ofrecen opciones seguras de transporte para trabajadores y
trabajadoras con salarios bajos.

Represión del derecho de los


trabajadores y trabajadoras
a sindicalizarse
Durante décadas, Colombia ha estado ampliamente documentada como país
propenso a la violencia contra los sindicatos y uno de los entornos más hostiles Los directivos
de la región para la organización sindical. Los trabajadores y trabajadoras de TP cultivan
colombianos dijeron que temen que hablar con investigadores afiliados a una atmósfera
sindicatos pueda conducir a represalias por parte de la dirección si se considera de miedo e
que se trata de un trabajo de sindicalización. intimidación
para evitar que
Los investigadores de UNI Global Union concluyeron que los directivos de TP los trabajadores
cultivan un ambiente de miedo e intimidación para evitar que los trabajadores y y trabajadoras
trabajadoras formen un sindicato. Cuando los investigadores les preguntaron a los formen un
entrevistados sobre la reacción de la empresa si los trabajadores se organizaran en sindicato.
un sindicato, todos respondieron que serían despedidos para eliminar el esfuerzo
de sindicalización y darles un mensaje a los demás trabajadores.

La representación sindical es particularmente importante en Colombia porque


las leyes laborales no se aplican de forma general. Con representación sindical,
los empleados de TP tendrían el poder de emprender acciones para mejorar la salud y la
seguridad de sus entornos de trabajo y para abordar las quejas relacionadas con los salarios,
las horas y la discriminación.
Externalización e injusticia: 5
Responsabilizar a Teleperformance del abuso a sus
trabajadores y trabajadoras colombianos

Conclusión
Nación conocida por la violación a gran escala de los
derechos de los trabajadores y trabajadoras y la represión
de la actividad sindical, incluyendo el asesinato de
más de cuatro docenas de sindicalistas en los últimos
años, Colombia se ha ganado un lugar en la lista de la
Confederación Sindical Internacional de “los peores
países del mundo para trabajar”. En estas circunstancias,
es esencial una estricta observancia y aplicación de las
políticas que protegen los derechos de los trabajadores y
trabajadoras y las libertades fundamentales en el trabajo en
todo el mundo.

Es alarmante que los trabajadores y trabajadoras en los


que miles de consumidores españoles confían cada día
para el servicio y la asistencia técnica, se enfrenten a faltas
abusivas en el lugar de trabajo. Las compañías que ofrecen
servicios de atención al cliente y apoyo técnico para el
mercado español en Colombia son responsables de los
abusos de los trabajadores y trabajadoras en su cadena de
suministro. Deben responsabilizar a TP por prácticas ilegales
y poco éticas.

Esta investigación muestra la necesidad de una mayor


supervisión de las prácticas de contratación, incluyendo
una mayor protección para los trabajadores y trabajadoras
que deseen afiliarse a un sindicato o formar un sindicato.