Está en la página 1de 21
Experiencias de Autohipnosis de Milton H. Erickson Milton H. Erickson y Ernest L. Rossi Reimpreso

Experiencias de Autohipnosis de Milton H. Erickson

Milton H. Erickson y Ernest L. Rossi

Reimpreso con autorización del Diario Americano de la Hipnosis Clínica, Julio de 1977, 20, 36-54.

Durante los últimos cuatro años, entre las edades de 70 y 74, el destacado autor relató un número de factores personales y experiencias que contribuyeron al desarrollo de sus intereses, actitudes, y aproximaciones a la autohipnosis, al trance, y a la psicoterapia. Muchas de las memorias más tempranas de Erickson se ocupan de las maneras de las cuales su experiencia era diferente a la de los demás debido a sus problemas constitucionales: Él experimentó una forma inusual de la acromatopsia, arritmia, sordera de tono, y del dislexia mucho antes de que tales las condiciones fueran reconocidas y diagnosticadas en la comunidad rural en que creció. Cuando niño, en la escuela primaria, por ejemplo, él nunca entendió porqué gritar y chillar era llamado "cantar." Aunque él era diferente de manera que ni él ni los demás podían entender, él poseía una aguda inteligencia que lo inició en el curso de la vida en la investigación sobre las limitaciones y la relatividad de la percepción y comportamiento humano. Cuando él visitó a su abuela materna por primera vez a los cuatro años, el pequeño Erickson fue golpeado por la incredulidad al oírla decir repetidamente a su madre "¿Eres tú, usted Clara? ¿Eres realmente tú?" La abuela nunca había viajado más lejos que diez millas de su hogar y realmente no tenía ningún concepto de cómo la gente cercana a ella podría existir más allá de ese radio. Cuando su hija se casó y se mudó más allá de él, ella realmente nunca esperó verla otra vez. Así, a los cuatro años, Erickson ya había sido sorprendido por las diferencias y las limitaciones en las perspectivas de la gente.

Otra experiencia con las limitaciones y las rigideces en los marcos de referencia habituales de la gente ocurrieron algo antes de la edad de diez, cuando Erickson dudó del método de su abuelo de plantar las patatas solamente durante cierta fase de la luna y siempre con los “ojos" hacia arriba. El joven se sintió lastimado y triste cuando su abuelo no podía creer los hechos cuando Erickson demostró que sus patatas plantadas en la fase "incorrecta" de la luna con los “ojos” en todas las direcciones crecían de igual forma. Por tales experiencias tempranas Erickson sintió hastío por las rigideces. Estas experiencias proporcionaron una orientación para algunos de su primeros aproximaciones a la psicoterapia en donde él utilizó choque y sorpresa para romper con las limitaciones habituales en los marcos de referencia de los pacientes para efectuar una rápida reorganización terapéutica de sus síntomas y perspectivas de vida (Rossi, 1973). La despontenciación de los sistemas mentales habituales y marcos de referencias se han conceptuado recientemente como una etapa importante en el inicio de la experiencia del trance (Erickson, Rossi, y Rossi, 1976).

la experiencia del trance (Erickson, Rossi, y Rossi, 1976). A los seis años de edad Erickson

A los seis años de edad Erickson sufría dislexia. Intentando por todos los medios, su profesora no conseguía convencerlo que "3" y "m" no eran iguales. Un día la profesora le hizo escribir un 3 y luego una un m dirigiendo su mano con la de ella. Aún así Erickson no podía reconocer la diferencia. Repentinamente, él experimentó una alucinación visual espontánea en la cual vio la diferencia en un flash de luz enceguecedor.

E: ¿Puede usted imaginar cuán desconcertante es esto? Así un día, sorprendentemente, hubo un repentino flash de luz atómica. Vi la m y vi el 3. La m estaba parada en sus piernas y el 3 estaba de costado con las piernas abiertas. ¡El flash de luz enceguecedor! ¡Era tan brillante! Echó al olvido todo lo demás. Hubo un flash de luz enceguecedor y en el centro de ese terrible arrebato de luz estaban el 3 y la m. R: ¿Usted realmente vio un flash enceguecedor de luz? ¿Usted lo vio allí fuera, no es sólo una metáfora?

Pág. 1

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

E: Sí, y él obscureció todo lo demás, excepto el 3 y la m. R:

E: Sí, y él obscureció todo lo demás, excepto el 3 y la m.

R: ¿Se dio cuenta usted que estaba en un estado alterado? ¿Usted, como niño, se maravilló con esa experiencia divertida?

E: Ésa es la manera que usted aprende cosas.

R: Conjeturo que esto es lo que usted llamaría un momento creativo (Rossi, 1972, 1973). Usted experimentó una genuina alteración perceptual: un flash de luz con el 3 y la m en el centro. ¿Tenían realmente piernas?

E: Los vi como eran. [Erickson dibuja un cuadro simple de un efecto de nube con un 3 y una m en el centro.] ¡Y esto excluyó todo el resto!

R: ¿Fue esto una alucinación visual? ¿A los seis años de edad usted experimentó realmente un importante insight intelectual en la forma de una alucinación visual?

E: Sí, no puedo recordar nada más respecto a ese día. El más cegador y deslumbrante flash de luz ocurrió en mi segundo año de la secundaria. Tenía el apodo de "diccionario," debido a que pasaba mucho tiempo leyendo el diccionario. Un día, justo después que sonó la campana de salida al mediodía, estaba en mi silla leyendo el diccionario en la parte posterior del cuarto. Repentinamente se produjo un cegador y deslumbrante flash de luz debido a que en ese momento acababa de aprender a utilizar el diccionario. Hasta ese momento, para buscar una palabra yo comenzaba en la primera página y recorría cada columna, página tras página hasta que encontrar la palabra. En ese flash cegador de luz me di cuenta que usted utiliza el alfabeto como sistema ordenado para buscar una palabra. Los estudiantes que llevaban su almuerzo a la escuela comían siempre en el sótano. No sé cuánto tiempo me senté allí totalmente deslumbrado por la luz cegadora, pero cuando bajé al sótano, la mayoría de los estudiantes habían acabado sus almuerzos. Cuando me preguntaron porqué demoré tanto en bajar al sótano, sabía que no podía decirles que acababa de aprender recién cómo utilizar el diccionario. No sé porqué me tomó tanto tiempo. ¿Mi inconsciente retuvo adrede ese conocimiento debido a la cantidad inmensa de cultura que conseguí leyendo el diccionario?

inmensa de cultura que conseguí leyendo el diccionario? En estos experiencias tempranas vemos que el desconcierto

En estos experiencias tempranas vemos que el desconcierto de la dislexia y la orientación especial que dio al joven aprender sobre percepciones y estados alterados de la experiencia.

Erickson define la presencia de este flash de luz y/o alucinación visual que borra todo el resto de la percepción de la realidad externa como evidencia de un estado autohipnótico espontáneo. Él observa la conexión entre tales estados alterados y "la manera en que usted aprende cosas." La fuente de su "acercamiento a la utilización" también está contenida en tales experiencias. Muchos años más tarde él enseñó a un hombre de 70 años de edad cómo leer y escribir utilizando sus propias imágenes internas de piernas, de azadas, y de otras imágenes de la granja para ayudarles a percibir el significado del revoltijo, de otra manera sin sentido, de las líneas que son letras y palabras (Erickson, 1959).

Erickson relaciona su dislexia y dificultades tempranas con la pronunciación con su acercamiento terapéutico como sigue:

E: Debo haber tenido un leve dislexia. Estaba convencido de que cuando decía "co-mick- al, vin-gar, goverment, y mung" mi pronunciación era idéntica a cuando otros decían I “comical,

Pág. 2

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

vinegar, government, and spoon.” En mi segundo año de secundaria, la profesora usaba sus horas

vinegar, government, and spoon.” En mi segundo año de secundaria, la profesora usaba sus horas libres intentando enseñarme cómo decir "gobierno". En una inspiración repentina, ella utilizó el nombre de compañero, "la Verne," y escribió en la pizarra "govLaVernement". Yo leí "govlavemement". Ella entonces pidió que lo leyera, omitiendo el La de LaVerne. En cuanto lo hice un flash cegador de luz borró todos objetos circundantes incluyendo la pizarra. Doy crédito a la Srta. Walsh por mi técnica de introducir lo inesperado e irrelevante en un patrón fijo y rígido para explotarlo. Una paciente vino temblando y sollozando, "Estoy despedida. Me sucede siempre. Mi jefe siempre abusa de mí. Siempre me ponen apodos y yo siempre lloro. ¡Mi jefe hoy me gritó “¡Estúpida! ¡Estúpida! ¡Estúpida! ¡Fuera de aquí! ¡Fuera de aquí!” Así que aquí estoy. Le dije a ella muy seriamente, "¡por qué usted no le dice que si él se lo hubiera hecho saber, usted con gusto habría hecho el trabajo mucho más estúpidamente!". Ella quedó en blanco, desconcertada, atontada, y luego estalló en risas, y el resto de la entrevista procedió bien con repentinos ataques de risa –en general de sí misma-.

R: Su risa indica que usted le había ayudado a salir de su visión limitada de sí misma como una víctima. Un principio básico de su acercamiento de la utilización se ilustra en su experiencia temprana con Srta. Walsh. Ella utilizó su capacidad de pronunciar LaVerne para ayudarle a salir de su error estereotipado al pronunciar gobierno.

