Está en la página 1de 70

FI

EDI CANDO I ASSANAS


GLESI

LA REFORMA
A
GLESI
Y TU I

org |Edión#6
ci

Ma
9 c
ras
ks.
9mar

f
Edi gl
candoI
i i
esasSanas
es.
REVISTA Edición Especial

La Reforma
y tu iglesia
EDIFICANDO IGLESIAS SANAS

es.9marks.org | revista@9marks.org

Diseño de portada: Enrique Oriolo


Amazon ISBN: 978-1979180290
CONTENIDO
Introducción de los editores
4
Jonathan Leeman y Daniel Puerto

La Reforma y la gloria de Dios


6
Por John Piper

El domingo antes de las 95 Tesis


9
Por Stephen Nichols

La Reforma y tu iglesia

¿Deben los pastores hoy darle importancia a la Reforma?


11
Por D. A. Carson

La conexión de la iglesia con el evangelio: una perspectiva reformada


15
Por Michael Horton

Los hombres sabios son hombres, y la verdad es la verdad


21
Por Brad Littlejohn

Lo que tus miembros de la iglesia deben saber sobre la Reforma


23
Por Shawn Wright

Cuatro maneras en que la reforma cambió la historia de la iglesia


31
Por Alex Duke

Las Cinco Solas


34
Una entrevista con Matthew Barrett
La Reforma y las nueve marcas

¿Qué papel desempeñó la predicación expositiva en la Reforma?


38
Por Michael Reeves

Una breve mirada a Juan Calvino sobre la imputación


40
Por Thomas R. Schreiner

Cómo los reformadores redescubrieron el Espíritu Santo y la verdade-


42
ra conversión
Por Sinclair B. Ferguson

El legado de la evangelización personal que dejó la Reforma


45
Por Paige Patterson

¿Recuperó la Reforma la Gran Comisión?


48
Por Michael Haykin

Dos puntos de vista sobre la disciplina eclesiástica:


51
protestante vs. católica romana
Por Jeremy Kimble

Dos puntos de vista sobre la autoridad de la iglesia: protestante vs.


55
católica romana
Por Gregg R. Allison

La restauración de los sacramentos en la Reforma


58
Por Bobby Jamieson

Martín Lutero, el reformador de la consejería pastoral


62
Por Bob Kellemen
Introducción
de los editores Jonathan Daniel
Leeman Puerto

Es el 500 aniversario de la Re- ropa».2 Sin duda, necesitamos dicación expositiva citan cómo
forma Protestante, y actualmente nuestra Reforma a manera de la caracterizaba Juan Calvino los
no hay escasez de material publi- Reforma del siglo XVI. sermones previos a la Reforma.
cado acerca del tema. ¿Por qué Para esta edición especial, Estaban llenos, dice Calvino, de
esta Revista 9Marcas tendría que hemos pedido a nuestros con- «dulces historias» y «especula-
añadir algo más? tribuyentes que consideraran la ciones divertidas» y «solo unas
Creemos que la iglesia en relevancia de la Reforma, espe- pocas expresiones… sacadas de
Latinoamérica necesita conocer cíficamente en relación con la la Palabra de Dios». Esto parece
más ampliamente la historia de iglesia local y el ministerio pas- una descripción decente de gran
la Reforma Protestante y ser ex- toral. ¿Por qué deberían intere- parte de la predicación de hoy,
puesta a las verdades que fueron sarse los pastores en la Refor- ¿no?
proclamadas por los reformado- ma? Échale un vistazo a lo que Empieza, por tanto, con la
res. El pastor Miguel Núñez, des- escribe D. A. Carson. ¿Qué co- parte de Stephen Nichols. Te
pués de un estudio exhaustivo nexión hay con la predicación hace retroceder en el tiempo, y
sobre la historia y situación de la expositiva, la evangelización, te hace imaginar lo que habrías
iglesia cristiana y del cristianis- la disciplina en la iglesia, la au- escuchado en la iglesia el do-
mo en América Latina, afirma toridad de la iglesia, las orde- mingo antes de que Lutero cla-
que «la Reforma nunca afectó nanzas, e incluso la consejería vara sus 95 tesis en la puerta de
esta región del mundo».1 Él cita pastoral? Hay artículos acerca Wittenberg. Es una muestra de
a Paul Freston, un sociólogo de de estos temas también. aquello a lo que los reformadores
la religión y uno de los estudio- Existe, por supuesto, un peli- estaban respondiendo; la oscuri-
sos más famosos y expertos del gro si se idealiza el pasado. El es- dad que prevalecía en la Europa
mundo sobre las religiones en crito de Brad Littlejohn hace una «cristiana».
Latinoamérica, quien explica advertencia crucial. Pero puede Al leer esta Revista, pre-
que «No han existido reformas haber un peligro mayor si olvi- gúntate cómo podrías enseñar
nacionales cristianas ni protes- damos el pasado por completo. a tu congregación acerca de la
tantes en el Tercer Mundo como Por ejemplo, las palabras de Mi- Reforma. Por ahora, en 2017,
han existido en el norte de Eu- chael Reeves acerca de la pre- Mark Dever ha usado cada in-

1 Miguel Núñez, El poder de la Palabra para transformar una nación (Medellín, Colombia: Poiema Publicaciones, 2017), 5.
2 Ibid., 5-6.
troducción y cada conclusión y de la insensatez del pasado? Si de aquellos que nos precedieron;
de sus sermones para enseñar no has estado haciendo esto, es- ¡será como escuchar una gran
esta historia a su iglesia. ¿Cómo toy entusiasmado por las increí- sinfonía por primera vez!
estás equipando a tu iglesia con bles historias y verdades que tu
el conocimiento de la sabiduría iglesia puede aprender todavía

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 5


La Reforma
y la gloria de Dios John Piper

La Reforma protestante fue, en su clase – como el diamante como si fuera algo distinto de su
fundamentalmente, una con- más singular y más perfecto del misma esencia. No, la gloria de
troversia con la Iglesia Católica mundo. Dios es el resplandor del valor, la
Romana sobre la cuestión de De principio a fin, la gran hermosura y la grandeza de Dios
hasta qué punto somos real- realidad que domina la Biblia mismo, que su pueblo redimido
mente impotentes en nuestra es el hecho de que este carácter ha de ver espiritualmente, sabo-
condición de muertos y culpa- único de Dios, infinitamente rear y manifestar.
bles. Los reformadores creían valioso, puro y hermoso, res-
que solo la gracia podía resuci- plandece a través de la creación 2. ¿Por qué la gloria de Dios
tarnos de la muerte y que solo y a través de todos los actos de es la meta de todo?
Cristo podía llegar a ser nues- Dios en la historia y en la re- Dios quiso que fuera así. Este
tro castigo y nuestra perfec- dención como la gloria de Dios era su plan desde la eternidad.
ción. Estos dos milagros: vida – es decir, el resplandor externo Este era su propósito y diseño en
de la muerte y la ira quitada, del valor intrínseco, la hermosu- la creación entera, en la historia
podían ser recibidos como un ra y la grandeza de sus inconta- entera y en la redención entera.
regalo solo por medio de la fe. bles perfecciones. Dios creó, sustenta, gobierna y
Jamás podían ser merecidos o Hablo del resplandor de la salva con el propósito de revelar
ganados, todo ello para que la hermosura de sus «incontables su gloria.
transacción entera culminara perfecciones» porque la Biblia Todo empezó con su propó-
en soli Deo gloria – para la glo- habla de la gloria de la potencia sito en la creación: «Los cielos
ria de Dios solamente. de Dios (2 Ts. 1:9), de la gloria proclaman la gloria de Dios»
de la gracia de Dios (Ef. 1:6), (Sal. 19:1). Es para hacer eso que
1. ¿Qué es la gloria de Dios? etc. Cada uno de los atributos de existen. «Trae a mis hijos desde
El significado básico de la Dios es una faceta del diamante lejos y mis hijas desde los con-
palabra santo es «separado» de que es la gloria de Dios. Si Dios fines de la tierra, a todo el que
lo común. Cuando se lleva esa perdiera cualquiera de sus atri- es llamado por mi nombre y a
definición hasta sus últimas butos, sería menos glorioso. De quien he creado para mi gloria,
consecuencias: la infinita «se- hecho, no sería Dios. a quien he formado y a quien he
paración» de Dios de todo lo Así que cuando hablo de la hecho» (Is. 43:6-7).
que es común, el efecto es ha- gloria de Dios, no la estoy tra- Este propósito se extiende a
cerle a él el infinito y único ser tando como algo que Dios posea, todo lo que Dios hace: él «obra

6 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


todas las cosas conforme al sino glorificar a Dios y gozar de do transformados en la mis-
consejo de su voluntad, a fin él. Y tampoco calificaron glorifi- ma imagen de gloria en gloria,
de que nosotros, que fuimos car y gozar como dos fines, sino como por el Señor, el Espíritu»
los primeros en esperar en como un único fin. Ellos discer- (2 Co. 3:18).
Cristo, seamos para alaban- nieron lo que Pablo quiso decir «Amados, ahora somos hi-
za de su gloria» (Ef. 1:11-12). cuando dijo: «el morir es ganan- jos de Dios y aún no se ha ma-
«Porque de él, por él y para él cia» (Fil. 1:21). La manera en que nifestado lo que habremos de
son todas las cosas. A él sea la la hermosura y el valor supremos ser. Pero sabemos que cuando él
gloria para siempre. Amén» (Ro. de Cristo brillarían más sería es- se manifieste, seremos semejan-
11:36). tando Pablo más satisfecho en tes a él porque le veremos como
¿Por qué hay tal magnitud de Cristo – hasta en el sufrimien- él es» (1 Jn. 3:2).
galaxias deshabitadas y sin em- to y, en última instancia, en la «Y a los que predestinó, a
bargo solo un puntito minúsculo muerte. ésos también llamó; y a los que
de existencia humana? La razón Dios planeó que nosotros llamó, a ésos también justificó; y
de ser de este universo no es re- descubriésemos su gloria como a los que justificó, a ésos también
tratar la importancia del hombre algo que satisface totalmen- glorificó» (Ro. 8:30).
o siquiera de la creación misma. te, no porque el fin último del ¿Por qué está Dios tan empe-
La intención de Dios es que todo universo sea nuestra felicidad, ñado en hacernos gloriosos con
ello nos dé aunque sea una no- sino porque al Dios totalmen- su propia gloria? La razón de esto
ción de su propia grandiosidad te glorioso –el valor último del no es difícil de ver. Jesús dijo que
y majestad. Y todo ello se queda universo– se le muestra como su propósito para nosotros era
corto. el supremo tesoro cuando llega que su gozo –su gozo divino– es-
Dios creó, sustenta, gobierna a ser el supremo placer de su tuviese en nosotros y que nuestro
y justifica a los impíos soli Deo pueblo. gozo fuese cumplido (Jn. 15:11;
gloria. 17:13). Pero no se puede poner
4. Si solo Dios recibe la glo- el motor jet de un avión 747 en
3. ¿Cómo es Dios glorifica- ria, ¿qué pasa con nuestra glo- un pequeñito coche Smart. Y no
do más plenamente por su pue- rificación? cabe el volcán del gozo de Dios
blo justificado? Cuando decimos: «soli Deo en la tacita de mi alma no glorifi-
Yo soy hedonista cristiano. gloria» –«solo a Dios la gloria»– cada. No se puede poner un gozo
Creo que Dios es más glorificado deberíamos querer decir: cual- totalmente glorioso en personas
en su pueblo justificado cuando quier gloria que se comparta con nada gloriosas. Nosotros seremos
esas personas justificadas están el hombre es una gloria que, en glorificados, porque es la única
más satisfechas en él. Y creo que última instancia, llama la aten- manera de que podemos estar
los pastores y teólogos que es- ción a la fuente y el fin de todas plenamente satisfechos en Dios,
cribieron el gran resumen de la las cosas – la gloria de Dios so- para que Dios y él solo sea ple-
enseñanza de la Reforma en el lamente. namente glorificado en nosotros
Catecismo de Westminster estu- La Biblia es asombrosamente (Jn. 17:24-26).
vieron dando expresión a lo mis- clara de que los hijos de Dios se- Espero que te sientas atraí-
mo también cuando dijeron: «El rán glorificados con la gloria de do a Jesús – para que le abra-
fin principal del hombre es glo- Dios. ces por fe. Porque todos los que
rificar a Dios y gozar de él para «Pero nosotros todos, con confiamos en él, no importa lo
siempre». el rostro descubierto, contem- pecaminosos que hayamos sido,
No dijeron simplemente que plando como en un espejo la ahora somos justificados solo por
nuestro fin sea glorificar a Dios, gloria del Señor, estamos sien- gracia, sin tener ningún favor

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 7


merecido en absoluto, sobre la solamente, sin incluir nada de supremo tesoro de nuestras vi-
base de Cristo solo, sin ningún obras humanas en absoluto, para das, y así manifestar que, en úl-
otro sacrificio o justicia como el fin de que podamos gozar de tima instancia, toda la gloria le
fundamento, por medio de la fe Dios y de él solamente como el pertenece a él solamente.

ACERCA DEL AUTOR


John Piper es el fundador y maestro de desiringGod.org, y rector de Bethlehem College & Seminary. Por 33
años sirvió como pastor de Bethlehem Baptist Church en Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos.
Este artículo fue traducido por Andrew Birch.

8 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


El domingo antes
de las 95 Tesis Stephen Nichols

El carrillón sonó desde el estaban en los bancos pensaron sufren en el purgatorio. Habéis
campanario. Tiempo de congre- que sentían cómo aumentaba la oído sus llantos. Las llamas han
garse para la misa. temperatura. Un cliente le dijo a ascendido y lamido vuestras
Sin embargo, este no era un Jonás que algunas mujeres se ha- propias botas».
domingo normal. Alguien nos bían desmayado. Después de eso, «¡Qué vergüenza!», prosiguió
dijo que escucharíamos una ho- nadie se atrevió a pronunciar Tetzel, «os ocupáis de vuestros
milía. Por lo general, sólo escu- una sola palabra. Todos salieron asuntos. Gastáis vuestro dinero
chamos homilías en la Cuaresma arrastrando los pies en silencio. en cada pequeña trivialidad. Y,
o Adviento, así como en el día de Todo esto pasó el domingo oh, cómo sufren vuestros seres
fiesta del patrón de nuestra igle- pasado, dijo Jonás. Luego, el lu- queridos. Ya es suficiente. Dad
sia. Pero era el mes de octubre, nes, un monje llamado Tetzel se un paso adelante. León X, el Pon-
y no estábamos seguros de por detuvo en la misma ciudad en tifex Maximus, Vicario de Cristo
qué escucharíamos una homilía una carreta imponente. Sona- en la tierra, ha sido bondadoso y
en octubre. ron trompetas y se desplegaron misericordioso con vosotros y ha
Entonces Jonás, el comer- banderas. Los guardias del pro- puesto su sello a esta indulgen-
ciante de tela, dio una explica- pio arzobispo lo rodearon. A la cia. Ahora venid y cumplid con
ción. Los negocios de la semana sombra del campanario en me- vuestro deber. Y ahora tenéis
pasada lo llevaron a la ciudad al dio de la plaza del pueblo, sus una oferta muy especial reserva-
otro lado de la colina. Todos sus asistentes prepararon una mesa. da para vosotros. Por unos pocos
clientes todavía estaban tamba- Amontonaron una pila muy alta florines más podéis libraros del
leándose por lo que habían oído de pergaminos por un lado y con purgatorio. Sí, Dios sea alabado,
el domingo anterior. Su sacerdo- mucho cuidado colocaron un dad vuestra contribución a la
te leyó una homilía que sólo po- cofre en el otro. El cofre tenía iglesia y el Santo Padre en Roma
día describirse como un cuento tres cerraduras. Todo el mundo se encargará de que vosotros y
de terror. Describió a parientes sabe que si un cofre tiene tres todos vuestros parientes muer-
muertos gritando de dolor en el cerraduras es propiedad de tres tos estén en el Paraíso mismo,
purgatorio. Se puso la mano en personas que no se fían la una de sin tener que soportar ni por un
la oreja y se inclinó hacia el suelo la otra. momento las purgantes llamas
como si pudiera oír los gemidos. Entonces Tetzel gritó: «Ami- del purgatorio».
Describió las llamas de una ma- gos de esta ciudad, habéis oído Luego agregaba con un cierto
nera tan real que todos los que cómo vuestros seres queridos ritmo en su voz:

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 9


Al sonar la moneda en la ca- Y efectivamente, escucha- sús, verdadero Dios de Dios y
juela, mos. Vimos a otros atrapados verdadero hombre de hombre,
El alma del fuego al paraíso en las garras del sermón. Todo vino por nosotros y por nuestra
vuela. el asunto era impropio. Dejé de salvación.
Ah, dijo Jonás. Había viaja- escuchar. Las palabras del Credo Hoy esas palabras han podi-
do a esta ciudad el martes para Niceno resonaron en mi cabeza: do más que la voz de este bobo
vender su tela. Sin embargo, ni «Propter nos homines et propter en el púlpito. ¿Por qué a nuestro
a una sola alma le quedaba una nostrum salutem», y nuevamen- sacerdote no le gusta esta frase?
moneda. Todos le habían dado te, «propter nos homines et prop- ¿Por qué no nos habló nada de
su dinero a Tetzel. ter nostrum salutem». ella?
Así que sabíamos qué esperar «Para nosotros los hombres y He oído que hay un fraile
de la homilía en la catedral en para nuestra salvación». en la ciudad de Wittenberg, el
nuestra ciudad en este último do- A veces en la misa recitába- hermano Martín. Se dice que
mingo de octubre de 1517: imá- mos este credo. Pero sólo a veces, enseña y predica de manera
genes vívidas de dolor y agonía, ciertamente no tan a menudo diferente a todos estos otros.
gritos resonando por la catedral, como el Credo, el Credo de los Me pregunto qué piensa de esta
mujeres suspirando. Y sabíamos Apóstoles. Sin embargo, esas pa- homilía y de este Tetzel. Me
que el carruaje de Tetzel con su labras se me habían clavado en la pregunto si piensa en estas pa-
carga de papeles de pergamino y cabeza. Yo las esperaba cada vez labras, «propter nos homines et
el cofre tres veces cerrado llega- que repetíamos el credo. ¡Qué propter nostrum salutem». Tal
ría a la ciudad al día siguiente. esperanza, qué belleza! Este Je- vez él nos ayude.

ACERCA DEL AUTOR


Stephen J. Nichols es presidente del Reformation Bible College, director académico de los Ministerios Li-
gonier, y un profesor asociado en Ligonier. Es autor de muchos libros.
Este artículo fue traducido por David Rivero.

10 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


¿Deben los pastores
hoy darle importancia
a la Reforma? D. A. Carson

Los pastores que se dedican aproximadamente 500 años? En que está obligado a dedicar algo
al ministerio tienen tantas cosas verdad, los reformadores vivie- de tiempo cada año a leer sobre
por hacer. Además de la cuida- ron en tiempos que cambiaban esos grandes temas. Uno de esos
dosa preparación de sermones con rapidez, pero ¿cuántos de temas es la teología histórica. La
frescos y de los estudios bíblicos ellos reflexionaron seriamente literatura histórica bien escogida
semana tras semana, las horas acerca de la epistemología post- nos expone a culturas y tiempos
apartadas para la consejería, la moderna, el transgenerismo y la diferentes, extiende nuestros ho-
preocupación por desarrollar ex- nueva (in)tolerancia? Si hemos rizontes y nos permite ver cómo
celentes relaciones y el evange- de aprender de nuestros pre- pensaban los cristianos en otros
lismo esmerado y meticuloso (¡y decesores, ¿seríamos sabios si tiempos y lugares acerca de lo
que ocupa muchísimo tiempo!), eligiéramos aprender de figuras que dice la Biblia y cómo aplicar
la orientación de la próxima ge- más recientes? No necesaria- el evangelio a toda nuestra vida.
neración, las incesantes exigen- mente. ¡Sigue leyendo!
cias de la administración y de Segundo, y más específica-
la supervisión; esto sin mencio- El pastor como médico mente, un conocimiento cre-
nar la alimentación de su propia general ciente de la teología histórica
alma, además de la variedad ha- Por definición, un pastor es hace maravillas al derribar la
bitual de prioridades familiares, parecido a un «médico gene- ilusión de que la exégesis deta-
incluyendo el cuidado de sus pa- ral». No es un especialista en, llada y vigorosa comenzó en el
dres ancianos y de sus preciosos digamos, divorcios y nuevos siglo XIX o XX. No todo lo que
nietos, y de una esposa enferma casamientos, en la historia de se escribió hace 500 ó 1500 años
(o cualquier cantidad de combi- las misiones, en los comenta- es totalmente admirable y mere-
naciones de tales responsabilida- rios culturales o en los períodos ce ser recordado, como tampoco
des); y, para algunos, la disminu- particulares de la historia de la ocurre con todo lo que se escribe
ción de los niveles de energía es iglesia. Aunque la mayoría de en la actualidad. Pero esa lectu-
inversamente proporcional a su los pastores tendrán que desa- ra histórica es el único antídoto
edad avanzada. rrollar un conocimiento general eficaz para esa actitud trágica de
Por tanto, ¿por qué debo en lo que compete a todas estas un seminario (nos reservamos el
apartar horas valiosas para leer áreas como parte de la aplicación nombre para proteger al culpa-
sobre la Reforma, que habitual- de la Palabra de Dios a la gen- ble) que sostenía que sus estu-
mente se cree que ocurrió hace te que lo rodea. Y eso significa diantes necesitaban conocer solo

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 11


la buena exégesis y la hermenéu- la actualidad. Incluso, el tema tas». En parte, esto tenía que ver
tica responsable: no necesitaban de las indulgencias es impor- con su entendimiento de claritas
saber lo que otros piensan, pues- tante aún: tanto el papa Bene- Scripturae, la perspicuidad o cla-
to que, con la exégesis y la her- dicto como el papa Francisco ridad de las Escrituras.
menéutica en su haber, tendrían han ofrecido indulgencias ple- La teoría católica de la espiri-
la sartén por el mango y podrían narias especiales bajo ciertas tualidad distingue comúnmente
ofrecer una teología fiel por sí circunstancias (aunque en una entre la forma de vida de los ca-
mismos. ¡Qué ingenuo es pensar estructura más restringida de la tólicos ordinarios y la forma de
que la exégesis y la hermenéutica que adoptó Tetzel). Además, el vida espiritual de aquellos que
son disciplinas neutrales y libres estudio de la Reforma es espe- eran católicos profundamente
de evaluación! La realidad es que cialmente saludable como res- comprometidos. Es casi una ver-
necesitamos escuchar a otros puesta a aquellos que creen que sión católica romana de la teolo-
teólogos pastores, sean de nues- la llamada «Gran Tradición», tal gía de la «vida elevada». Se dice
tros días o del pasado, si hemos como se preservó en los credos que conduce a una conexión mís-
de crecer en riqueza, matices, ecuménicos primitivos, es inva- tica con Dios, y que se caracteri-
perspicacia, autocorrección y fi- riablemente una base adecuada za por prácticas y disciplinas es-
delidad al evangelio. para la unidad ecuménica, como pirituales extraordinarias. Pero,
si no hubieran existido las here- aunque he leído atentamente,
¿Por qué la Reforma? jías inventadas después del siglo digamos, a Juliana de Norwich,
Pero ¿por qué enfocarnos IV. En este frente, el estudio de la encuentro una gran cantidad de
particularmente en la Reforma? Reforma fomenta útilmente un misticismo subjetivo y práctica-
Aunque fue desencadenada por poco de realismo histórico. mente ningún fundamento en la
el tema de las indulgencias, el de- Además de la singularidad Escritura ni en el evangelio. Y en
bate acerca de éstas condujo muy hermenéutica de la Reforma que mi vida, no me imagino a Pedro
pronto, directa o indirectamen- brotaba desde la sola Scriptura, ni a Pablo recomendando el re-
te, a debatir sobre la autoridad, los reformadores trabajaron ar- tiro monástico para obtener una
el lugar de la revelación (¿debe- duamente para desarrollar una mayor espiritualidad: siempre es
ríamos depender de un depósi- rigurosa hermenéutica que estu- un peligro cuando ciertas prác-
to aparentemente conferido a la viera libre de los caprichos de las ticas ascetas se convierten en el
iglesia para abrazar la Escritura cuatro caras de la hermenéutica camino normativo para alcanzar
y la tradición o descansar en la que había tenido su apogeo du- una mayor espiritualidad, si no
sola Scriptura?), el purgatorio, la rante la Edad Media. Esto no sig- hay apoyo apostólico para ello.
autoridad por la que los pecados nifica que eran literalistas sim- Nuestra generación contem-
son perdonados, el tesoro de las plistas, incapaces de apreciar los poránea, cansada de un acerca-
satisfacciones, la naturaleza y el diferentes géneros literarios, las miento meramente cerebral al
lugar de la iglesia, la naturaleza metáforas sutiles y otras imáge- cristianismo, es atraída a los an-
y la autoridad de los sacerdo- nes cargadas de símbolos; en vez tiguos modelos de espiritualidad
tes/presbíteros, la naturaleza y de ello, significa que trabajaban patrísticos y medievales. Qué
la función de la eucaristía, los arduamente para dejar que la alivio, entonces, volvernos a los
santos, la justificación, la santi- Escritura hablara en sus propios escritos más cálidos de los refor-
ficación, la naturaleza del nuevo términos, sin permitir que nin- madores, y descubrir la frescu-
nacimiento, el poder esclavizan- gún método externo se impon- ra de buscar a Dios y su justicia
te del pecado y mucho más. ga sobre el texto como una regla bien cimentados en las Sagra-
Todo esto son temas centra- extra-textual diseñada para ga- das Escrituras. Por esa razón,
les en el programa teológico de rantizar las respuestas «correc- la carta de Lutero a su barbero

