Está en la página 1de 1

MODELO GROW, UN LENGUAJE

¿Cómo el modelo GROW puede convertirse en lenguaje?

De acuerdo a diversa información, que reconoce el Modelo GROW para impulsar el


desarrollo humano en ámbitos personales que se reflejen en resultados elevados
para los subsistemas que integran un sistema mayor. Este modelo permite destacar,
obtener y maximizar el potencial interno a través de un proceso de Coaching.

“El modelo GROW es un acrónimo de (G) OAL (meta), (R) eality (realidad), (O)
ptions (opciones) y (W) ill (plan de acción), destacando los cuatro pasos clave en la
implementación del modelo GROW”, señala una opción para que exista un emisor,
un receptor y un mensaje mediante el establecimiento de metas específicas,
medibles y alcanzables, y un calendario realista para su logro.

El modelo GROW promueve con éxito la confianza y la auto-motivación, lo que lleva


a una mayor productividad y satisfacción personal, su estructura permite observar
cuatro escenarios, a partir de algunos cuestionamientos que un actor emite:

1. ¿Cuáles son sus Objetivos?


2. ¿Cuál es la Realidad?
3. ¿Cuáles son sus Opciones?
4. ¿Qué acciones se llevarán a cabo?

Las personas, equipo u organización, como receptores de estas preguntas


identifican y explican sus objetivos a través de la comprensión de su meta, evalúan
y explican su situación actual, reconocen sus resultados desde experiencias
anteriores y salen a la luz obstáculos que han sido barreras limitantes para el
crecimiento. A partir de allí se comprende el conocimiento y se interioriza las
opciones para lograr los objetivos iniciales, se estima la certeza del compromiso en
acciones acordadas.

La implementación del modelo GROW mediante preguntas entabla un proceso


comunicativo que promueve mayor conciencia y responsabilidad, alienta el
movimiento en el comportamiento. El movimiento hace que el coaching continuo y
progresivo impulse habilidades, libere potencial, aumente productividad y genere un
ambiente de mejor calidad y trabajo.