AUTOHYPNOSIS EN CRISIS DE VIDA

A los 17 años, cuando se encontraba gravemente enfermo de poliomielitis, Erickson tuvo por

primera vez la siguiente experiencia.

E: Mientras yacía en cama esa noche, escuché por casualidad a tres doctores decir a mis padres en el otro cuarto que su muchacho estaría muerto por la mañana. Sentí intensa cólera porque alguien dijera a una madre que su muchacho estaría muerto por la mañana. Mi madre

entonces entró con su rostro tan sereno como pudo. Le pedí que dispusiera el aparador contra

la Si
la
Si

cama en ángulo. Ella no entendía porqué, pensó que estaba delirando. Me costaba hablar.

Pero en ese ángulo en virtud del espejo en el aparador podría ver a través del umbral, a través de la ventana oeste de la otra habitación. Maldecía morir sin ver una vez más la puesta de sol.

tuviera alguna habilidad para el dibujo, yo podría bosquejar aquella puesta del sol.

R: Su cólera y deseo ver otra puesta del sol era una manera que usted se mantuvo vivo en ese día crítico a pesar de las predicciones de los doctores. Pero ¿porqué usted llama a eso una experiencia autohipnótica?

E: Vi esa inmensa puesta de sol cubriendo el cielo entero. Sin embargo sé que había también un árbol allí fuera de la ventana, pero lo bloqueé.

R: ¿Usted lo bloqueó? ¿Es esa percepción selectiva la que le permite decir que usted estaba en un estado alterado?

E: Sí, no lo hice consciente. Vi toda la puesta del sol, pero no vi la cerca y la gran roca que estaba allí. Bloqueé todo excepto la puesta del sol. Después de ver la puesta del sol, perdí el sentido por tres días. Cuando finalmente desperté, le pregunté a mi padre porqué habían sacado la cerca, el árbol, y la roca. No me percaté que los había borrado cuando fijé mi atención tan intensamente en la puesta del sol. Entonces, como me recuperé y tomé conciencia de mis limitaciones, me pregunté cómo iba a ganarme la vida. Había publicado ya un artículo en el diario agrícola nacional. "Porqué la gente joven abandona la granja". Yo ya no tenía la fuerza para ser un granjero, pero quizá podría ser doctor.

R: Usted diría que fue la intensidad de su experiencia interna, de su espíritu y sentido del

Pág. 3

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

desafío, lo que lo mantuvo vivo para ver esa puesta del sol? E: Sí. Con

desafío, lo que lo mantuvo vivo para ver esa puesta del sol?

E: Sí. Con los pacientes que tienen una perspectiva pobre, usted dice, "bien, usted debe vivir lo suficiente como para hacer esto el mes próximo." Y lo hacen.

UTILIZACIÓN DE RECUERDOS SENSORIALES REALES MÁS QUE LA IMAGINACIÓN

R: ¿Cómo utiliza usted la autohipnosis para ayudarse usted mismo con sus enfermedades y dolor?

E: Generalmente me toma una hora después de que despierto para conseguir eliminar todo el dolor. Era más fácil cuando era más joven. Ahora tengo más dificultades musculares y articulares.

R: ¿Cuáles fueron sus primeras experiencias en hacer frente a sus dificultades y dolores musculares? ¿Cómo aprendió a hacerlo? ¿Alguien le entrenó en autohipnosis?

E: Aprendí sólo. Puedo recordar cómo me aproximé al uso del microscopio. Si usted realmente desea ver a través el microscopio y dibujar lo que está viendo, usted mantiene ambos ojos abiertos. Usted mira con un ojo y dibuja con el otro.

R: Eso se consigue con autohipnosis?

E: Usted no ve ninguna otra cosa.

R: Usted ve solamente lo relevante para su tarea y bloquea todo lo demás. Es ese aspecto de percepción selectiva lo que le permite reconocer el estado alterado de la autohipnosis. ¿Cómo hizo usted frente a dolor en aquella época?

¿Cómo hizo usted frente a dolor en aquella época? E: Uno de mis primeros esfuerzos fue

E: Uno de mis primeros esfuerzos fue aprender relajación y acumulación de mi fuerza. Hice cadenas sin gomas, así podía vencer resistencias. Hice cada noche todos los ejercicios que pude. Entonces aprendí que podía caminar para inducir fatiga a conseguir librarme del dolor. Aprendí lentamente que si podía pensar en caminar, en fatigarme y relajarme, podía conseguir alivio.

R: Pensar en caminar y fatigarse ¿era tan eficaz en producir alivio del dolor como el proceso físico real?

E: Sí, llegó a ser eficaz en reducir el dolor.

R: En sus experiencias de auto-rehabilitación entre las edades de 17 y 19 usted aprendió de su propia experiencia que podía utilizar su imaginación para alcanzar los mismos efectos que reales esfuerzo físico. E: Un recuerdo intenso más que imaginación. Usted recuerda cómo algo sabe; usted sabe como escuece la pimienta. Cuando niño acostumbraba subir a un árbol en un alto de madera y entonces saltar a partir de un árbol a otro como un mono. Yo recordaría muchas torceduras y vueltas que hice para descubrir cuáles son los movimientos que se haces cuando se tiene una musculatura completa.

R: Usted activó memorias verdaderas de su niñez para aprender cuánto control muscular usted había perdido y cómo recuperar ese control.

E: Sí, usted utiliza memorias verdaderas. A los 18 recordé todos mis movimientos de la niñez

Pág. 4

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

para ayudarme a volver a aprender coordinación muscular. [Erickson recuerda ahora cómo usó mucho tiempo

para ayudarme a volver a aprender coordinación muscular. [Erickson recuerda ahora cómo usó mucho tiempo y esfuerzo recordando las sensaciones de la natación, la sensación del agua acometiendo los diversos músculos del cuerpo, etc.]

R: Ésta podría ser una manera de facilitar la autohipnosis mediante el recuerdo de sensaciones. Esto activaría las respuestas sensoriales autónomas que son un aspecto de comportamiento autohipnótico: no imaginación sino recuerdos sensoriales verdaderos.

E: Cuando usted mira a Buster Keaton en una película vacilando en el borde de un edificio, usted puede sentir cómo se tensan sus propios los músculos.

R: La película o la imaginación pura proporcionan un camino de asociación a sus propios recuerdos sensoriales, los que usted entonces realmente experimentará en la forma de tensión muscular.

Este fascinante relato de sus tempranas aproximaciones autodidactas a la auto-rehabilitación usando recuerdos sensoriales para recordar y reaprender el uso de sus músculos es la fuente

de muchos de los trabajos experimentales de Erickson con la naturaleza del trance (Erickson, 1964, 1967) y las realidades hipnóticas (Erickson, Rossi, y Rossi, 1976). Un relato imaginario en un libro o una película puede enfocarlo a uno hacia adentro y facilitar el acceso a sus propios recuerdos sensoriales, pero son esos recuerdos sensoriales más que la imaginación pura lo que por sí mismo evoca los procesos ideomotores e ideosensoriales que conducen a un trance más profundo y a nuevas posibilidades de aprender. Mientras que a los seis años Erickson tenía una experiencia enteramente espontánea de la relación entre un estado alterado

y un nuevo aprendizaje, a los 19 él había comenzado a cultivar realmente estados alterados

entrando profundamente sus recuerdos sensoriales para reaprender el uso de sus músculos. Él todavía no etiquetó estas experiencias como estados alterados o autohipnosis. La relación obvia entre estos experiencias tempranas y su posterior comprensión del trance es evidente, sin embargo, cuando él escribió: "El estado hipnótico es una experiencia que pertenece al sujeto, deriva de sus propios recuerdos y aprendizajes acumulados, reconocidos no necesariamente de manera consciente, sino que posiblemente manifestados en un estado especial de conciencia en no-vigilia. Por lo tanto el trance hipnótico pertenece solamente al sujeto; el operador no puede hacer más que proferir estímulos y sugerencias para evocar un comportamiento responsivo basado en el propio pasado experiencial del sujeto"(Erickson,

1967). la
1967).
la

La visión que toda hipnosis es esencialmente autohipnosis ciertamente encuentra sustento en

experiencia personal y profesional de Erickson. Las técnicas de inducción hipnóticas pueden

ser mejor entendidas como aproximaciones que proveen a los sujetos las oportunidades para el intenso ensimismamiento y experiencias internas llamadas trance. El operador sabio entonces desarrolla habilidad en relacionarse creativamente con esta experiencia interna de sus sujetos.

ENTRENAMIENTO TEMPRANO EN SUEÑO Y ACTIVIDAD SOMNAMBULISTICA

E: Yo siempre estaba observando. Le diré la cosa más egoísta que jamás haya dicho. Tenía 20 años de edad, cursaba primer semestre del segundo año en la universidad, cuando solicité un trabajo en el periódico local, el Diario Cardinal, en Wisconsin. Deseaba escribir las editoriales. El redactor, Porter Butz, de buen humor me dijo que podría dejárselas en su correo cada mañana cuando fuera camino a clases. Tenía mucho que leer y estudiar para compensar mi falta de background en literatura en la granja. Quería conseguir mucha educación. Tuve una idea de cómo proceder recordando cómo, cuando era más joven, corregiría a veces problemas aritméticos en mis sueños.

