Está en la página 1de 10

EL ABORTO, UN CONFLICTO SOCIAL.

ALUMNOS:
LINA GARCÍA.
JAIRO CASTAÑO VÉLEZ.

PROFESORA:
CLAUDIA MONCADA.

I.E. JUAN DE DIOS URIBE.

CURSO:
CLEY 5.

2019.
El aborto, un conflicto social.

Introducción.

En este ensayo se tomará el concepto del tema abortivo desde la perspectiva


social, también se dará a conocer todo su proceso, la importancia de la
educación sexual desde casa y el colegio; también el por qué la sexualidad no
debería ser un tabú en la sociedad. Para tener en cuenta en este ensayo no
habrá glosario ya que en su misma redacción se podrá estar leyendo el
significado de cada término desconocido los cuales están entre paréntesis.
El aborto, un conflicto social.

Para poder hablar del aborto debemos saber qué es, el aborto es la
interrupción del embarazo, se puede producir de forma espontánea como
inducida y la expulsión del feto es a través de la vagina.

El aborto espontáneo se da por complicaciones en el desarrollo del feto o de


la madre, es un aborto natural que casi siempre sucede en las primeras 12
semanas de gestación el cual no necesita intervenciones quirúrgicas; su causa
puede derivarse de problemas en los cromosomas, niveles hormonales,
diabetes no controlada, infecciones, obesidad, problemas en los órganos
reproductores de la madre, la edad o enfermedades graves y terminales como
el cáncer.

Cuando la madre aborta quedan secuelas permanentes que no se borran tales


como: infecciones; sepsis por aborto (o sea infección bacteriana a causa del
aborto), hemorragias, infertilidad, daños a otros órganos como el riñón, cerebro,
hígado, sistema nervioso, y daños a su consciencia, resentimientos con el
sistema porque no pudo elegir sino que la obligó a agredirse para resolver lo
que era su problema, como este no le brindó la posibilidad de cuidar su vida y
su cerebro la marcará con culpabilidad hacia sí misma, para esto deberá acudir
con profesionales para poder superar su perdida.

EL aborto inducido es cuando la mujer por su propia voluntad quiere


interrumpir su embarazo, esta interrupción se puede dar de dos formas: aborto
médico y aborto quirúrgico.

El aborto médico se puede hacer durante las 9 primeras semanas de


gestación, se toma un medicamento, el más común es la mifepristona la cual
es una hormona que bloquea la progesterona (La cual es la hormona sexual
que liberan los ovarios durante el ciclo menstrual, su función es facilitar la
fecundación y ayuda a que el embarazo transcurra de manera segura), este se
toma durante 3 sesiones bajo la supervisión de un médico y tiene síntomas
como: sangrados vaginales, cólicos, diarrea, malestar estomacal o fiebre alta,
este tipo de aborto tiene una efectividad del 97%.

El aborto quirúrgico es cuando se realiza una cirugía para extraer el feto,


existen dos formas: la aspiración con vacío manual; la cual se puede hacer
durante las 12 primeras semanas de gestación, esta consiste en la extracción
de todo el tejido que contiene el útero con un instrumento succionador de
manera manual. El otro tipo de aborto quirúrgico es el de dilatación y
evacuación, el cual se da antes de las 13 primeras semanas de gestación, en
este se dilata el cuello del útero, se introduce un tubo el cual succiona todo el
tejido que reviste el útero y succiona todo aquello para culminar el aborto, su
efectividad es del 100%.

Después de realizar un aborto se suele hacer un examen del útero para


determinar si queda tejido fetal y en caso de que queden restos se recurre a un
legrado (es una cirugía quirúrgica que consiste en raspar la superficie de
ciertos tejidos), después de haber sufrido un aborto el ciclo menstrual vuelve a
la normalidad.

Ya que sabemos qué es el aborto, sus posibles causas y todo el procedimiento


que se toma para culminarlo, hay que mirar el punto de vista social, casi
siempre las personas toman el aborto como un “delito”, como algo “malo”, pero
nunca solo la opinión de nosotros es totalmente cierta, ya que existen diversas
culturas que se basan en nuestros valores y pensamientos, tales como: nuestro
hogar, nuestra religión, el ambiente en el que vivimos, todo esto influye en
nuestra forma de dar soluciones a problemáticas sociales.

Pero…¿está bien o mal que una mujer piense en abortar?, no podemos


responder a nuestro criterio, siempre hay que tener empatía, ya que existen
mujeres que pasan por diversas situaciones para llegar a pensar en tomar esta
decisión, estando o no embarazadas, por el simple hecho de que pudieron
haber sido violadas, no tienen la suficiente economía para criar a un niño, están
muy jóvenes, están solas en el proceso, les da miedo el embarazo, entre otras
cosas que suelen suceder, pero la más notoria es la falta de educación sexual.

