Está en la página 1de 6

CARACAS, DE OCTUBRE DE 2017

Abraham Maslow científico estadounidense nacido en New York de padres


judíos. Fue un psicólogo que más influencia ejerció en la mitad del siglo xx. Se
conoce como uno de los principales representantes del movimiento de la psicología
humanista. De hecho es considerado por muchos como el fundador de esta corriente.

Lo motivo el funcionamiento de la psicología del individuo y por las fuerzas


que impulsa al ser humano a llevar a cabo determinadas acciones. La autorrealización
y el desarrollo del ser humano fue el motor que impulso la investigación, para ello es
importante averiguar que hacia el ser humano crecer. El ser humano se mueve para
lograr dicha autorrealización para lograr llegar a ser quien quiere ser, para lograr esto
primero el ser humano tiene que satisfacer ciertas necesidades.

Para Maslow lograr estudiar la conducta de las necesidades existieron otras


corrientes también importantes como son la de la psicología conductista, la cual
considera al ser humano como un sujeto pasivo, esto quiere decir que la persona
reacciona por medio de estímulos emulando el comportamiento de las maquinas.
También se encuentra la psicología del psicoanálisis la cual determina al individuo
como un ser indefenso determinado por sus conflictos inconscientes. Logra agrupar
estas dos corrientes y nace la psicología humanista, y toma una serie de
consideraciones que por medio de sus investigaciones con monos descubrió que
existen ciertas necesidades que prevalecen sobre otras, como por ejemplo el respirar,
el comer y por último el sexo, todas son importantes pero una más que otra porque si
no respiras no comes y si no comes no tienes sexo. Esto lo lleva a realizar una
pirámide que jerarquiza estas prioridades que a continuación presentamos:
Las primeras tres etapas como son la fisiología, la seguridad y la afiliación son
las necesidades básicas que el ser humano tiene que cubrir para lograr tener una vida
si se quiere decir placentera.

Y las dos últimas etapas como son el reconocimiento y la autorrealización son


niveles de satisfacción individual, que quiere decir esto, que el individuo al completar
los tres niveles siente la necesidad de ir más allá porque a pesar de que cubre las
necesidades básicas aún no se siente realizado y por consecuencia quiere descubrir
otras cosas que lo ayuden a sentirse realizado. Pero el detalle es que no
necesariamente la persona tiene que cubrir todos los niveles de la pirámide, al cubrir
las tres primeras etapas, (que no necesariamente todos tienen que estar en un mismo
nivel cada uno está en distintas partes según la necesidad que sea cubierta) las
personas se sienten satisfechas, completadas a diferencia de otras que tienen que
necesariamente pasar por todos los escalones de esta. En conclusión las dos últimas
etapas son de carácter individualista, o sea que es decisión de cada persona si se
siente con la necesidad imperiosa de escalar hasta la punta de la pirámide ya que
como antes lo mencionamos hay individuos que se sienten completos abarcando sus
necesidades básicas que a continuación explicaremos cada uno de los escalafones de
esta teoría tan importante como lo es la teoría de la pirámide de Abraham Maslow.

• Las necesidades fisiológicas. Estas incluyen las necesidades que


tenemos de oxígeno, agua, proteínas, sal, azúcar, calcio y otros minerales y vitaminas.
También se incluye aquí la necesidad de mantener el equilibrio del PH (volverse
demasiado ácido o básico nos mataría) y de la temperatura (36.7 ºC o cercano a él).
Otras necesidades incluidas aquí son aquellas dirigidas a mantenernos activos, a
dormir, a descansar, a eliminar desperdicios (CO2, sudor, orina y heces), a evitar el
dolor y a tener sexo.

• Las necesidades de seguridad y reaseguramiento. Cuando las


necesidades fisiológicas se mantienen compensadas, entran en juego estas
necesidades. Empezarás a preocuparte en hallar cuestiones que provean seguridad,
protección y estabilidad. Incluso podrías desarrollar una necesidad de estructura, de
ciertos límites, de orden. Son las necesidades que hacen referencia a la tendencia de
sentir que estamos seguros, que nos movemos en un ambiente estable, que podemos
organizar y estructurar nuestro medio. Al ser humano no le gusta vivir en un ambiente
incierto.

Viéndolo negativamente, te podrías empezar a preocupar no por necesidades


como el hambre y la sed, sino por tus miedos y ansiedades.

• Las necesidades de amor y de pertenencia. Cuando las necesidades


fisiológicas y de seguridad se completan, empiezan a entrar en escena las
terceras necesidades. Empezamos a tener necesidades de amistad, de pareja,
de niños y relaciones afectivas en general, incluyendo la sensación general
de comunidad. Del lado negativo, nos volvemos exageradamente
susceptibles a la soledad y a las ansiedades sociales.

En nuestra vida cotidiana, exhibimos estas necesidades en nuestros


deseos de unión (matrimonio), de tener familias, en ser partes de una
comunidad, a ser miembros de una iglesia, a una hermandad, a ser partes de
una pandilla o a pertenecer a un club social. También es parte de lo que
buscamos en la elección de carrera.

La necesidad de reconocimiento o estima. Todo ser humano necesita


tener una valoración de sí mismo, una necesidad de autoestima o de
reconocimiento. Estas necesidades están asociadas a la constitución
psicológica del propio ser humano.

Esta autoestima es en parte construida a partir de la estima de los otros.


El ser humano necesita reconocerse, tener autoestima, sentirse segura y
válida dentro de la sociedad. Si la persona no logra satisfacer esta necesidad
a menudo surgen sentimientos de infelicidad, de baja autoestima, las
personas se consideran inferiores a los demás.

Dentro de la necesidad de estima, Maslow distingue entre:

a) Necesidad inferior de estima: es una necesidad más baja, que incluye el


respeto de los demás a uno mismo, la dignidad, la atención de los demás,
mantener la reputación, tener fama, un estatus.

b) Necesidad superior de estima: incluye el respeto de uno mismo hacia sí


mismo, incluyendo la propia competencia, el logro, ser independiente, tener
autoconfianza en uno mismo y ser libre.
La necesidad de autorrealización. Esta necesidad se sitúa en la cima
de la pirámide propuesta por Maslow. Son las metas necesidades. Son las
necesidades superiores o más subjetivas.

En el proceso de desarrollo humano existe una tendencia de cumplir el deseo


de ser cada vez más humano. Son necesidades difíciles de describir pero
incluyen la satisfacción de la propia individualidad en todos los aspectos.

Significa desarrollar las necesidades propias, internas y únicas de cada


uno. Esto implica desarrollarse de manera espiritual, lograr un desarrollo
moral, encontrar el sentido de la propia vida, ser altruista.

Las personas que buscan la autorrealización deben ser libres para ser
ellas mismas. Incluye la necesidad de satisfacer nuestras capacidades
personales, desarrollar nuestro potencial, hacer aquello para lo que
mostramos mayores aptitudes, ampliar meta motivos (búsqueda de justicia,
producir orden, belleza…).

Este deseo o aspiración última será diferente dependiendo de cada


individuo, dado que cada una de las personas se sentirá autorrealizada a
partir de situaciones o experiencias diferentes que no tienen por qué
coincidir con las de otra persona.