Pág. 5

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

Mi plan era estudiar al atardecer y luego ir a la cama a las 10:30

Mi plan era estudiar al atardecer y luego ir a la cama a las 10:30 p.m., para dormir

inmediatamente. Pero Fijaría mi despertador a las 1:00 a.m. Planeé que me levantaría a las 1:00 a.m., digitaría la editorial y pondría la máquina de escribir sobre las páginas, luego volvería a dormir. Cuando desperté la mañana siguiente, me sorprendí al ver algo de material escrito debajo de mi máquina de escribir. No tenía ningún recuerdo de haberme levantado y escrito. En cada oportunidad escribiría los editoriales en esa manera.

Adrede no leí las editoriales que escribí pero guardé una copia a carbón de cada una de ellas. Puse las editoriales cada día en el buzón del redactor y revisé el diario para ver si podía encontrar alguna que yo supusiera escrita por mí, pero no encontré ninguna. El fin de semana miré mis copias a carbón. Había tres editoriales, y las tres habían sido publicadas. La mayoría eran sobre la universidad y su relación con la comunidad. No había reconocido mi propio trabajo cuando estaba en la página impresa. Necesité las copias a carbón probármelo a mi mismo.

R: ¿Porqué usted decidió no mirar sus escritos por la mañana?

E: Me preguntaba si podría escribir editoriales. Si no reconociera mis palabras en la página impresa, eso me diría que había mucho más en mi cabeza de lo que me daba cuenta. Entonces tendría mi prueba de que era más brillante de lo que sabía. Cuando deseaba saber algo, lo quería no deformado por el conocimiento imperfecto de algún otro. Mi compañero de cuarto estaba curioso por saber porqué me levanté a las 1:00 a.m. a escribir. Él dijo que no me parecía oírlo cuando él sacudió mi hombro. Se preguntaba si yo caminaba y mecanografiaba dormido. Dije que esa debía ser la explicación. Ésa fue mi comprensión con el tiempo. No fue hasta mi tercer año en universidad que tomé el seminario de Hull y comenzó mi investigación en hipnosis.

R: ¿Éste sería un acercamiento práctico naturalístico para que otros aprendan actividad

sonambulística y autohipnosis? Uno podría poner un despertador para despertar en medio del sueño y así realizar cierta actividad que podría ser olvidada. ¿Esto sería una manera de auto-

E:
E:

entrenamiento en la actividad disociada y amnesia hipnótica?

Sí, y después de un tiempo no se necesitaría el despertador. He entrenado a muchos

estudiantes de esta manera.

Pág. 6

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

AUTOHYPNOSIS EN CRISIS DE IDENTIDAD

AUTOHYPNOSIS EN CRISIS DE IDENTIDAD E: Tuve una experiencia muy amarga al comienzo en la Escuela

E: Tuve una experiencia muy amarga al comienzo en la Escuela de Medicina. Me asignaron para examinar a dos pacientes. El primero era un hombre de 73 años de edad. Él era de todas maneras un vago indeseable, alcohólico, ladronzuelo, sostenido por el la asistencia pública su vida entera. Yo estaba interesado en ese tipo de vida, así que conseguí una historia cuidadosa y aprendí cada detalle. Él tenía obviamente una buena posibilidad de vivir hasta los 80. Entonces fui a ver a mi otra paciente. Yo piense que ella era una de las muchachas más hermosas que jamás había visto, de una personalidad encantadora y altamente inteligente. Era un placer diagnosticarla. Entonces, como la miraba a los ojos, me encontré diciendo que había olvidado una tarea, pedí excusas y dije que volvería tan pronto como fuera posible. Fui a la sala de médicos e investigué el futuro. Esa muchacha tenía la enfermedad de “Bright”, y si ella viviera otros tres meses sería afortunada. Aquí vi la injusticia de la vida. Un vago de 73 años que nunca hizo algo de mérito, nunca dio nada, a menudo destructivo. Y aquí estaba esa encantadora y bella muchacha que tenía tanto para ofrecer. Me dije "deberías pensar mejor sobre eso y conseguir una perspectiva de vida porque eso es a lo que usted va a hacer frente repetidamente otra vez como doctor: la injusticia total de la vida.”

R: ¿Qué fue autohipnótico en este caso?

E: Estaba solo allí. Sé que otros entraron y salieron de la sala pero no me di cuneta. Escudriñaba el futuro.

R: ¿Cómo lo explica? ¿Sus ojos estaban abiertos?

E: Mis ojos estaban abiertos. Veía niños nonatos, niños que debían todavía crecer y hacerse en hombres y mujeres muriendo a los 20, a los 30, a los 40. Alguien viviendo sus 80 y sus 90 y sus valores particulares como gente. Todas las clases de gente. Sus ocupaciones, sus vidas, todas pasaron frente a mis ojos.

Sus ocupaciones, sus vidas, todas pasaron frente a mis ojos. R: ¿Fue esto como una pseudo-orientación

R: ¿Fue esto como una pseudo-orientación en tiempo futuro? ¿Usted vivió su vida futura en su imaginación?

E: Sí, usted no puede practicar la medicina y estar emocionalmente trastornado. Tuve que aprender reconciliarme con las injusticias de la vida en ese contraste entre esa muchacha encantadora y ese vago de 73 años.

R: ¿Cuando se dio cuenta de que estaba en un estado autohipnótico?

E: Sabía que estaba absorto como cuando escribí las editoriales. Sólo me permití la absorción pero no intenté examinarla. Entré en esa absorción para orientarme a mi futuro como médico.

R: Usted se dijo "necesito orientarme a mi futuro como médico". Entonces su inconsciente asumió el control y usted experimentó este trance profundo. Entonces, cuando entramos en autohipnosis, nos damos un problema y dejamos al inconsciente asumir el control. ¿Los pensamientos iban y venían por sí mismos? ¿Eran ellos cognoscitivos o imaginería?

E: Eran ambos. Yo veía este pequeño bebé que crecía hasta ser un hombre.

De este relato atestiguamos la cura espontánea en presencia de trance profundo o autohipnosis durante una crisis de identidad. Un estado profundo de absorción interna que Erickson define como trance fue requerido para hacer frente a un problema que al parecer abrumaba su mente consciente. Ésta es otra ilustración de cómo la autohipnosis y el nuevo

Pág. 7

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

aprendizaje se asocian en el desarrollo personal de Erickson. AUTOHYPNOSIS DURANTE TRABAJO DE TRANCE CLÍNICO

aprendizaje se asocian en el desarrollo personal de Erickson.

AUTOHYPNOSIS DURANTE TRABAJO DE TRANCE CLÍNICO Y EXPERIMENTAL

E: Al hacer trabajo hipnótico experimental con un sujeto en el laboratorio yo podía notar que estábamos totalmente solos. Lo único que estaba presente era el sujeto, el aparato físico que utilizaba para representar gráficamente su comportamiento, y yo mismo.

R: ¿Usted estaba tan centrado en su trabajo que todo lo demás desaparecía?

E: Sí, descubrí que estaba en trance con mi sujeto. Lo siguiente que deseé aprender fue si yo podría trabajar igualmente bien con toda la realidad alrededor mío, o si tenía que entrar trance. Descubrí que podía trabajar igualmente bien bajo ambas condiciones.

R: ¿Usted tiende a entrar en autohipnosis ahora cuando trabaja con pacientes en trance?

E: Actualmente si tengo cualquier duda sobre mi capacidad de ver las cosas importantes entro un trance. Cuando hay un asunto crucial con un paciente y no deseo peder ninguna pista, entro trance.

R: ¿Cómo se deja entrar en tal trance?

E: Sucede automáticamente porque comienzo a seguir la pista de cada movimiento, señal, o manifestación del comportamiento que pudiera ser importante. Y como comencé a hablarle apenas ahora, mi visión se convirtió en una visión de túnel y lo vi solamente a usted y a su silla. Sucedió automáticamente, esa intensidad terrible, como le miraba y a usted. La palabra "terrible" es incorrecta; es agradable.

R: ¿Es la misma visión del túnel que sucede a veces cuando uno mira fijamente un cristal? (cuando alguien tiene una mirada de cristal)

E: Sí.
E: Sí.

Erickson ahora relata un caso muy asombroso de cuando él entró trance espontáneamente durante las primeras sesiones de su trabajo terapéutico con un siquiatra muy conocido y algo dominante de otro país que era un hipnoterapeuta experimentado. Erickson explica que él se sentía abrumado por su tarea pero se acercó a su primera sesión con la expectativa que su inconsciente vendría en su ayuda. Él explica que al comienzo de la primera sesión escribió algunas notas. Lo siguiente que él supo fue que él estaba solo en su oficina; habían pasado dos horas, y había un set de notas de la terapia en una carpeta cerrada en su escritorio. Él entonces comprendió que debió haber estado en un estado autohipnótico. Erickson respetó su inconsciente lo bastante como para permitir que sus notas siguieran sin leer en la carpeta cerrada. Espontáneamente, sin saber cómo sucedió, él entró en trance de la misma manera durante las 13 sesiones siguientes. No fue hasta la 14ta sesión que el siquiatra-paciente reconoció repentinamente el estado de Erickson. Él entonces gritó, "¡Erickson, usted está en trance!" Erickson se asustó entrando así en estado normal de vigilia y siguió en ese estado durante el resto de las sesiones. El profundo respecto de Erickson por la autonomía del inconsciente es indicado por el hecho que nunca leyó las notas que escribió mientras estuvo en trance autohipnótico durante esas primeras 14 sesiones. El joven autor miró recientemente esas páginas descoloradas y encontró que no eran nada más que las notas típicas que un terapeuta pudiera escribir.