En nuestro país es muy común que nuestros padres no hablen de la educación


sexual, ya que la palabra “sexo” es un tabú, una alarma hacia el peligro, un
pecado, ya que en nuestro país según el estudio de CNN Noticias en Colombia
hay 43,5 millones de católicos o personas religiosas, las cuales se basan en el
conocimiento hacia una espiritualidad que su principal meta es la santidad, esto
muchas veces impide que nuestros padres toquen el tema sexual con nosotros,
para ellos es la mejor opción es dejar la sexualidad en el olvido y creen que nos
hacen un bien, pero no es así.

En Colombia según El Espectador hay un promedio de 400.000 abortos y


911.891 embarazos no deseados anualmente, cifras que superan el promedio
de Latinoamérica y el Caribe. Entonces en tema de reflexión ¿esto está bien?,
¿está bien que estas mujeres deban pasar por esto?, deberíamos ser más
abiertos. La educación sexual debería empezar desde casa, desde pequeños,
desde el colegio y hablando bien.

Muchas veces hemos escuchado a padres cambiar el nombre de las zonas


íntimas al hablar con los niños; a la niña no le dicen “tienes una vagina con
clítoris”, más bien les dicen “cuquita”, “la cosita” o cualquier otra cosa que se
les ocurra, con los niños no les dicen “tienes un pene” sino que le dicen “pito” o
hasta le apodan el aparato reproductor, hay que entender que los niños desde
pequeños entienden, de que la sexualidad no es inevitable, es un proceso
natural.

Lo mejor es inculcar tanto a niños como a niñas que confíen en sus padres
para hablar de sexualidad, los niños siempre tienen curiosidad y exploran su
cuerpo, eso no está mal, es totalmente natural, mal está en decirle que no lo
haga sin ningún motivo, lo más practico sería que sus padres lo acompañen en
su proceso y le expliquen cualquier duda que tengan acerca de su cuerpo.

En la pubertad siempre está la inducción a besos, caricias, relaciones sexuales,


y es cuando nuestra sociedad más nos prohíbe y nos llena de miedo al intentar
experimentar en este ámbito ya que podríamos quedar embarazados y no se
equivocan gracias a la ignorancia de la existencia de los métodos
anticonceptivos en Colombia Noticias RCN relató que 17 jóvenes quedan a
diario embarazadas y la mayoría son de bajos recursos.

Si multiplicamos esto en cada región vemos que el problema no va sólo en las


menores y en las jóvenes que quedan en embarazo por experimentar la
sexualidad, esto va más allá, también va en que muchos colegios religiosos no
dejen que los estudiantes se eduquen correctamente, en que el gobierno no
gestione programas de educación sexual en lugares de bajos recursos que es
donde más se necesita, ya que con el conocimiento de los métodos
anticonceptivos se podrían prevenir embarazos no deseados y por ende
abortos.

Los métodos anticonceptivos.

Los métodos anticonceptivos tienen la posibilidad de controlar la fertilidad y


ofrecen beneficios tales como: evitar embarazos no deseados o abortos
practicados en condiciones de riesgo, disminuye la mortalidad materna, ayuda
a tener hijos sanos cuando se desee estar en gestación, promueve la cultura
preventiva en relación a la salud reproductiva.
En Colombia la anticoncepción para hombres y mujeres según la resolución
769 de 2008 y 1973 de 2008 indica la obligatoriedad de los servicios de salud
para ofrecer la información anticonceptiva, también de suministrar el método
anticonceptivo y un seguimiento de que este si sea el adecuado para el cuerpo.

Las opciones de métodos anticonceptivos disponibles en Colombia son:

 DIU T de cobre: Tiene el 99% de efectividad, dura hasta 12 años, se pone


en el cuello uterino, sangrados prolongados de 3 a 6 meses después se
controla, con cólicos de 3 a 6 meses después se controla, después de que
se retira el dispositivo queda en fertilidad como si no hubiera usado método
anticonceptivo, su uso es totalmente confidencial, no protege de
enfermedades de transmisión sexual.

 DIU (Hormonal): Tiene el 99% de efectividad, dura de 3 a 6 años, se pone


en la cavidad vaginal; la menstruación puede ser irregular, leve o
inexistente; cólicos durante la colocación y después; pueden salir manchas,
la fertilidad vuelve luego de la extracción, su uso es confidencial, puede
ayudar a disminuir cólicos, no protege de enfermedades de transmisión
sexual.

 Implante: Tiene el 99% de efectividad, dura 5 años, se pone en la piel bajo


el brazo; el periodo puede ser no frecuente, irregular, extendido e
inexistente, genera dolor en el sitio de colocación, puede dar variaciones de
peso, la fertilidad vuelve después de la extracción, puede ayudar a disminuir
periodos dolorosos, uso confidencial, no protege de enfermedades de
transmisión sexual.

 Inyección trimestral: Efectividad del 94%, dura 3 meses, se pone


intramuscular, el periodo puede ser irregular, escaso o inexistente; se puede
quedar fértil de 6 a 12 meses; uso confidencial, puede ayudar a disminuir
periodos dolorosos, no protege de enfermedades de transmisión sexual.

