Está en la página 1de 3

ACUICULTURA ECOLÓGICA

¿Qué es la acuicultura ecológica?


Es el tipo de acuicultura que favorece el empleo de recursos renovables, el respeto de los mecanismos
propios de la naturaleza para el control de plagas y enfermedades y que restituye al medio de cultivo
los nutrientes presentes en los productos residuales, prestando particular atención al bienestar de los
animales y a la utilización de piensos naturales.

PRINCIPIOS DE LA ACUICULTURA ECOLÓGICA


 Ausencia de deterioro del medio en el que se ubican las explotaciones
 Utilización de agua sin contaminantes
 Preferencia por el policultivo
 Ausencia de OMG: ni en insumos, ni en los propios organismos cultivados
 Baja densidad de cultivo
 Mantenimiento del comportamiento típico de las especies
 Sanidad animal basada en medidas de prevención más que en medicación
 Uso del oxígeno para mejora del bienestar animal, no aumentar la densidad de cultivo
 Alimentación: pienso de fuentes sostenibles, sin productos químicos de síntesis
 Bienestar animal
 Producir un alimento de calidad, con garantías sanitarias.
EL ENFOQUE ECOSISTÉMICO DE LA ACUICULTURA
El crecimiento de la acuicultura en todo el mundo (con diferencias entre las regiones y economías)
siempre implica la expansión de las áreas cultivadas, granjas de cultivo de mayor tamaño, mayor
densidad de individuos en los cultivos y la utilización de recursos alimenticios a menudo producidos
fuera del área inmediata. A nivel mundial, la acuicultura ha aumentado su impacto social y económico
a través de la producción de alimentos, la contribución a los medios de subsistencia y la generación
de ingresos. Otro efecto positivo sobre el ecosistema incluye, por ejemplo, el suministro de semillas
para la repoblación de especies acuáticas amenazadas o sobreexplotadas. Sin embargo, cuando es mal
administrada, la acuicultura puede afectar las funciones de los ecosistemas y los servicios con
consecuencias ambientales, sociales y económicas negativas. La acuicultura por lo general también
se enfrenta a riesgos derivados de otras actividades humanas como la contaminación de cursos de
agua por la agricultura y las actividades industriales.

«Un enfoque ecosistémico a la acuicultura (EEA) es una estrategia para la integración de la actividad
en el ecosistema más amplio, que promueva el desarrollo sostenible, la equidad y la capacidad de
recuperación de los sistemas socio-ecológicos interconectados.»
RETOS DE LA ACUICULTURA ECOLÓGICA EUROPEA

 Altos costes de producción: necesidad de espacios e insumos ecológicos


 Bajos volúmenes de ventas: baja producción y falta de mercado Escasa o ninguna
competencia: precios altos
 Baja inversión en marketing: creación de marcas y certificaciones
 Necesidad de fomentar el consumo Necesidad de unificar normas de certificación
ACUINAGA PRESENTA UN PROYECTO ECOLÓGICA DE PECES Y MOLUSCOS EN
RECIRCULACIÓN
La División de Acuicultura de ACUINUGA impulsa el proyecto ECOPEMER para la producción
ecológica de peces y moluscos en recirculación en Galicia. Este proyecto ha sido seleccionado entre
centenares de competidores para la ronda de financiación “Blue Invest 2018”, organizada por la
Comisión Europea y que tendrá lugar en Bruselas el 17 de mayo del presente año.
ECOPEMER es un proyecto de expansión empresarial con un horizonte de inversión cercano a los
1.5 millones de euros, que tiene como objetivo la reanudación de la actividad acuícola en una
instalación ubicada en un entorno sensible, con buen potencial productivo, aunque carente hasta
ahora de una gestión profesional. En términos de producción animal, ECOPEMER pertenece al
campo de la biotecnología alimentaria, centrándose en la aplicación de tecnologías disruptivas para
el diseño de sistemas de contención y un nuevo sistema de recirculación de agua de mar que
minimiza el impacto ambiental de la actividad, garantizando al mismo tiempo la salubridad y
bioseguridad del cultivo. El proyecto persigue la certificación ecológica del producto final, a través
de la aplicación de nuevas técnicas nutricionales como la formulación de dietas ad hoc a partir de
ingredientes locales, y el uso de efluentes procedentes del engorde de peces (lubina, dorada,
rodaballo) para el pre engorde de semilla de moluscos bivalvos de interés comercial (almeja y
ostra).
EL MERCADO DE PESCADO ECOLÓGICO
Para que se considere ecológica una granja de peces "la instalación tiene que tener una entrada de
agua y otra de salida. Aquí, por ejemplo, la parte delantera se divide en dos, pasa primero por el lago
y el canal principal y luego se unen para surtir agua a todos los estanques. Después, en la parte final,
está la zona de sedimentación, donde se quedan los restos de comida y excreciones de los peces antes
de volver al río”, detalla Alba Montalvo, trabajadora del centro de Naturix en Guadalajara
Naturix fue la primera empresa en España que se aventuró en la acuicultura ecológica. Curro
Villarreal, socio y gerente del negocio, explica que "antes de que existiera el sello de calidad ecológica
en el mercado del pescado nosotros ya producíamos con esos valores".
En acuicultura ecológica se realizan dos controles anuales de calidad de agua para controlar las
concentraciones de metales pesados (nitritos, nitratos…): “Tienen que ser niveles muy bajos. Pasa lo
mismo con la densidad de peces por estanque, no puede superar los 25kg/m3. Cuantos más peces
tengas en un mismo espacio, más facilidad de contraer patologías existe y al final tienes que darles
antibióticos. En ecológico está terminantemente prohibido suministrarles medicamentos. Para
tratarlas les damos baños de sal. Si no es suficiente, no se comercializa después”, explica Montalvo.
Además “la alimentación tiene que ser 100 por cien ecológica”. “Nosotros aquí siempre hemos dado
de comer a los peces de forma manual, porque creemos que es la mejor manera. Por suerte, las
densidades con las que trabajamos nos permiten hacerlo así, si fuera una granja más grande
tendríamos que hacerlo de forma mecánica, con unos surtidores de los que los peces tiran y les
proporciona la comida.