En una ocasión más reciente Erickson ayudaba al dr. L en la experiencia de una alucinación

Pág. 8

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

visual para su primera vez en trance. Como Erickson miraba la puerta de su sala

visual para su primera vez en trance. Como Erickson miraba la puerta de su sala de espera, donde el dr. L estaba alucinando un gran hall y una orquesta, Erickson también comenzó a alucinar con él. Cuando compararon más adelante notas sobre sus visiones, tuvieron una de divertida discusión sobre dónde exactamente se ubicaba cada uno de los miembros de la orquesta.

De estos ejemplos obtenemos una perspectiva de la gama de las experiencias autohipnóticas que Erickson ha tenido con sus pacientes. Una característica cardinal de toda esta experiencia es que él está siempre en completo rapport con el paciente. Nunca se disocia o pierde contacto con el paciente. El trance autohipnótico generalmente surge espontáneamente y siempre realza sus percepciones y relaciones con el paciente. El trance es una atención intensamente enfocada que facilita su trabajo terapéutico.

EL CONSCIENTE E INCONSCIENTE EN AUTOHIPNOSIS

El Dr. H visitó a Erickson para aprender cómo utilizar autohipnosis.

E: Usted no sabe todas las cosas que puede hacer. Utilice la autohipnosis para explorar, sabiendo que usted va a encontrar algo sobre lo que no aún no sabe nada.

H: ¿Hay alguna forma en la que pueda mandar consciente conscientemente a mi inconsciente?

E: ¡No hay manera en la que usted pueda, conscientemente, mandar al inconsciente!

H: En todo caso, ¿puedo intensificar mi entrenamiento en autohipnosis?

E: Yo no deseo hacerlo. Y no debería, por la simple razón que usted tiene que hacer las cosas a su propia manera y usted no sabe cuál es su manera. Ahora la Señora Erickson entra en autohipnosis muy profundamente, pero insiste en mantener los ojos abiertos. Betty Alicia gusta sentarse y quitarse los zapatos, cerrar los ojos y levitar su mano a su cara. Roxie, no importando en qué posición está, ella cierra los ojos. Todos tenemos nuestros propios patrones.

y y
y
y

H: Quisiera intentar ir más profundo. ¿Puedo hacer eso por mi mismo?

E: Usted puede entrar tan profundamente en trance como usted desee; la única cosa es que usted no sabe cuándo. En la enseñanza de autohipnosis a la gente, le digo que su mente inconsciente seleccionará el tiempo, el lugar y la situación. Se hace generalmente mucho un más ventajosa la situación que si usted sabe conscientemente sobre esto. Di a una residente

en psiquiatría esas instrucciones y ella entró en autohipnosis en varias ocasiones. Una vez que ella fue a la ciudad y desayunó con un psicólogo, tomó un autobús, se encontró con algunos amigos de la universidad que no había visto por años, fue a hacer compras con el psicólogo --

él no sabía que ella estaba en un trance. Ella volvió al hospital y finalmente despertó delante

de su espejo poniéndose su sombrero para salir. Entonces ella notó que el reloj daba las 4 P.M.

el sol entraba por las ventanas del oeste. Eso realmente la asustó. Ella la había tomado tren

en la mañana, cuando estaba parada delante del espejo poniéndose su sombrero, y despertó en la misma posición. Ella entonces me telefoneó, vino y deseó saber qué hacer respecto a esto. La sugerí que su inconsciente debía decidir. Entonces ella entró en trance y me dijo lo que ella deseaba hacer. Ella deseó recordar en orden de tiempo todo excepto la identidad de sus compras. Ella volvió a vivir ese día. Entonces le pedí que conjeturara la identidad de sus compras. Ella conjeturó que había comprado todas las cosas de su lista de compras. Pero cuando fue a casa a comprobar, encontró eso ella compró todas las cosas que ella antiguamente quería comprar pero siempre olvidaba.

Pág. 9

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

Otra vez ella presentó un caso en una conferencia al staff profesional sin que nadie

Otra vez ella presentó un caso en una conferencia al staff profesional sin que nadie se diera cuenta que ella estaba en trance. Otra vez se presentó delante del club de la biblioteca y se encontró a sí misma en trance. Dos visitantes entraron inesperadamente, y ella supo que no los vería ni los oiría. Cuando uno de ellos hizo una pregunta, yo supe que no lo oiría, así que "

me levanté y dije, "conjeturo que usted no oyó el dr. X preguntarle

Sabía que ella oiría mi

voz, y cuando dije" el dr. X" ella pudo verlo. También mencioné al dr. Y, así que ella pudo verlo

también. Cuando la reunión concluyó, ella me agradeció por traerlos a su conciencia. Ella dijo, "me olvidé de hacer la disposición para los visitantes inesperados". Cada vez que usted entra trance usted va preparado para el resto de las posibilidades.

R: ¿El ego consciente no puede decir al inconsciente qué a hacer?

E: ¡Eso es correcto!

R: Eso es porqué la gente desea utilizar la autohipnosis. Desean efectuar ciertos cambios en sí mismos. Cuando usted utilice la autohipnosis para aliviar su dolor, entre en trance y su inconsciente cooperará con su deseo de estar libre de dolor.

E: Sí.

R: El inconsciente puede tomar una instrucción general como "alivia el dolor". Pero el inconsciente no sigue una instrucción específica sobre cómo hacerlo exactamente.

E: Eso correcto. Yo pienso "¡quisiera librarme de este dolor!". ¡Eso es suficiente!

R: Es suficiente entrar en trance con el pensamiento: “¿Cómo pierdo peso?” “¿Cómo dejo de fumar?” “¿Cómo aprendo más eficientemente?” Éstas son maneras eficaces respecto al inconsciente. ¿Usted hace simplemente una pregunta y deja al inconsciente libre para encontrar su propia manera?

deja al inconsciente libre para encontrar su propia manera? E: Sí. Ahora ¿Porqué usted debería saber

E: Sí. Ahora ¿Porqué usted debería saber que ha estado en un trance autohipnótico?

R: La mente consciente desea saber y poder validar la experiencia.

E: [E da el ejemplo de un niño que no puede solucionar un problema aritmético pero después lo soluciona en un sueño o lo encuentra muy fácil de hacer por la mañana. Al parecer el inconsciente trabajó en ello mientras que la mente consciente estaba dormida.] Usted entra en autohipnosis para alcanzar ciertas cosas o adquirir cierto conocimiento. ¿Cuándo usted necesita ese conocimiento? Cuando usted tiene un problema con un paciente, usted piensa en él. Usted resuelve en su mente inconsciente cómo usted va a ocuparse de él. Entonces dos semanas más adelante cuando el paciente entra, usted dice lo correcto en el momento correcto. Pero no es ningún negocio saberlo antes de tiempo porque tan seguramente como usted lo sepa conscientemente, usted comenzará a mejorarlo y a arruinarlo. R: ¡Usted realmente cree en un inconsciente creativo!

E: Yo creo en un nivel diferente de conciencia.

R: Entonces podríamos decir que el inconsciente es una metáfora para otro nivel de conciencia, un metanivel?

E: Puedo caminar por la calle y no tener que prestar la atención a la luz de parada o a la curva. Puedo subir el Cerro Squaw y no tener que calcular cada paso.

Pág. 10

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

R: Se están manejando esas cosas automáticamente por otros niveles de la conciencia. La insistencia

R: Se están manejando esas cosas automáticamente por otros niveles de la conciencia.

La insistencia de Erickson respecto a la separación del consciente y el inconsciente en autohipnosis presenta una paradoja: entramos en autohipnosis para alcanzar ciertas metas conscientes, aunque la mente consciente no puede decir al inconsciente qué hacer. La mente consciente puede estructurar un marco general o hacer preguntas, pero debe dejarse a la autonomía del inconsciente el cómo y cuando ocurrirá la actividad deseada. Los ejemplos de cómo esto ocurre con el alivio del dolor son siguientes:

AUTOHYPNOSIS PARA EL ALIVIO DEL DOLOR: TRANCE SEGMENTALIZADO

E: Ayer a mediodía fui a casa para dormir. Tenía que librarme de ese dolor atroz aquí [en su espalda]. Camino a acostarme le pedí a mi esposa que me preparara un poco de pomelo. Lo siguiente que supe fue que salí y comí el pomelo y me reuní con usted aquí en la oficina para continuar nuestro trabajo. Fue solo entonces que me di cuenta que ya no tenía ese dolor horrible.

R: ¿Qué hizo usted? ¿Utilizó autohipnosis para aliviarse del dolor?

E: Me recosté en la cama sabiendo que sería un buen comienzo utilizar autohipnosis de alguna manera. Pero no sé cómo lo utilicé para librarme del dolor.

R: Ya veo, es un trance específico sólo para ese dolor.

E: Es un trance segmentalizado.

R: Dígame más sobre ese trance segmentalizado.