12 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


continúa siendo un clásico: está que realizó anticipó la Refor- formadores lo hacían del mis-
repleta de aplicaciones piadosas ma, pero no se podría decir que mo modo. Algunos actuaban
del evangelio para los cristianos él la precipitó. Jan Hus (1369- como si estuvieran explicando
ordinarios, edificando una con- 1415) fue un sacerdote checo, el texto bíblico, pero en reali-
cepción de espiritualidad que reformador, erudito, rector dad tenían la tendencia a sal-
no está reservada para la élite de de la Universidad Carolina de tar de una palabra o frase im-
los elegidos, sino para todos los Praga y arquitecto de un mo- portante a otra, deteniéndose
hermanos y hermanas en Cristo. vimiento reformador, a menu- en cada punto para plasmar el
De manera similar, los primeros do conocido como «Husismo», planteamiento teológico de los
tres capítulos del Libro III de la pero por supuesto, fue martiri- diferentes «loci».
Institución de Calvino ofrecen zado y su movimiento, que fue Otros, como Bucero, se-
reflexiones más profundas de importante en Bohemia, no lo- guían el texto más de cerca,
la espiritualidad verdadera que gró más que ganarse el estado pero también plasmando sus
muchos de los volúmenes con- de predecesor en Europa. propios planteamientos del
temporáneos más largos. ¿Por qué Lutero, Calvino y «loci» a medida que continua-
La Reforma es de importan- Zwinglio siguieron viviendo, ba, lo que hacía que sus comen-
cia central para comprender la lo suficiente como para darle tarios fueran extraordinaria-
historia moderna de Occidente. dirección a una reforma masi- mente largos y densos. Calvino
Tres movimientos de gran esca- va, mientras que el traductor se esforzaba para aplicar en sus
la son el escenario del mundo de la Biblia, William Tyndale comentarios lo que él llamaba
occidental contemporáneo: el (1494-1536), fue martirizado? la «brevedad lúcida», y se re-
Renacimiento, la Reforma y la La perspectiva histórica ofrece servó su teología sistemática
Ilustración. Cada uno de los tres muchas razones por las que al- principalmente para lo que lue-
es complejo y los eruditos con- gunos vivieron y otros murie- go se convirtiera en los cuatro
tinúan debatiendo acerca de sus ron, algunos movimientos re- volúmenes de la Institución de
numerosas facetas. No obstan- formadores se diluyeron y otros la religión cristiana. Verdadera-
te, el reclamo natural por el rol encendieron una llama inextin- mente, los comentarios de Cal-
fundamental de estos tres movi- guible. Vale la pena compren- vino son tan «esquemáticos»
mientos no puede cuestionarse der los detalles históricos, pero que no pocos eruditos lo han
fácilmente. los ojos de la fe verán la mano criticado por no incluir sufi-
de Dios en la reforma verdade- ciente teología en ellos.
¿Por qué esta Reforma? ra, y nos recordarán ofrecerle Pero lo que era impactante
Hay lecciones que apren- nuestras alabanzas por lo que de todos estos reformadores,
der de la Reforma acerca de la él ha hecho y nuestras peticio- sin importar sus éxitos ni fra-
soberanía de Dios en los mo- nes por lo que aún rogamos que casos en producir una integra-
vimientos de avivamiento y haga. ción apropiada, es la manera en
de reforma. Después de todo, la que simultáneamente inten-
hubo otros reformadores y mo- Explicar la Biblia, taban explicar la Biblia e invo-
vimientos reformadores que involucrarse en la teología lucrarse aplicando la teología.
mostraron ser prometedores, La Reforma se destaca Por el contrario, hoy pocos sis-
pero se apagaron en su mayo- como un movimiento que temáticos son excelentes exége-
ría. Juan Wyclif (c.1320-1384) buscaba integrar la exégesis tas, y pocos exégetas muestran
fue un teólogo, filósofo, clérigo, de los libros de la Biblia con interés en la teología sistemáti-
reformador eclesiástico y tra- lo que hoy llamamos teología ca. Las excepciones meramente
ductor de la Biblia, y el trabajo sistemática. No todos los re- confirman la regla.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 13


Entendiendo sus tiempos ción dónde estaban las líneas te la lista de temas en los que
y los nuestros divisorias de su tiempo y lugar. eran expertos, sino la impor-
Los reformadores enten- Algunos de los mismos pro- tancia de entender los tiempos
dían muy bien sus tiempos. blemas prevalecen hasta hoy. y saber cómo involucrarnos en
Mientras se apoyaban en la Por otro lado, lo que debemos nuestros tiempos con la ver-
«norma» de las Sagradas Es- extraer de los reformadores en dad de la Escritura.
crituras, entendían a la perfec- este aspecto no es simplemen- ¡Sigue leyendo!

ACERCA DEL AUTOR


D. A. Carson es profesor de investigación del Nuevo Testamento en Trinity Evangelical Divinity School en
Deerfield, Illinois, Estados Unidos, y co-fundador de The Gospel Coalition.
Este artículo fue traducido por Natalia Armando.

14 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


La conexión de la
iglesia con el evangelio:
una perspectiva
reformada Michael Horton

El teólogo anglicano Paul evangélicos recurren a la orto- Por tanto, en una era tan
Avis observa que: «La teología doxia protestante.  marcada radicalmente por el
reformada está grandemente Sin embargo, cuando se tra- individualismo y la autonomía,
dominada por dos preguntas: ta de la doctrina de la iglesia y no es de extrañar que en déca-
“¿cómo puedo conocer a un del ministerio de la Palabra y de das recientes, los más jóvenes
Dios lleno de gracia?” y “¿dón- los sacramentos, así como el de descubrieran la eclesiología
de puedo encontrar la iglesia la disciplina, el legado del mo- con un deleite e intriga consi-
verdadera?”. Las dos preguntas vimiento de la «iglesia baja»2 es derables y, en algunos casos,
se relacionan de manera inse- aún más evidente. De hecho, la con aplicaciones creativas y
parable».1 salvación solamente por gracia bíblicamente fieles para la vida
Los evangélicos no han sido a menudo se contrapone a todos de la iglesia contemporánea. Y,
conocidos particularmente por los elementos institucionales que como sucede a menudo con los
su interés en la eclesiología. se consideran como «una cultura nuevos descubrimientos, este
Hay muchas razones para ex- de iglesia» fabricada por el hom- interés renovado en la ecle-
plicar estar realidad. Una de bre y que ponen la confianza en siología ha animado a muchos
ellas, es el hecho de que, como rituales formales. «Ser salvos» y a trasladarse a la «iglesia al-
tradición teológica, representa ser miembros de la iglesia, una ta»,3 esto es, hacia la ortodoxia
la confluencia del surgimiento relación personal con Jesús y la oriental, al catolicismo romano
de los anabaptistas, los pietis- comunión con su cuerpo visible, y a las tradiciones anglicanas.
tas y de los avivamentistas, así la experiencia directa y la rendi- En un vasto número de ex-
como de la Reforma magiste- ción de cuentas en público son ploraciones aprendidas y crea-
rial. Al menos, en la enseñanza vistos con frecuencia como rea- das de la eclesiología por los
oficial, cuando se trata de los lidades antitéticas, en lugar de eruditos evangélicos, carismá-
principios formales y materia- consistentes y de hecho, aspectos ticos y pentecostales, he notado
les (sola Scriptura, sola gratia, integrados de la unión con Cris- una tendencia a pasar por alto
solus Christus y sola fide) los to. la Reforma. La suposición, pa-

1 Paul D. L. Avis, The Church in the Theology of the Reformers [La iglesia en la teología de los reformadores] (Atlanta: John Knox, 1981).
2 Nota del editor: el diccionario Merriam-Webster define la frase «iglesia baja» («low church» en inglés) de la siguiente manera: «tendencia especialmente en el
culto anglicano de minimizar el énfasis en el sacerdocio, los sacramentos y lo ceremonial en el culto y a menudo enfatizar principios evangélicos».
3 Nota del editor: el diccionario Merriam-Webster define la frase «iglesia alta» («high church» en inglés) de la siguiente manera: «favorecer, especialmente en la
adoración anglicana, los elementos sacerdotales, litúrgicos, ceremoniales y tradicionales en la adoración».

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 15


rece ser, que los reformadores puritanos estaban tan intere- todos los creyentes» (Confe-
como Lutero y Calvino estaban sados como los ortodoxos, los sión de Augsburgo VII; Confe-
interesados en la soteriología y católicos romanos o los puri- sión Belga XXVII), la «comu-
no en la eclesiología, y que in- tanos no anglicanos en las for- nidad elegida» (Catecismo de
cluso si alguien encontrara útil mas públicas, los rituales y en Heidelberg, pregunta 54). De
el énfasis de ellos, uno tendría el gobierno de la iglesia visible. momento, sin embargo, esta
que buscar en otro sitio relatos De hecho, ellos se dedicaban a iglesia católica ha sido más vi-
más fuertes acerca de esta últi- la iglesia establecida, sea como sible en unos tiempos que en
ma. episcopales, presbiterianos o otros. Y las iglesias específicas
Sin embargo, Avis está en lo independientes. que son parte de ella, son más
cierto: la eclesiología y la sote- Incluso en las críticas de la puras o menos puras, de acuer-
riología estaban relacionadas liturgia establecida bajo el rei- do como se enseñe y se abrace
de manera integrada en las en- nado de Elizabeth I, los argu- la doctrina del evangelio, se
señanzas y en la práctica de los mentos no se hicieron en base a administren los sacramentos y
reformadores magisteriales. Uno los principios de informalidad, se celebre con mayor o menor
incluso podría decir que la tradi- la espontaneidad ni del indivi- pureza el culto público en ellas
ción reformada estaba particu- dualismo, sino en el principio (Confesión de Westminster,
larmente interesada en la ecle- de sola Scriptura: el rechazo a XXV.IV).4
siología. atar las conciencias a cualquier
forma de adoración que no Dos extremos a evitar
La eclesiología y la haya sido ordenada expresa- Por tanto, hay dos extre-
Reforma mente en la Escritura. Precisa- mos a evitar al interpretar la
Bajo el reinado de Eduardo, mente debido al orden visible, relación de la Reforma con la
el arzobispo Cranmer solici- el gobierno, la liturgia y la dis- eclesiología. El primero es a
tó la ayuda de Martin Bucer y ciplina de la iglesia eran de tal subestimar el interés de los re-
de Peter Martyr Vermigli para importancia, que los puritanos formadores con respecto a la
realizar mayores reformas, lo estaban dispuestos a abando- eclesiología, como si lo único
que dio como resultado el Li- narlo todo, aun hasta sus vidas, que les hubiera importado era
bro de Oración revisado y va- si era necesario, para una ma- recuperar algunas solas. Un
rios cambios en la disciplina y yor reforma de la iglesia. análisis superficial de las confe-
el gobierno. Es el evangelio lo que hace siones y catecismos luteranos y
Mientras el pietismo lutera- a la iglesia una (con una fe que reformados disipará tal equivo-
no tendía a ignorar el ministe- es personal pero jamás priva- cación. En una extraña ironía
rio formal y el gobierno de la da), santa (santificada por la de la historia, Lutero incluyó la
iglesia visible a favor de las re- palabra de verdad, [Jn. 17:17]), disciplina como una marca de
uniones informales de los cris- católica (de todas las naciones la iglesia en On Councils [Sobre
tianos verdaderamente com- y generaciones) y apostólica los concilios], aunque no fue el
prometidos, el puritanismo fue (anclada a la doctrina apostóli- caso de Calvino, ni del Libro
distinguido por su compromiso ca y no en un supuesto «após- Luterano de la Concordia, ¡ni
con la reforma de la iglesia vi- tol» contemporáneo). Así, esta de las iglesias reformadas! No
sible. En vez de aislarse en con- iglesia verdadera —la iglesia hay un artículo dedicado a la
ciliábulos y de evitar a la iglesia única, santa, católica y apos- doctrina de la elección, mucho
oficial cuanto fuera posible, los tólica— es «la congregación de menos a los «cinco puntos del
4 La Confesión de fe de Westminster, cap. XXV.V, en el Trinity Hymnal [El himnario de la Trinidad], edición revisada (Atlanta/Philadelphia: Great Commission
Publications, 1990), 863.

16 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Calvinismo» en el Catecismo tro de nuestras almas individuales, cia. Se creía que a Pedro y a sus
de Ginebra de Calvino; pero sí sino por medio de la proclamación sucesores se les habían dado las
hay varios sobre los sacramen- pública de la Palabra y de la admi- llaves del reino, y esto signifi-
tos. Esto no tiene la intención nistración del bautismo y la Cena caba —antes del siglo XV— que
de desmerecer las doctrinas de del Señor — sometiéndonos a la el «tesoro de los méritos» (las
la gracia: Calvino ciertamente disciplina que nos mantiene bajo recompensas acumuladas de
defendía la doble predestina- el cuidado de Cristo hasta el final María y de los santos) era si-
ción con un vigor agustiniano. de nuestra vida. Lutero y Calvino milar a un banco central al cual
En vez de ello, es para señalar eran partidarios de la declaración el papa se le había dado la po-
el sentido de proporción que la de Cipriano, «Nadie puede tener testad. Si la salvación es de la
Reforma le daba a toda la ense- a Dios por Padre si no tiene a iglesia, entonces tiene sentido
ñanza de la Escritura y, dentro la Iglesia por Madre». Al igual decir que la iglesia es la fuente
de ella, la importancia notable que sus miembros individuales, del evangelio y, por tanto, nace
que se le daba a la doctrina de la iglesia corporativa es pecadora de sí misma.
la iglesia. y justificada, simultáneamente.
El segundo error es exagerar Aún no es la esposa sin mancha, El error de los
el rol de la eclesiología, como si la sino la novia que siempre debe anabaptistas
Reforma se hubiera tratado sola- confesar sus pecados. Contra todo Sin embargo, los anabap-
mente de la doctrina de la iglesia perfeccionismo, que detectaban tistas no estaban menos erra-
en lugar de tratarse del evangelio. especialmente en los anabaptis- dos que Roma con respecto al
Estas dos suposiciones surgen de tas, los reformadores exhortaban evangelio. Tal como lo observa
una falsa elección entre el evange- a los creyentes a no imaginar que el teólogo anabaptista Thomas
lio y la iglesia. Para los reformados, podrían estar en comunión con N. Finger, las actitudes para
estas no eran compartimientos Cristo mientras se incomunicaban con la enseñanza de la Refor-
sellados hermenéuticamente. De a sí mismos de la comunión de los ma acerca de la justificación
nuevo, el punto de Avis anterior- santos. iba desde el desinterés hasta la
mente mencionado es correcto: las A la vez que el evangelio y hostilidad absoluta.5
tradiciones luteranas y reformadas la iglesia eran inseparables, Con una cosmovisión bá-
enfatizaron que el evangelio es un los reformadores creían que sicamente maniquea, el movi-
mensaje sobre un hecho histórico lo segundo era la fuente de lo miento anabaptista estableció
aparte de nosotros y de nuestra primero. Ellos afirmaban con un agudo contraste entre la
experiencia, la justicia ajena de insistencia que la iglesia es la creación y la redención; en-
Cristo imputada a pecadores sola- creatura verbi —la criatura del tre todo lo físico, lo externo,
mente por medio de la fe. mundo. No era de extrañar que lo que capturan los sentidos,
Además, insistían en que el Roma se considerara a sí mis- lo público, lo formal y todo lo
medio por el cual el evangelio lle- ma como la madre de la Escri- que es espiritual, lo interno, lo
ga a nosotros es externo. No des- tura, ya que se veía a sí misma que el alma captura directa e
cubrimos la verdad buscando den- como la dispensadora de la gra- inmediatamente, lo personal y

5 Thomas N. Finger, A Contemporary Anabaptist Theology: Biblical, Historical, Constructive [Una teología anabaptista contemporánea: bíblica, histórica,
constructiva] (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2004), 562-564. Aunque en algunos aspectos más radicales en su distanciamiento de la iglesia medieval que
los reformadores, los anabaptistas estaban más cerca a Roma cuando se trataba de la justificación. El teólogo anabaptista contemporáneo Thomas Finger observa
que «Robert Friedman encontró “una perspectiva forense de la gracia, en la cual el pecador es… justificado sin merecerlo… simplemente inaceptable” para los
anabaptistas. Eruditos que presentan su obra con más matices como lo hace Arnold Snyder pueden afirmar que los anabaptistas históricos “nunca hablaron sobre
ser ‘justificados por la fe’”».

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 17


lo espontáneo.6 El objetivo de «Dios interior», se lamentaban sea por medio de su Palabra ha-
la salvación era la unión de los de que la tendencia de confun- blada y de los sacramentos. Lo
individuos con Dios: una ren- dirnos con Dios era una tenta- que sea que se considere como
dición total, o Gellasenheit. ción permanente. En su peque- el Espíritu sin la Palabra ni los
Como ocurría a menudo ño catecismo (III. 4–15), Lutero sacramentos es el mismo diablo»
en la enseñanza medieval tar- afirmaba que Adán era el primer (SA III. 8.10).
día, la gracia era vista como entusiasta. Su punto era que el
una sustancia medicinal que el anhelo de identificación de la El misticismo y nuestra
Espíritu Santo infundía direc- Palabra de Dios con nuestra voz experiencia religiosa
tamente en el alma —esto es, interna, en vez de escuchar la Es- estadounidense
aparte de la predicación y de critura y predicarla, es parte in- Vemos el triunfo de este
los sacramentos— para ayudar tegrante del pecado original. misticismo radical en la expe-
al creyente en sus luchas para Todos somos entusiastas. riencia religiosa estadouniden-
liberarse de todo lo humano y Müntzer y otros radicales afir- se, el cual ha sido caracteriza-
llegar a ser uno con lo divino. maban que el Espíritu hablaba do generalmente por algunos
El evangelio, por consiguiente, directamente con ellos, por enci- eruditos como «gnóstica».9 Tal
era un mensaje interno de ab- ma, e incluso a veces, en contra vez no sea de extrañar, espe-
sorción mística en Dios. de lo que él había revelado en la cialmente por el hecho de que
En consecuencia, la teología Escritura. La «palabra» secreta, nuestra nueva nación se había
anabaptista era claramente dua- privada e innata era contrastada convertido en un puerto de li-
lista, contraponiendo su «luz in- con la «palabra externa que me- bertad para las sectas radica-
terior» con los medios externos ramente golpea el aire».8 Los re- les que fueron expulsadas del
de gracia y la iglesia visible. En formadores insistían: ¿no es aca- Viejo Mundo para realizar sus
una conmovedora carta al Car- so lo que hace el papa? Mientras experimentos sin molestias. El
denal Sadoleto, Calvino se quejó que las palabras entusiastas salen restauracionismo proclamaba
de ser asaltado por «dos sectas» desde dentro hacia afuera (expe- el amanecer del cristianismo
—«el papa y los anabaptistas» riencias internas, la razón y la li- verdadero, el cual había sido
— las cuales, a pesar de ser algo bre voluntad expresada exterior- echado bajo tierra desde la
diferentes entre sí, «se jactan de mente), Dios obra desde afuera muerte de los apóstoles.
una manera extravagante del Es- hacia adentro (la Palabra y los El avivamentismo abogó
píritu» para distorsionar o dis- sacramentos). “Por tanto, hemos por la antítesis de las sectas de
traerse de la Palabra de Dios.7 y debemos mantener constante- los anabaptistas radicales y los
Los reformadores tenían un mente este punto”, asevera Lute- pietistas. Para ejemplificar esta
nombre para esto: «entusiasmo». ro, “que Dios no desea tratar con perspectiva, el teólogo bautista
Con el significado literal del nosotros de otra manera que no del sur E. Y. Mullins desarrolló

6 Thomas N. Finger, A Contemporary Anabaptist Theology: Biblical, Historical, Constructive [Una teología anabaptista contemporánea: bíblica, histórica,
constructiva] (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2004), 563.
7 Juan Calvino, Reply by Calvin to Cardinal Sadolet’s Letter [Respuesta de Calvino a la carta del Cardenal Sadoleto], en Tracts and Treatises on the Reformation
of the Church [Folletos y tratados sobre la Reforma de la Iglesia], ed. Thomas F. Torrance; trans., Henry Beveridge (reprint of Calvin Translation Society edition:
Baker, 1958), I, 36.
8 Ver, por ejemplo, Thomas Müntzer, “The Prague Protest” [«La protesta de Praga»] en The Radical Reformation: Cambridge Texts in the History of Political
Thought [La Reforma radical: textos de Cambridge en la historia del pensamiento político], ed. y trad. Michael G. Baylor (Cambridge: Cambridge University
Press, 1991), 2-7; “Sermon to the Princes” [«Sermón a los príncipes»], The Radical Reformation [La Reforma radical], 20. Cf. Thomas N. Finger, “Sources
for Contemporary Spirituality: Anabaptist and Pietist Contributions” [«Fuentes de la espiritualidad contemporánea: contibuciones anabaptistas y pietistas»],
Brethren Life and Thought 51, no. 1-2 (Winter/Spring 2006): 37.
9 Philip Lee, Against the Protestant Gnostics [Contra los gnósticos protestantes] (New York: Oxford University Press, 1993); Harold Bloom, The American Religion:
The Emergence of the Post-Christian Nation [La religión estadounidense: el surgimiento de la nación post-cristiana] (New York: Simon and Schuster, 1992).

