Está en la página 1de 8

LAS VIOLACIONES CONSTITUCIONALES

La constitución requiere como presupuesto para sus normas el respeto de la


jerarquía normativa. Consecuentemente se viola la constitución en sentido
estricto, cuando una norma de inferior jerarquía transgrede a otra de superior
nivel. Conforme a ello, si una norma de tercer nivel (decreto o resolución)
transgrede a una norma de segundo nivel (ley o su equivalente) se produce
una ilegalidad, y si una norma de segundo nivel transgrede la Constitución se
produce una inconstitucionalidad.

Esto en función a que en el Estado constitucional de derecho existen los


principios: de constitucionalidad y de legalidad. En sentido amplio, en cambio
hay violación constitucional cuando se vulnera una norma que la constitución
prescribe. En este caso, las violaciones no solo se producen por normas de
inferior jerarquía contra las de superior jerarquía sino también por los actos de
quienes detentan el poder público y exceden sus atribuciones infringiendo
afecciones en los derechos fundamentales consagrados en la constitución.

Teniendo en cuenta el segundo criterio, Bidart Campos afirma que la


inconstitucionalidad “no es entonces, privativa de las leyes o de las normas
jurídicas que vulneran la Constitución sino de toda actividad que no se ajusta a
la Constitución.

CLASES DE VIOLACIONES CONSTITUCIONALES

Las violaciones constitucionales, como acabamos de ver, son de dos clases:


violaciones constitucionales por actos y violaciones constitucionales por
normas.

A) violaciones constitucionales por actos:

El carácter normativo de la constitución, vincula por igual a gobernantes y


gobernados. Sus normas, en ese sentido, han dejado de ser un programa
político a desarrollar mediante leyes del parlamento para pasar a convertirse en
mandamientos obligatorios, que operan por sí mismas. En tal virtud, la no
observancia de alguna de ellas sea por actos u omisiones de quienes ejercen
función política o también, de los particulares constituye una violación
constitucional.

Con frecuencia, se cree que los únicos que pueden producir actos violatorios a
la constitución son las autoridades sean estas políticas, policiales, militares,
etc. Sin embargo al reconocer a los individuos un determinado status de
derechos y libertades, la constitución obliga también a los sujetos pasivos a no
cometer actos inconstitucionales.

B) violaciones constitucionales por normas:

El orden constitucional, es un orden de normas, en donde cada una de ellas


ocupa un nivel determinado, formando así un conjunto de círculos concéntricos
en relación de subordinación.

Su validez jurídica implica el cumplimiento de por lo menos dos requisitos


básicos: que sea dado órgano competente y que no transgreda a otra norma de
superior nivel, que le sirve de fundamento.

Dentro de ese esquema, la constitución como norma suprema, constituye el


principio en el que se expresa jurídicamente el equilibrio de las fuerzas políticas
en un momento determinado, es la norma que regula la elaboración de leyes y
de las normas generales, en ejecución de las cuales se ejerce la actividad de
los órganos estatales, tribunales y autoridades administrativas. En virtud de
ello, la constitución es en suma, en opinión de Kelsen, el asiento fundamental
del orden estatal. La diferenciación de normas constitucionales y normas
legales implica necesariamente la revisión de aquellas por un procedimiento
especial que la doctrina denomina agravado, debido a las mayores dificultades
que contiene con relación al procedimiento ordinario de revisión de leyes.

Consiguientemente, una norma del segundo nivel (llamase ley o norma con
rango de ley) podrá ser inconstitucional por la forma (irregularidad en el
procedimiento); pero también por el fondo (cuando la ley excede los límites que
la constitución señala). Una norma del tercer nivel o reglamentaria que
transgrede a una ley o norma con rango de ley, en cambio, producirá
propiamente una ilegalidad, aunque al mismo tiempo, pueda generar una
inconstitucionalidad, de manera indirecta, sin descartar que eventualmente,
violen la constitución directamente. Esto se produce generalmente cuando la
constitución autoriza a las autoridades administrativas a dictar reglamentos de
los límites de su competencia y a asegurar la ejecución de las leyes que deben
aplicar, en este caso las autoridades obtiene su poder reglamentario
directamente de la constitución, aunque el contenido de los reglamentos esté
determinado por la ley que se encuentra entre estos y la constitución.

De manera que, si se incumplen los términos que la constitución establece, se


produciría directamente una inconstitucionalidad

PROTECCION JURIDICA DE LA CONSTITUCION

A) concepto:

El constitucionalismo no ha encontrado fórmula más eficaz para asegurar la


libertad y los derechos fundamentales de la persona humana que proclamando
el carácter supremo de la constitución. En efecto, solo una teoría de la
estructura jerárquica del orden jurídico basado en la constitución es capaz de
garantizar la regularidad de los grados del orden jurídico inmediatamente
subordinadas a ella.