R: Dígame más sobre ese trance segmentalizado. E: S, con quien trabajamos ayer, dijo que sus

E: S, con quien trabajamos ayer, dijo que sus brazos estaban entumecidos. No el resto de su cuerpo, solamente sus brazos. ¿Cómo usted consigue que sus brazos estén entumecidos? Usted segmentaliza.

R: Y la segmentalización va junto con su concepción de su cuerpo y no la distribución real de zonas nerviosas sensoriales.

E: Eso es correcto. El dolor es solamente parte de su experiencia total, así que de una cierta manera usted debe separarlo de su experiencia total. El dolor era bastante atroz aquí cuando estaba en la oficina, así que me fui a la cama con la intención de aliviar el dolor. Entonces me olvidé de perderlo. Cuando salí hacia acá otra vez, repentinamente me di cuenta que ya no tenía dolor.

R: Entre yacer en la cama y luego comer el pomelo perdió el dolor de alguna manera. Pero usted no sabe cómo ni exactamente en qué momento. E: Eso correcto. No sé cómo o exactamente cuando, pero sabía que lo perdería. Al perderlo usted también pierde la conciencia de que usted tenía dolor.

R: Al usar autohipnosis usted puede decirse lo que desea alcanzar pero –

E: Entonces usted lo deja a su inconsciente.

R: Usted no puede continuar con la pregunta "¿cómo voy a perderlo?" o pensar que usted puede perderlo conscientemente. Esto es muy importante en el uso de la autohipnosis. Usted

Pág. 11

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

puede decirse lo que usted desea alcanzar, pero exactamente cómo y cuándo lo alcanzará usted

puede decirse lo que usted desea alcanzar, pero exactamente cómo y cuándo lo alcanzará usted tiene que dejarlo al inconsciente. Usted debe contentarse con no saber cómo se alcanza.

E: Sí, eso correcto, porque usted no puede saber cómo se alcanza sin mantenerlo con usted.

R: Mientras Usted esté pensando obsesivamente en el dolor, éste va a estar allí. Usted tiene que disociar su mente consciente de las asociaciones del dolor.

E: Usted también debe haber tenido experiencia análoga a ésta. [Erickson aquí detalla un ejemplo de cómo él prepararía un discurso en su mente mientras conduce a una conferencia. Él podría conducir con el tráfico más complicado y molesto competentemente y con todo no recordar nada de esto después al darse cuenta que ha llegado la conferencia, puesto que su mente habría estado ocupada con el discurso que preparaba.]

R: Entonces había una disociación en su mente: parte de usted conducía y otra parte preparaba automáticamente su discurso.

El papel clásico de la disociación y la distracción está claro en estos ejemplos junto con la carencia de Erickson de penetración intelectual sobre exactamente cómo o cuando se alcanza el alivio del dolor. Es un proceso inconsciente. Talentoso y experimentado como él es, sin embargo, Erickson todavía tiene dificultades, como se indica en los siguientes comentarios de su esposa Elizabeth Erickson (EE).

EE: El inconsciente puede saber más que la mente consciente, y debe dejársele desarrollar sus propios aprendizajes sin interferencia, pero esto no siempre es navegación llana, y puede hacer cosas de manera incorrecta.

Algunas de las experiencias de MHE con el control del dolor han sido ensayo-y-error, con mucho de error. Por ejemplo, ha pasado muchas horas largas y cansadoras cuando podría analizar las sensaciones verbalmente, músculo por músculo, repetidamente, insistiendo a alguien (generalmente a mí) no solamente escuchando sino que dándose por completo, con atención absorta, no importando cuán tarde fuera o cuán urgentes pudieran ser otros deberes. Él no recuerda absolutamente nada de estas sesiones, y yo todavía no las entiendo. Siento que eran callejones sin salida, pero quizás pudieron haber implicado algunos aprendizajes inconscientes, o quizá no. La razón por la que menciono esto es que pienso que mucha gente podría desalentarse cuando el inconsciente se pierde temporalmente en un callejón sin salida. El mensaje es "mantente allí. Esto eventualmente funcionará.”

El mensaje es "mantente allí. Esto eventualmente funcionará.” Pág. 12 | rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

Pág. 12

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

DISTRACCIÓN, SUSTITUCIÓN Y REINTERPRETACIÓN DEL DOLOR E: Por lo menos para mí el sueño fisiológico

DISTRACCIÓN, SUSTITUCIÓN Y REINTERPRETACIÓN DEL DOLOR

E: Por lo menos para mí el sueño fisiológico hace que desaparezca la hipnosis ordinaria. Eso significa que usted debe poner a sus pacientes en trance con instrucciones de permanecer en él hasta la mañana. En el sueño fisiológico simplemente dejo libre el marco de referencia hipnótico. Puedo despertar con dolor, y tener que reorientar mi marco de referencia a un estado de relajación, a un estado de la comodidad, a un estado de bienestar con cual puedo entrar en un sueño cómodo. Puede durar el resto de la noche. Puede durar a veces no más de dos horas, así que despierto y debo reorientarme hacia el confort. La única manera en que recientemente pude controlar el dolor fue sentándome en la cama, acercando una silla, y presionando mi laringe contra la parte posterior de la silla. Eso fue muy incómodo: Pero fue malestar creado deliberadamente.

R: ¿Desplazó el dolor involuntario?

E: Sí, caí en un sueño restaurador; luego despertaría con la laringe dolorida.

R: ¡Por Dios! ¿Porqué usted eligió esta manera inusual de causarse dolor?

E: El dolor voluntario es algo eso está bajo su control. Y cuando usted puede controlar el dolor, es mucho menos doloroso que el dolor involuntario. Usted sabe que puede conseguir librarse de él.

R: Consigue librarse del componente futuro del dolor (Erickson, 1967). Usted consigue librarse de mucho dolor por desplazamiento y distracción.

E: ¡Correcto! Distracción, desplazamiento y reinterpretación.

Distracción, desplazamiento y reinterpretación. R: Reinterpretación; ¿Puede usted dar un ejemplo de cómo

R: Reinterpretación; ¿Puede usted dar un ejemplo de cómo la ha utilizado?

E: Está bien. Tenía un dolor muy severo de hombro, y pensé que no me gusta el dolor artrítico. Usted puede considerarlo un dolor sostenido, cortante, lacinante, ardiente. Así pues, pensé en cómo un alambre candente puede sentirse como agudo y ardiente. ¡Entonces sentí repentinamente como si realmente tuviera un alambre caliente allí! El dolor artrítico había sido profundo en el hombro, pero ahora tenía un alambre caliente atravesándome el hombro.

R: Usted desplazó levemente el dolor y lo reinterpretó.

E: Sí, desplacé mi atención así que todavía tenía tan dolor, pero no lo sentía a través de la articulación del hombro.

R: Esa fue una reinterpretación voluntaria, así que era más tolerable.

E: Es más tolerable, y entonces me aburrí de él y finalmente lo olvidé. Usted puede estudiar esa sensación solamente después que se ha ido. Cuando usted ha agotado todo lo que pueda pensar de él, finalmente pierde las sensaciones de dolor. No fue hasta cerca de cuatro horas después que recordé que había tenido la sensación de tener un alambre caliente allí. No podía recordarlo apenas lo perdí.

R: Entonces usted hace un buen uso del olvido también.

E: Uno puede olvidarse siempre de dolor. Uno de las cosas no entiendo de los pacientes es

Pág. 13

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

porqué continúan guardando su tensión y dolor.

porqué continúan guardando su tensión y dolor. R: Sí, enfocando la atención en él le están

R: Sí, enfocando la atención en él le están ayudando realmente a mantenerse.

UTILIZACIÓN DE RECUERDOS TEMPRANOS PARA SUBSTITUIR EL DOLOR ACTUAL

E: Me pongo en una posición incómoda en la cama, así no puedo temblar demasiado. El temblor en mis brazos, piernas y cabeza me sacudieron y agravaron porque estaba teniendo dolores lancinating, punzantes, hirientes. Primero aquí y allí, muy brevemente. Malestar en todo el cuerpo. Yacía sobre mi estómago con mis pies alzados y mis piernas cruzadas. Mi brazo derecho estaba debajo de mi pecho, inmovilizándome. Fui recuperando la sensación de yacer con mis brazos delante de mí, la cabeza arriba y de mirar ese hermoso prado, como un niño. Incluso sentí mi brazo corto como el de un niño. Fui a dormir esencialmente reviviendo esos días de la niñez en que yacía sobre mi estómago en la colina mirando el prado o los campos verdes. Se veían tan hermosos, tan dichosos y tan pacíficos. O veía el bosque o un pequeño río.

R: Usted explotó estas imágenes internas de la niñez cuando su cuerpo estaba de hecho sano y confortable. De tal modo que usted utiliza los procesos ideomotor e ideosensorial asociados a esos recuerdos tempranos para aumentar su confort actual.

E: Y justo cuando estaba aprendiendo a gozar de la belleza de la naturaleza. Pero de una belleza inactiva. Era el movimiento apacible de la hierba en la brisa, sin que la hierba hiciera para ello esfuerzo.

R: Esa imagen de una carencia de actividad autodirigida lo llevó a un estado interno de correspondiente calma.