18 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


la doctrina de la «competencia dual sobre la identidad colecti- la forma externa y estableci-
del alma» como la consecuencia va (pp. 49-53). « Una persona da de la misma».12 También
de la filosofía transcendentalis- no viene a la iglesia para recibir agrega: «La experiencia direc-
ta más amplia de Ralph Waldo la salvación», sino para recibir ta siempre es más confiable,
Emerson y William James. La órdenes para la vida diaria (p. aunque sólo fuera por su “inte-
idea es que nada ni nadie puede 49). Grenz agrega: «Practica- rioridad” y su “individualidad”
pararse entre Dios y el alma in- mos el bautismo y la Cena del — dos cualidades que se han
dividual. La religión es intensa- Señor, pero tenemos cautela vuelto muy apreciadas en una
mente individual y personal (es al entender la importancia de cultura altamente expresiva y
decir, autónoma) y nadie puede esos ritos». Son «perpetuados narcisista».13
decirle a otra persona qué creer no tanto por su valor como
ni cómo vivir. canales… de la gracia de Dios Conclusión
Más recientemente, en su para con el comulgante, sino La conexión entre la iglesia y
Revisioning Evangelical Theo- que le recuerdan al participan- el evangelio es mucho más pro-
logy [Revisando la teología te y a la comunidad acerca de la funda de lo que Paul Avis afirmó
evangélica], el teólogo Stanley gracia de Dios que se ha reci- anteriormente. Si Cristo crea la
Grenz argumentó a favor de la bido internamente». Son parte iglesia a través de su evangelio
recuperación del legado pie- de una «respuesta obediente» (Ro. 10:14-15), entonces, y espe-
tista evangélico por encima de (p. 48). Por tanto, el énfasis no cialmente en el contexto de una
la ortodoxia protestante. «En está en Dios que crea una co- iglesia dividida, la cuestión de
años recientes», escribió, «he- munión de santos al conceder encontrar la iglesia verdadera se
mos comenzado a sacar el foco dones a través de sus medios vuelve más aguda.
de nuestra atención a la doctri- de gracia, sino en el trabajo del Pero la conexión es aún más
na y lo hemos cambiado por el pueblo que crea una sociedad profunda. La interpretación de
enfoque en la verdad proposi- de individuos piadosos a través Roma del mensaje del evange-
cional a favor de un interés re- de los medios del compromiso. lio no puede más que generar
novado en lo que constituye la Dada la historia del entu- una eclesiología que confunde
incomparable visión evangélica siasmo, los hallazgos de Wade a Cristo, la cabeza de la iglesia
de la espiritualidad».10 Él recu- Clark Roof no resultan tan sor- con sus ministros eclesiásticos.
rre a los contrastes familiares: prendentes cuando el sociólogo Si la salvación viene de la igle-
«base en los credos» contra la estadounidense informa: «La sia, entonces sí es cierto que
«piedad» (p. 57), «rituales re- distinción entre el “espíritu” y ella es la madre no sólo de los
ligiosos» contra «hacer lo que la “institución” es de gran im- fieles (lo cual afirmamos) sino
haría Jesús» (p. 48), «nuestro portancia» para los que buscan también de la fe misma. De
diario andar» sobre la «asisten- lo espiritual hoy.11 «El espíritu manera similar, el evangelio
cia a la adoración el domingo es el aspecto interno y vivencial de los anabaptistas, centrado
por la mañana» (p. 49) y el de la religión; la institución es en el nacimiento interno y en
compromiso interno e indivi-
10 Stanley Grenz, Revisioning Evangelical Theology: A Fresh Agenda for the 21st Century [Revisando la teología evangélica: una agenda fresca para el siglo XXI]
(Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1993), 56. Ver también Veli-Matti Karkkainen; ed. Amos Yong, Toward a Pneumatological Theology: Pentecostal and
Ecumenical Perspectives on Ecclesiology, Soteriology, and Theology of Mission [Hacia una teología pneumatológica: perspectivas pentecostales y ecuménicas sobre la
eclesiología, la soteriología y la teología de la misión] (Lanham, MD: University Press of America, 2002), 9-37. En todos estos casos, se presenta una «hermenéutica
pneumatológica» como la manera de lograr una reconciliación con Roma.
11 Wade Clark Roof, A Generation of Seekers: The Spiritual Journeys of the Baby Boom Generation [Una generación de buscadores: los peregrinajes espirituales de
la generación posterior a la segunda guerra mundial] (San Francisco: HarperCollins, 1993), 23.
12 Wade Clark Roof, A Generation of Seekers [Una generación de buscadores], 30.
13 Clark Roof, A Generation of Seekers [Una generación de buscadores], 67.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 19


la luz interna, sí puede generar de la Reforma reflejan distintas justificados, santificados y
una iglesia interna, donde los convicciones con respecto al finalmente glorificados. Con
medios de las instituciones ex- mensaje del evangelio. La sal- seguridad, la iglesia es la crea-
ternas y los ministros de gracia vación llega a nosotros desde ción del Espíritu, pero por la
son vistos como amenazas a la afuera y forma una comunión Palabra de Dios. De este modo,
perfección personal del indivi- de santos. No es por el ascen- creada en el acto público de oír
duo. so del individuo hacia Dios, la Palabra predicada, crece y se
Pese a los diversos énfasis sino por el descenso de Dios sostiene de manera ordenada
de las diferentes tradiciones, las hacia nosotros —en la carne— conforme a dicha Palabra.
presuposiciones eclesiológicas que somos nacidos de nuevo,

ACERCA DEL AUTOR


Michael Horton es el profesor J. Gresham Machen de teología sistemática y apologética en el Westminster
Seminary de California, Estados Unidos.
Este artículo fue traducido por Natalia Armando.

20 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Los hombres sabios
son hombres, y la
verdad es la verdad Brad Littlejohn

Ningún impulso está tan Siendo demasiado perezosos de reformadores protestantes


profundamente arraigado en como para lidiar con la lógica de —quizá sólo a Lutero y Calvi-
la naturaleza humana como el una afirmación de la verdad por no— y tendemos a colocar todo
impulso de adorar. Y es mucho nosotros mismos, entonces en su el peso de nuestra confianza en
más fácil adorar carne y sangre sustitución descansamos nuestra los hombros siempre humanos
que un espíritu invisible. Como fe sobre la gente que primero la del protestantismo. ¿Podemos
niños pequeños, nos sentimos enseñó, o que nos la enseñó. Y reconocer que Lutero era tem-
tentados primeramente a adorar si, Dios no lo permita, ellos nos peramental, precipitado y obsti-
a nuestros padres: «¡Mi papá lo decepcionan, es posible que todo nadamente poco dispuesto a ad-
sabe todo!». Entonces, cuando nuestro sistema de creencias se mitir errores? ¿Debemos ignorar
ellos nos fallan, adoramos a los desmorone. voluntariamente sus más despre-
héroes deportivos o estrellas de ciables declaraciones con res-
cine, defendiéndolos contra to- Enfrentando a los pecto a los judíos, anabaptistas y
dos los críticos de una manera gigantes de la Reforma zwinglianos? ¿Podemos admitir
mucho más feroz y obstinada de Esta dinámica ha producido que Calvino era un controlador
lo que alguna vez nos habríamos una postura no saludable entre que podía confundir lealtad per-
defendido a nosotros mismos. muchos protestantes conserva- sonal a sí mismo con lealtad al
Cuando se trata del reino de dores hacia los gigantes de la Re- evangelio?
la verdad, nuestra inclinación a forma: el temor de que admitir el No es que debiéramos acep-
adorar a los héroes es fortifica- desorden y la ambigüedad de sus tar de manera crédula todas las
da por dos impulsos humanos esfuerzos de reforma significa historias de difamación difun-
adicionales: el miedo y la pereza. admitir un desorden y una am- didas por los críticos de la con-
Para casi todos nosotros, nues- bigüedad similares en nuestras trarreforma o los historiadores
tras creencias están ancladas más convicciones protestantes. Por liberales escandalizados por la
en las personas que en las ideas; supuesto, la tentación a la hagio- falta de liberalidad de los refor-
y si hemos apostado nuestras grafía no es nueva, pero esta ac- madores. Ni la relación de Cal-
vidas en la confesión de alguna titud no sana se ha intensificado vino con Servet ni la relación de
verdad, tememos que también por la constante disminución de Lutero con los campesinos fue-
hayamos apostado nuestras vi- nuestra conciencia histórica. ron tan sádicas como ahora ellos
das en la credibilidad de aquellos La mayoría de nosotros sólo las describen. Pero tampoco
de quienes derivamos la verdad. pueden nombrar a un puñado eran irreprochables, de ninguna

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 21


manera. Tomando sus carreras amplia sea nuestra herencia, más sus puntos de vista aún eran fa-
reformadoras como un todo, de- holgadamente podremos aco- libles.
bemos admitir que sus motivos modarnos en cualquiera de sus La verdad, sin embargo, no lo
fueron mezclados, sus métodos partes, mientras nos apropiamos es. Por ser tan perezosos como
fueron mezclados, y algunas de alegremente de la herencia como somos, estamos dispuestos a
sus ideas estaban a veces franca- un todo. tratar las enseñanzas de algún
mente a medias, o peor. Por otro lado, entre más obs- líder favorito como el índice de
¿Cómo lidiamos con el lega- tinadamente se aferren los pro- la verdad, pero la verdad tiene
do de esos héroes imperfectos? testantes contemporáneos a una que discernirse según sus pro-
franja cada vez más estrecha y pios criterios, entre los cuales
Nuestros héroes pobremente comprendida de su está la fidelidad a las Escrituras
imperfectos tradición teológica, más vulnera- y la conformidad con la razón.
En parte, hacer la pregunta es bles serán para empezar a despo- Hooker lamentó más tarde que:
contestarla. Debemos vergonzosa- jarse de esa tradición en conjun- «Hay dos cosas que preocupan
mente reconocer que ninguno de to. Necesitamos urgentemente grandemente en estos últimos
nuestros héroes es perfecto, y que proyectos de regreso a las raíces tiempos: una que la Iglesia de
«con todos sus defectos» es la úni- que introduzcan a los protestan- Roma no puede equivocarse,
ca manera sana de abrazar a otro tes del siglo XXI a un elenco de otra que Ginebra no se equivo-
ser humano. Sin embargo, existen personajes del siglo XVI mucho cará».2 El gran error de Roma, al
al menos dos estrategias para ayu- más amplio y diverso de lo que que Lutero y Calvino se habían
dar a los hijos contemporáneos de han estado acostumbrados. opuesto con todas sus fuerzas,
la Reforma a cultivar una relación La segunda estrategia es re- era equiparar la enseñanza hu-
más sana con sus padres y madres cordar, en las palabras de Ri- mana con la verdad divina, y sin
del siglo XVI. chard Hooker, «Que los hombres embargo dentro de una gene-
La primera, como ya he alu- sabios son hombres, y la verdad ración, sus propios seguidores
dido, es ampliar nuestra visión es la verdad».1 Hooker hace esta estaban haciendo lo mismo. Un
histórica. Es mucho más fácil declaración, de hecho, en el con- compromiso por el pensamien-
admitir que Calvino se equivo- texto de la evaluación crítica del to crítico, y una determinación
có en algún momento, si puedes legado de Juan Calvino contra para adquirir las herramientas
consolarte en el hecho de que una generación en ascenso de duramente ganadas para invo-
al menos Bucero y Vermigli no puritanos ingleses dispuestos a lucrarse en ello, son esenciales
cometieron el mismo error, o re- adorar héroes. El sabio Calvino para que los protestantes de hoy
solvieron sus desacuerdos como pudo haber sido adorado —de se mantengan verdaderamente
Lutero en sus malos momentos hecho, extraordinariamente, en protestantes, examinando cada
con su siempre moderado discí- la opinión de Hooker— pero se- enseñanza humana contra la bri-
pulo Melanchthon. Cuanto más guía siendo un mero hombre, y llante luz de la verdad bíblica.
1 Laws of Ecclesiastical Polity, Preface.2.7 [Leyes de gobierno eclesiástico, Prefacio.2.7] (http://oll.libertyfund.org/titles/hooker-the-works-of-richard-hookervol-1).
2 W. Speed Hill y Georges Edelen, eds. The Folger Library Edition of the Works of Richard Hooker [La biblioteca edición Folger de las obras de Richard Hooker],
vol. 1: The Laws of Ecclesiastical Polity: Pref., Books I to IV [Leyes de gobierno eclesiástico, Prefacio, Libros I al IV] (Cambridge, MA: Belknap Press of Harvard
University Press, 1977), 133n.

ACERCA DEL AUTOR


Brad Littlejohn es el presidente de Davenant Trust.
Este artículo fue traducido por Felipe André.

22 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Lo que tus
miembros de la
iglesia deben saber
sobre la Reforma Shawn Wright

Antecedentes de la Edad Media tardía


La Reforma comenzó con Martín Lutero, pero él fue influenciado por doctrinas y prácticas pastorales
que le precedieron por siglos. Necesitamos comenzar por entender algunas de las principales corrientes que
impactaron el avance de la Reforma de Lutero.
 
1. Otros habían visto problemas en la Iglesia Católica Romana antes de Lutero.
Juan Wyclif (fallecido en 1384) y Jan Hus (fallecido en 1415), por ejemplo, veían errores doctrinales den-
tro de la iglesia católica que necesitaban ser abordados.
Incluso algunos humanistas católicos como el cardenal Gasparo Contarini (fallecido en 1542) enseñaron
la justificación por la fe hasta que el Concilio Católico de Trento (1545-1563) condenó esa opinión.
El gran humanista Desiderio Erasmo y otros, sabían que la Iglesia necesitaba reforma moral en sus esca-
lones superiores, incluido el papado, y escribió sátiras amargas contra la inmoralidad de la iglesia.

2. Había una variedad de doctrinas católicas de la salvación.


• Hubo un renovado interés por el pensamiento de Agustín (fallecido en 430), incluyendo su énfasis
en la completa soberanía de Dios. Esto, sin embargo, era la corriente más pequeña.
• La mayoría creía, como Tomás de Aquino, que uno tenía que cooperar con la gracia de Dios a dis-
posición de las personas a través de los sacramentos.
• El más pequeño flujo —nominalismo o «el camino moderno»— declaró que antes de que uno pu-
diera recibir la gracia de Dios en los sacramentos uno tenía que dar el primer paso. Esto «haciendo
lo mejor» para recibir la gracia de Dios (del latín: facere quod in se est) era lo que se enseñaba a
Martín Lutero. Tal enseñanza casi lo vuelve loco mientras éste luchaba con su sensible conciencia
para saber si había hecho lo suficiente.
• Estos dos últimos puntos de vista llevaron a muchos a preguntarse si habían hecho suficientes obras
buenas para llegar al cielo y si serían castigados durante siglos en el purgatorio.
• En un sentido real, entonces, podemos decir que la Reforma fue fundamentalmente una reacción
bíblica y pastoral a la teología católica romana en la que la seguridad de la salvación era la cuestión
más existencialmente importante. Empezando con Lutero, hubo una respuesta bíblica a la pregunta
«¿Qué debo hacer para ser salvo?» que no puso el énfasis en el esfuerzo de una persona, sino en la
gracia de Dios que nos fue dada en Cristo.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 23


3. El humanismo era importante.
El humanismo fue un enfoque educativo que hizo hincapié en la necesidad de ir ad fontes («a las fuen-
tes»); es decir, a la lectura de la antigua literatura griega y romana en el original griego y latín.
De este interés humanista Erasmo publicó el Nuevo Testamento griego en 1516. Esto tuvo más impacto
en la Reforma que cualquier otro evento, porque ahora los pensadores universitarios podían —por pri-
mera vez en siglos— leer el Nuevo Testamento en su idioma original.
Por ejemplo, el año después de su publicación, Lutero lo utilizó en la primera de sus 95 Tesis cuando
notó que el mensaje de Jesús era «arrepentirse» (el griego), y no «hacer penitencia», que había sido la
interpretación latina durante siglos.

Martín Lutero (1483-1546) y el luteranismo


La búsqueda de Lutero por la seguridad de la salvación —con la ayuda de su lectura de Agustín y espe-
cialmente del Nuevo Testamento— le llevó a su revolución de la Reforma Protestante. Para él todo comenzó
en su lucha por entender Romanos 1:17 en su contexto inmediato, esto lo llevó a cuestionar la conveniencia
de vender indulgencias, lo cual se trasladó al cuestionamiento de Lutero de doctrinas más católicas roma-
nas con la esperanza de que la iglesia se reformara; todo este proceso terminó con su excomunión de la
Iglesia Católica Romana. Así comenzó el primero de los grupos «protestantes», dignamente nombrado por
su afable fundador, siempre citable. James Atkinson tiene razón cuando dice que: «La Reforma es Lutero y
Lutero es la Reforma».
Por su deseo de salvar su alma, Lutero entró en un monasterio agustiniano en 1505.
Luchó con profundas dudas espirituales (alemán: Anfechtungen).1 Lutero comenzó a leer a San Agustín y
encontró consuelo allí. Pero fue especialmente ayudado por su lectura del Nuevo Testamento en el idioma
original.
Para apartar su mente de sus preguntas introspectivas, los superiores de Lutero le hicieron obtener un
doctorado en filosofía y teología, y se convirtió en profesor de la Biblia en Wittenberg en 1512.

Enseñó sobre cualquier libro de la Biblia en el que estuviera interesado estudiar, y sus opciones eran una
maravillosa lista de lecturas que podemos llamarla «Lee estos libros si quieres ser protestante»: Salmos
(1513-1515), Romanos (1515-1516), Gálatas (1516-1517), Hebreos (1517-1518), y Salmos otra vez (1518-
1519).
El 31 de octubre de 1517 Lutero publicó sus 95 Tesis, que debían debatir con otros académicos la con-
veniencia de la práctica relativamente reciente de la iglesia de vender indulgencias a quienes podían
costearlos para disminuir la cantidad de tiempo que serían castigados en el purgatorio por sus pecados.
Lutero no pensó que este era su claro llamamiento para una Reforma. De hecho, reflexionando sobre ellos
más adelante, él llamó a las tesis «débiles y papistas».
Pero estas tesis dibujaron la respuesta de la iglesia y condujeron al desarrollo de Lutero de su pensamiento
en un paso vertiginoso. Algunos de los eventos más importantes fueron:
• Su exposición de «la teología de la cruz» (en contraste con «la teología de la gloria» que marcó la
justificación por las obras y el orgullo de la Iglesia Católica Romana) en la disputa de Heidelberg
(1518). El reformador Martin Bucer se convirtió al escuchar a Lutero en Heidelberg.
• En su obra “Two Kinds of Righteousness” [«Dos tipos de Justicia»] (1518), Lutero distinguió entre
la «justicia ajena» de Cristo que fue imputada al cristiano por la fe y la «justicia propia» del creyente
que fue el resultado de esta justicia imputada de Jesús.
1 Nota del editor: Anfechtungen es la palabra (alemana) que Lutero usó para describir los momentos abrumadores de prueba espiritual, terror, desesperación y
crisis religiosa que experimentó a lo largo de su vida.

24 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


• En la disputa de Leipzig (1519) contra Johann Eck, Lutero llegó a la conclusión de que la sola Biblia
(sola Scriptura) era autoritaria en materia de doctrina y práctica cristiana.
• En su obra La cautividad babilónica de la iglesia (1520), Lutero negó los siete sacramentos de la
iglesia en favor de las dos ordenanzas bíblicas: el bautismo y la eucaristía.
• Lutero vino a enseñar la presencia corporal de Cristo «en, con y bajo» (en palabras de los teó-
logos luteranos posteriores) el pan y el vino de la Cena del Señor.
• Lutero creía que los bebés debían ser bautizados después de que el evangelio fuera predicado en
el servicio bautismal ya que Dios soberanamente da fe a través del evangelio.
• En su obra La libertad del cristiano (1520) Lutero expuso hermosamente el papel de la fe en unir
a un cristiano con Jesús y darle todos los beneficios de Cristo desde el punto de partida de la fe.
Lutero había sido inicialmente protegido de la Iglesia Católica Romana tanto por su astuto protector,
Federico el Sabio de Sajonia, y por el deseo del joven emperador del Sacro Imperio, Carlos V, de moverse
lentamente en sus deberes imperiales. Pero el desarrollo de la comprensión teológica de Lutero llamó a
la ira de la iglesia y del imperio. Fue excomulgado por la Iglesia Católica Romana en enero de 1521. Fue
declarado proscrito por el Imperio en la Dieta de Worms en abril de 1521, después de haber dicho que
era cautivo a la Escritura, no a la tradición de la iglesia.
En su siguiente exilio en el Castillo de Wartburgo de Federico (donde Lutero dijo que estaba plagado de
pereza) ¡tradujo el Nuevo Testamento al alemán en aproximadamente 11 semanas!
Lutero regresó a Wittenberg y dirigió los esfuerzos de reforma allí por el resto de su vida. Su enfoque de
la reforma era moverse lentamente, solo cambiando la liturgia católica y la práctica cuando era esencial
para el evangelio.
• Esto llevó al llamado «principio normativo» del luteranismo (y del anglicanismo), la idea de
que cualquier cosa era permisible en la adoración de la iglesia mientras la Escritura no la con-
denara explícitamente.
• Esto contrasta con el «principio regulativo» del calvinismo, la noción de que Dios ha reglamen-
tado cuidadosamente en las Escrituras cómo debe ser adorado. La iglesia está obligada a hacer
solamente lo que la Escritura requiere o modela explícitamente.
Lutero se casó con Catalina de Bora en 1525.
En 1525 Lutero escribió uno de sus grandes tratados, La voluntad determinada, respondiendo a la obra de
Erasmo Sobre el libre albedrío del año anterior. La obra de Lutero es una defensa exhaustiva de la doctrina
bíblica de la soberanía de Dios en la salvación que es necesaria por la totalidad de la humanidad en pecado.
En el Coloquio de Marburgo en 1529, Lutero y Ulrico Zwinglio no llegaron a un consenso protestante
sobre el significado de la Cena del Señor. Debido a esto, las tradiciones luteranas y reformadas del protes-
tantismo fueron vistas como movimientos distintos durante el resto del siglo XVI.
Los luteranos fueron llamados «Protestantes» por primera vez en la Dieta de Espira en 1529.
Lutero creía que la justificación solo por la fe (sola fide) era central para la fe cristiana. En los Artículos de
Esmalcalda de 1537, dijo: «Nada en este artículo [justificación] puede ser abandonado o comprometido,
incluso si el cielo y la tierra, y las cosas temporales deban ser destruidas... En este artículo descansa todo
lo que enseñamos y practicamos contra el papa, el diablo y el mundo. Por lo tanto, debemos estar seguros
y no tener dudas al respecto. De lo contrario, todo está perdido, y el papa, el diablo y todos nuestros
adversarios ganarán la victoria».
Hacia el final de su vida, Lutero hablaba cada vez más frustrado contra los judíos, frustrado porque no se
habían vuelto en masa a Cristo como su Mesías. Sus comentarios acerbos y pecaminosos fueron emplea-
dos por los nazis como justificación para el Holocausto.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 25


Después de la muerte de Lutero en 1546, Felipe Melanchthon (fallecido en 1560) dirigió el luteranismo.
Cambió la teología agustiniana de Lutero insistiendo, en cambio, en hacer hincapié en la necesidad de
cooperar con Dios en su obra de atraer a los pecadores con el evangelio. Al final del siglo, el luteranismo se
había desarrollado —al menos soteriológicamente— en una dirección que Lutero no habría reconocido.

Juan Calvino (1509-1564) y la tradición reformada


La otra tradición principal del protestantismo traza su herencia a Calvino. El calvinismo tenía mucho en
común con el luteranismo (por ejemplo, sola Scriptura, justificación sola fide y el bautismo de infantes). Sin
embargo, también se desarrolló en direcciones bíblicas más consistentes sobre doctrinas como la predesti-
nación y la adoración en la iglesia.
El fundador de esta tradición fue Zwinglio, que ministró en Zúrich, Suiza de 1519-1531. Murió luchando
contra una fuerza católica invasora. Sus énfasis teológicos fueron:
• Predicación expositiva (no sabiendo por dónde empezar, ya que nunca lo había visto antes, empe-
zó en Mateo 1:1).
• El principio regulador de la adoración.
• Un acercamiento del pacto a la lectura de la Escritura, viendo mucha continuidad del Antiguo al
Nuevo Testamento, a diferencia del enfoque de Lutero que enfatizaba la discontinuidad de la ley y
el evangelio.
Juan Calvino entonces tomó el liderazgo de la tradición. Su biografía no es tan emocionante como la de
Lutero o de Zwinglio.
• Nacido en Francia, educado como abogado en la tradición humanista, Calvino se convirtió al
protestantismo entre 1533 y 1535.
• Deseando ser un autor, mientras huía de Francia debido a su fe protestante, paró en Ginebra, Suiza
para pasar allí la noche en el año 1536. El evangelista protestante Guillaume Farel (fallecido en
1565) convenció a Calvino para que se quedara y ayudara a dirigir la causa de la Reforma allí.
• Calvino fue exiliado de Ginebra de 1538-1541 a Estrasburgo, donde fue profundamente influen-
ciado por Martin Bucer (1551), uno de los grandes pastores de la Reforma. Mientras que en Estras-
burgo Calvino se casó con Idelette de Bure.
• Cuando regresó a Ginebra, Calvino fue el principal acusador teológico del unitarista Miguel Servet
que fue ejecutado como hereje en 1553. Calvino no era el juez y el jurado. Ese turbio honor va al
Concejo municipal de Ginebra.
• Calvino trabajó incansablemente casi hasta el final de su vida, sufriendo de problemas de salud
probablemente causados ​​parcialmente por la pequeña cantidad de sueño (alrededor de 4 horas)
que acumulaba todas las noches durante la mayor parte de su vida adulta para poder trabajar.
• Calvino fue el gran sistematizador de la Reforma. Algunas de sus contribuciones teológicas más
importantes incluyen:
• La Institución de la religión cristiana. La primera edición fue publicada en 1536; la edición final
de 1559 era aproximadamente cinco veces más larga que la primera. Las doctrinas importantes
que Calvino discute aquí incluyen:
• El conocimiento de Dios.
• Las Escrituras — Dios se acomoda a nuestra capacidad limitada, incluso balbuceando como
un padre a un niño; el Espíritu autentica la veracidad de las Escrituras a los cristianos a me-
dida que la leen.
• La providencia absoluta de Dios.
• Debido a nuestro pecado en Adán, Dios debe salvarnos; no podemos hacer nada para salvarnos.

