Está en la página 1de 6

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO”

TEMA : EL PULSO, EL RITMO Y LA MÚSICA.

AREA : DIDÁCTICA DEL ARTE.

FACILITADOR : FLOR DE MARÍA TALLEDO.

ESTUDIANTES : ARRUNATEGUI BRUNO, Cindy Del Carmen

HUANCAS FACUNDO, Graciela

CARRERA : INICIAL

CICLO : VII

INSTITUTO : VICTORINO ELORZ GOECIECHEA

-2017-
EL PULSO, EL RITMO Y LA MÚSICA

EL PULSO.MUSICAL

El pulso en música es una unidad básica que se emplea para medir el tiempo. Se
trata de una sucesión constante de pulsaciones que se repiten dividiendo el tiempo
en partes iguales.1 Cada una de las pulsaciones así como la sucesión de las mismas
reciben el nombre de pulso. Este elemento por lo general es regular aunque también
hay obras con pulso irregular. Asimismo puede acelerarse o retardarse, es decir,
puede variar a lo largo de una pieza musical en función de los cambios de tempo de
la misma.2 La percepción del pulso es una de las habilidades auditivas básicas en
música, previa a la percepción de la métrica. Se suele mostrar mediante respuestas
físicas al pulso como marcarlo con el pie o dando palmas. 3 El pulso puede hacer
referencia a una diversidad de conceptos relacionados, entre los que se
incluyen: ritmo, tempo, métrica, compás y groove.

Pulso es un término que deriva del latín pulsus y que tiene diversos usos. En el
ámbito de la música, el pulso es una unidad que permite realizar la medición del
tiempo. El pulso musical, por lo tanto, consiste en una serie de pulsaciones repetidas
de manera constante que dividen el tiempo en fragmentos idénticos.

Lo habitual es que el pulso sea regular, aunque puede modificarse dentro de una
misma canción. Esto quiere decir que ,en el marco de una obra, el pulso se puede
retardar o acelerar

Puede entenderse al pulso musical como las señales que reflejan el ritmo de la
música y que permiten establecer una comparación entre los silencios y las notas
que componen una pieza. De este modo el pulso funciona como una estructura que
colabora en la percepción y la comprensión por parte del oyente.

El pulso musical podemos decir, por tanto, que viene a ser como el pulso del ser
humano un latido regular ya que es una condición rítmica de tipo constante. Esta
determinado por dos factores fundamentales como son las duraciones de la totalidad
de la canción en sí y, por supuesto el tiempo, de la misma.
Muy en relación con el término de pulso musical se encuentra otros conceptos que
son básicos a la hora de analizar una composición de este tipo cualquiera. En
concreto, uno de aquellos es el acento, que se refiere a la intensidad mayor que se
da en ese pulso o en una nota concreta. Se considera que el acento es el primer
tiempo de cada compás y sobresale por ser repetitivo y por efectuarse de maner
cíclica o periódica..

El pulso musical, a su vez determina el tempo de la canción, ya sea lento, medio


rápido.

. Ritmo, Melodía y Armonía

Ritmo: el motor de la música

Generalmente llamamos ritmo a la combinación de figuras y silencios que sirve de


“esqueleto” a una melodía. Tiene que ver con una relación entre la duración de sonidos
cortos y largos.

Ritmo se refiere al flujo de movimiento controlado o medio, sonoro o visual, según


corresponda, que estará producido por una ordenación de elementos diferentes en el medio
que se trate.

En todas las artes nos encontramos con la presencia del ritmo, porque es una de sus
características más básicas, en especial, tratándose de la música, la danza y la poesía.

Melodía: punto de partida

La melodía es el elemento más visible de una pieza musical, es decir, aquellos de lo que
nuestros oídos es más consciente al escucharla. La melodía es, en la mayoría de los casos,
el punto de partida de una composición y consiste en una combinación libre de las notas de
una escala relacionando duración (sonidos cortos/largos) y altura (sonidos graves/agudos).

Armonía: se siente pero no se escucha

A grandes rasgos, la armonía es la parte de la música que regula la relación sonora entre
una melodía y su acompañamiento.
La armonía se basa en el uso adecuado de los acordes, que son grupos de tres o más notas
que obtenemos a partir de los grados de una escala (do-mi-sol, re-fa-la, etc.)

Aunque es menos perceptible que el ritmo o la melodía, la armonía es una poderosa


herramienta en manos del compositor para darle mejor cuerpo o sustancia a la música.