E: Sí, y eso llenó mi mente completamente. Entonces cuando después salí a ver a una paciente, dejé que mi intensidad de la observación asumiera el control totalmente en el trabajo con ella.

asumiera el control totalmente en el trabajo con ella. R: Usted continuó distrayéndose, así el dolor

R: Usted continuó distrayéndose, así el dolor no tenía ocasión de recapturar su conciencia. Cuando usted llena su mente con esos recuerdos tempranos de la niñez, ¿Qué ocurre realmente? ¿Usted siente que está reactivando esos procesos asociativos en su mente y, por lo tanto, eso simplemente desplaza su dolor corporal actual?

E: Sí, y a partir de un período de mi vida que no es muy bien informada, un período simple y sencillo. Esto permite una regresión completa. ¡Tendría pensamientos de mi padre y madre como eran en aquel tiempo! Entonces podría tener mis el propias sensaciones tempranas de estar en la colina en el lado del norte del granero, etc.

R: ¿Y estas sensaciones reemplazaron las sensaciones de dolor que usted tenía hoy?

E: Sí, yo soy un tipo visual, así que utilizo recuerdos visuales. [Erickson explica cómo él primero explora los recuerdos tempranos del paciente para determinar si son predominantemente visuales o auditivos. Él entonces utiliza estas predisposiciones en un posterior trabajo de trance. Un paciente, por ejemplo, podía distraerse de dolor centrándose en recuerdos del sonido de los grillos con que él disfrutó en su niñez.]

EL MÉDICO HERIDO

R: Más adelante, a sus 51 años, usted tuvo poliomielitis nuevamente. ¿Cómo se ayudó a sí

Pág. 14

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

mismo?

mismo? E: En esa época podía relegar las cosas a mi inconsciente porque sabía que había

E: En esa época podía relegar las cosas a mi inconsciente porque sabía que había pasado por todo eso antes. Yo sólo entraba en trance diciendo ' inconsciente, haz lo tuyo'. Aprender a escribir con mi mano izquierda la primera vez fue muy laborioso. La segunda vez que tuve poliomielitis mi mano derecha fue afectada nuevamente, y tuve que utilizar mi izquierda, la que no había usado desde alrededor de mis 19 años.

R: Ejercitar la memoria sensorial entre sus 17 y 19 años realmente le ayudó a recuperar el uso de su mano derecha y su capacidad de caminar. Cuando sufrió otra vez poliomielitis a la edad de 51, usted tenía esta base de experiencia para draw upon y poner a su inconsciente en trance autohipnótico.

E: Últimamente (73 años de edad) he intentado en varias ocasiones escribir con mi mano izquierda. [Erickson demuestra cómo él ahora escribe sosteniendo la pluma con su mano derecha pero guiándola con su mano izquierda, más fuerte.] Actualmente tengo mucho cuidado con lo que puedo hacer con mi mano derecha porque me mantiene mejor cualquier uso que tenga el mayor tiempo que sea posible.

R:

ciertamente un ejemplo del arquetipo del médico herido que aprende ayudar a otros a través

le veo pelar las patatas en la cocina. Usted es

Ya

veo, esa

es

la razón

por

la

que

de su trabajo curativo de sí mismo. Ésta ha sido la historia de su vida.

EL PROBLEMA DEL MIEDO EN AUTOHIPNOSIS: EL ACERCAMIENTO NATURALISTA A LA AUTOHIPNOSIS

R: Ayer por la tarde, después de hablar con usted sobre autohipnosis, me dejé experimentar un trance yaciendo confortablemente y sin darme indicaciones; Quise seguir su consejo de dejar a mi inconsciente asumir el control. Después de un rato tuve un sueño o fantasía irreal en que alguien tiraba cuidadosamente de mi cuerpo inmóvil, que flotaba en una piscina, hacia el borde. Sentía un poco de vergüenza porque no me ahogaba pero me había permitido entrar en un estado en que no podía mover mi cuerpo. Entonces repentinamente me di cuenta de que yacía en el sofá de su sala de espera en un trance y que realmente no podía mover mi cuerpo. Sentí un flash de miedo opresivo pero después intenté convencerme de que estaba bien y que realmente estaba experimentando una genuina catalepsia corporal en el trance más profundo que jamás antes había experimentado. Intenté darme algunas sugestiones sensibles, especialmente la idea de que podría regresar a este profundo estado para un trabajo hipnótico adicional. Pero conjeturo que estaba simplemente demasiado asustado. Mi mente se mantuvo funcionando con un miedo irracional sobre lo terrible que sería si realmente no pudiera recuperar el movimiento. Después de un minuto o dos decidí que centraría toda mi atención en el dedo pequeño de mi mano derecha y lo movería muy levemente para tranquilizarme y como una primera etapa para despertar. Lo hice, pero ahora estoy algo avergonzado porque después de todos mis años del entrenamiento con usted, me permití asustarme tanto que no podría tolerar ese trance profundo por más que un minuto o dos.

tolerar ese trance profundo por más que un minuto o dos. E: El miedo le impidió

E: El miedo le impidió explorar algo como esto: 'aquí hay una oportunidad de descubrir mi cuerpo. ¿Cómo descubro mi cuerpo? Sé que tengo un dedo pequeño. Al lado de él hay otro dedo. Si muevo el dedo pequeño, puedo mover el dedo siguiente. Y entonces puedo mover progresivamente todos los dedos de esa mano. Y sé que tengo otra mano. ¿Comenzaré a mover el dedo pequeño de esa mano primero, o el pulgar? Ahora ¿qué es lo siguiente que deseo hacer? ¿Comenzaré con mis dedos del pie? ¿Tengo que comenzar con mis dedos del pie? ¿Qué hay de mi experiencia sensorial? ¿Qué más puedo explorar en este estado?’

R: ¿Cuál es el valor de este ejercicio paso a paso?

Pág. 15

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

E: Le da una oportunidad de aprender a disociar cualquier parte de su cuerpo. Si

E: Le da una oportunidad de aprender a disociar cualquier parte de su cuerpo. Si usted no se asusta, él le da una ocasión de comenzar a examinar el estado autohipnótico.

R: Así, una vez que de alguna manera usted caiga naturalmente en el estado autohipnótico, usted comienza a experimentar con él. Puede ser un estudio de disociación. Usted puede recuperar el movimiento de algunos dedos y de una mano y luego dejarlos ir otra vez (disociarlos) mientras experimenta con la otra mano. Usted practica recuperar la movilidad y la sensación de diversas partes de su cuerpo y luego disociarlas nuevamente mientras experimenta con otra parte de su cuerpo. Ése podría ser un entrenamiento maravilloso para la anestesia hipnótica vía disociación. Usted puede también experimentar con alterar sus sensaciones y percepciones: calor, frío, color, sonidos, etc. Eso es un acercamiento naturalístico al autoentrenamiento en autohipnosis.

E: ¡Eso es correcto! Cuando desperté en un cuarto del hotel en una ocasión abriendo un ojo, me pregunté dónde estaba porque no reconocí nada en el cuarto. Pensé, ' Tengo curiosidad por saber si puedo cerrar este ojo y reconocer este sitio con el otro ojo.' ¡Y lo hice! Después cerré ese ojo y abrí el primero, y estaba de nuevo no sabiendo donde estaba.

R: Saber donde usted estaba dependía de cuál ojo había abierto. ¡Eso fue un experimento de disociación maravilloso!

E: Cuando usted cae en éstos estados, usted los explora y goza de ellos.

R: Es increíble que la cognición y el conocimiento puedan estar asociados a un ojo y no al otro. Es muy forma muy inusual de disociación.

E: Usted puede comer algo y bloquear del todo el reconocimiento de lo que está comiendo. Y entonces usted puede dejarse descubrir, `Oh sí, yo he comido esto antes.' Usted puede desarrollar una amnesia para cualquier experiencia anterior de comer eso y luego descubrir pedacito por pedacito qué le es familiar de eso. Usted lo reconoce a veces por la textura, a veces por olor y gusto. Usted aísla cada factor del reconocimiento.

olor y gusto. Usted aísla cada factor del reconocimiento. R: Esto es un ejercicio de disociación

R: Esto es un ejercicio de disociación y aislamiento sensorial que cualquier persona podría practicar en vigilia y utilizar más adelante esa habilidad estando en trance para desarrollarla aun más.

E: Usted puede aprender a prolongar sus estados hipnogógicos e hipnopómpicos (zona crepuscular entre dormir y despertar) y experimentar en usted mismo estos estados. Usted puede despertar de un sueño y luego volver a dormirse para continuar ese sueño. [Erickson da el ejemplo de cómo, mientras tomaba una siesta, soñó que su esposa se inclinaba hacia él susurrándole cosas dulces. Él entonces despertó pero todavía tenía la alucinación de sentir el cuerpo de ella presionando confortablemente contra su codo. Él no podía verla ni oírla la como en el sueño, pero él tomó esta oportunidad para experimentar guardando, perdiendo, y cambiando de lugar la presión caliente y cómoda de su cuerpo contra su codo. La sensación cómoda se amplió gradualmente hasta llegar a su hombro, y Erickson entonces pasó un tiempo disfrutando de esta sensación en su hombro, dejándola ir y trayéndola de vuelta.

En ocasiones futuras, cuando sentía ese dolor artrítico en el hombro, entraba en autohipnosis para recibir esa presión caliente y cómoda que gradualmente substituía al dolor artrítico. Éste es un ejemplo claro de cómo él utilizó sus propios procesos psicodinámicos desde un sueño de una manera naturalística.]