26 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


• La justificación es solamente por la fe, solamente a través de la obra de Cristo, solo por la
gracia de Dios.
• Esta doctrina da como resultado la unión con Cristo.
• Solo ocurre debido a la obra predestinada de Dios de los elegidos, una predestinación que es
por gracia, soberana y doble (lo que significa que Dios también ha decidido eternamente el
destino de los no elegidos).
• La principal metáfora de la vida cristiana es la de un peregrino; un creyente es un extraño en
este mundo, llevando la cruz de Cristo, en su camino al cielo.
• La iglesia visible no es lo mismo que la iglesia invisible, que está compuesta por los elegidos.
La iglesia ha de ser guiada por cuatro oficiales (profesores, ancianos maestros, ancianos go-
bernantes y diáconos).
• Cristo está espiritualmente presente en la Cena del Señor cuando el Espíritu levanta a un
cristiano para comunicarse con Cristo en el cielo.
• El bautismo infantil es correcto debido a la continuidad del antiguo rito del pacto de la circun-
cisión con el bautismo en el nuevo pacto.
• Calvino fue un enérgico escritor de comentarios, comenzando con su comentario sobre Roma-
nos (1540). Su meta fue la «brevedad lúcida».
• Su escrito Respuesta a Sadoleto (1539) es la introducción más corta y contundente a la teología
de Calvino. También incluye algunas de las únicas declaraciones autobiográficas en todos sus
escritos.
Calvino siguió firmemente el principio regulador, además de permitir solamente el canto a capella de los
Salmos en el culto.
El Concejo de la ciudad de Ginebra pagó a un taquígrafo para escribir los sermones de Calvino (él predi-
có varios sermones a la semana, usualmente sin notas y usando solamente el Antiguo Testamento Hebreo
o Nuevo Testamento Griego) que fueron publicados posteriormente.
Calvino subrayó la importancia de hacer misiones, enviando a más de 100 jóvenes a la Francia controlada
por los católicos como plantadores de iglesias e incluso enviando un par de genoveses para llegar a los
nativos de Brasil. ¡No era hipercalvinista!

La tradición anabaptista
Lutero y Calvino fueron «reformadores magisteriales» en el sentido de que eran apoyados por el go-
bierno (el magisterio). Los anabaptistas fueron los primeros en la tradición de la «iglesia libre» porque
pensaban que la iglesia y el gobierno debían ser disociados entre sí. Aunque su nombre pudiera llevarlos
a pensar que eran solo una especie de proto-bautistas, tenían muchas otras opiniones distintivas. Fueron
perseguidos ferozmente por protestantes y católicos por igual en casi toda Europa, encontrándose refugio
solo en partes de Moravia y los Países Bajos.
Algunos de sus líderes y eventos importantes son los siguientes:
• 1525: el primer «bautismo» de alguien como seguidor declarado de Cristo en Zurich, seguido por
persecución casi inmediata dondequiera que huyeran.
• 1527: la publicación de La Confesión Schleitheim, una declaración doctrinal de siete puntos de los
componentes esenciales de su fe.
• 1528: el teólogo mejor entrenado de los anabaptistas, Baltasar Hubmaier, y su esposa, fueron eje-
cutados por los católicos en Viena.
• 1529: la Dieta de Espira hizo ilegal en todo el Sacro Imperio Romano que cualquiera fuera «re-bau-
tizado» (ana-bautizado).

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 27


• Thomas Müntzer (fallecido en 1525), un radical que dirigió ejércitos durante la Guerra de los
Campesinos y la debacle inmoral en la ciudad de Münster bajo la dirección de dos anabaptistas de
1534-1535, regularmente mancilló la reputación de los anabaptistas como un género pecaminoso
de culto.
• Menno Simons (fallecido en 1561) fue el teólogo anabaptista más antiguo y de más larga vida.
Creencias distintivas de los anabaptistas:
• La iglesia era una comunidad de discípulos comprometidos que habían calculado el costo de seguir
a Jesús, incluyendo mostrar una disposición a sufrir por su fe. Era distinta de la sociedad secular
que la rodeaba.
• El bautismo (generalmente realizado por el vertido de agua sobre el que se bautiza, no su inmer-
sión en agua) fue reservado para aquellos que hicieron una profesión creíble de fe en Jesús.
• Los cristianos debían estar separados del mundo, por lo que no podían servir en el gobierno mu-
nicipal ni en el ejército.
• La iglesia debía «prohibir» (es decir, excomulgar) a aquellos que no pudieran vivir de acuerdo con
los requerimientos de la iglesia.
• Una aversión a la soteriología calvinista.

Reacción católica romana en el Concilio de Trento


Ya nos dimos cuenta cómo Lutero se comportaba en relación con la Iglesia Católica Romana. Final-
mente, desde 1545-1563, el Concilio Ecuménico de Trento respondió a los protestantes de manera decisiva,
contrarrestando la doctrina novedosa sobre la autoridad en la iglesia, la justificación y los sacramentos,
entre muchas otras.
En cuanto a la autoridad en materias de doctrina, Trento dijo que la verdad está contenida en «los libros
escritos (de la Biblia) y en las tradiciones no escritas — esas tradiciones no escritas, es decir, que fueron
recibidas por los apóstoles de la boca de Cristo mismo o fueron recibidos de los mismos apóstoles (ha-
biendo sido dictados por el Espíritu Santo) y han descendido hasta nosotros, han sido transmitidos como
si fueran mano a mano». La sola Scriptura fue anulada.
En cuanto a la justificación, Trento claramente la identificó como el perdón del pecado y la santificación:
«La justificación no es solo la remisión de los pecados, sino la santificación y la renovación del hombre
interior mediante la recepción voluntaria de la gracia y los dones mediante la cual el hombre se convierte
en justo en vez de injusto».
• Trento procedió a anatematizar (excomulgar) a aquellos que enseñaban que la justificación era sola
fide («solamente por fe») y solamente por la imputación de la justicia de Cristo.
• Trento también anatematizó la opinión de que una persona justificada podía tener la seguridad de
su salvación en esta vida (ese privilegio es reservado para solo para unos cuantos «santos»).
Trento reafirmó la enseñanza católica romana de los sacramentos, incluida la doctrina de la transubs-
tanciación (el pan y el vino se transforman milagrosamente en el cuerpo y la sangre de Cristo), junto con
su creencia de acompañamiento de que la misa es un verdadero sacrificio propiciatorio que representa de
nuevo de una manera no sangrienta la ofrenda de Cristo sobre el altar de la cruz por los fieles mientras
toman la eucaristía.
La reacción de Trento al «principio formal» (sola Scriptura) y al «principio material» (justificación solo
por la fide) demuestra que la Reforma todavía importa profundamente a los cristianos que creen en la Bi-
blia. Puesto que conocemos nuestro pecado y nuestra incapacidad de hacer algo bueno, y como vemos que
Cristo ha hecho todo lo necesario para nuestra salvación, nos lanzamos a su misericordia y encontramos el

28 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


descanso de nuestra alma solo en él. Lo que Lutero, Calvino y otros redescubrieron en el siglo XVI es tan
relevante para nosotros hoy como lo fue para ellos.

ACERCA DEL AUTOR


Shawn Wright es profesor asociado de historia de la iglesia en el Southern Baptist Theological Seminary
en Louisville, Kentucky, Estados Unidos. También es pastor de desarrollo de liderazgo en Clifton Baptist
Church.
Este artículo fue traducido por María Andreina.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 29


Cuatro maneras
en que la reforma
cambió la historia
de la iglesia Alex Duke

Martin Lutero tiene un le- chable Flame [La llama inextin- involucraba en un acto confuso
gado complejo. Muchos lo elo- guible] de Michael Reeves), está de espectáculos metafísicos, la
gian como un héroe histórico y claro que Lutero y sus compa- transubstanciación del pan en la
teológico, el reformador alemán ñeros reformadores protestantes carne y el vino en la sangre para
que martilló un clavo en el cora- cambiaron el curso de la historia la supuesta edificación de todos.
zón de la justicia basada en las de la iglesia. Lutero, Ulrico Zwinglio y
obras. Otros lo criticaban seve- ¿Cómo pasó eso? Déjame otros después de ellos vieron un
ramente como un antisemita darte cuatro razones. problema con esto. Ellos creían
burlón, impulsado por el ego. Y que la justificación era un ve-
otros defienden Lutero como el Primero, la Reforma redicto único e incuestionable
humanista de humanistas, un desarmó la meritocracia basado en nada más que la elec-
hombre del siglo 21 liberando eclesiológica que reprimió ción que el Dios Trino hacía de
la libertad personal y la razón de y afligió al hombre una persona. Los reformadores
las garras frías de la dogmática común. señalaron la «justicia imputada»
Iglesia Católica Romana. «Haced o condenad» — ese del cristiano, alcanzada com-
Este es el tipo de cosas que era el llamado de la Iglesia Ca- pletamente a través de la obra
suceden después de medio mi- tólica Romana, dispuestos a ana- terminada de Cristo en el Calva-
lenio, cuando el forcejeo entre el tematizar a los antinomistas que rio. Este entendimiento alteró a
mito y la realidad hagiográfica es dijeran lo contrario. El servicio la Iglesia Católica Romana y sus
ganada y perdida por una serie religioso del siglo XVI, antes de nociones de justificación «pro-
de diferentes estadísticas demo- que la Reforma tomara posesión, gresiva» (administrada poco a
gráficas: los nazis, los bautistas era una tarea sin sentido, un re- poco).
evangélicos del sur de Estados quisito político para acumular La soteriología de Lutero aún
Unidos, los historiadores libe- cualquier gracia goteada de los estaba por terminar, y sólo des-
rales, y así sucesivamente. Pero grifos sacerdotales. La misa se pués de un intenso estudio de la
después de leer dos encanta- extendió poco a poco en latín, Escritura. En otras palabras, sola
doras obras de historia intelec- murmullos ininteligibles para Scriptura afirmaba la sola fide;
tual (Theology of the Reformers la mayoría. Y la eucaristía era esto es crucial para entender el
[Teología de los reformadores] de un espectáculo de un solo hom- empuje de la teología de la Re-
Timothy George y The Unquen- bre, en el que el sacerdote se forma.

30 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


El suizo Zwinglio llegó a con- Segundo, la Reforma Tercero, la Reforma
vicciones similares a las de Lutero, recuperó una idea bíblica restauró los sacramentos
sin ninguna influencia directa, del pastorado. al pueblo, y como
dice él, de los escritos de Lutero. La Reforma también recu- resultado comenzó a
El 1 de enero de 1519, Zwinglio, peró la imagen bíblica de lo que separar a la iglesia del
todavía un sacerdote «católico se supone que es un «pastor» o estado.
romano» en este punto, eliminó «sacerdote». Los días de aquella ¿Cómo se desarrolló este cam-
el tradicional leccionario latino y superficialidad incomprensible bio en la práctica? Los cambios
comenzó sermones expositivos en habían pasado. En su lugar se sacramentales más obvios fueron:
el Nuevo Testamento en su propia encontraban pastores que ya no el bautismo y la Cena del Señor. El
lengua natal (George, p. 113). eran mediadores, sino que eran paidobautismo era un elemento
Hacia 1525, había termina- los encargados de remachar los indiscutible de la Iglesia Católica
do todo el Nuevo Testamento y corazones y las mentes de su Romana. Pero también fue una
luego se dedicó a exponer al An- gente a nadie más que a Jesu- convicción teológica sostenida
tiguo. Mientras tanto, Zwinglio cristo, único y perfecto media- por Lutero, Zwinglio, y el francés
se disoció de la Iglesia Católica dor entre un Dios perfecto y un una generación después, Juan
Romana, desacreditó la autori- hombre pecador. Calvino (junto, básicamente, con
dad absoluta papal y conciliar, Después de la Reforma, los todos sus contemporáneos). Con
e hizo abolir la misa en Zúrich, pastores ya no tratan de impar- desacuerdos considerables en to-
convirtiéndola en el primer es- tir gracia o efectuar salvación de das partes, ¿por qué la similitud en
tado protestante magisterial del ninguna manera. Simplemente, este punto?
mundo (George, p. 116-118). Al levantan los ojos a la cruz y to- Las respuestas a estas pre-
mismo tiempo, Lutero tradujo la das las bendiciones celestiales en guntas tienen innumerables
Biblia al alemán para su pueblo ella. Ya no son manantiales de capas. Pero dado que no todos
y había publicado el Antiguo gracia, sino flechas que nos seña- los reformadores sostuvieron
Testamento en 1534 (Reeves, p. lan las riquezas inagotables que el paidobautismo (para ser más
63). Todo esto con el fin de llevar el pueblo de Dios tiene en Cristo. específicos Menno Simons y los
la Escritura como la mismísima Aquí, sin embargo, encontra- anabaptistas no lo hicieron), uno
palabra de Dios a la gente en una mos una espada de dos filos, una debe aventurarse a una respuesta
manera que no sólo podrían en- que corta en una dirección positi- en cuanto a por qué los fieles de
tender, sino responder a ella. va, pero también deja a un indivi- la Reforma se adherían a ella tan
Estas acciones cambiaron el duo sin su previo mediador ante inquebrantablemente.
rostro de la iglesia europea, alla- Dios. Si el sacerdote no quiere me- He aquí una posible razón:
nando el camino para el protestan- diar por nosotros, ¿quién lo hará? Lutero, Calvino, y el resto, sim-
tismo tal como lo conocemos. Ya La Reforma resaltó el hecho de plemente no podían imaginar a
lo feligreses no eran simples reci- que la circunstancia del cristiano una iglesia independiente del es-
pientes pasivos en la iglesia. Ahora individual es realmente desalen- tado. Las raíces político-religiosas
eran libres de ser participantes ac- tadora; antiguamente, esto pudo eran demasiado profundas, tanto
tivos, tanto intelectualmente como haber sido ofuscado por aquellos que Lutero se refirió a la iglesia
de otras maneras. Antes, la iglesia acertijos piadosos y sacramentales, como la «mano derecha de Dios» y
era exclusivamente un esfuerzo de pero ahora está a plena vista. Uno al estado como «la mano izquierda
arriba para abajo, pero estos avan- comienza a resonar con el perpe- de Dios» (George, p. 100). Aun-
ces abrieron la puerta a los cam- tuo «Anfechtungen» de Lutero, su que Simons y los anabaptistas se-
bios eclesiológicos generalizados. desgarradora duda. paratistas probablemente fueron

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 31


demasiado lejos en la búsqueda del cuerpo y de la sangre de en juego, ¿no podrían estas dos
del bautismo aparte de la iglesia, Cristo se unen «en, con y bajo» figuras protestantes renunciar a
están más cerca de cómo los cre- los accidentes del pan y del vino. las minucias teológicas y estable-
dobautistas de hoy entenderían la Calvino pensaba que las opi- cer algún tipo de co-beligeran-
ordenanza. Por lo tanto, aunque niones tanto de Lutero como cia? Lamentablemente no.
la Reforma propiamente dicha no de Roma eran metafísicamente Sin embargo, el replantea-
inició una aceptación universal del insostenibles. Afirmó lo que se miento de la Cena del Señor en
bautismo de los creyentes, cierta- llama una «presencia espiritual» la Reforma tuvo resultados abru-
mente proporcionó el marco para donde, durante la Cena del Se- madoramente positivos. Aun-
ello en el futuro, engrasando el ñor, Cristo está presente, pero que rara vez llegaba el conven-
engranaje, por así decirlo. Podría sólo espiritualmente. cimiento, una verdad perma-
decirse que éste era el principal ob- Zwinglio dio un paso adelante, neció inalterablemente clara: la
jetivo de los anabaptistas: reformar defendiendo una visión «memo- eucaristía no confiere gracia; eso
la Reforma hacia normas bíblicas rialista» donde, al comer el pan y es exclusivamente el alcance de
aún más estrictas. beber la copa, el pueblo de Dios Cristo y su cruz.
simplemente proclama la muerte Lo mismo debe decirse del
Cuarto y, finalmente, y resurrección de Cristo hasta que otro sacramento bíblico, el bau-
la Reforma pavimentó regrese mientras que simultánea- tismo. Con Simons y los ana-
el camino para la mente cosecha los beneficios de su baptistas, se había establecido
cooperación que mantuvo presencia, unidad, paz y alegría. la base para el credobautismo. A
la unidad en medio de la Con la partida de Zwinglio, pesar de lo que la Iglesia Católica
diversidad teológica. Lutero refunfuñó, era un sacrile- Romana dijo, el paidobautismo
Esto nos lleva a la Cena del gio. Negar la presencia corporal no puede conferir gracia y no es
Señor. A lo largo de la Refor- de Cristo en su Cena es negar su salvífico. Nadie, por mera casua-
ma, poco causó tanta disensión omnipresencia. Este desacuerdo lidad de su nacimiento, es naci-
como la Cena del Señor. Aunque llegó a su punto culminante en do en privilegio espiritual.
los reformadores se apartaron de octubre de 1529 cuando Lutero Al mismo tiempo, tampoco
la Iglesia Católica Romana, tam- y Zwinglio se reunieron, a ins- uno nace privilegiado, porque la
bién se separaron unos de otros. tancias de Felipe de Hesse, para Reforma lo hizo sorprendente-
Por ejemplo, Lutero condenó intentar una alianza pan-protes- mente claro: el terreno del Gól-
vehementemente la transubs- tante sobre y contra el papa y su gota es plano. Y la sangre derra-
tanciación como una especie de apremiante fuerza militar. Dada mada allí es para los protestantes
misticismo metafísico y en su lu- la precocidad de Lutero, no es de y católicos, los antisemitas y los
gar defendió un punto teológico extrañar que los dos no pudieran bautistas evangélicos del sur, los
intermedio llamado «consubs- ignorar sus diferencias, y ningu- alemanes y los franceses, los his-
tanciación», que dependía de un na alianza nació. toriadores liberales y los semina-
modelo aristotélico de «formas» En retrospectiva, esas mani- ristas de primer año, todos los
y «accidentes». Según Lutero, pulaciones teológicas parecen injustos que necesitan la rectitud
durante la eucaristía las formas miopes. Con todo lo que estaba imputada de un Salvador.

ACERCA DEL AUTOR


Alex Duke es el director editorial de 9Marks. Él vive en Louisville, Kentucky, Estados Unidos con su esposa
Melanie.
Este artículo fue traducido por Andrés Corral.

32 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Las Cinco Solas Una entrevista con
Matthew Barrett

9Marks: ¿Cuál es el objetivo MB: God's Word Alone: The na de la autoridad de la Escritura
de la serie de libros The Five So- Authority of Scripture [Solo la frente a los retos de hoy y por
las [Las cinco solas]?1 Palabra de Dios: la autoridad de qué una sólida base doctrinal
Matthew Barrett: Histo- la Escritura], por Matthew Ba- construida sobre la Palabra de
riadores y teólogos desde hace rrett Dios es la mejor esperanza para
tiempo han reconocido que en En este libro, miro las raíces el futuro de la iglesia.
el corazón de la Reforma Pro- históricas y bíblicas de la doc- Faith Alone: The Doctrine of
testante del siglo XVI hubo trina que solo la Escritura es la Justification [Solo la fe: la doctri-
cinco declaraciones (o «so- autoridad final y decisiva para el na de la justificación], por Tho-
las») que distinguieron al mo- pueblo de Dios. Examino el de- mas Schreiner
vimiento de otras expresiones sarrollo de este tema en la Refor- En Faith Alone Thomas
de la fe cristiana. 500 años más ma y rastreo la crisis que siguió Schreiner analiza las raíces his-
tarde, vivimos en un momento resultando en un alejamiento tóricas y bíblicas de la doctrina
diferente con nuevos desafíos a de la autoridad de la Escritura. de la justificación. Él resume la
nuestra fe. Sin embargo, estos También exploro cómo se retrata historia de la doctrina, mirando
gritos de guerra de la Reforma la autoridad bíblica a lo largo de la iglesia primitiva y los escritos
siguen instruyéndonos, abor- la historia de la Escritura, desde de varios de los reformadores.
dando una amplia gama de te- Génesis hasta Apocalipsis. Pres- Luego vuelve su atención a la
mas contemporáneos. to atención a la forma en que Escritura y guía a los lectores a
Así que la meta de The Five Dios habla una palabra de pacto través de un examen de los tex-
Solas es ayudar a los cristianos a su pueblo del pacto y a la ma- tos claves en el Antiguo y Nuevo
a entender el contexto históri- nera en que la palabra de pacto Testamento. Él discute si la jus-
co y bíblico de las cinco solas y lleva autoridad. tificación es transformadora o
cómo vivir la relevancia de la Finalmente, vuelvo a dirigir forense, e introduce a lectores a
teología de la Reforma hoy. sistemáticamente la autoridad algunos de los desafíos contem-
bíblica, defendiendo su inspira- poráneos a la enseñanza de la
9M: Resume cada libro para ción, inerrancia, claridad y sufi- Reforma de la sola fide con par-
nosotros y dinos la contribu- ciencia. Demuestro que necesita- ticular atención a la nueva pers-
ción que cada uno hace. mos recuperar una sólida doctri- pectiva de Pablo.

1 Nota del editor: una serie de libros publicados en inglés por Zondervan sobre cada una de las cinco solas, las declaraciones de la Reforma protestante.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 33


500 años después de la Re- específico ataque hoy. Él lleva ravillosos temas bíblicos, conclu-
forma, la doctrina de la justifi- al lector a través de la historia ye abordando varios de los gran-
cación solo por fe todavía nece- de la Escritura; explica la iden- des retos y tentaciones culturales
sita ser entendida y proclama- tidad y obra única de Cristo actuales —como la distracción y
da. En Faith Alone los lectores como profeta, sacerdote y rey; y el narcisismo— y reflexionando
aprenderán cómo el grito de destaca la aplicación de su obra sobre cómo el compromiso con
guerra «sola fide» está enrai- a través de la unión de pacto de la gloria de Dios solo nos fortale-
zado en las Escrituras y cómo los creyentes con él para mos- ce para vivir una vida piadosa en
aplicar esta sola de una manera trar que aparte de Cristo no hay esta época presente.
fresca a la luz de los retos con- salvación. Wellum argumenta
temporáneos. que debemos recuperar una só- 9M: ¿Cómo encajan las cin-
Grace Alone: Salvation as a lida doctrina bíblica y teológica co solas como un todo insepa-
Gift of God [Solo gracia: la salva- de la persona y obra de Cristo rable?
ción como don de Dios], por Carl para nuestros días. Una nueva MB: Los cinco libros (y las
Trueman valoración del grito de la Re- cinco solas) encajan y son inse-
En este trabajo, Carl True- forma solus Christus se necesita parables el uno del otro. Es sola-
man explora la noción de gra- desesperadamente hoy. mente sobre la base de la obra de
cia como se encuentra en la God's Glory Alone: The Ma- Cristo solamente que los peca-
Biblia y la historia de la iglesia, jestic Heart of Christian Faith dores reciben la justicia perfecta
particularmente en la Reforma. and Life [Solo la gloria de Dios: de Cristo y el perdón total de los
Termina la discusión históri- el corazón majestuoso de la fe y pecados. La recepción de esta
ca con la Reforma porque cree de la vida cristiana], por David justicia imputada, sin embargo,
que los patrones básicos de las VanDrunen no es por obras sino solo por la
interpretaciones protestantes y En God's Glory Alone Da- fe solo en Cristo.
evangélicas de la gracia están vid VanDrunen mira las raíces Pero incluso nuestra fe es un
suficientemente desarrollados históricas y bíblicas de la idea don de Dios. Por lo tanto, solo
en la Reforma para permitir- de que toda la gloria pertenece por la gracia de Dios somos re-
nos sacar lecciones para el día solamente a Dios. Examina el sucitados de la muerte espiritual
de hoy. desarrollo de este tema en la Re- a la vida, que nuestros ojos son
Christ Alone: The Uniqueness forma, en la posterior teología abiertos a nuestro pecado y a
of Jesus as Savior [Solo Cristo: la reformada y en las confesiones, y nuestra desesperada necesidad
exclusividad de Jesús como Salva- en los teólogos contemporáneos de un Salvador. Es precisamente
dor], por Stephen Wellum que siguen inspirándose en la porque la salvación es solo por la
En Christ Alone Stephen convicción de que toda la gloria gracia que toda la gloria es solo
Wellum considera la singula- pertenece a Dios. Luego se vuel- para Dios.
ridad y el significado de Cristo ve a la historia bíblica de la gloria Entonces, ¿cómo sabemos so-
de manera bíblica, histórica y de Dios, comenzando con la co- bre esta buena noticia? ¡Solo por
cultural para nuestra era plu- lumna de nube y fuego revelada las Escrituras! Lutero, Calvino,
ral y postmoderna. Examina a Israel, continuando a través de Zwinglio, Melanchthon y mu-
las raíces históricas de la doc- la encarnación, muerte y exalta- chos otros proclamaron la sola
trina, especialmente en la era ción del Señor Jesucristo y cul- Scriptura, lo que significa que
de la Reforma, y ​​luego muestra minando en la segunda venida solo la Escritura, como Palabra
cómo la singularidad de Cris- de Cristo y la glorificación final inspirada de Dios, es la autoridad
to ha venido a estar bajo un de su gente. A la luz de estos ma- inerrante, suficiente y definitiva