Esta teoría, impecablemente construida por Kelsen y adoptada por todas las
constituciones democráticas del mundo no siempre, sin embargo, es observada
a plenitud. Con frecuencia es posible constatar numerosas transgresiones o
vulneraciones al texto constitucional, bien sean por actos o por normas.

El reconocimiento de esta posibilidad ha traído como consecuencia la creación


de ciertos mecanismos de defensa, recogidos por los textos constitucionales,
destinados a proteger la constitución frente a cualquier amenaza o
transgresión, garantizando así la regularidad de las funciones estatales.

A los mecanismos procesales, cuya finalidad es hacer prevalecer el orden


constitucional establecido, la doctrina denomina como la protección jurídica de
la constitución. Su estudio corresponde a una nueva disciplina jurídica,
incorporada en los planes de estudio de las principales facultades de derecho
del mundo con el nombre de justicia o jurisdicción constitucional, que
comprende tres aspectos fundamentales: la jurisdicción constitucional de la
libertad, la jurisdicción constitucional orgánica y la jurisdicción constitucional
supranacional.

B) jurisdicción constitucional de la libertad:

Dentro de este aspecto, la jurisdicción constitucional estudia las garantías o


procesos constitucionales que tienen la función de restablecer los derechos de
las personas al estado anterior a su amenaza o violación.

Como se sabe, una de las partes indispensables de toda constitución


democrática es la parte dogmática que consiste en el reconocimiento escrito de
un conjunto de derechos inherentes a toda persona humana.

Derechos que, conforme a la doctrina liberal, son los atributos inherentes,


inalienables, imprescriptibles, e irrenunciables del ser humano, anteriores y
superiores al estado, que constituyen el referente ético que da legitimidad a los
actos de los detentadores del poder político.

En consecuencia, la amenaza o vulneración de uno de estos derechos deberá


contar con un remedio eficaz para restablecerlo a su estado anterior

Los instrumentos procesales más idóneos que existen en el derecho


comparado son: el habeas corpus; el habeas data; así como la acción de
amparo.

EL HABEAS CORPUS

1) Antecedentes: el más remoto antecedente del habeas corpus lo


encontramos en roma, lugar en donde apareció la institución conocida como
DE HOMINE LIBERO EXHIBENDO; que traducido a nuestro idioma significa:
“exhibe al hombre que con dolo malo retienes.”

El más concreto antecedente, sin embargo, lo constituye la renombrada


CARTA MAGNA INGLESA, suscrita por juan sin tierra, en 1215…el artículo 39
de su texto establece en efecto que “ningún hombre libre será arrestado o
detenido fuera de la ley, o desterrado o molestado de cualquier forma y no
procederemos contra el, ni enviaremos a nadie en su contra si no es por juicio
legal de sus partes o por la ley del país.”
2) Concepto: tal y como hoy se le entiende, el habeas corpus es un
mecanismo procesal destinado a garantizar el derecho a la libertad individual y
ambulatoria frente a la amenaza o vulneración de parte de autoridades y
funcionarios del poder público, así como de los particulares.

3) Características:

a. Es de naturaleza procesal: su objetivo es restablecer el derecho a la


libertad personal al estado anterior a la amenaza o vulneración. Esto requiere
de un proceso rápido y eficaz. No es un derecho sino una garantía.

b. No tiene formalidades: la acción de habeas corpus por su propia


naturaleza, puede ser interpuesto por cualquier persona. No requiere poder ni
autorización previa; tampoco requiere firme de letrado, ni pago alguno. Puede
incluso ser hecha directamente en forma verbal o por teléfono.

c. Es un proceso sumario: su tramitación es rápida, urgente. Es el más rápido


de todos los procesos que existes. Su fundamento radica en la importancia que
para el liberalismo tiene el derecho a la libertad personal y en el presupuesto
que significa para el ejercicio de los demás derechos constitucionales.

d. Es una institución de derecho público: debido a que tiene su origen en la


constitución del estado.