R: Éstos todos serían ejercicios de entrenamiento de la mente consciente para llegar a ser más

Pág. 16

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

tolerante de la interfaz entre el consciente y el inconsciente. Entonces se puede desarrollar gradualmente

tolerante de la interfaz entre el consciente y el inconsciente. Entonces se puede desarrollar gradualmente ciertas habilidades para interactuar con el inconsciente de una manera que pudiera conducir a la experiencia de todos los fenómenos hipnóticos clásicos así como otros estados alterados. La mente consciente no puede controlar el proceso pero puede relacionarse con el inconsciente de una manera creativa. Es siempre una exploración, una aventura que se disfrutará, más que un trabajo que hacer. La mente consciente puede nunca ser segura de resultados; es realmente el socio dependiente. Pero una vez que la mente consciente ha desarrollado ciertas habilidades respecto al inconsciente, puede utilizar éstos habilidades en una emergencia para influir en ciertos procesos sensorial-perceptivos y de comportamiento.

ENRIQUECIMIENTO DEL COMPORTAMIENTO EN AUTOHYPNOSIS

E: ¿Por qué hacer las cosas de una sola forma? [Erickson ahora da ejemplos numerosos de cómo los miembros de su familia aprendieron diversas maneras de hacer cosas: lectura al revés, bajo el agua, etc.]

R: Con autohipnosis procuramos aprender mayor flexibilidad en nuestro funcionamiento. No deseamos limitarnos a una Orientación Generalizada de la Realidad (Shor, 1959). Su sugerencia es que la autohipnosis se puede utilizar para desarrollar mayor flexibilidad en la forma en que nos relacionamos con nuestro propio comportamiento, procesos perceptivos sensoriales y cognición. Podemos alterar y, en parte, reconstruir nuestra experiencia en prácticamente cualquier nivel. Acabamos de comenzar a aprender cómo hacer esto.

Las drogas psicodélicas y el trabajo hipnótico clásico tienen un acercamiento relativamente básico con el que hemos tropezado accidentalmente en el pasado. Nos encontramos realmente ocupados en un enriquecimiento perceptivo sensorial y del comportamiento en nuestras exploraciones con autohipnosis. Es decir, el trance es necesario para nuevos aprendizajes.

E: Creamos nuevos caminos.

para nuevos aprendizajes. E: Creamos nuevos caminos. R: El trance ayuda a depotenciar nuestros viejos programas

R: El trance ayuda a depotenciar nuestros viejos programas y nos da una oportunidad de aprender algo nuevo. La única razón por la que no podemos producir una anestesia en la voluntad, por ejemplo, es porque no sabemos cómo rendirnos a nuestra habitual orientación generalizada de la realidad que enfatiza la importancia del dolor y le da primacía en la conciencia. Pero si permitiéramos a los niños experimentar con sus procesos perceptivos sensoriales de una manera divertida, ellos podrían desarrollar fácilmente habilidades con la anestesia que podrían serles muy útiles cuando la necesitaran. Ésta sería una interesante investigación, de hecho.

AUTOANÁLISIS Y RECUERDOS EN AUTOHIPNOSIS: LA IMPORTANCIA DE OLVIDARSE Y DE NO SABER

E: Si usted desea hacer autohipnosis, hágalo en privado. Siéntese en un cuarto tranquilo y no decida lo que va a hacer. Sólo entre en trance. Su voluntad inconsciente hará lo que sea necesario. Pero usted puede fijar una alarma para despertar porque usted no sabe cómo medir el tiempo con su mente inconsciente. Y usted debe tener un buen tiempo. Y considere esa historieta de Mutt y Jeff, donde Mutt buscó su billetera en todos sus bolsillos menos en uno, porque si no estaba allí, él temía caer muerto. Usted puede ser libre de investigar en usted mismo en vez de caer muerto cuando descubra algo que no desee saber sobre sí. Sólo olvídelo. Usted no sabe cuánto quiere su inconsciente que usted sepa ahora.

R: ¿Ha usado autohipnosis para problemas de memoria?

E: Usted puede entrar en un trance autohipnótico para un problema de memoria. Puede querer

Pág. 17

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

recordar dónde dejó esa carta. ¿Del cumpleaños de quién me he olvidado? Usted puede comenzar

recordar dónde dejó esa carta. ¿Del cumpleaños de quién me he olvidado? Usted puede comenzar con la levitación de la mano, pero usted no sabe cuándo pierde su audición, su visión, su sentido de su mano. Entonces viene espontáneamente a su mente el recuerdo que usted está buscando. [Erickson da otros ejemplos como aquel en que pregunta a su esposa, que está leyendo, el nombre de cierto poeta. Ella se mantiene en la lectura y algunos minutos el nombre salta a su mente. Otra colega le asigna sus problemas de memoria a "un pequeño hombre arriba en mi cabeza" y en algunos minutos él le da la respuesta. Otros utilizan una aproximación asociativa consciente recordando las circunstancias que rodean el hecho que desean recordar.] Años atrás, después de examinar una casa con encantadores árboles de dátiles, que encontramos satisfactoria para nuestra familia, sabía que tenía otra razón de comprarla. Sabía que era una razón muy fuerte pero no sabía cuál era. Pasé mucho tiempo intentando encontrarla. Compré la casa en abril y en septiembre tuve una repentina urgencia por descubrir porqué la compré. Así que entré en autohipnosis, pero nada vino excepto una imagen mía en la escuela de gramática en cuarto grado. Yo sabía que debía ser importante, pero ¿porqué? En un día posterior estaba en el patio trasero y entonces recordé que me hice una promesa solemne en cuarto grado. Estaba leyendo un libro de geografía con una ilustración de un muchacho que subía un árbol de dátiles. Me prometí que cuando fuera un hombre, subiría a un árbol de dátiles. Y subí a ese árbol y escogí esos dátiles.

R: La memoria vino en dos etapas.

E: Durante trance me vi como a un muchacho de cuarto grado mirando un libro, pero eso no fue suficiente. Yo buscaba la razón pero no la identidad. Compré la casa para satisfacer el deseo de un muchacho de cuarto grado, así que en un trance sólo vi a ese muchacho de cuarto grado sentado en su escritorio. No era hasta que me senté en el patio trasero mirando los árboles que la cosa entera vino a mí.

Este ejemplo ilustra al menos tres factores de importancia en trabajo de recuerdos con autohipnosis. (1) Es con frecuencia el mejor momento para entrar en autohipnosis cuando uno siente que “urge” encontrar algo. La “urgencia” es realmente el medio por el cual el inconsciente deja saber al consciente que hay algo disponible en ese momento. (2) El inconsciente es muy literal. En este ejemplo mostró a Erickson la "identidad" de un muchacho de cuarto grado pero no la "razón" o motivo del niño de cuarto grado. (3) Finalmente, el inconsciente requiere tiempo: entre abril y septiembre para venir con la primera mitad de la razón y luego otros pocos días hasta que las circunstancias fueran las correctas para que el consciente recibiera el porqué. El consciente no siempre está enterado de todas las contingencias de cada recuerdo traído a la memoria. Debido a eso se requiere mucha paciencia para aprender a cooperar con la dinámica de procesos inconscientes. Como la mente consciente raramente reconoce lo que está implicado, es muy importante que demos a nuestro inconsciente tanta libertad como sea posible para resolver las cosas. Cuando hacemos sugestiones, éstas deben ser tan finas (brad) como sea posible (Erickson, Rossi, Rossi, 1976).

(brad) como sea posible (Erickson, Rossi, Rossi, 1976). NIRVANA O AUTOHIPNOSIS COMO UNA DISOCIACIÓN DE TODAS

NIRVANA O AUTOHIPNOSIS COMO UNA DISOCIACIÓN DE TODAS LAS MODALIDADES SENSORIALES

En una ocasión Erickson hacía un cierto trabajo experimental con K con una visión estática (Erickson, 1967), en donde ella experimentaba estar en "el centro de ninguna parte."Erickson recordó el siguiente:

E: Estaba en el patio trasero el verano del año pasado, preguntándome qué experiencias del inusuales quería tener. Como estaba perdido/desconcertado respecto a esto, noté que estaba sentado en el centro de ninguna parte. Era un objeto en el espacio.

K: Allí lo tiene: el centro de ninguna parte.

Pág. 18

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

E: Era sólo un objeto en espacio. No podía ver el contorno de los edificios.

E: Era sólo un objeto en espacio. No podía ver el contorno de los edificios. No podía ver la silla en la cual estaba sentado; de hecho, no podía sentirla.

R: ¿Usted experimentó espontáneamente esa visión?

E: ¡Era la cosa más inusual que podía hacer!

R: ¿Ésa era la cosa más inusual que podía hacer?

E: ¡Usted no puede hacer nada más inusual que eso!

R: ¿Esto le sucedió justo cuando estaba preguntándose sobre lo que podría hacer?

E: Sí.

R: ¿Una respuesta inconsciente?

E: Y ésa fue mi respuesta completamente inconsciente.

R: Ya veo; usted no puede hacer nada más inusual que eso.

E: ¿Qué más inusual podía suceder?

K: ¿Usted estaba flotando o sólo era la nada?