34 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


de la iglesia. Las Escrituras leen, la Reforma —biografías, teolo- para el alma, llena de sabiduría
predican y proclaman alimento a gía, etc.— recomendaría a los pastoral. No solo conocerás a
las ovejas con las buenas nuevas, pastores? ¿A los miembros de Calvino el teólogo, sino a Cal-
el evangelio de Jesucristo. Parafra- la iglesia? vino el pastor, mientras te ense-
seando a Lutero, las Escrituras Primero, el mejor libro que ña cómo vivir la vida cristiana.
son los pañales en los que nos alguien podría leer para fami- Si estás buscando, sin embar-
presentan a Jesús, nuestro Salva- liarizarse con la Reforma es go, los libros sobre la teología
dor. un libro de uno de los Refor- de los reformadores, asegúrate
madores. Tan magnífica como de leer cualquiera de los autores
9M: ¿Qué cosa sorprendente la literatura acerca de los re- sobresalientes en el reciente vo-
aprendiste al escribir tu libro, formadores pueda llegar a ser, lumen publicado por Crossway
God's Word Alone? nada se compara con escuchar que edité: Reformation Theology:
MB: La Palabra de Dios es in- a los reformadores hablar por A Systematic Summary [Teolo-
trínsecamente e invariablemente sí mismos y beneficiarse de sus gía de la Reforma: un resumen
trinitaria en naturaleza. A lo lar- escritos directamente. Enton- sistemático]. Aquí encontrarás
go de la historia redentora, cada ces, ¿por dónde empezar? Co- capítulos organizados doctrinal-
persona de la Trinidad participa mienza con Lutero. Comienza mente, desde la autoridad bíblica
en la entrega de la revelación di- con tres de sus primeros traba- hasta la escatología, así como bi-
vina, sin embargo es el Espíritu jos: A la nobleza cristiana de la bliografías al final de cada capí-
Santo en particular quien asume nación alemana, La cautividad tulo que te indican dónde acudir
un papel central, llevando con- babilónica de la iglesia, y La li- para estudiar más a fondo.
sigo a los autores bíblicos para bertad del cristiano. Los tres se Los libros sobre la Reforma y
que hablen de parte de Dios (2 han recopilado en inglés en un las vidas de los reformadores son
P. 1:21). volumen llamado Three Trea- muchos, pero hay un puñado de
Además, la Palabra de Dios, tises [Tres tratados]. Pero para clásicos que no puedes permitir-
aunque comunicada en una va- ver a Lutero en su mejor mo- te dejar pasar. El libro de Roland
riedad de maneras, tiene un ca- mento, al menos en términos Bainton Lutero (titulada Here I
rácter de pacto innegable. Dios de la doctrina de la justifica- Stand: A Life of Martin Luther
comunica quién es y qué hará ción y la interacción con el tex- en inglés), sigue siendo la narra-
a través de pactos divinamente to bíblico, busca sus sermones ción más concisa de la vida de
iniciados — y la Escritura mis- o comentarios sobre la epístola Lutero. No serás capaz de dejar
ma es un documento de pacto. a los Gálatas. de leer este libro ya que Bainton
Es la constitución del pacto en- Luego, ve con Juan Calvino, pinta a Lutero a todo color. Los
tre Dios y su pueblo. Rechazar específicamente sus Institución pastores también disfrutarán de
la Palabra de Dios es rechazar de la religión cristiana. Si estás los escritos de Timothy George
su pacto. La historia redento- abrumado por el tamaño de la que ha pasado su vida contando
ra demuestra que la Palabra de serie contemporánea de 2 vo- a otros sobre la teología de los re-
pacto del Dios Trino es verda- lúmenes, prueba con la edición formadores. Dos lecturas obliga-
dera. Sus promesas de pacto, de Calvino 1541 (traducido del torias incluyen su Theology of the
tanto habladas como escritas, francés), que ha sido publica- Reformers [Teología de los refor-
no fallarán, y en ninguna parte do en inglés en un atractivo madores] y su Reading Scripture
esto es más evidente que en la volumen por Banner of Truth. with the Reformers [Leyendo la
encarnación de Cristo, el Verbo La Institución de Calvino no es Escritura con los reformadores].
hecho carne. solo una fiesta teológica, sino
9M: ¿Qué otros libros sobre que actúa como una medicina

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 35


ACERCA DEL AUTOR
Matthew Barrett (PhD, Southern Baptist Theological Seminary) es profesor asociado de teología cristiana
en Midwestern Baptist Theological Seminary, así como el fundador y editor ejecutivo de Credo Magazine. 
Este artículo fue traducido por María Andreina.

36 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


¿Qué papel
desempeñó la
predicación expositiva
en la Reforma? Michael Reeves

Casi con toda seguridad, el do en un latín ininteligible para Como resultado, la ignoran-
cambio práctico más notable en el pueblo (y quizás, para mismo cia de la Palabra y el evangelio de
el momento de la Reforma fue el sacerdote). Dios fueron profundos y genera-
el surgimiento de la predicación En cuanto al contenido de lizados.
expositiva en las iglesias locales. esas delicadezas raras, era muy
improbable que se acercaran a Predicación en la Reforma
La predicación antes de la la Escritura. La gran mayoría del En llamativo contraste, la Re-
Reforma clero simplemente no tenía el forma hizo del sermón el punto
En los siglos que precedieron conocimiento bíblico para hacer focal de la adoración regular de
a la Reforma, la predicación ha- el intento. En su lugar, escribió la iglesia, y enfatizó esto arqui-
bía sido una práctica en declive Juan Calvino, los sermones antes tectónicamente a través de la
constante. Eclipsada por la misa de la Reforma se dividían gene- centralidad física y visible del
y entendida como no esencial ralmente de acuerdo con este púlpito. Y mientras hoy tende-
por la teología del catolicismo patrón básico: mos a pensar en los líderes re-
romano medieval, la predicación La primera mitad de los ser- formadores como teólogos —y
había perdido la primacía que mones era dedicada a responder por lo tanto, no como predica-
había disfrutado en los días de la preguntas nubladas de las escuelas dores—, fue la predicación —es-
primera iglesia post-apostólica. que podrían asombrar a la gente pecialmente la predicación ex-
En el siglo XV, sólo un por- común, mientras que la segunda positiva— lo que normalmente
centaje muy pequeño de la gente mitad contenía dulces historias o definía y tomaba la mayor parte
podía esperar oír a su sacerdote especulaciones divertidas debido de sus ministerios.
predicarles regularmente en su a las cuales los oyentes podían En Wittenberg, durante un
iglesia parroquial local. El re- mantenerse atentos. Solo unas cuarto de siglo, Lutero predicó a
formador inglés, Hugh Latimer, pocas expresiones eran sacadas través de la Biblia, generalmente
habló de «los curas fresas» que, de la Palabra de Dios, que por su por lo menos dos veces los do-
como las fresas, aparecían sola- majestuosidad podían adquirir mingos y tres veces durante la
mente una vez al año. Incluso crédito en medio de todas esas semana. En Zúrich, la Reforma
entonces, la homilía era a menu- frivolidades.1 comenzó realmente el 1 de enero

1 A Reformation Debate: John Calvin and Jacopo Sadoleto, [Un debate de la Reforma: Juan Calvino y Jacopo Sadoleto], ed. John C. Olin (Grand Rapids: Baker,
1966), 65.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 37


de 1519, cuando Zwinglio anun- el gozoso mensaje del evangelio. Ya fuera en Alemania, Suiza,
ció desde el púlpito del gran mi- El reformador inglés temprano, Inglaterra o en otros lugares, la
nistro que, en lugar de llenar sus Thomas Bilney, encontró en su predicación expositiva de la Pa-
sermones con los pensamientos primera lectura de la Palabra labra de Dios era la verdadera
de los teólogos medievales, el esto: «La Escritura comenzó a sala de máquinas de la Reforma.
predicaría a través del Evangelio ser más agradable para mí que la Y ahí radica tanto el reto y estí-
de Mateo versículo por versícu- miel o el panal de miel» Su an- mulo para todos hoy en día que
lo. Y cuando hubiese termina- helo era, pues, que muchos otros se consideran herederos de la
do eso, seguiría por el resto del pudieran, como Lutero señaló, Reforma. Cuando leemos todas
Nuevo Testamento. En Ginebra, «Agarrar y saborear la clara y esas horribles estadísticas acerca
Calvino pasó gran parte de su pura palabra de Dios mismo y de la deriva y la decadencia de la
tiempo predicando: dos veces aferrarse a ella». iglesia actual, es fácil perder la
los domingos (Nuevo Testamen- Más aún, escribió Calvino: confianza en la simple predica-
to) y, en semanas alternas, todos «la iglesia no puede ser llevada ción de la Palabra. Es tentador
los días de la semana también a la solidez, ni seguir en buen buscar la fórmula mágica en otra
(Antiguo Testamento), cada vez estado, sino por medio de la parte.
durante una hora aproximada- predicación de la Palabra». De Pero hace 500 años, la Re-
mente. hecho, declaró la Confesión forma demostró el asombro-
Luterana de Augsburgo (y aquí so poder transformador de la
Si no hay palabra, no hay hablaba por toda la corriente exposición regular y clara de
iglesia principal de la Reforma), la igle- las Escrituras. Se erige como
No es difícil ver por qué la sia se define precisamente por evidencia histórica de que el
predicación expositiva era tan ser el lugar donde la Palabra de declive de la iglesia no es in-
intrínseca a la Reforma y tan Dios es puramente predicada y evitable. La oscuridad espiri-
marcada característica de los los sacramentos se administran tual de nuestros días puede ser
ministerios personales de los debidamente. La iglesia es la examinada y revertida. Así fue
reformadores. Fue a través de la creación de la Palabra de Dios. hace 500 años, y por la misma
Palabra de Dios que Lutero ha- Por lo tanto, si no hay palabra Palabra que no ha perdido nada
bía escuchado por primera vez predicada, no hay iglesia. de su inexorable poder.

ACERCA DEL AUTOR


Michael Reeves es presidente y profesor de teología en Union School of Theology Oxford, Inglaterra.
Este artículo fue traducido por Renso Bello.

38 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Una breve mirada a
Juan Calvino sobre
la imputación Thomas R. Schreiner

Una de las contribuciones deduce, entonces, que la justifi- dice que nuestra fe es incomple-
de la Reforma es un claro en- cación, de acuerdo con Calvino, ta y parcial en esta vida.4 En otras
tendimiento de que la justicia es no quiere decir que estamos palabras, el pecado sigue acosan-
imputada a nosotros. Aquí pen- hechos justos, sino que somos do a los creyentes. La continua
samos en Juan Calvino, ya que contados como justos; los cre- presencia del pecado indica que
él representa una comprensión yentes no son transformados en la justicia tiene que ser forense,
clara de esta doctrina. La justi- justificación, sino perdonados.3 porque ninguno puede afirmar
cia no puede venir de nosotros La justificación es extrínseca en que es recto ante Dios mientras
mismos, ya que incluso nuestras lugar de intrínseca, para que los todavía está manchado con el
mejores obras todavía están es- justificados tengan una nueva pecado.5 Del mismo modo, la
tropeadas por el pecado.1 Nues- posición ante Dios. Nuestra jus- fe no puede contar para nuestra
tras obras no pueden traernos a tificación, entonces, es perfecta justicia, ya que no es perfecta ni
una correcta posición ante Dios, desde el principio. Los creyentes constante, y por lo tanto necesi-
ya que él exige la perfección, y no se justifican más a medida tamos que la justicia sea imputa-
todos nos quedamos cortos en que progresan en la santidad, da a nosotros para estar seguros
muchos aspectos. Aquellos que porque la justificación no signi- de que estamos bien con Dios.6
están bien ante Dios, entonces, fica renovación interior sino la Confiar en nuestras obras aflige
son perdonados de sus pecados, declaración de Dios de que uno nuestra conciencia ya que todos
lo que significa que sus pecados es absuelto y no culpable ante él. fracasamos, y así los creyentes
ya no son contados contra ellos o Incluso después de nuestra deben confiar en Cristo para dis-
imputados a ellos.2 conversión, nuestra fe perma- frutar de la paz con Dios.7 Calvi-
Esta es otra forma de decir nece imperfecta. Calvino apela no enseña que no tendremos paz
que la justificación es forense. Se a 1 Corintios 13:12 donde Pablo y descanso a menos que seamos

1 Institutes [Institución], III.xiii.9.


2 Institutes [Institución], III.xi.22.
3 Institutes [Institución], III.xi.6.
4 Institutes [Institución], III.ii.20.
5 Institutes [Institución], III.xi.21.
6 Institutes [Institución], III.xiii.10.
7 Institutes [Institución], II.xiii.3.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 39


«del todo justos delante de él».8 del pecado y la imputación de la creyentes son considerados jus-
Y esta justicia es, de hecho, nues- justicia de Cristo».10 Una perso- tos como aquellos que pertene-
tra por imputación. na «no es justa en sí misma, sino cen a Jesucristo, como aquellos
Podemos ver, entonces, por porque la justicia de Cristo se le que están injertados en él.14 El
qué la imputación es tan impor- comunica por imputación».11 En papel crucial que la unión con
tante en la teología de Calvino, la interpretación de Calvino de Cristo desempeña en la impu-
porque nuestra seguridad des- Romanos 5:19, que habla de que tación se expresa a menudo en
cansa sobre la verdad de que la los creyentes han sido hechos Calvino.15 «Ustedes ven que
justicia de Cristo es imputada a justos a causa de la obediencia la justicia no está en nosotros,
los creyentes. Los creyentes no de Cristo, él dice: «qué otra cosa sino en Cristo, que la poseemos
encuentran la justicia en sí mis- es esto sino la de guardar nues- sólo porque somos partícipes en
mos, sino que son justos porque tra justicia en la obediencia de Cristo».16
la justicia de Cristo es contada a Cristo, porque la obediencia de Calvino resume bien la doc-
su favor.9 Calvino lo expresa de Cristo nos es contada como si trina protestante de la impu-
esta manera: «Por lo tanto, ex- fuese nuestra».12 tación, una doctrina que sigue
plicamos la justificación simple- Para Calvino, «la imputación siendo una gran consolación y
mente como la aceptación con la sólo es posible por nuestra unión fortaleza para los creyentes y
que Dios nos recibe en su favor con Cristo y porque en ese mis- para los herederos de la Refor-
como hombres justos. Y deci- mo momento somos miembros ma.
mos que consiste en la remisión de su cuerpo».13 Por lo tanto, los
8 Institutes [Institución], III.xi.11.
9 A Reformation Debate: John Calvin and Jacopo Sadoleto, [Un debate de la Reforma: Juan Calvino y Jacopo Sadoleto], ed. John C. Olin (Grand Rapids: Baker,
1966), 67.
10 Institutes [Institución], III.xi.2.
11 Institutes [Institución], III.xi.23.
12 Institutes [Institución], III.xi.23.
13 Ver Wendel, Calvin [Calvino], 256-258; Helm, Calvin [Calvino], 76; McGrath, Iustitia Dei, 2:37-38.
14 Institutes [Institución], III.xi.10.
15 Ver Gaffin, “Justification and Union with Christ” [«La justificación y la unión Cristo»], 252-254, 258-269. Craig B. Carpenter, “A Question of Union with
Christ? Calvin and Trent on Justification” [«¿Una pregunta sobre la unión con Cristo? Calvino y Trento sobre la justificación»] WTJ 64 (2002) 363-386.
16 Institutes [Institución], III.xi.23.

ACERCA DEL AUTOR


Thomas Schreiner es profesor de interpretación del Nuevo Testamento en el Southern Baptist Theological
Seminary en Louisville, Kentucky, Estados Unidos, y pastor de predicación en Clifton Baptist Church.
Nota del editor: Este ensayo es una ligera revisión del material que se encuentra en Thomas R. Schreiner,
Faith Alone: The Doctrine of Justification [Solo la fe: la doctrina de la justificación] (Grand Rapids: Zonder-
van, 2015), pp. 59-60. Usado con permiso.
Este artículo fue traducido por Renso Bello.

40 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Cómo los reformadores
redescubrieron el
Espíritu Santo y la
verdadera conversión Sinclair B. Ferguson

La historia de Lutero es muy Romanos 1:16 abrieron, él sintió que había


conocida, la de Calvino lo es A pesar de las diferencias nacido de nuevo.
menos. Lutero estaba luchando en sus antecedentes, educa- Calvino parecía haber sido
con el concepto de la justicia de ción, disposición y persona- muy afectado por los versículos
Dios y había llegado a odiarla; lidades, se puede llegar a una que seguían a Romanos 1:18
Calvino tenía una sed inmensa buena conclusión al pensar que sobre el conocimiento de Dios
de un conocimiento seguro de Romanos 1:16 jugó un papel revelado, poseído, reprimido,
Dios, pero no lo había encon- crucial en las narrativas sobre cambiado por idolatría y, en
trado. Aunque no es toda la la conversión de estos refor- última instancia, abandonado
verdad, hay algo de ella en el madores. Sabemos que Lutero por la humanidad — siendo
concepto de que Lutero estaba luchó fuertemente con el signi- la fe en Jesucristo el único ca-
buscando a un Dios de gracia, ficado de Romanos 1:16-17. Él mino de vuelta para conocer a
mientras Calvino estaba bus- llegó a odiar las palabras, en- Dios. Ciertamente, Ford Lewis
cando un verdadero y seguro contrando en ellas un enigma Battles, el traductor de la edi-
conocimiento de ese Dios. sin solución. ¿Cómo puede «el ción latina final (1559) de la
En el caso de Lutero, las or- Dios de justicia» establecer las Institución de la religión cris-
denanzas del catolicismo me- buenas nuevas en las que Pablo tiana de Calvino, pensó que
dieval tardío no podían «darle era tan abierto? Lutero sentía fue así. Yo me inclino a estar de
paz a la conciencia culpable o que todo lo que eso hacía era acuerdo con ello, dado el tenor
lavar la mancha». En el caso condenarlo. de la teología de Calvino y su
de Calvino, ni la iglesia ni la Pero, entonces, como escri- enfoque constante en el cono-
inmensa disciplina intelectual bió más tarde, sus ojos fueron cimiento de Dios el Padre a tra-
que él había mostrado en su abiertos. Él había estado ciego vés del Hijo y por el ministerio
adolescencia e inicio de los mientras leía el texto; él había del Espíritu Santo.
veinte, y ciertamente tampoco visto las palabras, pero no ha-
toda su adquisición de las habi- bía entendido su significado. ¿De qué se trató la
lidades de un erudito humanis- Ahora veía que su justicia era Reforma?
ta post-medieval, podía llevar- la justicia de Dios a través de Si se nos pregunta, la mayo-
lo a un conocimiento seguro de la cual el pecador es justifica- ría de nosotros pudiera decir
Dios. do. Las puertas del paraíso se de manera instintiva que la Re-

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 41


forma se trataba de la justifica- partimiento separado. Calvino fe tan llena de amor perfecto
ción o acerca de (los términos se acerca más a una presenta- que llegaran a ser justificables.
acuñados más tarde) sola fide, ción sistemática en su Institu- Esta era la doctrina medie-
sola gratia, sola Scriptura, solus ción. Pero ambas cosas llevan a val de «el cielo ayuda a aquellos
Christus, y soli Deo gloria. Pero un descubrimiento simple pero que se ayudan a sí mismos», la
de hecho, era acerca de mucho monumental. justificación de aquellos que
más. han sido hecho justos, la jus-
Esto, debido a que ninguna Un redescubrimiento del tificación de la cooperación de
de estas cinco solas existe aisla- Espíritu Santo los justos a través el sacramen-
da una de la otra o, más especí- Cada vez más a lo largo de to. Aunque el sistema permitía
ficamente, aislada del Espíritu los siglos, la iglesia ha usurpa- que la iglesia declarara que
Santo. Él es el sine qua non de do el papel del Espíritu Santo esta justificación era «por gra-
cada una. En consecuencia, en la economía de la salvación. cia», esta gracia nunca estuvo
la Reforma fue un redescu- La indicación más obvia de eso «sola». Requería cooperación y
brimiento del Espíritu Santo. surgió en la manera —casi físi- progreso. Pero, ¿cómo podían
Calvino, según destacó B. B. ca— en que la gracia y la salva- las personas estar seguras de
Warfield, fue «el teólogo del ción intervinieron en el indivi- que habían «hecho lo suficien-
Espíritu Santo». La fe no nace duo a través de los sacramen- te»? Nadie podía ser optimista
en nosotros aparte del Espíritu tos. En un sentido, y debido a sobre su salvación. ¿Cómo po-
Santo. La gracia salva y sostie- todos los propósitos prácticos, dían serlo?
ne, pero no es una sustancia la salvación fue encerrada en Fue justamente aquí, para
recibida por nosotros sino la los sacramentos — con las lla- Lutero y Calvino, que el Espí-
disposición de Dios hacia no- ves aseguradas en los bolsillos ritu Santo entraba, abriendo
sotros que es dada a conocer a de los sacerdotes y prelados de los ojos al hecho de que toda
nosotros sólo a través del Es- la iglesia. nuestra salvación y cada par-
píritu. Las Escrituras vienen a Las consecuencias de esto te de la misma se encuentra
nosotros a través de la boca de fueron teológica y existencial- solo en Cristo (como Calvino
Dios, mientras el Espíritu ex- mente desastrosas. El papel del amaba decir); aquí entraba el
hala la Palabra de Dios a través Espíritu había sido usurpado, Espíritu Santo, abriendo ojos
de autores humanos. Además, su autoridad fue secuestrada que estaban ciegos, suavizan-
según Calvino recalcó, todo lo por el sacerdocio. Por consi- do los afectos endurecidos y
que Cristo ha hecho por noso- guiente, en lugar de experi- trayendo la respuesta de la fe
tros no tiene valor a menos que mentar la seguridad de perdón salvadora.
estemos unidos a él, y esto su- y un conocimiento personal de No es de extrañar que Lute-
cede a través del Espíritu. Así, Dios, los cuales son el derecho ro se sintiera como que había
él trae consigo gloria al Padre al nacimiento de cada verdade- nacido de nuevo, y que «las
y al Hijo. ro hijo de Dios, los miembros puertas del paraíso habían sido
¿Qué fue entonces lo que los de la iglesia fueron tenidos en abiertas».
Reformadores descubrieron? duda y suspenso sobre su salva- No es de extrañar que Cal-
Las referencias de Lutero con ción. Como Lutero pudo perci- vino experimentara esta con-
relación al Espíritu, así como bir, eran presionados a cons- versión «repentina» o «inespe-
la mayoría de su teología, no truir la justicia con la ayuda rada» cuando se dio cuenta de
son encontradas de manera de los sacramentos, para así tal que la iglesia le había enseñado
ordenada en su propio com- vez ellos poder desarrollar una un «conocimiento falso». Ella,

42 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


de manera equivocada, se había cada parte de la salvación se explicación para la Reforma es
interpuesto entre el creyente y encuentra solo en Cristo. que Dios dio el Espíritu Santo
Cristo. Pero luego, el Espíritu No es de extrañar, entonces, a hombres ordinarios en gran
vino, y Calvino descubrió que que John Knox dijera que la abundancia.

ACERCA DEL AUTOR


Sinclair Ferguson es un maestro del ministerio Ligonier y profesor de teología sistemática en el Reformed
Theological Seminary.
Este artículo fue traducido por Samantha Paz.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 43


El legado de la
evangelización
personal que
dejó la Reforma Paige Patterson

Los críticos de la Reforma resto de su vida, Lutero vivió a Lo que sucedió en Sevilla
disfrutan hacer referencia a la la luz de este nuevo nacimiento. Un pequeño incidente casi
escasez de evangelización de la Ningún acontecimiento de no conocido en Sevilla, en el
mayoría de los reformadores. La la Reforma fue más determi- sur de España, ilustra la intensa
inconsistencia de Lutero en su nante para la evangelización actividad evangelística que se
énfasis en la sola fide (salvación que el año en que Lutero estuvo vio durante la Reforma. Alre-
solo por la fe), mientras conti- en una «cautividad amigable» dedor del año 1535, un hombre
nuaba bautizando niños, es un en el castillo de Wartburgo. laico asociado con la catedral
ejemplo de que casi todos los Lutero utilizó ese año siguien-
de Sevilla viajó al norte hacia
grandes reformadores perjudica- te a la Dieta de Worms para
otros países europeos. Durante
ron la causa de la evangelización. traducir el Nuevo Testamento
esta jornada, él conoció a al-
Sin embargo, a pesar de eso, los al alemán. La invención de la
gunos reformadores, recibió el
reformadores no dejaron de te- imprenta y la disponibilidad
mensaje de Cristo y fue salvo
ner un impulso evangelístico. de la Biblia para el hombre co-
de manera gloriosa.
Considera los siguientes puntos. mún fueron dos de los «even-
La transición de Martín Lu- tos más evangelísticos» de la Al volver a Sevilla compar-
tero de ser un monje agustino a historia. La propia experiencia tió de Cristo continuamente con
un fuerte reformador comenzó de Lutero al buscar una posi- Constantino Ponce de la Fuente
con una noche oscura del alma. ción correcta ante Dios y des- (1502-1560), uno de los mayores
Mientras este monje luchaba cubrir esa posición a través de predicadores en la catedral. Cons-
con la pregunta sobre cómo ser la lectura de las Escrituras, le tantino era graduado de la conoci-
aceptado por Dios, Johann von permitió traducir la Biblia al da Universidad Católica Española
Staupitz fue el evangelista no lenguaje común para que todos de Alcalá, la cual dio al mundo
intencionado que le dijo a Lu- pudieran encontrar a Cristo. escritores prominentes como Cer-
tero que leyera la Biblia. Lutero En esta etapa, Lutero no estaba vantes, entre otros. Finalmente,
estaba completamente familia- tan interesado en que católicos este compartir de la fe dio como
rizado con las Escrituras, pero romanos se hicieran protestan- resultado la conversión de Cons-
ahora él leía con discernimien- tes, sino en hacer que aquellos tantino así como la conversión de
to. Al describir su propio pere- que profesaban ser «cristianos» los monjes del monasterio local,
grinaje, Lutero dijo, «fue como se convirtieran en seguidores quienes aparentemente se convir-
si hubiera nacido de nuevo». El genuinos de Cristo. tieron en evangelistas de la fe.

