Está en la página 1de 2

DOCTORA SAMY DAYANA MASABANDA CHOCO: Gracias señor Juez Ponente, Señor Juez

Consultante. Buenos días con ustedes y con todos los presentes.

En mi calidad de Directora Nacional de la Procuraduría General del Estado, comparecemos


dentro de esta consulta de norma, elevada por el Señor Juez de lo Civil, con sede en la
parroquia de Iñaquito, de esta ciudad del Distrito Metropolitano de Quito.

A razón de la Acción de Protección número 17230-2018-11800, Señor Juez Ponente, usted ha


convocado esta audiencia.

Dentro de esta consulta de norma, elevada por el Señor Juez Consultante, es claro que la Ley
Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, en su Artículo 142, señala que:
“Si tiene duda razonable y motivada de que una norma jurídica es contraria a la constitución
o con los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos, se establezcan los derechos
más favorables que los reconocidos de la Constitución”.

Por ello, se ha suspendido la tramitación de la causa y se remitió en consulta, el expediente a


la Corte Constitucional, que en un plazo no mayor a 45 días resolverá sobre la
constitucionalidad de la Norma.

Esta sentencia, en la cual declara la vulneración de los derechos por parte de la Dirección
General de Registro Civil, Identificación y Cedulación, SEÑALANDO COMO DERECHOS
VULNERADOS LA IGUALDAD, LA NO DISCRIMINACIÓN Y EL DERECHO AL LIBRE DESARROLLO
DE LA PERSONALIDAD.

Tal parece Señor Juez, que estamos ante un proceso en trámite de consulta de norma, en
virtud de la duda razonable y motivada del Señor Juez, sin embargo, parece ha sido superada,
por cuanto el Señor Juez ha dictado la respectiva sentencia, sentencia que conocemos, fue
debidamente apelada por parte del Registro Civil, en su momento oportuno, Señor Juez.

Volviendo al tema en debate, es claro que la duda o la consulta de norma será con respecto a
los artículos 81 del Código Civil y el artículo 52 de la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad y
Datos Civiles. No cabe duda, además, de que esta consulta se dio en virtud de la opinión
consultiva 24/17 y en efecto, es competencia exclusiva de esta Corte Constitucional.

En este análisis, ya el abogado del Registro Civil ha recogido que la misma opinión consultiva
24-17, en su párrafo 226, ha señalado que: “los estados tienen que VENCER DIFICULTADES
INSTITUCIONALES para adecuar su legislación interna y EXTENDER EL DERECHO DE ACCESO A
LA INSTITUCIÓN MATRIMONIAL A LAS PERSONAS DEL MISMO SEXO, en especial cuando hay
de por medio, formas rígidas de reforma legislativa, susceptibles a un trámite no exento de
dificultades políticas y de pasos que requieren cierto tiempo.”

Por ende, para poder modificar todos los articulados que involucren al Matrimonio, es
necesario que el Estado modifiquen las figuras existentes, a través de medidas legislativas
judiciales o administrativas, para emplearlas a las parejas constituidas por personas del mismo
sexo.
Recordar, Señor Juez Constitucional, que la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, la sala de
lo Penal, también han consultado con respecto a la aplicación inmediata o no de la opinión
consultiva.

Señor Juez Ponente, debe partirse del hecho de que las competencias de las instituciones y
organismos del Estado nacen de la Constitución y de la ley, de acuerdo al artículo 226 de la
Constitución. En el presente caso, el artículo 424 de la Constitución establece el PRINCIPIO DE
SUPREMACÍA DE LA CONSTITUCIÓN. De manera adicional, el artículo 426 determina el
principio de SUJECIÓN a la Constitución, en correlación con el principio de SEGURIDAD
JURÍDICA.

La opinión consultiva antes indicada, recoge precisamente el hecho de que existen


legislaciones, incluida La nuestra, en la que es necesario que se modifiquen las figuras a través
de medidas legislativas, que en nuestro caso, sería ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE, a través de las
previstas en los artículos 441 y 443 de la Norma Constitucional.

En atención a ello, Señor Juez, la Norma Suprema implicaría una reforma constitucional, al
tenor de lo previsto en la misma Constitución y en tal sentido, recalcar a esta Corte
Constitucional, que en uso de sus facultades y atribuciones que le otorga la norma Suprema,
debe señalar el camino que debe seguirse para reformar el artículo 67 de la Constitución de la
República.

Hasta aquí mi pronunciamiento. Gracias Señor Juez.

DOCTORA SAMY DAYANA MASABANDA CHOCO: Muchas gracias Señor Juez Ponente, pero me
limito a no hacer uso de la palabra.