DEFINICIÓN DE

MÚSICA

Es más fácil sentirla y reproducirla que explicarla o definirla. Todos entendemos qué
es la música, pero ¿cuántos pueden poner en palabras cuáles son sus
características esenciales o aquello que le da sentido?

El término música tiene su origen del latín “musica” que a su vez deriva del término
griego “mousike” y que hacía referencia a la educación del espíritu la cual era
colocada bajo la advocación de las musas de las artes.

Puede decirse que la música es el arte que consiste en dotar a los sonidos y los
silencios de una cierta organización. El resultado de este orden resulta lógico,
coherente y agradable al oído.

Ejemplos de oraciones que incluyen esta palabra: “La maestra de música me felicitó
por mis avances con la guitarra”, “Amo escuchar música: no puedo trabajar sin ella”,
“Gasto buena parte de mis ingresos en música, ya sea en entradas a conciertos o en
discos”.

Existen diversos principios que permiten llevar a cabo esta organización de los
sonidos y silencios. La armonía, la melodía y el ritmo, por citar tres elementos, son
cuestiones que deben tenerse en cuenta a la hora de generar música.

Lo que hace un músico, ya sea profesional, aficionado o hasta improvisado, es tratar


de generar alguna sensación en el oyente. La creación musical estimula la
percepción del ser humano y puede desde entretener a la persona hasta aportarle
algún tipo de información.
Cuando un cuerpo vibra, produce un movimiento que modifica la presión y se
transmite en el aire, pudiendo ser captado por el oído. Eso es, ni más ni menos, que
un sonido. Cuando no hay sonido, nos encontramos con el silencio (que, a diferencia
de lo que uno podría pensar, nunca puede ser absoluto debido a la existencia de la
atmósfera).

La música, en definitiva, consiste en combinar sonidos y silencios. Los sonidos, a su


vez, pueden ser infinitos, ya que es posible trabajar con innumerables variaciones de
duración, intensidad, altura o timbre.

La música es un arte que acompaña la vida del ser humano desde los comienzos de
la historia. Según explican ciertas teorías su origen tuvo lugar a partir de intentar
imitar los sonidos que existían en la naturaleza y sonidos provenientes de la parte
interna del ser humano, como el latido del corazón. Los descubrimientos que se han
hecho en torno a este arte demuestran que ya existían conceptos de armonía en la
música de la prehistoria.

Con el paso del tiempo se desarrollaron cientos de teorías para explicar el sentido
de la música, lo que nadie puede explicar con certeza es qué tienen los sonidos que
pueden tocarnos el sistema nervioso y emocionarnos a puntos que ninguna otra
cosa puede hacerlo. La música tiene por ende mucho de misterio, de magia, y
presenta para nosotros un mundo que no somos totalmente capaces de comprender
pero al que llegamos una y otra vez de forma irremisible.

Mucho más que un arte

La música no sólo es un arte al que muchas personas recurren para llenar su vida
de felicidad, también existen acciones terapéuticas que utilizan la música como
elemento, la musicoterapia es una de ellas. Consiste en una aplicación científica del
sonido, la música y el baile a través de un tratamiento que intenta integrar lo
cognitivo, lo emocional y lo motriz, que libera los malos sentimientos y permite
encontrarse con la energía propia de cada ser, ayudando a mejora la comunicación,
la expresión individual y la integración social. La musicoterapia se utiliza en caso de
enfermedad o disfuncionalidad física o social, para que un individuo se rehabilite y
reeduque emocional, intelectual y motrizmente.

La música con sus sonidos posee tres componentes que la vuelven única: el sonoro,
el temporal y el intelectual. El sonoro se encuentra representado por los sonidos
unidos de una forma específica, el temporal tiene que ver con el momento puntual
en el que deben ser representados y ejecutados los sonidos y el intelectual tiene que
ver con la influencia que puede causar un determinado movimiento sonoro en un
individuo, influyendo en su estado de ánimo y modificando a través de él otros
aspectos de su vida. qué tenemos esa increíble necesidad de hacer Posiblemente
en la comprensión de estos tres componentes a fondo esté la respuesta que
buscamos, el por o escuchar música.

 BIBLIOGRAFIA:

 http://musica-bella.blogspot.pe/2009/11/definicion-del-arte-de-la-musica.html
 http://definicion.de/musica/
 http://musica-bella.blogspot.pe/2009/11/definicion-del-arte-de-la-musica.html
 https://es.wikipedia.org/wiki/Ritmo