 Inyección mensual: Efectividad del 94%, dura un mes, se pone


intramuscular, el periodo puede ser irregular, escaso o inexistente; se puede
quedar fértil de 6 a 12 meses; uso confidencial, puede ayudar a disminuir
periodos dolorosos, no protege de enfermedades de transmisión sexual.
 Anillo vaginal: Efectividad del 91%, se debe cambiar cada mes, se pone
como si fuera un tampón, el periodo puede ser no frecuente, irregular,
extendido e inexistente, genera dolor en el sitio de colocación, puede dar
variaciones de peso, la fertilidad vuelve después de la extracción, puede
ayudar a disminuir periodos dolorosos, uso confidencial, no protege de
enfermedades de transmisión sexual.

 Parche: Efectividad del 91%, dura una semana, el periodo puede ser no
frecuente, irregular, extendido e inexistente, genera dolor en el sitio de
colocación, puede dar variaciones de peso, la fertilidad vuelve después de
la extracción, puede ayudar a disminuir periodos dolorosos, uso
confidencial, no protege de enfermedades de transmisión sexual.

 Pastillas: Efectividad del 91%, dura un día, hay que tomar una pastilla
todos los días, periodos más cortos, la fertilidad ocurre apenas se deja de
toar la pastilla, ayuda a reducir cólicos y acné, no protege de enfermedades
de transmisión sexual.

 El uso adecuado del condón o preservativo tiene una eficacia del 98% en
la prevención de un embarazo, previene también infecciones de transmisión
sexual, no tiene efectos secundarios y no necesita control médico. Se
pueden presentar fallas si se utiliza de manera inadecuada o si se usa una
talla equivocada porque se puede deslizar y no ofrece protección.

 El coito interrumpido, el método del ritmo, la temperatura corporal o basal, el


moco cervical y la lactancia materna, son métodos de poca confiabilidad y
alta tasa de falla, por lo tanto, no son eficaces para la prevención de un
embarazo.

Los adolescentes y jóvenes entre 14 y 24 años pueden acceder a consulta de


anticoncepción en los Servicios de Salud y empezar a obtener todos los
beneficios de la educación sexual.
¿Por qué en Colombia el aborto es un conflicto social?

En Colombia aún la mayoría de las personas no entienden que cuando el


aborto es deseado, este proceso puede llegar a proteger a las mujeres de
muchos traumas, ya que de nada serviría traer a un niño al mundo a sufrir,
aguantar hambre, tener que vivir traumas y abusos psicológicos, físicos y
espirituales; ya que no tendrían el apoyo de sus padres, entre tantas cosas que
podrían suceder, casi siempre son los más pobres y vulnerables quienes se
ven afectados por este prejuicio social.

En su mayoría han existido protestas de personas (quienes en su mayoría


religiosas) que dicen que el aborto no debería existir ya que Dios es el creador
de la vida, que un niño no es el culpable... pero ¿ha cuantos niños que viven en
estado de pobreza y que los han abandonado en las calles ayudan?

El periódico El Tiempo dice que: “en el ICBF entran 5.563 niños, niñas y
adolescentes quienes ingresaron a procesos de restablecimiento de derechos
como víctimas de violencia sexual. Hay que decir que estos son solo los casos
que se denuncian, porque muchos otros se quedan entre muros, el mismo
lugar donde acaban sus vidas o se catapultan a la delincuencia”

Viendo esto, diariamente en nuestro país existen personas que toman a sus
hijos como carga y en muchas ocasiones le hacen saber a sus hijos todo esto,
a la mayoría de personas nos ha tocado escuchar cuando una madre le dice a
su hijo que es un “estorbo”, o “¿por qué te tuve?”, entre tantas cosas más.

Estos comentarios crean niños, niñas, adolescentes y jóvenes violentos,


quienes frecuentemente sufren de depresión, son agresivos y tristemente
muchos de ellos terminan en pandillas o en el mundo de las drogas.

Entonces, ¿de qué le sirve a un país tan religioso defender la vida de un feto,
pero dejar a miles de niños muriendo en la calle?, si una mujer desea abortar
no es mala, antes lo hace porque piensa en un futuro mejor para tener un bebé
y toma conciencia de cuidarse.

No todo es tan malo como lo pueden describir personas de mente cerrada, un


error no nos define, siempre hay que inculcar el respeto hacia quienes hayan
practicado un aborto, porque un niño no es un juego es una responsabilidad
gigante.
La maternidad la sociedad la hace ver como obligación, sino tienes un hijo no
vales, en la antigüedad se veían mucho este tipo de cosas, las mujeres
teniendo hijos como obligación y no por amor, si antes una mujer no podía
tener hijos estaba “maldita” y ahora lo dicen si una mujer piensa en abortar.

En caso tal de que una mujer quede en embarazo y no desee tener el bebé
puede acudir al hospital y allí realizarán el procedimiento debido, ya que el
aborto es totalmente legal en Colombia y este procedimiento es totalmente
confidencial y si algún médico se reúsa debe hacerlo de manera escrita para
que otro médico lo haga.
Conclusiones.

 La maternidad no es una obligación.

 Un aborto espontáneo puede traer secuelas graves a la madre.

 El aborto es legal en Colombia.

 El proceso para usar métodos anticonceptivos y abortar es totalmente


confidencial.

 Un aborto no hace a una mujer mala.