E: Era sólo un objeto y totalmente solo conmigo había un espacio vacío. No había edificios, tierra, estrellas, ni sol.

DISCUSIÓN
DISCUSIÓN

K: ¿Qué emociones experimentó? ¿Curiosidad, miedo o aprehensión? E: Fue una de las experiencias más placenteras. ¿Qué es esto? Enorme comodidad. Sabía que hacía algo inusual. ¡Y realmente lo hacía! ¿Y qué mayor alegría que estar allí haciendo lo que usted desea hacer? Dentro de las estrellas, los planetas, las playas, I no podía sentir el peso. No podría sentir la tierra. No importa cuánto presionaba con mis pies, no podía sentir nada.

R: Eso suena como una experiencia espontánea del nirvana o samadhi en que los yoghis indios dicen experimentar "vacío." ¿Usted sintió eso?

E: Sí. La experiencia inusual de negación de todos los estímulos relacionados con la realidad.

R: Eso es para lo que se autoentrenan los yoghis.

E: Sí, sólo negando los estímulos de los objetos de la realidad.

K: ¿Usted encontró eso agradable?

E: Siempre encuentro que cuando puedo hacer algo, es agradable.

De sus recuerdos más tempranos y las experiencias iniciales espontáneas con estados alterados, Erickson desarrolló una actitud precoz del asombro ante la relatividad de la

Pág. 19

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

experiencia humana. Sus propios problemas constitucionales lo forzaron a un reconocimiento temprano de las diferencias

experiencia humana. Sus propios problemas constitucionales lo forzaron a un reconocimiento temprano de las diferencias individuales en el funcionamiento sensorial-perceptivo y de las sorprendentes limitaciones en la visión de mundo de la mayoría de la gente en su entorno. La motivación para sus estudios iniciales de hipnosis con el casco de Clark en 1923 venía así de fuentes y experiencias de vida muy personales. La experiencia autohipnótica más temprana de Erickson estaba centrada en un proceso de aprendizaje; Fue un momento creativo de insight cuando él finalmente vio la diferencia entre el 3 y la letra m en un alucinante flash de luz cegadora. En esta experiencia temprana vemos el principio de a patrón en donde generalmente se asocian los estados alterados y el nuevo aprendizaje. En este sentido Erickson es un original en la historia de la hipnosis; su motivación temprana provenía de fuentes personales que tenían que ver con problemas de aprendizaje y modos alterados del funcionamiento sensorial-perceptual más bien que el tradicional interés en la sicopatología que fue característico en investigadores anteriores. De estas experiencias tempranas vino su comprensión de la autohipnosis o del trance como un estado alterado en el cual importantes procesos internos sensoriales-perceptuales o cognoscitivos podrían así ocupar nuestra consciencia, que nuestra realidad ordinaria, cotidiana, (la orientación generalizada de la realidad) podría "ser bloqueada", eclipsada, o depotenciada.

En sus experiencias más tempranas de auto-rehabilitación recordando memorias sensoriales tempranas para ayudarle a volver a aprender cómo utilizar sus músculos, atestiguamos su

descubrimiento gradual de algunos de los principios básicos de la hipnosis. Recordar memorias sensoriales tempranas dio lugar a procesos ideomotores e ideosensoriales que podrían ser la base para reaprender funciones perdidas con una enfermedad. Éste es realmente el origen de los aproximaciones a la utilización de Erickson de inducción de trance así como a la evocación

y la maximización de potenciales del comportamiento en la terapia de problemas orgánicos y

psicológicos. Cuando él dice, "lentamente aprendí que si podía pensar en caminar y fatigar y

relajar, podría conseguir alivio [del dolor]" él fue descubriendo en él mismo cómo la relajación

y la fijación de la atención en realidades internas podía sustituir aspectos mal adaptados o

dolorosos de su orientación generalizada de la realidad.

pensamiento en
pensamiento en

El énfasis de Erickson en los recuerdos sensoriales verdaderos más que la imaginación es reminiscencia del concepto básico de Bernheim (1957) de la sugestión como el realce de procesos ideomotores e ideosensoriales por el que haya una "transformación inconsciente del

sensación, o en una imagen sensorial." Bernheim ilustra cómo

tales procesos ideodinámicos funcionan evocando los "recuerdo-imágenes" en los sujetos, que son entonces re-experimentados como un fenómeno hipnótico sugerido. Este uso del repertorio de imágenes recordadas del paciente y los aprendizajes experimentales son la base de la teoría de Erickson de la utilización de sugestión hipnótica (Erickson y Rossi, 1976). La utilización del los aprendizajes previos del paciente en sensibilidad hipnótica fueron discutidos por Weitzenhoffer y recientemente redescubiertos experimentalmente (1953) (Johnson y Barber, 1976). Será necesario investigaciones futuras para determinar las contribuciones relativas hechas utilizando el repertorio del paciente de recuerdos y aprendizajes versus la imaginación pura (Sheehan, 1972) en sensibilidad hipnótica. Contamos con que ciertos aspectos de la inducción del trance, profundización, y de involucramiento pueden ser una función de la imaginación, pero las respuestas ideodinámicas específicas pueden ser más una función de aprendizajes acumulados y recuerdos que los pacientes pueden utilizar para mediar en el fenómeno sugerido.

La activación accidental de Erickson de lo que parece haber sido un estado sonambulístico en el cual escribió sus editoriales estudiantiles fue otra fuente personal de su comprensión del trance. La amnesia que uno tiene generalmente en la actividad sonambulística se convirtió después en un criterio importante para el trabajo con trance profundo y algunas formas de hipnoterapia (Erickson y Rossi, 1974). Estas experiencias sonambulísticas personales son también la base sobre la cual él ha entrenado a otros en lo que podemos llamar el

Pág. 20

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net

"acercamiento naturalístico" a la experiencia autohipnótica. Erickson gusta de enfatizar que la conciencia no

"acercamiento naturalístico" a la experiencia autohipnótica.

Erickson gusta de enfatizar que la conciencia no sabe como hacer autohipnosis; la conciencia puede, solamente, configurar la etapa para que ella suceda. La dificultad principal en el aprendizaje de la autohipnosis está en el deseo de la mente consciente de controlar el proceso. Para que se desarrollen estados autohipnóticos, el consciente debe primero entregar el control y perderlo de manera que el inconsciente pueda manifestarse. La paradoja del autohipnosis es que entramos en trance porque estamos interesados en controlar, o por lo menos alterar, ciertos aspectos del comportamiento que son generalmente autónomos o inconscientes en su funcionamiento. Sin embargo, insiste Erickson, la mente consciente no puede controlar al inconsciente. La paradoja es resuelta (1) Preparándonos para experimentar trance, por ejemplo, arreglando un período en el cual podamos estar cómodos y sin interrupciones, permitiendo entonces que el inconsciente nos conduzca a su voluntad. (2) Una vez que la mente consciente reconoce que se ha alcanzado un estado alterado (por la presencia de alteraciones espontáneas de los procesos sensoriales, perceptivos, motores o cognoscitivos), puede comenzar sin embargo a experimentar con esas alteraciones realzándolas y disminuyéndolas, transformándolas de una cierta manera, reubicándolas, etc. De esta manera la mente consciente se ocupa en un nuevo patrón de aprendizaje: cómo reconocer y tolerar modos alterados del funcionamiento y eventualmente incluso modificarlos y controlarlos. El grado en el cual los practicantes de yoga y de otras tradiciones espirituales pueden modificar y transformar su experiencia interna nos provee de las ilustraciones de lo que es posible con suficiente sensibilidad a nuestros estados alterados y conciencia de nuestras funciones fisiológicas. Podemos aprender teóricamente a lograr con autohipnosis todas esas alteraciones que han sido facilitados por la tecnología del biofeedback (Overlade, 1976). En este sentido la autohipnosis llega a ser un medio de prolongar o ensanchar el rango de la experiencia humana. Llega a ser un medio para explorar y maximizar las potencialidades del ser humano. Esta exploración se puede realzar con una actitud expectante y de respeto por los potenciales del inconsciente y los nuevos modos de funcionamiento que se pueden aprender. La conciencia nunca puede estar segura de lo que va a experimentar, pero puede aprender a interactuar constructivamente con cualquier modo alterado de funcionamiento que el inconsciente haga disponible.

de funcionamiento que el inconsciente haga disponible. Una dificultad importante en este nuevo aprendizaje es el

Una dificultad importante en este nuevo aprendizaje es el miedo, un miedo natural que viene siempre que nuestra orientación generalizada de la realidad se interrumpe y se reestructura (Shor, 1959). Erickson desarrolló sus aproximaciones por ensayo y error, y como hemos visto de los comentarios de su esposa, allí pudo haber habido mucho esfuerzo tedioso perdido en callejones sin salida donde el inconsciente, o mejor, la interacción creativa entre consciente e inconsciente, se perdió. Se puede perder mucho tiempo y esfuerzo y los individuos menos resueltos pueden desalentarse. Debido a esto es sabio hacer que un guía experimentado supervise su trabajo autohipnótico. Esto puede ocurrir dentro de los formatos tradicionales de psicoterapia, talleres especializados, o programas experimentales donde se guardan cuidadosamente los registros y la guía está disponible (Fromm, 1973, 1974).

Pág. 21

| rev.1.0.8 |15-05-2010| www.inpact.net