44 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Constantino se convirtió la predicación en San Galo, numento de la Reforma a Lutero
en un poderoso predicador de donde rompieron el hielo del en Worms tiene en sus cuatro es-
Cristo y en un blanco para la in- rio Sitter al bautizar 200 nuevos quinas a los precursores de Lute-
quisición. Esta historia salió a la creyentes que nunca olvidaron ro. Unos de esos es Pedro Valdo
luz de manera completa recien- su bautismo frío. Ante los ojos de Lyon, quien presidió una de
temente. Un grafiti descubierto de cualquier persona, eso es las empresas evangelísticas más
recientemente en las paredes «evangelización», y esos ana- intensas de la Europa pre-refor-
del monasterio reveló el fervor baptistas se caracterizaron por mada. Fíjate en el poema escri-
evangelístico de los monjes, y ese compromiso con la evange- to por John Greenleaf Whittier
fueron descubiertos libros sobre lización. demostrando el testimonio de
predicación en la librería de la Un ejemplo final se atribu- The Vaudois Teacher [El Maestro
Universidad de Sevilla, revelan- ye a Baltasar Hubmaier, el úni- Vaudois]:
do la predicación del evangelio co anabaptista que completó O dama hermosa, estas sedas
de Constantino y otros. En resu- un doctorado. Entrenado por mías son hermosas y escasas,
men, Sevilla estaba inundada de el polémico católico romano La mejor tela del telar indio,
evangelización aún en medio de Johann Eck, Hubmaier fue un tal así que reina de belleza pudie-
la Inquisición. predicador efectivo. Desde el ra usar;
día de su conversión bajo la su- Y mis perlas son puras como
La evangelización pervisión del evangelista ana- su hermoso cuello, con cuya luz
anabaptista baptista Wilhelm Reublin, ejer- radiante compiten;
El primer descubrimiento ció su don hasta que cientos se Las traje conmigo con mu-
del fervor evangelístico y mi- convirtieron. cha fatiga, ¿comprará mi amable
sionero pertenece a los detesta- Sin embargo, los años más dama?
dos anabaptistas de la Reforma. maravillosos de la vida de Hub-
Dos ejemplos demostrarán este maier fueron los dos últimos La dama sonrió al viejo des-
conocimiento. A principios del cuando fue pastor en Míkulov, gastado a través de los rizos oscu-
año 1525, Conrad Grebel de localizado en lo que es ahora la ros y agrupados
Suiza predicó el evangelio en República Checa. Allí, luego de Que revelaban su frente,
el río Rin. Wolfgang Ulimann, dos cortos años en una comu- mientras ella se inclinaba a ver
un monje local, respondió a la nidad rural de agricultura, Hub- sus sedas y perlas brillantes;
invitación pública de recibir a maier bautizó, según algunos re- Y ella puso su precio en la
Cristo. Cuando fue hecho el in- portes, alrededor de 6,000 nue- mano del anciano y suavemente
tento de bautizar a Ulimann por vos creyentes. Tal hazaña tuvo se despidió,
afusión utilizando un cubo de que involucrar no sólo una pre- Pero ella hizo una pausa ante
leche, él rehusó hacerlo. En lu- dicación poderosa, sino también el llamado ferviente del vagabun-
gar de eso, apuntó hacia el Rin e un efectivo trabajo diario lidian- do. ¡Mi amable dama, quédate!
insistió en la inmersión como la do con las almas de los hombres. O dama hermosa, aún tengo
forma apropiada del Nuevo Tes- una gema que luce un brillo más
tamento. La práctica definitiva El legado de la puro,
del bautismo por inmersión fue evangelización Que el reflejo del diamante
enseñada a los anabaptistas por Corresponde a cada protes- de la corona de joyas de la noble
un monje católico romano que tante el reconocimiento de que frente de los reyes;
leía griego. la evangelización es actualmente ¡Una perla maravillosa de ex-
Unos días después, Ulimann un legado de los evangélicos de celente precio, cuya virtud no de-
se unió a otros anabaptistas en la pre-reforma. El valioso mo- caerá,

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 45


Cuya luz será como un encan- perla de gran precio, que sea pro- misionero en las montañas del
to para ustedes y una bendición bada como tal, norte de España y el sur de
en su camino! Te pido que guardes tu oro Francia abrazó lo que vendría
porque la Palabra de Dios es gra- a conocerse como el «pensa-
La dama miró el reflejo del tis! miento protestante».
acero donde era vista su forma de La Reforma se preocupó por
gracia, O considera la asombrosa rescatar el evangelio del fracasa-
Donde su ojo brillaba clara- correspondencia de Jerónimo do sistema de Roma. Es enten-
mente, y sus cerraduras oscuras sobre un misionero llamado dible que la época estaba más
agitaban sus perlas; Vigilancio en las montañas Pi- preocupada por la definición
Trae tu perla de excelente va- rineos. Sería difícil encontrar del evangelio que por llevar ese
lor, tú viajero gris y anciano, una carta más acérrima en la mismo evangelio al mundo. Sin
Y ponle nombre a tu gema de correspondencia de Jerónimo embargo, la evangelización ocu-
gran precio, y mi paje contará el oro. que su carta a Vigilancio. Lo rrió, y la base de toda la evange-
que está claro, en un período lización futura ciertamente fue
¡La nube se quitó de la ceja del nebuloso, es que Vigilancio establecida. Habiendo redescu-
peregrino, como un libro pequeño era un misionero evangelista bierto los fundamentos doctri-
y magro, evidentemente de Piamonte, nales esenciales para el evan-
Llena de oro y gema costosa Italia que tomaba el mensaje gelicalismo, los reformadores
tomada de su túnica plegable! del evangelio seriamente tan proveyeron el legado, y algunas
temprano como 400 años d.C. veces el ejemplo, para la intensa
¡Aquí, hermosa dama, está la También es evidente que este evangelización.

ACERCA DEL AUTOR


Paige Patterson es el presidente del Southwestern Baptist Theological Seminary.
Este artículo fue traducido por Samantha Paz.

46 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


¿Recuperó la
Reforma la
Gran Comisión? Michael Haykin

Es bien conocido el hecho para difundirlo hasta las partes como una muestra de leal-
de que la Reforma implicó una más remotas de la tierra. ¿Qué tad al Obispo de Roma…
recuperación de la centralidad deberíamos pensar de esta idea? Los luteranos se comparan
de las doctrinas del Nuevo Tes- Posiblemente el primer au- a sí mismos con los após-
tamento sobre la salvación y la tor en hacer la pregunta sobre toles y evangelistas aunque
adoración. ¿Involucró también el fracaso del protestantismo tienen entre ellos un gran
esto una recuperación de la Gran temprano en aplicarse a la obra número de judíos, y en
Comisión? En un sentido, no. misionera fue el teólogo y con- Polonia y Hungría tienen
La iglesia romana había estado troversial católico romano, Ro- a los turcos como sus veci-
involucrada en varias empresas berto Bellarmino (1542-1621). nos, de los que apenas se ha
misioneras durante la Edad Me- Bellarmino abogó que una de las convertido un puñado.
dia. Pero en otro sentido más marcas de una verdadera iglesia
profundo sí, la Gran Comisión era su continuidad con la pa- Pero tal caracterización falla
tuvo que ser recuperada porque sión misionera de los apóstoles. en responder a la complejidad de
las misiones medievales muy fre- En su mente, la actividad mi- este asunto. Primero que todo,
cuentemente involucraban con- sionera del catolicismo romano durante los primeros años de la
versiones forzosas como aquellas fue indiscutible y esto facilitaba Reforma ninguno de los cuer-
de los sajones por Carlomagno un gran apoyo para respaldar la pos protestantes mayores tenía
en el siglo IX y la cruzada albi- afirmación de la Iglesia Católica recursos navales y marítimos
gense a principios del siglo XIII. Romana de que permanecía en significativos como para llevar
Sin embargo, se ha manteni- solidaridad con los apóstoles. el evangelio fuera de los límites
do el hecho de que los reforma- Como Bellarmino sostuvo: de Europa. Por otro lado, los rei-
dores del siglo XVI tenían una nos católicos ibéricos de España
misionología pobremente de- En este siglo los católicos y Portugal que eran los líderes
sarrollada y que las misiones de han convertido muchos reconocidos entre las regiones
ultramar hacia los no cristianos miles de paganos en el nue- que enviaban misioneros en
fue un área en la cual pensaron vo mundo. Cada año un ese tiempo, tenían recursos en
muy poco. Sí, afirma este argu- cierto número de judíos se abundancia. Además, sus esfuer-
mento, los reformadores redes- convierte y son bautizados zos misioneros fueron frecuen-
cubrieron el evangelio apostólico en Roma a través de los temente indistinguibles de las
pero no tuvieron ninguna visión católicos que los añaden conquistas imperiales. Es noto-

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 47


rio el hecho de que otras nacio- dad creció tanto que casi para salvar a algunos, sino para
nes católico romanas de Europa ninguna doctrina religiosa «extender su gracia hacia todo el
como Polonia, también tuvieron era pura, ninguna ceremo- mundo».
una falta de capacidades marí- nia estaba libre de error, De esa misma serie de sermo-
timas y no dieron evidencia de ninguna parte de la adora- nes, Calvino declara que «Dios
ninguna preocupación misione- ción divina estaba libre de quiere que su gracia sea conocida
ra a otras culturas en ese tiempo superstición. en todo el mundo, y ha ordenado
más que los sajones luteranos y que su evangelio sea predicado a
suizos reformados. Por lo tanto, Los reformadores vieron su todas las criaturas; debemos —
es claramente equivocado hacer tarea como una misionera: esta- tanto como podamos— buscar la
la afirmación simplista de que las ban plantando verdaderas igle- salvación de aquellos que hoy en
naciones católico romanas esta- sias cristianas. día son extraños a la fe, que pa-
ban comprometidas con las mi- En lo que sigue, ofrezco un recen estar completamente des-
siones de ultramar mientras que breve examen de la misionología provistos de la bondad de Dios».
ningún poder protestante estaba de Juan Calvino, la cual mues- Fue esta perspectiva global sobre
tan comprometido. tra el error de la perspectiva que el significado del evangelio lo
Segundo, es vital reconocer sostiene que la Reforma, en ge- que también le dio a la teología
que, como Scott Hendrix lo ha neral, fue un gran movimiento de Calvino un dinamismo genui-
demostrado, la Reforma fue un no misionero. no y su avance. Se ha dicho con
intento de hacer que «la cultura razón que, si fuera por la llamada
europea fuera más cristiana de El avance victorioso del ala calvinista de la Reforma, mu-
lo que lo había sido. Fue, por así Reino de Cristo chas de las grandes ganancias de
decirlo, un intento por reanudar Un tema frecuente en los es- esa época hubieran muerto pre-
la fe para cristianizar nueva- critos y sermones de Calvino es maturamente.
mente a Europa». A los ojos de el avance victorioso del reino
los reformadores, este programa de Cristo en el mundo. Dios el Oraciones de Calvino por
involucró dos convicciones com- Padre, dijo Calvino en el prefa- la extensión del Reino de
plementarias. Primero, conside- cio dedicado a Francisco I en su Cristo
raron lo que se estimaba como obra teológica maestra Institu- Calvino estaba convencido de
cristianismo durante la Europa ción de la religión cristiana, ha que Dios «nos ordena orar por la
medieval tardía como sub-cris- establecido a Cristo para «go- salvación de los no creyentes» y
tiano en el mejor de los casos, o bernar de mar a mar, y desde los pasajes de las Escrituras como 1
como pagano en el peor de los ríos hasta los confines de la tie- Timoteo 2:4 nos exhorta a «no
casos. Como el reformador fran- rra». La razón del descenso del dejar de orar por todas las perso-
cés Juan Calvino (1509-1564) Espíritu el día de Pentecostés, nas en general». Vemos esta con-
dijo en su respuesta a Sadoleto según las notas de Calvino en vicción en acción en las oracio-
(1539): un sermón sobre Hechos 2, fue nes de Calvino, un buen número
para que el evangelio «alcanzara de las cuales han sido registra-
La luz de la verdad divina todos los confines y extremos del das para nosotros al final de sus
ha sido extinguida, la Pa- mundo». En un sermón sobre 1 sermones, gracias a las labores
labra de Dios enterrada, la Timoteo 2:5-6, uno de una serie del taquígrafo Denis Raguenier,
virtud de Cristo dejada en de sermones sobre 1 Timoteo quien fue designado para grabar
profundo olvido, y el oficio 2, Calvino destaca una vez más los sermones de Calvino por el
pastoral desestabilizado. la universalidad de la fe cristia- grupo de ancianos que trabajaba
Mientras tanto, la impie- na: Jesús vino, no simplemente con el reformador francés.

48 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Frecuentemente, escuchamos naciones de la tierra». De hecho, tu Hijo Jesucristo. Concede que
a Calvino orar por la expansión en la liturgia que Calvino esta- aquellos que aún están alejados
del evangelio hasta los confines bleció para su iglesia en Ginebra, del conocimiento de él, estando
de la tierra. Cada uno de los ser- se encuentra esta oración: en oscuridad y cautividad por
mones de Calvino sobre Deute- Oramos a ti ahora, oh Dios error e ignorancia, sean traídos
ronomio, por ejemplo, termina de gracia y Padre misericordio- por la iluminación de tu Espíri-
con una oración que dice algo so, por las personas de todo el tu Santo y la predicación de tu
como esto: «que sea de su agrado mundo. Porque es tu voluntad evangelio a la verdadera salva-
[Dios] conceder esta gracia [sal- ser reconocido como el Salvador ción, la cual es conocerte a ti, el
vadora], no sólo a nosotros sino de todo el mundo, a través de único y verdadero Dios, y a Jesu-
también a todos los pueblos y la redención llevada a cabo por cristo a quien has enviado.

ACERCA DEL AUTOR


Michael A. G. Haykin es profesor de historia de la iglesia y espiritualidad bíblica en Southern Baptist Theo-
logical Seminary en Louisville, Kentucky, Estados Unidos.
Este artículo fue traducido por Samantha Paz.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 49


Dos puntos de vista sobre
la disciplina eclesiástica:
protestante vs. iglesia
católica romana Jeremy Kimble

Por siglos han existido múlti- ciplinaba a sus miembros por la Con el tiempo, el proceso de
ples debates respecto a las dife- propagación de falsas doctrinas la disciplina bíblica eclesiástica
rencias entre la doctrina católica y por la falta de pureza moral. La —como se ve en pasajes como
romana y la doctrina protestante. mayoría de las iglesias reconocía Mateo 18— se debilitó y cam-
Estas disputas van desde temas dos clases de arrepentimiento: bió dentro de la iglesia, tanto en
tales como la justificación por fe, el arrepentimiento hecho una Oriente como en Occidente. Al
el bautismo, la Cena del Señor, la sola vez acompañado por la fe principio, los líderes de la iglesia
veneración de los santos hasta la en Jesucristo para salvación, y no repudiaron la disciplina, pero
manera en que una iglesia debe- el continuo arrepentimiento del la abandonaron lentamente en la
ría estar estructurada y debería pecado a lo largo de toda la vida práctica. En su lugar surgió un
ser dirigida. Sin embargo, rara del hombre. Los cristianos que sistema de confesión y peniten-
vez se puede ver una discusión eran confrontados por pecados cia individual.
acerca de cómo los católicos ro- constantes y graves tenían que
manos y los protestantes difieren confesar su mal comportamien- La disciplina en la Iglesia
en el tema de la disciplina ecle- to ante la iglesia, lo que luego Católica Romana
siástica. A continuación, ofrece- resultaba en su restauración a la Las prácticas sacramentales
ré un breve trasfondo histórico comunión. de confesión y penitencia fueron
al respecto, resaltaré ambas pers- Finalmente, para los siglos III eventualmente codificadas y nor-
pectivas de la disciplina, y luego y IV, la rehabilitación a la iglesia malizadas en la vida de la Iglesia
evaluaré y sugeriré la aplicación se volvió más difícil. Experimen- Católica Romana. Después de
apropiada para la posición pro- tando la «disciplina penitencial», pecar, la iglesia católica enseña-
testante. aquellos que buscaban arrepen- ba que la reconciliación con Dios
tirse debían seguir pasos espe- implicaba «un dolor del alma y
Trasfondo histórico cíficos (por ejemplo, solicitar las un aborrecimiento del pecado
Parece ser que durante los pri- oraciones de otros por su peca- cometido», con el compromiso
meros siglos, la iglesia buscaba do, asistir a los servicios sin par- de no pecar más en el futuro.1 La
aplicar constantemente medidas ticipar de la Cena del Señor, etc.) penitencia consistía en tres ac-
disciplinarias de acuerdo a la Es- para ser restaurados a la mem- ciones del penitente (junto con
critura. La iglesia primitiva dis- bresía completa. la absolución del sacerdote): el

1 Catechism of the Catholic Church —de ahora en adelante, CCC— [Catecismo de la Iglesia Católica], 1940.

50 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


arrepentimiento, la confesión pueden perdonar los pecados en la excomunión, si no es absuel-
de los pecados al sacerdote y la nombre de Cristo.8 Los efectos to de su pecado por los medios
intención de redimirse haciendo espirituales del sacramento de la de la penitencia, queda fuera de
obras de reparación.2 penitencia incluyen la reconci- la iglesia y por ende, expuesto a
El arrepentimiento —tam- liación con Dios y con la Iglesia, la condenación. En resumen, el
bién llamado contrición— debe la remisión de la pena contraída punto de vista católico romano
estar inspirado en motivaciones por los pecados mortales, la re- de la disciplina se centra en la
que brotan de la fe y del amor misión, al menos en parte, de las confesión privada, la penitencia
hacia Dios.3 El que quiere obte- penas temporales, consecuencia y en algunos casos, la excomu-
ner la reconciliación con Dios y del pecado, la paz y la serenidad nión, todo bajo el estandarte de
con la Iglesia «debe confesar al de la conciencia, el consuelo es- la autoridad adquirida en la su-
sacerdote todos los pecados gra- piritual, y el acrecentamiento de cesión apostólica.
ves que no ha confesado aún y de las fuerzas espirituales para el
los que se acuerda tras examinar combate cristiano.9 La disciplina en la iglesia
cuidadosamente su conciencia».4 Más allá de estas prácticas, protestante
El confesor impone al penitente cuando era necesario, la exco- A diferencia de las prácticas
el cumplimiento de ciertos actos munión también era admitida católicas de confesión y peniten-
de «satisfacción» o de «peniten- en la Iglesia Católica Romana. cia, la enseñanza protestante de
cia», para «reparar el daño cau- Bajo los cuyos estándares ciertos la disciplina eclesiástica se enfo-
sado por el pecado y restablecer pecados particularmente graves ca en el arrepentimiento y la res-
los hábitos propios del discípulo están sancionados con la exco- tauración bajo los auspicios del
de Cristo».5 Usualmente, estos munión, la pena más severa que sacerdocio del creyente. Martín
actos de penitencia consistían en la Iglesia puede dar. Este acto Lutero, quien había experimen-
ayuno, oración y limosna,6 pero «impide la recepción de los sa- tado el peso del sistema peni-
también podían incluir actos de cramentos y el ejercicio de cier- tencial, determinó que no era
justicia, la aceptación de los su- tos actos eclesiásticos, y cuya ab- una práctica bíblica. Su crítica a
frimientos, la eucaristía, la lec- solución, por consiguiente, sólo estas prácticas como sustitutos
tura de la Sagrada Escritura y los puede ser concedida, según el del verdadero arrepentimiento
tiempos y los días de penitencia derecho de la Iglesia, por el papa, y contrición en el contexto de
a lo largo del año litúrgico.7 por el obispo del lugar o por sa- una iglesia local fue un cataliza-
Es importante observar que cerdotes autorizados por ellos».10 dor necesario en la precipitación
en el catolicismo romano solo Si la excomunión se alinea de la Reforma Protestante. Esto
los sacerdotes, sucesores de los con la Escritura y las interpre- también permitió una compren-
apóstoles que «poseen el minis- taciones magisteriales a lo largo sión y aplicación más bíblica de
terio de la reconciliación y que de la historia, se considera in- la disciplina de la iglesia por Lu-
han recibido de la autoridad de falible, en una forma indirecta, tero y otros.
la Iglesia la facultad de absolver», y el que se encuentra sujeto a Aunque varias de sus

2 CCC, 1941.
3 CCC, 1492.
4 CCC, 1493.
5 CCC, 1494.
6 CCC, 1434.
7 CCC, 1435-1439.
8 CCC, 1461, 1495.
9 CCC, 1496.
10 CCC, 1463, se pueden encontrar más detalles acerca de la excomunión en el The Code of Canon Law [Código de derecho canónico], cánones 1331 y 1354-1357.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 51


obras serían aplicables a este te fuera de la iglesia sin ninguna no se había arrepentido la espe-
tema, Lutero escribió tres esperanza, sino trabajar hacia la ranza del arrepentimiento.
tratados/sermones que se re- restauración por medio de un Aunque diferían en algunos
lacionan específicamente: A arrepentimiento genuino. En asuntos eclesiológicos, estos re-
Sermon on the Ban [Un sermón cuanto tal, la iglesia estaba invo- presentantes protestantes repu-
sobre la prohibición] (1520), The lucrada en el proceso y era res- diaban la autoridad principal
Keys [Las llaves] (1530) y On the ponsable —si se llegaba a la ex- de los papas y obispos, así como
Councils and the Church [Sobre comunión— de dar un veredicto también la práctica de la peni-
los concilios y la iglesia] (1539). conforme a la Escritura. Pero su tencia. En cambio, sostenían que
Gran parte de los debates en es- responsabilidad no terminaba las iglesias locales ejercen autori-
tos documentos se derivan de la allí, como miembros de la iglesia dad en lo que respecta a discipli-
oposición de Lutero a la perspec- también tenían la continua tarea na, llamando al arrepentimiento
tiva de la Iglesia Católica Roma- de exhortar al excomulgado a y no a continuos actos de com-
na acerca de la penitencia y el arrepentirse. pensación.
abuso de la autoridad papal. Lu- Otro reformador, Juan Cal-
tero cita textos tales como Mateo vino, también practicaba la dis- Evaluación y aplicación
18:15–17, 1 Corintios 5:1–13, ciplina eclesiástica con objetivos La primera crítica al punto de
2 Tesalonicenses 3:14 y 2 Juan específicos en mente. Primero, vista católico romano se centra
1:10–11 para animar a los cris- él alegaba que las iglesias de- en la idea de la «penitencia». La
tianos a someterse a la disciplina bían practicar la disciplina para Escritura fomenta el arrepenti-
de una iglesia local por su pro- preservar la sana doctrina, la miento, esto significa, un cambio
pio bien espiritual. La disciplina reputación de Dios y una vida en la mente y en la vida del ser
sirve como un medio para llevar piadosa entre el pueblo de Dios. humano. Esto implica reconocer
frutos espirituales al responder La disciplina también debería ser que nuestros pensamientos, pa-
a la amonestación de su pecado implementada, según Calvino, labras y acciones son pecamino-
con un arrepentimiento sincero. para la corrección de pecados sos y graves para Dios, así como
Sin embargo, no eran necesarios individuales, y con optimismo, también, el dolor por nuestro pe-
actos adicionales de penitencia para su restauración.11 cado, la decisión de abandonar-
para obtener el perdón de la con- Los anabaptistas, como Bal- lo y volvernos a la justicia. Esto
gregación o de Dios. tasar Hubmaier, también creían difiere de cumplir actos peniten-
Lutero también enfatizó que fuertemente en la disciplina de ciales que ganan el favor de Dios
la autoridad principal no recae la iglesia. Hubmaier vinculaba en concordancia con el pecado
en el papa o en los obispos, sino doctrinalmente el bautismo, la cometido (es decir, mientras más
en la congregación y en su lide- membresía, la Cena del Señor, el grande sea el pecado, más grande
razgo. Mateo 18 y 1 Corintios 5 discipulado y la disciplina, argu- debe ser la penitencia). Aunque
demuestran que los miembros mentando que estas prácticas es- el arrepentimiento ciertamente
de la iglesia deben estar involu- taban inextricablemente unidas. requiere de un cambio, no puede
crados en los casos disciplina- Él también creía que había un ganarse la gracia; en su lugar, se
rios; la disciplina no era emiti- llamado a mantener los estánda- encuentra arraigado en la gracia
da por una simple declaración res bíblicos de la disciplina exigi- que ya ha recibido (Fil. 2:12-13),
apostólica (o papal). Además, el dos por la congregación local, a reconociendo al que pagó el pre-
propósito de la disciplina no era fin de proteger a la iglesia como cio definitivo por el pecado (Ro.
dejar a alguien permanentemen- un todo y ofrecer al pecador que 3:21-26). El punto de vista pro-

11 Institutes of the Christian Religion [Institución de la religión cristiana], 4.12.113.

52 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


testante sobre el arrepentimiento En Mateo 18, Jesús dice esto lugar, como miembros de una
refleja más fielmente las realida- en el contexto de la disciplina iglesia debemos tomar seria-
des de la Escritura. eclesiástica siendo establecida, mente nuestro rol y nuestra res-
Segundo, la capacidad de lo que culmina con toda la igle- ponsabilidad para con los demás
manejar las llaves del reino no le sia interviniendo. Una prueba miembros de la iglesia de exhor-
pertenece a aquellos considera- de esto aparece en 1 Corintios tarnos y pedirnos unos a otros
dos autoritarios por la sucesión 5:1-13, donde Pablo ordena a la a huir del pecado. En segundo
apostólica. Al contrario, se basa iglesia que actúe expulsando a lugar, las iglesias locales no de-
en la iglesia local y en su mem- un miembro que no mostraba berían esperar más o menos de
bresía, aunque ciertamente los señales de arrepentimiento. La lo que la Biblia requiere cuando
líderes de la iglesia deben desem- autoridad de las llaves está en las buscamos restaurar a una per-
peñar un papel crítico en el pro- iglesias locales, no en los domi- sona bajo disciplina, a saber, el
ceso. Podemos ver esto en la rei- nios superiores de una estructu- arrepentimiento. Y por último,
terada frase que se encuentra en ra jerárquica del gobierno de la aunque la disciplina no sea po-
Mateo 16:19 y 18:18 donde Jesús iglesia. pular en nuestra cultura actual,
otorga la autoridad de las llaves De acuerdo con esta verdad, confiamos en la autoridad y en la
del reino, de modo que, «todo lo el punto de vista protestante de suficiencia de la Escritura y per-
que atéis en la tierra, será atado la disciplina eclesiástica debe manecemos fieles a la tarea de
en el cielo; y todo lo que desatéis aplicarse de ciertas maneras con- hacer discípulos, amar a Dios y
en la tierra, será desatado en el cretas, tres de las cuales serán a nuestros hermanos, y procurar
cielo». mencionadas aquí. En primer la santidad.

