Está en la página 1de 1

Ricardo Moreno Álvarez

Curso: Debate actual de las Ciencias Humanas y Sociales


Facultad de Ciencias Humanas y Económicas
Universidad Nacional de Colombia
Profesor: Jorge Humberto Márquez

1 ¿Es la depresión, o son los trastornos mentales en general, consecuencias de las últimas
trasformaciones del capitalismo bajo el modelo neoliberal? ¿Preguntar de esta manera
conduce realmente a un modelo explicativo? ¿Ahora nuestras psiques están más enfermas
que antes?

Se puede pensar a la depresión como una patología del sujeto, idea que no choca con el
hecho de presentarse como un padecimiento global. La depresión en tanto conjunto de
remordimientos expresados en diversos síntomas recoge como fenómeno común la
vulnerabilidad del sujeto en tanto individuo; vulnerabilidad que el neoliberalismo acelera al
desincrustar al individuo de los lazos institucionales en la forma en que antaño se
presentaban, es decir, acelerando su proceso de individualización y cargándolo al mismo
tiempo de nuevas responsabilidades, las que anteriormente soportaban dichas
instituciones; es el neoliberalismo entonces, un facilitador de la depresión, lo cual no
asegura nada sobre un posible carácter causante.

2 ¿Pueden los enfoques clínico y epidemiológico aportar explicaciones sobre el sufrimiento


como fenómeno colectivo o solo aportan desde el punto individual?, esto en especial por las
contestaciones que presenta A. Ehrenberg a cierta parte del psicoanálisis lacaniano francés

Pensar el lazo clínico-social requiere suponer de antemano la posibilidad de abstraer al


diván los individuos, y de su mano lo colectivo; en un proceso de análisis psicológico
individual existe el riesgo de perder de vista todo tipo de influencia o fenómeno que se
desarrolla en las esferas sociales, tal proyecto debería considerar además a la sociedad
como una mera composición de individuos, un encuentro entre subjetividades de las cuales
en el consultorio se encuentren regularidades de dichos procesos, pero no son claros los
indicios de tal posibilidad. La crítica de Ehrenberg se dilucida si se piensa en fenómenos
sociales que no se forman como la suma de unicidades, en esa línea podría uno pensar en
los colectivos de animalistas, veganos, ambientalistas, entre otros, los cuales tienen un
soporte, una construcción y una influencia en y dentro de lo colectivo, a fin de cuentas,
composiciones sociales, las cuales comprenderlas desde el diván sigue siendo una tarea
muy osada.