Está en la página 1de 4

CAPITULO V

COSTOS CONJUNTOS – SUBCONJUNTOS Y COPRODUCTOS

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

A partir de 1776 con el surgimiento de la revolución industrial, que trajo consigo la


creación de grandes fábricas y con ellas la necesidad de ejercer un mayor control
sobre los elementos del costo y el entorno necesario para iniciar un desarrollo de la
contabilidad de costos.

En 1778 se comienza a llevar los libros auxiliares para todos los elementos que
incidan en los costos de los productos, tales como: los materiales, la mano de obra
y algunos costos indirectos.

En 1800 fruto del desarrollo de la industria química aparece el concepto de costos


conjuntos, porque en dicha industria existía la producción simultánea de algunos
materiales. En las últimas décadas los modelos de costeo se han convertido en un
importante apoyo para la planeación estratégica de las empresas, producto de esta
necesidad se vienen utilizando algunas metodologías convencionales de costeo,
entre ellas los costos conjuntos.

IMPORTANCIA

El control de los costos es de vital para cualquier empresa que se dedica a la


fabricación de cualquier tipo de producto ya que esto nos servirá para determinar
tanto el precio de venta como la utilidad que deseamos obtener.
En muchas industrias, existe un solo proceso productivo que generan varios
productos en forma simultánea; los productos resultantes reciben el nombre de
productos conjuntos o también estos se pueden dividir en productos principales y
subproductos.
Los costos conjuntos son indivisibles; no específicamente identificables con alguno
de los productos que se produce en forma simultánea.

CONCEPTO

Un proceso conjunto es un proceso de producción en el cual una entrada produce


múltiples salidas. Es un proceso en el que al buscar que se cree la salida de un tipo
de producto, también se crean automáticamente otros tipos de productos.

En este ejemplo en los departamentos 1 y 2, se incurre en costos conjuntos,


posteriormente se obtienen dos productos a los cuales se les aplican costos
separables en los departamentos 3 y 4, una vez terminados ambos productos son
enviados a la Bodega de Productos terminados

Los fabricantes incurren en muchos costos en el proceso de producción. El trabajo


del contador de costos es rastrear estos costos en un determinado producto o
proceso (objeto de costo) durante la producción.

Algunos costos no se pueden asignar a un solo objeto de costo, ya que estos costos
favorecen a más de un producto o proceso en el transcurso de la fabricación. Estos
costos son los ya denominados costos conjuntos.
Comprender el alcance completo del concepto de costos conjuntos ayuda a los
contadores y gerentes a saber a cuáles departamentos cobrar por los costos
incurridos.

APLICACIÓN

Los costos conjuntos es otra variante de los costos por proceso y analiza las
situaciones en la que dos o más productos se fabrican en conjunto a partir de un
solo grupo de registros de costos, que no pueden identificarse o relacionarse
fácilmente con los productos individuales. En tales casos, debe emplearse algún
método para asignar los costos totales entre los productos principales. De otra
manera, no se pueden determinar costos unitarios de productos ni tampoco medir
los ingresos del periodo.

Cuando son dos o más productos de una misma materia prima o proceso o de varias
materias primas y procesos, se les conoce como producto principal y subproducto.

La determinación de si dos productos que resultan de los mismos costos deben


clasificarse como producto principal o subproducto, depende principalmente de los
objetivos y políticas de la gerencia. No existe un criterio definitivo para hacer una
distinción entre estas dos clases de productos.

Generalmente, la diferenciación entre un producto principal y un subproducto tiende


a basarse en las ventas relativas del producto. Aplicando el siguiente criterio, si los
ingresos de cada uno de los dos productos son casi iguales en cantidad o al menos
importante en relación con los ingresos totales, se les trata como productos
equivalentes.
Si por otra parte, los ingresos de un producto son relativamente menores en
importancia, el producto se debe clasificar como un subproducto. En términos del
criterio de las ventas relativas, es posible que en un momento determinado, un
subproducto se convierta en un producto principal y viceversa.

Intereses relacionados