ACERCA DEL AUTOR


Jeremy M. Kimble es profesor asistente de estudios teológicos en la Cedarville University, en Cedarville,
Ohio, Estados Unidos, y miembro de Grace Baptist Church.
Este artículo fue traducido por Nazareth Bello.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 53


Dos puntos de vista sobre
la autoridad de la iglesia:
protestante vs. iglesia
católica romana Gregg R. Allison

Piensa en un taburete de tres camientos a la autoridad, pri- mos la vida eterna (Eclesiástico
patas. mero veamos el taburete de tres 16:14) están basadas en estos
Ahora imagina que identificas patas. escritos adicionales. Lo más im-
una de esas patas como «Escritu- portante es que, aunque la Iglesia
ra», la segunda la identificas como Escritura Católica Romana y la protestante
«Tradición» y la tercera la identifi- La estructura de autoridad compartimos la Escritura, debe-
cas como «Magisterio» (explicaré católica romana consiste de tres mos darnos cuenta que no com-
estas en un momento). elementos. El primero la Escritu- partimos la misma Escritura.
Ahora tienes una imagen men- ra, es la palabra escrita de Dios.
tal de la estructura triple de la auto- La Iglesia Católica Romana Tradición
ridad de la Iglesia Católica Romana. considera que la Biblia es divi- El segundo elemento de la
Ahora piensa en una colum- namente inspirada, autoritativa autoridad es la Tradición, que
na de mármol, digamos un mo- —junto a la Tradición y el Ma- se refiere a las enseñanzas de
numento, e identifícala en tu gisterio—, verdadera —quizás Jesús comunicadas oralmente a
mente como «Escritura». hasta inerrante— y transfor- sus apóstoles, quienes en su mo-
Ahora tienes una imagen men- mativa para personas pecado- mento oralmente comunicaron
tal de la estructura de la autoridad ras. Aunque la versión católica esas enseñanzas a sus sucesores,
en las iglesias protestantes. romana del Nuevo Testamento los obispos de la iglesia, quie-
Dos consideraciones deben sur- es idéntica al protestante, en el nes hasta hoy continúan cui-
gir inmediatamente. Las estructuras Antiguo Testamento divergen. dándolas y protegiéndolas. En
de la autoridad de estas dos ramas La versión católica romana con- ocasiones, como la cabeza de la
del cristianismo son muy diferentes. tiene el apócrifo y sus siete libros Iglesia Católica Romana, el papa
Una es como un taburete de tres pa- adicionales: Tobías, Judit, Sabi- ha proclamado algún aspecto de
tas; la otra es como una columna de duría, Eclesiástico, Baruc y 1 y 2 esta Tradición como un dogma
mármol. Y hay un elemento en co- de Macabeos. También contiene oficial que se adhiere a la cons-
mún: la Escritura. secciones adicionales en Ester ciencia de los fieles católicos ro-
y Daniel. Creencias Católicas manos. Por ejemplo, en 1854 el
El taburete católico romano como el purgatorio (2 Macabeos papa Pío IX anunció la Inmacu-
Comparemos estos dos acer- 12:38-46) y sobre cómo merece- lada Concepción de María,1 y en
1 Papa Pio IX, Ineffabilis Deus (8 de diciembre de 1854). http://www.papalencyclicals.net/pius09/p9ineff.htm.

54 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


1950 el papa Pío XII proclamó la La columna protestante Palabra de Dios, es desconfiar en
Asunción Corporal de María.2 Ahora cambiemos la imagen Dios mismo. En las palabras de
Importante, la Iglesia Católi- del taburete de tres patas a la co- Timothy Ward, «Dios se ha iden-
ca Romana «no saca exclusiva- lumna de mármol. tificado tanto con sus palabras
mente de la Escritura la certeza La estructura protestante que cualquier cosa que hagan a
de todo lo revelado. Y así, tanto de la autoridad consiste en un la Palabra de Dios… se lo hacen
la Tradición como la Escritura elemento: la Escritura como la directamente a Dios». Esta afir-
se han de recibir y respetar con Palabra de Dios escrita, divina- mación no iguala a Dios con su
el mismo espíritu de devoción y mente inspirada, autoritativa, Palabra, pero si hace claro que el
reverencia».3 La revelación divi- verdadera, suficiente, necesaria, Dios al que le pertenece toda au-
na consiste de la Escritura más la clara y transformadora para el toridad para ordenar lo que de-
Tradición. No dos fuentes, pero pecador. En contraste con el ca- ben hacer y creer los creyentes, y
dos aspectos de la revelación au- tolicismo romano, los protestan- prohibir lo que no deben hacer y
toritativa de Dios. tes afirman la «sola Scriptura»: la creer, está detrás de la autoridad
Escritura es la única autoridad de su Palabra.6
Magisterio de la iglesia, determinante para Esta autoridad de la Palabra
El Magisterio es el tercer ele- la doctrina, práctica, fe, adora- de Dios va de la mano con la au-
mento autoritativo. Este oficio ción y ministerio. En el momen- toridad del Espíritu Santo, quien
consiste del papa y los demás to de la Reforma, este principio inspiró esa palabra (2 Pedro
obispos en comunión. Dentro de fue acompañado con un rechazo 1:19–21; 2 Timoteo 3:15–17) y
sus responsabilidades se encuen- explícito de la autoridad católica permite que la iglesia pueda en-
tra el determinar el canon de la romana. Solo la Escritura —no la tenderla. (1 Corintios 2:10–16).
Escritura, la autoridad de inter- Escritura más la Tradición, más Segundo, sola Scriptura es el
pretar las Escrituras y la autori- el Magisterio— es la autoridad principio de máxima autoridad y
dad de pronunciar e interpretar de la iglesia. no significa que la iglesia está sin
la Tradición.4 Tres clarificaciones son nece- ninguna otra autoridad. Aunque
«Así, la Iglesia Católica Ro- sarias a este punto. Primero, la las iglesias protestantes correcta-
mana posee una estructura tri- autoridad bíblica siempre debe mente rechazan la Tradición —
partita de la autoridad: la Escri- relacionarse con Dios mismo, con T mayúscula— de la Iglesia
tura escrita, la Tradición y el Ma- quien como el soberano Señor Católica Romana, no rechaza la
gisterio. Así como las tres patas se revela a sí mismo y sus planes tradición —t minúscula— o la
de un taburete proporcionan el por medio de la inspirada y au- sabiduría acumulada de la histo-
soporte para el que se sienta en toritativa Escritura. El desobede- ria de la iglesia. Por ejemplo, la
él, estos tres elementos proveen cer la Palabra de Dios es desobe- tradición incluye las doctrinas
la revelación divina y la interpre- decer a Dios mismo. El confiar de la Trinidad —un Dios, tres
tación autoritativa para la Igle- en la Palabra de Dios es confiar personas— y de Cristo —una
sia».5 en Dios mismo. Desconfiar en la persona, dos naturalezas— que

2 Papa Pio XII, Munificentissimus Deus (1 de noviembre de 1950). http://w2.vatican.va/content/pius-xii/en/apost_constitutions/documents/hf_p-xii_


apc_19501101_munificentissimus-deus.html.
3 Catechism of the Catholic Church [Catecismo de la Iglesia Católica], 82; cita tomada de Concilio Vaticano II, Dei Verbum 9.
4 De acuerdo a la Iglesia Católica Romana, «la tarea de dar una interpretación auténtica a la Palabra de Dios, ya sea en su forma escrita o en forma de Tradición,
ha sido confiada al oficio vivo de enseñanza de la Iglesia solamente» (Catechism of the Catholic Church [Catecismo de la Iglesia Católica], 85).
5 Gregg R. Allison, Roman Catholic Theology and Practice: An Evangelical Assessment [Teología y práctica católica romana: una evaluación evangélica] (Wheaton:
Crossway, 2014), 80.
6 Timothy Ward, Words of Life: Scripture as the Living and Active Word of God [Palabras de vida: la Escritura como la viva y active Palabra de Dios] (Downers
Grove, IL: IVP Academic, 2009), 27.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 55


fueron forjadas en la iglesia pri- iglesias congregacionales, por dad necesaria para cumplir con
mitiva. ejemplo, pastores/ancianos estas responsabilidades.
Mientras la Escritura posee ejercen el oficio de autoridad En otras iglesias protestantes,
la autoridad magistral —para delegada a ellos por Jesucris- los obispos ejercen un rol de au-
liderar— para las iglesias pro- to, la cabeza de la Iglesia. Por toridad —gobierno episcopal—
testantes, la tradición posee una lo que son responsables de en- o ancianos locales de una sesión
autoridad ministerial (de servi- señar (1 Ti. 3:2; 5:17; Ef. 4:11), ejercen autoridad por medio de
cio). Mientras que la Escritura liderar (1 Ti. 3:5; 5:17), orar, es- presbiterios, sínodos o asam-
disfruta de la máxima autoridad, pecialmente por los enfermos bleas generales (gobierno pres-
la tradición disfruta de autori- (Stg. 5:13–16) y pastorear (1 P. biteriano). Ninguna de estas es-
dad presuntiva: dado el hecho de 5:1–4). Ellos poseen la autori- tructuras se acerca en autoridad
que está basada en la Escritura, dad necesaria para llevar a cabo a la del Magisterio en la Iglesia
correctamente resume las Es- estas responsabilidades. Los Católica Romana.
crituras y ha sido atesorada por miembros de la iglesia también En la víspera de los 500 años
la Iglesia desde el principio, la tienen responsabilidades, tales de la Reforma Protestante, nues-
tradición ha de ser una segunda como el aceptar o excomulgar tra imaginación debe estar fijada
fuente verdadera de autoridad miembros (Mt. 18:15-20) y en esta columna de mármol, en
hasta que se pruebe su error.7 afirmar decisiones claves de sus lugar del taburete de tres patas.
Tercero, las iglesias pro- pastores (por ejemplo, el pre- Sola Scriptura es más que una
testantes son caracterizadas supuesto anual, cambios en la frase de la Reforma, es la estruc-
por algún tipo de gobernanza constitución de la iglesia, etc.). tura de autoridad de las iglesias
con autoridad. Dentro de las Ellos también poseen la autori- protestantes.

7 Gregg R. Allison, “The Corpus Theologicum of the Church and Presumptive Authority” [«El Corpus Theologicum de la iglesia y la presunta autoridad] in Derek
J. Tidball, Brian S. Harris y Jason S. Sexton, eds., Revisioning, Renewing, Rediscovering the Triune Center: Essays in Honor
of Stanley J. Grenz [Revisando, renovando, redescubriendo el centro Trino: ensayos en honor a Stanley J. Grenz] (Eugene, OR: Cascade, 2014), 313-339.

ACERCA DEL AUTOR


Gregg R. Allison es profesor de Teología Cristiana en el Southern Baptist Theological Seminary.
Este artículo fue traducido por Myrna Rodríguez.

56 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


La restauración
de los sacramentos
en la Reforma Bobby Jamieson

La Reforma Protestante del cuerpo local, los sacramentos Lutero


siglo XVI restauró el evangelio a personifican y promulgan la En primer lugar, conside-
los sacramentos y los sacramen- unidad de la congregación en remos cómo Lutero restauró el
tos a la congregación. Cristo. evangelio a la Cena del Señor
¿Por qué los sacramentos A continuación, ilustraré (que todavía él llama «la misa»,
necesitaban ser restaurados? brevemente esta doble restau- aunque redefiniendo radical-
La penitencia, el purgatorio, ración de los escritos y prácti- mente el término). En La cau-
las indulgencias, el culto a los cas de tres reformadores claves: tividad babilónica de la iglesia
santos — todos estos además Lutero, Calvino y Cranmer.
(1520), escribió:
de un sistema en el que los Daré más atención a la Cena
sacramentos permitían a las del Señor que al bautismo, por
Sustancialmente, por tanto,
personas liberarse de la deu- dos razones. Primero, en algu-
la misa en su acepción pro-
da desesperadamente masiva nos aspectos, el contraste entre
pia no es otra cosa que las
de sus propios pecados o del la Cena del Señor protestante y
antedichas palabras de Cris-
pecado de otros. Asimismo, la misa católica romana es más
to: «Tomad y comed» [Mt.
la antigua misa medieval era destacado y pronunciado que
fundamentalmente algo que el contraste entre sus prácticas 26:26], etc. Ello equivale a
los laicos veían, pero no algo del (usualmente) bautismo de decir: «He aquí, hombre pe-
de lo cual participaban. infantes. Segundo, como bau- cador y condenado, que con
Junto con la recuperación tista, pienso que el bautismo estas palabras te prometo la
del evangelio bíblico, los re- es un lugar crucial en el que remisión de todos tus peca-
formadores rescataron la los reformadores magisteriales dos y la vida eterna, sin que
doctrina y la práctica de los no profundizaron lo suficiente. intervengan para nada tu
sacramentos que emanan y Sin embargo, en aras de la ob- mérito y tu voto previo, sólo
encajan con el evangelio. De- jetividad, presentaré mi discre- por el amor del todo lleno de
bido a que Cristo pagó toda pancia y mostraré cómo, inclu- gracia que te profeso y por
la deuda de nuestros pecados, so en la práctica del bautismo la voluntad del Padre de las
los sacramentos representan y de infantes, los reformadores misericordias» [2 Co. 1:3]. Y
prometen el perdón completo; pretendían restaurar la prima- para que no te quepa duda
y, puesto que el evangelio re- cía del evangelio y la participa- alguna sobre la irrevocabili-
úne al pueblo de Dios en un ción de la congregación. dad de tal promesa, entrega-

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 57


ré mi cuerpo, derramaré mi Lutero alega que la congregación de manera que todo lo que
sangre, la confirmaré con mi debería recibir ambos elementos. sea suyo, puede ser llamado
muerte y te dejaré ambas co- ¿Por qué? Debido a que la distri- nuestro. Como consecuen-
sas (cuerpo y sangre) como bución de uno solo no indica la cia, podemos atrevernos
señal y memorial de esta «unión completa y la comunión a asegurarnos que la vida
promesa. Cuando acudas a indivisible de los santos».3 Lutero eterna, de la cual él es he-
ello, te acordarás de mí, pre- argumenta, «Así, en el sacramento redero, es nuestra; y que
dicarás, ensalzarás y agrade- también nos unimos con Cristo, y el reino de los cielos, en el
cerás esta caridad y largueza somos hechos un solo cuerpo con cual él ya ha entrado, está
mías.1 todos los santos, para que Cristo disponible para nosotros;
cuide de nosotros y actúe en nues- de nuevo, que no podemos
Dado que la Cena del Señor tra representación».4 Para Lutero, ser condenados por nues-
no es otra cosa que la promesa de nuestra comunión con Cristo en el tros pecados, de cuya culpa
Cristo ofrecida a nosotros, lo que «dulce intercambio» del evangelio nos ha absuelto, ya que él
solicita de sus receptores es fe: crea una comunión congregacio- quiso cargar con ellos como
nal: «A través del intercambio de si fueran suyos. Este es el
Ves que para celebrar dig- sus bendiciones y nuestras des- maravilloso intercambio
namente la misa lo único gracias, nos convertimos en un que, por su inmensurable
que se requiere es fe; una fe solo pan, un solo cuerpo, una sola benevolencia, ha hecho con
que se apoye en esta prome- copa, y tenemos en común todas nosotros; que, convirtién-
sa, que conceda veracidad a las cosas».5 dose en Hijo del hombre
las palabras de Cristo, que con nosotros, nos ha hecho
no dude de que le han sido Calvino hijos de Dios con él, que,
otorgados estos bienes in- Calvino también habló sobre por su descenso a la tierra,
conmensurables… ¿Quién la relación entre el evangelio y la ha preparado un ascenso
no se deshará en lágrimas, Cena del Señor. Observaremos a los cielos para nosotros;
quién no desfallecerá de que su posición era correcta an- que, al tomar nuestra mor-
gozo en Cristo si con fe fir- tes de culminar el fragmento, así talidad, nos ha conferido su
mísima cree que esta pro- que recibe el resto como medici- inmortalidad; que, al acep-
mesa inestimable del mis- na para tu alma: tar nuestra debilidad, nos
mo Cristo le pertenece?2 ha fortalecido por su po-
Las almas piadosas pueden der; que al recibir nuestra
En su sermón del año 1519, encontrar gran seguridad y pobreza, nos ha transferido
The Blessed Sacrament of the deleite en este sacramento; sus riquezas; que, al tomar
Holy, True  Body of Christ [El en él tienen un testimonio el peso de nuestra iniquidad
santísimo sacramento del santo de nuestro crecimiento en (que nos oprimía), nos ha
y verdadero cuerpo de Cristo], un solo cuerpo con Cristo, vestido con su justicia.6

1 Martín Lutero, “The Babylonian Captivity of the Church” [«La cautividad babilónica de la iglesia»] en Three Treatises [Tres tratados] (Minneapolis: Fortress,
1970), 158.
2 Ibid.
3 El orden de la frase es de Dean Zweck, “The Communion of Saints in Luther’s 1519 Sermon, The Blessed Sacrament of the Holy and True Body,” [«La comunión
de los santos en los sermones de Lutero de 1519, El bendito sacramento del santo y verdadero cuerpo»] LTJ 49 (2015): 118, resumiendo a Lutero.
4 LW 35:58; citado por Zweck, “The Communion of the Saints” [«La comunión de los santos»] 119.
5 Ibid.
6 Juan Calvino, Institutes of the Christian Religion [Institución de la religion cristiana], ed. John T. McNeill, trad. Ford Lewis Battles, vol. 2, The Library of Christian
Classics [La biblioteca de clásicos cristianos] (Louisville, KY: Westminster John Knox, 1960), 1361-1362 (4.17.2).

58 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


En cuanto al papel de la Cena zar y abusar de Cristo por De modo que el lavamien-
del Señor en personificar la co- nuestras transgresiones; to en agua del bautismo
munión de toda la congregación que no podemos estar en es, por así decirlo, la ma-
con Cristo y entre sí, Calvino desacuerdo con nuestros nifestación de Cristo ante
conecta ambos puntos en sus hermanos sin al mismo nuestros ojos, y un sen-
comentarios sobre 1 Corintios tiempo estar en desacuerdo sible toque suyo a la con-
10:16-17, «Porque primero de- con Cristo; que no pode- firmación de la fe interna
bemos ser incorporados (por así mos amar a Cristo si no le que tenemos en él… Y por
decirlo) a Cristo, para que poda- amamos en nuestros her- esta causa Cristo ordenó
mos estar unidos unos a otros».7 manos; que de la misma este sacramento en el pan
Y una vez más en su Institución: manera en que cuidamos y el vino, (los cuales co-
«Ahora bien, ya que él tiene un de nosotros, debemos cui- memos y bebemos, y son
solo cuerpo, del cual nos hace dar de nuestros hermanos, los principales nutrientes
partícipes a todos, es necesa- porque ellos son miembros de nuestro cuerpo), con la
rio que todos nosotros también de nuestro cuerpo; y que intención de que tan cierto
seamos hechos un solo cuerpo no hay ninguna parte de como que vemos el pan y el
mediante dicha participación. El nuestro cuerpo que pueda vino con nuestros ojos, los
pan mostrado en el sacramento experimentar algún sen- olemos con nuestras nari-
representa esta unidad».8 timiento de dolor sin que ces, los tocamos con nues-
¿Cuál es el efecto pastoral y éste se propague al resto, tras manos y los probamos
práctico de esta doble restaura- por lo que no debemos con nuestras bocas, con
ción? Si la Cena del Señor confir- permitir que ningún her- toda seguridad deberíamos
ma nuestra comunión con Cristo mano se vea afectado por creer que Cristo es vida
y la comunión unos entre otros, ningún mal, sin ser movi- espiritual y el sustento de
¿cómo deberíamos vivir juntos? dos en compasión por él.9 nuestras almas… Así, Cris-
to, nuestro Salvador… ha
Nos beneficiaremos en Cranmer ordenado signos y señales
gran manera del sacra- ¿Qué hay de Thomas Cran- sensibles para cautivarnos
mento si este pensamiento mer, el principal arquitecto li- y atraernos a una fortaleza
queda impreso y estampa- túrgico de la Reforma Inglesa? y fe más constante en él.10
do en nuestras mentes: que Para Cranmer, ambos sacra-
ninguno de los hermanos mentos presentan tangible- Para Cranmer, es precisa-
puede ser lastimado, me- mente el evangelio a la congre- mente porque los sacramentos
nospreciado, rechazado, gación. Tanto en el bautismo reflejan y presentan el evangelio
abusado o de alguna mane- como en la Cena del Señor, no que nutren la fe. Además, para
ra ofendido por nosotros, solo escuchamos el evangelio, él, similar a Lutero y a Calvino,
sin al mimo tiempo, lasti- también lo vemos, tocamos, el pan y la copa común de la
mar, menospreciar, recha- sentimos y saboreamos: Cena del Señor significan nues-

7 Juan Calvino, Commentary on the Epistles of Paul the Apostle to the Corinthians [Comentario sobre las Epístolas de Pablo a los Corintios], trad. John Pringle,
Calvin’s Commentaries 20 [Comentarios de Calvino 20] (Grand Rapids: Baker, 2009), 335.
8 Calvin, Institutes [Institución] 2:1415 (4.17.38).
9 Ibid.
10 John Edmund Cox, ed., Writings and Disputations of Thomas Cranmer Relative to the Lord’s Supper [Escritos y debates de Thomas Cranmer relacionados con la
Cena del Señor] (Cambridge: The University Press, 1844), 41; citado en Ashley Null, “Thomas Cranmer” [«Thomas Cranmer»] en Christian Theologies of the
Sacraments: A Comparative Introduction [Teologías cristianas de los sacramentos: una introducción comparativa] ed. Justin S. Holcomb y David A. Johnson (New
York: New York University Press, 2017), 220.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 59


tra unión espiritual no sólo con que es también un signo dido el evangelio en su equí-
Cristo, sino también entre los de regeneración o nuevo voca adoración (literalmente)
unos y los otros. «El pan y el nacimiento, por el cual, a los sacramentos, por lo que
vino nos representan más viva- como por un instrumen- los reformadores recuperaron
mente la unión y el lazo espiri- to, aquellos que reciben el el evangelio al marginar a los
tual de toda la gente fiel a Cristo, bautismo son justamente sacramentos. Bueno, no preci-
así como también entre ellos».11 introducidos en la Iglesia.12 samente.
Finalmente, un comentario Para los reformadores, la
sobre el bautismo de niños to- De nuevo, según el Libro de Palabra y los sacramentos no
mando a Cranmer como nuestro Oración Común (1552), seguido son enemigos, sino los mejores
ejemplo. Aunque detecto ciertas del «bautismo» el ministro debe amigos. La Palabra es poderosa
inconsistencias, vale la pena se- orar, «Recibimos a este niño en la y primordial. Aun así, Cristo ha
ñalar que la confesión y liturgia congregación del rebaño de Cris- unido sabia y bondadosamente
de Cranmer resaltan correcta- to».13 Aunque pienso que hay algo dos sacramentos a esa Palabra,
mente las dimensiones colectivas errado aquí, ciertamente hay algo para nutrir nuestra fe y diferen-
y congregacionales del bautismo. correcto. El bautismo no es una ciarnos de las personas del mun-
Esto, por ejemplo, es parte del ordenanza privada, sino la puerta do. Celebramos correctamente
Artículo 29, en la declaración de principal para entrar a la congre- la recuperación de la justifica-
Los Treinta y Nueve Artículos de gación, una «marca de diferencia- ción sólo por fe de la Reforma.
Religión: ción» entre la iglesia y el mundo. No obstante, el evangelio que
la Reforma recuperó da a luz a
El bautismo no sólo es un ¿Y hoy? un pueblo evangélico que for-
signo de la profesión de fe Aunque no lo digamos tan ma un gobierno evangélico. Por
y una marca de diferencia- osadamente, nosotros, los tanto, aprendamos también de
ción, por la cual los indi- evangélicos modernos, somos los discernimientos de los re-
viduos cristianos son dis- tentados a tratar a la Reforma formadores sobre las señales del
tinguidos del resto que no como el triunfo del evangelio evangelio que unen a la gente del
han sido bautizados, sino sobre los sacramentos. La Igle- evangelio.
sia Católica Romana había per-
11 En An Answer to a crafty and sophistical cavilliation devised by Stephen Gardiner [Una respuesta a una astute y sofisticada cavilación ideada por Stephen
Gardiner] (1551); ortografía modernizada. Le debo esta cita, y los siguientes puntos sobre la teología del bautismo de Cranmer, al excelente ensayo de mi amigo
Stephen Tong para la beca Lightfoot 2016 en Cambridge, “The Sacraments as Practical Ecclesiology in the Church of Edward VI, 1547–1553” [«Los sacramentos
como eclesiología práctica en la iglesia de Eduardo VI, 1547-1553»] 29. ¡Salud, compañero!
12 Accedido en: http://anglicansonline.org/basics/thirty-nine_articles.html.
13 Disponible en: http://justus.anglican.org/resources/bcp/1552/Baptism_1552.htm; ortografía modernizada.

