Está en la página 1de 3

En la clase de hermenéutica se vio un documental llamado “El Río que se robaron” en

donde se habla del río ranchería, donde la comunidad indígena que vive ahí, justifica que
los están dejando morir de sed. En donde se tiene una gran ausencia del estado como tal.
En la guajira hay un gran nivel de desnutrición por parte de los niños, y las madres
gestantes mueren por tuberculosis.
Esta comunidad aseguran que este río se lo robaron hace más de 30 años, poco a poco. Se
presume que el Estado debe garantizar a todos los habitantes gozar del derecho a un
ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades
productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones
futuras; y tienen el deber de preservarlo.
Colombia se habla de los principios de los niños que se basan en un marco internacional.
Está menciona concretamente en muchos de los instrumentos de derechos humanos; las
normas se modifican o se adaptan específicamente cuando las necesidades y
preocupaciones en torno a un derecho se aplican concretamente a la niñez. Ofrece los
medios necesarios para permitir que todos los niños desarrollen su pleno potencial. Exigen
la prestación de recursos, aptitudes y contribuciones específicas, necesarios para asegurar al
máximo la supervivencia y el desarrollo de la infancia. Los artículos también exigen la
creación de mecanismos para proteger a la infancia contra el abandono, la explotación y los
malos tratos.

Pero evidenciado en el documental existe una discriminación y olvido de estos niños


indígenas, en donde se están muriendo de hambre y sed.

El estado les mandaba unas leches perecederas, en donde ellos al no tener ni luz, ni nevera
no duraban más de unos días, la poca ayuda me atrevo a decir es insuficiente. No tienen una
vivienda digna, ni garantías de una educación, ni protección. Siendo así una vulneración
constante a sus derechos.

En Colombia La principal regulación en materia ambiental derivada de la Constitución de


1991 es la Ley 99 de 1993 y toda la producción doctrinal de la Corte Constitucional a
través de sus sentencias de revisión de tutela y análisis de constitucionalidad que han
venido reconfigurando el escenario de protección del derecho al goce de un ambiente sano.
Pero se nota la ausencia de del Estado en esta comunidad.

El documental de Guillén, explica, que a partir del caudal más importante de la Guajira se
construyó una reserva, desconocida por su puesto, para los indígenas, con la que intentaban
guardar agua para poder abastecer a mínimo nueve municipios.
Pero con el tiempo, según la investigación, los intereses cambiaron, y la reserva del
Ranchería se convirtió en el principal proveedor de agua para la multinacional el Cerrejón y
para las grandes haciendas de poderosos terratenientes guajiros.
Así, mientras el Cerrejón gasta en promedio más de 34.903 metros cúbicos al día en sus
actividades mineras, los indígenas Wayúu no tienen una sola gota de agua, no la tienen para
su aseo personal, mucho menos para comer, los indígenas mueren de sed, sentados sobre
una mina de agua. Siendo ineficaz estos principios de regulación de la materia ambiental.

Colombia tiene 86 naciones indígenas. Compuestas todas por 379 mil personas, la
comunidad wayúu, es la más grande de todos,son cerca de 300 mil.

El dinero brindado por el estado se queda la gran corrupción que vivimos en nuestro país,
en donde por ejemplo las EPS corren para ingresarlos, para cobrarles al Edo. Pero no los
atienden eficazmente.

El Río ranchería fue admitido en la comisión interamericana de derechos humanos de la


organización de Estados americanos, como prueba judicial principal en contra de Colombia
para que esta comunidad pueda recuperarse pronto.

Durante los últimos 5 años han muerto de hambre y sed más de 7.000 niños indígenas y
cerca de 37 mil están siendo consumidos por la desnutrición.

El lecho de ranchería es una enorme zanja de arena y piedras resecas por la que no trascurre
ya ni una sola gota de agua. Según un artículo de la revista semana Casi todos los niños que
aparecen en este documental ya han muerto. La investigación que compone El río que se
robaron: el exterminio del pueblo wayúu, reveló al mundo un genocidio a cuentagotas,
fruto de la desidia del estado, aunada con la codicia de las carboneras y de los cultivos
agroindustriales en el departamento más árido del país.

La eficacia simbólica viene de que las normas son símbolos que crean, simbolizan y
regulan algunas realidades.
Los objetivos detrás de la eficacia simbólica, la idea de interés general aunque no sepamos
que es, creemos y estará mal visto estar en contra de este interés general. Es un mito para
poder pensar en el derecho como un transformador de nuestros comportamientos. Esta pues
la necesidad de entender la realidad social junto con el derecho, de forma que cada norma
cumpla también una tarea sociológica sin convertirse en una ciencia como esta, lo que se
debe hacer es un equilibro para entender mejor los contextos para saber qué norma aplicar.
Como son posible tantas injusticias que vienen siendo el pan de cada día de esta comunidad
indígena, El derecho tiene un papel importante en la trasformación de la realidad social.
La eficacia que se esperaría se ha reducido a eficacia simbólica frente a los derechos de Los
indígenas, en tanto no los materializa, sino que solo sirve para producir representaciones
sociales de protección favorables a los intereses de los hombres y de los políticos de turno.
La eficacia simbólica del derecho, para mostrar que la ineficacia de las normas puede ser un
efecto preconcebido y deseado por sus autores, e incluso aprovechado retóricamente por los
actores políticos para responder a “un juego inteligente en aras del fortalecimiento de
ciertos intereses”, y, a su vez, para neutralizar o atenuar otros. En otras palabras, de la
forma en que el derecho sirve como mecanismo de comunicación política para crear
representaciones diferentes a las declaradas en las normas, las cuales son funcionales a
intereses hegemónicos y neutralizan el alcance de ciertas reclamaciones y valores.
El análisis de la eficacia simbólica, de la pluralidad jurídica de que son sujetas las
comunidades indígenas puede sugerir algunos de los objetivos no declarados en las normas
que inciden en su desprotección, particularmente en el ámbito local, en el que es preciso
estudiar los discursos jurídicos encontrados ante los derechos de estos pueblos indígenas.