4) características:

a. Habeas corpus reparador: busca reponer las cosas al estado anterior a la


amenaza o violación arbitraria de la libertad física, producida por orden judicial,
policial o militar e incluso por decisión de un particular.

b. Habeas corpus restringido: su finalidad es hacer cesar la afectación


continua de la limitación a la libertad personal, como las reiteradas citaciones
policiales infundadas, en tanto estas guarden conexión con la amenaza o
vulneración a la libertad individual.

c. Habeas corpus correctivo: busca el cese de los actos lesivos a la


integridad física, psíquica y moral de un detenido, preso o interno de
instituciones tales como centros educativos en calidad de internados, entidades
encargadas del tratamiento de toxicómanos, enfermos mentales, etc.

d. Habeas corpus preventivo: procede ante la amenaza cierta y concreta de


la libertad personal, libertad de tránsito o la integridad personal.

e. Habeas corpus traslativo: establecido para el caso en que se produzca


demora en el proceso judicial u otras violaciones al debido proceso y a la tutela
jurisdiccional efectiva en virtud del cual continuaría un reo.

f. Habeas corpus innovativo: se interpone a pesar de haber cesado o


haberse convertido en irreparable la violación a la libertad individual a fin de
que el afectado no vea restringido a futuro su libertad y derechos conexos.

g. Habeas corpus instructivo: ante el caso de una persona detenida o


desaparecida por autoridad o particular, que es imposible de ubicar. En este
caso hay afección a los derechos, a la libertad, a la comunicación, a la vida y a
la integridad personal. Tiene como finalidad identificar a los responsables de la
violación constitucional para su posterior proceso y sanción penal en la vía
ordinaria (art.11 de la ley 23506).

LA ACCIÓN DE AMPARO

1) Origen:

El amparo es, a diferencia del habeas corpus, una institución latinoamericana,


pues tiene su origen en México, país que lo consagro, por primera vez, en la
constitución del estado de Yucatán el 16 de mayo de 1841. Posteriormente, fue
incorporada en el texto de la constitución federal de México de 1857 y
perfeccionada en la constitución de Querétaro de 1917.

En el Perú, el amparo se incorpora en nuestro ordenamiento jurídico a través


de una norma infra constitucional en 1974, como una garantía al derecho de
propiedad afectado a causa de la reforma agraria implementada por el gobierno
de juan Velasco Alvarado. Su consagración constitucional tuvo lugar en 1979, a
propósito de la redacción de la carta del mismo año, como una acción de
garantía de los derechos constitucionales, con excepción de la libertad
individual, protegido por el habeas corpus.
2) Concepto:

El amparo, es una institución procesal que tiene por finalidad proteger los
derechos constitucionales, con excepción de aquellos que protege el habeas
corpus y el habeas data. Su ámbito de aplicación es mucho más amplio que el
de los demás procesos constitucionales. Garantiza, por tanto, derechos de
primera generación (civiles y políticos), de segunda generación (sociales,
económicos y culturales). Como garantía de los derechos de segunda
generación, su eficacia es relativa debido a que estos son de aplicación
progresiva, de acuerdo a la disponibilidad presupuestal delos estados, que
como sabemos siempre son deficitarios.

3) Características:

a. Su naturaleza procesal: al igual que la acción de habeas corpus, no crea


derechos, solo los garantiza dentro de un proceso.

b. Es sumario: su trámite es breve, aunque no tanto como el del habeas


corpus. En nuestro país, esta institución ha sido desnaturalizada debido al uso
indiscriminado que se le ha dado.

c. Su objetivo es reparador: busca restablecer el derecho amenazado o


vulnerado a su estado anterior.

d. Es una institución de derecho público: su origen es, al igual que el


habeas corpus constitucional.

C) JURISDICCIÓN CONSTITUCIONAL ORGÁNICA:

En esta segunda parte, el derecho procesal constitucional estudia los


mecanismos procesales creados con la finalidad de proteger a la constitución
de las violaciones producidas por medio de normas, sean estas ordinarias o
reglamentarias. Comprenden además el estudio de los mecanismos procesales
destinados a la solución de conflictos entre órganos del estado, así como a la
solución de controversias constitucionales.

En el estado constitucional de derecho, como se ha dicho, además del principio


de constitucionalidad existe el principio de legalidad. En consecuencia, se viola
el principio de constitucionalidad cuando una ley o una norma con rango de ley
transgrede la constitución por la forma o por el fondo. Y se viola el principio de
legalidad cuando una norma reglamentaria o administrativa transgrede o
desnaturaliza la ley o su equivalente, por la forma o por el fondo.

En general, la protección de la constitución frente a normas se hace a través


del control constitucional, institución que nace como necesidad de hacer
efectivo el principio de supremacía constitucional. En el derecho comparado
tres son los sistemas de control constitucional que históricamente han tenido
vigencia, cada uno con características y matices propios: el control político o
francés, el control judicial o americano y el control concentrado europeo.
Aunque en su origen estos sistemas diferían radicalmente., por las
circunstancias que rodearon su aparición, hoy puede afirmarse que más son
los puntos comunes que los unen que los que los diferencian, lo que permite
avizorar en el futuro un sistema globalizado, más o menos uniforme de control
constitucional.