ACERCA DEL AUTOR


Bobby Jamieson es pastor asociado de Capitol Hill Baptist Church en Washington, D.C. Él es el autor, más
recientemente, de los libros Understanding Baptism [Entendiendo el bautismo] y Understanding the Lord’s
Supper [Entendiendo la Cena del Señor].
Este artículo fue traducido por Nazareth Bello.

60 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


Martín Lutero, el
reformador de la
consejería pastoral Bob Kellemen

Impulsado por una intensa Luego el reformador le es- tre los miembros de la facultad
preocupación pastoral, el 31 de cribió directamente al Cardenal de la universidad. Pero, ¿qué fue
octubre de 1517, Martín Lute- «¡Oh, gran Dios! Las almas en- lo que impulsó su petición para
ro clavó sus 95 Tesis a la puerta comendadas a tu cuidado, exce- discusión? En términos simples:
de la iglesia del palacio de Wi- lente padre, de esta manera es- su preocupación pastoral».4 El
ttenberg. Ese mismo día, Lute- tán siendo llevadas a la muerte. Historiador Theodore G. Ta-
ro envió una carta al Cardenal Para todas estas almas tú tienes ppert lo explica en más detalle:
Alberto, arzobispo de Magun- la más grande y cada vez mayor Normalmente, cuando se
cia, delineando la motivación responsabilidad. Por lo tanto, ya piensa en Martín Lutero, se pien-
pastoral para su ministerio de no puedo permanecer más en si- sa de él como una figura revolu-
reforma. Lutero empezó la car- lencio sobre este asunto».2 cionaria que desafió el papado y
ta expresando su preocupación Claramente, el Lutero pastor el imperio, para reformar la ense-
por su rebaño — muchos de inspiró al Lutero reformador. ñanza, adoración, organización y
los cuales estaban visitando al vida de la iglesia y dejar un lega-
dominico, Juan Tetzel, en un La motivación pastoral de do perdurable en la civilización
intento de comprar la libertad Lutero para la Reforma occidental. Lo que no se resalta
de su culpabilidad. Él escribió: El Historiador John T. McNeil es que además de todo eso —y
«Lamento el horrible malen- correctamente observa que «la por encima de todo eso— él era
tendido entre la gente que pro- Reforma Alemana tuvo su co- un pastor de almas. Por lo tanto,
viene de estos predicadores y mienzo en cuestiones de la cura haríamos bien en recordar que la
que esparcen por todo lugar de las almas».3 R. C. Sproul con- Reforma comenzó en Alemania
entre la gente común. Eviden- cuerda: «Sin duda alguna, las 95 cuando Lutero se preocupó por
temente las pobres almas creen Tesis publicadas en la puerta de sus parroquianos que pensaban
que cuando han comprado car- la iglesia de Wittenberg, fueron que si habían comprado cartas
tas de indulgencia están asegu- escritas en latín como petición de indulgencia tenían la salva-
radas de su salvación».1 para una discusión teológica en- ción asegurada».5

1 Lutero, Luther's Works [Las obras de Lutero], vol. 48, “Letters I” [«Cartas I»], 46.
2 Ibid.
3 McNeil, A History of the Cure of Souls [Una historia de la curación de las almas], 163.
4 Sproul, The Legacy of Luther [El legado de Lutero], 280.
5 Tappert, Luther: Letters of Spiritual Counsel [Lutero: cartas de consejo espiritual], 13, énfasis añadido.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 61


Lutero sentía empatía con el un teólogo bíblico, sino también ministro de Dios: «Es igual que
temor de sus feligreses porque no como un ministro psicológica- su obligación de predicar, conso-
mucho antes de clavar sus tesis, él mente experimentando.7 lar, absolver, ayudar a los pobres
había luchado personalmente con La búsqueda personal de Lu- y visitar a los enfermos, todas las
los demonios de la duda acerca de tero por la gracia de Dios no solo veces que estos servicios se nece-
la gracia y el perdón de Dios. En animó su experiencia religiosa sitan y se demandan».9
sus propias palabras: «Aunque vi- personal, sino que también mo-
vía como un monje sin reproche, tivó su plan de reforma y su tra- Lutero el pastor y la
sentía que era un pecador delante bajo pastoral de consejería. suficiencia de la Escritura
de Dios con una conciencia extre- Para Lutero, la suficiencia de la
madamente perturbada. No podía Lutero el pastor y el Escritura es igual a la suficiencia
creer que cualquier cosa que yo ministerio personal de la de la victoriosa narrativa del evan-
pensase, hiciese u orase pudiese Palabra gelio de Cristo. Él veía la Escritura
satisfacer a Dios».6 El pensar en es- Aunque a menudo vemos a y la consejería a través del lente de
tar cara a cara delante de un Dios Lutero como un teólogo reforma- la cruz. En su obra La libertad del
santo produjo en Lutero un terror dor, él se veía a sí mismo como un cristiano —el escrito de Lutero que
y una aprensión constante de que pastor, no solo involucrado en el más se enfoca en la aplicación del
nunca tendría paz con Dios (lo que ministerio de la Palabra desde el evangelio a la vida cotidiana— Lu-
a veces se conoce como su anfech- púlpito —predicando— sino tam- tero ofrece un resumen de cómo
tungen). La búsqueda agonizante y bién en el ministerio personal de aplicar el evangelio:
personal de Lutero para encontrar la Palabra — aconsejando. Lutero Sin embargo, puede que pre-
a un Dios lleno de gracia se com- creía que cada pastor debía ser un guntes, «¿cuál es la palabra que da
binó con su cuidado pastoral por cuidador de almas. tan abundante gracia? y ¿cómo la
su rebaño confundido. Su biógrafo En sus discursos a sus estu- uso?» La respuesta: «no es nada
Heiko Oberman, lo describió de diantes sobre Gálatas, él identifi- más que la predicación de Cristo
esta manera: có el llamado pastoral: «Si soy un en conformidad con el evangelio,
Es importante entender que ministro de la Palabra, yo predico, hablada de tal manera que escu-
Lutero se convirtió en un reforma- yo consuelo a los quebrantados de chaste a tu Dios hablándote. Te
dor ampliamente oído y entendi- corazón y yo administro los sacra- muestra que toda tu vida y obra
do porque transformó el asunto mentos».8 Lutero nunca creó una no es nada delante de Dios, pero
abstracto de un Dios justo en una dicotomía entre la predicación y que debe perecer eternamente
búsqueda existencial que tenía que la consejería; los dos eran minis- con todo lo que hay en ti. Cuando
ver con la totalidad del ser huma- terios centrados en el evangelio y realmente crees que eres culpable,
no, lo cual incluía el pensamiento basados en la Palabra. entonces debes verte a ti mismo
y la acción, el alma y el cuerpo, el Lutero comunicó el mismo en desesperación y confesar que
amor y el sufrimiento… La agita- mensaje en su carta a Lazarus el versículo de Oseas es verdadero,
ción en el alma de Lutero, que él Spengler, la cual escribió el 15 «O Israel, en ti mismo no tienes
describió como su tormento in- de agosto de 1528. Después de nada salvo destrucción; es en mí
fernal, tuvo consecuencias de gran hablar acerca de la administra- solamente que tienes tu ayuda».
alcance. El reformador siguió por ción de los sacramentos, Lutero Para que puedas salir de ti mismo
su camino peligroso, no solo como describe el llamado y el rol del y aparte de ti mismo, eso es, fue-

6 Lutero, Luther’s Works [Las obras de Lutero] , Vol. 34, “Career of the Reformer IV” [«La carrera del reformador IV»], 336.
7 Oberman, Luther [Lutero], 151, 179.
8 Lutero, Commentary on Galatians [Comentario sobre Gálatas], 21, énfasis añadido.
9 Lutero, Luther’s Works [Las obras de Lutero], Vol. 49, “Letters II” [«Cartas II»], 207, énfasis añadido.

62 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


ra de tu perdición, Dios pone al nes le impulsaron de nuevo a la cia la sabiduría para la vida diaria.
amado Hijo, Jesucristo, delante de lucha, aunque de lejos. Al explicar Lutero rechazó la presuposición de
ti y siempre te permite ser dirigido las consecuencias prácticas de su los escolásticos medievales que la
por su palabra viva y reconfortan- teología, él asumió la responsabi- sabiduría para vivir en un mundo
te.10 lidad de todo lo que había dicho y roto se podía conocer por medio
¿Cómo crece el creyente en hecho anteriormente.12 del razonamiento o por el uso de la
gracia? Aplicando la Palabra —la En sus escritos públicos y en lógica. También negó la teoría de
narrativa victoriosa de Cristo— a sus cartas privadas de consejo es- los místicos medievales que Dios
su vida. Otra vez Lutero: «De esa piritual, «una vez más, Lutero es- y su voluntad se pueden conocer
manera es correcto que todo Cris- taba reduciendo toda la vida del por medio de la auto-mortifica-
tiano haga que su único trabajo y cristiano a las promesas de Dios ción o el éxtasis.
ejercicio sea formar la Palabra y a que motivaban confianza en su ¿Cuál es, entonces, la fuente
Cristo en ellos mismos, constante- buena voluntad».13 Esa promesa suficiente para el cuidado escri-
mente practicando y fortaleciendo se hizo visible en el Cristo de la tural? Tappert contesta la pre-
esa fe, porque ninguna otra obra cruz, quien para siempre contes- gunta: «Desde el punto de vista
puede hacer a un cristiano».11 ta la pregunta, «¿tiene Dios un de Lutero, por lo tanto, el consejo
Después de trabajar en los buen corazón?». Toda la vida, el espiritual siempre tiene que ver,
Salmos, en Romanos y Gálatas, y ministerio y las cartas de consejos sobre todas las cosas, con la fe —
después de publicar sus 95 Tesis, espirituales de Lutero procuraban una fe que se nutre, fortalece, es-
el núcleo del desarrollo teológico aplicar a la vida de cristianos fieles tablece y se pone en práctica— y
de Lutero estaba completo. Otro las verdades de la justificación y la porque “la fe viene por el oír”, la
biógrafo de Lutero, James M. Kit- reconciliación solo por la fe solo Palabra de Dios (o el evangelio)
telson, lo resume de esta manera: por medio de la gracia. ocupa un lugar central en ella».
Lo que faltaba era explicar el En 1955 antes de nuestros de- En pocas palabras, Lutero
impacto de todo esto para la con- bates modernos sobre si conseje- fundamentaba su teología de
ducta diaria de la vida cristiana. ros deberían integrar la revelación consejería en la suficiencia del
En relación a eso la tarea primor- divina y el razonamiento humano, evangelio de la gracia de Cristo.
dial y suprema era la de calmar las Tappert editó y tradujo la obra Lu- La meta de la consejería de Lute-
conciencias de los fieles. Su propia ther: Letters of Spiritual Counsel ro, «no es hacer que las personas
conciencia había sido atormen- [Lutero: cartas de consejo espiri- hagan ciertas cosas —ayunar,
tada por el mundo religioso en el tual]. Tappert mantiene que «un hacer un peregrinaje, convertirse
que se hizo adulto, y ahora procu- análisis de la totalidad de las obras en monje, hacer “buenas obras”,
raba librar a otros de esa agonía. de Lutero nos demuestra clara- incluso recibir el sacramento—
Él empezó su camino de reforma mente que su consejo espiritual más bien es lograr que las per-
cuando la venta de indulgencias no era simplemente la aplicación sonas tengan fe y que ejerciten el
de Tetzel contradijo sus enseñan- de técnicas externas. Era una parte amor que viene de la fe». Tappert
zas como profesor y amenazó esencial de su teología».14 Él expli- lo explica de forma concisa: «El
sus preocupaciones como pastor. ca que en el tiempo de Lutero, las ministerio a las almas afligidas es
Ahora estas mismas preocupacio- personas creían en siete rutas ha- un ministerio del evangelio».15

10 Lutero, The Freedom of the Christian [La libertad del cristiano], en Krey, Luther's Spirituality [La espiritualidad de Lutero], 72.
11 Ibid., 73.
12 Kittleson, Luther the Reformer [Lutero el reformador], 168-169.
13 Ibid., 149.
14 Tappert, Luther: Letters of Spiritual Counsel [Lutero: cartas de consejo espiritual], 14.
15 Ibid., 15, énfasis añadido.

Revista 9Marcas | Edición Especial | La Reforma y tu iglesia 63


La narrativa victoriosa del tra un jardín, o un paraíso, que está La misma Escritura también
evangelio es suficiente lleno de consuelo, cuando dice: es suficiente para dudas espi-
para vivir en nuestro «Porque las cosas que se escribie- rituales y para auto-consuelo.
mundo caído ron antes, para nuestra enseñanza Lutero escribe: «Aprendamos,
Nada de esto era teórico para se escribieron, a fin de que por la por lo tanto, en grandes y ho-
Lutero. Él vivía y respiraba la Es- paciencia y la consolación de las rribles terrores, cuando nuestra
critura para su vida. Este era el Escrituras, tengamos esperanza». conciencia no siente nada salvo
testimonio de Lutero: «Ningún Aquí él atribuye a la Sagrada Escri- el pecado y juzga que Dios está
estudio me agradaba como el de la tura la función de consolar. ¿Quién enojado con nosotros, y que
Sagrada Escritura. La leí diligente- puede atreverse a buscar o pedir Cristo ha apartado la mirada de
mente y la grabé en mi memoria. consuelo en algún otro lugar?18 nosotros, a no seguir el senti-
A menudo un solo pasaje de gran ¿Hay alguna declaración más miento de nuestro corazón, sino
peso e importancia ocupaba mis clara de la suficiencia de la Escri- de asirnos a la Palabra de Dios».
pensamientos todo el día».16 Y en tura para la consejería? Esa misma Palabra es útil para
otro sitio: «Durante ya muchos Lutero también veía la Escri- consolar a otros: «Así que, tam-
años he leído la Biblia dos veces al tura como suficiente para luchar bién trabajamos por medio de
año. Si te imaginas la Biblia como contra la tentación: «Nada ayu- la Palabra de Dios para librar a
un poderoso árbol y cada palabra da más poderosamente contra aquellos que están atrapados y
como una pequeña rama, yo he el diablo, el mundo, y la carne, y guiarles a la doctrina pura de la
sacudido cada una de estas ramas todo pensamiento malvado, que fe y mantenerles ahí».19
porque quería saber qué era y cuál ocuparse en la Palabra de Dios,
era su significado.17 conversando acerca de ella, y con- Conclusión
Lo que era verdad en la vida de templándola». Él continúa: La iglesia siempre ha estado in-
Lutero también lo era en su minis- «Nota cómo, incluso, el primer volucrada en el trabajo de ayudar
terio de consejería. En una carta Salmo alaba como bienaventurado a las personas adoloridas y endu-
a Henning Teppen, Lutero reco- a aquel que “medita día y noche en recidas. Lutero no inventó la con-
mienda la Sagrada Escritura como la ley”. Sin duda alguna, no podrás sejería pastoral; él la reformó. Él
el único verdadero consuelo en quemar un incienso más fuerte o aplicó el evangelio al dolor diario y
tribulación. Aplaudiendo «el gran más fragante contra Satanás que a las luchas espirituales de su reba-
conocimiento de las Escrituras» de involucrarte en los mandamientos ño, y al hacerlo reformó la teología
Teppen, Lutero lo dirige a Pablo: y las palabras de Dios, y hablando, y la consejería pastoral, todo ello
Tienes al apóstol quien te mues- cantando y pensando en ellas». debajo de la cruz.
16 Ibid., 18.
17 Lutero, Luther’s Works [Las obras de Lutero], Vol. 54, “Table Talks” [«Conversaciones de mesa»], 165.
18 Lutero, Luther’s Works [Las obras de Lutero], Vol. 49, “Letters II” [«Cartas II»], 161, énfasis añadido.
19 Lutero, Commentary on Galatians [Comentario sobre Gálatas], 333, 126.

ACERCA DEL AUTOR


Bob Kellemen es el fundador y director de los ministerios RPM a través de los cuales da conferencias,
escribe y asesora sobre la consejería bíblica y la vida cristiana. Kellemen también sirvió como el fundador
ejecutivo de la Biblical Counseling Coalition [Coalición de consejería bíblica]. Actualmente sirve como
uno de los ancianos de Bethel Church en el noroeste de Indiana, Estados Unidos. El Dr. Kellemen es el autor
de catorce libros incluida la obra Counseling Under the Cross [Aconsejando bajo la cruz].
Este artículo fue traducido por David Velásquez.

64 EDIFICANDO IGLESIAS SANAS


9Marcas ofrece los siguientes libros y revistas en español.
Se puede pedirlos o bajar varios de ellos en pdf
http://es.9marks.org/libros/

Libros Revistas
Clases esenciales
Las clases esenciales de Capitol Hill Baptist Church nos ayudan a entender las sutiles complejidades y las grandes verdades de nuestro Dios,
de la teología, del ministerio y de la historia, de la cual él es el autor. Diseñadas para usarse los domingos por la mañana, como una escuela do-
minical, las clases esenciales están abiertas a todas las personas. Por favor, siéntete libre para usar estos materiales de las clases esenciales en tu
iglesia. Puedes imprimir y copiar todos los archivos (manuscritos, apuntes, etc.) como sea necesario, incluso adaptándolos para tus necesidades
locales (personalizando los documentos para tu congregación). Es posible que existan enlaces en algunas de las clases que te dirijan a materiales
protegidos por derechos de autor, pertenecientes a otras organizaciones.

Listado de clases esenciales disponibles: http://es.9marks.org/clases-esenciales

Estudios Básicos

Roles Cristianos

Otros Próximos cursos


• Misiones
• Apologética
• Conserjería Bíblica
• El Cristiano en el Trabajo
• Teología Sistemático
• Repaso Antigua Testamento
• Repaso Nuevo Testamento
• Crianza de niños
Acerca de 9Marks

La misión El libro la Palabra de Dios y en su apli-


9Marks existe para equipar con Por solicitud de Matt, Mark es- cación a la congregación local.
una visión bíblica y recursos cribió y publicó de manera inde- Nuestra intención es compartir
prácticos a líderes de iglesias pendiente el folleto 9 marcas de nuestros contenidos a través de
para que la gloria de Dios sea re- una iglesia saludable, el que, años nuevos medios, plataformas e
flejada a las naciones a través de más tarde, se convirtió en el libro instituciones, además de usar los
iglesias sanas. con el mismo nombre (publicado ya existentes.
en inglés por Crossway en 2000).
Las 9 marcas
La historia La organización nació a finales
Las 9 marcas son: (1) predi-
La organización tiene sus raí- de los años 90 al ver que cada vez
cación expositiva, (2) teología
ces en el trabajo pastoral de más pastores encontraban útiles
bíblica, (3) un entendimiento
Mark Dever y Matt Schmucker las conversaciones iniciadas por
bíblico del evangelio, (4) un en-
en Capitol Hill Baptist Church Mark y Matt. Desde entonces, ha
tendimiento bíblico de la con-
(Washington, D.C.). A princi- ido creciendo poco a poco.
versión, (5) un entendimiento
pios de los años 90, y tras varias bíblico de la evangelización, (6)
décadas en decadencia, esta La visión membresía bíblica de la iglesia,
congregación comenzó a expe- 9Marks cree que la iglesia lo- (7) disciplina bíblica de la igle-
rimentar una reforma a manos cal es el punto focal del plan de sia, (8) discipulado y crecimien-
de Mark y Matt. No se guiaron Dios para reflejar su gloria a las to bíblico, y (9) liderazgo bí-
por la sabiduría convencional naciones. También cree en la su- blico de la iglesia. Éstas no son
de la literatura especializada ficiencia de la Biblia para la vida las únicas cosas necesarias para
en el crecimiento de iglesias, de la iglesia. Por tanto, como edificar iglesias sanas, pero son
no realizaron encuestas, no organización nos enfocamos en nueve prácticas que hoy muchas
crearon nuevos programas, ni la iglesia, en las Escrituras y en iglesias pasan por alto y que ne-
se enfocaron en cultivar una los pastores. Valoramos tanto la cesitan volver a ser enfatizadas.
cultura precisa. Simplemente multiplicidad de voces y estilos
abrieron sus biblias. Mark pre- como a los colaboradores que ¿Cómo se financia
dicó y ambos trabajaron para comparten la misma visión. Es- 9Marks?
darle a la iglesia una estructura peramos seguir creciendo en 9Marks depende de las dona-
conforme a las Escrituras. nuestro propio conocimiento de ciones de iglesias y personas
que entienden la naturaleza 9Marks Español nea publicar una gran variedad
estratégica de equipar a pas- A principios de 2013 9Marks co- de nuevos recursos en español —
tores y líderes con una visión menzó a desarrollar su ministe- libros, artículos, Revistas, audios,
bíblica de la iglesia local. Esta- rio en español para equipar a pas- videos—, organizar conferencias
mos profundamente agradeci- tores y líderes de Latinoamérica, y fomentar relaciones entre pas-
dos por la generosidad de to- España y comunidades hispanas tores de habla hispana para la
dos aquellos que contribuyen a de los Estados Unidos. Durante edificación de más iglesias sanas
este ministerio. los próximos años 9Marks pla- que glorifiquen a Dios.

es.9marks.org | contacto@9marks.org
facebook.com/9MarksEspanol | twitter.com/9Marks_ES

Si deseas más información sobre la Revista 9Marcas


puedes contactarnos a revista@9marks.org. Estamos para servirte.