Está en la página 1de 3

ENFERMERA

Enfermera es la persona del área de la salud cuyo oficio o profesión es atender o


asistir enfermos, lesionados, heridos y moribundos, sujeta a la prescripción de un
médico. Comprende los cuidados en forma autónoma o en colaboración al equipo
médico de una entidad, a personas de todas las edades cualquiera sea el contexto.

Su trabajo se enfoca en el cuidado directo e intensivo de los enfermos, se trate de


un hospital o de un centro de salud público, de una institución privada o en el
domicilio del paciente. Y cualquiera sea la especialidad del área de la salud en la
que se desempeñe, ya sea en el quirófano como instrumentadora quirúrgica, en
pediatría, neonatología, salud mental, cuidados generales o terapia intensiva.

Su rol es vital para prolongar la salud, el bienestar y para mejorar la calidad de vida
de los enfermos, supervisando el cumplimiento de las indicaciones médicas y de la
nutrición apropiada para el caso concreto.

Son temas de su incumbencia el análisis de la presión en la sangre, las pulsaciones,


el nivel de azúcar, la inyección de medicación, cuidados del catéter, la higiene y el
confort del paciente además de la evolución general del enfermo desde la última
visita médica.

La enfermería es actualmente una carrera universitaria de gran utilidad para los


servicios de salud en general. La enfermera es la persona que está más en contacto
con el paciente que cualquier otra, brindando su cuidado personal y permanente.
Por esa causa está en condiciones de otorgar un informe exhaustivo y completo al
médico tratante.

La enfermera conoce las técnicas propias del oficio sanitario como son la extracción
sanguínea, la administración de medicación por distintas vías, la vacunación, la
realización de entablillados y vendajes, curaciones y todo procedimiento destinado
al restablecimiento de la salud.

Además del conocimiento técnico y teórico, la enfermera debe contar con una
actitud muy predispuesta, una importante vocación, gran dosis de tolerancia y alta
cuota de empatía en relación con el paciente, poniendo a disposición del prójimo su
saber, compromiso y solidaridad.

El enfoque del trabajo del enfermero se centra en la interpretación de la respuesta


del organismo del paciente ante un problema de salud, ámbito que contribuye, junto
a los especialistas médicos y la importante contribución de la tecnología, a mejorar
la calidad de vida del individuo en la sociedad.

Características de una enfermera o enfermero

Entre las características de una enfermera o enfermero, como la buena atención al


paciente, deben destacarse sobre todo las siguientes aptitudes:

1 Habilidades de comunicación Las habilidades de comunicación sólidas son un


fundamento básico para cualquier carrera. Sin embargo, para las enfermeras o
enfermeros, es uno de los aspectos más importantes del trabajo.

2 Estabilidad emocional La enfermería es un trabajo estresante en la que hay que


hacer frente a situaciones difíciles. La capacidad de aceptar el sufrimiento y la
muerte sin dejar que afecte a su desempeño profesional es una cualidad crucial en
una enfermera.

3 Empatía Las grandes enfermeras sienten una gran empatía por el dolor y el
sufrimiento de los pacientes. Estas profesionales son capaces de sentir compasión
por los demás y preocuparse porque estén lo más cómodos posibles.

4 Flexibilidad Una enfermera o un enfermero debe ser flexible en cuanto a las horas
de trabajo y responsabilidades.

5 Atención al detalle Cada paso en el campo de la medicina puede tener


consecuencias de largo alcance en la salud del paciente. Por eso una enfermera
debe prestar atención al detalle y cuidarse de no saltarse los pasos o cometer
errores.